Monday 20 May 2024 | Actualizado a 02:56 AM

Miles despiden a la niña asesinada en México mientras mujeres protestan

Cantos, rezos y gritos de "íjusticia!" resonaron por las calles de casas austeras donde habitaba la menor con su familia, mientras el dolor embargaba a adultos y niños que portaban flores y globos blancos en su honor.

/ 18 de febrero de 2020 / 21:26

De luto, miles de vecinos del pueblo de Tulyehualco, al sureste de Ciudad de México, despidieron este martes a la niña de siete años que fue hallada muerta este fin de semana, en un ambiente de profunda consternación por la violencia feminicida que golpea al país.

La pesadumbre de los presentes en el funeral se fundió con la indignación que, horas antes, convocó también a decenas de mujeres hasta la residencia presidencial de México donde, por segunda vez en menos de una semana, protestaron exigiendo justicia y acciones concretas contra la violencia de género.

Cantos, rezos y gritos de "íjusticia!" resonaron por las calles de casas austeras donde habitaba la menor con su familia, mientras el dolor embargaba a adultos y niños que portaban flores y globos blancos en su honor.

"Para mí es muy fuerte todo esto. Yo la vi nacer, crecer(…) Como familia esperamos que se haga justicia y que ni a una niña, ni a un niño más les quiten la vida", dijo entre lágrimas Aída Ramírez, tía de la menor, a la AFP.

En las calles abarrotadas, sobraban las muestras de dolor y solidaridad con los deudos. Atónitos, los pobladores miraban las veladoras puestas al pie de fotografías de la niña en un altar improvisado.

Sobre su ataúd, cubierto con flores y una manta blanca, reposaba un oso de peluche, mientras una banda de mariachis acompañaba la procesión que pasó primero por la escuela donde estudiaba antes de dirigirse al cementerio. 

"Produce miedo saber que a las hijas o a las nietas les puede pasar algo", dijo Luz María Vázquez, ama de casa de 57 años y vecina de Tulyehualco.

"Tendríamos que ser como una red de apoyo para la prevención de todo delito", dijo a los presentes uno de los sacerdotes durante la misa funeraria. Pero "la ayuda llega cuando ya sucedió", lamentó.

Clamor ante el presidente

El hallazgo este fin de semana del cadáver de la niña, con signos de tortura y tras ser reportada desaparecida el 11 de febrero, generó protestas en el pueblo y en su escuela, así como en redes sociales con los hashtags #Justiciaparatodas y #Niunamenos.

La mañana del martes, en tanto, mujeres ataviadas con prendas negras y algunas con el rostro cubierto, exigieron a las autoridades un alto a la impunidad.

Al grito de "íViolan mujeres, protegen monumentos!" y "ílos feminicidios son crímenes de Estado!", las manifestantes pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador asumir su responsabilidad ante esta problemática.

Poco después, hicieron un minuto de silencio por la menor asesinada.

El viernes y sábado pasados, los colectivos protestaron también en el Palacio Nacional de México y por calles de la ciudad, tras el brutal asesinato de Ingrid Escamilla, de 25 años, apuñalada y desollada por su pareja hace unos 10 días en el norte de la capital. 

"Quemaremos todos los monumentos y todas las paredes hasta que el gobierno nos haga caso", dijo a la AFP una mujer que participó en la protesta del martes y que prefirió omitir su nombre.

López Obrador dijo que su gobierno se concentra en las causas que originan la violencia, una postura que reitera ante los insistentes cuestionamientos de los medios sobre el aumento del número de crímenes en el país.

"En la medida que tengamos una sociedad más justa, más igualitaria, fraterna, con valores, en donde el individualismo no sea lo que prevalezca(…), así vamos a ir enfrentando todos los desafíos", dijo el mandatario en su habitual conferencia matutina.

Cuestionado por periodistas, el mandatario dijo que aprueba la creación de una fiscalía especializada en feminicidios.

La sospechosa

El lunes, la fiscalía de la capital ofreció una recompensa de dos millones de pesos (unos 107.000 dólares) para quienes aporten información que permita dar con quien la secuestró y la mató.

La dependencia dijo que la madre de la niña acudió a recogerla a la escuela y que, al no encontrarla, inició la búsqueda. Según imágenes de las autoridades, el día que la niña desapareció fue vista de la mano de otra mujer.

La fiscal Ernestina Godoy informó este martes que ya existe un retrato hablado de la sospechosa y que se revisarán los protocolos de la Alerta Amber, que se activa cuando hay reportes de menores desaparecidos, para hacerlos más efectivos.

En redes sociales, en tanto, continuaron las expresiones de hastío por el crimen y la violencia contra las mujeres.

México registró 1.006 víctimas de feminicidio en 2019, según cifras oficiales, aunque el número podría ser mayor pues existen deficiencias para tipificar el delito, según expertos. (18/02/2020)

Comparte y opina:

Vicente Fernández, el último gran ídolo de la ranchera mexicana

Nacido el 17 de febrero de 1940 en Huentitán el Alto (estado de Jalisco), de padre ranchero y madre ama de casa, hizo de su música parte de la memoria colectiva mexicana con canciones como "Por tu maldito amor" y "Volver, volver".

/ 12 de diciembre de 2021 / 12:20

A los ocho años, Vicente Fernández recibió su primera guitarra y desde entonces se propuso ser un ícono de la música ranchera mexicana. Lo logró con creces, en una carrera marcada por el éxito y el dolor.

Retirado de los escenarios desde 2006, el cantante falleció este domingo a los 81 años en Guadalajara (oeste), el mismo día que los mexicanos honran a su patrona, la Virgen de Guadalupe, con rezos y mariachis, de los cuales «Chente» era rey.

Partió tras permanecer hospitalizado casi cinco meses por una caída en su rancho Los Tres Potrillos -como llamaba a sus hijos varones-, en Guadalajara.

Nacido el 17 de febrero de 1940 en Huentitán el Alto (estado de Jalisco), de padre ranchero y madre ama de casa, hizo de su música parte de la memoria colectiva mexicana con canciones como «Por tu maldito amor» y «Volver, volver».

Pero también se clavó en el corazón de millones de latinoamericanos que lo han seguido incondicionalmente y lo elevaron al olimpo junto con estrellas como Jorge Negrete, José Alfredo Jiménez y Pedro Infante.

De esa corte, Vicente Fernández ha sido considerado por especialistas como el último gran ídolo de la música vernácula mexicana.

Cada vez que subía al escenario prometía que «no dejaría de cantar si su público no dejaba de aplaudir», lo que hacía de sus conciertos celebraciones memorables en las que empujaba largos tragos de tequila.

Así se rigió durante más de cinco décadas de carrera, en las que se hizo acreedor de múltiples galardones y reconocimientos, incluidos tres Grammy y nueve Latin Grammy.

Vendió más de 70 millones de copias de una vasta discografía integrada por unos 80 álbumes, y participó en una treintena de películas.

Su larga lista de éxitos incluye una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Vicente Fernández con sus hijos Alejandro y Vicente Jr. Foto: Vicente Jr

«Sinatra de las rancheras»

Por su portentosa voz, el diario estadounidense The Houston Chronicle lo bautizó en 1991 como «el Sinatra de la música ranchera».

«El día que yo deje de escuchar aplausos, ese día moriré de tristeza», dijo el astro en febrero de 2009, durante su único concierto en el Zócalo de Ciudad de México, la plaza pública más importante del país.

Aquella noche, frente a más de 200.000 personas, el «Charro de Huentitán» negó que «pensara en el retiro».

Pero el 16 de abril de 2016 dijo adiós en el imponente Estadio Azteca de la capital mexicana.

Esa noche no faltó el toque político. «Si un día lo tengo enfrente, le voy a escupir la cara y le voy a mentar la madre», dijo en alusión a Donald Trump, que entonce buscaba la presidencia estadounidense tildando a los mexicanos de «violadores y criminales».

Fue amigo de reconocidos políticos mexicanos y latinoamericanos, como el fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez, que se sabía de memoria sus canciones. Chávez lo recibió en el palacio presidencial en 2012 y juntos entonaron «Lástima que seas ajena».

Fuera de los escenarios, Fernández estaba dedicado a su esposa «Cuquita», sus hijos Vicente, Gerardo, Alejandro y Alejandra y a sus 11 nietos.

Pero la música nunca se fue. En el estudio de su rancho continuó grabando discos, el más reciente lanzado en 2020 para celebrar 80 años de vida.

El dolor del secuestro

En contraste con una vida de éxitos, «Chente» lidió con situaciones dolorosas como el secuestro de su hijo Vicente Fernández Junior en 1998, que lo marcó para siempre.

«Fue un episodio que a Vicente padre lo devastó y pudo destrozarlo. Él nunca dejó de cantar, pero lo hacía llorando y cuando llegaba a su hotel se derrumbaba», comenta a la AFP la periodista argentina Olga Wornat, que acaba de publicar «El último Rey», una biografía no autorizada del cantante.

Su primogénito permaneció 121 días en poder de la banda «Los Mochadedos», que le cercenó dos falanges para presionar por el pago de un rescate que se tasó finalmente en 3,2 millones de dólares.

Fernández también estuvo en el centro de la polémica por su abierta homofobia, que incluso lo distanció de otro de los ídolos de la música mexicana, Juan Gabriel, fallecido en 2016.

«Él no lo quería porque Juan Gabriel era gay y además muy amanerado», comentó Wornat.

En 2019, Fernández llegó a afirmar que rechazaba recibir un trasplante de hígado porque no sabía si el donante era «homosexual o drogadicto», lo que fue rechazado por la comunidad LGBT.

Siete años atrás le habían extirpado la mitad del hígado a causa de un tumor.

Sus últimos años estuvieron marcados por múltiples padecimientos. En 2013 enfrentó una trombosis pulmonar y en 2015 le retiraron tres hernias.

La sombra del acoso sexual también cayó sobre él a inicios de este año, tras la filtración de videos en los que se le veía tocando el pecho de seguidoras cuando posaban con él durante visitas a su rancho.

Fernández se disculpó por sus actos en una entrevista .»Si algo tengo es que respetar al público», dijo.

Comparte y opina:

México llora y canta tras muerte de su ídolo musical José José

El cuerpo de José José se encuentra en una funeraria de Miami, a donde según medios locales viajaron este domingo sus dos hijos mayores, José Joel y Marysol. Se desconoce si los restos serán repatriados.

/ 29 de septiembre de 2019 / 17:28

Cientos de personas cantaron y lloraron este domingo al recordar al cantante mexicano José José, durante el primer homenaje que México rinde a su ídolo musical, fallecido el sábado en Miami por un cáncer de páncreas.

Convocada por la alcaldía, una multitud abarrotó un parque de Clavería, el barrio de clase media capitalino donde el intérprete creció y en el cual se erige una estatua en su honor, para recordarlo al ritmo de sus canciones más conocidas, entre ellas "El Triste", "Buenos días, amor" y "Almohada".

"Era una gran figura por su gran voz, pero sobre todo por la sensibilidad que tenía (…) Para todos, él era un hombre del pueblo", dijo a AFP Rogelio Cuevas, de 86 años y quien fue su vecino.

El cuerpo de José José se encuentra en una funeraria de Miami, a donde según medios locales viajaron este domingo sus dos hijos mayores, José Joel y Marysol. Se desconoce si los restos serán repatriados.

Al grito de "íViva el Príncipe!", como se le conocía, y con un minuto de aplausos, la multitud recordó al popular cantante fallecido a los 71 años en un hospital de Homestead, Florida, donde se encontraba internado por su deteriorado estado de salud.

Luego vino el llanto, sobre todo de mujeres, muchas de ellas sexagenarias que conocieron y "amaron" en secreto al "príncipe de la canción", cuya voz privilegiada marcó un hito en la cultura popular mexicana y de varios países latinoamericanos.

"Lo conocí cuando tenía ocho años, mis hermanos mayores jugaban fútbol con él, ya empezaba entonces sus primeros pasos en la música. Fue mi amor platónico", contó Rocío Monje, comerciante de 58 años.

Los más jóvenes también quisieron despedirse de José José, entre ellos Eliézer Flores, de 24 años y que interpreta de forma profesional canciones popularizadas por el artista.

"Para México, José José representa su máximo cantante. Deja un gran legado", dijo Flores, quien ataviado con un traje azul subió a un estrado instalado frente a la estatua del artista para cantarle.

El próximo sábado la alcaldía de Ciudad de México realizará un karaoke masivo en la Alameda Central, parque en el corazón de la megaurbe.

José José labró una carrera de 55 años y vendió unos 100 millones de discos, lo que lo convierte en uno de los intérpretes más exitosos en habla hispana. (29(09/2019)

Comparte y opina:

La española Rosalía busca reivindicar a la mujer poderosa con su música

"Yo no sé si soy feminista, depende de lo que entiendas por el término, pero siempre reivindico la imagen de una mujer poderosa ante todo", dijo en una entrevista realizada en Ciudad de México.

/ 26 de noviembre de 2018 / 20:54

La cantante Rosalía asegura que de su madre aprendió que debía ser siempre una mujer fuerte e independiente, empoderamiento que ahora la joven estrella española quiere usar para visibilizar la labor femenina en la industria de la música.

«Yo no sé si soy feminista, depende de lo que entiendas por el término, pero siempre reivindico la imagen de una mujer poderosa ante todo», dijo la artista a la AFP, en una entrevista realizada en Ciudad de México.

Con 25 años, de ojos marrones y larga cabellera oscura, Rosalía ha acaparado la mirada de la industria musical con su fusión de flamenco con ritmos urbanos y electrónicos, estilo que recientemente le valió dos Grammy Latinos por su segundo álbum, «El mal querer».

«Mujeres como Pastora Pavón, Missy Elliott, Björk, Beyoncé o Amy Winehouse me han inspirado para hacer lo que hago y estar donde estoy, así que me gustaría que lo que estoy construyendo ahora, luego pueda servir a otras colegas», añadió.

A Rosalía Vila Tobella, su nombre completo y de origen catalán, también defiende los créditos de las mujeres dentro y fuera del estudio de grabación para que tengan siempre el mismo valor que los de los hombres. «Ni más ni menos».

Con dos álbumes en una ascendente carrera, la española se perfila dentro de los nuevos talentos que además de componer, escribir y producir sus canciones, también se involucra en otras áreas creativas de su trabajo, incluidos los shows, videos y vestuario.

Además de ser coautora de todas las canciones incluidas en «El mal querer», producido por Pablo Díaz-Reixa «El Guincho», la joven fue productora ejecutiva del álbum estrenado el 2 de noviembre pasado.

«Intento cuidar todos los detalles de mi propuesta, no sólo de la música, también otros aspectos que a veces hacen que tu música pueda llegar más fácilmente a un público que no sería precisamente el tuyo», señaló.

A la conquista de Latinoamérica

Aún emocionada por los dos gramófonos dorados que se acreditó recientemente, incluido el de mejor canción alternativa por «Malamente», Rosalía alcanzó el Disco de Oro en Estados Unidos por las ventas de «El mal querer».

Pero ahora, esta joven se ha fijado como nueva meta conquistar al mercado latinoamericano con su flamenco pop.

La catalana forma parte del elenco de las próximas ediciones del Festival Lollapalooza Chile y Argentina, a realizarse en marzo próximo, donde compartirá escenario con uno de sus ídolos, el rapero estadounidense Kendrick Lamar, además de otros reconocidos músicos como Lenny Kravitz y Twenty One Pilots.

«Me siento muy agradecida de poder viajar con mi música y hacer la música que me gusta» contó emocionada.

La lista de admiradores de la fusión flamenca de Rosalía incluye nombres como la cantante Alicia Keys, el CEO de Apple Tim Cook o el realizador Pedro Almodóvar, quien la invitó a a participar en una escena de su nuevo filme, «Dolor y gloria».

Ahora, un nuevo admirador ha saltado a las redes sociales. Se trata del británico James Corden, que le propuso en Twitter subir a su Carpool Karaoke. «Yo voy encantada», dice.

Para Rosalía, la oportunidad de llevar su  flamenco urbano, género que conoció a través de la voz de Camarón de la Isla y estudió por años en la Escuela Superior de Música de Cataluña, es «realmente una bendición».

«Siempre pienso en la música de forma generosa, no quiero que se quede en mi círculo», sostuvo. «No sólo lo hago para ser feliz, no tengo un plan en mi vida más que este: cantar». (26/11/2018)

Comparte y opina:

La española Rosalía busca reivindicar a la mujer poderosa con su música

"Yo no sé si soy feminista, depende de lo que entiendas por el término, pero siempre reivindico la imagen de una mujer poderosa ante todo", dijo en una entrevista realizada en Ciudad de México.

/ 26 de noviembre de 2018 / 20:54

La cantante Rosalía asegura que de su madre aprendió que debía ser siempre una mujer fuerte e independiente, empoderamiento que ahora la joven estrella española quiere usar para visibilizar la labor femenina en la industria de la música.

«Yo no sé si soy feminista, depende de lo que entiendas por el término, pero siempre reivindico la imagen de una mujer poderosa ante todo», dijo la artista a la AFP, en una entrevista realizada en Ciudad de México.

Con 25 años, de ojos marrones y larga cabellera oscura, Rosalía ha acaparado la mirada de la industria musical con su fusión de flamenco con ritmos urbanos y electrónicos, estilo que recientemente le valió dos Grammy Latinos por su segundo álbum, «El mal querer».

«Mujeres como Pastora Pavón, Missy Elliott, Björk, Beyoncé o Amy Winehouse me han inspirado para hacer lo que hago y estar donde estoy, así que me gustaría que lo que estoy construyendo ahora, luego pueda servir a otras colegas», añadió.

A Rosalía Vila Tobella, su nombre completo y de origen catalán, también defiende los créditos de las mujeres dentro y fuera del estudio de grabación para que tengan siempre el mismo valor que los de los hombres. «Ni más ni menos».

Con dos álbumes en una ascendente carrera, la española se perfila dentro de los nuevos talentos que además de componer, escribir y producir sus canciones, también se involucra en otras áreas creativas de su trabajo, incluidos los shows, videos y vestuario.

Además de ser coautora de todas las canciones incluidas en «El mal querer», producido por Pablo Díaz-Reixa «El Guincho», la joven fue productora ejecutiva del álbum estrenado el 2 de noviembre pasado.

«Intento cuidar todos los detalles de mi propuesta, no sólo de la música, también otros aspectos que a veces hacen que tu música pueda llegar más fácilmente a un público que no sería precisamente el tuyo», señaló.

A la conquista de Latinoamérica

Aún emocionada por los dos gramófonos dorados que se acreditó recientemente, incluido el de mejor canción alternativa por «Malamente», Rosalía alcanzó el Disco de Oro en Estados Unidos por las ventas de «El mal querer».

Pero ahora, esta joven se ha fijado como nueva meta conquistar al mercado latinoamericano con su flamenco pop.

La catalana forma parte del elenco de las próximas ediciones del Festival Lollapalooza Chile y Argentina, a realizarse en marzo próximo, donde compartirá escenario con uno de sus ídolos, el rapero estadounidense Kendrick Lamar, además de otros reconocidos músicos como Lenny Kravitz y Twenty One Pilots.

«Me siento muy agradecida de poder viajar con mi música y hacer la música que me gusta» contó emocionada.

La lista de admiradores de la fusión flamenca de Rosalía incluye nombres como la cantante Alicia Keys, el CEO de Apple Tim Cook o el realizador Pedro Almodóvar, quien la invitó a a participar en una escena de su nuevo filme, «Dolor y gloria».

Ahora, un nuevo admirador ha saltado a las redes sociales. Se trata del británico James Corden, que le propuso en Twitter subir a su Carpool Karaoke. «Yo voy encantada», dice.

Para Rosalía, la oportunidad de llevar su  flamenco urbano, género que conoció a través de la voz de Camarón de la Isla y estudió por años en la Escuela Superior de Música de Cataluña, es «realmente una bendición».

«Siempre pienso en la música de forma generosa, no quiero que se quede en mi círculo», sostuvo. «No sólo lo hago para ser feliz, no tengo un plan en mi vida más que este: cantar». (26/11/2018)

Comparte y opina: