lunes 18 oct 2021 | Actualizado a 03:53

Al menos 55 muertos en dos atentados suicida en Damasco

Los ataques donde también resultadas heridas unas 372 se produjeron en la zona de Qazzaz. El Consejo Nacional Sirio (CNS),  acusó al gobierno de Bashar Al Asad como responsable de los ataques. 

/ 10 de mayo de 2012 / 14:30

Al menos 55 personas murieron y otras 372 resultaron heridas hoy en dos atentados suicida con coche bomba perpetrados en un barrio de Damasco, indicó en un comunicado el ministerio de Interior, citado por la televisión pública.

   «Los dos ataques se produjeron con un minuto de intervalo, (…) entre ellos civiles y militares», afirmó el ministerio, estimando que la carga explosiva que se usó pesaba «más de 1.000 kilos». El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) dijo que el saldo de víctimas mortales era de 59.

   Los ataques se produjeron en la zona de Qazzaz, al sur de Damasco, cerca de «una de las sedes de las fuerzas de seguridad» y en un momento en que el barrio «estaba inundado de vehículos y personas».

   Se trata de «un nuevo crimen perpetrado por grupos terroristas armados, apoyados por partidos extranjeros que menosprecian la sangre siria», añadió el comunicado del ministerio, difundido también por la agencia oficial Sana.

   El Consejo Nacional Sirio (CNS), principal coalición de oposición, señaló al gobierno de Bashar Al Asad como responsable de los ataques.

   El ministerio dijo estar dispuesto a «perseguir a los criminales asesinos y a aquellos que les reciben y apoyan», a «librarse de estos terroristas que atentan contra la seguridad siria, y castigarlos».

   El gobierno sirio calificó de «terroristas» a los rebeldes que se oponen al régimen. Este conflicto interno comenzó hace 14 meses y hasta ahora han perdido la vida violentamente unas 12.000 personas, la mayoría civiles.

Comparte y opina:

Primer Ministro sirio se rebela

Riad Hijab acusa de ‘genocidio’ al régimen del presidente Bashar al Asad

/ 7 de agosto de 2012 / 04:00

El primer ministro sirio, Riad Hijab, se sumó a la rebelión y acusó al gobernante Bashar al Asad de “genocidio”, en uno de los mayores golpes que sufre el régimen tras casi 17 meses de insurrección.

 El Ejército sirio bombardeó ayer los barrios rebeldes de Alepo (norte) y también se registraron combates entre tropas leales y rebeldes en otras regiones del país. En total murieron 137 personas, de los cuales 82 civiles, 39 soldados y 16 rebeldes, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

 El Primer Ministro tomó su decisión debido a los “crímenes de guerra y el genocidio” cometidos por el régimen de Asad, afirmó su portavoz Mohamed Otri.
 Hijab, que desertó en la madrugada de ayer en Jordania, partirá pronto de este país rumbo a Qatar, indicó Otri a la AFP.

 “Hijab irá a Doha, en donde están basados los medios internacionales. Viajará mañana, pasado mañana o en pocos días”, declaró Otri, sin dar más detalles.
 El jefe del Consejo Nacional Sirio, la principal coalición de la oposición, fundada en Estambul, calificó la deserción como signo de “descomposición” del régimen.  

Asad ha perdido el control de su país, y su pueblo cree que sus días en el gobierno están contados, declaró por su parte un portavoz del Gobierno estadounidense.

Comparte y opina:

Atentados en Siria siguen a pesar de la ONU

Extremistas. El grupúsculo Al-Nosra se atribuyó un ataque; hubo 55 fallecidos

agresión. Destrucción y muerte de civiles en ciudad de Damasco.

/ 13 de mayo de 2012 / 04:00

Los atentados mortíferos se multiplicaron últimamente en Siria, pese al despliegue de 145 observadores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) encargados de vigilar un alto el fuego continuamente incumplido en este país.

La represión y los combates entre soldados y desertores continuaron ayer, con ocho nuevos muertos, cuatro civiles y cuatro militares. La comunidad internacional, que adoptó numerosas sanciones y desplegó a 145 observadores en el país, ha sido de momento incapaz de detener la violencia, que dejó más de 12 mil muertos en 14 meses de rebelión contra el régimen, según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los atentados se multiplicaron recientemente, sobre todo desde el alto el fuego instaurado el 12 de abril, pero continuamente violado. Dichos ataques golpearon sobre todo Damasco y Alepo (norte), las dos mayores ciudades de Siria.

Varios de esos atentados fueron reivindicados por un grupúsculo extremista, el Frente al- Nosra, desconocido hasta el estallido de la rebelión contra el régimen del presidente Bashar al Asad en marzo de 2011. Ayer, se atribuyó la responsabilidad del doble atentado que costó la vida el jueves a 55 personas en Damasco, según la prensa oficial.

El Frente al-Nosra, del que se ignora la filiación, dijo que efectuó los ataques “en respuesta al bombardeo por parte del régimen de barrios residenciales”. Estas alegaciones son difíciles de verificar. Además, la voz grabada en el video de reivindicación estaba distorsionada y en las imágenes no se veía a ningún miembro del grupo.

El viernes, el Gobierno dijo que frustró un atentado suicida en Alepo. El suicida, “abatido antes de que pudiera cometer su crimen terrorista”, según la televisión estatal, transportaba 1.200 kilos de explosivos.

El diario gubernamental As Saura imputó ayer la responsabilidad de los atentados a Al Qaeda, apoyada por “Estados Unidos y Occidente a través de sus instrumentos de la región: la vecina Turquía o los emiratos petroleros”.

Opositores. La oposición, por el contrario, acusa al régimen de efectuar esos ataques para sabotear el plan de paz del emisario internacional Kofi Annan. El Consejo Nacional Sirio acusó incluso a las autoridades de hacer una puesta en escena con los atentados, colocando cadáveres de prisioneros en los lugares de las explosiones. Mientras tanto, sobre el terreno, 145 observadores de la ONU están desplegados, casi la mitad de los 300 previstos en el cuadro de la misión de supervisión del alto el fuego instaurado en el plan.

Comparte y opina: