domingo 11 abr 2021 | Actualizado a 02:17

Canadá superó los 10.000 muertos por coronavirus

El primer ministro Justin Trudeau reconoció el cansancio que impera en la población, con el aumento de los contagios y el endurecimiento de las medidas

Por AFP

/ 27 de octubre de 2020 / 21:05

Canadá superó este martes los 10.000 muertos por coronavirus, según cifras oficiales compiladas por las cadenas de televisión.
Más del 90% de los decesos se registraron en las dos mayores provincias del país, Ontario y Quebec, esta última epicentro de la pandemia desde que estalló en Canadá en marzo.

Hasta la noche del martes, Canadá registra 10.001 fallecidos y 222.670 contagios, según cifras compiladas por los canales públicos CBC/Radio-Canada y la privada CTV.

El primer ministro Justin Trudeau reconoció durante una conferencia de prensa el cansancio que impera en la población, con el aumento de los contagios y el endurecimiento de las medidas en todo el país para contener la propagación del virus.

«Ninguno de nosotros quiere estar aquí en las ruedas de prensa con barbijo, con explicaciones sobre (…) más casos en nuestras escuelas, más restricciones que nos limitan, que afectan nuestra vida diaria», dijo.

«Esto no va a ser fácil», advirtió. «Se acerca la Navidad (…). Probablemente estaremos en varias partes del país sin poder reunirnos con nuestras familias aunque tengamos mucho cuidado en las próximas semanas. Pero quizás…», dijo esperanzado.

«Todos nos debemos a nosotros mismos hacer nuestra parte», instó. «Si realmente queremos hacerlo y lo hacemos lo mejor posible, podremos superarlo», concluyó.

(27/10/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El Real Madrid se impone a Barcelona en el clásico y quiere el ‘bicampeonato’

El Barça baja a la tercera plaza, a un punto de los dos primeros, dejando el campeonato muy emocionante, a falta de ocho jornadas para el final.

Benzema celebra en el Alfredo Di Stéfano

Por AFP

/ 10 de abril de 2021 / 18:27

El Real Madrid se puso provisionalmente líder de LaLiga tras ganar 2-1 al Barcelona, este sábado en el clásico de la 30ª jornada del campeonato español, que se aprieta a pocas jornadas para el final. El merengue aspira a conseguir el bicampeonato.

El francés Karim Benzema abrió el marcador (13), el alemán Toni Kroos puso el 2-0 de falta (28) y Óscar Mingueza hizo el 2-1 (60), que deja a los blancos en cabeza de la clasificación, empatados a puntos con el Atlético de Madrid, que el domingo visitará al Betis con la posibilidad de recuperar el primer puesto.

El Barça baja a la tercera plaza, a un punto de los dos primeros, dejando el campeonato muy emocionante, a falta de ocho jornadas para el final.

Antes, el Athletic de Bilbao empató 0-0 con el Alavés (19º), en el que se estrenó en el banquillo Javi Calleja, tras la salida de Abelardo Fernández esta semana.

El Athletic, en el que Jon Morcillo estrelló un balón en larguero (17), llevó el peso del partido, pero se encontró con la buena actuación del portero Fernando Pacheco, a una semana de enfrentarse al Barcelona del próximo sábado en la final de Copa del Rey.

En el primer partido del día, un gol en propia puerta de David Timor (64) dio la victoria al Cádiz, que se coloca nueve puntos por encima del descenso, marcado por el Elche (18º) tras su derrota el viernes frente al Huesca (16º) 3-1.

El Getafe, que acumula su quinto encuentro consecutivo sin ganar, está a solo cuatro puntos del abismo, a falta de ocho jornadas de Liga por disputarse cuando finalice la actual.

Tras una primera parte igualada, el Getafe dominó en la segunda, pero cuando mejor estaba, Timor empujó a sus propia portería un centro sin peligro desde la izquierda (64).

En Eibar, los locales cayeron 1-0 ante el Levante para ocupar el puesto de colista de la clasificación tras trece partidos sin ganar.

Un gol de Jorge de Frutos de disparo ajustado al palo (45+2) pone a los granotas octavos, aunque todavía lejos de Europa.

Comparte y opina:

Multitudinarios homenajes al príncipe Felipe, un ‘superhombre’, en Londres

A pesar del frío y de la típica llovizna londinense, multitud de habitantes de la capital se han reunido en la explanada del famoso castillo situado en pleno corazón de la City,

La gente se dio cita en las afueras del Palacio de Buckingham, en el centro de Londres, el 10 de abril de 2021, el día después de la muerte de Felipe

Por AFP

/ 10 de abril de 2021 / 13:51

Entre el alboroto, un cañonazo resuena y un silencio sepulcral se impone. Le sigue el aplauso de centenares de personas, congregadas este sábado en la Torre de Londres para homenajear al príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II, fallecido la víspera.

A pesar del frío y de la típica llovizna londinense, multitud de habitantes de la capital se han reunido en la explanada del famoso castillo situado en pleno corazón de la City, haciendo caso omiso a las advertencias de las autoridades, que quieren evitar concentraciones de gente a causa de la pandemia de covid-19.

Heather Utteridge ha venido a mostrar su «respeto hacia el que fue un superhombre», explica a la AFP, considerando que algunos de sus compatriotas «no se dan cuenta» de todos los logros realizados por el príncipe Felipe y la reina, pues «actúan de forma discreta».

Precisamente en línea con esa discreción, el duque de Edimburgo, que no gustaba demasiado del protocolo y que quería modernizar la institución, afirmó que no deseaba que se le organizaran funerales de Estado.

A la espera de una ceremonia de adiós privada, las salvas de artillería sonaron este sábado a las 12H00 (07.00 en Bolivia) por todo el país, desde el castillo de Edimburgo al enclave británico de Gibraltar, pasando por la cubierta de los buques de la Royal Navy, en la que Felipe sirvió durante la Segunda Guerra Mundial.

En la Torre de Londres, los curiosos miraban hacia la orilla del Támesis, donde fueron instalados tres rutilantes cañones, custodiados por militares y por varios «Yeomen», los emblemáticos guardias vestidos de rojo y amarillo.

A mediodía, bajo la orden de los militares, se disparó el primer cañonazo de una salva de 41 (uno cada minuto). En ese momento, el alboroto de la multitud desapareció durante unos minutos, dando paso al silencio.    

Tributos en la Torre de Londres. Foto: AFP

‘Acontecimiento único

«Para mí era importante estar aquí, dicho así suena un poco raro, pero queríamos estar aquí para vivir este acontecimiento único», explica Alexander Beaten, acompañado de su novia. «Somos dos jóvenes treintañeros y no hemos conocido nada más que la reina y su marido», dice el joven, para quien la pareja real «representa la identidad y la cultura británica».

«Podemos no estar de acuerdo con el gobierno, no estar de acuerdo con muchas cosas que ocurren en el país, pero la reina y el príncipe Felipe son una constante», afirma.

Su novia, Emma Preston, de 27 años, asiente: «Ellos siempre han sido una constante, quería tomarme un minuto para pensar en el impacto que han tenido en mi vida».

Para ella, la popularidad del duque, conocido por su franqueza y por su humor (pero también por sus bromas teñidas de racismo o de sexismo), se explica en parte por su faceta «divertida» y chistosa. «Constituía un buen contrapeso para la reina, que siempre tiene que mostrarse como la persona respetuosa, como la jefa».

Tras la ceremonia y los aplausos, Heather Utteridge lamenta que el homenaje haya durado demasiado poco, esperando que se organice algo más importante «cuando el coronavirus se calme». Alexander, en cambio, espera que este evento sin «grandes fastos (…) corresponda con lo que el príncipe hubiera querido». 

Semblanza del príncipe Felipe, marido de la reina Isabel II, fallecido el 9 de abril a los 99 años – AFP / AFP

(10/04/2021)

Comparte y opina:

Real Madrid-Barcelona, un clásico que puede valer una Liga

El Barça llega al encuentro animado por sus últimos resultados tras nueve partidos oficiales sin conocer la derrota, en los que ha marcado 23 goles.

Benzema (izq.) y Messi, referentes de Real Madrid y Barcelona

Por AFP

/ 10 de abril de 2021 / 11:59

Real Madrid y Barcelona se enfrentan este sábado (15.00 en Bolivia) en un clásico que puede marcar sus aspiraciones al título a falta de nueve jornadas para el final del campeonato español con los dos equipos en plena racha de juego y resultados.  

El equipo azulgrana, segundo clasificado a un punto del líder liguero, el Atlético de Madrid, podría desbancar a los rojiblancos en caso de victoria en el estadio Alfredo Di Stéfano, siempre que los colchoneros pincharan al día siguiente con el Betis.

El Barça llega al encuentro animado por sus últimos resultados tras nueve partidos oficiales sin conocer la derrota, en los que ha marcado 23 goles.

A esta racha se añade la perspectiva de un eventual título dentro de una semana cuando se enfrente al Athletic de Bilbao en la final de la Copa del Rey, a la que podría llegar como líder liguero.

El doblete Liga-Copa podría cerrar de la mejor manera un año de transición para el Barcelona, que antes deberá superar el reto del Real Madrid.

Victoria para la moral

«En principio no es decisivo, porque después nos faltan muchas jornadas todavía donde cualquier equipo tiene complicado ganar todos sus partidos», aunque «el que gane tendrá una moral importante para seguir», dijo el técnico azulgrana Ronald Koeman este viernes.

El Barça volverá a mirar en Madrid hacia su capitán Leo Messi, máximo goleador del campeonato con 23 tantos, lejos de los 18 del máximo goleador merengue, Karim Benzema.

«Necesitamos al mejor Messi, pero también al mejor Barça», aseguró Koeman.

El astro argentino puede marcar un nuevo hito en su carrera este sábado alcanzando el récord de 45 clásicos oficiales que detenta el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, ausente el sábado por una lesión en el gemelo izquierdo.

Messi volverá a ser el gran referente de los azulgranas, que podrían recuperar para el encuentro al central Gerard Piqué, tras entrenar esta semana con el equipo después de superar un esguince de rodilla que sufrió a principios de marzo.

El equipo azulgrana necesitará su mejor cara para imponerse a un Real Madrid, que llega al encuentro animado tras imponerse 3-1 al Liverpool el martes en la ida de cuartos de final de la Champions.

Si el Barça sueña con el doblete Liga-Copa, los merengues lo hacen con ganar el campeonato español y lograr su 14ª Copa de Europa, pero para lo primero deben empezar por ganar a los azulgranas el sábado, lo que les permitiría igualar a puntos con el Atlético, en caso de derrota rojiblanca el domingo.

‘Partido complicado’

«vamos a tener un partido complicado, pero estamos preparados», dijo Zinedine Zidane este viernes, que al mismo tiempo intenta rebajar la expectación, señalando que «son tres puntos, nada más» y todavía queda mucho.  

Zidane contará contra el Barça con el buen momento de Karim Benzema, que está impulsando con sus goles a un Real Madrid, y la mejora de Marco Asensio, goleador en los últimos cuatro encuentros.

Zidane también podría volver a contar con el joven Vinicius, que se distinguió con un doblete frente al Liverpool el jueves y que ya cuenta en su haber con ser el goleador más joven del clásico, tras marcar el 1 de marzo de 2020 (con 19 años y 233 días), por delante de Lionel Messi (19 años y 259 días).

Los merengues, al igual que su rival el sábado, han enderezado el rumbo en el último tercio del campeonato, tras un inicio de campaña irregular.

«Estamos en un momento bueno. Estamos vivos en las dos competiciones (Champions y Liga) y vamos a intentar seguir con lo que estamos haciendo bien», dijo Zidane.

(10/04/2021)

Comparte y opina:

El mundo se acerca a los 3.000.000 de muertos por COVID-19

Los países que más fallecidos registraron según los últimos balances oficiales son Brasil con 3.693, Estados Unidos (931) y México (874).

Un paciente con coronavirus recibe asistencia en una sala de cuidados intensivos

Por AFP

/ 10 de abril de 2021 / 10:15

La pandemia de nuevo coronavirus ha provocado al menos 2.917.316 muertos en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre de 2019, según un balance establecido por AFP este sábado a las 10.00 GMT (06.00 en Bolivia) a partir de fuentes oficiales.

Desde el comienzo de la epidemia, más de 134.648.510 personas contrajeron la enfermedad. La gran mayoría de los enfermos se recupera, pero una parte aún mal evaluada conserva los síntomas durante semanas o, incluso, meses.  

Números

Número de muertos por el covid-19 en los distintos países según datos oficiales, el 10 de abril a las 10H00 GMT – AFP / AFP

Las cifras se basan en los reportes comunicados diariamente por las autoridades sanitarias de cada país y excluyen las correcciones realizadas posteriormente por los diferentes organismos, como en Rusia, España o Reino Unido.

El viernes, se registraron en el mundo 13.924 nuevas muertes y 769.876 contagios. Los países que más fallecidos registraron según los últimos balances oficiales son Brasil con 3.693, Estados Unidos (931) y México (874).  

La cantidad de muertos en Estados Unidos asciende a 561.074 por 31.085.251 contagios.  

Los más afectados

Balance mundial de la pandemia del nuevo coronavirus al 10 de abril a las 10H00 GMT – AFP / AFP

Después de Estados Unidos, los países con más víctimas mortales son Brasil, con 348.718 muertos por 13.373.174 casos, México, con 207.020 muertos (2.272.064 casos), India, con 168.436 muertos (13.205.926 casos) y Reino Unido, con 127.040 muertos (4.365.461 casos).  

Entre los países más golpeados, República Checa registra la mayor tasa de mortalidad, con 259 decesos por cada 100.000 habitantes, seguida de Hungría (238), Bosnia (222), Montenegro (216) y Bulgaria (204).  

El sábado a las 10H00 GMT y desde el comienzo de la epidemia, Europa sumaba 992.995 fallecidos (46.016.590 contagios), América Latina y el Caribe 823.259 (26.008.344), Estados Unidos y Canadá 584.315 (32.127.378), Asia 282.857 (19.244.871), Oriente Medio 117.693 (6.879.123), África 115.192 (4.332.511), y Oceanía 1.005 (39.696).

Desde el comienzo de la pandemia, la cantidad de pruebas efectuadas aumentó considerablemente y las técnicas de rastreo mejoraron, provocando un alza en los contagios declarados.  

Sin embargo, la cantidad de casos diagnosticados sólo refleja una parte de la totalidad de contagios, los casos menos graves o asintomáticos siguen sin ser detectados. 

Este balance fue realizado utilizando datos de las autoridades nacionales recopilados por las oficinas de AFP y con informaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).  

Debido a correcciones de las autoridades o la publicación tardía de los datos, el aumento de las cifras publicadas en 24 horas puede no encajar exactamente con los números del día anterior.

(10/04/2021)

Comparte y opina:

La extrema derecha alemana silencia sus divisiones y ataca la ‘locura’ anti COVID-19

El partido lleva meses estancado en las encuestas en torno al 10% de las intenciones de voto, frente al 12,6% de hace cuatro año

Ancianos hacen fila en una cruz roja en el sur de Alemania

Por AFP

/ 10 de abril de 2021 / 09:56

La extrema derecha alemana optó el sábado por dejar en suspenso sus divisiones y esperar antes de elegir a sus candidatos para las elecciones de septiembre, al tiempo que fustigó la «locura» de las restricciones sanitarias por el COVID-19.  

La entrada espectacular de diputados en 2017 en el Bundestag que convirtieron a Alternativa para Alemania (AfD) en la primera fuerza de oposición a Angela Merkel parece ahora muy lejana.

El partido de extrema derecha, atraviesa una grave crisis de identidad y de liderazgo que amenazaba con emerger a la luz pública este fin de semana en Dresde (Sajonia), feudo del movimiento islamófobo Pegida y, más recientemente, de la oposición a las restricciones contra el COVID-19.

Pero la dirección del partido y sus oponentes del ala radical, cercana a los neonazis, optaron por enterrar el hacha de guerra temporalmente.    

«Orgías de prohibiciones»

Las mociones que pedían la elección de líderes este fin de semana para las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre, que marcarán el fin de la era Merkel, han sido retiradas, como quería el líder del partido impugnado, Jörg Meuthen.  

Sin embargo se esperan pocas sorpresas. Tino Chrupalla, un exartesano de 45 años convertido en diputado de Sajonia y copresidente del partido, tiene la llave para representar en el futuro binomio al ala más dura del partido en el parlamento.  

El otro extremo podría estar representado por Joana Cotar, diputada de 48 años en Hesse (oeste), que pasó por el partido democristiano de Merkel.  

Ambos deberían suceder a Alexander Gauland, de 80 años, y a Alice Weidel, sospechosa de financiación ilegal y que confirmó el sábado que no era candidata a tener responsabilidades.  

Asimismo, fue rechazada una moción de un grupo de 600 delegados para destituir a Meuthen, calificado de no apto para «afrontar el reto de su cargo».  

El fin de semana podría votarse otra moción para limitar a dos el número de mandatos de los dirigentes, lo que provocaría la salida de Meuthen a finales de año.  

Esta reunión del partido está oficialmente dedicada a la presentación del programa electoral, más o menos idéntico al de 2017.  

Las líneas son las mismas, desde la salida del euro hasta el restablecimiento de un servicio militar obligatorio, pasando por una inmigración reducida a la acogida de «cristianos perseguidos y agricultores blancos de Sudáfrica» o un acercamiento a Rusia.  

Pero es sobre todo al terreno de la salud donde los dirigentes de la AfD dirigieron sus críticas.

El partido, que intenta aprovechar el movimiento antimascarillas, especialmente activo en Alemania, quiere acabar con «estas orgías de prohibiciones, estos encarcelamientos, esta locura de encerrar», dijo Meuthen.

En vísperas del probable endurecimiento de las restricciones que promueven Angela Merkel y los estados federados, el lema de la AfD, desvelado el sábado, es «Alemania. Pero normal», es decir, liberada de normas anti COVID-19.

Focos de infección

El AfD no ha logrado sin embargo hacerse oír desde el principio de la pandemia aprovechando el cansancio de la población tras más de un año de restricciones.  

Todavía peor, sus antiguos bastiones de la RDA se convirtieron en los principales focos de infección del país a finales de 2020.  

El partido lleva meses estancado en las encuestas en torno al 10% de las intenciones de voto, frente al 12,6% de hace cuatro años.  

Aunque su posición se ha reforzado en los estados de la antigua RDA, el partido está perdiendo claramente influencia en el oeste.  

El partido sigue amenazado por la vigilancia policial oficial, que lo acusa de haber contribuido al resurgimiento de los atentados de extrema derecha en Alemania.

La AfD se ha «radicalizado enormemente» en los últimos años, lo que «ha dividido al partido en dos», dice a la AFP el politólogo especialista en extrema derecha Hajo Funke (Universidad Libre de Berlín).

«Actualmente no se le considera como un partido con el que se pueda formar una coalición», dice Funke, para quien la AfD está «aislada» y ha perdido brillo tras los atentados xenófobos y antisemitas perpetrados desde 2019 y una pandemia durante la que ha propuesto «idas y venidas caóticas».

(10/04/2021)

Comparte y opina: