El presidente de Bolivia, Evo Morales, aterrizó hoy en el aeropuerto de Gardemoen (Oslo) para realizar una visita oficial de tres días a Noruega que estará centrada en temas como la cooperación al desarrollo, la administración de los recursos gasísticos y los derechos de los pueblos indígenas.

Morales, que llegó procedente de Madrid, donde ha asistido a la VI Cumbre de América Latina y el Caribe y Unión Europea, acude invitado por el ministro de Medio Ambiente y Desarrollo noruego, Erik Solheim, por quien fue recibido en el aeropuerto.

La agenda del presidente boliviano en Noruega se abrirá mañana con una entrevista con Solheim, con quien tratará también otros temas como las negociaciones sobre cambio climático y el camino hacia la cumbre mundial del clima de Ciudad de México.

El siguiente punto del programa será un diálogo abierto entre Morales y Solheim sobre la crisis climática en la Universidad de Oslo, organizado por la Norwegian Latin America Research Network.

Solheim ya visitó Bolivia en 2006 y en 2007, año en el que Noruega abrió una sección diplomática en La Paz para fortalecer la cooperación con Bolivia, informó el Gobierno noruego en un comunicado.

El mandatario sudamericano será recibido luego en audiencia por el rey Harald V en el Palacio Real de Oslo, donde se celebrará un almuerzo en su honor.

Morales tiene previsto entrevistarse también con el presidente del Parlamento noruego, Dag Terje Andersen, y con el ministro de Exteriores, Jonas Gahr Støre, antes de viajar a Karasjok, al norte de Noruega y capital del condado de Finmark, donde está establecida la minoría indígena sami.

Representantes del Sameting, el Parlamento consultivo de los samis, celebrarán una cena en honor del presidente boliviano.

Morales cerrará su visita a Noruega al día siguiente con un acto en el Sameting, donde mantendrá además una reunión con su consejo superior y con su presidente, Egil Olli, antes de continuar viaje a Finlandia.

Olli visitó el país andino el mes pasado y se entrevistó con el ministro de Asuntos Exteriores, David Choquehuanca.

«Tenemos muchos de los mismos retos como pueblos originarios en Bolivia y en otras partes del mundo, como por ejemplo los relacionados con el clima», afirmó en un comunicado Olli.