La Revista

Monday 8 Aug 2022 | Actualizado a 10:08 AM

Nuevo canguro gigante fósil en Papúa Nueva Guinea

Lo llamaron Nombe y es de complexión cuadrada y musculosa. Vivía en una selva tropical montañosa diversa.

Nuevo género de canguro genuino de Papúa Nueva Guinea. Ilustración: Peter Schouten.

/ 30 de junio de 2022 / 16:28

Paleontólogos australianos de la Universidad de Flinders han descrito un nuevo género de canguro gigante fósil procedente de las montañas del centro de Papúa Nueva Guinea.

Esta nueva descripción del canguro ha descubierto que, en lugar de estar estrechamente relacionado con los canguros australianos, lo más probable es que pertenezca a un género único de canguro más primitivo que sólo se encuentra en Papúa Nueva Guinea.

El canguro, descrito por primera vez en 1983 por el profesor Tim Flannery, se conoce por fósiles de unos 20.000-50.000 años de antigüedad. Proceden del refugio rocoso de Nombe, un yacimiento arqueológico y paleontológico de la provincia de Chimbu, en Papúa Nueva Guinea. Nombe ya es conocido por múltiples especies extintas de canguros y marsupiales gigantes de cuatro patas llamados diprotodóntidos.

Los investigadores de la Universidad de Flinders, que publican su estudio en la revista ‘Transactions of the Royal Society of South Australia’, han rebautizado al animal con el nombre de Nombe nombe, en honor al lugar de su descubrimiento, y planean volver a Papúa Nueva Guinea para realizar más excavaciones e investigaciones el próximo año.

Aquí evolucionó para comer las duras hojas de los árboles y arbustos, con una gruesa mandíbula y fuertes músculos para masticar.

Gran parte de la vida animal de Nueva Guinea es poco conocida fuera de la isla, a pesar de su colorido y su carácter distintivo. Este descubrimiento insufla nueva vida a la exploración de la historia faunística de Nueva Guinea.

Comparte y opina:

Los ataques a empresas de videojuegos se duplicaron durante el último año

Estos ataques se debe a que las empresas de videojuegos están trasladando las operaciones a la nube, creando así nuevas superficies de amenazas para los ‘hackers’.

El mando de una videoconsola. Foto: Unsplash.

/ 4 de agosto de 2022 / 16:46

Los ataques a empresas y aplicaciones web dedicadas al sector de los videojuegos han aumentado más del doble en el último año debido, según un reciente estudio realizado por Akamai Technologies.

La empresa de seguridad, rendimiento y distribución en la nube ha llegado a esta conclusión gracias al análisis ‘El Gaming ha resucitado’, que señala que estos ataques se producen tras el aumento de la popularidad y la demanda de plataformas de juego en la nube.

Tal y como se menciona en este trabajo, los ataques a aplicaciones web en el sector del ‘gaming’ hacen que las cuentas de los jugadores corran el riesgo de verse expuestas a los ciberdelincuentes.

Estos, a su vez, pueden vender estos perfiles o bien robar la información personal que estos contienen, como pueden ser contraseñas y credenciales para acceder a tarjetas de crédito.

Akamai Technologies puntualiza en este informe que el sector de los videojuegos es el objetivo del 37 por ciento de los ataques de denegación de servicio o DDoS, que causa que un servicio o recurso sea inaccesible a los usuarios legítimos. Esto indicaría que los ataques a empresas de videojuegos se duplicaron durante el último año, según sus últimos registros.

«Los ciberdelincuentes suelen interrumpir los servicios en directo y se adueñan de credenciales para robar activos de juego», ha comentado el estratega sénior de esta empresa, Jonathan Singer, en una nota de prensa remitida a Europa Press.

Este especialista ha puntualizado a su vez que «con la expansión del sector a los juegos en la nube, se han abierto nuevas superficies de amenazas para los atacantes con la incorporación de nuevos jugadores, que son el principal objetivo de los ciberdelincuentes».

Tanto es así que los ataques a aplicaciones web en el sector del ‘gaming’ han crecido un 167 por ciento desde el primer trimestre de 2021 hasta el primer trimestre de 2022, lo que ha afectado a millones de cuentas de jugadores de videojuegos en todo el mundo.

En concreto, Estados Unidos figura como el objetivo principal de los atacantes, seguido por Suiza, India, Japón, Reino Unido y otras naciones de Europa y Asia.

El motivo principal del crecimiento de estos ataques se debe, según apunta la compañía, a que las empresas de videojuegos están trasladando las operaciones a la nube, creando así nuevas superficies de amenazas para los ‘hackers’.

En este entorno también destacan las microtransacciones como principal amenaza, ya que, según los informes, se espea que el mercado de las microtransacciones alcance los 104.000 millones de euros en 2026, lo que las convierte en el foco de interés para los ciberdelincuentes.

Estos procesos, muy extendidos en el sector del ‘gaming’, son de gran interés para los delincuentes, que pueden aprovechar el poder adquisitivo de los jugadores de forma sutil y sin llamar excesivamente la atención.

Comparte y opina:

Webb convierte en galaxias completas puntitos de luz del Hubble

Las nuevas imágenes incluyen objetos de hace más de 13.000 millones de años y ofrecen un campo de visión mucho más amplio que las primeras.

Imagen tomada con MIRI, el Instrumento de Infrarrojo Medio desarrollado por un consorcio europeo en el que participó el Centro de astrobiología (CAB), CSIC-INTA, e instalado en el Telescopio Espacial James Webb. Foto: NASA.

/ 4 de agosto de 2022 / 16:39

Nuevas imágenes del telescopio espacial James Webb muestran lo que puede ser una de las galaxias más lejanas jamás observadas, mostrada como un puntituo de luz por su antecesor, el Hubble.

Incluyen objetos de hace más de 13.000 millones de años y ofrecen un campo de visión mucho más amplio que la primera imagen de campo profundo de Webb, que se hizo pública en medio de una gran expectación el 12 de julio.

Se trata de algunas de las primeras imágenes obtenidas dentro del proyecto CEERS (acrónimo del inglés Cosmic Evolution Early Release Science Survey, sondeo con los primeros resultados científicos sobre evolución cósmica), una colaboración que, utilizando el nuevo telescopio espacial, estudia cómo se formaron algunas de las primeras galaxias cuando el universo tenía menos del 5% de su edad actual, durante un período conocido como reionización.

Formada por 18 coinvestigadores de 12 instituciones, entre los que se encuentra Pablo G. Pérez González, del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), CEERS cuenta además con más de 100 colaboradores de otros diez países.

Así, en la primera semana de análisis de datos, el equipo CEERS identificó un objeto especialmente interesante: una galaxia a la que llamaron ‘Maisie’, en honor a la hija del director del proyecto, Steven Finkelstein. Se estima que esta galaxia existió solo 300 millones de años después del Big Bang, informa el propio CAB en un comunicado.

Los datos, que tardaron unas 24 horas en recopilarse, son de una zona de cielo cercana a la cola de la Osa Mayor. Esta misma área del cielo fue observada previamente por el Telescopio Espacial Hubble, en lo que se conoce como Franja de Groth Extendida.

Para Hubble era un puntito de luz

«Es asombroso ver como lo que para Hubble era un puntito de luz ahora para Webb se convierte en una galaxia completa y con estructuras preciosas. No solo eso, ¡otras galaxias emergen de la nada!», declara Finkelstein, profesor asociado de astronomía en la Universidad de Texas en Austin e investigador principal de CEERS.

Las imágenes del proyecto CEERS, extremadamente nítidas, no solo han servido para descubrir galaxias distantes, también muestran numerosos objetos interesantes y bellos, revelando la complejidad de la evolución de las galaxias a lo largo de la vida del universo: algunas galaxias parecen elegantes molinos, otras son como pequeños seres al inicio de sus vidas, otras galaxias muestran interacciones con sus vecinas que las deforman o incluso destruyen, y otras se distribuyen en el cielo como si de un comecocos se tratara.

La imagen obtenida por MIRI

MIRI es un instrumento que trabaja en el rango del infrarrojo medio y que fue desarrollado por un consorcio europeo en el que participó el CAB (CSIC-INTA). Opera a una resolución espacial mucho más alta que los telescopios de infrarrojo medio anteriores.

En comparación con NIRcam, MIRI tiene un campo de visión más pequeño, pero detecta longitudes de onda más largas, lo que permite a la comunidad astrofísica ver el polvo cósmico brillando desde las galaxias con formación estelar y los agujeros negros a grandes distancias, así como ver la luz de las estrellas más viejas en galaxias lejanas.

«Las imágenes de MIRI son impresionantes», afirma Pérez González, «ocho veces más nítidas que las que teníamos hasta ahora». El investigador del CAB (CSIC-INTA), experto en el estudio de la evolución de galaxias a distintas distancias cosmológicas con datos infrarrojos, comenta que «en cada gran misión astrofísica que comienza el universo nos sorprende. Siempre pensamos que ya estamos llegando tan cerca del Big Bang que las galaxias deben ser muy jóvenes y casi deberíamos detectar la primera, pero JWST nos está revelando galaxias grandísimas ya bastante evolucionadas cuando el universo tenía solo un 5% de su edad actual. ¡El universo ha sido casi toda su vida súper eficiente formando galaxias! No solo eso, también elementos y compuestos químicos complejos, lo que debe tener un efecto en la aparición de la vida».

El programa CEERS consta de más de 60 horas de tiempo de telescopio, por ahora casi se ha ejecutado la mitad. En diciembre se completará el programa, añadiendo muchos más datos de imágenes junto con mediciones espectroscópicas de cientos de galaxias distantes.

Comparte y opina:

Menos agua en el Misisipi reduce la ‘zona muerta’ del Golfo de México

El tamaño promedio de la zona muerta de cinco años ahora es de 11.000 kilómetros cuadrados, que es más del doble de los objetivos de gestión.

Amplitud de la zona de hipoxia en el Golfo de México. Foto: NOAA.

/ 4 de agosto de 2022 / 16:28

Una descarga de agua del río Misisipi inferior este verano ha producido que el tamaño de la ‘zona muerta’ de bajo oxígeno en el Golfo de México esté por debajo del promedio.

Esta ‘zona muerta’ se trata de un área con poco o nada de oxígeno que puede matar a los peces y la vida marina, y la NOAA la ha permiterado este año en aproximadamente 3.275 millas cuadradas (5.270 kilómetros cuadrados). Eso equivale a más de 8.000 kilómetros cuadrados de hábitat potencialmente no disponible para peces y especies de fondo.

El tamaño promedio de la zona muerta de cinco años (también conocida como zona hipóxica) ahora es de 11.000 kilómetros cuadrados, que es más del doble de los objetivos de gestión. Desde que comenzaron los registros en 1985, la zona hipóxica más grande medida fue de 22.000 kilómetros cuadrados en 2017.

«Este verano fue un año inusual para la hipoxia del Golfo», dijo en un comunicado Nancy Rabalais, profesora de la Universidad Estatal de Luisiana e investigador principal. «La descarga del río Mississippi estuvo por debajo del promedio del verano. El flujo más bajo no puede soportar la estratificación normal de la columna de agua, lo que permite que el oxígeno disuelto de las aguas superficiales se difunda más fácilmente al lecho marino. El ecosistema sujeto a la hipoxia se caracterizó por una menor turbidez, menor biomasa de algas, menores nutrientes y mayor salinidad en las aguas superficiales».

La medición se realizó durante un crucero de reconocimiento anual, dirigido por un equipo de científicos de la Universidad Estatal de Luisiana y el Consorcio Marino de las Universidades de Luisiana (LUMCON) durante la última semana de julio. La información recopilada es una métrica clave utilizada por el Grupo de Trabajo sobre Hipoxia de la Cuenca del Río Mississippi/Golfo de México para medir el progreso hacia el logro de su objetivo promedio de cinco años de 4.920 kilómetros cuadrados o menos para 2035. El crucero proporciona una instantánea única de la zona muerta; el promedio de cinco años captura la naturaleza dinámica y cambiante de la zona a lo largo del tiempo.

Cada año, el exceso de nutrientes de las ciudades, granjas y otras fuentes en las cuencas hidrográficas del interior de Estados Unidos se escurren hacia el Golfo y estimulan el crecimiento de algas durante la primavera y el verano. Las algas finalmente mueren, se hunden y se descomponen. A lo largo de este proceso, las bacterias que consumen oxígeno descomponen las algas y consumen el oxígeno. Los bajos niveles de oxígeno resultantes cerca del fondo son insuficientes para sustentar la mayor parte de la vida marina, lo que inutiliza el hábitat y obliga a las especies a trasladarse a otras áreas para sobrevivir.

Se ha descubierto que la exposición a aguas hipóxicas altera la dieta de los peces, las tasas de crecimiento, la reproducción, el uso del hábitat y la disponibilidad de especies capturadas comercialmente, como el camarón.

Comparte y opina:

Meta cerrará Facebook Live Shopping el próximo 1 de octubre

La iniciativa fue lanzada en agosto de 2020 y ofreció una forma interactiva de vender artículos, conectar con la audiencia y conseguir clientes potenciales en directo.

La funcionalidad Facebook Live Shopping cesará su actividad el próximo 1 de octubre. Foto: Meta.

/ 4 de agosto de 2022 / 16:04

Meta ha anunciado el cierre de Facebook Live Shopping, la función de compras en directo integrada en esta red social, que dejará de estar disponible para todos sus usuarios a partir del próximo 1 de octubre.

La plataforma lanzó Facebook Live Shopping en agosto de 2020, una iniciativa que, desde sus inicios, ha ofrecido una forma interactiva de vender artículos, conectar con la audiencia y conseguir clientes potenciales en directo.

Ahora la compañía ha anunciado que a partir del 1 de octubre de 2022 ya no se podrán organizar eventos de compras en diecto nuevos o programados en la red social, aunque se podrán seguir retransmitiendo eventos eventos en directo a través de Facebook Live.

Sin embargo, tal y como ha puntualizado Meta en el escrito, los usuarios dejarán de tener la opción de crear listas de reproducción de productos o etiquetarlos en los vídeos de Facebook Live.

Meta justifica su decisión aludiendo a un cambio en el comportamiento de visionado de los espectadores, que ahora tiende más a los vídeos cortos. Por ello, la tecnológica centrará sus esfuerzos en los ‘Reels’, disponibles tanto en Facebook como en Instagram.

Estos clips de vídeo tienen una duración máxima de 60 segundos en el caso de Facebook y de 90 segundos en el de Instagram. Además, permiten al usuario añadir audio, texto, efectos, subtítulos o un temporizador.

Por otra parte, Meta ha instado también a los usuarios interesados a utilizar Reels Ads en Facebook e Instagram. Estos anuncios constan de un formato vertical a pantalla completa similar a la publicidad mostrada en las ‘Stories’ y se reproducen entre el resto de ‘reels’ teniendo una duración máxima de 30 segundos.

Finalmente, ha recordado que los interesados en conservar vídeos en directo de Facebook pueden descargarlos en sus respectivas páginas o bien en Creator Studio. Asimismo, ha puntualizado que los Live Shopping Events o eventos de compra en directo siguen estando presentes en Instagram.

Comparte y opina:

Más polvo de supernova de lo previsto en el Sistema Solar

Al final de la vida de una estrella, se liberan en forma de viento o en una violenta explosión (supernovas) en el espacio circundante, llamado medio interestelar.

Imagen en falso color del remanente de supernova Cassiopeia A. Foto: NASA.

/ 4 de agosto de 2022 / 15:25

Hallazgos recientes sugieren que una fracción significativa del polvo de estrellas (más del 25 por ciento) en el sistema solar proviene de explosiones de supernovas y sus estrellas progenitoras.

Hasta hace poco, los cosmoquímicos y astrofísicos suponían que las supernovas y sus progenitores, las estrellas supergigantes, aportaban muy poco del contenido de polvo de estrellas de nuestro sistema solar. Un artículo publicado en Nature Astronomy presenta nueva evidencias sobre este polvo presolar y analiza las implicaciones para futuras investigaciones, modelos de polvo interestelar y la interpretación de observaciones astronómicas de polvo en la eyección de explosiones de supernova.

Los elementos químicos, desde el carbono hasta el uranio, se forman exclusivamente en las estrellas en un conjunto de procesos conocidos como nucleosíntesis estelar. Al final de la vida de una estrella, se liberan en forma de viento o en una violenta explosión (supernovas) en el espacio circundante, llamado medio interestelar. En el proceso, una gran fracción de los elementos no volátiles se condensa en polvo de estrellas, pero parte de esto se destruye nuevamente más tarde en el medio interestelar.

Los granos supervivientes también se incorporaron a los cuerpos planetarios de nuestro sistema solar hace unos 4.600 millones de años. Dado que estos granos existían antes de la formación de nuestro sistema solar, se les llama «granos presolares». Muestran patrones de isótopos atípicos, es decir, anómalos, para nuestro sistema solar. Sobre la base de estas anomalías características en la abundancia isotópica, pueden detectarse en meteoritos y material cometario.

Los granos presolares brindan una oportunidad única para estudios de laboratorio detallados de los procesos de nucleosíntesis estelar y ayudan a identificar los tipos de estrellas que aportaron polvo al sistema solar. Esto brinda una importante contribución a la hora de comprender mejor el origen de los elementos químicos y la formación de nuestro sistema solar.

Los nuevos hallazgos fueron posibles gracias a los métodos mejorados de análisis de polvo de estrellas de la sonda de iones NanoSIMS (Analytical nano secondary ion mass spectrometry), así como a los nuevos cálculos del modelo. La sonda de iones NanoSIMS, emplazada en la Universidad de Viena, mide la distribución de la abundancia de ciertos isótopos en el rango submicrométrico. Lo hace escaneando con un haz de iones enfocado y luego usando espectrometría de masas para analizar las partículas de la muestra que se eliminan en el proceso.

Peter Hoppe, líder de grupo en el Departamento de Química de Partículas en el Instituto Max Planck para Química y autor principal de la publicación, explica en un comunicado: «Saber que una fracción mucho mayor de polvo de estrellas proviene de explosiones de supernova proporciona a los investigadores nuevos parámetros importantes para crear modelos informáticos de evolución del polvo en el medio interestelar. Esto es especialmente cierto cuando se describe la supervivencia del polvo de supernova recién producido y el polvo interestelar viejo a medida que pasan las ondas de choque de la supernova».

Este último es de interés, dijo, porque el polvo juega un papel importante como catalizador de las reacciones químicas en las nubes moleculares interestelares y se cree que es un componente básico para la formación de nuevos planetas en discos protoplanetarios en sistemas estelares jóvenes. El astrofísico resume diciendo que hasta ahora ha habido una exploración insuficiente de los procesos que causaron que el polvo de estrellas se mezcle en el medio interestelar local en escalas espaciales y temporales extendidas, y estos deben estudiarse con más detalle en futuros modelos evolutivos.

Comparte y opina:

Últimas Noticias