La Revista

Monday 30 Jan 2023 | Actualizado a 13:39 PM

Se inaugura ‘Home’, de Erika Ewel, en la galería Puro

Las obras serán expuestas desde hoy hasta el 8 de junio en el espacio cultural de la zona de San Miguel.

La artista cruceña Erika Ewel, presenta su exposición denominada 'Home'. Foto: Archivo La Razón.

/ 26 de mayo de 2022 / 11:25

‘Home’, un compilado de obras que reflejan el significado del hogar, desde la perspectiva de la artista cruceña Erika Ewel, será inaugurado este jueves 26, a las 18.00, en la galería Puro, espacio cultural de la zona de San Miguel.

Ewel explica que la presente exposición plantea reflexionar sobre el hogar, “pero más allá de plantear certezas nos invita a preguntarnos sobre los límites de lo que entendemos por hogar y a conocer lo que comprendo como mi hábitat, desde una perspectiva íntima, introspectiva y desafiante, Home es pensar sobre el hogar como una construcción afectiva que trasciende la idea de casa”.

La exposición está compuesta por mandrágoras, raíces, plantas curativas, ungüentos, San Sebastianas, corazones, texturas, colores y aromas; además presenta Cuerpo atravesado, Cuerpo botánico, Cuerpo flotante, Cuerpo refugio, Cuerpo medieval y contemporáneo, Cuerpo rojo y Cuerpo pintura.

“El hogar resulta una casa expandida en la que todo el paisaje está cargado de emociones. La Paz y el altiplano con sus planicies, colores, contrastes y se vuelven su casa, nuestra casa, que a través de las obras, la volvemos a habitar”, agrega Ewel.

La muestra de obras estará en el espacio hasta el 8 de junio. El espacio Puro se encuentra en la calle Enrique Peñaranda #1034, entre José María Zalles y Jaime Mendoza, San Miguel.

Invitación de la galería Puro. Foto: Erika Ewel.

Sobre Ewel

Erika Ewel es una artista que interrelaciona el dibujo, la pintura, la fotografía y la instalación e intervención del espacio, generando una constante a lo largo de décadas de producción. Representó a Bolivia en bienales internacionales de arte, como la IX Bienal de Cuenca, Ecuador; la Bienal del MERCOSUR, en Porto Alegre, Brasil, en su primera, segunda y tercera versión; y la II Bienal de Estandartes, en México.

Participó en la exposición «Bolivia más allá del tiempo», en el Museo de Bellas Artes de Santiago de Chile. Fue ganadora del Salón Municipal «Pedro Domingo Murillo» en 2000, 2004 y 2005, así como en el Gran Premio del Salón Internacional de Arte SIART, en 2001.

Comparte y opina:

‘El minero’ y ‘Mi Socio’ serán protagonistas en el XXI Festival de Bandas de Oruro

La actividad, que se incluye en el programa del Carnaval de Oruro, se realizará el sábado 11 de febrero en la Avenida Cívica, desde las 09.00.

Músicos del Festival de Bandas de Oruro, Foto: Archivo La Razón

/ 30 de enero de 2023 / 13:05

La versión XXI del Festival de Bandas de Oruro contará con la participación del grupo Savia Andina que, entre sus propuestas, interpretará El minero y Mi Socio, con los más de 5.000 músicos de bronces. La actividad será el sábado 11 de febrero en la Avenida Cívica.

A la conocida agrupación potosina —que también tocará las canciones Adiós Oruro del alma y La mentirosita—, se sumarán los cochabambinos de Chila Jatun, con Yana Ñawi (Ojos negros), Justicia para vivir, Boquita de miel, y Llorarás.

Así también, se contará con la participación de los conjuntos locales: Raymi Bolivia, Jatun Raymi, Doble Vía y Yachay.

Denominado «Por la reconstrucción económica, la integridad cultural y la unidad de Bolivia», el festival comenzará a las 09.00 e incluirá a cinco directores para su desarrollo. Estos son: Javier Ancasi, de la Banda Súper Central; Trifón Calisaya, de la Intercontinental Poopó; Romane Iñiguez; de la Genuina y Original Real Imperial; Rodolfo Flores de la Gran Sonora Brass Oruro, y Teodoro Ramírez, de la Orquesta Impecables.

El presidente de la Federación Departamental de Bandas de Músicos Profesionales de Oruro (Fedebampo), Franklin Challapa, informó que, al igual que en anteriores versiones, los intérpretes estarán uniformados con los colores de la bandera nacional: rojo, amarillo y verde.

También puede leer: Lanzan el Carnaval de Oruro 2023 con el afiche y el spot oficial

Challapa detalló también el programa del Festival de Bandas, que estará dividido en cinco partes. La primera con A vuestros pies madre y la Marcha presidencial.

La segunda tendrá el Himno a Bolivia, el Himno a Oruro y dos temas internacionales con solistas.

El repertorio de la tercera estará dedicado a “temas de mucha historia”, por lo que intervendrá Savia Andina con las emblemáticas El minero y Mi Socio; además de Ch’ila Jatun con Boquita de miel y Justicia para vivir.

El cuarto segmento incluirá morenadas de los conjuntos Central Oruro, Zona Norte y Ferrari Ghezzi.

La última parte contará con “un mensaje de unidad”, a través de Ésta es mi Bolivia; interpretaciones instrumentales como diabladas y la cueca Viva mi Patria Bolivia.

En el lanzamiento, el secretario de Cultura de la Alcaldía de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, dio algunos datos históricos de la popular actividad. Recordó a las primeras bandas orureñas, “dos que ya no existen, la banda Oruro y la Ferroviaria, de 1950 y 1956”, respectivamente.

Además, recordó a los primeros directores del festival, Demetrio Choque, Gumercindo Licidio, Sinforiano Gonzales y Eduardo Tito, y resaltó la presencia de las mujeres directoras. La primera, que fue Vannia Miranda, y este año, Romane Iñiguez.

A su turno, el secretario departamental de Cultura y Turismo, Nelson Contreras, presentó el spot de la actividad en el acto que concluyó con la interpretación de la morenada Aromeñita, de Manuel Soliz.

Comparte y opina:

La joven sinfónica de Nueva York aspira a un Grammy con su primer álbum

El álbum, sin título, fue producido por la ganadora de un Grammy Judith Sherman, que este año está nominada como productora del año.

La Sinfónica de Nueva York que compite por un Grammy en la gala del 5 de febrero. Foto: AFP

Por AFP

/ 30 de enero de 2023 / 12:49

Cuando la Orquesta Sinfónica Juvenil de Nueva York grabó su primer álbum al principio de los oscuros días de la pandemia de COVID-19, la violinista Jessica Jeon tenía apenas 12 años.

Ahora ella y sus compañeros músicos compiten con algunas de las mejores orquestas del mundo, entre ellas las Filarmónicas de Los Ángeles y Berlín, para llevarse a casa el premio Grammy a la mejor actuación orquestal. Es la primera vez que una sinfónica juvenil participa en esta categoría.

«¡Qué experiencia genial! Es la primera vez que grabé en un estudio!, exclama Jeon, que ahora tiene 14 años, a la AFP al final de un ensayo.

Tras la cancelación de conciertos de la orquesta en el Carnegie Hall por la pandemia, el director musical Michael Repper decidió realizar un experimento nuevo con sus alumnos para destacar sus logros a pesar de la interrupción de las actuaciones en directo.

También puede leer: Música para los oídos en el ruidoso metro de París

Logro en pandemia

«Tenía que justificar ante mi profesor por qué no podía ir a clase dos días para grabar», dice Gregory Galand, bajista, de 17 años.

Grabar en pequeños grupos no es frecuente entre las orquestas, pero el momento exigía creatividad al tiempo que tratabas de que nadie se contagiara de covid-19, dice Repper.

«Estoy muy orgulloso de que lográramos una forma de hacerlo pese a la pandemia. Fue una experiencia maravillosa», dice el director de 32 años.

Y ahora compite por un Grammy en la gala del 5 de febrero.

Para Noelia Carrasco, violoncelista de 19 años, que estudia música en la Universidad de Nueva York, competir por un Grammy es «surrealista».

«Tuve que leerlo dos veces, porque no lo procesé la primera», dice antes de concluir que es «increíble».

Enorme honor

El álbum, sin título, fue producido por la ganadora de un Grammy Judith Sherman, que este año está nominada como productora del año.

Tras la muerte de Geore Floyd bajo la rodilla de un policía y la indignación popular que generó, la sinfónica de Nueva York decidió incluir en el álbum piezas de compositoras negras, como Florence Price, Valerie Coleman y Jessie Montgomery.

«Pensaba que había que destacar el trabajo de compositores negros y composiciones que hacen hincapié en el racismo sistémico desde la perspectiva, particularmente de mujeres negras», explica Repper.

Jessica Jeon dice que como persona de color, el hecho de tocar música de compositores subrrepresentados «fortaleció realmente mi conexión con el repertorio».

«Crecí escuchando solo a Mozart, Bach, Beethoven… todos blancos», dice. «Y creo que crecí sin conocer a un compositor de color».

Phoebe Ro, una violista de 19 años, considera un «enorme honor» aprenderse las composiciones y grabarlas.

Para ella, el himno a la unidad de Coleman, fue particularmente importante.

«Poder volver juntos, especialmente durante el tiempo de aislamiento, y tocar y reflejar el mensaje de unidad. Fue un gran honor interpretarlo», dice Ro.

La joven orquesta no estará presente en la ceremonia de entrega de premios, pues solo están invitados los directores, pero piensan reunirse para verla por televisión.

«Muchos de mis ídolos están en la lista también: (el venezolano) Gustavo Dudamel y John Williams», dice Rapper, nominado también por primera vez a un Grammy como director.

Comparte y opina:

Philips anuncia nuevo recorte de 6.000 puestos de trabajo en el mundo

El anuncio se debe a las nuevas pérdidas causadas por una retirada masiva de respiradores para dormir con defectos de fabricación.

La sede de Philips en Ámsterdam. Foto: AFP

Por AFP

/ 30 de enero de 2023 / 10:59

El fabricante holandés de aparatos médicos Philips anunció este lunes un recorte de 6.000 puestos de trabajo en todo el mundo. Esto que se suma a la supresión de 4.000 empleos decidida en octubre pasado.

Este anuncio se debe a las nuevas pérdidas causadas por una retirada masiva de respiradores para dormir con defectos de fabricación.

Esta «difícil, pero necesaria reducción de nuestra plantilla» se llevará a cabo de aquí al año 2025, anunció en un comunicado el director ejecutivo de Philips Roy Jakobs.

También puede leer: La industria se une a la ola de despidos iniciada por las tecnológicas y las ‘fintech’

El 2022 «ha sido un año muy difícil para Philips y nuestros accionistas; y estamos tomando medidas firmes para mejorar nuestra eficacia y aumentar el rendimiento con urgencia», dijo Jakobs.

La firma con sede en Ámsterdam anunció pérdidas netas de 105 millones de euros (114 millones de dólares) en el cuarto trimestre de 2022. Y de 1.605 millones de euros en el conjunto del año pasado, en gran parte debido a la retirada de los respiradores.

En 2021, Philips anunció una retirada en todo el mundo de sus aparatos para tratar a las personas que sufren apnea del sueño.

Philips tomó esa drástica decisión debido a que los pacientes corrían el riesgo de sufrir «posibles efectos tóxicos y cancerígenos» si inhalaban o tragaban trozos de espuma insonorizante degradada de los aparatos.

Comparte y opina:

La angustia de los pastores sin rebaño en el este de Etiopía

Los ganaderos nómadas del Cuerno de África esperan desde hace más de dos años las lluvias que no llegan.

Los pastores aguardan por lluvias en la región Somali de Etiopía. Foto: AFP

Por AFP

/ 30 de enero de 2023 / 10:44

Mohammed Hassan Gureh venderá sus últimas cabras y se irá de su aldea, como muchos pastores del este de Etiopía obligados a renunciar a la vida nómada por la sequía que diezmó los rebaños.

Este pastor de 32 años tenía 250 cabras y ahora sólo le quedan 35.

En la aldea de El Gel, en los confines entre Etiopía y Somalia, «las dos terceras partes del ganado murió», dice.

Los ganaderos nómadas del Cuerno de África esperan desde hace más de dos años las lluvias que no llegan.

Las cinco últimas temporadas de lluvias desde fines de 2020 fueron inferiores a la normal, algo nunca visto desde hace al menos 40 años.

Esta sequía histórica sumió a 12 millones de personas en situación de «inseguridad alimentaria aguda» en Etiopía, donde un mortífero conflicto devastó el norte del país, según la ONU.

Más de cuatro millones de cabezas de ganado murieron desde fines de 2021.

«No hay ningún signo de mejoría. La sequía seguirá agravándose», comenta Mohammed Hassan Gureh.

«En los próximos días o semanas» venderá sus cabras y se irá de El Gel hacia la ciudad de Kelafo, donde espera obtener recursos para mantener a su mujer, sus cuatro hijos, su padre ciego y su madre amputada de una pierna.

También puede leer: Pastores sauditas se comunican con un ‘lenguaje especial’ con sus dromedarios

Crisis humanitaria

Mohammed Hassan Gureh tratará de sobrevivir vendiendo carbón o madera para calefacción a la espera un empleo.

Su amigo Bele Kalbi Nur perdió el 90% de su rebaño pero se quedará en la aldea.

«No se hacer otra cosa que ser pastor, no tengo instrucción y no se cultivar», dice Bele Kalbi Nur, que se aferra a las 10 cabras que le quedan.

Para sobrevivir, este joven de 29 años dejó cuatro de sus ocho hijos en casa de su suegra, a unos 30 km.

Decenas de miles de pastores se enfrentan al mismo dilema en la región Somali de Etiopía y también en el norte de Kenia y en la vecina Somalia.

Desde hace generaciones recorren con sus cabras, vacas y camellos esta región árida al ritmo de dos estaciones de lluvias anuales en busca de pasto y pozos de agua.

Pero desde 2016 sólo hubo lluvias normales en dos estaciones, 2017 y en 2018.

Los pastos se volvieron polvo, los pozos se agotaron y muchos nómadas optaron por una vida sedentaria. Se instalaron en las ciudades o los campamentos de desplazados, perdieron la autosuficiencia para depender de la ayuda humanitaria.

Errancia

«En mi vida anterior, era muy feliz, tenía mis hijos, animales que daban leche y carne. Nos desplazábamos libremente», recuerda la septuagenaria Alaso Abdi, instalada en el campamento de Berley hace cuatro años tras haber perdido 10 camellos y 500 cabras.

«Tenemos actualmente un millón de desplazados en región la región Somali: 20% a causa de conflictos, 80% resultado de la sequía. Ese número aumenta cada día», explica Abdirizak Ahmed, responsable de la ONG Save The Children para el Este de Etiopía.

«Es gente que viene cerca de las aglomeraciones y que puede contarse,  pero hay otros que no van allí (…), se quedan en la montaña y no saben a donde» ir, agrega.

Cuando no se sedentarizan, el camino de los nómadas se transforma en errancia, como un pastor cruzado entre las ciudades de Kelafo y Gode con su mujer y un niño, dos asnos, algunas cabras y un dromedario que llevaba los enseres.

Dejó su pueblo hace dos meses en busca de pastos. Sin éxito. Uno de sus niños murió en el camino. Desesperado, regresó a su pueblo de origen.

«Sima»

A la actual sequía, los somalíes la llaman «Sima» («idéntico», en lengua somalí) porque pone a todos en la misma condición.

A través de la región resuena el mismo eco de desesperación, la misma letanía de rebaños disminuidos, los mismos llamados de ayuda.

«Los mecanismos de sobrevivencia se agotaron», advirtió Abdirizak Ahmed.

«Nos preparamos para a un nivel de crisis catastrófica en los próximos seis meses», advierte.

Por primera vez desde hace dos generaciones, los pastores y el ganado se volvieron menos importantes en esta región.

En Antalale, a unos 40 km kilómetros de Kelafo, los animales casi han desaparecido. Sus restos secos yacen alrededor del pueblo.

Ahora hay que salvar a los humanos, implora uno de los habitantes, Mahad Astur Kahin.

«Ahora la vida de la gente está en peligro. La mayoría se fue por hambre y los que aún quedan no tienen nada», dice.

Comparte y opina:

En Indonesia, piernas nuevas para recuperarse de la lepra

Patología considerada a veces vergonzosa, la lepra es una enfermedad contagiosa que afecta la piel y los nervios periféricos, con secuelas potencialmente muy graves.

Prótesis corporales dan una nueva oportunidad a afectados por lepra. Foto: AFP

Por AFP

/ 30 de enero de 2023 / 10:21

Ali Saga recuerda cuando hace 40 años entró en una clínica de Yakarta, la capital de Indonesia, y, al verlo, los pacientes y el personal huyeron despavoridos.

«De repente el médico gritó a los pacientes, ¡retrocedan!, es un leproso», recuerda este hombre de 57 años, que apenas puede contener las lágrimas.

Lo pincharon con una jeringa para ver cuál era la sensibilidad de la piel. «Tal vez mi piel no sentía nada, pero mi alma estaba acongojada», dice este ex enfermo diagnosticado en los años 70.

Su dolor sirve hoy para una buena causa. En la periferia de Yakarta, Ali Saga suministra prótesis artesanales a residentes afectados, para ayudarles a recuperar una vida normal.

Patología considerada a veces vergonzosa, la lepra es una enfermedad contagiosa que afecta la piel y los nervios periféricos, con secuelas potencialmente muy graves. En la actualidad una biopsia es suficiente para diagnosticar la enfermedad y se aplican antibióticos para tratarla. 

Como muchos ex leprosos, Saga vive en el pueblo de Tangerang, donde se encuentra el hospital Sitanala. Allí muchos enfermos recibieron tratamiento y algunos se quedaron a vivir allí.

También puede leer: Impactada por el ataque, Algeciras defiende la convivencia de culturas

«Colonia de leprosos»

A causa de la presencia de esos enfermos, considerados durante mucho tiempo parias, los medios de prensa locales han denominado al pueblo, situado no lejos de Yakarta, «colonia de leprosos».

Eso ocurre como consecuencia de las ideas recibidas que son aún muy resistentes. Muchos indonesios creen en efecto que la lepra, llamada la enfermedad de Hansen, es una maldición divina que solo un breve contacto es suficiente para contagiar.

Ali Saga lucha a su manera contra esta enfermedad, que tiene consecuencias fisiológicas y sociales para el paciente.

En su pequeño taller polvoriento, prótesis corporales cuelgan en los muros en espera de cambiar vidas.

Como la de Cun San, vecino de Saga de 70 años, que puede levantarse de nuevo tras amputarle una pierna en su juventud y perder la segunda en 2007.

«Pensé que nunca podría volver a caminar… pero ahora estoy tan agradecido de poder hacerlo de nuevo de manera normal», se congratula el anciano, que gana su vida como sastre.

Tras Brasil e India, Indonesia es el país que tiene más enfermos de lepra, transmisible por tener contactos permanentes con enfermos no tratados.

En el marco de la Jornada Mundial de la Lepra el domingo, el ministerio de Salud indonesio registró 15.000 personas que siguen el tratamiento médico para la lepra, de los cuales 11.000 son nuevos casos registrados el año pasado.

Cerca de 500 exafectados viven en Tanerang tras haber sido atendidos en el hospital.

El establecimiento de Sitanala figuró en primera plana de los diarios en 1989 cuando la Princesa Diana estrechó la mano a un paciente contaminado.

Con frecuencia la mayor parte de esos enfermos tienen pequeños trabajos como barrenderos o conductores de rickshaw.

Gracias a Ali Saga, vuelven a gozar de algún confort y pueden desempeñar alguna tarea con normalidad.

Un trato normal

Jumangun es uno de los beneficiados. Este conductor de 60 años perdió una pierna en su juventud y tuvo que contentarse durante mucho tiempo con un muñón de bambú, pues una verdadera prótesis era muy cara.

«Era doloroso y debía utilizar de todas maneras un bastón para estabilizarme cuando caminaba», dijo a la AFP.

Después recibió gratuitamente una nueva pierna realizada por Ali Saga. «Es como un pie normal y no siento dolor cuando camino», dijo Jumangun.

Un miembro artificial puede costar hasta 10 millones de rupias indonesias (unos 614 euros), pero Ali Saga ofrece algunas gratuitamente, o acepta sumas pequeñas por ellas.

Desde 2005, afirma que fabricó más de 5.000 piernas artificiales para clientes de toda Indonesia.

Según expertos, la lepra todavía no ha podido ser erradicada por los prejuicios que llevan a los enfermos a evitar atenderse en el marco del sistema médico.

Si no se acaban esas barreras, «el contagio seguirá y continuarán manifestándose las consecuencias de la enfermedad», deplora Asken Sinaga, director de NLR Indonesia, una ONG que lucha contra la lepra.

Indonesia tiene como objetivo eliminar de aquí al año próximo la enfermedad.

Por ahora quienes sufrieron la enfermedad esperan ser tratados como cualquier otra persona. «Espero que ya no nos juzguen», dice Saga.

Comparte y opina: