La Revista

jueves 20 ene 2022 | Actualizado a 19:06

Museo Plaza: el fin de otro espacio para el arte en La Paz

De ser un importante espacio cultural en el centro paceño, el lugar será abierto próximamente, pero para actividades comerciales.

El Museo de Arte Plaza, en El Prado de La Paz.

/ 13 de enero de 2022 / 11:08

Desde febrero de 2017, la casona que fuera el Museo de Arte Contemporáneo Plaza permaneció cerrada hasta hace poco. De ser un importante espacio cultural en el centro paceño, el lugar será abierto próximamente, pero para actividades comerciales.

La Razón logró ubicar al nuevo propietario, quien prefirió mantener su nombre en reserva y evitó dar más detalles, pero aseguró que el lugar no será destinado al arte y tampoco a otras actividades culturales.

No obstante, a finales del año pasado (22 y 23 de diciembre) se realizó la Feria Pagana, un encuentro de cultura alternativa, gótica y underground. Por ello, se presume que pueda ser alquilado para actividades de todo tipo.

Aunque se sabe poco sobre la nueva funcionalidad del lugar que actualmente está en refacción, es necesario conocer la historia del edificio patrimonial que durante siete años funcionó como uno de los museos más representativos de la ciudad de La Paz.

De acuerdo con el Boletín 35 del Archivo de La Paz —publicación elaborada por la Carrera de Historia de la UMSA—, si bien la casona se construyó alrededor del año 1915, la propiedad fue antes la residencia de José Gutiérrez Guerra, presidente de Bolivia entre 1917 y 1920.

En 1911 fue adquirida por Alejandro Soruco con la empresa “La constructora” para albergar al Club Libanés desde 1936 hasta 1997, año en que Germán Plaza la compró para abrir un museo.

Ubicada en la avenida 16 de Julio, la construcción realizada por el arquitecto Andrés Carbonell es de un estilo ecléctico y la rejería está trabajada en el estilo Art Nouveau.

Internamente, el edificio está constituido por dos plantas alrededor de un patio central con claraboya de vidrios y con un armazón metálico proveniente de la compañía francesa Eiffel. A su ingreso presenta una escalera imperial de tres tramos.

El Museo de Arte Contemporáneo Plaza se inauguró el 31 de julio del año 2000 y funcionó como tal hasta fines de febrero de 2017. Según el director del entonces museo, Ludwing Vera, “consideramos que el ciclo del espacio se había cumplido más allá del esfuerzo económico que necesitaba mantenerlo. Alguna vez soñaba con tener el 1% del presupuesto de otras instituciones del Estado, pero el cierre básicamente fue debido a esos factores”, dijo.

El museo cobró notoriedad internacional en 2014, cuando organizó un homenaje a Chespirito, en ocasión del cumpleaños 85 del comediante mexicano Roberto Gómez Bolaños. En ese entonces, más de 40 artistas bolivianos expresaron su creatividad en pinturas, donde los personajes de las series de televisión creadas por Gómez se trasladaron a Bolivia. Se pudo ver, por ejemplo, a El Chavo acompañado por una chola paceña.

“Fue espectacular. En esa ocasión, el artista Alberto Medina Mendieta dijo que ni los más grandes exponentes del arte nacional habían logrado convocar a tanta gente”, recordó Vera respecto a las 25.000 personas que vieron la exposición, según consta en los registros del organizador.

Después del cierre, la familia Plaza-Vera llevó varias de las piezas de arte a Tiquipaya, Cochabamba, donde funciona el Complejo Cultural Plaza, que actualmente cuenta con un jardín de esculturas y un teatro donde las Noches de ópera —que eran parte del museo— son protagonistas.

“Tenemos un público persistente, que espera siempre el primer sábado de cada mes para asistir a las actividades”, agregó Vera y como el arte es parte de su familia, la posibilidad de abrir el museo allí está latente.

Comparte y opina:

Muestra Alasita Patrimonial, el arte también lleva barbijo

La exposición se inaugurará este viernes 21 en la Casa de la Cultura

Un cuadro del Ekeko, que es parte de la exposición.

/ 20 de enero de 2022 / 10:46

El viernes 21 de enero se inaugurará la muestra Alasita Patrimonial, que cuenta con 1.105 obras de arte en miniatura de 200 artistas. En ella resaltan pinturas y esculturas que, de acuerdo con la coyuntura, se inspiraron en la pandemia del COVID-19.

La exposición tendrá lugar en la Casa de la Cultura Franz Tamayo (Av. Mariscal Santa Cruz esq. Potosí) y el Salón Cecilio Guzmán de Rojas (calle Colón, 279), y podrá verse hasta el 4 de febrero.

Entre los trabajos resalta una escultura de 15 centímetros. La obra de Mabel Lazarte —la única que presentó para la muestra— es una chola paceña con la máscara de un médico de la peste negra.

“Está inspirada en una pandemia como la que actualmente vivimos. Traté de plasmar esa idea en la chola, porque como es un personaje que sale todo el tiempo y tiene que protegerse más de alguna manera para seguir trabajando”, explicó la artista sobre su obra hecha en arcilla quemada.

“Queremos mostrar una nueva cara de esperanza y fortaleza para seguir luchando por la vida. Seguiremos unidos a través del arte y la cultura que alimenta nuestro espíritu y nos da una nueva visión y actitud”, agregó la responsable de salas de la Casa de la Cultura, Lilia Lázaro.

Ya que las obras fueron creadas específicamente para esta ocasión, el resultado fue de varias propuestas novedosas. La creatividad responde a que, de los 200 participantes, al menos 50 son nuevos talentos.

Un ejemplo de ello es el trabajo de Inti Huáscar Durán, quien en 10 pinturas sobre el Illimani agregó dragones, sirenas, planetas e, incluso, un ovni.

Se suma un Ekeko —obra de Maritza Salazar— que carga compasión, solidaridad, comprensión, justicia, cooperación y empatía.  

Aunque la mayor parte de las 860 obras que están en la Casa de la Cultura y 245 en el Salón Guzmán de Rojas son acuarelas y esculturas (madera, cerámica y piedra), las propuestas de dibujo, grabado, cerámica tienen su espacio. En el caso de creaciones en técnicas mixtas, los exponentes plasmaron su arte en superficies de porcelana fría o incluso bolsas de té, y usaron diversos materiales como cartón, alambre, aguayo, semillas y otros.

En fotografía, resaltan las series de Paola Quisbert y Sheraldine Languidey, cuyas imágenes simulan historias en varios cuadros que incluyen elementos propios de la Alasita, como material de construcción, títeres y soldaditos de plomo.

Los personajes de Carnaval también están presentes en las pinturas en pequeño formato, además de illas como el sapo y gallos de todo tipo y colores, 

exponentes. En su séptima versión, la muestra cuenta con una serie de retratos de un centímetro de diámetro —del artista potosino Remberto Gutiérrez y que pueden apreciarse mejor con una lupa— hasta los 18.

Ya que las obras estarán a la venta, los interesados podrán encontrar trabajos desde los Bs 10 hasta los $us 100.

Este año participan colectivos como: Machaq Tiksi (El Alto), Creattica (Potosí), Índigo (Cochabamba), Taller de Arte Lenin (Oruro), Photours y Fotoespacio Bolivia (La Paz), además de la Asociación Boliviana de Artistas Plásticos y 25 artistas de trayectoria, como: Édgar Arandia, Silvia Peñaloza, Pascual Cori, Jaime Calizaya, Ramiro Machaca, Reinaldo Chávez, Vidal Cussi, Juan Mayta Ascencio, Adda Donato, Rina Mamani, Raymundo Mendieta y Douglas Rivera.

La exposición consta de 1.105 trabajos que van desde un centímetro hasta los 18

Las obras estarán a la venta y sus precios van desde los Bs 10 hasta los $us 100, de acuerdo con    el artista y la especialidad

Comparte y opina:

‘Utama’ se estrena este fin de semana en Sundance

Cultura. La ópera prima de Alejandro Loayza se presentará este sábado 22.

Una escena de de la película Utama.

/ 20 de enero de 2022 / 10:39

El filme nacional Utama tendrá su estreno mundial en el Festival de Cine de Sundance, que se inicia hoy y que se realizará en formato virtual ante el avance de la variante Ómicron. La ópera prima de Alejandro Loayza será el sábado 22 de enero.

Coproducida entre Bolivia y Uruguay, la película competirá en la sección World Cinema Dramatic Competition junto a otras nueve.

“Lastimosamente el festival se desarrollará en un formato online. Sin embargo, creo que también tiene sus ventajas, porque así más público lo podrá ver”, explicó el realizador Alejandro Loayza Grisi respecto a que la proyección para Estados Unidos será abierta, no así para el resto del mundo.

La presentación será a las 18.00 o 19.00 (hora boliviana) y será seguida por Loayza Grisi desde Madrid, donde actualmente realiza un máster de guion.

“Nosotros (el equipo de producción) vamos a participar también a distancia. Han organizado muchas actividades y tienen una plataforma especial en la que se simula la experiencia de estar en el festival”, agregó. Así, participará por ejemplo en charlas, conferencias y encuentros de industria.

Alejandro, quien es hijo del reconocido cineasta Marcos Loayza, contó que Utama se gestó hace cuatro años, con una idea que se fortaleció a través de una serie de viajes para el documental Planeta Bolivia, de temática medioambiental. “Ahí fui descubriendo problemáticas que hay en nuestro país y quería reflejarlas en una historia de ficción”.

Después de Sundance, la producción se verá el 4 de febrero en Suecia, como parte de la edición 45 del Festival Internacional de Cine de Göteborg, el más grande de la región escandinava y uno de los más importantes de Europa.

“El camino de las películas hoy en día te obliga a hacer primero el  estreno mundial en un festival, es algo que la industria pide de las películas”, dijo al respecto.

A poco de la primera exhibición, la expectativa del también fotógrafo es alta. “Las películas las hacemos para compartirlas, entonces lo que más queremos es que se animen y apoyen al cine boliviano”. El lanzamiento en Bolivia está previsto para agosto.

Loayza Grisi asegura que la responsabilidad de presentar su primer largometraje —teniendo en cuenta que su padre es uno de los grandes exponentes del cine nacional— “es la misma para cualquier autor. La de contar una buena historia y tratar de reflejar una realidad”.

Considera que es también la de “volver a acercar al público al cine boliviano y el legado de mi papá, creo que es una fortaleza. He aprendido muchísimo de él, lo considero mi maestro. Entonces eso también me ha dado mucha preparación para encarar este largometraje y, obviamente, con el apoyo de mi hermano Santiago”, agregó sobre el productor.

En el árido altiplano boliviano, una pareja de ancianos quechuas vive la misma cotidianidad hace años. En medio de una sequía, Virginio (80) se enferma y consciente de su inminente muerte vive sus últimos días ocultando la enfermedad a Sisa (81), dice la sinopsis de Utama.

Comparte y opina:

Culturas anuncia modificación de CIAAAT

Se adelanta cambios en la administración del centro de Tiwanaku.

Tiwanaku

/ 20 de enero de 2022 / 10:30

El Ministerio de Culturas anunció que revisa actualmente el Decreto Supremo 1004 (11 de octubre de 2011), de creación del Centro de Investigaciones Arqueológicas, Antropológicas y Administración de Tiwanaku (CIAAAT), con el propósito de fortalecer esa instancia descentralizada y modificar su estructura. La ministra de esa cartera de Estado, Sabina Orellana, dijo que preparan una propuesta para hacer efectiva la reforma.

La autoridad brindó una conferencia de prensa virtual para negar el abandono del sitio arqueológico, según publicó un diario de circulación nacional.

Respecto al daño al patrimonio, como el del 24 de febrero de 2021, cuando cinco personas echaron líquidos aceitosos a las piedras patrimoniales, Orellana dijo que tanto el CIAAAT como el Ministerio de Culturas se constituyen en querellantes en contra de esas cinco personas por el delito de destrucción y deterioro de bienes del Estado. Sin embargo, “el constante cambio de fiscales no permite que el proceso avance en este momento”, sostuvo.

Ante la consulta de La Razón sobre la reanudación de trabajos de investigación en el sitio, la Ministra de Culturas aseguró que para esta gestión hay, por lo menos, un programa y un proyecto para fortalecer el centro.

“Tiwanaku no puede quedar tal cual ha sido. Tal vez en las normas no se han priorizado las necesidades que debería tener el sitio. (Por ello) estamos analizando el decreto supremo de creación, el 1004 para fortalecer y potenciar el sitio”, dijo la funcionaria para explicar que el CIAAAT debe contar con una estructura que incluya direcciones y unidades.

“En ese entendido, estamos alistando una propuesta para presentar un nuevo decreto de modificación del sitio”, sostuvo.

Comparte y opina:

Llega ‘Quiero ser youtuber’, primer estreno nacional de 2022

El filme de Álvaro Mercado se estrenará este jueves 20.

Los personajes se divierten durante la grabación de una escena de la película.

/ 18 de enero de 2022 / 17:17

Aunque su nombre lo sugiera, no es un tutorial sobre cómo ser youtuber, sino más bien es una película que busca generar un importante mensaje motivacional en quien la vea. Quiero ser youtuber es el primer estreno de cine nacional de 2022.

El filme que debió postergar su presentación desde 2019 —por los conflictos políticos y la pandemia—, llegará a la cartelera del país este jueves 20 de enero. Su director, Álvaro Mercado, paceño de 27 años, la resume como “una película hecha por jóvenes para toda la familia”. 

Alvin Sánchez (mejor conocido como Alvinich), Andrés Ardaya, Erick Gonzales, Cristian Gonzales, Mary J. Perales y Alejandro Pinedo son los creadores de contenido que participan en la producción.

“Vimos que una oportunidad interesante era cambiar un poco la logística a la cual estamos un poco acostumbrados. Hay actores de cine y teatro, y aquí tenemos a generadores de contenido que, si bien no han sido formados específicamente para el cine como tal, tienen un desarrollo e interpretación de personajes e ideas bastante funcionales al momento de hacerlos ingresar a la logística cinematográfica”, explicó Mercado sobre la concepción de la idea y la elección de los protagonistas.

El objetivo de Alvin, un joven con baja autoestima y gran corazón, es triunfar en el mundo de las redes sociales. Junto a sus tres atolondrados amigos, con los cuales compartió toda la vida, saboreará la fama y los problemas de la misma, dice la sinopsis.

Mercado aclara que aunque la historia está inspirada en las vivencias de Alvinich, no es una biografía, pero en ella se trata de exponer la amistad y el significado de conseguir los sueños.

La expectativa del director es generar un fenómeno. “Queremos que la gente deje de ir a ver cine nacional solo por apoyar, queremos que lo tenga como un referente, y al mismo tiempo motivar a la gente para que la cinematografía crezca”, dijo Mercado, quien viene del mundo del diseño gráfico, sobre su primer largometraje.

Asimismo, Mercado sabe que el choque generacional será un factor importante para la asistencia de un público adulto mayor. “Ha sido una producción hecha por jóvenes, pero el público objetivo es familiar. No solo quisimos romper con esa barrera sino también la cultural. Creo que gente que no es paceña ni boliviana va a poder entender la película, porque quisimos neutralizar jergas, buscamos hacer el lenguaje lo más neutral posible para que pueda ser entendido y disfrutado por todos”, agregó.

Comparte y opina:

Una muestra en el Tambo Quirquincho reúne diarios de Alasita de 1946 a 2020

La exposición, que estará abierta al público hasta el lunes 28 de febrero, se complementa con fotografías de ejemplares desde 1914.

La muestra en al Tambo Quirquincho. Foto: La Razón

/ 17 de enero de 2022 / 13:15

Una selección de 70 ejemplares de periódicos miniatura de Alasita está disponible actualmente en el museo Tambo Quirquincho (plaza Alonso de Mendoza). La muestra incluye diarios desde 1946 hasta 2020.

La exposición, que estará abierta al público hasta el lunes 28 de febrero, se complementa con fotografías de ejemplares desde 1914.

Uno de los componentes importantes de la festividad de Alasita es precisamente la prensa en miniatura, que desde 2012 cuenta con el respaldo de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) al ser incluida en el Programa Memoria del Mundo para su preservación como patrimonio documental. 

Con el propósito de que la población pueda conocer algunos ejemplares únicos, el museo Tambo Quirquincho exhibe publicaciones de La Razón, El Diario, La Prensa y Última Hora.

Registro

Se incluyen periodiquitos de principios y mediados del siglo XX como La Cholita Mal Natural de 1942, El Chupaña de 1945, La Gran Flauta de 1947, entre otros impresos que pertenecen a la colección privada de la familia Rada Chavarría.

Los periódicos en miniatura son un valioso conjunto de materiales publicados, desde 1846 —con el periódico La Época— hasta el presente.  Su producción y venta en la feria es también un homenaje a la fiesta que celebra al ekeko, diocesillo andino.

“Los fotomontajes, en la década del 90 y principios del siglo XXI, han estado marcados por el contexto internacional y también el marketing. Además, aparecen sátiras que luego se volvieron realidad”, resaltó el investigador e historiador Jhosmane Rojas.

“Dicen que los paceños tienen un humor refinado, pero también negro y eso se puede reflejar en las caricaturas”, agregó.

La tradición de los periodiquitos de Alasita se constituye en una de las prácticas escriturales, casi ininterrumpidas, de poetas, escritores, periodistas y bohemios, quiénes dan noticias humorísticas y críticas de lo que acontece en La Paz y el mundo; todo ello para el consumo y disfrute de los bolivianos, se destaca en la página web de la Unesco. 

La colección que es parte del Programa Memoria del Mundo corresponde a 48 ejemplares del Museo Costumbrista, 78 de la Familia Rada, 13 de la Fundación Flavio Machicado Viscarra y 2 del Museo de Instrumentos Musicales de Ernesto Cavour.

Comparte y opina:

Últimas Noticias