Nacional

viernes 15 ene 2021 | Actualizado a 19:41

Comisión de expertos comienza a trabajar en la reforma judicial

Eduardo Rodríguez Veltzé, Bernardo Wayar Caballero, Carlos Alberto Goitia, José Antonio Rivera, Ramiro Guevara, Jaime Álvarez Fortún, José Luis Gutiérrez, Soraya Santiago Salame y Rodolfo Sanjinéz forman parte del equipo que se reunió con Lima para definir los pasos a seguir

Primera reunión entre los notables y el ministro de Justicia, Iván Lima.

Por Paulo Cuiza

/ 3 de diciembre de 2020 / 19:30

Una comisión de expertos comenzó este jueves a consensuar lineamientos para la transformación de la justicia en Bolivia. Las nueve personalidades se reunieron con el ministro de Justicia, Iván Lima, en un primer encuentro de asesoramiento.

«Ahora se lleva a cabo la primera reunión de asesoramiento de la reforma a la justicia con un Consejo Consultivo de expertos profesionales del derecho, quienes procederán, junto a las máximas autoridades del Ministerio (de Justicia), a consensuar lineamientos que permitan el proceso de la transformación de la justicia», informó el Ministerio de Justicia a través de RRSS.

Eduardo Rodríguez Veltzé, Bernardo Wayar Caballero, Carlos Alberto Goitia, José Antonio Rivera, Ramiro Guevara, Jaime Álvarez Fortún, José Luis Gutiérrez, Soraya Santiago Salame y Rodolfo Sanjinéz forman parte del equipo que se reunió con Lima para definir los pasos a seguir.

Según la estatal ABI, se prevé un trabajo sobre ejes como la eliminación del Consejo de la Magistratura y la elección de jueces y fiscales por voto popular, además de “despolitizar la justicia con funcionarios de carrera”.

(03/12/2020)

Comparte y opina:

Morales pide vacunar ‘debido a la edad’ a cardenal Ticona, Mesa, Quispe y a Aguilar contra el COVID-19

El exmandatario hizo la exhortación a través de redes sociales, en medio de la espera en Bolivia por la llegada de la vacuna Sputnik V.

El cardenal Ticona, Mesa, Quispe y Aguilar

/ 15 de enero de 2021 / 18:58

El expresidente Evo Morales pidió este viernes que el cardenal Toribio Porco Ticona, el exmandatario Carlos Mesa, el candidato a la gobernación de La Paz Felipe Quispe, el exministro de Educación Roberto Aguilar y otras personalidades sean vacunados contra el COVID-19 por su edad.

“Pido que después de Lucho y David, Presidente y Vicepresidente, y del personal de salud y seguridad, la vacuna se administre a los hermanos Cardenal Ticona, Carlos Mesa, Felipe Quispe, Roberto Aguilar y a otras personalidades debido a la edad y a periodistas que hacen cobertura”, escribió en su cuenta en Twitter.

Morales, de 61 años, recibe atención médico en una clínica privada de la ciudad de Cochabamba tras haber dado positivo a COVID-19.

Ticona tiene 83 años. En mayo de 2018 el Papa Francisco anunció, en el Vaticano, su nombramiento como Cardenal por la Diócesis de Potosí. Mesa, de 67 años, fue expresidente entre 2003 y 2005 y excandidato a la presidencia en las últimas elecciones generales de octubre de 2020.

El tuit del exmandatario

Quispe, de 78 años, es candidato a la Gobernación de La Paz, mientras que el exministro de Educación de Morales, Aguilar, cuenta con 62 años y el jueves fue nombrado como Embajador de Bolivia ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

En las últimas horas, el vocero presidencial, Jorge Richter, confirmó que el presidente y vicepresidente, Luis Arce y David Choquehuanca, respectivamente, recibirán la vacuna una vez que ésta llegue al país como una muestra de confianza en la vacuna Sputnik V.

El viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, informó que las vacunas rusas llegarán, un primer lote, a fines de este mes.

Comparte y opina:

En la celebración del Día del Estado Plurinacional no habrá desfiles ni sesión legislativa

El presidente de Diputados, Freddy Mamani, informó que el Ministerio de la Presidencia afina el acto que se desarrollará el 22 de enero

El desfile por el Día del Estado Plurinacional en enero de 2019

Por Carlos Corz

/ 15 de enero de 2021 / 18:33

La celebración del Día del Estado Plurinacional de Bolivia se reducirá este 22 de enero a un acto sin desfiles ni una sesión de Honor de la Asamblea Legislativa Plurinacional por el rebrote del COVID-19. El presidente de Diputados, Freddy Mamani, informó que el Ministerio de la Presidencia trabaja en el protocolo respectivo.

“Hemos establecido que no se va a hacer grandes concentraciones, este acto tan importante lo vamos a reducir con la aparición de autoridades importantes, estará el presidente Luis Arce, el vicepresidente David Choquehuanca y ministros, seguramente”, precisó.

Hasta enero de 2019, la celebración de esta fecha comprendía una sesión de la Asamblea Legislativa Plurinacional, un mensaje-informe presidencial y una masiva marcha de sectores sociales por la plaza Murillo. Durante el gobierno de transición de Jeanine Áñez no hubo esos actos, pero sí se dio cumplimiento al feriado por el Día del Estado Plurinacional.

Organizaciones y conjuntos musicales autóctonos desfilaron por la plaza Murillo en 2019

En esta ocasión se vive un rebrote del COVID-19, por lo que se descartó masivos actos. “No así una sesión de honor pero vamos a establecer el mecanismo más importante para el pueblo boliviano”, explicó sin dar mayores detalles porque lo que se hará ese día es organizado por el Ministerio de la Presidencia.

“No va haber desfiles, veremos como las organizaciones sociales puedan participar seguro con una representación”, anticipó.

El Día del Estado Plurinacional fue instituido en homenaje a la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado y el inicio de una nueva gestión bajo los lineamientos del nuevo pacto social.

Comparte y opina:

El Ministro de Salud da positivo al COVID-19 y analizará seguir en el cargo

Édgar Pozo no participa de la reunión ministerial ampliada en la Casa Grande del Pueblo, es el cuarto miembro del gabinete del presidente Arce que resultó contagiado.

El ministro de Salud, Édgar Pozo. Foto: Rodwy Cazón

/ 15 de enero de 2021 / 10:18

El ministro de Salud, Édgar Pozo confirmó este viernes que dio positivo al COVID-19, por lo cual se mantiene aislado en su domicilio y con los cuidados respectivos. Indicó que analizará si continúa en el gabinete del presidente Luis Arce.

«Estoy en tratamiento y bajo aislamiento domiciliario por COVID (…) No es malo (mi estado de salud), pero tengo que guardar todos los recaudos que el protocolo demanda», indicó la autoridad a radio Fides.

Explicó que empezó a presentar los síntomas hace unos cinco días, por lo que se sometió a la prueba. Y afirmó que analizará su continuidad en el cargo, dado que pertenece al grupo de riesgo.

«Lo voy a analizar bien los próximos días porque no tengo 40 años, tengo poco más de 70 y las condiciones de una persona de mi edad que está cursando esta enfermedad es de riesgo para la salud en adelante».

De esta manera se explica la ausencia de Pozo en la firma del nuevo contrato de adquisición de vacunas de AstraZeneca el miércoles y en el gabinete ampliado que convocó este viernes el presidente Arce, quien había señalado que estaba con problemas de salud.

Anteriormente fueron diagnosticados con la enfermedad el canciller Rogelio Mayta y los ministros de Obras Públicas, Édgar Montaño, y de Defensa, Edmundo Novillo, este último ya recibió el alta médica, pero aún cumple un protocolo de aislamiento.

(15/01/2021)

Comparte y opina:

El gabinete ampliado analiza lucha contra la pandemia y reactivación económica

La reunión es semipresencial y se realiza en el Campo Ferial 'Chuquiago Marka' desde las 08.00.

Por Ghilka Sanabria

/ 15 de enero de 2021 / 09:34

Al inicio del gabinete ampliado instalado la mañana de este viernes, el presidente Luis Arce Catacora anunció que se abordarán temas relativos a la reactivación económica y lucha contra la pandemia del COVID-19, cuya segunda ola de contagios fue declarada en el país.

“Esta reunión está diseñada para que podamos intercambiar ideas acerca de algunos tópicos; hay varias cosas que debemos comunicarles, razones de porqué, por ejemplo, hemos hechos una reducción entre el 20 y 30% de los presupuestos en cada una de las instituciones. Tiene mucho que ver con lo que nos han dejado los del gobierno de-facto en materia económica”, adelantó el Mandatario en palabras inaugurales.

Esta reunión, en la que se aplica la modalidad semipresencial, se efectúa en el Campo Ferial “Chiquiago Marka” desde las 08.00 y participan ministros y directores de entidades del Estado.

Arce también indicó que en el gabinete ampliado se abordarán temas referidos a la reactivación económica, porque “tampoco alcaldías y gobernaciones están pasando por  un buen momento”.

“La intención es devolverle la salud, la educación y las obras inconclusas que durante once meses el pueblo boliviano ha estado sometido a la ausencia de todo esto”, agregó.

Destacó que en reuniones previas con diferentes instituciones se determinó que la inversión pública con procesos ágiles es el mejor camino para salir adelante en este momento de aflicción y pobreza.

Advirtió que es fundamental “estar preparados para enfrentar la segunda ola del coronavirus que se lamenta en nuestro territorio”.

“No quisiéramos que el tema del COVID-19 afecte el bolsillos de los bolivianos”, aseguró. Concluyó que “las soluciones y mecanismos tienen que ser discutidas para no afectar la economía de los servidores públicos, porque el virus vino para quedarse y hay que saber enfrentar esta situación”.

Por su parte, el vicepresidente David Choquehuanca advirtió que la sociedad boliviana enfrenta otra pandemia que es el racismo y la burocracia, que también tienen que ser discutidos.

“Después de la pandemia, nada tiene que ser igual, así que estamos empezando a trabajar una nueva normalidad en el mundo. Los seres humanos tenemos que ser resilientes”, manifestó. (15/01/2021)

Comparte y opina:

A 40 años de la Masacre de la Harrington, Asofamd ve que todavía no se aprende el valor de la democracia

El 15 de enero de 1981, ocho dirigentes del MIR fueron asesinados por la dictadura de Luis García Meza y Luis Arce Gómez.

/ 15 de enero de 2021 / 07:24

La historia los llamó héroes. Fueron ocho bolivianos que murieron acribillados por ametralladoras de paramilitares el 15 de enero de 1981 en la calle Harrington Nº 730 de la zona de Sopocachi, en La Paz.

Hoy, cuando ya pasaron cuatro décadas de este hecho, quienes fueron los directos afectados por la matanza perciben con desaliento que aún no se aprende el valor de la democracia.

“Ojalá que las muertes de ocho compatriotas bolivianos que estaban luchando contra la última dictadura militar de Bolivia, realmente hubiesen tenido impacto”, dice a La Razón la presidenta de la Asociación de Familiares de Detenidos, Desaparecidos y Mártires por la Liberación Nacional de Bolivia (Asofamd), Ruth Llanos, aún desalentada por las lecciones no aprendidas del hecho.

Pudo servir “para que estudiantes, para que jóvenes de ahora, para que varias generaciones que surgieron y nacieron después de la conquista de la democracia hubiesen aprendido; pero no es así, estos últimos 40 años se dan en el contexto de lo que hemos tenido durante estos últimos meses —no hace mucho— en noviembre de 2019, en Bolivia también realizaron masacres”, reclama.

La denominada “Masacre de la calle Harrington” fue el preámbulo  del fin de los regímenes dictatoriales militares en el país.

“Fue una época muy dura.  Era terrible, porque había el toque de queda. Primero era hasta las ocho de la noche y luego nueve, once. Hubo muchos casos de gente que le faltaba unos metros para llegar a su casa y resulta que la tomaban presa porque se pasó del toque de queda. Un régimen totalmente de terror”, cuenta Beatriz Suárez, viuda de José Luis Suárez, uno de los ocho militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) que perdieron la vida en la masacre.

Los otros fueron Arcil Menacho Loayza, José Reyes Carvajal, Ramiro Velasco Arce, Artemio Camargo Crespo, Ricardo Navarro Mogro, Jorge Baldivieso Menacho y Gonzalo Barrón Rendón.

“No sé cuánto de deuda tenemos con estos ocho maravillosos hombres que murieron para nada; para que todos se olviden, para que los utilicen una vez al año (…)”, cuestiona Llanos, quien dice que el amor infinito a la patria, a la democracia, a la libertad, a la justicia, lamentablemente no fue aprendido.

En 1993, después de un juicio de responsabilidades que se extendió por casi una década, el dictador Luis García Meza fue sentenciado a 30 años de prisión sin derecho a indulto.

Junto con él, también su ministro del Interior, Luis Arce Gómez, y 13 paramilitares más.

“La condena refleja lo que pasó. Lo que puedo decir es que García Meza nunca cumplió su sentencia porque fue cobijado bajo las cálidas mantas de Cossmil y se enfermó todo el tiempo; nunca cumplió sus años en Chonchocoro. Arce Gómez estuvo en Estados Unidos por delitos de narcotráfico. Él si cumplió sus días, pero varios ya salieron aprovechando del COVID-19, y ahora estarán felices en sus casas, aprovechando de los recursos mal habidos”, comenta Llanos.

Para Suárez, el que los familiares de las víctimas de la dictadura hayan ganado un juicio de responsabilidades contra García Meza fue un gran logro.

“Ha sido un gran paso, porque García Meza ha sido el primer dictador condenado y tomado preso en América Latina. Es evidente que hay cosas que no se pueden recuperar, como la vida: el criar a nuestros hijos sin padre. Eso no tiene precio y no se puede recuperar con nada”, apunta.

Fernando Rodríguez, de la Comisión de la Verdad, afirma que de manera paralela a la Masacre de la calle Harrington hubo investigaciones sobre otros hechos ocurridos durante la dictadura de García Meza.

“Sin embargo, la Comisión de Verdad ha ratificado algunas hipótesis que se plantearon, una de ésas fue que si bien hubo enfrentamiento, aunque no estaban armados los dirigentes del MIR, algunos salieron con vida y fueron conducidos a una camioneta”.

“Nos dieron unos certificados de defunción que ya estaban preparados, en los que decía que murieron por herida de bala en el cráneo, lo cual era mentira. Mi marido salió con vida, lo torturaron y mataron en el Estado Mayor, tenemos testimonios y testigos de ello”, recuerda Suárez, que corrobora la hipótesis de la Comisión que concluyó sus labores en 2019, cuando presentó un informe pormenorizado al gobierno de Evo Morales.

Pese que hasta el momento las investigaciones por la Masacre de la Harrington estarían concluidas, existe la amargura de quienes quedaron sin sus seres queridos.

“Hay culpables que están sueltos; seguro. Pero después del ‘juicio del siglo’ que se llamó, fue un paso muy importante que se dio; hicimos meter presos a muchos de esos paramilitares. No a todos (…), pero sin duda hay gente a la que se juzgó”, remarca Suárez.

Aún queda pendiente mucho por decir, mucho por corregir y sobre todo mucho por aprender de ese episodio oscuro. “Tuvimos un triunfo y tampoco se lo reconoce”, cuestiona Llanos.

Las víctimas de la calle Harrington

José Luis Suárez. Fue docente de Sociología en universidades e institutos castrenses. Fue dirigente de los catedráticos y presidió el frente universitario del MIR.

Ricardo Navarro. Fue ingeniero, docente universitario y dirigente de la Federación Universitaria Local (FUL) de la UMSA y del frente universitario del MIR.

Artemio Camargo. Fue secretario general de la mina Siglo XX, primer secretario de Conflictos de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia.

José Reyes Carvajal. Dejó la carrera policial y estudió Derecho en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) a sus 22 años. Luego pasó a la carrera política.

Ramiro Velasco. Fue economista, docente universitario de Macroeconomía. Entre 1974 y 1975 estudió un curso de posgrado en Planificación en Varsovia (Polonia).

Arcil Menacho Loayza. En 1955 fue encarcelado por luchar contra las dictaduras. Gran parte de su vida la pasó en la clandestinidad. Fue el mayor del grupo.

Gonzalo Barrón. Desde el colegio fue dirigente, estudió Arquitectura y para entonces ya era parte del MIR. Participó en luchas de reivindicación universitaria.

Comparte y opina:

Últimas Noticias