miércoles 1 dic 2021 | Actualizado a 12:02

Reims sorprende al París SG, que encaja segunda derrota de la temporada

Hassane Kamara (29) y Boulaye Dia (90+4) anotaron los goles del histórico Reims, equipo que perdió dos finales de la Copa de Europa frente al Real Madrid de Di Stefano en la década de los años 1960.

El portero costarricense Keylor Navas del PSG en el suelo después del segundo gol de Reims. Foto: AFP

Por AFP

/ 25 de septiembre de 2019 / 18:53

El Stade de Reims sorprendió al París SG derrotándole por 2-0 en el Parque de los Príncipes, infligiendo a los parisinos la segunda derrota de la temporada, aunque el equipo de Neymar mantiene el liderato.

Hassane Kamara (29) y Boulaye Dia (90+4) anotaron los goles del histórico Reims, equipo que perdió dos finales de la Copa de Europa frente al Real Madrid de Di Stefano en la década de los años 1960.

"Reims ha jugado más cerca de su 100% que nosotros, el resultado es merecido", admitió el técnico alemán del club parisino Thomas Tuchel. "El primer cuarto de hora estuvo bien, pero después a cada minuto que pasaba iba de mal a peor", añadió después.

Ante un rival que no parecía que pudiese poner en aprietos al todopoderoso PSG, y menos en el Parque de los Príncipes, Tuchel salió con un once inicial plagado de suplentes, aunque si formaron parte del equipo de salida el arquero costarricense Keylor Navas y el delantero brasileño Neymar.

Su compatriota Marquinhos y el argentino Ángel Di Maria, dos fijos habituales en las alineaciones parisinas se quedaron en el banquillo y pese a jugar en la segunda parte no pudieron evitar la segunda derrota del PSG, que en la segunda jornada ya se vio sorprendido por el Rennes.

"Son mis decisiones, mis elecciones, pero estamos siempre juntos, mis jugadores y yo", se justificó Tuchel, que lanzó un aviso: "Los que llevaban la camiseta esta noche tenían una ocasión para brillar, pero su rendimiento no fue suficiente".

La única buena noticia para el PSG fue la aparente normalización de las relaciones entre Neymar y la hinchada parisina en el segundo partido de la temporada del astro brasileño en el Parque de los Príncipes. En el primero, ante el Estrasburgo, el '10' fue recibido con pitos y abucheos hasta que logró el gol de la victoria al final del partido.

Después de lograr también el gol decisivo en el triunfo en Lyon el pasado fin de semana, los ultras parisinos recibieron al brasileño tal como habían anunciado, con "indiferencia".

La tregua, curiosamente, no coincidió con un partido brillante de Neymar, que no pudo salvar a su equipo por tercera vez consecutiva.

Lyon no arranca

Pese a la derrota, los parisinos se mantienen líderes, aunque empatados ahora a 15 puntos con el Angers, que sigue sorprendiendo en este inicio de la temporada en Francia y ganó 2-0 en su visita al Toulouse.

En Toulouse, el modesto equipo angevino se llevó la victoria con un doblete del marroquí Rachid Alioui en los minutos finales (88 y 90+5).

También ha comenzado bien la temporada el Lille, que derrotó por 2-0 en casa al Estrasburgo (17º) y se coloca tercero con 13 puntos, los mismos que el Nantes, que se impuso por la mínima al Rennes (8º).

El que no parece arrancar es el Lyon (10º) entrenado por el brasileño Sylvinho, que empató 2-2 en su visita al Brest (13º) y suma ya seis partidos consecutivos sin ganar, incluido uno de la Liga de Campeones (1-1 contra el Zenit). (25/09/2019)

Comparte y opina:

Variante ómicron llegó a América Latina y obliga a repensar la vacunación en Europa

La aparición de esta nueva variante, aparentemente más contagiosa y con múltiples mutaciones, ha generado una reacción de pánico en numerosos gobiernos

Un mural que muestra a un hombre con traje protector rociando desinfectante sobre un coronavirus con la cara de Bolsonaro

Por AFP

/ 1 de diciembre de 2021 / 11:44

La extensión de la variante ómicron, que ya llegó a América Latina, provoca nuevas suspensiones de vuelos con países del sur de África, como en Japón, y empuja a la Unión Europea a reflexionar sobre la vacunación obligatoria.

La aparición de esta nueva variante, aparentemente más contagiosa y con múltiples mutaciones, ha generado una reacción de pánico en numerosos gobiernos.  

La Comisión Europea pidió el miércoles a los países de la Unión que reflexionen desde ya sobre la obligatoriedad de la vacunación contra el coronavirus.  

«Creo que es comprensible y apropiado liderar este debate ahora, cómo podemos alentar y potencialmente pensar en la vacunación obligatoria dentro de la Unión Europea», expresó la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) advirtió también el mismo día que ómicron puede ser una amenaza para la recuperación económica global y recortó sus proyecciones para el crecimiento mundial en 2021.

La economía mundial podría crecer 5,6% este año, anticipó en sus proyecciones la OCDE, un retroceso de 0,1 puntos en comparación con sus anteriores previsiones, hechas en septiembre.  

Además, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que «las prohibiciones generales de viajes no impedirán la propagación internacional» de ómicron, hay en nuevas restricciones y limitaciones de vuelos.

La detección de un segundo caso de ómicron en Japón llevó al gobierno a pedir a las aerolíneas que dejen de aceptar nuevas reservas para vuelos de entrada al país hasta el 1 de diciembre.

Según el gobierno, el contagiado sería un hombre de unos 20 años llegado el 27 de noviembre por avión a Tokio procedente de Perú, país que no ha detectado oficialmente ningún caso de esta nueva variante.

Casos en Brasil

Por ahora, el único país latinoamericano donde se ha detectado la variante ómicron fue Brasil, que el martes anunció dos casos en pasajeros procedentes de Sudáfrica, y un tercero este miércoles, en un pasajero de 29 años que venía de Etiopía.

Los tres casos se detectaron en el aeropuerto de Guarulhos, en el Estado de Sao Paulo, indicó la secretaría de Salud del estado de Sao Paulo.  

Otros países de la región están en alerta. Ecuador, por ejemplo, postergó la reapertura de su frontera terrestre con Colombia prevista para el miércoles hasta el 15 de diciembre.

Y el ministerio de Salud argentino anunció que, en prevención de la variante ómicron, el aislamiento en alta mar de un buque procedente de Cabo Verde tras haberse detectado un contagio.

El buque «Hamburg» había arribado el viernes a Buenos Aires con 170 pasajeros y 156 tripulantes, pero ahora se encuentra en alta mar a unos 280 km al sur de la capital.

Comparte y opina:

Emigrar de Honduras, un sueño juvenil impulsado por la pobreza

En un país con más de la mitad de su población en pobreza, miles de hondureños creen que migrando a Estados Unidos pueden mejorar su situación

Wilmer Rodríguez en su casa del barrio Nueva Suyapa en Tegucigalpa, Honduras

Por AFP

/ 1 de diciembre de 2021 / 10:57

La madre de Wilmer lloró y lo buscó por las calles cuando él trató de llegar a Estados Unidos, irregularmente y sin avisar, para conseguir empleo. Aunque la «migra» lo regresó, Wilmer lo volverá a intentar. A sus 18 años, no ve futuro en Honduras.

«Yo quiero irme otra vez, la tentación está, y eso no me lo quito de mi cabeza hasta que lo logre. Si me agarran una, dos, tres, cuatro, cinco veces lo voy a intentar, porque es mi sueño sacar adelante a mi familia», confiesa Wilmer Rodríguez.

En un país con más de la mitad de su población en pobreza, miles de hondureños creen que migrando a Estados Unidos pueden mejorar su situación.

En el camino están expuestos a la muerte, sobre todo a manos de los traficantes de personas («coyotes») y de extorsionadores.

En lo que va del año, unos 50.000 hondureños fueron devueltos del trayecto, según cifras oficiales.

Aunque el pasado domingo votaron por un nuevo presidente, Wilmer no confía en los políticos.

«No les tengo mucha fe, porque la verdad es que todos son mentirosos», explica.

Un barbero profesional

El sueño de Wilmer es ser uno «de los grandes» barberos del mundo. Se emociona cuando lo dice.

A su retorno aprendió el oficio y trabaja en la barbería «La Bendición», en el barrio de Nueva Suyapa, en las lomas que rodean Tegucigalpa.  

A lo largo de sus calles empinadas, muchas de ellas solo afirmadas y sin asfalto, hay hileras de casas: las de material noble corresponden a quienes tienen familia en el exterior; las otras son de tablas.

En su trabajo, como una premonición o estímulo, los cobertores que coloca a sus clientes representan a la bandera de Estados Unidos.   Pese a que ya lo han premiado dos veces en el barrio por su buen trabajo con las tijeras, para Wilmer, la bendición está fuera de Honduras.

Según un reciente informe elaborado por varias entidades, los migrantes centroamericanos gastan unos 2.200 millones de dólares al año en su ruta a Estados Unidos, la mayor parte en traficantes.

Una docena de ilusiones

Wilmer vive en una casa que no excede los 20m2, con sus dos hermanas, su sobrina… una docena de familiares divididos en dos ambientes.

En el ambiente del dormitorio hay una litera, una cama y la ropa de toda la familia colocada en muebles y rincones. Unas mantas hacen las veces de paredes divisorias.

Él duerme en la parte superior de la litera. «Abajo duermen mi mamá y mi hermana», explica.

Cuando Wilmer decidió irse, junto con un amigo, era febrero de 2020 y tenía 17 años. Fue devuelto al país un mes después desde México.

Lo que recibe, dice, no alcanza para todos.   «Donde yo trabajo, sí, es algo [lo que recibe]. Pero para mí, no para sobrevivir doce gentes», dice.

En Honduras, el salario mínimo oficial es de 400 dólares y el 80% de la economía es informal.

Aún no ha definido la fecha de su próxima partida. Hace los planes, sin que sepa su madre.    

‘No hay trabajo’

Cuando Wilmer no volvió a casa, Lesly Madariaga, su madre, pasó la noche en vela y al día siguiente se enteró de que había migrado.

«No quisiera volver a pasar ese proceso porque, Dios siempre le provee su comidita, yo no quisiera que él pasara peligros», dice.

Como la primera vez, Lesly no conoce pero intuye los nuevos planes de Wilmer.

«Los menores se van por una vida mejor porque aquí en Honduras no hay trabajo», se lamenta.

Ella, que ya votó por el gobernante Partido Nacional (derecha), dijo que optaría por un opositor, Xiomara Castro (izquierda) o Yani Rosenthal (liberal).

A merced de la delincuencia

Como en varios barrios de Centroamérica, en Nueva Suyapa actúan las pandillas Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18, involucradas en narcotráfico y extorsiones, y cuya acción también obliga a los jóvenes a huir.

Organizaciones humanitarias laboran en la zona con programas para niños y niñas que los aparten de los peligros.

«Cuando los niños se vuelven jóvenes, su deseo es irse hacia otro país para buscar mejores oportunidades porque aquí en el país no las tienen. Prima un sentimiento de mucho dolor, de mucho sufrimiento en las familias», explica Rosa María Nieto, directora ejecutiva de la Asociación Compartir.

Wilmer dice que en su barrio la delincuencia atrae a los jóvenes. «Van viendo las cosas fáciles y ya les gusta, y empiezan a vender droga, todo eso. Es tentador, pero gracias a Dios no me ha dado por nada de eso», dice.

«Mi meta es trabajar (…) Mi casa, también, algún día, yo sé que la voy a construir, algún día la voy a construir».

(01/12/2021)

Comparte y opina:

¿Aire puro o carbón? El espinoso dilema que enfrenta India

India busca repartir mejor los beneficios del desarrollo entre su población de 1.300 millones de habitantes, muchos de los cuales carecen de electricidad

Una carretera cubierta de polvo de carbón cerca de un área minera en Singrauli

Por AFP

/ 1 de diciembre de 2021 / 10:55

Una espesa polvareda gris flota sobre la mina de carbón a cielo abierto de Singrauli, en India, donde excavadoras gigantescas acarrean el combustible que contribuye al crecimiento económico, pero también a la contaminación ambiental del país.

Las minas a cielo abierto de Singrauli ilustran el dilema que enfrenta el segundo país más poblado del mundo y explican su resistencia a la eliminación progresiva del carbón, propuesta durante la reciente cumbre climática COP26 de Glasgow. 

India busca repartir mejor los beneficios del desarrollo entre su población de 1.300 millones de habitantes, muchos de los cuales carecen de electricidad.

Pero el precio a pagar es alto. En Singrauli, donde hay más de una docena de minas y centrales eléctricas alimentadas a carbón, el hollín recubre los árboles, las casas, los autos e incluso las vacas.

Un lodo oscuro y pegajoso tapiza las rutas, mientras los camiones, trenes y teleféricos cargan enormes montículos de carbón, cuya polvareda negra envuelve a los transeúntes.

‘Contaminados al extremo’

Todos están condenados a respirar el terrible polvo y el aire acre que irrita los ojos y la garganta.

«Nuestro aire, nuestra agua y todo el ambiente están contaminados al extremo. Incluso las vacas aquí parecen búfalos», declaró a AFP Sanjay Namdev, un sindicalista, mientras a su alrededor las grúas y los contenedores zumban en un mar de carbón.

«Pero olvide la supresión progresiva, es imposible erradicar el carbón por fases en un país como India», admitió.

«Millones de personas dependen del carbón para tener electricidad barata», explicó. «Yo no veo cómo se podrá acabar un día», agregó.

A medida que se desarrolla la tercera mayor economía de Asia, su apetito por el carbón no para de aumentar y la clase media necesita electricidad para sus aires condicionados y refrigeradores.

El consumo de carbón, que alimenta 70% de la red eléctrica india, se duplicó en la última década. Solo China consume más.

Y mientras crece la presión internacional, el primer ministro Narendra Modi anunció en octubre que India apunta a alcanzar la neutralidad de carbono para 2070, una década después de China y 20 años más tarde que otros grandes emisores de CO2.

Pese a ser el tercer mayor emisor mundial, el gobierno destaca que sus emisiones por habitante son más bajas que la media estadounidense.

Futuro sin carbón

Unos 30.000 trabajadores de las minas de Singrauli y miles de obreros sustitutos, se inquietan ante el futuro sin carbón. El cambio climático les parece menos amenazante pese al calor cada vez más tórrido y las lluvias diluvianas que enfrentan.

«La contaminación es grave aquí. Yo sé bien que es malo para la salud, pero ¿qué voy a hacer si cierran las minas de carbón? ¿Cómo voy a alimentar a mis hijos?», preguntó Vinod Kumar, un minero de 31 años.

Northern Coalfields, una empresa minera pública que posee más de 80% de los activos carboníferos de Singrauli y produce 130 millones de toneladas anuales del mineral, afirma tratar de hacer que sus operaciones sean menos contaminantes.

«Queremos avanzar a un carbón completamente ecológico», aseguró a AFP Ram Vijay Sing, portavoz de la sociedad. «Cada año organizamos consultas gratuitas para atender los problemas de salud de la población local».

Los ambientalistas afirman que tales medidas fragmentadas no cumplen ningún objetivo concreto.

«Existen máquinas y técnicas que pueden reducir la contaminación, pero las empresas no las toman en serio», según el sindicalista Namdev.

«Hay directrices antipolución pero ellas las eluden con total impunidad», agregó. «Lo único que les preocupa son las ganancias rápidas», insistió.

Las minas de carbón y sectores conexos emplean en India a más de 13 millones de personas, según Harjeet Singh, experto y miembro de la Iniciativa del Tratado de No Proliferación de los Combustibles Fósiles, una red internacional de organizaciones civiles.

«Una supresión brutal del carbón en India podría traer perturbaciones económicas», advirtió.

«En un país donde gran parte de la población depende del carbón para sus ingresos y energía, debemos garantizar la justicia social en la transición a un futuro sin combustibles fósiles», agregó Singh.

(01/12/2021)

Comparte y opina:

Los ‘Citgo 6’, una ficha de Venezuela para presionar a EEUU

Conocidos como los "Citgo 6", cinco nacionalizados estadounidenses y uno con residencia permanente en ese país, cumplen penas de entre ocho y 13 años

Por AFP

/ 1 de diciembre de 2021 / 10:53

Cuando Alex Saab fue extraditado a Estados Unidos, Verónica Vadell tuvo un mal presentimiento, y no se equivocó, ese mismo día le revocaron el beneficio de casa por cárcel a su padre, y al resto de los seis exdirectivos de Citgo condenados en Venezuela.

Conocidos como los «Citgo 6», cinco nacionalizados estadounidenses y uno con residencia permanente en ese país, cumplen penas de entre ocho y 13 años acusados por cargos de corrupción.

Pero la ONG especializada Foro Penal los cuenta entre los más de 251 «presos políticos» de Venezuela.

Verónica Vadell, la mayor de los tres hijos de Tomeu Vadell, designado vicepresidente de refinación de Citgo -filial de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) en Estados Unidos- 15 días antes de su arresto, recuerda estar «viendo las noticias de Alex Saab y de la extracción» de Cabo Verde a Miami para enfrentar cargos de lavado en una corte federal.

«Nos preocupamos porque ya hemos visto antes que el gobierno de Venezuela ha reaccionado cuando ciertas cosas pasan en Estados Unidos», explica a la AFP por videoconferencia desde ese país.

Mientras Saab, empresario colombiano y aliado clave del presidente Nicolás Maduro, era extraditado el 16 de octubre, los «Citgo 6» regresaban a El Helicoide, una de las temidas cárceles del servicio de inteligencia de Venezuela (SEBIN).

«Si alguien tenía dudas de que él es un rehén, esta última detención lo confirma», dice la esposa de Vadell, Dennysse. «Ningún gobierno debe jugar así con la vida de las personas».

Además de Tomeu Vadell, cumplen condena José Pereira Ruimwyk, expresidente de la petrolera, así como los exdirectivos Jorge Toledo, Gustavo Cárdenas, José Luis Zambrano y Alirio Zambrano, quienes se enterarían semanas después, gracias a un periódico que les prestó un albañil en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), porqué habían sido arrestados.

(01/12/2021)

Comparte y opina:

Jefa de la CE dice que es hora de debatir sobre vacunación anti COVID-19 obligatoria

La jefa del poder ejecutivo de la UE apuntó que aproximadamente 150 millones de europeos no han recibido inmunización contra la pandemia

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en una conferencia de prensa

Por AFP

/ 1 de diciembre de 2021 / 10:50

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo este miércoles que había llegado el momento de debatir la obligatoriedad de la vacunación contra el COVID-19, y recordó que un tercio de los europeos aún no ha sido inmunizado.

«Creo que es comprensible y apropiado liderar este debate ahora, cómo podemos alentar y potencialmente pensar en la vacunación obligatoria dentro de la Unión Europea. Esto necesita ser discutido. Requiere un enfoque común, pero es una discusión que creo que debe ser llevada a cabo», expresó.

Von der Leyen reforzó que iniciativas programadas en varios países de la UE sobre multas a personas que se resistan a la vacunación, corresponden exclusivamente a decisiones autónomas de esos gobiernos.

«No me cabe dar ningún tipo de recomendación. Pero hace dos o tres años yo jamás habría pensando en ver lo que estamos viendo ahora que tenemos esta horrible pandemia», dijo la funcionaria.

«Tenemos las vacunas, que salvan vidas, pero que no están siendo aplicadas en forma adecuada en todas partes. Y el costo es enorme», señaló.  

La jefa del poder ejecutivo de la UE apuntó que aproximadamente 150 millones de europeos no han recibido inmunización contra la pandemia de coronavirus.

Por eso, añadió, la Comisión Europea ha estado empeñando esfuerzos en la «lucha contra la desinformación y las resistencias a las vacunas para aumentar la cobertura» de las campañas de inmunización.

(01/12/2021)

Comparte y opina:

Últimas Noticias