La Revista

Sunday 27 Nov 2022 | Actualizado a 18:04 PM

Heard no puede pagar a Depp los USD 10,4 millones por difamación, según su abogada

La jurista señaló que Heard tiene la intención de apelar el veredicto.

La actriz Amber Heard no podría pagar la indemnización a su expareja Depp. Foto: AFP.

Por AFP

/ 2 de junio de 2022 / 14:03

La actriz Amber Heard no puede pagar a su exmarido y colega Johnny Depp los más de 10 millones de dólares por daños y perjuicios impuestos por un jurado estadounidense que se acabó decantando por la versión de la estrella «Piratas del Caribe» en un juicio por difamación, dijo el jueves su abogada.

Una larga batalla judicial televisada terminó el miércoles, cuando un jurado de siete personas consideró que Depp y Heard se habían difamado mutuamente.

El jurado obliga a Heard a indemnizar a su expareja con 10,35 millones de dólares por daños y perjuicios, mientras que Depp tendrá que abonar a la actriz 2 millones de dólares por el mismo concepto.

Consultada en el programa «TODAY» de la cadena NBC si Heard podrá pagar la indemnización, su abogada, Elaine Bredehoft, respondió: «Oh no, absolutamente no».

Depp, de 58 años y que ya había perdido en 2020  un caso de difamación en Reino Unido contra el tabloide londinense The Sun por llamarle «golpeador de esposas», celebró el veredicto del caso como una victoria, mientras que Heard dijo que tenía el «corazón roto».

El actor demandó a su exesposa por un artículo de opinión que escribió para el diario The Washington Post en diciembre de 2018 en el que se le describía como una «figura pública que representa el abuso doméstico».

Heard, nacida en Texas (sur) hace 36 años y con un papel estelar en «Aquaman», no nombró a Depp en la pieza. Aun así, él la demandó por insinuar que era un abusador doméstico y pidió 50 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios.

Heard le contrademandó por 100 millones de dólares, diciendo que fue difamada por las declaraciones del abogado de Depp, Adam Waldman, quien declaró al Daily Mail que sus afirmaciones de abuso eran un «engaño».

Comparte y opina:

AMLO encabeza multitudinaria marcha en México y muestra músculo de cara a presidenciales

Los asistentes intentaban tercamente acercarse al mandatario para saludarlo o tomarle fotos.

el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en medio de la multitudianria marcha en México.

Por AFP

/ 27 de noviembre de 2022 / 17:37

En medio de una multitud desbordada, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, marchó este domingo en pleno centro de Ciudad de México.

Lideró una inusual manifestación a la que convocó para celebrar los cuatro años de su mandato.

El gobernante izquierdista avanzaba con suma dificultad en medio de la muchedumbre que gritaba «!es un honor estar con Obrador!», clásico lema de sus partidarios,

Los asistentes intentaban tercamente acercarse a él para saludarlo o tomarle fotos.

Decenas de miles de simpatizantes caminaban vistiendo camisas y gorras moradas, el color del partido oficialista Morena.

Portaban, además, pancartas y numerosas banderas con emblemas partidarios.

También puede leer: México acepta participar en proceso de paz entre Colombia y el ELN

«Testimonio»

En la vasta explanada del Zócalo, la plaza principal de la ciudad, donde se habilitó un escenario y bandas de mariachi entretenían a la creciente multitud, María Reina Rodríguez, una jubilada de 74 años, festejaba cantando.

López Obrador «es un gran hombre que se preocupa por los de abajo. Yo soy de abajo», dijo Rodríguez.

Aseguró que el gobierno aumentó su pensión y ahora puede vivir «con dignidad».

La movilización fue vista por analistas como una demostración de fuerza de cara a las elecciones de 2024.

La multitud atiborraba al menos cuatro kilómetros de avenidas desde la céntrica glorieta del Ángel de la Independencia hasta el Zócalo.

Otras autoridades de México

Acompañaban al presidente, entre otros, el canciller Marcelo Ebrard, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, y la alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, los tres aspirantes del oficialismo a sucederlo en la presidencia.

El ambiente era tumultuoso pero festivo, con músicos tocando canciones tradicionales y con la palabra AMLO -el acrónimo del presidente- replicada en camisetas, gorros y carteles de sus partidarios llegados de diversos puntos del país.

Carla Bernal, estudiante de 30 años de Ixtapaluca, estado de México (centro), agradece las becas para sus hermanos y la pensión para su abuela facilitadas por esta administración.

«Hace muchos años que él (AMLO) está en la lucha y yo y mi familia lo apoyamos completamente», dijo a la AFP, también desde la plaza principal.

«AMLO, tú me representas»

«AMLO, tú me representas, no los conservadores», decía uno de los mensajes escritos en las pancartas de los simpatizantes.

Se trata de la primera gran manifestación oficialista durante el gobierno de López Obrador.

Cabalga sobre una popularidad de 59%, según un promedio de encuestas realizado por la firma Oráculus.

Ocurre dos semanas después de que la oposición movilizara a decenas de miles de personas en Ciudad de México contra un proyecto de reforma electoral.

Esta marcha de la oposición se convirtió en una expresión de rechazo al primer gobernante de izquierda de México.

Precisamente, AMLO basa su popularidad en amplios programas sociales en México.

AMLO niega que la marcha de este domingo sea una respuesta al desafío opositor del 13 de noviembre y asegura que es para «celebrar» logros en los ámbitos social, económico e incluso de seguridad.

Tras la marcha, el gobernante presentará su informe anual en el Zócalo, punto culminante del acto.

En México, el mandatario quiere «mostrar un músculo» político, comentó a la AFP Fernando Dworak, analista del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

«Fue un grave error de la oposición creer que se le puede vencer en la calle al presidente», añadió Dworak.

México: Aceitar la máquina

La movilización también se produce en un ambiente de campaña adelantada.

El presidente «sabe (…) que para que pueda ganar elecciones necesita una maquinaria aceitada, que funcione todo el tiempo», declaró por su parte el investigador de la universidad Tecnológica de Monterrey, Gustavo López.

Ese propósito se ve favorecido por la falta de liderazgos fuertes en la oposición, que se ha agrupado en la plataforma «Va por México», conformada por el otrora hegemónico PRI, el derechista Acción Nacional y el PRD.

Esta alianza se ha resquebrajado por el apoyo legislativo del PRI a algunas iniciativas gubernamentales.

Sin embargo, ha vuelto a dar señales de unidad por su rechazo a la propuesta de AMLO de reformar el Instituto Electoral (INE).

Eso para que sus miembros sean elegidos por voto popular y no por los partidos.

En la marcha, muchos de los carteles de los simpatizantes son de apoyo a esta reforma.

El presidente acusa al INE de haber promovido dos supuestos fraudes que lo privaron de la presidencia en 2006 y 2012.

Sus adversarios sostienen que en realidad busca acabar con la «independencia» del organismo.

La oposición acusa también a López Obrador de «autoritario» y «populista» y de «militarizar» el país.

El presidente ha confiado al ejercito varias de sus grandes obras de infraestructura y mantiene la participación de los militares en tareas de seguridad, un rol que -según oenegés de derechos humanos- exacerba la violencia del narcotráfico.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El ron cubano y la ‘baguette’ francesa, ¿pronto Patrimonio de la Humanidad?

El comité del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad examinará en Rabat del 28 de noviembre al 4 de diciembre las 56 candidaturas a sus listas.

La artesanía de la 'baguette' es una de las candidaturas que se analizará este año. Foto: AFP

Por AFP

/ 27 de noviembre de 2022 / 17:35

Los saberes de los maestros del ron ligero de Cuba, la artesanía de la «baguette» francesa y el toque manual de campanas en España buscan consagrarse la próxima semana como Patrimonio de la Humanidad durante una reunión de la Unesco en Marruecos.

El comité del Patrimonio Cultural Inmaterial examinará en Rabat del 28 de noviembre al 4 de diciembre las 56 candidaturas a sus listas. Estas ya incluyen el «pasillo» ecuatoriano, el tango, los mariachis mexicanos o la parranda de San Juan de Venezuela.

El patrimonio cultural inmaterial, o «patrimonio vivo», es una herencia «de nuestros antepasados y transmitida a nuestros descendientes», señala la Unesco. Esta comprende tradiciones orales, rituales, prácticas sociales, etc.

La gastronomía protagoniza la presente edición con las propuestas más internacionales a patrimonio de la humanidad. Además de la artesanía de la «baguette» y del ron ligero, el menú se completa con las técnicas tradicionales de la elaboración del té en China y los saberes sobre la «harissa» de Túnez.

También puede leer: Borradas por la historia, las mujeres artistas ganan terreno en los museos

Historia

Surgió en Santiago de Cuba en 1862 y se dispersó desde entonces por toda la isla. El maestro del ron ligero es un guardián de los saberes que se transmiten entre generaciones. Estas van desde un código moral a conocer el historial de cada barril, según la candidatura.

«Un maestro del ron cubano es portador de una tradición que no le pertenece”, afirma en el dossier de candidatura el primer maestro Juan Carlos González Delgado. “Y es depositario de una cultura y una forma de hacer desarrollada desde los antecesores», agrega.

La candidatura francesa también apela al saber hacer, a la tradición y a una «cultura» que se generalizó después de la Segunda Guerra Mundial. ¿Cuál es su secreto? La «baguette» tiene cuatro ingredientes: harina, agua, sal y levadura o masa madre.

Y, a partir de estos ingredientes, «cada panadero, jugando con su región, la dosificación, el amasado, el ‘pointage’ (tiempo de fermentación), el moldeado y la cocción, obtendrá una ‘baguette’ única», consumida a diario en Francia, subraya el dossier francés.

Guatemala, Colombia, Chile

Cuba opta así a incluir su quinto elemento en la lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. El registro cuenta con 530 en total, entre ellos casi un centenar inscrito en otras clasificaciones antes del lanzamiento de la actual en 2008.

En la presente edición, Guatemala busca consagrar su Semana Santa, que «se experimenta a través de los cinco sentidos». Y Colombia, el sistema de conocimiento ancestral de los pueblos indígenas arhuaco, kankuamo, kogui y wiwa de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Además del toque manual de campana –un secular «lenguaje sonoro» al «borde de la extinción»–, España propone junto a Alemania, Austria, República Checa, Letonia y Polonia la inclusión de la «maderada», es decir la cultura del transporte fluvial de la madera.

La artesanía copa por su parte las cuatro propuestas para la lista de salvaguardia urgente (72 elementos inscritos en la actualidad). Chile propone incluir la alfarería de Quinchamalí y Santa Cruz de Cuca, y Vietnam el arte de la alfarería del pueblo cham.

España y Portugal también presentaron para el registro de buenas prácticas de salvaguardia la iniciativa «Ponte…nas Ondas!», sobre el patrimonio inmaterial galaico-portugués. Además, el comité debe examinar un pedido de Malawi de ayuda financiera internacional.

La Unesco recibe anualmente cientos de pedidos de los 180 Estados que ratificaron la convención, pero acepta considerar poco menos de 50. Sus expertos presentan recomendaciones favorables o desfavorables a un comité integrado por 24 países, que toma la decisión final.

Comparte y opina:

Historias afganas ‘olvidadas’ en dos nuevos documentales de Netflix y National Geographic

La atención global está puesta en la guerra en Ucrania, pero dos nuevos documentales buscan colocar el foco de vuelta en Afganistán

Una imagen del filme 'En sus manos: Una alcaldesa en Afganistán'. Foto: Netflix

Por AFP

/ 27 de noviembre de 2022 / 17:17

La atención global está puesta en la guerra en Ucrania, pero dos nuevos documentales buscan colocar el foco de vuelta en Afganistán y en la gente que quedó atrás luego de la polémica retirada de Estados Unidos el año pasado.

«Retrograde», de National Geographic, sigue a un general afgano que trató en vano de contener el regreso del régimen talibán en el verano boreal de 2021. Mientras que «En sus manos: Una alcaldesa en Afganistán», de Netflix, cuenta la historia de la más joven alcaldesa del país. Esta huyó cuando los islamistas retomaron el control.

«Nos hemos olvidado de esta historia. ¿Cuándo fue la última vez que hablamos sobre la guerra en Afganistán o leímos un artículo sobre esto?, dice Matthew Heineman, director de «Retrograde».

«Obviamente aún hay cobertura mediática, pero no hay mucha gente hablando sobre este país que hemos dejado atrás».

Zarifa Ghafari, la exalcaldesa de «En sus manos: Una alcaldesa en Afganistán», habló con la AFP. Dijo que bajo el régimen talibán, Afganistán «es el único país en el mundo hoy en día en el cual una mujer puede vender su cuerpo, sus hijos, todo, pero no puede ir a la escuela».

Pero en las conferencias internacionales, «Afganistán está fuera de los debates».

Los nuevos documentales comenzaron meses antes de que Estados Unidos se retirara, mientras sus protagonistas intentaban construir un futuro más seguro e igualitario en su país.

También puede leer: La vida de las refugiadas ucranianas, contada en un teatro de Varsovia

Temas con rostro humano

Las dos películas terminan con sus personajes centrales obligados a ver desde afuera como los talibanes destruyen rápidamente todo su trabajo.

«Retrograde» es uno de los nuevos documentales con un inusual acceso a las fuerzas especiales estadounidenses.

En una de las primeras escenas, las tropas estadounidenses son vistas teniendo que destruir su equipo y desperdiciando el exceso de munición que tanto necesitaban sus aliados afganos.

Después de que los estadounidenses abandonaron su base en Helmand, el general afgano Sami Sadat aceptó a que las cámaras de Heineman se quedaran. Lo siguieron mientras asumía la coordinación del último esfuerzo para controlar la avanzada de los talibanes.

En una escena, Sadat se obstina en reunir a sus hombres para que sigan luchando mientras todo se desmorona a su alrededor. Reprende a su ayudante por traer informes persistentes de que las tropas afganas cercanas están bajando sus armas.

«Cada señal decía ‘para, ríndete, esto se acabó’. Y él tenía esta fe ciega de que, quizás, sólo quizás, si se aferraba a Lashkar Gah o a Helmand, podrían vencer a los talibanes», comentó Heineman.

Sadat tuvo que huir, y el equipo de rodaje se concentró en las escenas desesperantes del aeropuerto de Kabul. Cuando los afganos luchaban por entrar en los últimos aviones estadounidenses para tratar de huir del país.

«Fue una de las cosas más difíciles que he atestiguado en mi carrera», dijo Heineman, quien recibió una nominación al Óscar en 2015 por «Tierra de cárteles».

«Los debates sobre la guerra en política exterior son muchas veces desarrollados sin el elemento humano», agregó el director. Una de las cosas que trató en su carrera “es tomar estos masivos temas y ponerles un rostro humano».

«Traicionada»  

La excaldesa Ghafari sobrevivió varios intentos de asesinato y vio a su padre siendo abatido por los talibanes antes de abandonar Afganistán.

«Aún no puedo dejar de llorar cuando hablo sobre eso. Fue algo por lo que nunca quería haber pasado», dijo Ghafari. Atrajo la ira de los talibanes al defender la educación para las niñas luego de que la eligieran como alcaldesa de Maidan Shahr a los 24 años.

«Yo tenía varias responsabilidades personales, especialmente después del asesinato de mi padre, de mantener segura a mi familia».

Los directores de «En sus manos: Una alcaldesa en Afganistán», que cuenta con Hillary Clinton entre sus productores ejecutivos, regresaron a Afganistán. Filmaron al exchofer de Ghafari quien ahora está desempleado y viviendo bajo el régimen talibán.

En escenas perturbadoras, se ve a Massoum entablando amistad con los mismos hombres que una vez atacaron el carro en el cual él llevaba a Ghafari.

«La historia de Massoum representa la historia de todas las crisis de Afganistán. Por qué la gente se siente traicionada», dice Ghafari.

«Compartimos su dolor»

A pesar de que los conflictos en Afganistán y Ucrania son muy diferentes, los nuevos documentales ofrecen una lección sobre lo que puede pasar una vez que occidente mira para otro lado.

«Obviamente esto ha pasado antes y seguirá pasando. ¿Podemos entonces aprender de esta experiencia?», dijo Heineman.

«Lo que sea que pase y haya pasado en Ucrania, es lo mismo que nosotros hemos vivido en los últimos 60 años», comentó Ghafari. «La misma cosa una y otra vez, así que compartimos su dolor».

Comparte y opina:

Universidad francesa galardonará el lunes a opositora presa en Nicaragua

la hoy opositora y excomandante guerrillera sandinista Dora María Téllez, llegando con escolta policial a la corte para una audiencia en Managua, el 31 de agosto de 2022.

Por AFP

/ 27 de noviembre de 2022 / 17:08

La universidad parisina Sorbonne Nouvelle nombrará el lunes doctora honoris causa a la opositora encarcelada en Nicaragua Dora María Téllez, presa desde junio.

La opositora dedicará el reconocimiento a los «presos políticos», indicó este domingo Carlos Fernando Chamorro Barrios, que la representará en la ceremonia.

«Ella dedica este premio a los presos políticos, a la liberación de los presos políticos de Nicaragua», dijo a la AFP en París el fundador del medio Confidencial.

Además «agradece a la Sorbona por este reconocimiento».

Destacaron a Téllez tanto por su trayectoria de vida como sus «grandes méritos como intelectual».

Téllez, de 68 años y exguerrillera sandinista, fue condenada en febrero a ocho años de prisión por «menoscabar» la integridad nacional, en una serie de juicios contra opositores al presidente Daniel Ortega denunciados por las oenegés y los países occidentales.

Ante las críticas de los familiares sobre el estado de salud de los encarcelados, las autoridades mostraron imágenes de algunos en septiembre, entre ellos esta exministra de Salud.

Detuvieron a Téllez en junio de 2021 en plena ola de arrestos de opositores, entre ellos varios precandidatos a la elección presidencial.

«Dora María Téllez cumplirá mañana 533 días en una celda de confinamiento en solitario» en El Chipote, explicó Chamorro Barrios.

Subrayó que la última visita a la opositora después de «85 días» desde la anterior la realizó un sobrino suyo, que «quedó preso dos días».

El gobierno de Ortega y de su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo lanzó una oleada de persecución política desde las protestas opositoras de 2018.

Atribuyen eso a un fallido golpe de Estado promovido por Washington.

También puede leer: Preocupación en Estados Unidos por la represión religiosa en Nicaragua

Oposición presa

Al menos 200 opositores, entre ellos varios candidatos a la presidencia fueron detenidos en la antesala de las elecciones del 2021, están en la cárcel.

En esas elecciones Ortega logró un cuarto mandato consecutivo desde 2007.

Familiares de Chamorro Barrios, hijo de la expresidenta nicaragüense Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997) y en el exilio en Costa Rica, se encuentran en arresto domiciliario, entre ellos sus hermanos Cristiana y Pedro.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, más de 100.000 personas se han exiliado desde las protestas opositoras de 2018.

En Francia, varias oenegés promovieron en septiembre una tribuna pidiendo la liberación de Téllez.

La ceremonia de entrega de la insignia como doctor honoris causa tendrá lugar el lunes a las 14.30, en el Gran Anfiteatro de la Sorbona.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

La vida de las refugiadas ucranianas, contada en un teatro de Varsovia

La historia fue escrita a partir de varias entrevistas en profundidad realizadas por los actores de la obra en un gran centro de refugiados ubicado cerca de Varsovia.

La obra fue escrita a partir de entrevistas a refugiadas cerca de Varsovia. Foto: AFP

Por AFP

/ 27 de noviembre de 2022 / 16:32

Para Anna Lyssenko, una joven de 21 años refugiada en Polonia, interpretar el personaje de una ucraniana que se ve obligada a huir de su país, en un teatro de Varsovia, está resultando una tarea casi catártica.

«Abres tu alma. Las emociones, el dolor que llevas dentro, los dejas aflorar a la superficie», explica a la AFP Anna Lyssenko. Mientras, se da los últimos toques de maquillaje, antes de salir al escenario.

Tuvo que huir de Ucrania con su hijo para buscar trabajo en otro teatro, en la ciudad de Varsovia. Dejó atrás a su esposo, quien se enroló en las fuerzas armadas.

«Poco a poco, salí de mi cascarón, de mi depresión», explica a la AFP.

La obra «Seis estados de ira» -en alusión a los diferentes niveles de trauma- narra la historia de cinco ucranianas que viven en un centro de refugiados en Polonia.

El argumento documenta su dolor, su miedo y su ira, sus fantasías y la forma en que se ayudan entre sí para superar los traumas.

La historia fue escrita a partir de varias entrevistas en profundidad realizadas por los actores de la obra en un gran centro de refugiados ubicado cerca de Varsovia. Poco después de que empezara la invasión rusa de Ucrania.

Se trata de una creación del teatro Komuna, próximo a la estación central de la capital polaca por la que millones de personas transitaron desde que comenzó la guerra.

También puede leer: Rapero detenido en Irán se enfrenta a la pena de muerte, según sus familiares

Fortaleza

El personaje de Anna Lyssenko es el de una bailarina oriunda de Bucha, una localidad de cerca de Kiev donde se sospecha que las tropas rusas cometieron crímenes atroces.

En una escena, su personaje se imagina con tutú y una espada, interrogando al soldado ruso que mató a su madre.

En otra, otro personaje revive los últimos momentos que pasó con su esposo y su hija, ambos desaparecidos en Mariúpol, una ciudad que quedó devastada por el asalto de los rusos.

«El objetivo de la obra es darles fuerzas a los ucranianos, mostrar lo que tuvieron que pasar y lo fuertes que son», explica el director, Beniamin Koc.

Recordando su primera visita al centro de refugiados, Koc comenta que tuvo «escalofríos». «Era un espacio inmenso bajo un cielo negro, un techo negro», cuenta, apuntando que olía «como en un tren cuando viajas durante mucho tiempo».

«Fue bastante impactante. Había niños jugando, patinando por todas partes, así que la vida continuaba, pero era una vida increíblemente irreal», señala.

«El teatro te obliga a implicarte más»    

De momento, el montaje no salió del teatro de Varsovia, pero Koc espera poder hacer una gira y, así, sensibilizar a la gente sobre la guerra y sus víctimas.

Para el director, era «importante» que los actores participaran en la producción porque «ellos mismos están en esta situación». Sin embargo, el proceso de creación no siempre fue fácil.

«Es imposible trabajar con ellos como [se trabaja] con quien tiene un lugar donde vivir, unas comodidades. Eso tienes que tenerlo presente», subraya.

Mariya Severylova, de 33 años, espera que la obra le llegue a la gente de forma distinta a cómo lo hacen las imágenes del telediario.

«El teatro te obliga a implicarte más. Estás sentado frente a frente. Hay alguien vivo delante de ti», afirma.

La actriz juega el papel de Sniejna, una madre soltera ruidosa pero vulnerable, que fantasea con que el presidente ucraniano Volodimir Zelenski venga a ayudarle y con mudarse un día a Italia.

Según cuenta, dejó el país 10 días después de que estallara el conflicto, una «tragedia terrible que dejará afectado a todo el mundo para siempre».

«Cada vez que actúo, sé que estamos hablando de la cosa más importante: hay una guerra en curso y todo el mundo debería estar informado», sostiene.

Comparte y opina: