miércoles 6 jul 2022 | Actualizado a 21:09

Brasileña que acusa a Neymar de violación expone su versión

El atacante del París SG, que había escrito en su instagram que el de esta noche tal vez fuese el juego más difícil de su carrera "por las circunstancias", dejó el partido en el minuto 20 del primer tiempo.

/ 5 de junio de 2019 / 22:21

Brasil escuchó por primera vez la versión de la joven que acusa a Neymar de violación en una entrevista exclusiva que fue divulgada una hora antes de que el astro, sobre el cual pesan todas las miradas, entrara al campo a disputar un amistoso con la canarinha frente a Catar.

El atacante del París SG, que había escrito en su instagram que el de esta noche tal vez fuese el juego más difícil de su carrera "por las circunstancias", dejó el partido en el minuto 20 del primer tiempo.

La asesoría de prensa de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) informó poco después que Neymar "sufrió un esguince en el tobillo derecho".

En una jugada en el que peleó el balón con un catarí en el minuto 17, Neymar, que había sido aplaudido por los hinchas al entrar al estadio, aparentemente pisa en falso con su pie derecho y demora unos segundos para levantarse. Tras quejarse de dolor, salió del campo.

Fue atendido por el médico de la Selecao, Rodrigo Lasmar, y poco después se fue hacia el vestuario cojeando, con una bolsa de hielo en el tobillo y ayudado por dos hombres. Fu sustituido por Everton.

Ni la abrupta salida de Neymar en el amistoso, ni los extractos de la entrevista de su acusadora transmitidos este miércoles por SBT sacudieron de inmediato la internet.

"Fue agresión juntamente con violación", disparó la joven que se identificó como Najila Trindade Mendes de Souza en su primera entrevista, que será divulgada completa el lunes.

"Era mi intención (…) era tener una relación sexual con él", dijo Trindade al ser consultada específicamente sobre el consenso entre ambos. En su primera aparición pública, la joven, que se define como modelo, dijo que Neymar pagó el hotel y los pasajes para París.

Las cosas cambiaron, según Trindade, en el primer encuentro entre ambos. "Él estaba agresivo, totalmente diferente al chico que conocí en los mensajes. Como yo tenía muchas ganas de estar con él, dije ok, voy a intentar manejar esto", respondió Trindade.

"Comenzamos a acariciarnos, a besarnos, hasta ahí todo bien. Él comenzó a golpearme y dije las primeras veces, ok, todo bien. Después comenzó a lastimarme mucho, pedí para parar porque me dolía. Él me dijo 'disculpa, linda'. Pregunté si trajo preservativos, dijo que no, y yo dije que no ocurriría nada (…) Él me volteó y cometió el acto, mientras cometía el acto continuó golpeándome en el trasero violentamente. Fue muy rápido", relató la joven.

En otro capítulo de esta historia, esta noche  el portal de noticias G1 informó que la policía tiene un video grabado por Trindade en un supuesto segundo encuentro. El contenido no fue divulgado.

Tema excluyente en Brasil

Desde que estalló el escándalo el sábado pasado, en Brasil sólo se habla de este tema, que desestabiliza a la Seleçao a poco más de una semana del inicio de la Copa América, el 14 de junio.

Neymar se declara inocente y, después que la prensa divulgó la denuncia formalizada por Trindade el viernes, publicó un video diciendo ser víctima de una trampa y exponiendo el intercambio de mensajes íntimas entre ambos.

Esto llevó a las redes sociales a la ebullición: "Buenos días, objeto de mi líbido", se ha convertido en la frase del momento entre los internautas en Brasil.

Esta expresión retoma uno de los mensajes enviados a la estrella del París SG por la brasileña que le acusa, y que él reveló a sus 120 millones de seguidores en Instagram en un video que le valió una investigación por posible crimen virtual.

Indispensable pero no insustituible

El lunes, durante una conferencia de prensa en el centro de entrenamiento de la Granja Comary, en Teresópolis -cerca de Rio de Janeiro-, el seleccionador Tite fue bombardeado con preguntas sobre el caso Neymar.

Tite afirmó que no "se permite juzgar" a su delantero, al que considera "indispensable" para la calidad del juego de la Seleçao, aunque tampoco "insustituible".

Mientras el DT hablaba, a metros de distancia un coche de la policía llegaba a la Granja Comary para citar a Neymar a declarar por la exposición de la conversa.

"Prefiero un delito en Internet que una violación", reaccionó el padre de Neymar en una entrevista. Hasta el presidente Jair Bolsonaro entró en la polémica afirmando que creía en el atleta.

"Esta noche debo ir al partido (amistoso) de Brasil (contra Catar, en Brasilia). Espero poder darle un abrazo a Neymar antes del partido. Pasa por un momento difícil, pero yo creo en él", dijo Bolsonaro a periodistas durante una actividad oficial.

Algunos patrocinadores no ocultan su inquietud por el caso Neymar, como Nike, que ha manifestado su "profunda preocupación". (05/06/2019)

Comparte y opina:

Lluvias torrenciales dejan ya 94 muertos cerca de Rio de Janeiro

Hasta el miércoles por la noche fueron "confirmadas 94 muertes", informó en su último balance la Defensa Civil del estado de Rio de Janeiro.

/ 16 de febrero de 2022 / 22:31

Al menos 94 personas murieron en las lluvias más intensas de los últimos 90 años en la antigua ciudad imperial brasileña de Petrópolis, donde el miércoles se libraba una carrera contrarreloj para hallar a eventuales supervivientes bajo el lodo y los escombros.

Hasta el miércoles por la noche fueron «confirmadas 94 muertes», informó en su último balance la Defensa Civil del estado de Rio de Janeiro.

Una cifra que continúa creciendo con el correr de las horas, tras el temporal que en la tarde del martes provocó casi 300 deslizamientos en la ciudad serrana, ubicada a 68 km al norte de Rio.

«Fue la peor lluvia desde 1932», declaró el gobernador de Rio de Janeiro, Cláudio Castro. «Es un escenario de guerra», añadió.

Varias vías de Petrópolis quedaron convertidas en ríos correntosos que arrastraron todo al pasar y dejaron un reguero de viviendas reducidas a escombros y vehículos apilados entre el agua y el barro.

Algunos puntos de la ciudad recibieron hasta 260 milímetros de lluvia en menos de seis horas, un volumen superior a la media histórica para todo febrero (240 mm), de acuerdo con la agencia meteorológica MetSul.

Unas 24 personas fueron rescatadas con vida.

El Ministerio Público de Rio de Janeiro dijo que 35 personas fueron «registradas» como desaparecidas en su servicio de localización de personas, aunque los bomberos y otras autoridades a cargo de los rescates no confirmaron un número oficial de desaparecidos.

Videos viralizados en redes sociales y trasmitidos por las televisiones mostraron imágenes escalofriantes, como el de personas intentando salir del interior de autobuses totalmente sumergidos en medio de la corriente, o la historia de una madre que perdió a su bebé de 1 año.

«Por momentos pienso que es una pesadilla, que despertaré y ella estará aquí. Esperé 9 años para quedar embarazada, para hacerlo bien, tener condiciones, y solo pude disfrutar un año junto a mi hija», confesó Giselli Carvalho al portal de noticias G1.

«Nadie lo esperaba, fue desesperante, muy triste. Tengo amigos que están desaparecidos», contó a la AFP Elisabeth Pio Lourenço, de 32 años, vecina del destrozado barrio de Alto da Serra.

Riesgo de nuevos deslizamientos

La iglesia de Santo Antonio, cercana al área del desastre, abrió sus puertas para acoger a más de 150 personas, evacuadas de sus casas por las inundaciones o el peligro de deslave a causa del temporal.

«Muchos de los que llegan lo han perdido todo, o perdieron a sus parientes. Es una situación difícil», explicó a la AFP Celestino, el párroco de la iglesia.

Unos 400 militares trabajaban en tareas de auxilio en el lugar junto con equipos de Defensa Civil y bomberos, con perros, máquinas excavadoras, camiones, botes y una decena de aeronaves.

El gobierno brasileño alertó de un riesgo «muy alto» de nuevos deslizamientos de tierra en la región montañosa de Rio de Janeiro, «especialmente en Petrópolis», debido a la previsión de más lluvias para los próximos días que podrán causar nuevas «inundaciones».

En su visita a Rusia, el presidente Jair Bolsonaro deseó que «Dios consuele a los familiares» de las víctimas de la «catástrofe» en Petrópolis, durante una conferencia de prensa conjunta con el anfitrión, Vladimir Putin, a quien agradeció su solidaridad ante lo ocurrido.

El mandatario confirmó que visitará la zona el viernes, cuando regrese.

Fenómenos extremos

«Las precipitaciones acumuladas (…) son inusuales», señaló la meteoróloga Estael Sias en una nota en el sitio de MetSul, donde asegura que este desastre «no es ni el primero ni será el último», dadas las características climáticas, topográficas y poblacionales de la región.

Brasil ha vivido en los tres últimos meses episodios de intensas lluvias, especialmente en los estados de Bahia (nordeste) y de Minas Gerais (sudeste), que han dejado decenas de muertos y causado destrozos en centenares de municipios.

Los científicos sostienen que, debido al cambio climático, los fenómenos meteorológicos extremos serán cada vez más recurrentes.

En enero de 2011 más de 900 personas murieron en la región serrana del estado de Rio por las fuertes lluvias, que provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra en una vasta área, incluida Petrópolis y sus vecinas Nova Friburgo, Itaipava y Teresópolis.

Petrópolis, de 300.000 habitantes, es una ciudad turística por su valor histórico, la naturaleza circundante y un clima más ameno en comparación con la costera Rio de Janeiro, debido a su altura.

En el pasado fue lugar de veraneo de la antigua Corte imperial brasileña. Durante el siglo XVIII e inicios del XIX, fue un punto vital en el camino entre Rio y Minas Gerais que encantó por su clima y su paisaje al Emperador Pedro I.

Comparte y opina:

Bolsonaro desatado contra sus adversarios, multiplica los ataques verbales

Bolsonaro provocó el martes una ola de indignación al sugerir que la periodista Patricia Campos Mello, una de las firmas más conocidas del diario Folha de S.Paulo, buscó informaciones a cambio de sexo con el empleado de una empresa acusada de difundir noticias falsas.

/ 20 de febrero de 2020 / 18:39

El presidente brasileño Jair Bolsonaro acumula los derrapes -con insinuaciones injuriosas, cortes de manga y ataques misóginos- que causan malestar entre sus propios aliados y cuestionamientos de la oposición acerca de su capacidad para gobernar.

Bolsonaro provocó el martes una ola de indignación al sugerir que la periodista Patricia Campos Mello, una de las firmas más conocidas del diario Folha de S.Paulo, buscó informaciones a cambio de sexo con el empleado de una empresa acusada de difundir noticias falsas durante la campaña de las elecciones de 2018, ganadas por el exmilitar de ultraderecha.

Esa declaración se suma a los propósitos misóginos a lo largo de su carrera, que van de decirle a una diputada de izquierda que "no merece ser violada porque es muy fea" a burlarse de la apariencia de Brigitte Macron, la esposa del presidente francés Emmanuel Macron, en plena polémica entre los dos países sobre los incendios en la selva amazónica.

"Cada día resulta más evidente que el presidente necesita un tratamiento terapéutico de urgencia", afirma Paulo Jerônimo de Sousa, presidente de la Asociación Brasileña de Prensa (ABI).

"Este comportamiento misógino desmerece el cargo presidencial y confronta a la Constitución", añade.

Ivar Hartmann, profesor de Derecho Público en la Fundación Getúlio Vargas (FGV), de Rio de Janeiro, concuerda en que los exabruptos de Bolsonaro son "absolutamente deplorables", pero duda de que puedan acarrearle "consecuencias legales" o exponerlo a un proceso de impeachment.

"Cortina de humo"

La Constitución brasileña estipula que un presidente que atentó contra "la dignidad y el honor" de sus funciones puede ser sometido a un proceso de destitución.

Pero la apertura de ese juicio tiene que ser aprobada por tres quintos de los escaños en la Cámara, algo poco factible actualmente, según la mayoría de los analistas.

"Es muy probable que políticos de izquierda consideren que la declaración de Bolsonaro sobre la periodista [Campos Mello] es suficiente […] para iniciar un impeachment", pero "sabemos que el impeachment es un proceso político y no veo actualmente al Congreso dispuesto a hacer eso", afirma Hartmann.

Este mes, el mandatario les dedicó dos cortes de manga (gesto despectivo que se hace con ambas manos) a los periodistas que cada mañana le aguardan frente a su residencia oficial.

El presidente de la Cámara, Rodrigo Maia, de un partido aliado de Bolsonaro, expresó el miércoles su preocupación por la señal negativa que ese clima político tóxico envía a los inversores, sobre los que el gobierno cuenta para reflotar la economía.

La cronista política Vera Magalhaes, del diario O Estado de S.Paulo, acusó a Bolsonaro de "degradar la imagen de la función presidencial para crear una cortina de humo" y desviar la atención de los brasileños de otros tema sensibles.

En diciembre, a un periodista que lo interrogaba sobre las sospechas de corrupción que pesan sobre su hijo Flávio Bolsonaro, Bolsonaro le respondió: "Tú tienes una cara de homosexual terrible".

"Cuando Bolsonaro no puede dar una respuesta racional y mínimamente articulada, responde con bromas, en general bromas ofensivas, y eso siempre es una cortina de humo", subraya Hartmann.

Esas salidas pueden tener una función electoral, a ocho meses de las municipales de octubre.

Sus agresiones verbales "le agradan a una parte de su electorado, que ven al presidente como alguien que dice la verdad, que no se oculta detrás del discurso políticamente correcto", agrega.

Un cadáver incómodo

Las últimas polémicas se dan con el telón de fondo de la muerte de un excapitán del cuerpo de élite de la Policía Militar (Bope) de Rio de Janeiro, Adriano de Nóbrega, presunto jefe de una milicia paramilitar sospechosa de haber planeado el asesinato de la concejal negra Marielle Franco en 2018.

Nóbrega, que en 2005 fue condecorado por el entonces diputado regional y actual senador Flávio Bolsonaro (quien también contrató en su gabinete a la madre y la hermana del oficial), fue abatido en una operación policial el 9 de febrero en el estado de Bahía (nordeste), tras abrir fuego contra los agentes, según las autoridades locales.

Pero Jair Bolsonaro cuestionó esa versión y evocó una "ejecución sumaria" perpetrada, según dijo, por la Policía Militar a las órdenes del gobernador Rui Costa, del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda).

El lunes, una veintena de gobernadores pidieron más "equilibrio" y "diálogo" de la parte del jefe de Estado.

Bolsonaro se las ingenia para llamar la atención con declaraciones groseras cualquiera sea el tema.

En agosto, burlándose de los defensores del medio ambiente, propuso "hacer caca día sí, día no". (20/02/2020)

Comparte y opina: