La Revista

Tuesday 6 Dec 2022 | Actualizado a 20:11 PM

La cultura reconocida como bien público es el eje del Mondiacult 2022 en México

Según los organizadores, 96 ministros confirmaron su asistencia, mientras que otras naciones serán representadas por funcionarios de otros rangos.

Audrey Azoulay, directora general de la UNESCO, habla sobre cultura durante un acto público el 13 de junio de 2022 en París. Foto: AFP.

Por AFP

/ 28 de septiembre de 2022 / 13:39

Los representantes de 190 naciones que participan en el Mondiacult 2022 pondrán como eje de las discusiones reconocer a la cultura como un bien público global.

Durante tres días, se abordarán diferentes temáticas como el espinoso tema del tráfico de bienes culturales y la desigualdad en el acceso a las nuevas tecnologías.

El evento, organizado por la UNESCO, se estrenó este miércoles en Ciudad de México. Mondiacult no se realizaba desde 1998.

En la declaración final se buscará afirmar a la cultura como «un bien público mundial», según Audrey Azoulay, directora de la UNESCO.

El fin es que la agenda de la ONU para el desarrollo sustentable 2030 contenga un «objetivo razonable» en materia de cultura, explicó por su parte Alejandra Frausto, ministra de Cultura de México.

«Son ocho años para lograr tener un cambio en la agenda 2030 y asegurarnos que en la de 2031-2045, el objetivo de cultura esté ahí», agregó la funcionaria.

Según los organizadores, 96 ministros confirmaron su asistencia, mientras que otras naciones serán representadas por funcionarios de otros rangos.

Entre tanto, para Pablo Raphael, coordinador de Mondialcult, la cultura demostró durante la pandemia ser un «gran instrumento» de salud pública.

«Nadie hubiera podido sobrevivir al encierro, al estrés (…) sin las propuestas, las herramientas culturales, sin los libros, sin la música, sin el cine», dijo.

También puede leer: Colombia repatria 274 piezas precolombinas recuperadas en EEUU

Defensa de cultura y patrimonio

Otros asuntos para debatir en el espacio son la defensa de la propiedad intelectual de las comunidades y el combate a la venta ilegal de piezas del patrimonio cultural de las naciones.

Es necesario entender, según Frausto, que para algunas naciones es una «ofensa» la venta de piezas del patrimonio cultural.

«No son objetos, sino elementos que tienen una conexión con culturas que resistieron por muchos años».

Azoulay explica que la declaración de Mondiacult 2022 podría dar un «paso decisivo» hacia los «certificados de origen».

Esto obligaría a los mercaderes de arte a demostrar que las piezas fueron obtenidas legalmente.

Desde 2019, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador logró repatriar más de 9.000 piezas arqueológicas prehispánicas.

Se trata de objetos rescatados de colecciones privadas y de subastas.

Algunas fueron entregadas de manera voluntaria, pero otras, como en Italia, fueron recuperadas en espectaculares redadas policiales.

En la discusión participarán representantes de naciones sumidas en conflictos armados, como Rusia y Ucrania.

Comparte y opina:

‘La humanidad se ha convertido en un arma de extinción masiva’, dice jefe de ONU

Guterres también criticó a las multinacionales por convertir los ecosistemas en "juguetes para obtener beneficios" y advirtió que de no corregirse el rumbo, los resultados serán catastróficos.

'La humanidad, convertido en un arma de extinción masiva', dice Guterres.

Por AFP

/ 6 de diciembre de 2022 / 19:38

La humanidad se ha convertido en un «arma de extinción masiva» de la naturaleza a la que «tratamos como a un retrete», dijo el martes el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, en una ceremonia celebrada en Montreal en la víspera de la conferencia sobre biodiversidad COP15.

«Con nuestro apetito sin fondo de un crecimiento económico desenfrenado y desigual, la humanidad se ha convertido en un arma de extinción masiva», afirmó al levantarse el telón de la conferencia, que considera como la «oportunidad para detener esta orgía de destrucción».

Guterres también criticó a las multinacionales por convertir los ecosistemas en «juguetes para obtener beneficios» y advirtió que de no corregirse el rumbo, los resultados serán catastróficos.

Desde que asumió el cargo en 2017, Guterres, ex primer ministro portugués, ha hecho del cambio climático su caballo de batalla.

Sus encendidas denuncias en la solemne apertura de la COP15 demuestran que también se preocupa por el destino de las plantas y los animales amenazados del mundo, entendiendo que se trata de la misma crisis.

Le puede interesar: La humanidad ante el dilema de elegir entre ‘solidaridad’ climática o ‘suicidio colectivo’.

Guterres habló tras el Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau, cuyo discurso fue interrumpido durante unos minutos por una docena de representantes de un pueblo indígena. Llevando una pancarta en la que se leía «Genocidio indígena = ecocidio», fueron escoltados tranquilamente a la salida, recibiendo un aplauso de apoyo de parte de la sala.

Los retos de la COP15 son enormes: un millón de especies están amenazadas de extinción, un tercio de las tierras del mundo están gravemente degradadas y los suelos fértiles están desapareciendo, mientras que la contaminación y el cambio climático aceleran la degradación de los océanos.

Los productos químicos, los plásticos y la contaminación atmosférica están asfixiando la tierra, el agua y el aire, mientras que el calentamiento global provocado por la quema de combustibles fósiles está causando un caos climático, desde olas de calor e incendios forestales hasta sequías e inundaciones.

Cerca de 200 países se reúnen del 7 al 19 de diciembre para intentar sellar un pacto por la naturaleza de 10 años de duración que evite una sexta extinción masiva. Pero el resultado de las negociaciones, que abarcan unos 20 objetivos para salvaguardar los ecosistemas de aquí a 2030, sigue siendo incierto.

– «Cacofonía del caos» –

«Hoy no estamos en armonía con la naturaleza, al contrario, estamos tocando una melodía muy diferente», una «cacofonía del caos tocada con instrumentos de destrucción», resumió el secretario general de la ONU.

«Y al final, estamos cometiendo un suicidio por poderes», añadió, con repercusiones en el empleo, el hambre, la enfermedad y la muerte. Por su parte, las pérdidas económicas debido a la degradación de los ecosistemas se estiman en 3 billones de dólares anuales a partir de 2030.

Sin embargo, aunque las evidencias científicas son apenas discutidas, sigue habiendo muchos puntos de fricción entre los miembros del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) de la ONU (195 Estados y la Unión Europea, pero sin Estados Unidos, que es sin embargo un observador influyente).

«Para que el acuerdo de París tenga éxito, también debe tenerlo la biodiversidad. Para que el clima triunfe, la naturaleza debe triunfar, y por eso tenemos que tratarlos juntos», declaró hace unos días a la AFP el responsable del CDB.

Entre la veintena de objetivos que se debaten, la ambición emblemática, bautizada como 30×30, aspira a poner al menos el 30% de la tierra y el mar del planeta bajo una protección jurídica mínima para 2030. Esto contrasta con el 17% y el 10%, respectivamente, del acuerdo anterior de 2010.

También abordará las subvenciones perjudiciales para la pesca y la agricultura, la lucha contra las especies invasoras y la reducción de los pesticidas.

Pero, una vez más, la cuestión de la financiación de estas medidas podría ser un punto de fricción, ya que los países en desarrollo piden la creación de un fondo, como el que se decidió para el clima.

Aparte del primer ministro canadiense, no se espera a ningún jefe de Estado o de gobierno en Montreal, mientras que en Egipto había más de 110.

Comparte y opina:

‘No voy a ser candidata a nada’ en 2023, anuncia Cristina Fernández tras condena judicial

"No voy a ser candidata a nada, ni a senadora, ni a diputados ni a presidenta de la nación", dijo Fernández en un mensaje por las redes sociales, pese a que podría postularse porque las penas no están firmes debido a sus fueros.

'No voy a ser candidata a nada' en 2023, anuncia Cristina Fernández.

Por AFP

/ 6 de diciembre de 2022 / 18:49

La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández, anunció este martes que no se presentará a ningún cargo en las elecciones generales de 2023, tras ser condenada a 6 años de prisión al ser hallada culpable de fraude al Estado, con inhabilitación perpetua para ejercer funciones públicas.

Le puede interesar: Vicepresidenta argentina Cristina Fernández, condenada a seis años de prisión por corrupción.

«No voy a ser candidata a nada, ni a senadora, ni a diputados ni a presidenta de la nación», dijo Fernández en un mensaje por las redes sociales, pese a que podría postularse porque las penas no están firmes debido a sus fueros y porque puede apelar ante instancias superiores.

Comparte y opina:

Vicepresidenta argentina Cristina Fernández, condenada a seis años de prisión por corrupción

Pese a la condena, Fernández no irá a prisión por contar con fueros, incluso podría presentarse a cualquier cargo en las elecciones generales de 2023, incluida la presidencia.

Cristina Fernández, condenada a seis años de prisión por corrupción.

Por AFP

/ 6 de diciembre de 2022 / 18:32

Un tribunal condenó este martes a la vicepresidenta argentina Cristina Fernández a seis años de prisión y la inhabilitó para ocupar cargos públicos de manera perpetua tras hallarla culpable de fraude y corrupción mientras se desempeñó como presidenta de Argentina, de 2007 a 2015.

Fernández , de 69 años, fue hallada culpable de «administración fraudulenta» en perjuicio del Estado en el otorgamiento de obras viales en la provincia de Santa Cruz (Patagonia, sur), de donde es originaria.

La causa tiene un fuerte impacto político en un país polarizado entre el gobernante peronismo y la oposición de derecha, en medio de una grave crisis económica con casi 100% de inflación anual estimada.

Pese a la condena, Fernández no irá a prisión por contar con fueros.

El fallo en primera instancia abre un largo derrotero de apelaciones y Fernández podría incluso presentarse a cualquier cargo en las elecciones generales de 2023, incluida la presidencia.

«La condena tiene un fuerte impacto político», declaró a la AFP el analista Rosendo Fraga. Pero «la posibilidad de que sea detenida por esta condena es inexistente».

Le puede interesar: Cristina Fernández, la poderosa líder que fue al banquillo en Argentina.

– Condenada «de antemano» –

Desde el inicio del juicio, en 2019, la exmandataria sostuvo que su condena «está escrita de antemano» al denunciar que se trata de «un juicio político» que persigue aleccionar a todo el peronismo.

Fernández estuvo acusada, junto a otras 12 personas, por la adjudicación supuestamente irregular de contratos de obras públicas en la provincia de Santa Cruz (sur) durante sus dos mandatos presidenciales.

La fiscalía pidió para ella 12 años de prisión al considerarla «jefa de una asociación ilícita» y por defraudación, además de solicitar la inhabilitación política para ejercer cargos públicos. El tribunal no aceptó el cargo de «asociación iilícita».

Fernández dijo que más allá de la sentencia condenatoria, seguirá en política. «Opinar y decir lo que me parece que hay que hacer para salir y construir un país mejor para nuestra gente, a eso no voy a renunciar nunca», advirtió.

En sus palabras finales ante el tribunal, Fernández acusó a los jueces de haber «inventado y tergiversado» los hechos. «Esto es un pelotón de fusilamiento», dijo.

La pena de seis años es la máxima por fraude al Estado.

De los 13 acusados en la causa, la mayoría exfuncionarios, nueve fueron condenados, tres fueron absueltos y uno tuvo su causa prescripta.

Lea también: Vicepresidenta argentina Fernández, condenada a seis años de prisión e inhabilitación perpetua.

– «Tiene que absolver» –

«Es muy difícil fundamentar una condena. Si hay Derecho, y esto es Estado de Derecho, (la justicia) tiene que absolver», había asegurado el lunes uno de los abogados de la vicepresidenta, Gregorio Dalbón, al considerar que las pruebas no eran suficientes.

El analista Rosendo Fraga consideró que el impacto del veredicto será fuerte. «La estrategia de Cristina va a ser profundizar su teoría del ‘lawfare’, que consiste en denunciar los fallos adversos en las causas de corrupción como una maniobra política para impedir su candidatura, haciendo la analogía con lo sucedido con Lula en Brasil cuatro años atrás», dijo a la AFP.

En todo caso «buscará manifestaciones de adhesión de los líderes progresistas de la región, empezando por el brasileño», estimó.

La  sentencia sin prisión efectiva «será una decepción para los sectores antikirchneristas», apuntó Fraga.

«Es probable que ella, si no se presenta de candidata a la presidencia, lo haga a la senaduría de la provincia de Buenos Aires, con lo cual tendría fuero hasta el 10 de diciembre de 2029», estimó.

– Respaldo –

Desde muy temprano, un puñado de seguidores se acercó a los tribunales del barrio de Retiro para expresar su respaldo a Fernández, pese a que ella como los demás acusados escucharon el veredicto de manera virtual.

«Estoy acá defendiendo a Cristina, la defendemos por lo que hizo y porque sabemos lo que puede seguir dando. Es una persona transparente. Si la están juzgando es por todo lo que le dio al pueblo», declaró a la AFP Marcelo Graziano, de 50 años, frente a los tribunales.

Varias organizaciones kirchneristas se declararon en alerta sin llamar a una movilización conjunta. Un sector más radicalizado comenzó una larga marcha desde el límite oeste de Buenos Aires hacia los tribunales.

«Si tocan a Cristina, paramos el Estado. No vamos a permitir un ‘Lula’ en nuestros país», dijo días atrás Daniel Catalano, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado.

Sin embargo, la propia vicepresidenta desalentó las movilizaciones para evitar provocaciones, dijeron fuentes partidarias.

El 1 de septiembre Fernández sufrió un intento de homicidio cuando un hombre armado se coló entre seguidores que la esperaban a las puertas de su casa para expresarle su respaldo frente al juicio.

Comparte y opina:

Cristina Fernández, la poderosa líder que fue al banquillo en Argentina

Durante su mandato, se aprobó el matrimonio igualitario y una ley de identidad de género. Como presidenta del Senado, acompañó en 2020 la ley del aborto.

Cristina Fernández, la poderosa líder que fue al banquillo en Argentina.

Por AFP

/ 6 de diciembre de 2022 / 17:54

La vicepresidenta Cristina Fernández, figura central de la política argentina de los últimos 20 años, tan amada por sus seguidores como detestada por opositores, fue condenada este martes a seis años de prisión en un polémico juicio por corrupción que ella definió como un «pelotón de fusilamiento».

Combativa, temperamental y astuta, Fernández, de 69 años y abogada de profesión, denunció desde el primer minuto el juicio como una persecución política y desmintió la acusación de los fiscales al asegurar que durante más de tres años de audiencias «no se presentaron pruebas» de delitos, pese a que los fiscales lo afirmaron.

Presidenta en dos mandatos entre 2007 y 2015, Fernández fue juzgada por corrupción en la adjudicación de licitaciones de obras públicas en la provincia de Santa Cruz (sur), su cuna política. Es la conductora de un sector de centroizquierda del peronismo.

Sus fueros y seguras apelaciones, la preservan de ir a prisión mientras no haya sentencia firme de la Corte Suprema. La vicepresidenta aún no revela sus intenciones ante las elecciones generales de 2023.

La condena incluye su inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por considerarla autora del delito de administración fraudulenta.

El juicio se desarrolló en medio de una intensa polarización política y del deterioro de la situación económica del país.

Días después de que la Fiscalía pidiera para ella 12 años de cárcel y la inhabilitación permanente, fue atacada por un hombre que gatilló dos veces una pistola muy cerca de su cabeza, pero el arma no llegó a dispararse.

Le puede interesar: Vicepresidenta argentina Fernández, condenada a seis años de prisión e inhabilitación perpetua.

El atacante se mezcló entre cientos de simpatizantes que en señal de solidaridad hacían vigilia cada noche a las puertas de su casa en Buenos Aires.

«Yo siento que estoy viva por Dios y por la Virgen», dijo en su primera aparición pública.

– Los «K» –

Viuda del expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), fallecido en 2010, el estilo de la pareja quedó registrado como la marca «K», denominación con la que los argentinos se refieren tanto al matrimonio como a sus simpatizantes.

Cristina se casó con Néstor Kirchner cuando eran estudiantes de Derecho en la Universidad de La Plata (a unos 60 km de Buenos Aires). Desde entonces se mostraron como una pareja indisoluble. Tuvieron dos hijos: Máximo, parlamentario, y Florencia, una cineasta que nunca ha participado en política.

«Desde que nos conocimos con Néstor nunca más nos separamos», escribió en su libro autobiográfico «Sinceramente».

Militantes peronistas universitarios, Néstor y Cristina Fernández estuvieron detenidos durante 17 días en enero de 1976, poco antes del golpe con que se instauró la última dictadura militar (1976-1983).

A partir de ese episodio, se concentraron en un estudio jurídico en la ciudad de Río Gallegos (sur). La expresidenta dijo que fue muy exitoso y les dio la base de una fortuna al comprar más de 20 inmuebles en la Patagonia.

Pasada la dictadura comenzaron su carrera política. Los dos llegaron a la presidencia en un plan concertado. «Pensábamos en la necesidad de asegurar en el tiempo un proceso político virtuoso de transformación», escribió en su libro.

– Diferencias con Alberto Fernández –

En 2019 eligió a Alberto Fernández para la presidencia, pero luego se distanció, a veces con duras críticas públicas a él y sus colaboradores.

La difícil crisis económica de Argentina, con una inflación que puede cerrar 2022 en 100% anual, y su resistencia ante un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional la han alejado cada vez más del mandatario.

Sus dos periodos en la presidencia, en pleno boom de las materias primas, se caracterizaron por políticas proteccionistas y de programas de asistencia social, que engrosaron el gasto público.

Enfrentó al poder real, como los propietarios del campo, los grandes medios de comunicación y las instituciones financieras internacionales, aunque también apoyó a empresarios afines.

Se acercó a los dirigentes de la izquierda latinoamericana. Cristina Fernández evoca con afecto a Fidel Castro y a Hugo Chávez. También se precia de su relación con el papa Francisco.

Durante su mandato, se aprobó el matrimonio igualitario y una ley de identidad de género. Como presidenta del Senado, acompañó en 2020 la ley del aborto.

Hija de un conductor de autobuses y una ama de casa, Cristina Fernández reivindica sus orígenes de clase.

Comparte y opina:

Pugna de poderes en Perú deja a Castillo, una vez más, al filo del abismo

Esta es la tercera moción para destituir a Castillo. En marzo pasado, la anterior alcanzó 55 votos. La primera moción, en diciembre de 2021, no llegó a ser debatida por el pleno del Congreso.

Pugna de poderes en Perú deja a Castillo, una vez más, al filo del abismo.

Por AFP

/ 6 de diciembre de 2022 / 17:37

Perú vive en la incertidumbre de lo que pueda ocurrir este miércoles cuando un desprestigiado Congreso intente destituir, por tercera vez en 16 meses, al presidente Pedro Castillo, a quien la fiscalía investiga por corrupción y cuyo mandato finaliza en 2026.

La pertinaz pugna entre el Ejecutivo izquierdista y el Legislativo, dominado por la derecha, perfila tres escenarios: Castillo sale indemne, o cae y lo reemplaza su vicepresidenta Dina Boluarte para completar su mandato, o asume ella y convoca a elecciones generales en 2023.

Para remover a un presidente la Constitución de Perú exige 87 votos, una cantidad de la cual no dispone la oposición.

«Proponemos la vacancia de la Presidencia de la República, ocupada por José Pedro Castillo Terrones por haber incurrido en la causal de permanente incapacidad moral», dice el texto de la moción suscrita por 73 congresistas que busca sacarlo del cargo.

Esta es la tercera moción para destituir a Castillo. En marzo pasado, la anterior alcanzó 55 votos. La primera moción, en diciembre de 2021, no llegó a ser debatida por el pleno del Congreso.

Similares mociones condujeron a la caída de los exmandatarios Pedro Pablo Kuczynski, en 2018, y Martín Vizcarra, en 2020.

Le puede interesar: Castillo reafirma su intención de gobernar hasta acabar la legislatura pese a las presiones de la oposición.

La reciente propuesta de la Organización de Estados Americanos (OEA) de una «tregua política de cien días» entre Ejecutivo y Legislativo cayó en saco roto dada la polarización existente en el país. 

La sesión del Pleno empieza a las 15H00 locales (20H00 GMT) y el presidente está invitado para presentar sus alegatos en este juicio político.

– ¿Sale Castillo, llega Dina? –

«Estamos mucho más encaminados a nuevas elecciones, Castillo puede decir que no va a reconocer (la destitución), que va a pedir medidas cautelares, pero la dinámica de las cosas lleva inevitablemente a que no acabe el periodo para el que fue elegido», sostiene la analista Giovanna Peñaflor, de Imasen, una firma de investigación sociológica y política.

«Veo difícil que no logren la vacancia los congresistas», dice a la AFP.

«El Congreso está camino a entender que todos se tienen que ir para dar paso a las elecciones generales», acota.

La percepción del peruano de a pie es que el Congreso supera en desprestigio a Castillo. Un 73% desaprueba la labor parlamentaria, según un sondeo de la encuestadora Ipsos de noviembre.

Boluarte esta habilitada a asumir la presidencia en forma interina luego de que esta semana una comisión legislativa archivó una denuncia en su contra por una presunta infracción constitucional.

Castillo, cuya desaprobación es de 66%, ha sobrevivido a los intentos previos de vacancia por la fragmentación del parlamento y los escándalos de corrupción entre congresistas, que han dividido las bancadas.

Según Peñaflor, las insinuaciones de Castillo de una eventual disolución del Congreso podrían alentar a los legisladores a cerrar filas en su contra.

«Quienes le aconsejaron eso, cometieron un error terrible, no tiene legitimidad para hacer eso», estima la analista política.

La incógnita es si Dina Boluarte, una abogada de 60 años carente de bancada parlamentaria, querría completar su mandato constitucional hasta 2026 o si convocará a elecciones generales anticipadas. 

«Si llega Dina al poder, eso dura cinco o seis meses, lo mejor es que convoque a elecciones», dice a la AFP Augusto Álvarez Rodrich, analista político y columnista del diario La República.

La incertidumbre se acrecienta porque además el gobierno ha declarado que no reconocerá el resultado de una posible votación adversa.

– Otros panoramas –

«Si no se logra la vacancia, el país seguirá igual, a la deriva, lo que tenemos ahora es un desastre político», previene Álvarez.  

Los pedidos de vacancia seguirán apareciendo y el pedido de tregua de cien días hecho por la OEA no será acatado por la oposición, vislumbra.

«No hay espacio para la tregua de la OEA, nadie quiere conversar con un presidente como Pedro Castillo que no proyecta confianza», dice Álvarez.

Otro escenario viable es que Castillo sea destituido, su vicepresidenta renuncie y el jefe del Congreso asuma la presidencia temporalmente.

En ese eventual caso, el líder del Congreso, José Williams, debe convocar a elecciones en un plazo máximo de 6 meses.

Temas Relacionados

Comparte y opina: