El presidente paraguayo, Fernando Lugo, reanudó sus actividades oficiales tras pasar el viernes por la cuarta sesión de quimioterapia contra el cáncer linfático que le detectaron en agosto. Lugo, de 59 años, presidió la reunión semanal del Consejo de Ministros en el Palacio de López (sede del Gobierno) tras reposar el sábado y el domingo en la residencia de Mburuvichá Roga.

El ministro de Interior, Rafael Filizzola, dijo que la reunión fue ocupada por la polémica suscitada por unos cambios militares realizados el 4 y el 5 de octubre, en los días en que Lugo estaba hospitalizado en Brasil y con el vicepresidente Federico Franco en el ejercicio de la presidencia. «El Vicepresidente expresó su molestia porque los cambios (militares) no le fueron comunicados», afirmó Filizzola.