viernes 16 abr 2021 | Actualizado a 10:44

El vasco conquista dos títulos en tres torneos

Azkargorta está apenas un año y pico al frente de la Academia y, al margen de ese éxito copero, ya lleva dos títulos ligueros ganados.

/ 11 de mayo de 2015 / 09:13

En tres torneos como director técnico de Bolívar, Xabier Azkargorta ya suma dos títulos de Liga. Mejor no le podía ir al español en su primera vez al frente de un club boliviano.

Cuando llegó a la Academia, el año pasado, lo hizo no al comienzo sino habiendo ya transcurrido algunas jornadas tanto del certamen liguero como de la Copa Libertadores. En el campeonato doméstico ubicó al equipo solo en la quinta posición.

Pero si hay algo que hay que reconocerle al Bigotón —así llamado en el país desde 1993-1994, cuando dirigió a la selección boliviana— es que sus éxitos están ligados definitivamente al fútbol boliviano.

Fueron los dirigentes de Bolívar los que lo trajeron la primera vez. No para el club sino para el seleccionado.

Cuando Azkargorta aún era un desconocido en el país, Mario Mercado Vaca Guzmán, presidente de la Academia, y Guido Loayza, entonces titular de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), vieron su carpeta, lo contactaron y lo eligieron.

Con el exfutbolista y entrenador de origen vasco, Bolivia consiguió una histórica clasificación y disputó el Mundial de Estados Unidos en 1994.

Se marchó y fue por mucho tiempo. Al regresar al país, decidido a vivir aquí por asuntos personales, volvió a la selección pero ya no fue igual.

Sin embargo, otra vez fueron los ojos de Loayza los que se posaron en su amigo entrenador y con un pequeño puñado de dirigentes que lo apoyaron logró que Azkargorta se hiciera cargo del primer plantel celeste.

Entonces, los éxitos deportivos para el director técnico regresaron y en este caso fue, primero, para llevar a Bolívar por primera vez a una semifinal de la Libertadores. No llegar a la final fue duro, pero no borró lo que hasta ahí se había hecho, tras recomponer una campaña que había comenzado mal.

Azkargorta está apenas un año y pico al frente de la Academia y, al margen de ese éxito copero, ya lleva dos títulos ligueros ganados: primero fue el Apertura en el segundo semestre del año pasado; y ahora, el Clausura. Mejor, imposible.

A Bolívar le fue mejor en el Clausura que en el Apertura

Ramiro Siles

Si la campaña de Bolívar con Xabier Azkargorta en el torneo Apertura fue buena, la del Clausura ha sido mejor. En los dos la Academia ha ganado el bicampeonato con números sobresalientes.

En los 22 partidos que jugó en el primer torneo de la temporada, bajo el mando del español obtuvo 14 triunfos, cuatro empates y sufrió cuatro derrotas.

Ahora es campeón —aunque todavía falta una jornada para el final y los números pueden mejorar— momentáneamente con 45 unidades en 21 jornadas disputadas: también 14 victorias, tres empates y cuatro derrotas.

En cuestión de goles hay diferencias que sin embargo, con lo que falta, se pueden equiparar: mientras en el Apertura hizo 52 tantos y recibió 23; en el Clausura lleva 44 y 21.

El hecho de que esté a punto de superar los 100 goles en dos torneos seguidos es significativo, igual que el haber recibido menos de 50.

En el primer torneo liguero que Bolívar jugó al mando de Azkargorta, no hay que tomar como absolutos los números porque los compartió con Vladimir Soria, que fue el primer entrenador en ese certamen.

La Academia ocupó el quinto lugar con 33 puntos acumulados en 22 partidos (el campeón, Universitario de Sucre, había hecho 42); diez victorias, tres empates y nueve derrotas; 38 goles a favor y 32 en contra.

Pero no hay que olvidar que estuvo luchando en la Copa Libertadores, en la que fue semifinalista, y quizás eso no le permitió alcanzar un mejor sitial.

Comparte y opina:

Villafañe asume la federación de tenis con el reto de potenciarla

A principios de este mes tomó el mando y como principal tarea tiene en mente brindar más apoyo a los deportistas Junior, además de los Senior y los profesionales

Un encuentro de dobles en la rama femenina

Por Rafel Sempértegui

/ 16 de abril de 2021 / 10:22

El cochabambino Hiber Villafañe tomó este mes el timón de la Federación Boliviana de Tenis (FBT) como flamante presidente tras ganar las elecciones de la gestión 2021-2024. Para su mandato ya tiene planificado varios objetivos, como potenciar esta disciplina en todas las categorías: desde Junior, pasando por los profesionales hasta llegar a los Senior.

En septiembre pasado se llevaron adelante las elecciones y Villafañe fue nombrado titular, aunque su gestión recién comenzó a partir del 1 de abril de este año tras la salida del anterior presidente, Ricardo Aguirre, informa el departamento de prensa de la FBT.

“Para mí ser presidente de la federación es una satisfacción, es el deporte que más me apasiona y es la primera vez que tomo esta función, ya que anteriormente he sido titular de asociaciones”, indicó Villafañe, que encontró una entidad “bien estructurada y con buen ingreso económico”.

Su directorio está compuesto por “miembros de varias ciudades del país, lo cual es importante para tener visiones diferentes”.

Potenciar el deporte

Los proyectos deportivos que tiene en mente Villafañe están muy ligados a la gestión deportiva que se pueda realizar porque “nos ha tocado un reto muy grande: asumir la federación en plena pandemia y por ello tenemos que saber gestionar recursos para que todos nuestros proyectos en mente los podamos hacer”.

Dentro de ello está el programa de fortalecimiento para los jóvenes tenistas hasta 18 años para que compitan a nivel internacional.

“Queremos conformar un equipo de élite de jugadores Junior, desde 12 hasta 18 años. Deseamos que sea designado por la federación y que puedan viajar a todos los torneos Cosat o internacionales que existan bajo los recursos y el ala de la federación”, recalcó el titular, que lleva como dirigente 14 años, incluyendo su presencia en los clubes de tenis.

Para llevar adelante el proyecto se realizarán gestiones con la empresa privada y se buscará la colaboración del Gobierno Nacional.

Pasos a seguir

“Se va a contratar un equipo multidisciplinario con un entrenador, que ya lo tenemos y será Daniel Miranda, un nutricionista, preparador físico y dependiendo de qué más necesitemos lo iremos añadiendo en el camino. Con ellos seleccionaremos de cada departamento una cantidad de jugadores que todavía no fue determinada para conformar el equipo Bolivia”, explicó.

Se apunta a comenzar con el proyecto en el segundo semestre de este año para que lleguen en forma al inicio de la Gira Cosat.

En la categoría Senior entran los tenistas mayores de 18 años que no son profesionales y para ellos se apunta a continuar organizando torneos, además de “las actividades sociales que a ellos bastante les gusta”.    

Para todos ellos prevé llevar adelante diferentes campeonatos nacionales a lo largo del año, pero también dependerá de la evolución que haya de la COVID-19 en el país.

(16/04/2021)

Comparte y opina:

Natxo González: ‘El resultado me parece injusto pero ellos han sido más contundentes’

El club Bolívar dio batalla en su visita a Junior de Barranquilla, perdió por 0-3 en un partido que mereció mejor suerte pero cayó presa de sus propios errores

José Ignacio González durante el cotejo con Junior en Barranquilla

Por Rodolfo Aliaga

/ 16 de abril de 2021 / 08:11

Tras la derrota de Bolívar a manos de Junior de Barranquilla. El entrenador celeste, Natxo González, consideró que la diferencia la marcó el cuadro colombiano por la eficacia que mostró en los dos encuentros por fase 3 de Copa Libertadores y desde su perspectiva el resultado final no es justo.

“Estoy muy satisfecho del equipo, el resultado me parece injusto pero ellos han sido más contundentes en el área contraria y ellos han sido más eficaces”, señaló González en conferencia de prensa.

“La valoración de los 180 minutos es muy posoitiva el partido de hoy me deja muchas cosas y me quedo muy orgulloso por lo que hizo el equipo pero me voy dolido por la eliminación, en estas eliminatorias es muy importante la eficacia y junior ha tenido eficacia durante 150 o 160 minutos de un 100%  porque allá tiró una vez y aquí ha tirado una vez antes de los 10 minutos finales y esa ha sido la diferencia”, acotó el ibérico.

A su turno Alberto Guitián, zaguero central del conjunto académico, dijo que el gol tempranero provocó que el equipo se desordene en los primeros minutos, cree que la expulsión atentó contra las aspiraciones de su plantel.

“El gol, tempranero nos ha trastocado un poco pero después el equipo se levanta y lo que marca la eliminatoria es la expulsión de Leonardo Ramos y a partir de ahí se nos ha puesto cuesta arriba pero aun así hemos tenido la ocasión para por lo menos ir a los penales”, explicó el futbolista.

Síntesis

El club Bolívar dio batalla en su visita a Junior de Barranquilla, perdió por 0-3 en un partido que mereció mejor suerte pero cayó presa de sus propios errores y desaprovechó ocasiones claras de gol que al final le pasaron factura.

Junior se impuso en la llave con un marcador global de 4-2, luego de caer 1-2 en el encuentro  de ida disputado en La Paz. La Academia obtuvo premio consuelo, recala en la fase de grupos de Copa Sudamericana.

Cuando mejor jugaba el equipo boliviano llegó la expulsión del ariete Leonardo Ramos, transcurrían los 24 minutos del segundo tiempo, el atacante le propinó un manotazo a Willer Ditta que fue apercibido por el árbitro Eber Aquino quien no dudó en mostrarle la tarjeta roja.

Con 10 hombres el crédito nacional no bajó los brazos y continuó al acecho de su oponente pero dejó espacios y como el que perdona recibe, sufrió dos goles en la recta final del compromiso.

Ahora Bolívar debe enfocarse en la Sudamericana, en una semana debuta en el otro torneo continental en La Paz ante el argentino Arsenal por el grupo C que también integran Ceará de Brasil y Wilstermann de Bolivia.

(16/04/2021)

Comparte y opina:

‘La Copa América sigue en pie’: Colombia insiste en el torneo ante dudas en Argentina

La Copa América 2021 esta programada entre el 13 de junio y el 10 de julio, por primera vez en dos países.

Por AFP

/ 15 de abril de 2021 / 23:27

El ministro de Deporte de Colombia reaccionó este jueves a las declaraciones recientes del presidente de Argentina, Alberto Fernández, quien debido a la pandemia puso en duda la realización de la Copa América 2021 en su país, anfitrión del torneo junto a la nación cafetera.

«La Copa América sigue en pie como está planteada desde el principio, Argentina-Colombia» declaró el ministro, Ernesto Lucena, al diario El Tiempo.

Horas antes, el mandatario argentino advirtió que no quiere «frustrar el espectáculo de la Copa América» pero llamó «ser sensatos» y a estar atentos a la evolución de la pandemia, que se ha agravado en las últimas semanas en ambos países.

La Copa América 2021 esta programada entre el 13 de junio y el 10 de julio, por primera vez en dos países.

«El análisis que hace el presidente de Argentina es un análisis sensato (…) pero como lo ha reiterado el presidente de Conmebol, la Copa va con o sin público» agregó Lucena, quien se recupera del covid en este momento.

El jefe de la cartera de Deporte aseguró que «no está contemplado» que Colombia realice el torneo sin Argentina. A principios de marzo Lucena especuló con la posibilidad de que la Copa se jugara con un aforo del 30% en los estadios colombianos, que no albergan aficionados para el torneo local desde marzo de 2020.

La Conmebol anunció el martes que la empresa china Sinovac donará 50.000 vacunas al fútbol sudamericano para ser aplicadas a todos los planteles profesionales femeninos y masculinos, incluidos los de la Copa América.

Clubes colombianos y argentinos se ha visto afectados por brotes recientes de coronavirus en sus planteles.

En las última semanas, el gobierno colombiano impuso y luego endureció una serie de restricciones para frenar una tercera ola de contagios que tiene al sistema de salud al borde del colapso. Unos 12 millones de colombianos estarán en confinamiento estricto este fin de semana
El nuevo coronavirus deja en Colombia más de 2,5 millones de contagios y 67.199 muertes.

Comparte y opina:

Opinión

Bolívar cae presa de sus propios errores y se despide de la Libertadores

Ahora Bolívar debe enfocarse en la Sudamericana, en una semana debuta en el otro torneo continental en La Paz ante el argentino Arsenal por el grupo C que también integran Ceará de Brasil y Wilstermann de Bolivia.

La bronca de Alex Granell en el Metropolitano de Barranquilla

Por Rodolfo Aliaga

/ 15 de abril de 2021 / 23:25

El club Bolívar dio batalla en su visita a Junior de Barranquilla, perdió por 0-3 en un partido que mereció mejor suerte pero cayó presa de sus propios errores. Sufrió una expulsión y desaprovechó ocasiones claras de gol que al final le pasaron factura.

Junior se impuso en la llave con un marcador global de 4-2, luego de caer 1-2 en el encuentro  de ida disputado en La Paz. La Academia obtuvo premio consuelo, recala en la fase de grupos de Copa Sudamericana.

En el inicio de la contienda en el estadio Metropolitano de Barranquilla Bolívar comenzó con bríos, generó peligro antes de los 10 minutos. Erwin Saavedra falló con el arco a disposición y el arquero, Sebastián Viera, vencido.

Luego del sofocón el local adelantó líneas y tras un par de alternativas en ataque llegó al tanto de apertura vía su goleador Miguel Ángel Borja que cabeceó en las narices del portero Javier Rojas tras un centro desde la izquierda ejecutado por Fredy Hinestroza a los 12 minutos.

De ahí al final del primer tiempo el cuadro boliviano inclinó la cancha a su favor, gozó de algunas ocasiones, la más clara de Diego Bejarano que remató de cabeza en el área chica pero sin dirección.

En el complemento la Academia tuvo 20 minutos de alto nivel, dominó las acciones y generó al menos cinco ocasiones para igualar las cifras pero una vez más erró en la puntada final.

Cuando mejor jugaba Bolívar llegó la expulsión del ariete argentino Leonardo Ramos, transcurrían los 24 minutos del segundo tiempo, el atacante le propinó un manotazo a Willer Ditta que fue apercibido por el árbitro Eber Aquino quien no dudó en mostrarle la tarjeta roja.

Con 10 hombres el crédito nacional no bajó los brazos y continuó al acecho de su oponente pero dejó espacios y como el que perdona recibe, sufrió dos goles en la recta final del compromiso.

Jhon Pajoy marcó el segundo para el “Tiburón” a los 36 minutos, el volante recibió un pase retrasado desde la derecha de Luis González y con un tiro a media altura venció la resistencia de Rojas.

En el sexto minuto de los descuentos y con un Bolívar lanzado a la ofensiva llegó el tercero del dueño de casa. Junior hilvanó un ataque ante una defensa desguarnecida y con arco a disposición Hinestroza empujó el esférico en el arco celeste.

Pese al error que desembocó en la primera conquista Javier Rojas tuvo destacadas atajadas que impidieron una goleada más amplia. John García y Alex Granell también resaltaron en la visita.

Ahora Bolívar debe enfocarse en la Sudamericana, en una semana debuta en el otro torneo continental en La Paz ante el argentino Arsenal por el grupo C que también integran Ceará de Brasil y Wilstermann de Bolivia.

“No hay tiempo para lamentarnos. Error en el primer gol. Bien parados y ordenados y creando muchas oportunidades hasta que llega la roja, error infantil y ahí terminó.  No hay tiempo para lamentar a pensar en la Sudamericana”, escribió el presidente de Bolívar Marcelo Claure en redes sociales

LA FIGURA: FREDY HINESTROZA

El colombaino no solo fue autor de uno de los goles de Junior también fue armador del juego de su equipo y asistidor del primer tanto.

EL ÁRBITRO: REGULAR

El paraguayo Eber Aquino tuvo acertadas decisiones en gran parte del lance, tenía razón en expulsar a Ramos pero dejó pasar una mano en el área local que debió ser penal.

SÍNTESIS

Comparte y opina:

Opinión

Bolívar, la derrota más dolorosa y costosa

Ricardo Bajo, periodista

Por Ricardo Bajo H.

/ 15 de abril de 2021 / 23:07

Introducción: es un partido de tres millones de dólares. Si Bolívar pasa a la fase de grupos de La Libertadores logra ese monto, si cae a la Sudamericana la plata se reduce a 900.000 dólares. Ahí es nada. La “Academia” del vasco Natxo González coloca a los mismos hombres de la ida pero sorprendentemente cambia el “dibujo” (pasa a un 5-4-1) con tres centrales (Guitián, Quinteros y Granell) y dos carrileros (Bejarano y Fernández). En el doble “cinco” aparece la novedosa dupla Justiniano-Hernán Rodríguez con Saavedra (otrora enganche) y García, escorados por los costados. Junior, en su Metropolitano de Barranquilla, coloca un 4-2-3-1 para atacar por dentro con Teo como media punta a la espalda de Justiniano y por los costados con Hinestroza y Sambuesa, buscando la cabeza de Borja. En el “mata-mata”, Bolívar -que estrena camiseta de Puma- lleva nueve intentos sin clasificar.

Nudo: Junior aprieta de salida y Bolívar espera metido atrás, traicionando la idea primigenia del vasco: su apuesta por la tenencia y el fútbol ofensivo. González ha aprendido pronto las malas mañas del fútbol boliviano: el ultraconservadurismo, el pánico. Saavedra perdona la primera y Borja vacuna en otro error grosero (como en La Paz) del “goalkeeper” Rojas. En la zaga celeste, todos intenta acomodarse a su nuevo trabajo: Jairo Quinteros está incómodo de líbero mientras Granell y Guitián regalan en salida la pelota. González, en su experimento improvisado, ha desarmado el inicio de jugada. Tras el gol tempranero, extrañamente, el “Tiburón” deja de ser profundo, deja de aplicar el 2-1 contra Bejarano. Los laterales colombianos, Viafra y Fuentes, abandonan la subidas y se quedan atrás marcando a nadie. Hay miedo a ganar. Los celestes son un equipo largo, con Ramos muy lejos de todo. Hay miedo a perder.

Desenlace: Bolívar sabe que necesita un gol y ataca cuando está eliminado, otra maña bien aprendida de González. Ahora es Junior quien se mete atrás con Perea haciendo cambios defensivos. La “Academia” adelanta líneas con los carrileros de media cancha para arriba. Menacho entra por García y los bolivaristas arrancan con su “show” de chances desperdiciadas, ora Bejarano, ora Quinteros, ora Justiniano. La absurda roja por agresión de Leo Ramos pone todo cuesta arriba a veinte minutos para el pitido final. Va a entrar Sadiku de nueve, en permanente deuda con su hinchada. Todo acaba en un infarto, de ida y vuelta, el “Tiburón” perdonando una goleada y los celestes fallando y fallando. Solo a tres de la finalización, González quita a uno de los tres centrales. A buenas horas, vasco.

Post-scriptum: la derrota de Bolívar es muy dolorosa por la falta de puntería en La Paz y en Barranquilla, por las absurdas decisiones de su técnico y por la reacción incomprensible de Leo Ramos, su carta de gol. Lastima en demasía porque la “Academia” con errores propios dejó pasar a un equipo que no es superior. Lo de menos a estas alturas son los tres millones de dólares botados a la basura.

Comparte y opina: