jueves 26 nov 2020 | Actualizado a 08:13

Protocolo casi listo: 10 días antes los futbolistas irán al Test COVID-19

El jugador del FC Barcelona, Sergi Roberto, pasa las pruebas de coronavirus.

/ 22 de mayo de 2020 / 18:14

Los médicos del fútbol boliviano ultiman detalles antes de presentar el proyecto al Ministerio de Deportes. El costo ronda los 16.000 dólares.

El protocolo de bioseguridad para el fútbol boliviano ya está listo antes de enviarlo al Ministerio de Deportes para que lo apruebe. Entre sus varios puntos se establece que cada jugador deberá someterse a un Test COVID-10, unos 10 días antes de que comiencen los entrenamientos; y a una segunda prueba, a 3 días de reanudar su trabajo.

“La célula principal del protocolo es realizar pruebas de control a los jugadores, ese es el punto de partida. Lo primero que nada es asegurar de que vamos a contar con atletas sanos para entrenarse”, explicó Alex Antezana, médico de Wilstermann.

Esa misma figura la tendrán que cumplir miembros del cuerpo técnico y todo el personal que trabaje alrededor, a fin de descartar todo riesgo de contagio.

Asimismo se va a poner énfasis desinfectar de manera profunda los escenarios elegidos para las prácticas, la totalidad de sus ambientes y del material de trabajo.

Rutina necesaria

“Son varios aspectos que deberán ser tomados en cuenta y estará en cada club aplicarlos. En Wilstermann, la siguiente semana probaremos luces ultravioletas para intentar identificar la existencia de virus, esa es una inversión económica que los clubes tendrán que hacer”.

La rutina de jugadores, entrenadores y personal de apoyo en sus desplazamientos también será determinante: el transporte, cambio de indumentaria y demás detalles. “Serán rutinas que cumplir de manera disciplinada y que se harán habituales”.

Hizo notar que todo el protocolo requerirá de personal que acompañe su aplicación y que deberá estar capacitado.

“La buena aplicación del protocolo dependerá de las comisiones médicas de los clubes y de los mismos SEDES departamentales, que incluso deberán acreditar al personal adecuado”.

Antezana trabaja en el proyecto junto con Jaime Espinoza, médico de la selección boliviana, y Waldo Delgado, de The Strongest.

Unos 16.000 dólares

Una vez que el protocolo sea aprobado, tomará entre 30 y 40 días su implementación. Los clubes están calculando que el regreso a las prácticas será entre julio y agosto en el mejor de los casos.

La carga pesada será el presupuesto que deberá invertir cada uno, unos 16.000 dólares de arranque, sin contar los gastos posteriores para su mantenimiento.

“La implementación no va a ser barata, sin duda que exigirá una inversión para que estén dadas las condiciones. Será la única manera para volver a entrenar y después para regresar a la competencia”, concluyó.

(22/05/2020)

Inicia multitudinario adiós de los argentinos a su ídolo Diego Maradona

El ingreso a la Casa Rosada está atravesado por un enorme lazo negro bajo el cual algunos hinchas ingresan a la capilla ardiente en desconsolado llanto.

La multitud fuera de la Casa de Gobierno para rendir homenaje a la leyenda del fútbol Diego Armando Maradona

Por AFP

/ 26 de noviembre de 2020 / 07:41

Entre llantos y cánticos, miles de argentinos iniciaron este jueves un lento desfile frente a los restos de Diego Maradona, que son velados con honores la Casa Rosada en un féretro cubierto con la bandera argentina y las casacas de Argentina y Boca Juniors con su número ’10’.

Poco después de las 06.00 locales (05.00 en Bolivia) se abrieron las puertas de la sede gubernamental para el paso desconsolado de los hinchas que permanecieron la noche en vigilia en la Plaza de Mayo entre cánticos de despedida a su ídolo fallecido a los 60 años de un paro cardíaco.

«Él es un genio, él es pueblo, es nosotros, la vida el amor», señaló Andrés Quintero, un restaurador de 42 años que viajó dos horas, desde la ciudad de Tigre, para rendir tributo a Maradona.

El inicio estuvo marcado por algunos forcejeos entre la gente y la policía, ante el retraso del inicio del velatorio que se extenderá hasta las 16.00 (15.00 Bolivia), se informó oficialmente.

El ingreso a la Casa Rosada está atravesado por un enorme lazo negro bajo el cual algunos hinchas ingresan a la capilla ardiente en desconsolado llanto.

A último momento, se decidió acortar el velatorio de tres días a uno, a pedido de la familia.

Cientos de saludos de consternados deportistas y personalidades políticas de todo el mundo reflejaron la popularidad internacional del astro argentino.  

Lionel Messi y Pelé, otros dos estelares mundiales del fútbol, encabezaron una larga lista de emotivas despedidas a Maradona.

AFP

(26/11/2020)

Comparte y opina:

Nápoles y Maradona, un idilio con luces y sombras

Son los únicos títulos nacionales del club, que no ha olvidado a su mito. Tampoco la ciudad y sus alrededores, donde la imagen de Maradona está muy presente, incluso decorando edificios.

Foto: AFP

Por AFP

/ 26 de noviembre de 2020 / 06:39

En Nápoles, la noticia de la muerte de Diego Maradona causó un profundo pesar: en esta ciudad italiana el Pelusa es todo un ídolo y la gran leyenda de su club, al que ayudó a hacer campeón del Calcio en dos ocasiones, en 1987 y 1990.

Son los únicos títulos nacionales del club, que no ha olvidado a su mito. Tampoco la ciudad y sus alrededores, donde la imagen de Maradona está muy presente, incluso decorando edificios.

«Siento que representé a una parte de Italia que no contaba para nada», dijo el astro albiceleste en el documental de 2019 que Asif Kapadia le dedicó, para referirse a su estancia en Nápoles.

El carácter de “chico de barrio” de Maradona se amoldaba a la perfección a la idiosincrasia de los “tifosi” del Nápoles.

Con ese equipo ganó en 1987 el primer título liguero de la historia del club, apenas un año después de alcanzar la gloria con Argentina en el Mundial de México-1986.

La etapa en Nápoles empezó para Maradona en 1984, tras dos años no del todo sencillos en Barcelona.

En 1990 guió al Nápoles a otro título nacional, superando al gran Milan de Arrigo Sacchi. A todo ello sumó la Copa de la UEFA de 1989 y una Copa de Italia, también en el balance de los siete años del Pelusa en el estadio de San Paolo, una etapa en la que firmó 115 goles.

La temporada 1990-1991 marcó su despedida del Nápoles, del que salió con su reputación manchada por las fiestas nocturnas, sus líos sentimentales y, sobre todo, un positivo por cocaína, que ensombrecieron el brillo de su magia con el balón.

Relación con la Camorra

Maradona se convirtió en una figura casi mística en Nápoles, donde llevó alegría a una ciudad empobrecida y asolada por sangrientos conflictos entre los diferentes clanes de la poderosa Camorra, la mafia napolitana, que el futbolista llegó a conocer muy bien.

De hecho, en 1984, el fichaje por un club como el Nápoles, fuertemente endeudado y que había acabado undécimo en la temporada anterior, levantó rápidamente sospechas de que parte de los $us 10,48 millones que pagó la entidad por el pase del jugador, un récord en aquella época, procedía de los bolsillos de la mafia napolitana.

La primera pregunta en la conferencia de prensa de presentación fue de un periodista que cuestionó a un confuso Maradona si conocía la «influencia en el fútbol», lo que llevó al propietario del club, Corrado Ferlaino, a expulsar inmediatamente al reportero.

«Nunca pedí nada a la Camorra, me dieron la seguridad de saber que no le ocurriría nada a mis dos hijas», insistió Maradona en una entrevista en 2017 al Canale 5 italiano.

Sin embargo, su acceso a las drogas y a las mujeres llegó gracias al infausto clan de los Giuliano, cuyo capo se hizo inmediatamente amigo de Maradona, suministrándole cocaína para su cada vez mayor adicción.

El mismo Maradona admitió que cada semana estaba de juerga y excesos de domingo por la noche a miércoles y que los jueves iniciaba un programa de desintoxicación para estar listo para el partido del fin de semana siguiente.

La caída a los infiernos

El Nápoles tardó dos años en rodear a Maradona de compañeros capaces de luchar por los títulos y cuando cayó el primer Scudetto en 1987, las historias sobre las salvajes celebraciones se hicieron tan famosas como el propio triunfo deportivo.

La ciudad se paralizó durante una semana y hasta el día de hoy, los napolitanos siguen llamando a sus hijos con el nombre de un futbolista al que muchos solo conocen por las imágenes que hay en Youtube.

Tres años después cayó el segundo Scudetto, justo antes de que Maradona cayera en el abismo y no mucho después de que la selección argentina enojase a todos los ‘tiffosi’ italianos al eliminar a la ‘Azzurra’ en las semifinales del Mundial de 1990, un partido que se disputó en el San Paolo napolitano.

Los problemas, no obstante, habían comenzado un tiempo antes. Cansado de la asfixiante atención que le brindaba Nápoles, en 1989 llegó a un acuerdo con el Marsella, aunque a última hora Ferlaino echó abajo el pase.

En febrero de 1991, la policía informó que tenían escuchas de conversaciones telefónicas en las que el astro pedía a una figura de la mafia cocaína y prostitutas. Más tarde llegaría una acusación falsa por tráfico de estupefacientes.

Su positivo por drogas llegó tras un partido en Bari, dos meses después, seguido por una sanción sin precedentes que lo apartaba de toda actividad relacionada con el fútbol hasta junio de 1992. Eso le hizo regresar a Buenos Aires, donde se aceleró su caída a los fondos, para nunca volver a ser el que fue.

(26/11/2020)

Comparte y opina:

Inicia multitudinario adiós de los argentinos a su ídolo Diego Armando Maradona

Según el resultado preliminar de la autopsia, sufrió una "insuficiencia cardíaca aguda, en un paciente con una miocardiopatía dilatada, e insuficiencia cardíaca congestiva crónica que generó edema agudo de pulmón".

Un hincha que espera su turno para dar el último adiós a Maradona en la Casa Rosada. Foto: AFP

Por AFP

/ 26 de noviembre de 2020 / 06:35

Entre llantos y cánticos, miles de argentinos iniciaron este jueves un lento desfile frente a los restos de Diego Maradona, que son velados con honores la Casa Rosada en un féretro cubierto con la bandera argentina y las casacas de Argentina y Boca Juniors con su número ’10’.

Poco después de las 06.00 se abrieron las puertas de la sede gubernamental para el paso desconsolado de los hinchas que permanecieron la noche en vigilia en la Plaza de Mayo entre cánticos de despedida a su ídolo fallecido a los 60 años de un paro cardíaco.

«Él es un genio, él es pueblo, es nosotros, la vida el amor», señaló Andrés Quintero, un restaurador de 42 años que viajó dos horas, desde la ciudad de Tigre, para rendir tributo a Maradona.

El inicio estuvo marcado por algunos forcejeos entre la gente y la policía, ante el retraso del inicio del velatorio que se extenderá hasta las 16.00 se informó oficialmente.

El ingreso a la Casa Rosada está atravesado por un enorme lazo negro bajo el cual algunos hinchas ingresan a la capilla ardiente en desconsolado llanto.

A último momento, se decidió acortar el velatorio de tres días a uno, a pedido de la familia.

Cientos de saludos de consternados deportistas y personalidades políticas de todo el mundo reflejaron la popularidad internacional del astro argentino.

Lionel Messi y Pelé, otros dos estelares mundiales del fútbol, encabezaron una larga lista de emotivas despedidas a Maradona.

Llantos y aplausos

«¡Diego, te quiero por siempre!» gritó llorando uno de los primeros hinchas que ingresó a despedir a su ídolo en la capilla ardiente, desde la valla con la bandera argentina dispuesta para el paso de la gente.

Según el resultado preliminar de la autopsia, sufrió una «insuficiencia cardíaca aguda, en un paciente con una miocardiopatía dilatada, e insuficiencia cardíaca congestiva crónica que generó edema agudo de pulmón».

«Fue el mejor del mundo, lo vamos a extrañar y nos rompió el alma con su partida», dijo a la AFP Diego Armando Cabral, un albañil de 29 años que fue bautizado en honor al futbolista.

Portando la camiseta del club Boca Juniors, se aprestaba a entrar «lleno de una emoción que no se puede explicar» para dar el último adiós a la leyenda deportiva.

Claudia Villafañe, exesposa de Maradona y sus dos hijas Dalma y Gianinna, llegaron antes de la medianoche a la sede presidencial para una despedida íntima.

El presidente argentino Alberto Fernández declaró tres días de duelo nacional.

Conmoción mundial

Su muerte provocó una conmoción mundial con mensaje de pésame desde todas partes del mundo.

Los homenajes se repitieron en varios puntos de la ciudad. Miles de hinchas se congregaron el miércoles en el emblemático barrio de la Boca, donde se sitúa la célebre Bombonera, o en el céntrico Obelisco.

En la cancha de Boca Juniors, los hinchas armaron un santuario con flores y velas.

Al grito de «¡Marado! ¡Marado!», unos 1.000 hinchas entraron la noche del miércoles al estadio Diego Armando Maradona del club Argentinos Juniors, en el noroeste de Buenos Aires, para rendir homenaje al ídolo bajo una lluvia multicolor de fuegos artificiales. El Pelusa debutó en ese estadio en primera división a los 15 años.

Con banderas, trompetas y pancartas en mano, los apasionados de Maradona hicieron temblar las gradas con su galopante paso, mientras la cancha, vacía y silenciosa, fue alumbrada en medio de la noche.

«Diego eres mi vida, vos sos la alegría de mi corazón», coreaba la muchedumbre al unísono, durante la media hora que duró el evento.

Salud delicada

Maradona estaba convaleciente de una operación por un hematoma en la cabeza desde el 3 de noviembre, en un sanatorio de la zona norte de la capital. El 11 de noviembre fue dado de alta, pese a que su salud era muy delicada y atravesaba un nuevo síndrome de abstinencia.

Se lo había visto mal el día de su cumpleaños número 60, el 30 de octubre, cuando reapareció de su confinamiento por la pandemia en la cancha de Gimnasia y Esgrima, equipo que dirigía.

Su abogado, Matías Morla, reveló que Diego atravesaba una depresión cuando le detectaron el hematoma.

«Tenía una conducta rara, estaba muy depresivo y hacía comentarios sobre parientes que habían fallecido, que los extrañaba», dijo.

El fiscal John Broyard precisó que la muerte del astro del fútbol se produjo «a las 12 horas» del mediodía por causas naturales.

Tenía cinco hijos, dos de ellas, Dalma y Gianinna, con su exesposa Claudia Villafañe. Había malestar de la familia con el entorno que tenía en los últimos tiempos.

Sus otros hijos, que tuvo con otras tres mujeres, son Jana, Diego Junior, y Diego Fernando.

Los excesos y las adicciones fueron el origen de las emergencias de salud que lo llevaron varias veces al borde de la muerte.

Campeón del mundo en México-86, construyó su leyenda en cuartos de final en ese mundial cuando anotó un gol con la ‘mano de Dios’ y un segundo considerado el mejor en la historia de los mundiales.

Hacía años que Maradona había superado la adicción a las drogas duras. Pero seguía consumiendo alcohol, medicado con tranquilizantes y ansiolíticos.

(26/11/2020)

Comparte y opina:

Opinión

Maradona, un ‘genio’ para el árbitro tunecino que no vio la ‘mano de Dios’

En el minuto 51 de un partido con muchos componentes geopolíticos entre Inglaterra y Argentina, Maradona metió el balón en el arco del guardameta inglés Peter Shilton con su puño izquierdo.

Foto: elconfidencial.com

Por AFP

/ 26 de noviembre de 2020 / 00:55

El árbitro tunecino Ali Bennaceur se acuerda de cada gesto del «genio» Diego Maradona durante el partido que dirigió el 22 de junio de 1986, cuando el argentino marcó contra Inglaterra dos tantos que han quedado en la historia del fútbol, uno con la mano y el otro una «obra de arte».

En el minuto 51 de un partido con muchos componentes geopolíticos entre Inglaterra y Argentina, Maradona metió el balón en el arco del guardameta inglés Peter Shilton con su puño izquierdo.

«No vi la mano, pero me entró la duda», recuerda Ali Bennaceur, que fue el primer tunecino en arbitrar un partido a esa altura en un Mundial, una tarea hasta entonces reservada esencialmente a colegiados europeos o sudamericanos.

«Se puede ver en las imágenes, reculé para saber la opinión de mi segundo, el búlgaro Dotchev, y cuando me confirmó que estaba bien, acordé el gol», cuenta a la AFP.

Esta decisión, muy criticada en la época, le valió comentarios racistas de comentaristas deportivos, pero fue tomada «aplicando todas las consignas de la FIFA», estima.

«Ya había arbitrado un partido entre la URSS y China en 1985. Yo era el hombre de las misiones difíciles para la FIFA, estaba preparado para este tipo de partidos», señala el tunecino, que estaba secundado por árbitros del países “neutrales”: además de Dotchev, fallecido en 2017, un costarricense y un maliense.

«La FIFA nos había dado consignas claras y nos había recordado que si cada uno de nosotros éramos muy reconocidos en nuestros países respectivos, en el Mundial había que buscar el punto de vista de los colegas mejor colocados», explica el exárbitro central.

«La FIFA me dio una nota de 9,4 en ese partido. Hice lo que debía hacer, pero hubo una confusión, Dotchev indicó después que había visto dos brazos, y no sabía si era el de Shilton o el de Maradona», dice.

Orgullo del árbitro

El mayor «orgullo» de Bennaceur fue haber acompañado la increíble carrera de Maradona en el segundo gol del partido, que fue catalogado como el mejor del siglo.

Tras salir solo del centro del terreno, Maradona llegó hasta portería, esquivando a todos los rivales que salían a su paso, adversarios que intentan por tres veces hacerle caer, al punto de que tocó el césped.

«En cada ocasión que se levantó, yo estaba detrás de él», recuerda el tunecino de 76 años, que continuó arbitrando al más alto nivel hasta 1991.

«Me había preparado a pitar penal en caso de acción peligrosa sobre Maradona, y pensaba que tras 50 metros de esfuerzos iban a derribarlo, pero la pelota acabó en la red de Shilton», añade.

«Tengo el orgullo de haber participado en esa obra de arte, y Maradona se acordaba muy bien de ello cuando vino a verme en 2015» con ocasión de una visita a Túnez, donde rodó un anuncio publicitario, indica.

El jugador le dedicó una camiseta: To my dear Amigo Ali, bajo la mirada de las cámaras, y pasó la tarde en el domicilio del árbitro en Túnez, que le recibió con la jelabia, la ropa típicamente del país.

«Pasamos un momento agradable. Le dije que ese día no era Argentina la que ganó, sino él, Maradona», afirma el exárbitro.

«Fue un genio, una leyenda del fútbol. Yo, como árbitro, no me permitía cerrar los ojos ni un segundo siguiéndolo, ya que era capaz de hacer cualquier cosa», concluye.

(26/11/2020)

Comparte y opina:

Un Maradona fascinado por los líderes de la izquierda, falleció el mismo día que Fidel

Castro le regaló su chaqueta verde oliva y recordó que en su primer encuentro, 18 años antes, le había obsequiado su gorra militar autografiada. Maradona mostró el tatuaje en su pierna izquierda: una imagen de Fidel. "Caramba, es un honor", dijo el sorprendido interlocutor.

Diego Armando Maradona, junto a Fidel Castro y Hugo Chávez. Foto: AFP

Por AFP

/ 26 de noviembre de 2020 / 00:39

Calificó al líder cubano Fidel Castro como su «segundo padre», y en su vida llena de metáforas, la última fue que Diego Maradona falleció el mismo día que el líder cubano.

Fue amigo del venezolano Hugo Chávez y jugó al fútbol con el exmandatario boliviano Evo Morales: la rebeldía juvenil de Diego Maradona se convirtió con el tiempo en fascinación por la izquierda latinoamericana en el poder.

«Siempre tuvimos muy buena relación, muy buena amistad. Desde el primer día que viniste aquí con tu niña» en 1987, le recordó Castro a Maradona en una entrevista en 2005 que el mismo ídolo del fútbol le hizo para su programa televisivo La Noche del 10.

Castro le regaló su chaqueta verde oliva y recordó que en ese primer encuentro, 18 años antes, le había obsequiado su gorra militar autografiada. Maradona mostró el tatuaje en su pierna izquierda: una imagen de Fidel. «Caramba, es un honor», dijo el sorprendido interlocutor.

La entrevista ocurrió un año después de que Maradona terminara en Cuba un tratamiento de recuperación de sus adicciones iniciado en 2000, con muchas idas y venidas. «Fidel me abrió las puertas cuando en mi país muchas clínicas me las cerraban», agradeció el “10”.

Se habían conocido el 28 de julio de 1987, al año siguiente de la consagración mundialista de Diego en México-1986, al ser premiado como «mejor deportista del año», elegido en una encuesta de la agencia cubana Prensa Latina.

El “10” no era un hombre de izquierda y debieron mediar dos periodistas argentinos, Carlos Bonelli y Pablo Gionto, para convencerlo de ir al país caribeño a recibir el premio.

Habría otras visitas y una década más tarde, Diego se tatuaba al Che Guevara en el brazo, al cumplirse 30 años de la muerte del guerrillero argentino-cubano.

Al morir Castro en 2016, Maradona asistió a los funerales.

«Murió el más grande, Fidel Castro nos dejó. Me agarró un llanto terrible porque fue como un segundo padre. Yo viví cuatro años en Cuba y Fidel me llamaba a las dos de la mañana para hablar de política o de deporte», declaró Maradona en aquel momento.

«El tren del ALBA»

En 2015, días antes de la llegada a Cuba del «Pelusa» para grabar el programa «De Zurda» en Telesur, la cadena multiestatal latinoamericana para la que fue comentarista en dos Mundiales, Castro le mandó una misiva.

«Gracias a mis conversaciones contigo en los años más brillantes de nuestro inolvidable amigo (el fallecido presidente venezolano) Hugo Chávez deduje que el encuentro de Mar del Plata no podía ser olvidado. Hugo recordó a Estados Unidos que había otra América», escribió Castro en la carta del 11 de enero de 2015.

Se refería a la IV Cumbre de las Américas que sesionó en la ciudad argentina de Mar del Plata en noviembre de 2005 y en la que los presidentes latinoamericanos impidieron la conformación del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), impulsada por el mandatario estadounidense George W. Bush.

Bajo la consigna «No al ALCA», miles de militantes llenaron un estadio de Mar del Plata. Muchos habían llegado desde Buenos Aires en el «Tren del ALBA», entre ellos el mismo Maradona, que estuvo al lado de Chávez durante todo el acto. También viajó Evo Morales, quien poco después sería electo presidente de Bolivia.

Maradona fue invitado varias veces a Caracas y solo tuvo palabras de elogio para «el comandante». «Estoy con Chávez a muerte», decía.

Al cumplirse en 2018 cinco años del fallecimiento del presidente venezolano, el exfutbolista le dedicó un mensaje por Instagram. «El recuerdo más lindo del mundo es cuando (Chávez) me agarró la mano en Mar del Plata, y me dijo: ‘Tú te quedas a mi lado…'», escribió.

Su respaldo se prolongó con el presidente Nicolás Maduro. Como entrenador de Gimnasia La Plata, se le vio salir a la cancha a menudo con una gorra con los colores de la bandera venezolana, identificada con el chavismo.

Fútbol en alturas

«Hoy se hizo justicia», escribió el exjugador en noviembre de 2019 cuando excarcelaron al expresidente Luiz Inacio Lula Da Silva tras 19 meses preso. Tiempo antes publicó «Lula querido el Diego está contigo!».

Fiel a sus amistades, Maradona llegó a disputar en La Paz un partido amistoso con Evo Morales para respaldar el derecho de Bolivia de jugar en los 3.600 metros de altitud de La Paz, que la FIFA quería impedir.

«Lamento el golpe de Estado orquestado en Bolivia. Sobre todo por el pueblo boliviano, y por Evo Morales, una buena persona que trabajó siempre por los más humildes. #EvoElMundoEstaContigo», expresó en 2019 en Instagram al caer el gobierno de Morales.

En Argentina, este «soldado peronista» como se autodefinió, se alineó con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) y con el actual presidente Alberto Fernández, cuyo gobierno decretó tres días de luto nacional.

(26/11/2020)

Comparte y opina:

Opinión