miércoles 28 oct 2020 | Actualizado a 22:34

Hace 50 años, el fútbol boliviano fue Mariscal Santa Cruz

Final. Remberto González remata ante un ecuatoriano en el cotejo en el Hernando Siles. Foto: Reproducción El Diario

/ 26 de abril de 2020 / 15:57

Aunque ya desapareció, el equipo militar es, hasta hoy, el único del fútbol nacional que obtuvo un título de clubes de la Conmebol.

Remberto ‘Chembo’ González, Juan Américo ‘El Tanque’ Díaz y Juan ‘Gitano’ Farías, entre los tres convertían 40 goles o más por torneo, eran los ‘Criminales del área’ que hace 50 años, el 26 de abril de 1970, un día como hoy, aportaron para que el recordado Mariscal Santa Cruz conquistara la Recopa Sudamericana, el único título de un equipo boliviano a nivel de clubes de la Conmebol.

Justo era domingo como hoy y el viejo estadio Hernando Siles fue testigo de cómo Mariscal se impuso al ecuatoriano El Nacional, de Quito, por 2 a 0, alcanzando lo más alto de un certamen organizado por la Confederación Sudamericana de Fútbol.

Como bandidos del lejano oeste, los integrantes de ese trío de delanteros ingresaban a las áreas rivales para sembrar el terror en las defensas adversarias y acribillar a goles a los arqueros contrarios.

Uno de esos ‘forajidos’ era Farías. Lo recuerda desde su domicilio en la zona sur de La Paz.

El equipo titular que la tarde del 26 de abril se consagró en el torneo ‘Ganadores de Copa’. Foto: Reproducción de El Diario

“Mariscal Santa Cruz fue campeón porque las Fuerzas Armadas conformaron un buen equipo, la prensa decía que teníamos la delantera más goleadora de Bolivia y era así, porque desde 1967 anotamos cada año 40 goles para arriba en cada torneo. Nos decían ‘Los criminales del área’. Esa potencia ofensiva ayudó a cumplir una buena campaña”.

Años más tarde, el ‘Gitano’ Farías saltó a The Strongest y se convirtió en un ídolo atigrado y de la selección nacional.

González tenía velocidad, Díaz exhibía potencia y Farías, proyección, cabezazo y gol. Juntos eran imparables.

La Conmebol organizó ese año un torneo para los equipos que quedaron terceros en sus respectivos países. Mariscal jugó en representación de Bolivia. Antes superó (4-1) en una eliminatoria previa a Oriente Petrolero, que en la tabla final del certamen boliviano fue también tercero.

“En los primeros partidos no se tuvo gran apoyo ni de la gente ni de la misma prensa, pero luego nos comenzamos a hacer fuertes en La Paz y demostramos que estábamos para cosas grandes. De a poco la hinchada se largó a respaldarnos un poco más y logramos lo que casi nadie creía, ser campeones internacionales”, evoca Farías.

Los equipos rivales “eran bastante fuertes, de ligas mucho más competitivas que la boliviana de entonces, además trajeron a sus mejores planteles”. Según Farías, todos tomaron con seriedad el certamen y llegaron con sus destacadas figuras.

“Mariscal tenía un equipo muy compacto, a ese trío de atacantes se sumaba un cuarto volante ofensivo como ‘Peje’ Hurtado, que nos aportaba un fútbol muy generoso. Contábamos con mucha gente de oficio, buen carácter y otras virtudes que marcaron el desequilibrio para ganar ese campeonato”.

Fue vital comenzar ganando al argentino Atlanta y al uruguayo Rampla Juniors, desde ahí los jugadores del equipo nacional comenzaron a soñar con el título.

“El equipo por naturaleza tenía un juego ultraofensivo y en eso marcamos diferencia. Los rivales fueron igual luchadores, tenían lo suyo, pero nosotros hicimos respetar la localía”.

En la final, ante El Nacional, en la ida, jugada en el estadio Olímpico Atahualpa de Quito, Farías estuvo cerca de marcar el gol del triunfo a los 44 minutos del segundo tiempo, pero el arquero rival le tapó en gran acción en un mano a mano.

“La casualidad fue que los dos equipos fuimos militares, teníamos cosas parecidas. La vuelta en La Paz fue muy ríspida, ambos corrimos mucho, pero Mariscal tenía una delantera demoledora y ganas de gloria”.

Farías confiesa que el título en Bolivia en esa temporada no tuvo su real valoración y la repercusión fue más a nivel internacional porque se trataba de un club diferente a The Strongest o Bolívar, que siempre tuvieron mayor hinchada.

“Nos queda la satisfacción deportiva de haber logrado la gloria para el fútbol boliviano. Un éxito que hasta ahora no fue siquiera igualado, porque en lo económico y en otros aspectos no hubo nada fuerte, todo fue simbólico”.

Aquella vez primaba bastante el cariño y la identificación con la camiseta de los clubes, ese factor también fue muy determinante y diferente al fútbol actual, donde el tema económico está por encima.

“En esos años de fútbol había mucha más pasión, compromiso por lo que hacíamos y el pago era menor y diferente. Ahora se invierte mucho, se arman buenos equipos y se dan todas las condiciones a los jugadores, pero los resultados son diferentes”.

González y Díaz ya fallecieron. Farías los recuerda con cariño y les rinde homenaje “sobre todo por su calidad humana”.

Los ‘héroes’

“Mariscal Santa Cruz, campeón Sudamericano”, fue el título que utilizó el matutino El Diario, en su edición del martes 28 de abril de 1970, dos días después de la conquista.

“Mariscal Santa Cruz conquistó para Bolivia el primer título sudamericano del torneo ‘Ganadores de Copa’, luego de vencer a Nacional de Quito, Ecuador, por dos goles a cero”, se lee en la reseña periodística de la época.

Esa gesta de un equipo boliviano en el ámbito internacional se hizo realidad el 26 de abril, ante 15.000 espectadores que se dieron cita en el antiguo estadio Hernando Siles, donde el cuadro ‘militar’ se impuso por 2-0 a su par castrense ecuatoriano de El Nacional, de Quito.

El plantel quiteño ganó su serie en la otra zona al derrotar al paraguayo Libertad y al venezolano Deportivo Canarias. Se habían excusado de jugar los representantes de Brasil y Colombia.

La primera final fue en Quito (0-0), la segunda en La Paz y, de ser necesario un tercer cotejo, debía realizarse en Lima, Perú.

Los componentes del Mariscal Santa Cruz campeón fueron: Zimmerliz, Soria, Barrientos, Gramajo, José Gonzales, Angel Báez, Zamorano, Jiménez, Ortegoza, Ortega, Hurtado, Eliseo Baez, Remberto Gonzales, Díaz, Dimeglio, Carrizo, Montoya y Farías.

Félix Deheza fue el entrenador, Guido Ferrufino el preparador físico, Gonzalo Calderón el kinesiólogo, Lorenzo Villarreal el masajista, Constancio Paco el utilero.

Entonces el general Armando Yoshida, el teniente Oscar Angulo y el mayor Juan Peralta estaban designados para atender al club en la parte deportiva.

En la era del profesionalismo boliviano, que comenzó en 1950, Mariscal Santa Cruz no ganó ningún título boliviano. A principios de los 90, el club dejó de existir porque las Fuerzas Armadas le retiraron su sostén económico. No llegó a jugar en la Liga.

Su origen se remonta a 1965, cuando llegaron a Bolivia los restos del Mariscal Andrés de Santa Cruz, entonces, en una ceremonia emotiva, el histórico Club Northern (fundado el 17 de junio de 1923) decidió  cambiar su nombre al de Mariscal Santa Cruz.

Farías con la camiseta de Mariscal Santa Cruz

Farías: ‘Como soldados’

¿Cómo fue ese equipo de Mariscal Santa Cruz campeón?

Era un verdadero equipo militar, no solo todos corríamos como militares, no sabíamos lo que era el cansancio, el trabajo era exigente y éramos un equipo goleador, ofensivo, ese fue un punto de quiebre para que Mariscal gane la Recopa.

¿Era un equipo de estrellas de la época que fue armado para ganar el título?

La dirigencia militar de entonces tenía un programa económico muy limitado, porque en las Fuerzas Armadas lógicamente eran otras las prioridades. Yo creo que había jugadores ganadores, fuertes, rápidos, con ganas de triunfar. Nos preparamos como soldados para ir a la batalla. No había ínfulas de estrellas, pero sí hubo buenos jugadores como Gramajo, Montoya, Barrientos, Báez, Hurtado, Jiménez y otros más.

¿Cómo jugaba el equipo?

Ultraofensivo, un 4-2-4, pero no era solo de ese año, sino mucho antes, desde que yo llegué al club en 1967 había ese criterio con el entrenador Félix Deheza y su preparador físico Guido Ferrufino. Eran maestros muy dedicados con el equipo, nos hacían asimilar las cosas y nos mataban en lo físico. Eso hicimos pesar en La Paz. Deheza era un gran técnico, como lo fue Freddy Valda.

¿Y los rivales?

Todos los rivales fueron buenos equipos porque venían de ligas más fuertes. Vino el peruano Héctor Chumpitaz con Municipal, el argentino Horacio Awuad con Atlanta, y Rampla tenía un buen equipo como también Unión Española. La diferencia era como la de ahora, con la novedad de que ese torneo lo ganamos nosotros.

¿El Nacional era un equipo militar muy similar al de ustedes?

Era igual militar que nosotros, pero tengo dos cosas para destacar de ese gran equipo: que todos sus jugadores eran ecuatorianos, ni un extranjero, y en La Paz, en la final, recuerdo un gesto caballeroso que tuvieron cuando se quedaron a felicitarnos a cada uno de nosotros. Ah y nosotros en Mariscal estuvimos con jugadores paraguayos y argentinos, claro que algunos nos quedamos a hacer vida en Bolivia.

¿Cómo fue la final, la vuelta y la fiesta?

Para ser sincero, solo en la final hubo un gran apoyo y hubo algo de expectativa porque veníamos de empatar en el estadio Atahuallpa, donde ellos llenaron su estadio. Dimos la vuelta olímpica en La Paz y la fiesta solo la hicimos nosotros. No hubo premio económico ni nada, solo quedó la satisfacción de haber hecho historia, algo que nadie iguala hasta ahora.

Gitano, usted vino por unos meses y ya vive en Bolivia medio siglo…

Estoy 53 años. Vine por unos meses porque Atlético Tucumán me cedió a un equipo que ya tenía al paraguayo Baltazar Ortegoza y a los entonces argentinos Serafine Albertus, Juan Américo Díaz y Víctor Montoya. Yo llegué luego y mira tanto tiempo que ya pasó. Nunca me olvido cómo llegué: salí en bus desde Tucumán, hicimos muchas escalas hasta la frontera y desde Villazón ingresamos en un tren bien equipado, aunque con muchas horas de viaje.

¿Ese título fue lo mejor de Mariscal?

Fue lo más importante para un club de Bolivia, porque hasta ahora que yo sepa ningún otro club ganó un torneo afuera. Pero el 67, cuando llegamos con los demás refuerzos, el 68, el 69 Mariscal estuvo muy cerca de ser campeón; siempre nos faltó un poquito de suerte. Luego, en The Strongest, gané varios títulos y tuve la satisfacción de jugar en la selección.

¿Qué opciones hay de que ahora un club boliviano gane un torneo internacional?

Uno como boliviano es lo que más quiere, sería bueno hablar de un título de The Strongest, Bolívar o Wilstermann, pero hemos retrocedido, porque hace años que no llegamos nunca más a una final y nos cuesta pasar de fases, pese a que ahora hay mejores condiciones de trabajo para los futbolistas; sin embargo, nos está faltando un proceso y trabajo de base. Ojalá que algún rato un club boliviano nos dé esa alegría.

(26/04/2020)

Fatic negocia con Baldivieso para que sea su entrenador y lo ascienda al profesionalismo

El exseleccionador admitió la oferta y no tiene contrato firmado con Aurora, club al que dirige

Julio César Baldivieso

Por Rafael Sempértegui

/ 28 de octubre de 2020 / 20:29

El exseleccionador boliviano Julio César Baldivieso es pretendido por el Club Deportivo Fatic, que tiene serias intenciones de lograr el ascenso a la División Profesional del fútbol boliviano mediante una gran participación en la Copa Simón Bolívar.

El técnico cochabambino admitió que tuvo el contacto y la oferta por parte de los dirigentes del representante de El Alto, cuyo presidente le hizo una interesante propuesta, debido a que se enteró que Baldivieso no tiene contrato con Aurora, donde actualmente entrena.

A ello se suma, que Baldivieso guarda gratos recuerdos de su permanencia en El Alto, sobre todo cuando le tocó dirigir a Always Ready, de cuya hinchada recibió mucho aprecio y por ello no descarta esa opción, y le gustaría conocer el proyecto.

Hace poco, en conferencia de prensa, el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Marcos Rodríguez, informó que son 30 equipos inscritos para participar en la Copa Simón Bolívar, que está previsto se juegue en todo el país del 7 de noviembre al 26 de diciembre.

El campeón logrará el ascenso directo a la División Profesional y el segundo define su ascenso con el penúltimo de la División Profesional.

(28/10/2020)

Comparte y opina:

Sevilla gana 1-0 al Rennes y suma su primer triunfo en esta Champions

El Sevilla rompió su mala racha, ya que llegaba al partido de este miércoles tras encadenar cuatro encuentros sin ganar

El festejo del holandés Luuk de Jong

Por AFP

/ 28 de octubre de 2020 / 18:35

El Sevilla estrenó su cuenta de victorias en la Liga de Campeones 2020-2021 con un 1-0 en casa sobre el Rennes, este miércoles en la segunda jornada de la fase de grupos del torneo europeo.

El holandés Luuk de Jong (minuto 55) consiguió el único tanto del partido, suficiente para el triunfo del campeón de la Europa League.

En la clasificación del grupo E, el Sevilla iguala a 4 puntos con el Chelsea, con el que había empatado 0-0 en Londres la pasada semana en la primera jornada.

Los ingleses, que vencieron poco antes 4-0 al Krasnodar en Rusia, son líderes por una mejor diferencia de goles (+4 contra +1).

El Rennes (3º) y el Krasnodar (4º), teóricamente los equipos más débiles de la llave, se quedan con un punto en la tabla.

El Sevilla rompió su mala racha, ya que llegaba al partido de este miércoles tras encadenar cuatro encuentros sin ganar, teniendo en cuenta todas las competiciones. Entre ellos, dos derrotas en sus dos últimos partidos en la Liga española, donde es apenas decimotercero.

En la Champions, la victoria de este miércoles le permite colocarse en una posición favorable en el camino hacia los octavos de final.

Por contra, el Rennes encadena un segundo revés seguido, después del sufrido el viernes de la pasada semana en casa ante el Angers (2-1) en la Ligue 1 francesa, donde los bretones son terceros.

El duelo de este miércoles pasó además factura a los franceses en forma de lesiones, las de Daniele Rugani y Benjamin Bourigeaud, que tuvieron que ser sustituidos.

(28/10/2020)

Comparte y opina:

El Barcelona gana 2-0 a la Juventus y sigue líder de grupo en Champions

Un gol del francés Ousmane Dembélé (14) abrió el marcador, que cerró Leo Messi de penal (90+1) para afianzar al Barça en la punta de su llave con tres puntos de ventaja sobre la 'Juve'.

El francés Ousmane Dembélé, tras convertir el primer gol.

Por AFP

/ 28 de octubre de 2020 / 18:12

El Barcelona se impuso 2-0 a la Juventus en Turín este mércoles para ponerse líder en solitario del grupo G de la Liga de Campeones.

Un gol del francés Ousmane Dembélé (14) abrió el marcador, que cerró Leo Messi de penal (90+1) para afianzar al Barça en la punta de su llave con tres puntos de ventaja sobre la ‘Juve’.

El equipo azulgrana dominó a una Juventus, lastrada por sus bajas en defensa, que acabó el partido con diez por la expulsión de Merih Demiral por doble amonestación (85).

El equipo italiano tampoco pudo contar con el astro luso Cristiano Ronaldo, que la víspera había dado positivo por tercera vez en covid-19.

El partido empezó con nervios e imprecisiones, con la Juventus presionando intensamente la salida del Balón del Barça, que intentaba buscar aire por las bandas aprovechando la velocidad de Jordi Alba y Ousmane Dembélé.

El francés, que estuvo muy activo por la derecha, se fue hacia el centro, recortó en la frontal y soltó un zapatazo, que se alojó en la portería rival tras dar un contrario (14).

Con el marcador a favor, el Barça tomó el control del encuentro, mientras el equipo italiano probaba sus opciones con balones largos a la espalda de la defensa en busca de Morata y Paulo Dybala, pero se topó con un Barça compacto.

Los atacantes azulgranas, en cambio, vivían en el área contraria, pero se perdían en pases y regates dando tiempo a los defensores juventinos a desbaratar las continuas ocasiones visitantes.

Pero, ya sobre la campana, Federico Bernardeschi derribó en el área a Ansu Fati, en una acción sancionada con penal que marcó Messi para cerrar el 2-0 definitivo (90+1).

(28/10/2020)

Comparte y opina:

Guido Loayza vence al COVID-19: ‘El ánimo que me han insuflado me ha fortalecido’

En las últimas horas, el exdirigente había anticipado, en un contacto con La Razón, que se recuperaba favorablemente de la enfermedad.

Guido Loayza, extitular del club Bolívar

Por Rodolfo Aliaga

/ 28 de octubre de 2020 / 17:55

El expresidente del club Bolívar y de la Federación Boliviana de fútbol (FBF) Guido Loayza venció al coronavirus, así lo anunció en un mensaje difundido por las redes sociales de la Academia. Agradeció a toda la gente que le brindó apoyo durante su aislamiento.

“Les aseguro que en estos momentos ustedes fueron muy importantes para mí porque el ánimo que me han insuflado con sus palabras me ha fortalecido para salir de este trance tan difícil”, sostuvo e informó que ya ha recibido su alta médica.

En las últimas horas, el exdirigente había anticipado, en un contacto con La Razón, que se recuperaba favorablemente de la enfermedad.

El 14 de octubre se conoció que Loayza se había infectado. Inmediatamente los deseos de parte de los hinchas, amigos y dirigentes no se hicieron esperar, con una ola de apoyo anhelando su pronta recuperación.

Loayza se sometió inmediatamente al tratamiento de rigor y se hizo las pruebas correspondientes que a la postre determinaron que está libre de la enfermedad.

“He hecho todo lo que me han pedido, no quiero jugar con mi salud, me siento bien y espero salir pronto de esta situación”, comentó a Marcas, un día antes de hacer público que se ha recuperado de la enfermedad.

(28/10/2020)

Comparte y opina:

Victoria balsámica para París SG en Estambul, pero pierde a Neymar

El astro brasileño se retiró en el minuto 26 del partido, aparentemente con problemas musculares en su pierna izquierda

Aparecen de frente Neymar y el argentino Di María.

Por AFP

/ 28 de octubre de 2020 / 16:11

El París SG, que perdió hace una semana en el estreno de la Champions (2-1 contra el Manchester United), logró este miércoles un trabajado triunfo por 2-0 frente al Basaksehir en Estambul, pero perdió a su estrella brasileña Neymar, lesionado.

El astro brasileño se retiró en el minuto 26 del partido, aparentemente con problemas musculares en su pierna izquierda, antes de que el joven delantero italiano Moise Kean, 20 años, decidiese el triunfo para los parisinos con un doblete en el segundo periodo (64 y 79).

Con este triunfo, el PSG empata en la clasificación del grupo H con Manchester United y RB Leipzig, todos con tres puntos, aunque ingleses y germanos se enfrentan en el segundo turno (20h00 GMT).

En ausencia del siempre caliente público turco, el París SG se adueñó de la pelota en los primeros minutos del encuentro, aunque la primera llegada con peligro al arco rival fue de los turcos, en un disparo del bosnio Edin Visca que rozó el palo de la portería defendida por el costarricense Keylor Navas (16).

El argentino Ángel di María respondió con otro peligroso disparo un minuto después, pero el partido pudo cambiar de dinámica cuando Neymar se acercó a la banda para ser atendido por molestias musculares es su muslo izquerdo.

Aunque trató de continuar en la cancha, el brasileño pidió el cambio y fue sustituido por el español Pablo Sarabia en el minuto 26.
El equipo entrenado por Thomas Tuchel acusó el golpe de perder a una de sus grandes estrellas y, salvo un disparo desviado de Kylian Mbappé, el PSG apenas inquietó el arco turco hasta el descanso.

La situación no cambió tras el regreso de los vestuarios, con el dominio infructuoso de los franceses y algunas contras peligrosas de los locales, en una de las cuales Navas tuvo que rechazar con las dos manos un remate de Visca (57).

No fue hasta pasada la hora de juego cuando los parisinos encontraron la manera de romper la defensa turca: un córner lanzado desde la izquierda por Mbappé llegó al corazón del área donde Kean, libre de marca, cabeceó la pelota para enviarla a la red (64).

El exdelantero de la Juventus y el Everton, llegado a París esta temporada, sentenció minutos después con un remate a la media vuelta (79), demostrando, con sus primeros goles en la Liga de Campeones, que está aprovechando la baja del argentino Mauro Icardi, ausente por molestias en una rodilla.

(28/10/2020)

Comparte y opina: