La Revista

Monday 22 Apr 2024 | Actualizado a 14:04 PM

La prestigiosa revista Time le dedicó su primera portada en español al cantante Bad Bunny

La BBC News indicó que Bad Bunny continúa cosechando logros en la industria del entretenimiento.

Bad Bunny cosecha éxitos en el mundo. Ph: AFP

/ 30 de marzo de 2023 / 16:56

La BBC News indicó que Bad Bunny continúa cosechando logros en la industria del entretenimiento.

El artista y compositor puertorriqueño, Benito Martínez Ocasio, es ahora el protagonista de la última edición de la revista estadounidense Time.

Es la primera vez en más de 100 años que la portada de esta publicación lleva un título en español.

“El mundo de Bad Bunny”, dice el título del artículo, es un reportaje que destaca la meteórica trayectoria de un cantante que no ha buscado triunfar en la industria mundial. El artista puertorriqueño sigue haciendo reguetón, trap y pop en su lengua.

Para los autores del reportaje, «Bad Bunny quiere ser el artista más grande del mundo, y lo es».

Y con apenas siete años de trayectoria, lo consideran como un «heredero legítimo de Frank Sinatra, Michael Jackson o Beyoncé».

«Yo siempre digo que si me escucharan 1.000 personas y me presentara una vez al mes en un lugarcito, solo con eso sería feliz (…) Pero el hambre y la pasión que tengo por esto es imposible, porque siempre quiero dar más y más y más», dice el cantante en la entrevista.

Lea también: ¡Romance confirmado!: Kendall Jenner y Bad Bunny confirmaron su relación a través de un beso

También destacan que el joven cantante, original de Vega Baja, un pequeño pueblo del norte de Puerto Rico, no se limite para hablar sobre problemas sociales y políticos que ocurren en su tierra natal.

Incluso su música toca algunos de estos conflictos, como el tema «El Apagón».

«Benito hace música que refleja la experiencia multifacética de la vida misma, pasando en unos pocos versos de letras sobre sexo a la falta de infraestructura de Puerto Rico», dice el reportaje.

Comparte y opina:

Papeles secretos Chile-Reino Unido: nuevos detalles de la relación entre el Beagle y las Malvinas/Falklands

Ocurrió a principios de marzo de 1982. La ofensiva diplomática argentina por las Malvinas/Falklands no aflojaba y el olor de pólvora estaba en el ambiente.

Por BBC

/ 19 de febrero de 2013 / 16:16

Un diplomático chileno que sabía mucho y uno británico que quería saber tuvieron un revelador intercambio poco antes de que comenzara la guerra por las Malvinas/Falklands en 1982, que confirma la relación entre el conflicto por las islas del Atlántico Sur y la disputa entre Argentina y Chile por el canal Beagle.

BBC Mundo tuvo acceso a documentos secretos de la diplomacia británica, desclasificados recientemente, que revelan detalles de su conversación.

Ocurrió a principios de marzo de 1982. La ofensiva diplomática argentina por las Malvinas/Falklands no aflojaba y el olor de pólvora estaba en el ambiente.

En la embajada de Chile en Argentina un teléfono suena. Es de la representación británica. El objetivo es reunir información.

Cuatro años antes, Chile y Argentina casi se habían enfrascado en una guerra por la soberanía de las islas Picton, Nueva y Lennox, ubicadas en el canal Beagle, la unión más austral de los océanos Atlántico y Pacífico.

David Joy, entonces consejero de la embajada británica, quiere saber lo que su par chileno, Raúl Schmidt, podía contarle sobre aquella experiencia, que pudiera arrojar luces sobre una posible guerra.

Información de primera mano

Según consta en el archivo secreto «Argentina/Chile: la disputa por el canal Beagle», perteneciente al Ministerio de Relaciones Exteriores Británico, Joy estaba interesado «particularmente en escuchar sus comentarios sobre el origen común de los problemas actuales de soberanía de Argentina con ambos gobiernos, el británico y el chileno».

Schmidt había sido jefe de gabinete del ministro de Relaciones Exteriores de Pinochet hasta 1978, el almirante Patricio Carvajal. Contaba, entonces, con información privilegiada y de primera mano sobre el tema.

Lo que escuchó de Schmidt lo envió de inmediato a sus superiores, según consta en un memorándum restringido que remitió a Colin Bright, encargado de la sección Sudamericana del ministerio del Exterior británico.

Pero no sería hasta un mes después que al gobierno del Reino Unido le encajarían las piezas del rompecabezas.

La tesis Schmidt

«La tesis de Schmidt se basa esencialmente en la necesidad de la Armada argentina de tener un puerto estratégico más al sur de su actual puerto seguro más austral, Puerto Belgrano (en el sur de la provincia de Buenos Aires). La opción obvia, Ushuaia, no es satisfactoria desde este punto de vista, dado que se encuentra bajo constante vigilancia chilena», explica el informe de la diplomacia británica al cual BBC Mundo tuvo acceso.

«Por lo tanto, los argentinos están, según Schmidt, desesperados por conseguir algún otro puerto seguro en el sur, necesidad que puede verse satisfecha accediendo a las islas del sur del Beagle o a las Falklands. En este contexto, él cree que las disputas por la soberanía están vinculadas», continúa el informe.

El 15 de marzo el informe fue recibido y distribuido entre los altos cargos del Ministerio de Relaciones Exteriores británico.

Entonces viene la anotación a mano, que sugiere que dos semanas antes de estallar la guerra y con las relaciones entre Buenos Aires y Londres ya cortadas, los británicos estaban dispuestos a negociar un asentamiento naval argentino en las islas.

«Creo que todos estamos de acuerdo en que el interés argentino en la seguridad del Atlántico Sur es parte de su interés por ganar soberanía de las islas. Después de todo, si todo lo que quieren fuese una base naval, podríamos acomodarlos fácilmente».

«¿Podríamos acomodar fácilmente una base naval argentina? Porque de ser así, deberíamos tener esta idea en mente si reanudamos las negociaciones», completa otro comentario manuscrito sobre el mismo documento.

Una teoría «con mucho sentido»

Según Joy, la conversación con Schmidt era la primera en sugerir que ambos conflictos territoriales por islas del sur estaban interconectados.

«Tiene mucho sentido», le asegura a BBC Mundo Francisco Panizza, experto en política latinoamericana de la Escuela de Gobierno de la London School of Economics.

Según el profesor, siempre ha habido muchas teorías, pero un vacío histórico para determinar por qué el gobierno de facto del general Leopoldo Galtieri eligió ese momento para invadir las islas británicas.

¿Anticipo o crónica anunciada?

Más allá de la conversación diplomática, los documentos desclasificados revelan que el gobierno británico siguió con interés el conflicto entre Argentina y Chile por las tres islas estratégicas durante un buen tiempo.

Según consta en el archivo secreto, en 1982 Argentina llevaba cuatro años de «intenso lobby» internacional para lograr revertir la mediación papal de 1978, que corroboraba la decisión de la Corte Internacional británica de adjudicarle la soberanía de las islas a Chile.

Sin embargo, Argentina cometió un error estratégico, desde el punto de vista de la diplomacia internacional, que terminó por sepultar cualquier posibilidad de apoyo, según evalúan los papeles del gobierno británico.

La derogación a principios de año del tratado que 10 años antes había firmado con Chile para someter sus conflictos territoriales a arbitraje internacional no fue bien recibido por la comunidad diplomática.

Tras dos intervenciones internacionales desfavorables, una casi guerra y años de lobby, parecía poco productivo para Argentina mantener los esfuerzos.

«Aún no está claro cómo los argentinos seguirán manejando la disputa, dada su falta de apoyo internacional», aseguraba un informe confidencial realizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores para 10 Downing Street, sede del gobierno británico.

El documento fue redactado el 29 de abril de 1982, sólo tres días antes de que la marina británica hundiera el General Belgrano, buque insignia de la marina argentina, hecho que determinó el curso de la guerra, favorable para los ingleses.

Comparte y opina:

Yodo radiactivo podría estar llegando al mar

Tepco: El nivel de radiación no es tan alto como se pensaba

Por BBC

/ 28 de marzo de 2011 / 05:00

El anuncio de que el agua del reactor 2 de la planta nuclear de Fukushima tenía niveles de radiación 10 millones de veces superior a la normal fue producto de un error, dijeron las autoridades japonesas este domingo.

La rectificación ocurre luego de que Tepco, la compañía que opera la planta, informara que los niveles de radiación en el agua del reactor 2 de la central de Fukushima Daiichi superaban 10 millones de veces el nivel normal, lo que llevó a evacuar a los trabajadores que intentaban enfriarlo para evitar una fusión del núcleo.

Sin embargo, la empresa aclaró que los niveles son lo suficientemente altos como para evacuar a todos los trabajadores de la planta. Tepco anunció que está tomando nuevas mediciones. Los operadores de la planta consideran que hay enormes posibilidades de que el agua contaminada proceda directamente del núcleo del reactor.

En el mar también continúa creciendo la radiactividad. El nivel de yodo radiactivo en las aguas costeras cercana a la central está ya 1.850 veces por encima de lo permitido. Las pruebas realizadas en la víspera por la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón habían arrojado lecturas de 1.250 veces el nivel legal. Según la autoridad, los datos podrían indicar que se está filtrando material radiactivo desde el núcleo de los reactores. Sin embargo, las autoridades insisten en que esa radiactividad desaparece al cabo de ocho días.

Las autoridades japonesas acusaron a la Compañía Eléctrica de Tokio (Tepco) de numerosos errores en su gestión, como la falta de transparencia en la información proporcionada y fallos significativos a la hora de proteger a sus trabajadores.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Últimas Noticias