viernes 14 may 2021 | Actualizado a 06:01

Argentina, sin Messi, vence sobre la hora a Marruecos

La sorpresa fue a los 84 minutos, cuando el empate en cero parecía sellado, y Correa, ingresado por Rodrigo De Paul, clavó un derechazo junto al segundo palo.

El argentino Paulo Dybala supera la marca del marroquí Achraf Hakimi durante el lance amistoso en Tánger. Foto: AFP

Por AFP

/ 27 de marzo de 2019 / 11:19

Argentina, sin Lionel Messi, le ganó con el último suspiro este martes a Marruecos por 1-0 con un gol de Ángel Correa, en un partido que nada tuvo de amistoso, convertido en concierto de golpes arteros y protestas en el estadio Ibn Battouta de Tánger, ante casi 45.000 espectadores.

La sorpresa fue a los 84 minutos, cuando el empate en cero parecía sellado, y Correa, ingresado por Rodrigo De Paul, clavó un derechazo junto al segundo palo, tras entrar a todo trapo al área y buscar su mejor perfil derecho.

El fuerte viento que atravesó la cancha conspiró para ver un espectáculo decoroso. La albiceleste tuvo un pálido juego en uno de sus últimos encuentros de preparación antes de la Copa América de Brasil-2019. Los Leones de Atlas se alistan para la Copa de África.

«Si saltamos el partido con Venezuela (derrota 3-1 el viernes en Madrid), digamos que el equipo está bien. Le vamos a dar guerra a todo el mundo en la Copa», dijo el DT argentino Lionel Scaloni.

A Messi, descartado del segundo amistoso por molestias musculares, se lo había visto desconcertado, sin compañía adecuada que potencie el juego arrollador que desarrolla en el FC Barcelona.

¿Fútbol o lucha?

El fútbol fue un convidado de piedra. El juego se convirtió en batalla campal. Abundaron a granel patadas alevosas, codazos traicioneros y planchazos sin compasión.

Después de cada fricción y de cada jugador derribado en forma violenta, los rivales se arremolinaban, con la ley malentendida del agresor vengativo a puro cachetazo, empujón e insulto, vaya uno a saber en qué idioma  «Varias veces fui a defender a compañeros que sufrían patadas que los podían lesionar y además había que adaptarse al clima, al viento impresionante», dijo el capitán, Germán Pezzella, de Fiorentina de Italia.

Atravesaba el campo un viento huracanado con ráfagas de casi 50 km/h. Había que ser malabarista para controlar la pelota o meter un pase que llegara al destinatario y no se desviara hacia cualquier parte.

Los hinchas locales se habían entusiasmado con el bello juego asociado de Romain Saiss, los arranques de Younes Belhanda, la técnica de Sofiane Boufal y los toques cortos de Mbark Boussouffa.

Como único punta de lanza, Khalid Boutaib fue lo mejor de su equipo por su movilidad e incluso pudo marcar cuando remató de frente al arco a las manos de Esteban Andrada.

La defensa argentina era un colador. Gonzalo Montiel no podía clausurar su lateral, Germán Pezzella no podía con su genio y se metía en todas las peleas, Walter Kannemann tampoco se ordenaba y sólo Marcos Acuña recuperaba e intentaba jugar.

La única lucecita que se encendía en el ataque albiceleste eran los pelotazos precisos de Rodrigo De Paul, con el centrodelantero Lautaro Martínez empecinado en llevarse por delante al triángulo defensivo formado por Manuel da Costa con Medhi Benatia y Karim El Ahmadi que lo encerraban en un círculo de hierro.

Paulo Dybala lucía todo el tiempo fuera de la órbita de sus compañeros, aislado, encaprichado en gambetas individualistas. Todos parecían autitos chocadores de un parque de diversiones.

Cambios acertados

Los crispados temperamentos tendieron a aplacarse, como si hubieran pasado por una dura reprimenda de los entrenadores.

La batalla táctica la ganaba el DT Hervé Renard sobre el argentino Lionel Scaloni, quien mandó a la cancha a Matías Suárez por Martínez y a Ángel Correa por De Paul, para encontrar variantes de penetración en la retaguardia marroquí.

Argentina caía en la telaraña defensiva que fabricaba Marruecos, siempre con superioridad numérica. Pero la sorpresa fue el acierto de los cambios.

Suárez fue quien habilitó a Correa para el gol. El encuentro encuentro fue «muy duro» y «pareció que se le iba de las manos (al árbitro) por los golpes y por el viento, pero este grupo de Argentina es muy lindo», opinó el delantero de Atlético de Madrid.

(27/03/2019)

Comparte y opina:

Corinthians eliminado de Sudamericana tras caída 4-0 ante un Peñarol arrollador

Peñarol es escoltado por el equipo de River Plate de Paraguay, que este jueves superó al peruano Sport Huancayo 2-1 en Asunción y suma 7 unidades.

Por AFP

/ 13 de mayo de 2021 / 23:57

Corinthians se despidió este jueves de la Copa Sudamericana 2021 tras sufrir una humillante caída 4-0 en Montevideo frente Peñarol, líder invicto del Grupo E que quedó a las puertas de la clasificación a octavos.

Una tripleta de Agustín Álvarez Martínez (5, 14, 69) y un tanto Agustín Canobbio (53) definieron el contundente triunfo aurinegro en el estadio Campeón del Siglo de la capital uruguaya.

Al equipo charrúa, que exhibe puntaje perfecto (12) y una impresionante cosecha de 14 goles en cuatro partidos con un solo tanto en contra, le bastará con empatar uno de los dos encuentros que le restan para clasificar a octavos.

E incluso puede pasar de fase si pierde sus encuentros y River Plate de Paraguay no gana los dos que le corresponden.

Peñarol es escoltado por el equipo guaraní, que este jueves superó al peruano Sport Huancayo 2-1 en Asunción y suma 7 unidades.

Corinthians, que acumula 4, y el club incaico, que aún no ha logrado sumar, ya no tienen posibilidades de pasar de fase.

Encendido

El arranque del encuentro fue para Peñarol, que rápidamente controló la pelota, generando peligro con varias subidas por derecha.
Apenas corrían 5 minutos cuando el ‘Manya’ se puso en ventaja, con un gol que en principio generó algunas dudas. Agustín Álvarez Martínez cabeceó hacia abajo un centro llegado de tiro de esquina que se metió en el ángulo inferior izquierdo del arco brasileño.

El guardameta Cássio llegó a agarrar la pelota pero cuando ésta ya había pasado la línea del gol. Por el ángulo de la toma televisiva, en primera instancia no se vio bien si el balón se había metido en su totalidad dentro del arco, pero una repetición despejó interrogantes.

Por si hiciera falta demostrar su contundencia, rápidamente llegó el segundo aurinegro. A los 14, otra vez Álvarez Martínez marcó al empujar el balón tras asistencia de Giovanni González.

Encendido, el conjunto uruguayo se apropió totalmente del juego, frente a un Corinthians que mostraba poca reacción.

La primera llegada de peligro del ‘Timao’ llegó a los 29, con un fuerte disparo que el arquero Kevin Dawson mandó al córner.

Roni tuvo otra oportunidad de descontar para la visita a los 42, con un remate que rozó el vertical aurinegro.

Goleada y eliminación

El equipo brasileño salió al segundo tiempo dispuesto a presionar y acercarse al arco charrúa, pero los dirigidos por Mauricio Larriera les aguaron las intenciones muy rápidamente.

Una pelota que la defensa del ‘Manya’ sacó con velocidad a la salida de un córner terminó con un buen pase en el área brasileña de Walter Gargano a Agustín Canobbio, quien enganchó para sacarse de encima a un defensor y logró un tiro de zurda que reventó el arco de Cássio.

A los 69, Álvarez Martínez robó una pelota en la salida del arquero brasileño y llegó a su tripleta para poner el impactante 4-0, ya irremontable para los dirigidos por Vágner Mancini.

El resto del encuentro transcurrió sin mayores incidencias, con Peñarol sacando el pie del acelerador sin dejar de tener el control absoluto del encuentro.

La oncena aurinegra cortó con una racha de 38 años favorable al Corinthians, en la cual el club brasileño no había perdido en tierras uruguayas.

Comparte y opina:

Ferreirinha despacha a Lanús e ilumina el camino de Gremio hacia octavos de Sudamericana

El extremo, de 23 años, marcó dos goles (23, 78) y asistió a Matheus Henrique (3) en el estadio Arena do Gremio.

Por AFP

/ 13 de mayo de 2021 / 21:01

La luz del atacante Ferreirinha alumbró la victoria 3-1 del líder Gremio sobre Lanús este jueves en Porto Alegre y dejó al tricolor gaúcho virtualmente clasificado a octavos de final de la Copa Sudamericana-2021.

El extremo, de 23 años, marcó dos goles (23, 78) y asistió a Matheus Henrique (3) en el estadio Arena do Gremio. El ‘granate’ amagó con dar pelea, al empatar temprano con Guillermo Burdisso (6), pero fue sobrepasado por el talento del camisa 11, posiblemente el mejor jugador del torneo hasta ahora.

La victoria amplió la ventaja de Gremio en el Grupo H, con puntaje perfecto en cuatro partidos (+12 goles a favor), y prácticamente le garantizó el único boleto a la siguiente ronda.

Para perder el tiquete a octavos, Gremio tendría que caer en sus últimos dos juegos (ante el eliminado Aragua y La Equidad) por abultadas goleadas.

Además, los colombianos (vencieron 2-1 a los venezolanos este jueves en Caracas) y Lanús, segundos y tercero, respectivamente, ambos con seis unidades, tendrían que vencer sus partidos por amplias ventajas.

Juego de altura

El poderoso ataque de Gremio, el más anotador de la Sudamericana, con 15 goles, está sostenido en la velocidad de Ferreirinha y Luiz Adriano en las bandas y la puntería certera de Diego Souza en el centro del área.

Con el artillero en la banca, seguramente ahorrando energías para la final del Campeonato Gaúcho contra el Inter el domingo, la responsabilidad ofensiva recayó en los dos extremos.

Ferreirinha volvió a ser un arpón implacable desde la banda izquierda e incluso adentrándose al área por el centro.

De su botín derecho salió un centro que Matheus Henrique conectó, de cabeza, con dirección al arco de Lautaro Morales. El portero estrenó los guantes al retirar la pelota del interior del arco.

La anotación se marcó en el mismo minuto en el que Gremio inició la paliza 8-0 contra Aragua en la fecha pasada. A diferencia de los aurirrojos, Lanús se sacudió rápido y exhibió la casta que lo llevó al subcampeonato de la Sudamericana-2020.

Pedro de la Vega cobró un córner que halló a Burdisso, recuperado de una lesión, con una marca blanda. El zaguero impuso sus 1,87 metros de estatura y propulsó, desde el punto blanco, un testazo violento que dejó sin chances a Brenno.

Indomable

La igualdad fue alcohol en la herida de Gremio, y especialmente de Ferreirinha, un jugador pícaro, de ‘potrero’, refrescante en tiempos de súper atletas.

Desde el centro, el atacante abrió una pelota para Rafinha y se adentró, galopando, al área. El ex Bayern Múnich levantó un centro y Ferreirinha, de 1,75 metros, venció la resistencia aérea del espigado Burdisso y del colombiano Alexis Pérez (1,81 m).

La dulzura de la venganza pudo amargarse pronto, aunque la mala puntería del inoxidable José Sand, en un mano a mano contra Brenno, sostuvo la sonrisa de los brasileños.

Lanús sufrió para desatar el nudo que el rival le armó en el mediocampo, quizás por la ausencia en esa zona de pilares como Facundo Pérez, Tomás Belmonte y Facundo Quignon.

Con el botín en el bolsillo, Gremio ahorró combustible para el ‘Gre-Nal’, uno de los clásicos de mayor rivalidad de Brasil. Souza entró por el parco Diego Churín y su primera sociedad con Ferreirinha selló la victoria.

El delantero recibió -en fuera de lugar- un pase filtrado de Rafinha y con un toque sutil desactivó a Morales. Con el arco vacío, el 11 marcó su quinto gol en la Copa Sudamericana.

Tiago Nunes removió el banco pero poco cambió en la cancha. Gremio demostró, cabeza a cabeza, por qué está a un suspiro de octavos y Lanús tendrá que conformarse, otra vez, con ser segundo.

Comparte y opina:

Miles protestan contra el racismo y la violencia policial en Brasil

En el centro de Rio de Janeiro, miles de personas desfilaron todavía consternadas por el sangriento operativo en la favela de Jacarezinho

Foto: @folha

Por AFP

/ 13 de mayo de 2021 / 20:50

Miles de personas protestaron este jueves en varias ciudades de Brasil contra el racismo y la violencia policial, una semana después de una operación antinarco que dejó 28 muertos en una favela de Rio de Janeiro.

Bajo el lema «Ni bala, ni hambre, ni covid. íEl pueblo negro quiere vivir!», los manifestantes, protegidos con mascarillas para protegerse del virus, reivindicaron con pancartas y gritos el fin de la discriminación estructural hacia los negros y mestizos, el 55% de la población, el día en que se conmemora el fin de la esclavitud en Brasil en 1888.

En el centro de Rio de Janeiro, miles de personas desfilaron todavía consternadas por el sangriento operativo en la favela de Jacarezinho (norte), que según la policía se proponía desarticular una banda que reclutaba a niños y adolescentes para el tráfico de drogas, robos, secuestros y asesinatos.

Grupos de derechos humanos aseguran que se trató de la operación policial más letal en la historia de la ciudad, acostumbrada sin embargo a irrupciones violentas de las fuerzas de seguridad en comunidades pobres, con población mayoritariamente negra.

El operativo fue objeto de una avalancha de críticas y un pedido de la ONU de investigar denuncias de ejecuciones sumarias.

«Justicia para Jacarezinho», «Contra el genocidio, rebelaste es justo», podía leerse en las pancartas.

«Lo que vemos es que los negros son los que más mueren, los que más mueren por arma de fuego, los que más están desempleados y los que menos son vacunados. Es una política de genocidio, una necropolítica, una política de la muerte», declaró a la AFP Dara Santana de Carvalho.

«Estamos aquí para pedir el fin del genocidio negro, pidiendo vacunas, empleo e igualdad de derechos», dijo por su parte Alexandro de Santos Visosa.

Manifestaciones similares, organizadas por la organización Coalición Negra por Derechos, se replicaron en varias ciudades del país, como Sao Paulo, Brasilia o Salvador.

En la capital económica de Brasil, unos 500 manifestantes se concentraron en la emblemática Avenida Paulista.

Varios de ellos portaban carteles con la leyenda «Fuera Bolsonaro». El presidente brasileño, acusado de racismo por varios sectores, llegó al poder con un discurso de mano dura contra la criminalidad. Tras el operativo de la semana pasada, cerró filas con los uniformados.

Comparte y opina:

Un cuadro de Picasso se vende por $us 103 millones en Nueva York

El cuadro, terminado en 1932, se vendió por $us 90 millones, que se elevaron a $us 103,4 millones cuando se añadieron los honorarios y las comisiones

Por AFP

/ 13 de mayo de 2021 / 20:38

La obra de Pablo Picasso «Mujer sentada junto a una ventana (Marie-Therese)» se vendió el jueves por 103,4 millones de dólares en la casa de subastas Christie’s de Nueva York, según informó la empresa.

El cuadro, terminado en 1932, se vendió por $us 90 millones, que se elevaron a $us 103,4 millones cuando se añadieron los honorarios y las comisiones, tras 19 minutos de puja, dijo Christie’s.

Comparte y opina:

Copa sudamericana: Guabirá cae en casa y queda eliminado

El brasileño Gilberto convirtió el único gol del encuentro, en el minuto 57, y selló una victoria que el pobre rendimiento del Guabirá no pudo contrarrestar.

Por AFP

/ 13 de mayo de 2021 / 20:16

Bahia derrotó 1-0 de visitante al boliviano Guabirá, que se quedó sin chances de pasar a octavos en la Copa Sudamericana, y lidera junto al «Rey de Copas» argentino la punta del Grupo B, culminada la cuarta fecha del torneo.

El brasileño Gilberto convirtió el único gol del encuentro, en el minuto 57, y selló una victoria que el pobre rendimiento del Guabirá no pudo contrarrestar.

Con este resultado, Bahia e Independiente encabezan la llave con ocho puntos, aunque la diferencia de goles favorece al equipo nordestino. Los escolta el uruguayo City Torque, con cinco puntos.

Doce goles en contra, solo uno a favor y cuatro derrotas en la Copa Sudamericana hacen que el Guabirá pierda toda chance de clasificar y sitúan a su desempeño entre los peores de la Sudamericana.

Comparte y opina: