domingo 3 jul 2022 | Actualizado a 19:01

Presidente de Siria condiciona el éxito del plan de paz de Annan al fin del «terrorismo»

En la reunión con el enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe, Kofi Annan, el presidente sirio pidió también que se detenga el contrabando de armas.

/ 29 de mayo de 2012 / 17:06

El presidente de Siria, Bachar al Asad, dijo tras la reunión con el enviado especial de la Organización de la Naciones Unidas (ONU) y de la Liga Árabe, Kofi Annan, que el éxito del plan de paz está condicionado al fin del «terrorismo», informó la agencia oficial de noticias Sana

En el encuentro, Al Asad señaló que la iniciativa de paz planteada por Annan «depende de que se detenga el contrabando de armas y se frene el terrorismo y a quienes lo apoyan», según la agencia.

El gobernante sirio destacó que supuestos grupos terroristas han aumentado últimamente sus acciones asesinando y secuestrando ciudadanos sirios, así como atacando propiedades públicas y privadas.

Al Asad analizó con Annan los «obstáculos» que están dificultando el desarrollo de los seis puntos del plan de paz, entre los que figuran el fin de la violencia, la liberación de los presos políticos, el repliegue militar de las ciudades o el inicio de un diálogo entre el Gobierno y la oposición.

A la reunión asistieron también el ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid al Mualem; la consejera de Al Asad, Buzaina Shaban, así como el viceministro y el portavoz de Exteriores, Faisal Miqdad, y Yihad Maqdisi, respectivamente.

Este último aseguró a la prensa antes del encuentro que el régimen había respetado el alto el fuego vigente desde el 12 de abril «a diferencia de la otra parte, que no se comprometió con el acuerdo fundamental con la ONU», en alusión a los opositores.

La visita de Annan es la segunda que realiza a Siria, donde viajó por primera vez el pasado 10 de marzo para reunirse con Al Asad y los opositores.

A su llegada ayer a Siria, el emisario de la ONU instó al régimen de Al Asad a «adoptar pasos efectivos para demostrar que es serio en su intención de resolver la crisis siria pacíficamente».

A pesar del compromiso que las partes enfrentadas mostraron por el plan de paz de Annan y la presencia en el terreno de unos 300 observadores de Naciones Unidas, la violencia continúa en Siria y se ha cobrado la vida de más de 10.000 personas desde que estallara en marzo de 2011, según cifras de la ONU.

En respuesta a la represión del régimen, los principales países europeos anunciaron hoy la expulsión de sus embajadores sirios después de la matanza perpetrada el pasado viernes en la localidad de Al Hula (centro), donde murió más de un centenar de personas.

Comparte y opina:

Al menos 35 muertos y 237 heridos en un atentado con coche bomba en Damasco

La agencia oficial de noticias Sana atribuyó la acción a grupos "terroristas", como denomina el régimen sirio a los rebeldes que combaten contra el presidente sirio, Bachar al Asad.

/ 21 de febrero de 2013 / 13:32

Al menos 35 personas murieron y otras 237 resultaron heridas hoy en un atentado con coche bomba perpetrado por un supuesto suicida en el centro de Damasco, informaron a Efe fuentes oficiales.

Muchos de los heridos se hallan en estado grave, por lo que puede aumentar la cifra de fallecidos en la explosión registrada en la plaza Shahbandar, cerca de una sede del partido gubernamental Baaz, en el barrio de Al Mazra, añadieron las fuentes.

Entre los heridos figuran estudiantes y otros civiles que se encontraban en ese momento en esa zona dénsamente poblada.

El coche bomba, próximo también a una escuela y a una estación de autobuses, produjo grandes daños materiales y decenas de vehículos en las proximidades resultaron calcinados.

La agencia oficial de noticias Sana atribuyó la acción a grupos «terroristas», como denomina el régimen sirio a los rebeldes que combaten contra el presidente sirio, Bachar al Asad.

Además de esa explosión, dos proyectiles de mortero impactaron hoy contra la sede del Estado Mayor de la Defensa y de la Comandancia General del Ejército en la céntrica plaza de los Omeya, sin causar víctimas mortales.

La sede militar se encuentra actualmente en proceso de restauración tras haber sido objetivo de dos ataques en septiembre del año pasado.

Mientras, en el suburbio damasceno de Barze estallaron hoy otros dos coches bomba cerca de edificios de seguridad, aunque hasta ahora se desconoce si hay víctimas, indicó en un comunicado el Observatorio Siria de Derechos Humanos.

Estos ataques se producen después de que en los últimos días varios proyectiles impactaran en la capital contra la ciudad deportiva de Tishrin, lo que causó la muerte de un futbolista, y junto a uno de los palacios presidenciales de Al Asad.

Comparte y opina:

Mueren tres periodistas en ataque a TV progubernamental siria

El ministro sirio de Información, Omran al Zubi, calificó el ataque como "la peor masacre contra la prensa y la libertad de expresión por ejecutar a periodistas sirios a sangre fría y destruir con brutalidad el edificio de la televisión Al Ikhbariya".

/ 27 de junio de 2012 / 23:45

Tres periodistas y otros cuatro personas han muerto hoy en el ataque de «un grupo armado» a la sede de la cadena de televisión progubernamental Al Ikhbariya, cerca de Damasco, informó la agencia de noticias oficial siria, Sana.

   Aparte de los tres periodistas, hay cuatro guardias de seguridad fallecidos, además de siete personas secuestradas y nueve heridas en el asalto, contra las instalaciones de la emisora en la zona de Drousha, unos 15 kilómetros al oeste de Damasco.

   Según la agencia, los atacantes colocaron artefactos explosivos en las instalaciones de Al Ikhbariya «tras saquear y destruir los estudios del canal por satélite».

   La televisión oficial siria mostró imágenes del lugar, donde podía verse la sede del canal destrozada por las explosiones con varias paredes derruidas y escombros en el suelo.

   Algunos muros que quedaban en pie presentaban impacto de balas, según las imágenes que mostró la emisora oficial.

   El ministro sirio de Información, Omran al Zubi, calificó el ataque como «la peor masacre contra la prensa y la libertad de expresión por ejecutar a periodistas sirios a sangre fría y destruir con brutalidad el edificio de la televisión Al Ikhbariya».

   Al Zubi aseguró que «la masacre no quedará impune y las transmisiones de Al Ikhbariya no se detendrán».

   «Atribuimos a la Unión Europea, los árabes y las organizaciones internacionales la responsabilidad de esta masacre», dijo Al Zubi.

   Ayer, el presidente Bachar al Asad afirmó que su país atraviesa por «un estado de guerra verdadero», en un discurso durante la ceremonia de juramento del nuevo Gobierno sirio.

   «Estamos viviendo un estado de guerra verdadero con todas sus características y con todo el sentido de esta palabra», subrayó Al Asad.

Comparte y opina:

Por la violencia en Siria, la ONU retira su misión

Inseguridad. El organismo internacional denuncia ‘falta de voluntad’ de las partes

/ 17 de junio de 2012 / 04:00

El jefe de la misión de observadores de la ONU en Siria, Robert Mood, anunció la suspensión de sus operaciones por la intensificación de la violencia en los últimos diez días, una decisión que será revisada a diario a partir de ahora.

El anuncio de Mood es un revés al plan de paz del mediador internacional, Kofi Annan, quien ya reconoció la semana pasada que su iniciativa hasta el momento “no se ha cumplido”, aunque se resistió a darla por muerta.

El deterioro de la seguridad constatado por la misión, que ha sufrido ataques de grupos de incontrolados contra sus patrullas, y las trabas para acceder a ciertos lugares, han llevado a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a paralizar tareas hasta una mejora de la situación.  “La escalada (de la violencia) limita nuestra capacidad para observar, verificar e informar, así como para apoyar el diálogo local y los proyectos de estabilidad; básicamente, impide nuestra labor de llevar a cabo nuestro mandato”, señaló en un comunicado el jefe de la Misión de Supervisión de la ONU para Siria (UNSMIS).

Según Mood, la responsable de la situación es “la falta de voluntad por las partes implicadas de buscar una transición pacífica”, por lo que el país ha caído en una espiral de violencia en la que “civiles inocentes, hombres, mujeres y niños están siendo asesinados cada día”. Para el jefe de los más de 300 cascos azules en Siria, la actual situación “implica riesgos significativos” para los observadores, lo que ha llevado a que éstos dejen de patrullar.

Mood anunció también que la suspensión será revisada a diario y que las operaciones sólo se reanudarán “cuando veamos que la situación es adecuada para proseguir las actividades”.

En una rápida reacción al anuncio de Mood, el Gobierno sirio dijo que comprende la decisión de la ONU.
“Hemos dicho al general Mood que entendemos la decisión tomada, en particular en lo referente a salvaguardar la seguridad de los observadores”, señaló el Ministerio sirio de Asuntos Exteriores en un comunicado.

Para Damasco, “los grupos terroristas han aumentado sus actos criminales y han multiplicado sus acciones contra los observadores de forma que amenazan sus vidas desde la firma del acuerdo de Annan».

Hace dos días, Mood había mostrado su frustración por la escalada de violencia en el país y había reclamado, tanto al Gobierno como a la oposición, que diesen una oportunidad a la misión para llevar a cabo su trabajo. El régimen de Damasco acusó de la inseguridad a los “grupos terroristas, apoyados por países árabes y extranjeros”, que, según el comunicado “han ignorado el acuerdo preliminar entre la ONU y el Gobierno sirio”.

Comparte y opina:

Últimas Noticias