Tuesday 16 Apr 2024 | Actualizado a 14:17 PM

Colombia se mantiene como mayor cultivador de hoja de coca pese a leve baja en 2018

La disminución rompe con la tendencia creciente que registraba Colombia desde 2014, cuando saltaron a 69.000 hectáreas cultivadas frente a 48.000 en 2013, y que en 2017 llevó a un alza récord en narcocultivos y producción de cocaína.

/ 2 de agosto de 2019 / 21:33

Colombia sigue siendo el principal cultivador mundial de hoja de coca, pese a una leve reducción del 1,2% en 2018 en los sembradíos de la materia prima de la cocaína, informó este viernes la ONU.

"El área sembrada con coca a corte del año pasado tuvo una ligera reducción al pasar de 171.00 hectáreas (en 2017) a 169.000 hectáreas", dijo el representante en Colombia de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), Pierre Lapaque, desde la presidencial Casa de Nariño en Bogotá.

La disminución rompe con la tendencia creciente que registraba Colombia desde 2014, cuando saltaron a 69.000 hectáreas cultivadas frente a 48.000 en 2013, y que en 2017 llevó a un alza récord en narcocultivos y producción de cocaína.

Sin embargo, "Colombia aún está en los niveles de cultivo de coca más altos" desde que Naciones Unidas inició las mediciones en 2001, agregó Lapaque, tras presentarle el informe anual al presidente Iván Duque.

El reporte completo será divulgado la próxima semana.

El mandatario conservador celebró que se haya quebrado la "tendencia de crecimiento exponencial" de los narcocultivos, de la que responsabiliza a la estrategia antidrogas de su antecesor Juan Manuel Santos.

"No solamente se celebra haber parado ese crecimiento exponencial y haber logrado una reducción sino también lo que esto trae como beneficios al país frente a lo que era una tendencia alarmante y grave", afirmó.

Tanto Duque como Lapaque atribuyeron la baja a la "estrategia integral" gubernamental, que incluye erradicación, sustitución, persecución a narcos y prevención del consumo.

"Aquí no se trata de que una sola herramienta sea la bala de plata, se trata de la combinación de todas para que Colombia sea un país libre de esta amenaza a la seguridad, al medioambiente y al entorno social", apuntó el mandatario.

Más concentrados

Lapaque apuntó que hubo un "efecto de compensación" que explica que la disminución no fuera mayor: mientras que los sembradíos se redujeron en nueve departamentos, hubo incrementos en regiones como Bolívar (norte), Cauca (suroeste) y Norte de Santander (frontera con Venezuela).

"Los cultivos de coca cada vez están más concentrados", afirmó el diplomático. El 47% de los sembradíos están ubicados en parques naturales y resguardos indígenas.

El diplomático sostuvo que en las regiones con más concentración, las comunidades son vulnerables ante los grupos narcotraficantes y tienen "restricciones" para su seguridad y desarrollo.

"Hay una profesionalización del cultivo de coca en esas zonas", señaló.

Del lado contrario, destacó que en las regiones con menos hoja de coca sembrada ha habido señales de mejoría, pues el 54% de los cultivos en esas áreas mostraron tendencias a la baja.

"Ocho departamentos tienen menos de 100 hectáreas, si esos departamentos implementan estrategias es factible que logren eliminar la actividad en su territorio en mediano plazo", reseñó Lapaque.

Presión de EEUU

Duque, que ha apostado por una política más dura contra las drogas, achaca el alza récord de narcocultivos a la estrategia de Santos, que combinaba la eliminación manual de plantaciones con acuerdos de sustitución voluntaria con los campesinos cocaleros consagrados en el pacto de paz con la exguerrilla FARC.

Presionado por Estados Unidos, Duque busca luz verde para volver a las fumigaciones aéreas con glifosato para contener el crecimiento de los cultivos ilegales, que financian a los grupos armados que controlan extensas zonas del territorio colombiano.

Las aspersiones fueron suspendidas durante el gobierno de Santos en 2015 por sus potenciales daños a la salud humana y el medioambiente.

El gobierno sigue usando el glifosato de manera manual e informó de la erradicación de 66.000 hectáreas desde que Duque asumió el poder, en agosto de 2018, hasta el 31 de mayo.

A partir de su propia medición, Washington informó el viernes pasado que en 2018 los narcocultivos en Colombia se redujeron por primera vez desde 2012, pasando de 209.000 a 208.000 hectáreas.

Colombia produce cerca del 70% de la cocaína que circula en el mundo y Estados Unidos, que desde hace cuatro décadas le ha dado recursos millonarios para combatir el narcotráfico, es su principal consumidor.

Al país andino lo siguen Perú y Bolivia como principales cultivadores de hoja de coca. (02/08/2019)

Comparte y opina:

A pie y en moto, Lula y Bolsonaro cierran campaña en Brasil

La carrera electoral tuvo este año un incremento de la seguridad, cuatro años después de que Bolsonaro fuera acuchillado en plena calle antes de las elecciones de 2018.

Bolsonaro en la víspera de las elecciones

/ 1 de octubre de 2022 / 14:26

Luiz Inácio Lula da Silva y Jair Bolsonaro movilizaron este sábado a sus seguidores en Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, antes de medir sus fuerzas el domingo en la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

Bolsonaro, de 67 años, chaqueta negra y sin casco, encabezó una caravana en moto hasta el Parque Ibirapuera, pulmón verde de Sao Paulo, donde lo aguardaban miles de simpatizantes. A lo largo de la vía, vestían camisetas amarillas y verdes y ondeaban banderas de Brasil, aplaudían y pedían selfies con el mandatario.

«íLula ladrón, tu lugar es la prisión!», gritaban los bolsonaristas mientras el presidente cargaba una bolsa con una foto de su rival izquierdista tras las rejas.

Bolsonaro tilda constantemente a Lula de «ladrón» y «expresidiario» recordando su condena por corrupción, que luego fue anulada por la corte suprema.

El ultraderechista se retiró finalmente sin pronunciar un discurso.

A unos 5 km, miles de votantes de Lula, de 76 años y al frente de los sondeos, lo recibieron en la emblemática avenida Paulista, escenario de las grandes manifestaciones en la megalópolis, para una «marcha de la victoria» en el último día de campaña.

«íBrasil, urgente, Lula presidente!» y «íJair, hora de salir!», vitoreaban los primeros manifestantes que se congregaron en el acto del candidato de izquierda, que apuesta por llevarse la presidencia en la primera vuelta.

«Tengo esperanza de que (eso) ocurra», expresó Ully Kotler, profesora de 29 años. «¿El resumen del gobierno de Bolsonaro? Una tragedia completa».

El cierre de Lula

«Soy antilula»

El presidente de extrema derecha ha recorrido varias ciudades del país sobre dos ruedas con sus seguidores, incluso en Guaranhuns, en Pernambuco (noreste), donde Lula creció antes de mudarse con su familia a Sao Paulo escapando de la pobreza.

Su equipo de campaña espera que esta ruidosa demostración otorgue un último impulso al excapitán del Ejército, que partirá después a Santa Catarina, en el sureste, para un último acto que pondrá fin a mes y medio de campaña.

«Tengo miedo de entrar en la izquierda sudamericana y que terminemos como Argentina, Chile o Venezuela» y «se estropee todo», dijo Rodrigo Colombine, comerciante de 47 años que acompañó la caravana en Sao Paulo en su auto, decorado con una bandera de Brasil.

«Me gusta Bolsonaro, pero más que nada soy antilula».

La carrera electoral tuvo este año un incremento de la seguridad, cuatro años después de que Bolsonaro fuera acuchillado en plena calle antes de las elecciones de 2018.

Los anuncios en radio y televisión están prohibidos desde el jueves, pero los eventos en persona y la distribución de material electoral serán permitidos hasta la noche del sábado.

A la espera del último sondeo

El sábado también se espera a final de la tarde la publicación del último sondeo del Instituto Datafolha, referencia en Brasil.

Esa encuestadora ubicó el jueves a Lula al frente con una amplia ventaja de 14 puntos sobre Bolsonaro, 48% a 34%.

Para obtener un tercer mandato desde el domingo, el expresidente (2003-2010) debe aunar al menos 50% de los votos válidos (sin nulos ni blancos).

En la encuesta del jueves, Lula aparecía justamente con 50% de esos votos. El margen de error es de más o menos dos puntos porcentuales, lo que crea incertidumbre sobre la posibilidad de un balotaje, previsto el 30 de octubre.

Las últimas horas de campaña «serán muy tensas, todo el mundo observará los más mínimos detalles que podrían mover la aguja para un lado u otro», dice a la AFP Jairo Nicolau, politólogo de la Fundación Getulio Vargas.

Temores tras el resultado

Esa tensión fue palpable el jueves, en el último debate televisivo en la cadena TV Globo, la más vista del país.

La semana pasada, el jefe de Estado, que ha cuestionadao repetidamente sin pruebas el sistema de urnas electrónicas en Brasil, afirmó que sería «anormal» que no obtuviera al menos 60% de los votos en la primera vuelta.

«Votemos todos en paz, seguridad y armonía», escribió en un tuit el presidente de la justicia electoral, Alexandre de Moraes, blanco de ataques constantes del presidente.

Los 156 millones de electores brasileños también elegirán el domingo la Cámara Baja del Congreso, un tercio del Senado y los gobernadores y asambleas legislativas de los 27 estados.

Los centros electorales abren a las 08.00 y cierran a las 17.00 locales (11.00-20.00 GMT), y los resultados se esperan en la misma jornada.

Comparte y opina:

La NBA seduce a Brasil, la tierra donde el fútbol es religión

La NBA desembarcó oficialmente en 2004 en Brasil con el objetivo de ampliar la base de fanáticos en esta nación de 213 millones de habitantes

/ 12 de octubre de 2021 / 20:18

La calidad del juego, el espectáculo y el glamur de las estrellas de la NBA seducen por igual a hombres y mujeres en Brasil. En una tierra donde el fútbol es religión, la liga estadounidense de baloncesto se abre camino a paso firme.

Emiliana Ramos selló su romance con el deporte de las canastas en los noventa al ver las exhibiciones de Michael Jordan y Scottie Pippen en los Chicago Bulls. Ahora, con 42 años, esta gerente de productos de una empresa de tecnología de Sao Paulo piensa cada temporada a qué quinteto y jugador va a respaldar.

«El básquetbol es tratado como un espectáculo, es un producto, entonces llama la atención porque no se trata sólo del juego, sino que tiene mercadeo, comercialización de camisas. Hay un movimiento un poco similar al del fútbol en Brasil», dice a AFP en un club deportivo, en el norte de la metrópoli latinoamericana, donde practica baloncesto.

Algunas de sus compañeras en el equipo amateur Fulaninha visten camisetas de Los Ángeles Lakers o con estampados genéricos de la NBA. Ramos lleva la número 1 de Zion Williamson, el ala-pívot de los Pelícanos de Nueva Orleans.

Como ella, miles de compatriotas de Pelé se enfilan cada temporada en las huestes de la liga de baloncesto más poderosa del mundo. En el primer semestre de 2021 la NBA registró 45 millones de fans en Brasil, un 31% más que los reportados a principios de 2019, según una medición de la firma IBOPE Repucom.

«Mercado prioritario»

Sin renombrados atletas brasileños en esa competencia, el gigante sudamericano se ha tornado en el «segundo mercado prioritario de la NBA» por fuera de Estados Unidos, detrás de China, afirma Rodrigo Vicentini, representante de la competición en el gigante latinoamericano.

El país «tiene una importancia extremadamente relevante, muy estratégica para la liga y para el desarrollo del baloncesto», señala. «Vamos a seguir creciendo aquí independientemente de la religión del fútbol».

La NBA desembarcó oficialmente en 2004 en Brasil con el objetivo de ampliar la base de fanáticos en esta nación de 213 millones de habitantes y con algunos triunfos memorables en el baloncesto, como la victoria contra Estados Unidos en la final de los Juegos Panamericanos-1987.

Desde entonces ha organizado partidos entre equipos de ambos países, abierto tiendas y escuelas de baloncesto, pactado convenios con la Liga Brasileña de Básquetbol (NBB) y promovido la transmisión televisiva de los juegos.

El resultado: un crecimiento continuo impulsado, según Vicentini, por el gusto de los brasileños por los deportes, la predilección de las nuevas generaciones por consumir varias disciplinas y una cuestión aspiracional relacionada con la marca NBA.

En la icónica Avenida Paulista, en Sao Paulo, o en la playa de Copacabana, en Rio de Janeiro, no es extraño ver personas con camisetas, accesorios o gorras de LeBron James, Stephen Curry o del fallecido Kobe Bryant.

«Muchos de ellos pueden no saber quién es LeBron James, ¿pero por qué usan sus camisetas? Porque acompañan su ‘look'», apunta Vicentini.
Neymar o Lionel Messi, estrellas del balompié, han aportado para romper la barrera entre ambos deportes al posar con indumentarias de equipos de baloncesto.

Particularidad brasileña – La espigada Alana Paludo Chiochetta, de 26 años, porta una camiseta morada de James, astro de los Lakers y quien desafía a Jordan como el mejor basquetbolista de la historia.

Esta administradora paranaense (sur) recuerda cuando lo vio jugar con los Miami Heat durante un paseo a Estados Unidos en 2011. Ahora lo honra a distancia al usar sus colores en el entrenamiento del Fulaninha.

Afiebrada al baloncesto desde los diez años, cada temporada, Chiochetta sigue los play-offs. «Me involucré y después no pude parar», sostiene.

Ella encarna una particularidad de la NBA en Brasil: las mujeres son casi la mitad (45%) de los seguidores de esa liga y suelen tener un vínculo fuerte con la competición, que se traduce en más conocimiento del juego y las reglas que los hombres, según Vicentini.

«Es un número que llama la atención. Tradicionalmente ha habido un consumo mayoritario de los hombres», señala el directivo, sin saber explicar las razones del fenómeno.

Antes deleitadas solamente por el fútbol, las mujeres de la familia de Pedro Nunes, jugador del Corinthians de Sao Paulo, que participa en la NBB, ahora también sintonizan juegos de baloncesto.

«Hay muchas personas viendo la NBA, cada vez me impresiono más», cuenta Nunes. «Muchas de ellas nunca jugaron básquetbol y ahora se acercan a hablarme de ese deporte. Algunas veces saben más que yo».

Comparte y opina:

Maradona es homenajeado antes de juego entre Argentina y Chile de Copa América

El homenaje, organizado por la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), finalizó con pirotecnia alrededor de la grama del Nilton Santos

/ 14 de junio de 2021 / 18:10

Con un video que recordó su trayectoria y algunas de sus hazañas, el legendario Diego Armando Maradona fue homenajeado antes del partido que disputan Argentina y Chile la noche de este lunes en Rio de Janeiro, en el estreno del Grupo A de la Copa América-2021 de Brasil.

En una producción audiovisual de tres minutos transmitida por las pantallas del estadio Nilton Santos, vacío por los protocolos sanitarios contra la pandemia, se conmemoró la trayectoria del que muchos consideran el mejor jugador de la historia, fallecido en noviembre pasado a los 60 años de una crisis cardiorrespiratoria.

«Mi primer sueño es jugar en el Mundial», dice un Maradona adolescente después de una imagen en la que se abraza con el tricampeón mundial, el brasileño Pelé, y antes de que la canción «Live is life» de la agrupación austriaca Opus comenzara a acompañar parte del tributo.

Aquella melodía ambientó el que se convertiría en uno de los entrenamientos más famosos de la historia. En 1989 el ’10’ hizo una curiosa puesta en calor, en la que dio muestras de su tremendo dominio de la pelota, antes del partido entre el Nápoles italiano y el Bayern de Múnich en las semifinales de la Copa Uefa.

Mientras sonaba la melodía, el video mostró a Maradona vistiendo las camisetas de los distintos clubes que defendió a lo largo de una carrera deportiva de dos décadas.

También se recordó, en la voz del narrador uruguayo Víctor Hugo Morales, el llamado «gol del siglo», aquel en que dejó atrás a cinco ingleses en cuartos de final de la Copa Mundo de 1986, en un juego que la Albiceleste ganó 2-1 y donde anotó la famosa «Mano de Dios». Con un Maradona apoteósico, Argentina alzó en México su segundo mundial.

El homenaje, organizado por la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), finalizó con pirotecnia alrededor de la grama del Nilton Santos y un pedido en voz de la leyenda: «Ojalá nunca se les olvide este amor que siento por el fútbol y que no termine nunca esta fiesta, que no termine nunca el amor que me tienen».

El mundo sacudido

La muerte de ‘D10S’ sacudió al balompié en 2020, ya enlutado por los fallecimientos en esa década de otras viejas glorias como el argentino Alfredo Di Stéfano y el portugués Eusebio, ambos en 2014, y el holandés Johan Cruyff en 2016.

El tributo de la noche copera siguió al realizado el pasado 3 de junio por la selección argentina en el partido del premundial sudamericano que disputaron con Chile (1-1) en Santiago del Estero, el primer juego de la Albiceleste desde el deceso de su famoso excapitán.

Ese día la nueva camada de jugadores argentinos, liderados por el astro Lionel Messi, llevaron una foto del legendario excapitán en sus casacas, que se retiraron antes del inicio del cotejo.

Poco antes del encuentro, el plantel participó de la inauguración de una enorme estatua en homenaje al ’10’, ubicada en el acceso al Estadio Único Madre de Ciudades en Santiago del Estero (1.000 km al norte de Buenos Aires), en una avenida que lleva el nombre Diego Armando Maradona.

El tributo de la Conmebol coincidió con el inicio de las declaraciones este lunes de un grupo de sospechosos de «homicidio simple con dolo eventual» del astro.

La fiscalía de Argentina considera que los médicos y cuidadores no cumplieron su deber con Maradona «a sabiendas de su delicada situación y con conocimiento de que muy probablemente tal omisión llevaría al desenlace fatal que finalmente ocurrió».

Comparte y opina:

Clubes brasileños dominan la Libertadores, aunque de la hegemonía asoman grietas

En las últimas diez ediciones de la Copa alzaron seis títulos -con equipos diferentes- frente a tres obtenidos por los argentinos (dos de River) y uno por los colombianos. Flamengo en 2019 y Palmeiras en 2020 garantizaron el bicampeonato para Brasil

/ 19 de abril de 2021 / 18:45

Los clubes de Brasil ganaron seis de las últimas diez Libertadores -Palmeiras y Flamengo son los rostros más recientes de ese dominio-, pero una de las causas de su hegemonía puede ser, a la vez, su ruina: el dinero.

Aunque las victorias de Brasil difícilmente sorprenden desde que Pelé y su corte, a finales de los años 50, obtuvieron un asiento en el Olimpo, el poderío reciente de los brasileños en la Libertadores, que el martes inicia la fase de grupos, solo parece amenazado por el River Plate de Marcelo Gallardo.

En las últimas diez ediciones de la Copa alzaron seis títulos -con equipos diferentes- frente a tres obtenidos por los argentinos (dos de River) y uno por los colombianos. Flamengo en 2019 y Palmeiras en 2020 garantizaron el bicampeonato para Brasil, que en este siglo se ha sacudido del dominio histórico de los clubes de Argentina.

Las razones de la supremacía son variadas: una liga muy competitiva, similar a la Premier League, en la que un número amplio de candidatos pelea temporada a temporada por la estrella; materia prima privilegiada e ingresos por encima de sus rivales continentales.

«Hoy los clubes brasileños tienen mayor potencial de inversión financiera que sus vecinos, inclusive pueden contratar protagonistas de otras selecciones sudamericanas», explica a la AFP el comentarista Leonardo Bertozzi, de ESPN.

«Las diferencias en los valores de los derechos de transmisión de la liga brasileña frente a otros torneos sudamericanos ayuda a acentuar esas diferencias, además de los contratos de mercadeo y publicidad», agrega.

En 2019, la televisión repartió 1.052 millones de reales (253 millones de dólares al cambio promedio de ese año) a los clubes de primera división de Brasil, según el portal Globo Esporte. En Argentina, ese mismo año, se entregaron casi 91 millones de dólares, de acuerdo con el diario La Nación.

A eso se suma que los herederos de Pelé tienen más participantes en la Libertadores (siete para la edición 2021: Palmeiras, Flamengo, Fluminense, Sao Paulo, Internacional, Atlético Mineiro y Santos) y la Copa Sudamericana, que otorgan 229 millones de dólares en premios.

Talento abundante

Pese al derrumbe del real frente al dólar en el último año, los ingresos millonarios permiten a los brasileños contratar y retener internacionales como el paraguayo Gustavo Gómez, el uruguayo Giorgian de Arrascaeta, el chileno Mauricio Isla o el peruano Paolo Guerrero, figuras de sus respectivas selecciones, o últimamente la exestrella de River, Ignacio ‘Nacho’ Fernández, al Atlético Mineiro.

También atraer a entrenadores de renombre que suelen actualizar el balompié y llevarlo a niveles más competitivos. Tras dirigir en Brasil, los argentinos Eduardo Coudet y Jorge Sampaoli volaron para Europa. Lo mismo sucedió con el portugués Jorge Jesus.

«Gracias [al factor monetario] los buenos técnicos pueden ser importados», apunta Bertozzi. Jesus, con el ‘Fla’, y su compatriota Abel Ferreira, con Palmeiras, son los últimos ganadores de la Libertadores. Y también emigró a Brasil -fichó para el Sao Paulo- el entrenador argentino Hernán Crespo, último ganador de la Copa Sudamericana con el modesto Defensa y Justicia.

A la materia prima sustraída de otros países se suman las canteras, que además de aportar talentos también son fuentes considerables de ingresos. El año pasado, con un mercado tímido por la pandemia, el Benfica pagó 28 millones de euros al Gremio por Everton y 18 millones al Corinthians por Pedrinho.

Brasil (2.742) es el país que más exporta jugadores, seguido de Argentina (2.330) y Francia (1.740), según un reporte publicado en mayo de 2020 por el Observatorio del Fútbol CIES.

Deudas millonarias

Las divisiones menores son un salvavidas para muchos, como el Santos, subcampeón de la Copa, asfixiado por deudas e imposibilitado para fichar jugadores debido a una sanción de la FIFA.

Alimentado por los ‘Meninos da Vila’, la famosa cantera de la que surgieron Pelé y Neymar, el Peixe ejemplifica la paradoja de muchos clubes brasileños: éxito en el campo, problemas en los escritorios.

Santos no pagó el pase del venezolano Yeferson Soteldo al Huachipato de Chile y por eso no puede contratar jugadores. Otros equipos de Brasil han vivido lo mismo, ganándose fama de malas pagas con futbolistas y elencos, y reduciendo su desempeño en la cancha.

La pandemia golpeó a todos, con menos contundencia a Palmeiras o Flamengo, pero ahondó los aprietos de aquellos que iban por mal camino. El coronavirus acabó con los ingresos por taquillas y ahuyentó a algunos patrocinadores.

Las deudas de algunos -como Inter o Mineiro- se acercan a los mil millones de reales (unos 176 millones de dólares actualmente), según el diario O Estado de Sao Paulo.

«El fútbol, Brasil y el mundo deben cambiar después de la pandemia. Casi todos quedarán más pobres y habrá nuevas reglas. Los equipos con grandes deudas, aunque sean muy populares (…), tendrán muchas más dificultades para levantarse», advierte Tostao, campeón en México-1970, en el diario Folha.

Comparte y opina:

Colombia elige presidente en un inédito balotaje entre derecha e izquierda

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales enfrenta al derechista Iván Duque y al izquierdista Gustavo Petro. Ambos ofrecen rutas diametralmente opuestas para la cuarta economía de Latinoamérica.

/ 17 de junio de 2018 / 18:02

La guerra postergó por décadas el tradicional duelo entre derecha e izquierda. Con el futuro de los acuerdos de paz en discusión, Colombia elige este domingo a su nuevo presidente entre un exguerrillero y el discípulo del exmandatario más popular de este siglo.

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales enfrenta al derechista Iván Duque y al izquierdista Gustavo Petro. Ambos ofrecen rutas diametralmente opuestas para la cuarta economía de Latinoamérica.

Más de 36 millones de votantes tienen la posibilidad de definir la suerte del acuerdo de paz que desarmó a la exguerrilla FARC. Pese a que el año pasado evitó cerca de 3.000 muertes, el pacto dividió profundamente a una sociedad anestesiada por más de medio siglo de violencia.

«Son elecciones trascendentales», afirmó Juan Manuel Santos, el impopular presidente que dejará el poder en agosto, al votar temprano en Bogotá.

El Nobel de la Paz 2016 destacó las «garantías» de seguridad que tendrán los electores, en un país en el que la guerra alteró por décadas los comicios.

La jornada electoral se inició a las 08H00 locales (13H00 GMT) con la apertura de las mesas, que cerrarán ocho horas después.

La autoridad encargada de organizar los comicios alertó de lluvias en varias zonas que podrían afectar las votaciones de una nación donde la abstención históricamente ronda el 50%.

Impacto regional

Duque, que promete modificar el pacto, es el favorito de los sondeos. Con 41 años, el ahijado político del polémico expresidente Álvaro Uribe (2002-10) podría convertirse en el mandatario más joven en ser elegido en Colombia desde 1872.

Petro, de 58 años, es un exguerrillero del disuelto M-19 que a la defensa de los acuerdos de paz le suma una batería de reformas y pretende romper con la gobernanza histórica de la derecha.

Con la otrora guerrilla comunista transformada en partido y diálogos en curso con los rebeldes del ELN, la lucha contra la corrupción y el narcotráfico, así como las relaciones y la migración sin precedentes desde Venezuela se abrieron espacio en la campaña.

Una contienda que, además, servirá de preludio para una eventual reorganización política de la región.

La izquierda mira con atención tras los reveses en Argentina y Chile, mientras México y Brasil están expectantes del movimiento del péndulo político colombiano para sus comicios de julio y octubre respectivamente.

El peso de Uribe

Vencedor de la primera vuelta con el 39% de los votos, Duque tiene una experiencia política de cuatro años. Aunque se destacó en el Senado, al parlamento llegó impulsado por una lista cerrada liderada por Uribe.

«Nada es de él, todo ha estado apalancado por el capital político que tiene el expresidente Uribe», aseguró el analista Fabián Acuña.

Duque pretende recuperar el máximo cargo del país para una derecha contraria al acuerdo con las FARC, bajar impuestos a las empresas y encabezar la presión internacional contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Quiero «cimentar la cultura de la legalidad, donde se le diga al crimen que el que la hace la paga», señaló este domingo tras votar.

El exsenador, que también anuncia endurecimiento en las condiciones para dialogar con el ELN, quiere que los jefes rebeldes culpables de delitos atroces paguen un mínimo de cárcel y no ocupen ninguno de los diez escaños parlamentarios reservados al ahora partido FARC.

Los exguerrilleros ya dejaron las armas y participaron en las legislativas de marzo, con un resultado marginal del 0,5% de los votos aunque con la representación en el Congreso asegurada por el pacto.

Pero aún faltan por concretar aspectos claves del acuerdo como la verdad y reparación para millones de víctimas y reformas rurales que pretenden evitar nuevos conflictos.

«Con cualquiera de los dos (candidatos) no podemos bajar la guardia», dijo el líder de las FARC, Rodrigo Londoño (Timochenko), luego de sufragar en Bogotá.

Si gana, Duque contará con mayorías en el parlamento y el respaldo de las élites políticas y económicas.

«Duque es lo que más se acerca a lo que espero de un país: estabilidad y empresa», afirmó Paola Rubio, una abogada de 38 años que votó por el exsenador en la capital.

Política en las plazas

Exalcalde de Bogotá, Petro le devolvió a la política colombiana los discursos de plaza y la convocatoria de multitudes.

Aunque en la carrera para el balotaje, al que accedió con el 25% de los votos en los comicios del 27 de mayo, se alejó de las calles y no pudo sostener ningún debate televisado ante la negativa de su contendor.

En un país de 49 millones de habitantes, con un 27% de pobreza y primer productor mundial de cocaína, Petro presenta una serie de reformas que apuntan a «profundizar la paz», que respalda inequívocamente.

Propuestas de impuestos para los latifundios improductivos, tránsito hacia una economía no dependiente del petróleo y el carbón, y críticas a la actual política antidrogas hacen temblar a las élites.

«La necesidad de cambiar las cosas es fundamental, vamos a construir una Colombia humana en paz, que se reconcilie a sí misma», apuntó este domingo.    La artillería contra el exguerrillero se centra en su antigua amistad con el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

Para lograr alianzas con el centro descartó propuestas que antes ondeó con vehemencia, como una Constituyente para reformar la justicia y la política.

«Espero que se dé un cambio que permita que el país avance, que se consolide la paz», apuntó Sergio Roncayo, un profesor de 39 años que votó por el exguerrillero. (17/06/2018)

Comparte y opina: