martes 3 ago 2021 | Actualizado a 00:04

Bolsonaro, enfermo pero desafiante ante el coronavirus, que sigue expandiéndose

Fue denunciado por la asociación de prensa brasileña, tras quitarse la mascarilla ante un grupo de periodistas. Hay más de tres millones de contagios en América Latina

El presidente Jair Bolsonaro en su residencia de Brasilia, donde se recupera. FOTO: AFP

Por AFP

, / 8 de julio de 2020 / 17:40

Tras minimizar durante semanas la crisis sanitaria, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció que tiene coronavirus aunque se encuentra bien, en un momento en que la pandemia no cede en su país y, según la OMS, tampoco ha alcanzado su pico mundial.

El mandatario dijo el martes, ante un grupo de periodistas en Brasilia, que dio positivo al COVID-19 tras empezar a sentirse mal, con «cansancio, fiebre y malestar» el sábado pasado. Pero el hecho de estar enfermo no cambió su actitud desafiante ante la enfermedad. «Me gusta estar en medio de la gente y (…) pensé que ya lo podría haber contraído en el pasado, sin darme cuenta».

En un momento de esta comparecencia ante un grupo de periodistas, el presidente dio varios pasos atrás y se quitó la mascarilla para mostrar su rostro ante la prensa. Este gesto provocó que la asociación de prensa brasileña (ABI, por sus siglas en portugués) denunciara la actitud del mandatario, quien, sabiendo que está enfermo, no respeta las normas de seguridad y pone en peligro la vida de los reporteros.  

El gobernante, de 65 años, explicó además que se está tratando con hidroxicloroquina y azitromicina. En un video publicado poco después, aparece tomando su «tercera dosis» de hidroxicloroquina. «Estoy mucho mejor que el sábado. Seguro que me está dando buenos resultados», dice sonriente antes de tragar un comprimido con un vaso de agua. «Yo confío en la hidroxicloroquina, ¿y tú?», dice, admitiendo que la eficacia de este medicamento antipalúdico «no está científicamente comprobada».

Bolsonaro ha participado en varios eventos públicos sin usar mascarilla y ha criticado las medidas de aislamiento social impuestas en varios estados debido a su funesto impacto económico. Además, vetó en estos días varios artículos de la ley sobre el uso de mascarillas en lugares públicos para hacer frente a la pandemia en Brasil, segundo país más enlutado por la pandemia después de Estados Unidos, con 1,6 millones de personas contaminadas y 66.741 fallecidos.

«Si Bolsonaro se recupera rápido, podrá usar esto para su beneficio político», escribió en Twitter Oliver Stuenkel, profesor de Relaciones Internacionales en la Fundación Getulio Vargas de Rio de Janeiro.   

11,8 millones de contagios

En todo el mundo, ha habido 11,8 millones de contagios y más de 544.000 muertes desde que el COVID-19 brotó en diciembre en China.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) consideró que la epidemia se «acelera» ya que dejó 400.000 nuevos casos el pasado fin de semana y «ni siquiera se ha alcanzado el pico».  

El organismo reconoció, además, que hay «nuevas pruebas» sobre la posible transmisión por el aire del virus SARS-CoV-2, responsable de esta crisis sanitaria, después de que científicos internacionales alertaran de que la distancia de seguridad de dos metros podría ser insuficiente.

El martes, Estados Unidos batió un nuevo y triste récord de infecciones: 60.000 en 24 horas. En total, ya hay en el país casi tres millones de contagiados, de los que 131.362 fallecieron. Varias zonas del sur y el oeste han debido dar marcha atrás en su desconfinamiento.

La crisis sanitaria que no cede no impidió que Washington iniciara su proceso da retirada formal de la OMS, tal y como había anunciado el presidente Donald Trump, quien, entre otros, reprocha a la institución su condescendencia hacia China, kilómetro cero de esta pandemia.

Estados Unidos es el principal donante de la OMS y su salida supone un duro golpe para el funcionamiento de la organización de la ONU, que perderá unos 400 millones de dólares anuales.

La retirada será efectiva en un año, el 6 de julio de 2021. Pero Joe Biden, el rival demócrata de Trump en las presidenciales de noviembre, aseguró que, si es elegido, mantendrá al país en la OMS.

Castigo en América Latina

El coronavirus castiga duramente a América Latina y el Caribe, que superó el martes los tres millones de contagios y las 132.000 muertes en esta pandemia.  

En Colombia, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla reconocida en el país, propuso al gobierno de Iván Duque un alto el fuego bilateral por tres meses, respondiendo al llamado de la Organización de Naciones Unidas (ONU) a reducir la violencia en los conflictos del mundo y ante la magnitud de la emergencia desatada por el nuevo coronavirus.  

En Chile se superaron los 300.000 contagios el martes, pero también se confirmó una tendencia a la baja desde hace 23 días, lo que llevó a las autoridades a planear un cauteloso desconfinamiento.

En diversas partes del mundo, la flexibilización de las restricciones ha traído consigo rebrotes. Zonas de Chile, Estados Unidos, España o Australia son algunos ejemplos.

Este miércoles, los habitantes de Melbourne, la segunda ciudad de Australia, hicieron compras compulsivas en los supermercados antes de que entrara en vigor un nuevo confinamiento de al menos seis semanas.

En Uzbekistán, un nuevo confinamiento entra en vigor el viernes, debido a un aumento importante de las infecciones.

Y las consecuencias, previsibles o completamente inesperadas, de esta pandemia no se detienen. En Sudáfrica, donde la mayoría de escuelas están cerradas por el coronavirus, decenas de miles de niños pueden comenzar a pasar hambre, ya que la única comida completa y caliente del día era la que recibían en los colegios, advirtieron los responsables educativos.

(08/07/2020)

Comparte y opina:

Alemania ofrecerá vacuna de refuerzo anti COVID-19 a partir de septiembre

Algunos países como Israel ya han adoptado el principio de administrar una dosis de refuerzo ante el COVID-19. En otros, esta cuestión genera debate

Una vacuna anticovid

Por AFP

/ 2 de agosto de 2021 / 15:33

Alemania comenzará el 1 de septiembre a administrar una dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 a las personas mayores y vulnerables, así como a quienes no hayan recibido la inyección con la tecnología del ARN mensajero, anunció este lunes el Ministerio de Salud.

«Las vacunaciones de refuerzo se harán con una de las dos vacunas de ARN mensajero (Pfizer o Moderna, ndlr)», informó el ministerio, según el cual esta decisión es «en interés de la atención sanitaria preventiva».

El ministerio asegura apoyarse en estudios recientes que muestran una «respuesta inmune reducida o en rápida disminución tras una vacunación completa contra el COVID-19» en ciertos colectivos, como las personas inmunodeprimidas o ancianos.

También se invitará a ponerse esta inyección adicional a los profesionales sanitarios que traten con estos colectivos.

La vacuna de refuerzo se administrará «generalmente al menos seis meses» después de la primera vacunación completa.   Además, también se recomendará de modo general a quienes hayan recibido con los fármacos de AstraZeneca o Janssen, que deberían ponerse una dosis suplementaria de las vacunas de ARN mensajero (Pfizer o Moderna).

Según estos dos últimos laboratorios, una dosis suplementaria asegura una protección reforzada, especialmente ante la propagación de la variante delta.

Algunos países como Israel ya han adoptado el principio de administrar una dosis de refuerzo ante el COVID-19. En otros, esta cuestión genera debate.  

También suscita dudas entre grandes agencias internacionales como la OMS o el FMI, que el sábado solicitaron priorizar la vacunación completa en países menos desarrollados, donde un porcentaje muy bajo de la población está inmunizado.

(02/08/2021)

Comparte y opina:

Reencuentros trasatlánticos en el aeropuerto de Heathrow tras un año de restricciones

Las familias lloraban de emoción tras el aterrizaje del primer vuelo procedente de Nueva York en Heathrow. Era el momento de los abrazos.

Reencuentros trasatlánticos en el aeropuerto de Heathrow

Por AFP

/ 2 de agosto de 2021 / 15:31

Los primeros pasajeros procedentes de Estados Unidos que aterrizaron el lunes en el aeropuerto londinense de Heathrow pudieron saborear el reencuentro con sus familiares tras más de un año de restricciones a los viajes y el fin de la cuarentena obligatoria.

Sue y Michael Blake, de 72 y 71 años, esperaban pacientemente por la mañana el regreso de su hijo Eliot y su familia, que viven en la periferia de Nueva York.

La pareja de jubilados residentes en Londres no dudó en venir al aeropuerto a pesar de la hora tan temprana porque estaban «sobreexcitados» con la idea de volver a ver a su nieto de ocho años, al que no ven desde hace «tanto tiempo».

Desde las 04.00 del lunes (03.00 GMT), los pasajeros que recibieron la pauta completa de la vacuna contra el COVID-19 en la Unión Europea (salvo Francia) y en Estados Unidos están exentos de hacer la cuarentena al entrar en Inglaterra y en Escocia.

Esta medida llevaba tiempo siendo reclamada por el sector turístico y los ciudadanos expatriados, separados de sus familiares y amigos desde hace más de un año.

Las familias lloraban de emoción tras el aterrizaje del primer vuelo procedente de Nueva York en Heathrow. Era el momento de los abrazos.

«Es genial [volver a verlos]», confiesa Eliot, con la voz quebrada por la emoción, mientras su madre, con lágrimas en los ojos, abraza a su nieto.

«Los últimos 18 meses fueron muy difíciles», afirma Eliot a la AFP.

Reanudación restringida

Por su parte, Reece Wilson, de 31 años, dijo «tener problemas para encontrar las palabras» para manifestar su emoción al bajar del avión y reunirse con su familia tras casi dos años de separación.

Este trabajador del sector marítimo, que vive en Nueva Orleans (sur de Estados Unidos), tenía la costumbre de ver a sus familiares «cada cuatro o seis meses».

«Es siempre emocionante cuando puedo volver a verlos», afirmó con su gorro de béisbol, lamentando haber dado «como un hecho» los viajes transatlánticos.

El cambio en las reglas de cuarentena constituye «un acontecimiento bienvenido, algo que deseábamos profundamente desde hacía mucho tiempo», destacó en la radio Times el presidente director general de la asociación de empresas aéreas UK Airlines, Tim Alderslade.

«Hemos visto un aumento de 300% en las reservas [de billetes] hacia Estados Unidos», celebró por otra parte, subrayando sin embargo que la reanudación normal del tráfico entre ambos lados del Atlántico estaría «restringida» por la imposibilidad de viajar más fácilmente.

En efecto, el presidente estadounidense Joe Biden tomó la decisión de mantener cerradas las fronteras de su país a los viajeros internacionales, en particular los de Europa, a pesar de los pedidos de reciprocidad.

De su lado, el Reino Unido imponía hasta ahora una cuarentena de entre cinco y diez días, así como la realización de costosos test, para entrar en el país si se viajaba desde los países clasificados «naranja», es decir, la mayoría de los destinos turísticos en la UE y Estados Unidos.

Se aprobó ya una excepción a la cuarentena para los viajeros vacunados por el servicio de salud británico, pero que dejaba fuera a los vacunados en el extranjero, algo que molestó a los expatriados británicos.

Las medidas adoptadas el lunes por Londres no incluyen a los países marcados en «rojo» por el gobierno (India, Emiratos Árabes Unidos, varios países de Sudamérica…), desde los cuáles solo los residentes en el Reino Unido pueden regresar, a cambio de pagarse una costosa cuarentena en los hoteles designados.

Reino Unido es uno de los países más golpeados por la epidemia, con más de 129.000 muertos, y, a pesar del descenso en el número de casos desde hace algo más de una semana, atraviesa actualmente una nueva ola causada por el variante delta.

Comparte y opina:

La Acrópolis cerrada a los turistas por excepcional ola de calor

A pocos pasos, el museo de la Acrópolis, promete aire acondicionado y viajar en el tiempo. Un centenar de personas, abanicándose con lo que encuentran, esperan delante de la puerta de entrada, bajo un sol de plomo.

Acrópolis

Por AFP

/ 2 de agosto de 2021 / 15:21

La Acrópolis desierta, las taquillas vacías y un silencio total: la imagen parece irreal para un mes de agosto en Atenas, que enfrenta la «peor ola de calor» en más de 30 años, según su primer ministro.

La calle Dionysiou Areopagitou, al pie del monumento y normalmente llena de turistas en esta temporada, pocos son los que, con un sombrero, desafían las temperaturas caniculares en este comienzo de agosto.

El mercurio ya roza los 40ºC el lunes a mediodía, cuando los últimos visitantes se adentran detrás de las rejas de la Acrópolis, antes del cierre de sus puertas. Sólo algunas notas musicales permanecen en el aire, provenientes de un músico callejero, que se protege del calor con la sombra de un edificio.

Se esperaban máximas de 43ºC en Atenas y de 45ºC en otras regiones de Grecia.

La Acrópolis cerró el lunes entre las 12.00 a 17.00 pero, a partir del martes, los turistas encontrarán las puertas cerradas todas las tardes, hasta el viernes, de la totalidad de los sitios arqueológicos al aire libre en Grecia, anunció el ministerio de Cultura.

Acompañados con el canto de las cigarras, un puñado de turistas caminan a la sombra de los olivos cerca de la Acrópolis e intentan entrar en el sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

«Esperaremos el final de la tarde para regresar», declara el alemán Frank Meye. «Encontraremos otra cosa para hacer mientras tanto», añade.

A pocos pasos, el museo de la Acrópolis, promete aire acondicionado y viajar en el tiempo. Un centenar de personas, abanicándose con lo que encuentran, esperan delante de la puerta de entrada, bajo un sol de plomo.

«Dios mío», exclama Mary Cooper, recién llegada de Inglaterra con unas amigas. «No me esperaba que hubiera tanta gente», confiesa a la AFP. Después de unos segundos de reflexión, el grupo decide ponerse en la cola.

A pocos metros, un hombre, con la frente sudada y botellas de agua en la mano, se mezcla con la multitud para unirse con su familia. «No decidimos realmente visitar el museo ahora, pero igual hubiésemos venido, y como la Acrópolis está cerrada…», declara Mathieu Rodríguez, un turista francés que lleva veinte minutos en la cola.

Amenaza climática

Desde el jueves, Grecia está atravesando un período de calor que debería alcanzar un máximo lunes y martes y durará hasta el jueves, según las previsiones meteorológicas.

«Nos enfrentamos a la peor ola de calor desde 1987», advirtió el primer ministro Kyriakos Mitsotakis, instando a los griegos a «limitar su consumo eléctrico» para evitar un apagón general.

En julio de 1987, una ola de calor había causado más de 1.000 muertes.

Debido al sol abrasador, el fin de semana se declararon varios incendios en Grecia, sin causar víctimas, en particular en la isla de Rodas y en el noroeste del Peloponeso.

Ambos incendios estaban «en retroceso» el lunes, pero los bomberos todavía intentaban controlarlos.

Decenas de aldeas y hoteles también han sido evacuados en la vecina Turquía, ante el aumento de los incendios que se producen desde hace seis días y que han causado ocho muertos.

Varias regiones de Italia y España también se enfrentan a temperaturas más altas y a un mayor número de incendios que de costumbre.

«Estamos en una fase de descalabro climático absoluta», deploró el viceministro griego de Protección Civil, Nikos Hardalias.

«En julio tuvimos 1.584 focos de incendio contra 953 en 2019», indicó en la televisión local, estimando que «ya no se habla de cambio climático sino de amenaza climática».

Comparte y opina:

Juan Carlos I sigue amenazado por las investigaciones tras un año de exilio

Las sospechas se centran en los $us 100 millones que el difunto rey saudita Abdulá depositó presuntamente en una cuenta bancaria suiza en 2008 a la que Juan Carlos tenía acceso.

Juan Carlos I

Por AFP

/ 2 de agosto de 2021 / 15:06

Un año después de que Juan Carlos I se fuera de España, las investigaciones en curso sobre la fortuna del rey emérito dañan su imagen y comprometen el regreso del padre del actual monarca, Felipe VI.

«No volverá sin el visto bueno» de la Casa Real, sentenció el periodista José Apezarena, autor de varios libros sobre Felipe VI, a preguntas de AFP.

Y «la posición de la Casa Real es que no vuelva hasta que sus problemas con la justicia acaben», añadió.

En una decisión que causó sorpresa, Juan Carlos I, de 83 años, anunció hace un año que se iba de España para evitar que sus asuntos personales minaran el reinado de su hijo y mancharan la institución.

Sin embargo, su decisión de instalarse en el Golfo, concretamente en los Emiratos Árabes Unidos, en una región donde se dieron algunos de los negocios que desataron el escándalo, creó perplejidad entre los españoles.

El ex monarca es objeto de cuatro investigaciones, tres en España y una en Suiza. Tanto Suiza como España analizan por separado si recibió comisiones por facilitar la adjudicación a un consorcio español de la construcción de un tren de alta velocidad en Arabia Saudita.

Las sospechas se centran en los $us 100 millones que el difunto rey saudita Abdulá depositó presuntamente en una cuenta bancaria suiza en 2008 a la que Juan Carlos tenía acceso.

Dos regularizaciones con Hacienda

Otras dos investigaciones siguen abiertas en España, una por la presunta existencia de un fondo fiduciario en la isla de Jersey vinculado al rey emérito y otra por el uso no declarado de tarjetas de crédito de cuentas que no estaban a su nombre.

Además, según la prensa, su antigua amante Corinna Larsen, una empresaria alemana que recibió dinero de Juan Carlos I, le demandó en el Reino Unido por acoso y espionaje.

Los monarcas españoles disfrutan de inmunidad durante su reinado, pero la abdicación de 2014 le dejó expuesto a consecuencias penales.

Aunque no ha sido formalmente acusado de ningún delito, las investigaciones siguen activas, dañando la reputación de quien encabezó la transición a la democracia tras la dictadura del general Francisco Franco.

De hecho, su exilio le impidió asistir a los actos de conmemoración del 40ª aniversario del fracaso del golpe de Estado de 1981.

Durante su exilio, Juan Carlos ha saldado en dos ocasiones sus deudas fiscales con las autoridades españolas, por casi $us 680.000en diciembre y casi $us 4,4 millones en febrero.

Estos gestos se percibieron como un intento de frenar demandas judiciales, pero las autoridades fiscales no han dicho todavía si son suficientes.

Solo y bastante aburrido

Aparte de eso, Juan Carlos se ha mantenido totalmente apartado de los focos públicos.

Sus hijas Elena y Cristina lo han visitado en su residencia de la isla de Nurái, en la costa de Abu Dabi, pero no hay constancia de que lo haya hecho su esposa Sofía.

«Está solo y bastante aburrido», estimó Apezarena.

Sólo habló con los medios en una ocasión desde que se fue, cuando, en relación a unos rumores sobre su salud, dijo a OKDiario: «estoy bien de salud, hago dos horas de gimnasia todos los días».

Abel Hernández, otro periodista experto en la monarquía, cree que el rey emérito volverá a España a finales de año.

Es «el rey que ha traído la democracia a España, (…) todavía nadie lo ha acusado de nada y aparentemente ha regularizado su situación con Hacienda».

«No parece muy normal que siga fuera de España», añadió Hernández.

Felipe VI mantiene la distancia con su padre, y el año pasado renunció a su herencia e interrumpió los pagos de palacio a su padre.

Dos sondeos desde inicios de año muestran que el apoyo a la monarquía ha aumentado desde que Juan Carlos se trasladó al extranjero y ya es mayoritario.

Comparte y opina:

Canadá despacha a EEUU y define con Suecia la presea dorada en el fútbol femenil

La final entre Canadá y Suecia, sumará una nueva campeona olímpica a una reducida lista dominada por Estados Unidos, con cuatro oros

Incidencia del lance entre Canadá y EEUU en el fútbol femenino de Tokio 2020

Por AFP

/ 2 de agosto de 2021 / 12:47

TOKIO 2020

Canadá dio la sorpresa en Tokio-2020 derrotando a la tetracampeona olímpica Estados Unidos (1-0) y luchará por el oro este viernes con Suecia, que repite final olímpica tras derrotar a Australia (1-0) en la otra semifinal del torneo de fútbol femenino.

Estados Unidos tenía la oportunidad de regresar a la final de unos Juegos ante Canadá, pero un gol de penal de Jessie Flemming (minuto 75) le privó de hacerlo y la condenó a jugarse este jueves el bronce ante Australia, un metal que las canadienses ganaron en Rio-2016 y Londres-2012.

«Nunca queremos perder contra Canadá. Creo que nunca había perdido contra Canadá. Todavía hay mucho por lo que competir, eso es lo que les dije a las chicas. No es el color que queríamos, pero aún hay una medalla en juego», dijo Megan Rapinoe, en declaraciones a NBC Sports, nada más concluir el partido.

El duelo que abrió las semifinales transcurrió sin apenas chances de gol para ninguno de los combinados, donde la primera mala noticia para Estados Unidos estuvo en la lesión de su arquera Alyssa Naeher, heroína ante Holanda en cuartos de final con tres penales atajados.

Ya en el segundo tiempo, con el marcador inamovible, se produjo la acción del penal, con Deane Rose yendo a presionar a Tierna Davidson, llegando a tocar la pelota antes que la defensora y recibiendo una falta que tuvo que revisarse en el VAR.  

Tras la consulta en el video, la colegiada del encuentro señaló el punto fatídico y Jessie Fleming no falló, colocando la pelota cerca del palo izquierdo del arco protegido por la ingresada Adrianna Franch, que adivinó la intención de su rival pero no pudo llegar a atajar el 1-0 definitivo.  

Habrá nueva campeona olímpica

Con las canadienses esperando rival en la final, la otra semifinal comenzó con Suecia intentando confirmar la cita lo antes posible y en el ecuador de la primera mitad (minuto 23), estuvo cerca de adelantarse, pero el disparo de Fridolina Rolfö se estrelló en el travesaño.  

El primer y único gol no llegaría hasta justo después de la reanudación, en una acción afortunada para las escandinavas, con un disparo de Filippa Angeldahl que tocó en una defensora y después se estrelló en el travesaño, provocando un rechace que aprovechó Fridolina Rolfö para hacer el 1-0.

Esa renta mínima la mantuvo Suecia sin grandes problemas, incluso pudo sentenciar el choque en el añadido, justo antes de que las oceánicas perdieran a Ellie Carpenter (90+6) para el duelo por el bronce, después de ser expulsada tras frenar a Lina Hurtig cuando se marchaba en solitario a por el gol.

La final entre Canadá y Suecia, que se disputará en el Estadio Olímpico de Tokio (02.00 GMT), sumará una nueva campeona olímpica a una reducida lista dominada por Estados Unidos, con cuatro oros, y en la que también están Noruega (Sídney-2000) y la vigente campeona olímpica Alemania.

(02/08/2021)

Comparte y opina: