El fundador de la agrupación armada Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y su novia, Elena Yparraguirre, ambos condenados a cadena perpetua, se casaron en una cárcel peruana, informó el jefe del Instituto Penitenciario de Perú, Rubén Rodríguez Rabanal.

La boda civil se efectuó en la base Naval del puerto El Callao, al oeste de Lima, donde Guzmán, de 75 años, se encuentra preso desde 1992, dijo el funcionario a la emisora Radioprogramas del Perú.

Hasta ese lugar fue conducida la novia, de 65 años, desde un penal de mujeres donde cumple prisión a perpetuidad. «El matrimonio se realizó en un acto que duró quince minutos en presencia de dos familiares muy cercanos de Yparraguirre», precisó Rodríguez.

Luego de formalizarse el enlace, los novios «permanecieron con sus testigos departiendo un momento», luego la novia regresó a la cárcel de mujeres Santa Mónica, en el distrito de Chorrillos, sector sur de Lima, y Guzmán retornó a su celda, añadió el funcionario.

Además de los contrayentes, el registrador ante el cual se casaron y los testigos, estuvieron en la ceremonia Rodríguez Rabanal y oficiales de la Marina de Guerra, a cargo del centro de reclusión al interior de la base naval. No estuvo su abogado, Alfredo Crespo.

«Me acabo de enterar por la radio, pero es algo que ya estaba previsto, estaba preparado», dijo Crespo al ser consultado.