La Revista

jueves 20 ene 2022 | Actualizado a 07:55

Miko Art Gallery celebrará su aniversario el viernes 10 de diciembre

El espacio cultural paceño presentará 12 murales realizados por 23 artistas.

/ 8 de diciembre de 2021 / 10:21

El viernes 10 de diciembre, Miko Art Galery celebrará su cuarto aniversario con intervenciones artísticas, música y la presentación de 12 murales realizados por 23 artistas, en los que se destacan símbolos, personajes y tradiciones andinas.

Hace cuatro años el pasaje Kuljis (calle Genaro Sanjinés) era un espacio abandonado donde la inseguridad era su característica. Hoy, gracias a un equipo conformado por Andrés Kuljis, Tizzi Jiménez y Leo Calisaya, entre otros, es uno de los pocos lugares dedicados al arte que mantiene una agenda cultural activa.

El más vistoso de ellos se encuentra en la parte superior de uno de los muros principales. Quien ingresa al pasaje, sólo tiene que mirar al frente y levantar la cabeza para encontrarse con la imagen de Jesús del Gran Poder. Titulada Diosawa, la obra de más de 10 metros de longitud es la interpretación de un Cristo andino.

La celebración incluirá el anuncio de dos nuevas salas, que se sumarán a los exitosos proyectos: Tambo de las artes, que se activa los fines de semana para la exposición y venta de obras de arte; y BACO (Bolivia Arte Contemporáneo), feria internacional de arte que tuvo su primera versión, este año, en la Feria del Libro de La Paz.

El proyecto “Transmutación urbana – corredor cultural Kuljis”, busca convertir al espacio en un lugar estratégico y parte del circuito de arte y turismo de la ciudad. “Nos inspiramos en los murales que se hacen en  lugares pequeños de Nueva York o Miami, que se convirtieron en zonas emergentes gracias al arte urbano”, explicó Andrés Kuljis.

En las obras pueden verse tradiciones, sabiduría ancestral, símbolos y amuletos. “El conjunto de murales es un ritual de personajes”, según Kuljis, aunque resaltan como principales elementos: la chakana, la dualidad y la fuente magna. 

Si bien, el proyecto se presentará el viernes 10, la idea es que cada artista que visite Miko pueda dejar su arte en las paredes.

Comparte y opina:

Llega ‘Quiero ser youtuber’, primer estreno nacional de 2022

El filme de Álvaro Mercado se estrenará este jueves 20.

Los personajes se divierten durante la grabación de una escena de la película.

/ 18 de enero de 2022 / 17:17

Aunque su nombre lo sugiera, no es un tutorial sobre cómo ser youtuber, sino más bien es una película que busca generar un importante mensaje motivacional en quien la vea. Quiero ser youtuber es el primer estreno de cine nacional de 2022.

El filme que debió postergar su presentación desde 2019 —por los conflictos políticos y la pandemia—, llegará a la cartelera del país este jueves 20 de enero. Su director, Álvaro Mercado, paceño de 27 años, la resume como “una película hecha por jóvenes para toda la familia”. 

Alvin Sánchez (mejor conocido como Alvinich), Andrés Ardaya, Erick Gonzales, Cristian Gonzales, Mary J. Perales y Alejandro Pinedo son los creadores de contenido que participan en la producción.

“Vimos que una oportunidad interesante era cambiar un poco la logística a la cual estamos un poco acostumbrados. Hay actores de cine y teatro, y aquí tenemos a generadores de contenido que, si bien no han sido formados específicamente para el cine como tal, tienen un desarrollo e interpretación de personajes e ideas bastante funcionales al momento de hacerlos ingresar a la logística cinematográfica”, explicó Mercado sobre la concepción de la idea y la elección de los protagonistas.

El objetivo de Alvin, un joven con baja autoestima y gran corazón, es triunfar en el mundo de las redes sociales. Junto a sus tres atolondrados amigos, con los cuales compartió toda la vida, saboreará la fama y los problemas de la misma, dice la sinopsis.

Mercado aclara que aunque la historia está inspirada en las vivencias de Alvinich, no es una biografía, pero en ella se trata de exponer la amistad y el significado de conseguir los sueños.

La expectativa del director es generar un fenómeno. “Queremos que la gente deje de ir a ver cine nacional solo por apoyar, queremos que lo tenga como un referente, y al mismo tiempo motivar a la gente para que la cinematografía crezca”, dijo Mercado, quien viene del mundo del diseño gráfico, sobre su primer largometraje.

Asimismo, Mercado sabe que el choque generacional será un factor importante para la asistencia de un público adulto mayor. “Ha sido una producción hecha por jóvenes, pero el público objetivo es familiar. No solo quisimos romper con esa barrera sino también la cultural. Creo que gente que no es paceña ni boliviana va a poder entender la película, porque quisimos neutralizar jergas, buscamos hacer el lenguaje lo más neutral posible para que pueda ser entendido y disfrutado por todos”, agregó.

Comparte y opina:

Una muestra en el Tambo Quirquincho reúne diarios de Alasita de 1946 a 2020

La exposición, que estará abierta al público hasta el lunes 28 de febrero, se complementa con fotografías de ejemplares desde 1914.

La muestra en al Tambo Quirquincho. Foto: La Razón

/ 17 de enero de 2022 / 13:15

Una selección de 70 ejemplares de periódicos miniatura de Alasita está disponible actualmente en el museo Tambo Quirquincho (plaza Alonso de Mendoza). La muestra incluye diarios desde 1946 hasta 2020.

La exposición, que estará abierta al público hasta el lunes 28 de febrero, se complementa con fotografías de ejemplares desde 1914.

Uno de los componentes importantes de la festividad de Alasita es precisamente la prensa en miniatura, que desde 2012 cuenta con el respaldo de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) al ser incluida en el Programa Memoria del Mundo para su preservación como patrimonio documental. 

Con el propósito de que la población pueda conocer algunos ejemplares únicos, el museo Tambo Quirquincho exhibe publicaciones de La Razón, El Diario, La Prensa y Última Hora.

Registro

Se incluyen periodiquitos de principios y mediados del siglo XX como La Cholita Mal Natural de 1942, El Chupaña de 1945, La Gran Flauta de 1947, entre otros impresos que pertenecen a la colección privada de la familia Rada Chavarría.

Los periódicos en miniatura son un valioso conjunto de materiales publicados, desde 1846 —con el periódico La Época— hasta el presente.  Su producción y venta en la feria es también un homenaje a la fiesta que celebra al ekeko, diocesillo andino.

“Los fotomontajes, en la década del 90 y principios del siglo XXI, han estado marcados por el contexto internacional y también el marketing. Además, aparecen sátiras que luego se volvieron realidad”, resaltó el investigador e historiador Jhosmane Rojas.

“Dicen que los paceños tienen un humor refinado, pero también negro y eso se puede reflejar en las caricaturas”, agregó.

La tradición de los periodiquitos de Alasita se constituye en una de las prácticas escriturales, casi ininterrumpidas, de poetas, escritores, periodistas y bohemios, quiénes dan noticias humorísticas y críticas de lo que acontece en La Paz y el mundo; todo ello para el consumo y disfrute de los bolivianos, se destaca en la página web de la Unesco. 

La colección que es parte del Programa Memoria del Mundo corresponde a 48 ejemplares del Museo Costumbrista, 78 de la Familia Rada, 13 de la Fundación Flavio Machicado Viscarra y 2 del Museo de Instrumentos Musicales de Ernesto Cavour.

Comparte y opina:

La muestra fotográfica boliviana ‘La china morena’ llega a un museo de Buenos Aires

La colección de 10 imágenes se destaca entre 400 de varios países, que visibilizan el aporte de la población LGBTI.

Una retrospectiva de 'La china morena'. Foto: David Pérez

/ 16 de enero de 2022 / 19:21

La muestra fotográfica «La china morena: memoria histórica travesti» llegó al Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA). La colección de 10 imágenes es parte de las 400 de varios países, que visibilizan el aporte de la población LGBTI.

De acuerdo con el investigador y activista boliviano David Aruquipa Pérez, la exposición que muestra el movimiento y reivindicación de los derechos trans en América Latina estará en ese país hasta el 14 de marzo.

El año pasado la colección —que se incluye en el libro homónimo publicado en 2012— se exhibió en San Pablo, como parte de una exposición de fotos de los años 60 y 70 sobre el tema.

“La china morena es una de las experiencias únicas en temas de generación. Es la lectura de la fiesta popular desde un ámbito político de reivindicación”, explicó.

“Habíamos oído hablar de la familia Galán, pero nosotros buscábamos material de los años 70 y cuando vimos esas fotos fue como un shock. Son imágenes amateur de una belleza y testimonio increíbles en los que la rebelión no asume las formas de militancia que tuvo posteriormente, pero que ya es contestaría del poder y una afirmación de la libertad de los cuerpos, la diversidad y de las elecciones sexuales”, dijeron los curadores de la muestra en Buenos Aires, Samuel Titán y Gonzalo Aguilar.

La próxima semana Aruquipa participará en una mesa redonda con otros archivistas en ese país para presentar expedientes y hablar de las más de 400 fotografías históricas de esa época y otras 5.000 que se registraron hasta la actualidad.

“Son imágenes desde los años 30, que se inicia con Gerardo Rosas, uno de los músicos homosexuales más importantes de Sucre. Es la única foto y evidencia que tenemos de él”, dijo el experto. “Estas fotografías están bañadas de tantas historias, memorias y actos de activismo político muy importante, que trasciende para convertirse en la historia del movimiento LGBTI en Bolivia”. Actualmente va conformándose una red de archivos LGBTI en América Latina y El Caribe, por lo que el material de Aruquipa es de suma importancia.

Comparte y opina:

¡El Conejo Ricky está de vuelta! Celebrará 42 años con libros, disco y show virtual

No solo se lo escucha mejor, también está notoriamente repuesto de los problemas de salud que atacaron su sistema nervioso. Según su reporte, la mejoría va en un 80%.

El Conejo Ricky en Laikakota ante los lentes de La Razón.

/ 16 de enero de 2022 / 10:21

Como conejo con dos zanahorias. El artista de entretenimiento infantil Ricardo Vilela, más conocido como Conejo Ricky, quiere celebrar su aniversario 42 en grande y luego de casi superar la enfermedad que lo aqueja desde mayo del año pasado.

No solo se lo escucha mejor, también está notoriamente repuesto de los problemas de salud que atacaron su sistema nervioso. Según su No solo se lo escucha mejor, también está notoriamente repuesto de los problemas de salud que atacaron su sistema nervioso. Aún quedan rastros de ello, pero según su reporte, la mejoría va en un 80%.

Expertos en psicología y acupuntura ayudaron al actor en el proceso de superación del problema neuronal, aunque aún lucha contra la diabetes. No obstante, recientemente se lo vio en las calles y de viaje en el interior del país en su afán de organizar actividades de apoyo para personas en situación de vulnerabilidad.

Cerca a cumplir 65 años (20 de marzo de 1956), quiere celebrar con todo el aniversario 42 del personaje que protagonizó programas infantiles de radio y televisión. En sus planes está un disco con las 10 canciones más populares que interpretó en sus varios shows; dos libros, uno autobiográfico y otro sobre “la historia del cerro embrujado que se convirtió en jardín”; un programa virtual y más actividades.

A media semana La Razón lo acompañó a un lugar que le trae gratos recuerdos y donde, casi sin darse cuenta, recreó uno de sus shows más emblemáticos.

Aunque tuvo algunas apariciones previas, el Conejo Ricky prefiere tomar al show inaugural del parque mirador Laikakota, el 20 de octubre de 1980, como el inicio de su trayectoria con ese entrañable personaje.

Inicios

En la ocasión, Ricky contó que fue contratado por el entonces alcalde Raúl Salmón de la Barra, quien le dijo “Conejo, quiero que te hagas cargo del show de inauguración del parque. Quiero que hagas muñecos como los de Disney”. Así, Vilela creo títeres como la Llamita salivita, el Quirquincho y Cóndorcanqui, entre otros personajes.

“Como soy actor y profesor de teatro y títeres, hicimos el show con el conejo y esos personajes. Empecé cantando Gusanito medidor y llamábamos a la gente para que se acerque y participe”. Recordó que esa presentación fue con niños del kínder Bichito de luz.

“Teníamos la casita de Mickey Mouse, era una estructura con una rueda que daba vueltas. Había también un destartalado gusanito con una especie de caracol al centro. además del reloj solar y unos cuantos columpios. Ahora hay otros, pero lo que no veo es juegos visuales”, recordó.

El único elemento que queda de ese entonces es el ajedrez gigante. “Los arquitectos armaron esto, pero las fichas iban desapareciendo misteriosamente. Un día fui a la casa de uno de ellos y vi una torre, que la usaban como cenicero. Obviamente la devolví a donde pertenecía”, contó sobre el siempre llamativo juego que se halla al ingreso del lugar.

 Escaló por varias de las coloridas estructuras del parque, resbaló en el tobogán (ahora más extenso que en años anteriores), cantó y bailó. En varios momentos hubo que pedirle que, por favor, no se suba a lugares muy altos o que tenga cuidado. Pero Ricky se siente agradecido por recuperar la salud y quiere aprovechar los buenos instantes de cara a sus seguidores.

Atrás quedaron las escenas del problema nervioso a causa de la diabetes que derivaron en campañas solidarias organizadas principalmente por otros artistas. “No tenía sangre, tenía azúcar en las venas. Eso causó una trombosis y dañó el lado derecho del cerebro que afecta al lado izquierdo del cuerpo”, agregó Vilela.

Asimismo, confiesa que en este tiempo aprendió a tratar mejor a las personas con discapacidad. “Yo iba a centros de rehabilitación, pero no estaba enfermo. Entonces ahora entiendo más los problemas de la gente afectada en los cinco sentidos. Es por eso que me dedicaré a trabajar con risoterapia en los centros de acogida en todo el país. Quisiera que las autoridades vean qué se necesita para aliviar y mejorar la forma de vida de gente marginada”,

Cuando empezó a sentirse mejor, dio inicio a la planificación de actividades por el aniversario. Prevé presentar un programa infantil con contenido educativo a través de su página de Facebook. Para ello, actualmente arma un estudio en su casa ubicada en Miraflores.

Aunque la música siempre estuvo presente en sus shows, no le pasó por la cabeza grabarla hasta hace poco. “Ya tenía todo listo para presentar el disco, pero no tenía recursos. Ya se grabaron las pistas y estoy puliendo la voz. Está con arreglos musicales de mi padre, Ricardo Monroy, un gran saxofonista que falleció”, dijo Ricky quien no lleva ese apellido y así consta en su carnet de identificación.

El material incluirá canciones como Gusanito medidor, que ha inspirado a varios maestros. Está la historia del carrito de lata y del sapito jardinero. Son temas que tienen que ver con nuestro diario vivir y con elementos que utilizamos. También hay una canción para la escoba, el cortauñas y otra dedicada a los amigos que hacen la limpieza”, entre otras.

Afecto

En el corto paseo que dio con este medio de comunicación, en apenas dos cuadras, se evidenció el cariño que las personas le tienen. “Conejito, ¿estás mejor? Me alegro mucho. Dios te bendiga”, le dice con efusividad una mujer que lo detuvo en la calle.

Luego, otras personas lo miran fijamente y Ricky se les acerca. Empieza una charla que busca ahondar más en su estado de salud actual. Sonrisas, abrazos y fotos concluyen con el encuentro.

Inicialmente, Vilela tenía pensado publicar un libro sobre su vida. “Tendrá mucho que ver con mi enfermedad. Hablaré sobre las experiencias que tuve con los niños en la calle, la población que ha incurrido en el alcoholismo y el problema de la desintegración de las familias. De cómo los niños deben aprender a vivir con un sólo apellido, entre otras situaciones complicadas”.

Entre esas anécdotas, también contará historias sobre su etapa en radio y televisión. “Porque todos piensan que al trabajar en medios uno se vuelve rico y no es así. Si no hacía animación en cumpleaños no tendría dinero”, contó.

Comparte y opina:

Puente mirador unirá el Museo Nacional de Arte y la Villa de París

El nuevo espacio conectará ambos edificios patrimoniales.

Una mirada general de la restaurada Villa de París, cuyos elementos pueden apreciarse con mayor detalle.

Por Giannina Machicado

/ 13 de enero de 2022 / 16:20

Luego de la conclusión de la tercera fase de restauración de la Villa de París, en diciembre pasado, La Razón visitó el edificio patrimonial que incluirá un puente mirador como parte del proyecto de ampliación del Museo Nacional de Arte.

Desde 2010, cuando se inició el proceso de adquisición del edificio patrimonial, el trabajo de recuperación y restauración ha pasado por varias fases de las cuales puede evidenciarse el resultado.

La primera intervención (fase 1) se realizó entre 2012 y 2013, con la protección de cubiertas. La segunda fase se inició en 2015, con la habilitación de cuatro salas del primer patio de la Villa de París, y la tercera fase —que tuvo que ver con la restauración de elementos líticos y la pintura mural— se desarrolló este año.

En esta etapa se destaca el proyecto del puente mirador, que conectará el MNA y la Villa de París, como un nuevo espacio para que la población pueda apreciar la ciudad desde otro punto.

Según detalló el director del MNA, Iván Castellón, la primera fase consistió en arreglar la estructura del edificio, “porque había partes que se estaban cayendo. Se han arreglado muros y techos principalmente. Mientras que en la segunda fase se habilitaron las salas de exposición”.

Así también, en la tercera, la restauración comprendió principalmente los elementos líticos de la portada, arquerías, algunos pisos y pintura mural que data del siglo XVIII.

Antes de ser adquirido para la ampliación del MNA, esa construcción fue un populoso centro atestado de oficinas y áreas para la venta de comida rápida. “Es una prueba de cómo el edificio fue ocupado al máximo”, aseguró Castellón, sociólogo y artista plástico que asumió la dirección del museo en febrero del año pasado.

Al menos, 20 expertos trabajaron en cada fase de la recuperación y restauración. Se estima que, de todos los nuevos ambientes habilitados, al menos cinco serán destinados para salas de exposición.

A las obras se sumó la contratación de una empresa para organizar talleres de socialización sobre las obras de restauración para la sensibilización de la población, pero principalmente de profesionales del área.

Con los recursos de la tercera etapa se contrató a una arquitecta para la elaboración del diseño del puente mirador, cuyo objetivo es unir a los dos edificios patrimoniales. “En el Patio de Cristal hay dos pasillos que deben desembocar en la parte superior de la Villa de París. Será un puente que además será un mirador para que la gente pueda apreciar la ciudad”, agregó el responsable.

A la fecha se cuenta con un perfil de proyecto que está siendo trabajado por técnicos de la Unidad de Infraestructura de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB). Luego de la entrega del proyecto a diseño final, en febrero o marzo, se convocará a la presentación de propuestas para el inicio de la obra.

Inversión.

Se tiene previsto que la cuarta, y última, fase active su desarrollo en abril o mayo. Para ello ya se tiene asegurado el financiamiento de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la FCBCB.

El presupuesto ejecutado en la primera fase fue de Bs 2.575.692; la segunda constó de Bs 2.268.085 y la tercera, de Bs 1.286.554. El estimado el la última etapa es de Bs 3.696.855. Así, la inversión total alcanzará a Bs 10.587.681.

Comparte y opina: