lunes 2 ago 2021 | Actualizado a 10:25

El Bayern sigue su escalada de la mano de su dupla Müller-Lewandowski

El Bayern finalizó el choque con diez hombres por la expulsión del francés Corentin Tolisso por una dura entrada (76). Con 4-0, el japonés del Bielefeld Ritsu Doan salvó el honor en una contra (58).

Por AFP

/ 17 de octubre de 2020 / 17:18

Con una gran demostración de su dupla ofensiva Müller-Lewandowski, el Bayern Múnich barrió este sábado al recién ascendido Bielefeld 4-1, en un partido marcado por la expulsión de Corentin Tolisso.

Dos goles (25, 45+1) y dos pases de gol de Robert Lewandowski, dos tantos (8, 51) y un pase de gol de Thomas Müller: a cuatro días del inicio de la defensa de su corona europea en la Champions ante el Atlético de Madrid, el gigante bávaro se colocó en segundo puesto de la Bundesliga a un punto del Leipzig.

Lewandowski, recientemente designado jugador UEFA del año, se colocó líder de la tabla de goleadores con 7 dianas.

El Bayern finalizó el choque con diez hombres por la expulsión del francés Corentin Tolisso por una dura entrada (76). Con 4-0, el japonés del Bielefeld Ritsu Doan salvó el honor en una contra (58).

Horas antes, el Leipzig se colocó al frente de la Bundesliga en solitario, después de su victoria 2-0 en Augsburgo (6º).

Con 10 puntos, el RB Leipzig supera al Bayern y al Borussia Dortmund (9 unidades), que se impuso 1-0 fuera de casa al Hoffenheim (8º).

El trío que ha dominado el fútbol alemán en las últimas temporadas estará ya en la cima de la tabla después de sólo cuatro fechas.

Y eso que el RB Leipzig perdió este verano europeo a sus delanteros Timo Werner (Chelsea) y Patrik Schick (Bayer Leverkusen), pero pese a ello conserva la eficacia ofensiva.

El defensor español José Angeliño anotó justo antes del descanso (45), y el danés Yussuf Poulsen dobló la ventaja mediante una soberbia volea (66). En ambas ocasiones el autor del pase decisivo fue el internacional español Dani Olmo.

Con 10 goles, el RB Leipzig presenta el segundo mejor registro goleador de la Bundesliga, por detrás de los 17 del Bayern, un guarismo sustentado por el 8-0 que el gigante bávaro endosó al Schalke en la primera fecha.

El Augsburgo, que había comenzado el campeonato con dos victorias, pierde fuelle poco a poco.

En Hoffenheim, donde 6.000 espectadores fueron autorizados a apoyar a su equipo contra el Borussia Dortmund, la primera mala noticia llegó con la baja de última hora del goleador local Andrej Kramaric, máximo realizador del campeonato, positivo por coronavirus.

El técnico del Borussia Dortmund, Lucien Favre, dio descanso a varias de sus estrellas, entre ellas al delantero noruego Erling Haaland, con la vista puesta en el primer partido de Liga de Campeones el martes en Roma contra el Lazio, y en el maratón de siete partidos en la próximas tres semanas.

A la hora de juego, pese al dominio del Borussia Dortmund, el resultado inicial no se había movido. El técnico suizo movió ficha dando entrada al mismo tiempo a Haaland y a Marco Reus. El noruego dio el pase para que el alemán anotase el único gol de partido (76).

El Eintracht Fráncfort (7 puntos) podría ponerse a la altura del Leipzig el domingo si gana en Colonia (16º).

(17/10/2020)

Comparte y opina:

Robot de cocina en Riga prepara el futuro de la comida rápida

Roboeatz está diseñado para asumir algunas labores de preparación de alimentos al tiempo que mejora la seguridad alimentaria y elimina los riesgos de infección en las abarrotadas cocinas.

Robot para cocina

Por AFP

/ 2 de agosto de 2021 / 10:02

Llega el pedido y el robot del restaurante Roboeatz en Riga se pone a trabajar. Tras cinco minutos de movimientos, el plato humeante está listo.

Situado bajo un puente desvencijado de cemento, el restaurante está diseñado de tal forma que los clientes pueden observar como se mueve el brazo robótico en los fogones.

También tiene una zona de mesas, aunque la mayoría de los clientes prefieren llevarse la comida a casa ya que en Letonia es necesario el certificado de vacunación para poder comer en el interior.

La aplicación de Roboeatz permite a los clientes encargar y pagar su plato antes de ir a buscarlo al café.

«La comida está más rica de lo que esperaba», dice Iveta Ratinika, una profesora y miembro del consejo de educación de la capital letona.

Ratinika va a sugerir a los escolares que vengan a observar el brazo robótico en acción y piensa que podría haber robots que trabajen el la cantina del colegio en «unos pocos años».

El dieseño de la cocina es un cambio real

Roboeatz fue creado en enero de 2018 por Konstantins Korcjomkins y Janis Poruks, que dirigen la cadena de comida rápida Woki Toki en Letonia desde 2009.

¿Su objetivo? Revolucionar la industria de la comida rápida.

«Este robot reemplaza entre cuatro a seis empleados, reduce los costes laborales significativamente», dice Poruks, ingeniero de formación.

Pero sostiene que la introducción de este tipo de robots no aumentará el desempleo ya que «la gente no hace fila para comer hamburguesas».

«El robot no reemplazará a gente que quiera hacer carrera en restaurantes y catering, que quiera ser chef o estrella de la cocina. El robot hará los trabajos mal pagados que la mayoría de la gente no quiere», asegura.

En los últimos años, ha crecido el interés por la tecnología automatizada en la cocina, y durante la pandemia se ha acelerado.

En un nuevo restaurante en París, los clientes pueden contemplar a los robots amasando y empacando pizzas a una velocidad de 80 por hora.

En Estados Unidos, un robot denominado «Sally», de la startup Chowbotics, puede preparar las ensaladas que expende una máquina.

Asimismo en Estados Unidos, BreadBot puede amasar hasta 235 hogazas diarias.

El año pasado, la compañía de robots con sede en Reino Unido, desveló un robot de cocina completo que costará un mínimo de $us 347.000.

Roboeatz está diseñado para asumir algunas labores de preparación de alimentos al tiempo que mejora la seguridad alimentaria y elimina los riesgos de infección en las abarrotadas cocinas.

Durante una visita de la AFP esta semana, el brazo robótico estaba programado para preparar tres platos diferentes de pasta.

Sus creadores dicen que se le puede programar para hacer centenares de recetas, tener en cuenta los gustos del propietario y las alergias alimenticias.

«El brazo robótico no genera ningún problema, solo lo programamos para hacer lo que necesitamos», dice Korcjomkins.

«El desafío real es diseñar e inventar una cocina entera en torno al robot, que cuente con todos los ingredientes, especias, salsas, y rote las cacerolas para hervir y freír», dice.

Tan popular como los coches eléctricos

Los cofundadores dicen que el brazo robótico podría amortizarse en dos años como mucho.

«De media, en la Unión Europea, un empleado de cocina cuesta a la compañía en torno a $us 19 por hora, que incluye salario, impuestos, seguros, formación y todo lo demás», explica Poruks.

«El robot no necesita seguro médico, sus niños no enferman, no se va de vacaciones o de licencia de maternidad, no se queja no se trae el COVID-19 desde casa al trabajo», agrega.

La compañía tiene planes de expansión en Canadá y Estados Unidos y un equipo técnico en Riga para programar los robots.

A principios de año, presentaron la tecnología en la Feria de Electrónica de Consumo, en Estados Unidos.

Los cofundadores aseguran que están preocupados por la competencia de robots similares, como el que fue presentado recientemente en Francia que hace pizzas.

«Nuestro robot está diseñado para que haga más trabajos y no solo pizzas. Nuestro objetivo es crear un robot que pueda ser útil para muchos tipos de comida, cocinas y platos», dice Korcjomkins.

«Esperemos que los robots de cocina sean tan populares como los autos eléctricos»

Comparte y opina:

La caída de ‘Amanecer Dorado’ en Grecia o el combate de una madre coraje en la gran pantalla

Todo el equipo del documental realizará una gira en Francia a primeros de agosto, antes de una proyección en septiembre en Keratsini por el 8º aniversario de la muerte de Pavlos Fyssas.

'Amanecer Dorado: un asunto de todos'

Por AFP

/ 2 de agosto de 2021 / 09:54

«Pavlos era mi niño, nuestro niño, amaba la vida, quería ser libre». Magda Fyssas perdió a su hijo, un rapero antifascista, asesinado en 2013 cerca de Atenas por un dirigente del partido neonazi Amanecer Dorado.

Su combate sin tregua, protagonista de un documental, fue determinante en la condena de la organización criminal.

La madre de Pavlos Fyssas, con su rostro marcado por el duelo y vestida de luto, se ha convertido en la figura emblemática de un proceso histórico de más de cinco años, sin el que el partido neonazi, entonces tercera fuerza política en el parlamento griego, seguiría actuando en total impunidad.

Sus lágrimas, sus gritos de rabia, sus puños apretados ritman la nueva película de la periodista y directora Angélique Kourounis Amanecer Dorado: un asunto de todos, que fue premiado en julio en el festival de documentales de Tesalónica.

Y es que «¿cómo imaginarse que esto pueda ocurrir? No te puedes creer que tu país haya llegado al extremo de que los nazis salgan a las calles y maten a plena luz del día», exclama Magda Fyssas.

«Nunca hubiera imaginado que pudiera perder a mi hijo asesinado en 2013 por los nazis. No, es un asesinato político», asegura en la película.

Es la idea que la ha guiado en su batalla judicial, desde la muerte de su hijo, el 18 de septiembre de 2013 en Keratsini, cerca de Atenas, apuñalado a los 34 años por sus canciones comprometidas.

Este asesinato llevó los proyectores hacia la violencia del partido neonazi, y condujo a la apertura de un proceso contra el homicida Yorgos Roupakias aunque también contra más de medio centenar de dirigentes y antiguos diputados del partido neonazi.

La alegría de Magda dio la vuelta al mundo, conmovedora y sincera, cuando el tribunal de Atenas calificó a Amanecer Dorado de «organización criminal» el 7 de octubre de 2020, mientras una muchedumbre aclamaba el veredicto al término de un largo proceso.

«Pavlos, lo lograste», gritó a la salida del tribunal con los brazos tendidos al cielo, ante las calles llenas de gente.

El jefe de Amanecer Dorado Nikos Michaloliakos y sus principales acólitos duermen ahora en la cárcel con penas de 10 a 13 años.

Nadie me debe nada

En su segundo film, Amanecer Dorado: un asunto personal en 2016, Angélique Kourounis relata durante cerca de dos horas el proceso histórico, la presión de una madre que libra la batalla junto a sus abogados, su paciencia mientras espera la hora «de la verdad».

Siete años desfilan en función de las manifestaciones. Por un lado, el chasquido de las botas, las camisas negras y el himno paramilitar de Amanecer Dorado. Por otro, los manifestantes que desfilan a gritos de «nunca más el fascismo» y «Pavlos vive».

En la sala del tribunal, la infatigable Magda Fyssas hace frente a los militantes de Amanecer Dorado. Al frente de las marchas, aplaudida por griegos emocionados en los balcones, camina, con gafas negras, bajo las banderolas con la efigie del rapero asesinado.

«Nadie me debe nada, todos tenemos una deuda con Pavlos», estima.

Al asistir al documental, durante una proyección privada esta semana en Atenas, Magda se derrumba ante la imagen ensangrentada de su hijo. «Para mi sigue siendo muy duro», confiesa a la AFP. «Nunca he perdido las emociones que he tenido todos estos años. Nunca he olvidado».

«Mi combate personal se muestra perfectamente en el filme», resume.

Un rodaje bajo alta tensión, jalonado de violencia en las manifestaciones. El periodista Thomas Jacobi, que filmó las imágenes, fue violentamente agredido por militantes de Amanecer Dorado por haber grabado las bambalinas del partido neonazi.

Todo el equipo del documental realizará una gira en Francia a primeros de agosto, antes de una proyección en septiembre en Keratsini por el 8º aniversario de la muerte de Pavlos Fyssas.

Comparte y opina:

‘Jungle Cruise’ de Disney domina la taquilla norteamericana en su estreno

La película, basada en un parque de atracciones de los años 50, está protagonizada por Emily Blunt y Dwayne Johnson, junto con el actor británico Jack Whitehall.

Película 'Jungle Cruise'

Por AFP

/ 2 de agosto de 2021 / 09:41

Jungle Cruise, una nostálgica película de aventuras de Disney, se situó en el tope de la taquilla norteamericana al recaudar $us 34,2 millones en su estreno este fin de semana, informó el domingo el sitio especializado Exhibitor Relations.

La película, basada en un parque de atracciones de los años 50, está protagonizada por Emily Blunt y Dwayne Johnson, junto con el actor británico Jack Whitehall.

Otra cinta nueva, The Green Knight (El caballero verde) de A24, una historia de fantasía medieval basada en un poema del siglo XIV sobre un sobrino del rey Arturo, quedó en segundo lugar al vender $us 6,78 millones en las taquillas de Estados Unidos y Canadá.

Le pisa los talones la película más taquillera del fin de semana pasado, Old (traducida como Tiempo o Viejos), con $us 6,76 millones.


El filme de Universal, protagonizado por Gael García Bernal y Vicky Krieps, trata sobre los miembros de una familia que quedan atrapados en una playa donde empiezan a envejecer precipitadamente.

En cuarto lugar se situó la última película de superhéroes Marvel de Disney, Black Widow (Viuda Negra) con Scarlett Johansson, que obtuvo $us 6,4 millones.

En el quinto lugar, con $us 5,1 millones, quedó Stillwater (Cuestión de sangre en España), de Focus Features y protagonizada por Matt Damon.

En ella, Damon interpreta a un fornido trabajador petrolero estadounidense que viaja a Francia para ayudar a su hija, distanciada de él, cuando ésta es encarcelada por un asesinato que dice no haber cometido.

Comparte y opina:

Opinión

El popular TikToker Anthony Barajas muere tras ser tiroteado en un cine de EEUU

El personal de la sala los encontró a los dos con disparos en la cabeza al finalizar la película, a la que había asistido apenas un puñado de espectadores.

Anthony Barajas

Por AFP

/ 2 de agosto de 2021 / 09:31

La estrella de TikTok estadounidense Anthony Barajas murió tras recibir un tiro en un cine de California el lunes, en un ataque que las autoridades describieron como «aleatorio y no provocado».

Barajas, de 19 años y que contaba con un millón de seguidores en la red, murió el sábado tras varios días hospitalizado después del ataque, que también se cobró la vida de su amiga Rylee Goodrich, otra popular tiktoker de 18 años, dijo la policía de Corona, el condado al sur de California donde ocurrieron los hechos.

Ambos fueron baleados en un teatro que proyectaba el film The Forever Purge (en español La purga por siempre y La purga infinita), sobre un gobierno totalitario que una noche al año permite que se cometa cualquier delito, incluido el asesinato.

El personal de la sala los encontró a los dos con disparos en la cabeza al finalizar la película, a la que había asistido apenas un puñado de espectadores.

Goodrich murió en el lugar y Barajas fue trasladado de urgencia a un hospital.

«Según la evidencia proporcionada a nuestra oficina, este parece ser un ataque aleatorio y no provocado», dijeron los fiscales locales en un comunicado el viernes.

Joseph Jiménez, de 20 años, ha sido acusado por el tiroteo. Actuando sobre la base de pistas ofrecidas por los testigos, la policía lo arrestó en su casa el día después del ataque.

Comparte y opina:

De los Dolomitas a Austria, la historia de los helados italianos

El imperio austro-húngaro fue uno de los primeros en plebiscitar los helados italianos fuera de la península, antes de que conquistaran toda Europa.

Helados

Por AFP

/ 2 de agosto de 2021 / 09:20

Son apenas las 10 de la mañana y los primeros clientes se apresuran a comprar su sabor favorito en la heladería de Silvio Molin Pradel, cuya familia, desde 1886, fabrica helados italianos en Viena, donde la moda de los «gelati» nació bajo el imperio austro-húngaro.

«Los colores deben ser pastel, es garantía de calidad», explica a la AFP este heredero de una verdadera dinastía, que supervisa en la parte trasera una fabricación que sigue siendo artesanal.

Situada en una plaza arbolada del centro de la ciudad, su heladería «Eissalon am Schwedenplatz», una pizca retro, siempre está repleta.

La temporada, que comenzó el 19 de marzo bajo el patrocinio de San José, protector de los trabajadores, está en pleno apogeo en este ardiente verano.

Durante varios meses la heladería recibe cada día unos 5.000 clientes.

En Austria, un país con menos de 9 millones de habitantes, hay al menos 367 heladerías, que se reparten casi 200 millones de dólares de ingresos anuales.

Cada austríaco consume alrededor de ocho litros de helado por año, lo que representa 21 copas de tres bolas, más que en Italia, donde los ciudadanos saborean «sólo» seis litros.

El imperio austro-húngaro fue uno de los primeros en plebiscitar los helados italianos fuera de la península, antes de que conquistaran toda Europa.

La epopeya comenzó cuando muchos habitantes del valle de Zoldo, en los Alpes italianos, como Arcangelo Molin Pradel, el bisabuelo de Silvio, emigraron para huir de la miseria.

Su hermano había aprendido a hacer helados en un barco gracias a un siciliano y le había transmitido sus conocimientos y tuvo la idea de venderlos paseando por el Prater, el gran parque de Viena.

Recetas transmitidas de familia en familia

Su pueblo había sido austrohúngaro entre 1806 y 1866 y sabía que los vieneses estaban acostumbrados a los pasteles, confeccionados gracias al azúcar de remolacha.

«Ayudó a democratizar el helado, que entonces estaba reservado a una clientela acomodada», estima Silvio Molin Pradel sirviendo un expresso y desplegando su álbum de familia.

A base de agua, y no de una leche fresca más costosa, los helados italianos estaban al alcance de los bolsillos de la clase obrera.

A finales del siglo XX, los «gelatieri» consiguen el derecho de abrir verdaderas tiendas en Viena y, poco a poco, cientos y luego miles de italianos afluyen.

«En las +gelateri+ se trabajaba solamente en verano. Los hombres volvían a casa en invierno. Incluso más tarde, cuando las mujeres se unieron, los niños permanecieron en casa de los abuelos», cuenta la historiadora Maren Mohring.

Durante décadas, la temporada terminaba a principios de agosto, ya que la materia prima, como las frutas frescas, faltaba. Todo el mundo tenía que volver a Zoldo para el día 15 del mes, día de fiesta en el pueblo. Además, había que recoger el heno y prepararse para la llegada de los primeros copos de nieve.

Una vez más, Silvio Molin Pradel retoma la ruta hacia Zoldo, situada a seis horas de Viena. El comerciante dice que necesita esta movilidad y el descanso invernal para conservar la inspiración.

«Los fabricantes de helados del norte de Italia han velado por preservar la calidad de sus conocimientos, lo que explica su éxito», subraya Maren Mohring. «Las recetas son a menudo secretas y transmitidas de familia en familia».

En la antigua capital de los Habsburgo, quedan unas cuarenta «gelatieri», que benefician de una denominación garantizada por una etiqueta específica.

«Cada vienés le dirá que su helado italiano es el mejor», ironiza Silvio Molin Pradel, cuyo negocio es floreciente y se lanzó a la producción de helados para una cadena de supermercados en las afueras de la capital.

Y de ahora en adelante, los golosos austríacos pueden degustar un cucurucho hasta el mes de octubre.

Comparte y opina:

Últimas Noticias