miércoles 3 mar 2021 | Actualizado a 11:35

Bolivia es campeón mundial de ráquet juvenil

Por primera vez obtuvo este cetro en San José, Costa Rica.

Equipo boliviano con sus trofeos y medallas en el mundial de Costa Rica. Foto: Febora

/ 17 de noviembre de 2019 / 18:15

Bolivia conquistó por primera vez el título de la Copa Mundo Juvenil de Raquetbol que concluyó el sábado en San José, Costa Rica, donde el país cosechó 11 medallas de oro, 5 de plata y 7 de bronce.

Durante una semana los mejores raquetbolistas del planeta, menores de 18 años, jugaron en dos torneos simultáneos: la Copa Mundo (para las categorías Sub-14, 16 y 18) y la Copa Espíritu (10 y 12), en damas y varones.

La delegación nacional, conformada por 29 deportistas, viajó al país centroamericano con el objetivo de llevarse por primera vez la corona y al final lo consiguió gracias a los 8 oros, 2 platas y 3 bronces en la Copa Mundo.

Las preseas doradas en singles fueron obra de: Angélica Barrios, Gerson Miranda (en 18 años); Héctor Barrios (16) y Jhonatan Flores (14). En dobles las duplas de Centellas-Barrios (18), Micaela Meneses-Camila Rivero, Héctor Barrios-Adrián Jaldín (16) y Valeria Miranda-Krystin Salinas (14).

“Estamos muy contentos por este primer título mundial. Llegamos al torneo con buenas perspectivas”, sostuvo Gonzalo Alcoreza, presidente de la Federación Boliviana de Raquetbol.

En la Copa Espíritu Bolivia obtuvo 3 oros, 3 platas y 4 bronces. Los primeros puestos los ganaron: Nicol Mancilla (10 años singles Llave Dorada) y las parejas de Sebastián Ruiz-Luis Medrano y Mancilla-Suszel Pairo (ambos en Sub-10 dobles). (17/11/2019)

Comparte y opina:

Don Guillermo, el creador del ‘Universo’

Pocos pueden decir que crearon el ‘Universo’. Wiener es uno de ellos. También fundó el cine más grande que haya tenido jamás Bolivia, el ‘Monumental Roby’

Guillermo Wiener

Por Ricardo Bajo H.

/ 3 de marzo de 2021 / 11:34

Don Guillermo cree en el destino “universal”, no en el fatal. Jamás pensó que el cine se iba a cruzar en su camino pero las películas —sin querer queriendo— siempre acompañaron sus mejores y peores momentos. En el barco que lo trajo de Europa a América, huyendo de los nazis desde su Viena natal, Wily pasaba clandestino de la tercera clase a la segunda porque proyectaban filmes para amenizar una dura travesía de tres semanas hacia lo desconocido. “Me trepaba por una escalerilla por el exterior del buque Oceanía que estaba destinada solo a los marineros, empotrada en el costado de la nave. Si me soltaba, caía al mar irremediablemente, luego entraba de contrabando a la sala de cine”, se acuerda hoy, ochenta años después, con una memoria de elefante.

Cuando cuatro años después, el niño Guillermo Wiener entró al poderoso Colegio Nacional Ayacucho en 1944 (estuvo ahí seis años) no se perdía ni una de las películas antinazis que se pusieron de moda tras el alineamiento del gobierno de Gualberto Villarroel con las potencias aliadas. En el Club Austriaco también disfrutaba del teatro, del Café Concert, de los musicales… Y por las mañanas, cuando tenía plata, semana de por medio, iba a las matinales —eran más baratas— del cine Roxy (que luego fue cine Manfer) y del cine París de la plaza Murillo.

Faltaban diez años todavía para que don Guillermo viajara por primera vez de La Paz a los Estados Unidos —julio de 1957— en un avión DC-4 de la Panagra con escalas en Arequipa, Lima, Ecuador, Colombia, Panamá y Miami. Cuando llegó por fin al Times Square Hotel, los cines de la Gran Manzana maravillaron al joven vienés expulsado de su país por la pesadilla nazi. “Aquella habitación con baño privado me costó tres dólares y medio”, se acuerda hoy desde su casa en la miraflorina calle Iturralde, muy cerca del estadio.

Tres años después herr Wiener fundaba el (cine) “Universo”, en un principio destinado a ser la nueva sala de los franciscanos de La Recoleta. El 29 de enero de 1960 una película con guiños a la Resistencia antinazi (no podía ser de otra manera), La historia de una monja, dirigida por Fred Zinnemann y protagonizada por Audrey Hepburn, abría el telón de la primera sala situada en un barrio popular. “Entonces, otra vez el destino se cruzó en mi vida, da la casualidad que Audrey era vestida en Estados Unidos por mi tía Edith, esposa de mi tío Víctor, los dos huyeron también de Viena pero acabaron en Nueva York vía Inglaterra. Mi tía era una hábil costurera e inventó un cuello especial muy estrecho para Hepburn, que era muy linda. Después de ese logro, siguió haciendo para ella varios vestidos y fue una clienta de por vida de mi tía Edith. Más de dos meses estuvo en cartelera La historia de una monja en matiné, tanda y noche”.

Pero la competencia —todos cines céntricos, el Monje Campero, el 6 de Agosto, el Tesla y La Paz— no se quedó tan contenta y puso antes todas las piedras posibles. Las dos películas llamadas a inaugurar el Universo tenían que ser Los diez mandamientos del gran Cecil B. DeMille con Charlton Heston y Yul Brynner y La vuelta al mundo en ochenta días de Michael Anderson, con David Niven en el papel de Phileas Fogg y Mariano Moreno “Cantinflas” haciendo de Picaporte. El productor Michael Todd inventó para este segundo filme el “cameo” y por la película pasaron celebridades como Marlene Dietrich, Buster Keaton, Frank Sinatra, Peter Lorre, Charles Boyer, John Gielgud o el torero Luis Miguel Dominguín, padre de Miguel Bosé y novio de Ava Gardner.

“Nuestros competidores, o sea los empresarios cinematográficos ya establecidos en La Paz, no se quedaron de brazos cruzados y consiguieron anular los preacuerdos que se habían logrado entre la DUP (Distribuidora Universal de Películas) que habíamos fundado dos años antes y la Warner Bros en Lima. Así, esos dos filmes se estrenaron antes de la inauguración del cine ‘Universo’”.

El entonces presidente Hernán Siles Suazo estuvo presente en la inauguración del cine Universo en 1960

Estas dos no fueron las únicas piedras contra el “Universo”. Muchos miembros de la colectividad judía paceña advirtieron a Wiener —dirigente comunitario judío pero gentil— que se había metido en un mal negocio: “La única chance de recuperar tu plata es convertir a la sala en un cine de reestrenos, en una sala popular barata, me dijeron”. Pero cuantos más obstáculos, más peleaba don Guillermo por su sueño. La DUP había sido fundada a mediados de 1958, conformada por los socios Rodolfo Berkowitz, su hermano Bernardo, un palestino/árabe llamado José H. Nijme —dueño después de los cines Tauro y Orrantia de Lima— y el propio Wiener. Tres judíos y un palestino iban a trabajar juntos codo a codo para crear el “Universo”. Semejante osadía solo podía pasar en La Paz. “El director de un periódico comunista, El Pueblo, de apellido Siñani, tituló así: “Judíos y árabes se juntaron para explotar a la ciudadanía de La Paz”, recuerda don Willy con sorna.

Nijme trajo las mejores y más cómodas butacas desde Inglaterra —“un total de 949, si no me equivoco”— gracias a un amigo suyo británico  de la época del Protectorado en Tierra Santa y el aparato de sonido llegaría directamente desde los Estados Unidos. Solo faltaba un detalle: convencer al mismísimo presidente de la República, don Hernán Siles Suazo, para acudir a la “premiere”. Dicho y hecho.

El abogado de la productora y el cine, don Carlos Galleguillos Fajardo, se “coló” una tarde en Palacio Quemado y tras tomar unos cafés con los edecanes, dejó la invitación para el presidente y sus ministros. “En esa época, hacer una cosa así era factible, eran otros tiempos. Desde ese mismo día, el ‘Universo’ se convirtió en la sala de más prestigio y éxito de toda la ciudad”, se acuerda con una sonrisa de pícaro don Guillermo en el living de su casa propia, otro sueño que persiguió y logró después de que los nazis le quitaran la suya en su Viena natal. “Desde aquella jornada yo me encargaba personalmente de mandar cortesías gratis a Siles Suazo para que viniera a ver todas nuestras películas”. De bien nacido es ser agradecido.

Wiener con su esposa Eva Berkowitz

Para entonces, la rutina de don Guillermo había cambiado. Estaba a punto de dejar de trabajar para la firma importadora de EXIMA (de harina) de don Rodolfo Berkowitz y comenzaba a codearse con los dueños de los cines de La Paz, en especial con Gerardo Lindo, el capo del mítico cine Princesa, fundado el 10 de enero de 1918 por el catalán Gabriel Camarasa. “Don Gerardo era el típico bohemio europeo, murió con 84 años y nunca le importó la plata. Me decía siempre que el dinero le servía para dos cosas: para gastarlo en la noche y para comprar películas para el Princesa y para el París”. Luego llegaría su amistad con el resto de empresarios cinematográficos: Ackermann del Tesla, el “Pollo” Guzmán del Murillo y el Mignon, la familia Soligno y doña Rosita del Scala, la saga del Monje (Santis, los hermanos Lucio y el sobrino Luis Quintela), con Renzo Cotta del 16, con don Raúl Garafulic del 6 de Agosto….

El destino cumplía, poco a poco y en silencio, su sortilegio. Las películas que persiguieron a don Guillermo a lo largo de su vida lograban su objetivo. “Me gustaba entonces tremendamente el cine pero todavía creo que no sospechaba aún que iba a convertirse en el negocio principal de mi vida adulta, seis años después me comprometí el día de mi cumpleaños, un 7 de febrero, con Eva, la hija de mi socio Bernardo Berkowitz, nacida y criada en Villamontes”.

El matrimonio feliz tuvo una hermosa luna de miel por medio Europa durante cinco semanas. Pasaron por Madrid, Londres, Roma, París, ciudades alemanas y de vuelta a Estados Unidos, periplo por Nueva York, Chicago, México y Lima. Todos menos Viena y su parque más lindo, el Prater. “Cuando tenía siete, ocho años, antes de partir al exilio de Bolivia, mi padre Bernardo me llevaba a pasear a los jardines del Prater. En plena arremetida nazi tras la ‘Noche de los Cristales Rotos’, fuimos humillados por los de la S.S, el escuadrón de seguridad del III Reich, en aquel mismo parque y nos dijeron: carguen una rama y recuerden el éxodo judío de Egipto, nunca más, a partir de ahora, los judíos podrán pisar el Prater”. A finales de los años 30, en el tren que salía de Viena con dirección al puerto italiano de Trieste rumbo a Buenos Aires, Lily, su progenitora, pronunció estas palabras: “Mi linda Viena, nunca más te volveré a ver”. Por aquellas lágrimas de madre, don Guillermo juró nunca más volver al Prater.

El premio Semilla que fue entregado a Wiener en 2015

Por el cine Universo y sus dioses de platea y “mezzanine” (Gina Lollobrigida y Charlton Heston estaban pintados a la entrada) pasaron miles de paceños y paceñas para disfrutar películas míticas que se quedaron en la retina. Incluso los viejos y aventajados alumnos del Colegio San Antonio de Padua recuerdan cómo entraban a la sala oscura por la puerta de escape del cine que daba al patio de la escuela de los Franciscanos en la avenida Pando. El planeta de los simios, Ben Hur, Espartaco de Kubrick, El Cid de Anthony Mann, la saga de Rocky y la de La guerra de las galaxias, Karate Kid y otros grandes éxitos como El patrullero 77 provocaban enormes colas hasta la plaza Alonso de Mendoza. “Mis favoritas siempre fueron las de ‘Cantinflas’ y si tuviese que elegir una para ver de nuevo sería El mundo está loco, loco, loco de 1963 de Stanley Kramer, con los Tres Chiflados o El barrendero de Cantinflas del 81. Con el mexicano cargo una frustración, siempre quise conocerlo y estuve en México dos veces para tal fin, la primera vez estaba en líos y la segunda vez don Mario se enfermó”.

El vestíbulo y la inolvidable confitería del “Universo” era el lugar ideal para aprovisionarse de “Berlinas”, turroncitos Namur y chocolates Rolo. Ninguna cantidad era suficiente para aguantar las películas de tres horas de la época. En las filas superiores de “mezzanine”, la juventud paceña “empanadeaba” en la oscuridad y presidentes como Víctor Paz Estenssoro se camuflaba por temor. “Don Víctor me hacía llamar para tener primera fila de ‘mezzanine’ pero pasados unos años siempre me pedía la última fila. No quería que nadie se sentase detrás suyo, por temor a un atentado. Con el que tuve algún problema fue con su ‘vice’, René Barrientos. Iba a pasar una película en 1964 llamada Siete días de mayo de John Frankenheimer con Burt Lancaster y Kirk Douglas, que narraba un complot de la Fuerza Aérea para tumbar al presidente de EEUU por firmar un acuerdo con la URSS. Me hicieron llamar con un primo del coronel Faustino Rico Toro, hombre fuerte del Ministerio de Gobierno. Pasé la película una mañana solo para el presidente Paz. Don Víctor me dijo: ‘Por mí, no hay problema’. Luego la exhibí para el séquito de Barrientos Ortuño, que venía de la Fuerza Aérea y acababa de ser nombrado como vicepresidente. El General salió del cine sin comentar nada y unas pocas semanas después dio el golpe. Tiempo después pude preguntarle por la película, pues aquel día no me dio su opinión y me dijo: ‘En aquel momento no era conveniente’. Pasó bastante hasta que el “Universo” pudiera proyectar Siete días de mayo, en que Ava Gardner tenía un papel secundario, la llamaban “el animal más bello del mundo”.

El mayor gusto de Wiener, sin embargo, fue exhibir El violinista en el tejado de Norman Jewison en 1971, un musical que pareciera contar la propia existencia de Wiener: la tradición, la dificultades de ser pobre, el hostigamiento antisemita, la supervivencia. “Me advirtieron que era un tema delicado, que iba a ser un fracaso de taquilla, no lo fue y estuvo casi dos meses. El otro gran placer fueron las habituales “premieres” con fines benéficos a solicitud de las esposas de los presidentes. “El dinero para iniciar la construcción de la iglesia de San Miguel en Calacoto se recaudó con la ‘premiere’ de El viejo y el marcon Spencer Tracy. El auspicio lo hizo doña Teresa Cortés de Paz Estenssoro, cobró precios muy elevados y vendió a todo el cuerpo diplomático, a los ministros y a los parlamentarios. El prestigio del ‘Universo’ estaba por las nubes”.

Wiener a sus 89 años, en su casa de Miraflores

Quince años después de la inauguración del “Universo”, Wiener dobló la apuesta: construir el cine más grande de Bolivia en una zona más popular, la Garita de Lima. El nombre era más que obvio: “Monumental” y el apellido iba a rendir tributo a su hijo, Roby, que había logrado cumplir el sueño frustrado de su padre, ser ingeniero electrónico de la UMSA, primera promoción. En octubre de 1975, Los tres mosqueteros—“una colosal superproducción llena de humor, acción y simpatía”— inauguraban por todo lo alto las 1.700 butacas, dos mil según el anuncio de prensa. Luego llegaron otros taquillazos como Tonta, tonta pero no tan tonta (1972) con la “India María” (María Elena Velasco), La niña de la mochila azul (1979)  y las películas “prohibidas” de Sanjinés. “He tratado y soy amigo de todos los cineastas bolivianos, yo estrené Mi socio en 1982. Cuando vino Jorge fue chistoso. Había estado exiliado en Perú y Ecuador por las dictaduras y era muy temeroso. Me dijo: ‘Vengo de parte de don Jorge Sanjinés, quisiera saber si se anima a pasar sus películas’. Fueron un éxito total, colas de colas, a 2,50 y 3 bolivianos, para ver Las banderas del amanecer, entre otras. Otros taquillazos fueron las añoradas Tiburón y Superman, disfrutadas siempre en familia. “La cola para ver Terminator 2en 1991 llegó hasta bien arriba, hasta la Calatayud y los revendedores hacían de lo suyo”.

Don Guillermo no es un hombre de nostalgias, como pudiera parecer. No extraña esa Bolivia con 220 cines en todo el país, 32 de ellos en La Paz. “Hace años creía que el pasado era mejor, luego comencé a leer y leer y me di cuenta de que mi idolatrado Renacimiento de Los Médici no era tan hermoso, que moría mucha gente por hambre e injusticias, que siempre combatí desde mi época de dirigente estudiantil en el Ayacucho, cuando íbamos  a apedrear a los colegios privados para que se unieran a las huelgas”. Tampoco es un coleccionista de objetos y recuerdos. “No hay que enamorarse de las cosas, porque siempre se terminan por perder”, dice con un dejo de tristeza este vienés enamorado de La Paz, un boliviano más. Tal vez, “el judío más antiguo de Bolivia”, como se autodefine, recuerde la infancia perdida en Viena y todas las cosas arrebatadas por otro “caballero” también nacido en Austria y cuyo nombre no será escrito en esta nota. Hoy el cine “Universo” es el coliseo deportivo del colegio San Antonio y el “Monumental Roby”, una galería comercial con nombre victorioso. Don Guillermo jamás ha vuelto a pisar sus dos cines queridos, incluso cuando cerró el “Universo” fue incapaz de pasar a recoger sus cosas. Su mujer Eva y sus dos hijos lo hicieron por él. Tampoco ha vuelto a pisar los jardines del Prater.

Wiener vivo, stronguista y lector

Obviamente el creador del “Universo” tenía que ser stronguista, no podía ser de otra manera. El elegante bigotito que hoy luce todavía Guillermo Wiener hace recuerdo al bigote de Vicente Arraya Castro, la Flecha Andina, el arquero del Tigre que luego jugara en Atlanta de Buenos Aires, el Bohemio de Villa Crespo. “En el Ayacucho jugábamos con pelota de trapo, la primera vez que acudí al viejo Hernando Siles fue con mi amigo José Silfen, llevaba un año de duelo por la muerte de mi padre y no podía escuchar música —tradición judía religiosa—, así que me iba a ver al Tigre para disfrutar con Arraya, con Achá y los chicos, entrenados todos por Julio Borelli Viterito. Me gustaba ver al arquero pues mi hermano Hans jugó en esa posición en el club Macabi en La Paz y luego en Bolívar Nimbles de Oruro”.

Hoy, con 89 años recién cumplidos el pasado 7 de febrero, don Guillermo gusta de leer mucho, especialmente en inglés, cuyo idioma aprendió en los años 40 en el Instituto Anglo-Americano con su director, don Jaime Álvarez Daza, como profesor (también lo era de ese idioma en el Ayacucho). En estos días de pandemia está leyendo un libro sobre los inicios de la independencia de Estados Unidos. Tiene una cuenta en Amazon y quizás su afán lector es otra venganza personal contra los nazis que impidieron a su familia cargar con la gran cantidad de libros que tenían en su casa natal de Austria. La mejor forma de fomentar un hábito es prohibirlo. En eso coincide con su viejo amigo, el librero don Werner Guttentag. Don Guillermo no solo lee, también escribe, consecuencia fatal. Tiene tres libros publicados en la editorial Cima: Recuerdos de un judío boliviano (2004), La década olvidada de Bolivia, los años 40(2005) y Bolivia, los primeros cien años de su vida (2006). “Me acuerdo de todo lo que pasó hace 40 o 50 años pero se me olvida lo que hice ayer o anteayer”, dice, “ni mi hija que es neuropsicóloga, Patricia, es capaz de explicar este fenómeno”. Don Guillermo, stronguista y lector, siempre se hace al vivo.

Comparte y opina:

Si Argentina organiza el Mundial 2030, Bolivia tiene vía libre para ser subsede

La FIFA debe anunciar la sede de 2030. Hay varios países que están en carrera. Reino Unido e Irlanda en conjunto son postulantes. También España-Portugal y Marruecos

El trofeo de la Copa del Mundo FIFA

/ 3 de marzo de 2021 / 10:28

La Copa Mundial de fútbol en 2030 aún no tiene sede definida pero si Argentina logra ser organizador, Bolivia tendría chance para ser una de las subsedes de esa cita ecuménica, así lo señaló el candidato a la gobernación cruceña Mario Cronenbold en diálogo con La Razón Radio este miércoles.

Según el político, el presidente argentino, Alberto Fernández, le habría comunicado al exmandatario Evo Morales que Bolivia debe prepararse para ser coorganizadora.

“El presidente Alberto Fernández, por la amistad con el expresidente Evo, le ha informado que nosotros tenemos que prepararnos para ser subsede del Mundial 2030”, estableció el candidato.

Además ratificó que Cochabamba y Santa Cruz podrían ser las ciudades que seab postuladas.

“Cochabamba y Santa Cruz serían las subsedes, nos están pasando los requisitos que pide la FIFA, tenemos el tiempo necesario para hacerlo”, agregó Cronenbold.

Cuando era presidente de Bolivia, Morales había encaminado la campaña para adherir a Bolivia al movimiento que encabeza Argentina y que puede aglomerar a otros países sudamericanos.

Cronenbold dijo que Uruguay se habría bajado de la cruzada y eso le da al país vía libre.

 “Ha quedado Uruguay prácticamente afuera y eso permite a Bolivia una oportunidad que tenemos que aprovecharla. La pelota está en nuestra cancha porque lo que necesitamos es que Argentina nos dé la luz verde”, concluyó.

Gestiones

El Mundial 2022 será en Qatar, después la cita es en México, EEUU y Canadá en 2026; ahora la FIFA debe anunciar la sede de 2030. Hay varios países que están en carrera. Reino Unido e Irlanda en conjunto son postulantes. También España-Portugal y Marruecos se perfilan; otras naciones como Corea del Norte, Corea del Sur, China y Japón podrían sumarse.

Argentina junto a Chile, Uruguay y Paraguay eran los sudamericanos interesados en organizar la Copa 2030; Bolivia se sumó tras un pedido de Evo Morales. Incluso la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) hizo una solicitud oficial para que Bolivia sea considerada, el pedido lo hizo César Salinas (+) a principios de la gestión 2019, el titular federativo se entrevistó con la máxima autoridad del balompié mundial, el presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), Gianni Infantino, en Roma.

(03/03/2021)

Comparte y opina:

Bacarreza: ‘Estamos a años luz de otros países’ en el fútbol femenino

Tiene el anhelo de seguir al frente de las “guerreras” pero con más apoyo de la dirigencia nacional

La entrenadora Zdenscka Bacarreza

Por Rodolfo Aliaga

/ 2 de marzo de 2021 / 21:51

La entrenadora de la selección boliviana de fútbol femenino, Zdenscka Bacarreza, hizo un balance de la gira de la Verde por Ecuador y ve que hay talento en el país pero que hay mucho por recorrer para equipararse con potencias y otros países.

“El talento hay en nuestro fútbol femenino pero pienso que al igual que en los varones hay falencias de estructura, estamos a años luz de otros países”, advirtió en un contacto con Tercer Tiempo, el programa streaming del periódico La Razón de este martes.

La DT reveló que no tiene contrato vigente con la Federación y que aceptó comandar a la selección en la gira, pero ahora la decisión está en manos de la dirigencia.

“No tengo contrato con la Federación, mi vínculo terminó en noviembre, he decidido hacerme cargo de estos partidos amistosos pero después se verá, los dirigentes tienen la decisión”, insistió Bacarreza.

Tiene el anhelo de seguir al frente de las “guerreras” pero con más apoyo.

“Definitivamente me gustaría seguir al mando de la selección pero hay mucho por hacer, se ha levantado la autoestima de las jugadores y necesitamos más apoyo”, agregó.

El equipo patrio femenino disputó en Ecuador cuatro partidos con un saldo de dos victorias (frente a Quito FC y Cumbayá Spirit), un empate (con Ecuador) y una derrota (también con Ecuador). Dejó buena impresión y la goleada 11-0 en su último lance con Cumbayá dio que hablar en el ámbito sudamericano.

(02/03/2021)

Comparte y opina:

Bolívar deja dudas en su último examen antes de la Copa

La Academia ganó 1-0 a Independiente, a una semana de su estreno copero ante Wanderers en Montevideo

La formación titular de Bolívar en el cotejo con Independiente

Por Rodolfo Aliaga

/ 2 de marzo de 2021 / 21:15

El club Bolívar ensayó este martes su onceno para el debut en la Copa Libertadores en una semana, derrotó por un gol a cero a Independiente Petrolero en cotejo amistoso y deja dudas en su andamiaje. La Academia manejó los hilos del encuentro y fue inefectivo en ataque.

El partido se disputó en el estadio Hernando Siles de La Paz con algo más de 3.000 espectadores.

El conjunto académico engranó en el mediocampo, fue dinámico del medio hacia adelante con las triangulaciones entre Erwin Saavedra, Leonel Justiniano y Álvaro Rey; pero careció de ideas en la terminación de jugadas. Los atacantes erraron en la puntada final.

El equilibrio en la mitad del terreno fue Justiniano, referente en la conducción y marca. Saavedra, el eje en la creación. El más bajo en rendimiento fue el medio ofensivo John García, timorato en la proyección e impreciso en los pases.

En defensa tuvo poco trabajo, la visita no inquietó a la última línea y en los pocos avances de los sucrenses los centrales celestes resolvieron con oficio aunque con lentitud en el retroceso. Entre los defensores destacó el español Alberto Guitián, mostró su elegancia para recuperar balones en el uno a uno.

Independiente se guareció en su zona defensiva con orden y jugó de contrataque, recurrió al pase en profundidad a espaldas de la defensa local. Inquietó poco al guardameta Javier Rojas.

El tanto del dueño de casa llegó en el minuto 22 del segundo tiempo de tiro penal tras una jugada clara en ofensiva. Un pase entre líneas de Miranda fue recibido por Rey que encaró en el área y fue derribado por un oponente. Leonardo Ramos lo canjeó por gol.

El dibujo táctico de la Academia fue un 1-4-4-1-1. Formó con Rojas; Bejarano, Quinteros, Guitián, Fernández; Justiniano, Granell, Saavedra, Rey; García y Ramos. En el complemento ingresaron Rodríguez por Granell, Miranda en lugar de García, Menacho sustituyó a Ramos, Salvatierra reemplazó a Justiniano, Giménez por Guitián y Gutiérrez entró por Quinteros.

No fueron tomados en cuenta el delantero albanés Armando Sadiku y el defensa uruguayo Felipe Carvalho. El primero por acusar un problema intestinal y el otro por decisión del DT José Ignacio González.

El martes 9 de marzo Bolívar visita a Wanderers en Montevideo (18.15) en el duelo de ida por la fase 2 de Copa Libertadores. El elenco charrúa llegará al cotejo con más de 10 lances oficiales de su competición local; la Academia con siete compromisos, todos de fogueo.

La jugada del penal y el gol de Ramos

Club Bolívar

(02/03/2021)

Comparte y opina:

Thiago Leitao es el nuevo entrenador de San José

Leitao llega al club a 10 días del inicio del torneo dela División Profesional, debuta el miércoles 10 de marzo contra Atlético Palmaflor en Oruro.

Leitao cuando era DT de Aurora

Por Rodolfo Aliaga

/ 2 de marzo de 2021 / 19:00

El director técnico brasileño Thiago Leitao es el elegido por el club San José para conducir las riendas de su primer plantel. La dirigencia que encabeza la presidenta Patricia Flores llegó a un acuerdo con el estratega que ya dirigió a Aurora de Cochabamba en 2019.

Según fuentes allegadas al club orureño, Leitao estará acompañado por sus compatriotas Gabriel Texeira y Joao Paulo Barros en el cuerpo técnico del equipo de la V azul.

San José atraviesa una difícil situación en lo institucional debido a las deudas vigentes con exjugadores, entrenadores y auspiciadores. Flores fue elegida por aclamación de los socios a inicios de febrero, poco después decidió alejarse para dejar el mando a David Rivero, el titular elegido en elecciones, quien al final dio un paso al costado; Flores fue reconocida como presidenta por la Federación Boliviana de Fútbol en el último Consejo Superior.

En los días precedentes Domingo Sánchez, entrenador que llegó con el aval de la dirigencia saliente, fue despedido. Leitao tiene la difícil misión de conducir un equipo diezmado y que no puede incorporar jugadores debido a un castigo de FIFA por compromisos económicos devengados con futbolistas que pasaron para la entidad.

Thiago Leitao llega al club a 10 días del inicio del torneo dela División Profesional, debuta el miércoles 10 de marzo contra Atlético Palmaflor en Oruro.

La actual directiva del santo negocia por estos días con exjugadores para alivianar la carga económica y planificar las tareas de cara al futuro.

(02/03/2021)

Comparte y opina:

Últimas Noticias