sábado 5 dic 2020 | Actualizado a 02:04

Ricardo Fontana: ‘En Bolivia tengo un lugar y un nombre’

Fontana en el programa DXTV, de Víctor Hugo Mendoza

/ 19 de octubre de 2020 / 10:17

Llegó a Bolivia en 1970, dejó el fútbol en 1991 y continúa en suelo boliviano. Sentó raíces en suelo paceño, donde cuenta que ya van 30 años y la afición —de The Strongest en particular— lo reconoce y expresa su afecto.

El exzaguero de The Strongest y de la selección boliviana Ricardo Fontana está de cumpleaños. Hoy celebra 70 abriles, de los cuales medio siglo los vive en Bolivia, donde se enraizó e hizo su vida, que la cuenta al detalle.

—¿Cómo se encuentra con 70 años de vida?

—Desgraciadamente ya no me gusta cumplir años. Ya son muchos y no hay forma de parar esto (risas). Bueno son 70, doloroso, pero qué vamos a hacer. Ya en serio, me encuentran bien de salud, al final uno debe cuidar eso a esta altura de la vida. Siempre fui sano, no cometí excesos y me siento bien, pues no tengo ningún mal.

—¿Por qué desgraciadamente?

—Es que uno está cada vez más grande; muchos amigos ya no están, unos viven enfermos, otros regular. Yo estoy lejos de la familia, que por esta pandemia no se puede viajar. A ver cuándo voy a ver a los hijos, a los hermanos; hay mucha nostalgia.

—¿Cuántos años en Bolivia?

—Ya estoy 50 años en Bolivia. Llegué en mayo del 70. Vine por seis meses y mira todo lo que me quedé. No es que me queje, pero hubo momentos difíciles, sobre todo en los primeros años, cuando hasta nos tocó pasar dificultades para alimentarnos porque no cumplían los sueldos. En Always no andaban económicamente bien y aguantamos porque teníamos 19 años, y porque quería jugar.

—¿Recuerda cómo se dio su llegada a Bolivia?

—Recuerdo como si fuera ayer. Estaba en la tercera de San Lorenzo y luego de un partido me dicen que dos personas querían hablar conmigo: uno era Miky Jiménez y otro el coronel Correa de Always Ready, me propusieron venir a Bolivia, consulté a mi familia, me animaron y me vine.

—¿Por seis meses, como dice?

—Sí, después de esos seis meses ya me iba a volver, con esos líos ya no daba, pero justo antes me habló René Rada, DT de Litoral, y me convenció cambiar de equipo,  igual tocó duro, no se ganaba mucho y era difícil cobrar y volví a Argentina a hacer el servicio militar.

—¿Cómo se dio la transferencia a The Strongest?

—Fue por lo que hicimos en Litoral y Always, The Strongest se fijó y compró mi pase y la situación mejoró bastante y me quedé 15 años en el club, de ahí salté a una preselección el 85 y luego a la selección el 89 con Jorge Habegger y estuvimos cerca de ir al Mundial de Italia 90 y el 91 dejé el fútbol luego de 22 años intensos. Pasaron como 30 años que dejé el fútbol y sigo en Bolivia.

—¿Cuándo decide y por qué se queda en Bolivia?

—Cuando me casé y comenzaron a venir los hijos en el 85. Eso me obligó a pensar distinto y una vez que dejé el fútbol fui unos meses a Argentina y ves que es un país complicado, la seguridad y otras cosas, y aquí tú vives en paz, mayor tranquilidad y decidí quedarme. El ambiente fue importante para seguir acá y pasan los años y uno se quedó nomás.

—¿Qué le grada de Bolivia?

—Siempre digo una cosa: yo vuelvo a mi barrio en Buenos Aires y nadie sabe quién eres, para nada, ni el verdulero. Vuelvo a Bolivia y paso la frontera y a l g u i e n siempre te sorprende con un saludo que te reconforta y ni qué decir en La Paz y en Santa Cruz. Hace 30 años dejé de jugar y no sé, los padres o abuelos contarán y te saluda gente joven.

—¿Qué tan gratificante es eso?

—Mirá, primero que uno no vive ni de los saludos ni abrazos, pero que como hace 50 años sientas un aprecio de la gente, de The Strongest y hasta de Bolívar. Siento que en Bolivia tengo mi lugar y un nombre de que algo habré hecho Eso me deja tranquilo, me llena el alma.

—¿Qué le dio Bolivia?

—Prácticamente todo: mi trabajo, mi familia y aquí encontré amigos de verdad, esos que dicen de vida, ahora no voy a decir que todos me quieren, tuve problemas y varios, pero ya pasó. Me gusta el fricasé, el chicharrón. Me siento un paceño y un boliviano más, que lo soy, porque me naturalice e iré a votar. Me acostumbré a los problemas sociales y protestas en La Paz, soy un stronguista más y la altura siempre me sentó bien, pero nunca lo sentí, para nada. Soy un boliviano muy querido, así me siento.

—¿Fue la mejor decisión venir a Bolivia y quedarse?

—Y sí, por supuesto, sino no seguiría. Al principio la pasé mal, como conté, pero luego se dieron las cosas y creo que hicimos algo de historia, sobre todo en el Tigre, por eso será tanto cariño. De verdad, si voy para el centro en La Paz, como 20 personas que ni conozco te hablan y uno agradecido responde.

—¿Qué significa The Strongest para Ud.?

—Es el desarrollo de la parte importante de mi carrera, no me hice millonario, pero me alcanzó para vivir relativamente bien y, bueno, no me quejo. Lo más importante es que tengo es salud y mucho aprecio.

—¿Tres cosas que le marcaron vistiendo la casaca atigrada?

—La primera es que caí bien de entrada, mi forma de jugar y de ser se adecuó al equipo. Nunca olvido la bravura que tenían los jugadores del Tigre de antes, a eso yo le puse mucha técnica y la gente de antes me elogia eso. La vida quiso que marquemos época y eso a la gente le gustó. Luego haber conocido a don Rafael Mendoza, Jaime Pando y al general Quinteros, personas que hicieron grande al Tigre. Y lo tercero es este cariño, ya te digo, dejé de jugar hace 30 años y se siguen acordando, hay jugadores que se fueron hace un año y ni los reconocen, algo será.

—¿Cuál habrá sido el mejor equipo atigrado que conformó?

 —Pienso que ese que ganó en 1977, ese primer campeón de la Liga, creo que tenía de todo, técnicos, aguerridos, caudillos, obreros, de todo.

—¿Los clásicos con Bolívar?

—Era un lujo jugar contra Bolívar, ellos tenían equipazos. Nunca me olvido que los clásicos lo jugábamos con 45 mil a 50 mil personas, no sé cómo pasaba eso. Ellos tenían a Aragonés, Reynaldo, Tamayá Jiménez, Miguel Aguilar, unos monstruos. Nos ganaban y les ganábamos. Luego vinieronlos Borja, Soria, Salinas, Urruti y Carlos López, qué equipazo, muy bravo.

—¿Cómo fue su pasó a Bolívar?

—Una gente mala que estuvo de paso por The Strongest me dejó abandonado, lesionado y me prestaron a Oriente y luego a Bolívar. No fue mi decisión, mi pase era del club y ellos me negociaban. Otro club grande, eso no se puede negar, me fue bien. Cuando se fue esa gente, volví y di cinco años más al Tigre.

—¿Qué significó la selección?

—Cuando me llamaron a la selección boliviana fue uno de los mejores días. Tenía 38 años y jugué todo, nunca me cambiaron. Desde un amistoso contra Paraguay en Asunción cuando debuté, hasta el último partido en Montevideo ante Uruguay, jugué todo, todo. Nunca hice banco.

—Estuvieron cerca de un Mundial.

—Estuvimos a un gol de ir a Italia, porque hicimos buena Eliminatoria y ya esa vez había gente mala en la Federación, porque nunca nos pagaron lo acordado y no importa, el gusto de vestir la casaca verde nadie te lo quita.

—¿La anécdota con Maradona en la Copa América?

—Fue en Brasil. Argentina venía de ser campeona del mundo; estaban Maradona, Cannigia y ya en el vestuario le dije a Eligio (Martínez) que estemos atentos, si no nos pintan la cara, y en la cancha se me salió y le dije: ‘Eligio, agarralo al petiso’, y Maradona se enojó y me recordó que era campeón del mundo y le contestamos y no nos ganaron.

—¿Cómo ve el presente?

—Ya veía venir todo esto, por el conjunto de pícaros como son algunos dirigentes. Hay mucho dinero en el fútbol desde lo que manda FIFA, Conmebol, sueldos, viáticos, derechos de televisión, hay tanta plata que por eso se pelean, no es porque sean patriotas.

—¿Quiénes deberían asumir?

—Los exjugadores de fútbol, quiénes mejor. En Cochabamba están Jhonny Villarroel, William Ramallo; en Santa Cruz están Erwin Sánchez, Marco Etcheverry, Milton Melgar, y aquí en La Paz están Carlos Borja, Vladimir Soria, que tienen conocimiento y saben de fútbol.

—¿Qué le parece el candidato Fernando Costa?

—Creo que es una persona honesta y trabajadora. En pocos años mire a dónde llevó a Always, que estaba por desaparecer y recuperó un sitial. Pero tengo miedo de que estos pícaros lo rodeen y hagan más de los mismo.

—En lo futbolístico, ¿qué le pareció la selección?

—Y nos dejó tristes, mal y con un señor que tiene no sé cuántos colaboradores, pero no se vio eso en la selección. No sé, da la impresión de que lo engañó al señor (César) Salinas en su buena fe de querer apuntar alto y lejos. Que iba a hacer esto y lo otro. Está bien, Brasil nos ganó y goleó; pero aquí en La Paz, Argentina nos superó y eso dolió.

(19/10/2020)

Bolívar se toma revancha con triunfo sobre San José

La Academia fue superior, tuvo altibajos en su rendimiento y recurrió en exceso a pases cortos en el medio terreno

Gutiérrez (izq.) y Ábrego celebran el gol de Quinteros que abrió la senda del triunfo

/ 4 de diciembre de 2020 / 18:20

Tras el sinsabor de quedar eliminado en Copa Sudamericana a media semana, el club Bolívar se desquitó con San José este viernes en el estadio Hernando Siles, al imponerse por 2-0 en cotejo concerniente a la decimoquinta fecha del campeonato Apertura de la División Profesional.

La Academia fue superior, tuvo altibajos en su rendimiento y recurrió en exceso a pases cortos en el medio terreno.

Entretanto San José arriesgó poco en el encuentro, se rezagó en su zona defensiva y apeló al contraataque para intentar hacer daño a su rival.

Al equipo de Tembladerani le bastó el primer tiempo para superar al elenco orureño.

Los goles llegaron vía balón detenido. El primero por intermedio del defensor Jairo Quinteros de cabeza tras un lanzamiento de esquina desde la derecha, servido por el mediocampista Erwin Saavedra a los 14 minutos.

A los 41 Saavedra anotó el segundo de tiro libre, un remate sin potencia que pasó por encima de la barrera santa y venció la resistencia del golero Roberto Rivas. Con el 2-0 terminó la primera parte.

En el complemento el local bajó la intensidad de su juego y se dedicó a controlar el balón. San José adelantó líneas pero sin generar peligro sobre el pórtico de Guillermo Viscarra que tuvo poco trabajo en la contienda.

El partido tuvo público en las tribunas, algo más de 2.000 personas presenciaron el choque.

“Era importante ganar en casa, seguir preparándonos y decirle a la gente que nos apoye en el campeonato”, señaló Saavedra.

Bolívar suma 26 puntos en el tercer lugar de la tabla de posiciones, está a dos puntos del líder The Strongest. San José acopia 19 unidades en la novena posición.

El certamen no tiene pausa, el celeste jugará el domingo en condición de local frente a Royal Pari; el cuadro de la V azul recibirá a Real Santa Cruz.

Síntesis

(04/12/2020)

Comparte y opina:

Defensa y Justicia a cuartos de Sudamericana al vencer 1-0 a Vasco da Gama

En la ida hace una semana en Florencio Varela -periferia sur bonaerense- habían empatado 1-1.

Por AFP

/ 3 de diciembre de 2020 / 23:49

El argentino Defensa y Justicia avanzó este jueves a los cuartos de final de la Copa Sudamericana 2020 al vencer 1-0 a Vasco da Gama, en partido de vuelta de la fase de octavos disputado en Rio de Janeiro.

Gabriel Hachen, a los 58 minutos, marcó el gol del ‘Halcón’ al aprovechar un rebote en el travesaño por un mal despeje de la defensa y que complicó al golero Lucao.

En la ida hace una semana en Florencio Varela -periferia sur bonaerense- habían empatado 1-1.

Defensa y Justicia, dirigido por el exgoleador argentino Hernán Crespo, enfrentará en los cuartos de final al brasileño Bahía, que eliminó al argentino Unión de Santa Fe (1-0, 0-0).

(03/12/2020)

Comparte y opina:

Sin titubear, Gremio destaja a Guaraní y clasifica a cuartos de Libertadores

La clasificación es un premio a la constancia de un equipo que en los últimos años se ha acostumbrado al protagonismo: alzó la Libertadores en 2017 y en las siguientes dos ediciones llegó a semifinales, siempre con Portaluppi en el banco.

Por AFP

/ 3 de diciembre de 2020 / 23:10

Con un gol de camerino que sepultó cualquier amague de remontada, Gremio clasificó a cuartos de final de la Copa Libertadores al ganar 2-0 este jueves en Porto Alegre al paraguayo Guaraní, al que venció por el mismo marcador en Asunción.

El tricolor gaúcho de Renato Portaluppi alargó su invicto a 15 fechas -en todas las competiciones que disputa- con una anotación tempranera de Ferreira (3) y un tanto de Rodrigues en el último suspiro (90+7), en cotejo disputado en el estadio Arena do Gremio.

Guaraní, del argentino Gustavo Costas, disputó los últimos minutos con diez hombres, tras la expulsión del lateral Miguel Benítez (87).

Con la clasificación a cuartos, donde enfrentarán a sus compatriotas de Santos, que eliminaron a Liga de Quito en octavos de final, los brasileños se consolidaron como protagonistas recurrentes del principal torneo de clubes de América.Sepultura exprés – Doblegar a un equipo que antes del pitazo inicial arrastraba 14 partidos invicto -la mejor racha de los clasificados a Libertadores- era una tarea ardua. Pero además sobreponerse a un gol de camerino era ya una utopía.

Guaraní no había empezado el partido y ya había ajustado dos reveses: la derrota 2-0 en casa y tener que regresar a los túneles a cambiarse de camiseta porque la suya era similar a la azul celeste de Gremio.

La tardanza de nueve minutos para empezar el cotejo por el impase de las casacas pareció desconcentrar a los paraguayos.

Renato Portaluppi ha advertido de la capacidad anotadora y asistidora de Jean Pyerre. Y el mediocampista de 22 años respondió a los elogios con un precioso pase que quebró a la defensa aborigen.

La pelota encontró por la izquierda a Bruno Cortez. El lateral filtró la pelota al centro del área y Ferreira, novedad en el once, apenas la empujó.

La preocupación de Costas abría pocas puertas a una remontada.

Gremio mantuvo una intensidad más propia de un equipo necesitado de un resultado que de un dominador ávido de ponerse su cuarta corona.

Con la propiedad de un veterano, Jean Pyerre condujo a sus compañeros en una campaña ofensiva apenas interrumpida por disputas en el mediocampo. Y por falta de una pausa en el último tramo del área, de parte de los brasileños, para sacudir el pórtico del argentino Gaspar Servio.

Premio a la constancia

Con la propiedad de un veterano, Jean Pyerre condujo a sus compañeros en una campaña ofensiva apenas interrumpida por disputas en el mediocampo. Y por falta de una pausa en el último tramo del área, por parte de los brasileños, para sacudir el pórtico del argentino Gaspar Servio.

Jean Pyerre, que marcó en la ida, salió en el epílogo del primer tiempo por una aparente fatiga muscular.

Sin su figura, Gremio apenas probó a Servio en un remate cruzado de Lucas Silva y la descolgada de Rodrigues, segundos antes del pitazo final, que sentenció el cotejo.

Su adiós prematuro acicateó a Guaraní, que pudo empatar en un testazo de José Florentín que estrenó los reflejos de Vanderlei. Después, el uruguayo Rodrigo Fernández, en un soberbio disparo de media distancia, lo volvió a exigir.

Aunque combativos, los paraguayos volvieron a padecer el cortocircuito ofensivo de Cecilio Domínguez, Raúl Bobadilla o Fernando Fernández que le provoca insomnio a Costas: apenas once goles en igual número de juegos.

La clasificación es un premio a la constancia de un equipo que en los últimos años se ha acostumbrado al protagonismo: alzó la Libertadores en 2017 y en las siguientes dos ediciones llegó a semifinales, siempre con Portaluppi en el banco.

Y un castigo a un Guaraní rendido a la irregularidad. En las últimas once salidas, los aborígenes ajustaron cinco derrotas y cuatro triunfos.

(03/12/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Católica pasa a cuartos de Sudamericana pese a caer 1-0 ante River uruguayo

El encuentro disputado en Santiago a los pies de la cordillera de Los Andes fue para los visitantes, que anotaron el tanto de la victoria en el minuto 52 con un disparo con la izquierda de Facundo Bonifazi

Por AFP

/ 3 de diciembre de 2020 / 22:55

Universidad Católica pasó a cuartos de final de la Copa Sudamericana pese a perder este jueves en Chile 1-0 frente a los uruguayos de River Plate, gracias a la victoria a domicilio en la ida por 2-1.

El encuentro disputado en Santiago a los pies de la cordillera de Los Andes fue para los visitantes, que anotaron el tanto de la victoria en el minuto 52 con un disparo con la izquierda de Facundo Bonifazi ,tras el rechace con el pie del arquero local a un ataque previo de los uruguayos.

Sin embargo y pese a la derrota, los ‘Cruzados’ obtuvieron el pase a la siguiente ronda a consecuencia de los dos goles marcados en Uruguay la semana pasada (2-1).

(03/12/2020)

Comparte y opina:

Los penales meten a Junior en cuartos de Sudamericana y acaban con La Calera pese a ganar 2-1

Falta de contundencia en el momento definitivo para La Calera, que había conseguido remontar un partido durante el tiempo reglamentario que se le puso feo desde el pitido inicial.

Por AFP

/ 3 de diciembre de 2020 / 21:52

Junior de Barranquilla pasó este jueves a cuartos de final de la Copa Sudamericana en la tanda de penales en Chile frente a Unión La Calera, que ganó 2-1 el encuentro pero quedó eliminado.

La cita era la vuelta de octavos con difícil tarea para los locales de remontar el 2-1 en contra de la semana pasada en la ida en Colombia, pero no le perdieron la cara al partido y consiguieron apurar hasta la muerta súbita.

Sin embargo desde los once metros fue más eficaz el elenco visitante, que anoto cuatro dianas pateadas a la red por Miguel Borja, Sherman Cárdenas, Carmelo Valencia y Gabriel Fuentes.

Del lado chileno solo anotaron dos de los cuatro lanzamientos Fernando Cordero y Thomas Rodríguez, tras parar el arquero de los cafeteros Sebastián Viera el primero y patear por encima de la portería el tercero.

Falta de contundencia en el momento definitivo para La Calera, que había conseguido remontar un partido durante el tiempo reglamentario que se le puso feo desde el pitido inicial.

Gol en 24 segundos

Pitó el árbitro el inicio del partido y, tras varios pases y antes de que los ‘Cementeros’ tocaran el balón, Borja se presentó en la frontal del área y empaló un balón con su pierna derecho a la red a los 24 segundos.

Trabajo listo en menos de un minuto para los visitantes y la pesadilla cumplida para los locales, cuya máxima prioridad era no encajar gol en casa para no dificultar más aún la difícil tarea de dar vuelta a la derrota 2-1 en la ida.

Nuevo saque desde el centro del campo en el minuto 2, y dominio constante de principio a fin del equipo chileno, que acumuló el 71% de la posesión del balón en busca de la clasificación toque a toque para construir, sin premio, jugadas que terminaban topando contra el bien asentado equipo colombiano, parado en la frontal del área y organizado en treinta metros sin demasiadas complicaciones.

Insistencia y eficacia para remontar

La Calera consiguió romper una sola vez el entramado visitante y en su primer disparo a puerta del partido recortaron la distancia en el marcador, ya en el minuto 45, en la botas de Cordero, que empaló un balón a la altura del punto de penal con la izquierda y lo adentró en la portería visitante tras rebotes y despejes.

No perdió la fe el equipo chileno a la vuelta de los vestuarios, mientras Junior seguí cómodo con la ventaja circunstancial. La buscó y la encontró en el minuto 59 con una entrada por banda izquierda de Cordero, que esta vez en faceta de asistente puso un centro teledirigido a la cabeza de Leiva en el corazón del área pequeña, quien anotó el segundo de un testarazo picado.

Y de ahí hasta el pitido final y la perjudicial tanda de penales que dejó a los chilenos apeados de la competición y a los colombianos entre los ocho mejores y enfrentados en cuartos contra otro conjunto chileno, en este caso el Coquimbo Unido.

(03/12/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina: