sábado 5 dic 2020 | Actualizado a 01:50

Rubén Almagro: ‘Tuve la fortuna de jugar en el 31 de Octubre que marcó época’

Rubén Almagro en su primer año en 31 de Octubre, de La Paz

/ 19 de octubre de 2020 / 10:30

Con el estilo de Ovidio Messa (+), pero más rápido, el tartagalés-paceño Rubén Almagro fue un jugador hábil y dúctil de la década de los 70. Símbolo del club 31 de Octubre y Always Ready.

Sin mucha prensa, pero bastante reconocido por los jugadores contemporáneos de su época, el exmediocampista Rubén ‘Pato’ Almagro brilló en el club paceño 31 de Octubre, que entre los 60 y 70 fue bastante poderoso.

— ¿Cómo empezó en el fútbol?

— Desde niños los siete hermanos y mi padre jugamos al fútbol, ellos se quedaron amateurs y en mi caso seguí hasta ser profesional. A los 14 ya estaba a nivel competitivo, comencé a jugar con el Atlético Tartagal del barrio San José, donde jugaban Humberto y Luis Gutiérrez. Años después tuve una temporada en las menores de Independiente de Avellaneda en Buenos Aires.

— ¿Cómo fue esa experiencia en Independiente?

— Fue muy bonita, pero había demasiados buenos jugadores en esa época. Un amigo me dijo que podemos ir a probarnos y como yo tenía a mi hermano en Buenos Aires, me animé a ir. En esa época jugué con (Ricardo) Bochini, Bertoni, Sayorato y bastantes jugadores renombrados.

— ¿Cómo era el histórico Bochini, símbolo de Independiente?

— Él estaba en las inferiores, era muy chico, ya era gran jugador y después hizo una grandísima carrera hasta ser el más grande ídolo de Independiente, una leyenda. Años después nos volvimos a ver. Independiente Unificada hizo un cuadrangular en Potosí, invitó a Independiente y yo fui a jugar con 31 de Octubre. Nos vimos luego de muchos años.

— ¿Cómo así Rubén Almagro llega a Bolivia?

— Fue a través de Vicente Díaz, quien era de Tartagal y dirigía a Stormers de Sucre, luego, el 72, él pasó a 31 de Octubre y me trajo como refuerzo a La Paz; fue en 1972, cuando me encontré con varios jugadores del norte argentino como Juan Américo Díaz, Álvarez, Juan Farías, Luis Liendo y el propio Ricardo Fontana.

— ¿Era un fenómeno especial?

— Sí, yo diría que en ese tiempo, Bolivia descubre el fútbol del norte argentino entre los 60 y 70, donde había buenos jugadores y tenían mejor cabida que en su propio país. Además que los de esa región nos adaptábamos mejor a la altura, no nos quejamos nunca. Recuerdo también que vinieron de Jujuy Telmo Paredes, Héctor Cáceres y Roque Segundo Escobar, entre otros.

— ¿Cómo le fue en su primera época en Bolivia?

— Pienso que bien, porque uno trataba de mostrarse, que la gente lo reconozca y sin fijarme en la parte económica vine al país. Me encontré con mucho cariño, respeto y ni pensaba seguir tantos años y al final me quedé e hice mi vida acá.

— ¿Recuerda su debut?

— Sí, por su puesto, al inicio me pusieron de a poco, pero la directiva observó al técnico que un extranjero no podía estar en el banco. Debuté en el antiguo Hernando Siles ante The Strongest del ‘Perro’ Rolando Vargas y el Tanque (Juan Américo) Díaz. Nos ganaban 1-0, luego Paredes empató y yo anote para el 2-1. El Tigre venía de jugar la Copa Libertadores.

— ¿Que tan protagonista era 31 de Octubre?

— Teníamos este equipo: Roque Segundo Escobar; Wildo Estrada, Alberto Tórrez, Jesús Cuéllar y Alberto Cordero; Mario Saavedra y Ramiro Quevedo y adelante estaban: Castro, Paredes, Almagro y Yepez.

— ¿Que tan fuerte era ‘31’?

— Teníamos lo nuestro, por los grandes jugadores que hubo desde antes que yo llegue y después igual, se sumaron  valores como Hugo Yépez, Tomás Porcel, Vicente Castro y otros. En esa época, con el respeto de siempre, pero que mucha gente de ahora no sabe del equipo, ese ‘31’ hacía temblar a Bolívar y al Tigre. Ellos tenía popularidad, pero nosotros contábamos con mayor poder.

— ¿Tanto así, cómo eran esos torneos de los 70?

— Quienes jugaron esa época o vieron partidos de esa época corroborarán que los protagonistas de los torneos no eran Bolívar y The Strongest, no repercutían tanto, sino clubes como ‘31’ y Mariscal Santa Cruz, que tenía la delantera de la selección boliviana del 69, Ferroviario, Municipal, Chaco Petrolero, Litoral, Fígaro tenían buena solvencia y eran hegemónicos ante el resto. En mi caso, pienso que tuve la fortuna de jugar en el 31 de Octubre que marcó época.

— ¿Luego del ‘31’ qué sigue?

— Después del 77 pasé a San José, otro equipo minero cuando se dio la fundación de la Liga. A propósito ‘31’ se mantuvo fiel a la Asociación de Fútbol de La Paz y no quiso ser parte de la fundación. No estuve mucho tiempo en Oruro, porque el 79 ya pasé a Always Ready que jugaba la Liga.

— ¿Cómo le fue en la banda roja?

— Jugué dos años, hasta 1981, con actuaciones interesantes con Carlos Dalmazone, Carlos Barreiro, Rogelio Delfín, Cornejo, Juan Américo Díaz y buenos jugadores, aunque ya no con el entusiasmo y las características de antes de fundarse la Liga. Se hizo buenas campañas, aunque no se ganó el título.

— ¿Se despidió en Always?

— No, porque aún pasé a Bolívar, con 29 años. El DT era el polaco Ian Skripco. Gregorio Gallo jugaba de ‘6’, yo de ‘8’ y Romero de ‘10’. Adelante estaban (Fernando) Salinas, (Juan César) Silva y (Elías) Figueroa. Luego se cambió de DT; el nuevo me puso al banco y en eso apareció un gran amigo, “Papi” (Luis) Siles, quien me invitó a jugar el torneo bancario y eso cambió radicalmente mi vida.

— ¿Por qué fue radical?

— Por que tomé la mejor decisión, dejar Bolívar y aprender a trabajar de obrero, desde almacenero en el BBA (Banco Boliviano Americano) hasta escalar otros puestos. Además de aprender a trabajar, igual estudié contaduría pública. En esto tengo que agradecer al señor Siles, porque cambió mi destino, y a don Mario Mercado, que me dejó salir de Bolívar sin oponerse. Con esa decisión tuve un gran futuro, trabajé feliz y con buena salud durante 38 años más.

— Para quienes no lo vieron ¿cómo jugaba?

— Era el ‘10’ clásico de antes, con mucha cualidad técnica, gran dominio de balón, era un armador y administrador de pelota, tenía visión y panorama. Me decían que era igual a Ovidio Messa o (Erwin) Romero, pero que yo era más rápido, porque no la pensaba mucho. Los dos eran mis amigos. Messa era de Sanandita, cerca de Yacuiba, que está a una hora de Tartagal, eramos casi paisanos de esos pagos.

— ¿Cómo así hizo una carrera extensa de funcionario?

— Porque después que trabajé 15 años en el BBA, este se cerró, murió el señor Siles y como yo jugaba fútbol en los torneos administrativos, tenía amigos en la Caja Nacional de Salud, donde me pidieron mi currículum y trabajé como un obrero más, era un archivador de todo el papeleo y de los legajos que se hacían.

— ¿Qué otras labores hizo?

— Pasé a bóveda, donde contaba los billetes, aprendí a hacer eso y pasaban por mis manos millones y millones de bolivianos, en ese entonces había billetes de Bs 2 y 5 en papel y también monedas nacionales y extranjeras. Luego fui encargado de bóveda, cajero y cambio de cheques.

— ¿Cómo así mantuvo su esencia de un obrero más?

— Pienso que en estos dos trabajos aprendí a trabajar de verdad. Me puse un overol, cargué cajas, hice limpieza, seguí de almacenero, ahí supe lo que es realmente trabajar desde abajo, con gran esfuerzo físico y sudor e igual comencé a ascender hasta ser administrativo en almacenes generales y luego fui al hospital Luis Uría como contador, mi verdadera profesión. Estuve 23 años en la caja, también muy feliz por tener un trabajo así, aunque igual de sacrificado y responsable.

— ¿Ahora a qué se dedica?

— Soy jubilado, vivo feliz y tranquilo, a una cuadra y media del estadio, donde voy a veces cuando hay partidos de expectativa. Soy de 31 de Octubre y de San José, gracias a ellos conozco todos los centros mineros del país y a los compañeros mineros, que son trabajadores a los que debemos admirar y respetar por el trabajo que hacen.

— ¿De dónde es el apodo de ‘Pato’?

— Es desde Tartagal, tenía la sangre caliente, no me gustaba perder, o hacer las cosas mal, eso me enfada y enoja bastante.

El exvolante de ‘31’ junto con sus seres queridos en un festejo navideño. Foto: Familia Almagro

Perfil

Nombre: Francisco Rubén Almagro Salazar.

Nacimiento: Tartagal (Salta, Argentina), 21.08.1952.

Familia: Juan y Juana (padres); Tatiana (hija) y Javier Alejandro (nieto)

Boliviano

Almagro estudió en el colegio San Francisco de Asis de Tartagal), y en La Paz estudió Contaduría Pública luego de que  dejó el fútbol profesional. Se naturalizó boliviano un año después de llegar al país, y está cerca de cumplir 50 años en suelo boliviano, donde dice que se quedará hasta el fin. Se siente boliviano desde su naturalización.

(19/10/2020)

Bolívar se toma revancha con triunfo sobre San José

La Academia fue superior, tuvo altibajos en su rendimiento y recurrió en exceso a pases cortos en el medio terreno

Gutiérrez (izq.) y Ábrego celebran el gol de Quinteros que abrió la senda del triunfo

/ 4 de diciembre de 2020 / 18:20

Tras el sinsabor de quedar eliminado en Copa Sudamericana a media semana, el club Bolívar se desquitó con San José este viernes en el estadio Hernando Siles, al imponerse por 2-0 en cotejo concerniente a la decimoquinta fecha del campeonato Apertura de la División Profesional.

La Academia fue superior, tuvo altibajos en su rendimiento y recurrió en exceso a pases cortos en el medio terreno.

Entretanto San José arriesgó poco en el encuentro, se rezagó en su zona defensiva y apeló al contraataque para intentar hacer daño a su rival.

Al equipo de Tembladerani le bastó el primer tiempo para superar al elenco orureño.

Los goles llegaron vía balón detenido. El primero por intermedio del defensor Jairo Quinteros de cabeza tras un lanzamiento de esquina desde la derecha, servido por el mediocampista Erwin Saavedra a los 14 minutos.

A los 41 Saavedra anotó el segundo de tiro libre, un remate sin potencia que pasó por encima de la barrera santa y venció la resistencia del golero Roberto Rivas. Con el 2-0 terminó la primera parte.

En el complemento el local bajó la intensidad de su juego y se dedicó a controlar el balón. San José adelantó líneas pero sin generar peligro sobre el pórtico de Guillermo Viscarra que tuvo poco trabajo en la contienda.

El partido tuvo público en las tribunas, algo más de 2.000 personas presenciaron el choque.

“Era importante ganar en casa, seguir preparándonos y decirle a la gente que nos apoye en el campeonato”, señaló Saavedra.

Bolívar suma 26 puntos en el tercer lugar de la tabla de posiciones, está a dos puntos del líder The Strongest. San José acopia 19 unidades en la novena posición.

El certamen no tiene pausa, el celeste jugará el domingo en condición de local frente a Royal Pari; el cuadro de la V azul recibirá a Real Santa Cruz.

Síntesis

(04/12/2020)

Comparte y opina:

Defensa y Justicia a cuartos de Sudamericana al vencer 1-0 a Vasco da Gama

En la ida hace una semana en Florencio Varela -periferia sur bonaerense- habían empatado 1-1.

Por AFP

/ 3 de diciembre de 2020 / 23:49

El argentino Defensa y Justicia avanzó este jueves a los cuartos de final de la Copa Sudamericana 2020 al vencer 1-0 a Vasco da Gama, en partido de vuelta de la fase de octavos disputado en Rio de Janeiro.

Gabriel Hachen, a los 58 minutos, marcó el gol del ‘Halcón’ al aprovechar un rebote en el travesaño por un mal despeje de la defensa y que complicó al golero Lucao.

En la ida hace una semana en Florencio Varela -periferia sur bonaerense- habían empatado 1-1.

Defensa y Justicia, dirigido por el exgoleador argentino Hernán Crespo, enfrentará en los cuartos de final al brasileño Bahía, que eliminó al argentino Unión de Santa Fe (1-0, 0-0).

(03/12/2020)

Comparte y opina:

Sin titubear, Gremio destaja a Guaraní y clasifica a cuartos de Libertadores

La clasificación es un premio a la constancia de un equipo que en los últimos años se ha acostumbrado al protagonismo: alzó la Libertadores en 2017 y en las siguientes dos ediciones llegó a semifinales, siempre con Portaluppi en el banco.

Por AFP

/ 3 de diciembre de 2020 / 23:10

Con un gol de camerino que sepultó cualquier amague de remontada, Gremio clasificó a cuartos de final de la Copa Libertadores al ganar 2-0 este jueves en Porto Alegre al paraguayo Guaraní, al que venció por el mismo marcador en Asunción.

El tricolor gaúcho de Renato Portaluppi alargó su invicto a 15 fechas -en todas las competiciones que disputa- con una anotación tempranera de Ferreira (3) y un tanto de Rodrigues en el último suspiro (90+7), en cotejo disputado en el estadio Arena do Gremio.

Guaraní, del argentino Gustavo Costas, disputó los últimos minutos con diez hombres, tras la expulsión del lateral Miguel Benítez (87).

Con la clasificación a cuartos, donde enfrentarán a sus compatriotas de Santos, que eliminaron a Liga de Quito en octavos de final, los brasileños se consolidaron como protagonistas recurrentes del principal torneo de clubes de América.Sepultura exprés – Doblegar a un equipo que antes del pitazo inicial arrastraba 14 partidos invicto -la mejor racha de los clasificados a Libertadores- era una tarea ardua. Pero además sobreponerse a un gol de camerino era ya una utopía.

Guaraní no había empezado el partido y ya había ajustado dos reveses: la derrota 2-0 en casa y tener que regresar a los túneles a cambiarse de camiseta porque la suya era similar a la azul celeste de Gremio.

La tardanza de nueve minutos para empezar el cotejo por el impase de las casacas pareció desconcentrar a los paraguayos.

Renato Portaluppi ha advertido de la capacidad anotadora y asistidora de Jean Pyerre. Y el mediocampista de 22 años respondió a los elogios con un precioso pase que quebró a la defensa aborigen.

La pelota encontró por la izquierda a Bruno Cortez. El lateral filtró la pelota al centro del área y Ferreira, novedad en el once, apenas la empujó.

La preocupación de Costas abría pocas puertas a una remontada.

Gremio mantuvo una intensidad más propia de un equipo necesitado de un resultado que de un dominador ávido de ponerse su cuarta corona.

Con la propiedad de un veterano, Jean Pyerre condujo a sus compañeros en una campaña ofensiva apenas interrumpida por disputas en el mediocampo. Y por falta de una pausa en el último tramo del área, de parte de los brasileños, para sacudir el pórtico del argentino Gaspar Servio.

Premio a la constancia

Con la propiedad de un veterano, Jean Pyerre condujo a sus compañeros en una campaña ofensiva apenas interrumpida por disputas en el mediocampo. Y por falta de una pausa en el último tramo del área, por parte de los brasileños, para sacudir el pórtico del argentino Gaspar Servio.

Jean Pyerre, que marcó en la ida, salió en el epílogo del primer tiempo por una aparente fatiga muscular.

Sin su figura, Gremio apenas probó a Servio en un remate cruzado de Lucas Silva y la descolgada de Rodrigues, segundos antes del pitazo final, que sentenció el cotejo.

Su adiós prematuro acicateó a Guaraní, que pudo empatar en un testazo de José Florentín que estrenó los reflejos de Vanderlei. Después, el uruguayo Rodrigo Fernández, en un soberbio disparo de media distancia, lo volvió a exigir.

Aunque combativos, los paraguayos volvieron a padecer el cortocircuito ofensivo de Cecilio Domínguez, Raúl Bobadilla o Fernando Fernández que le provoca insomnio a Costas: apenas once goles en igual número de juegos.

La clasificación es un premio a la constancia de un equipo que en los últimos años se ha acostumbrado al protagonismo: alzó la Libertadores en 2017 y en las siguientes dos ediciones llegó a semifinales, siempre con Portaluppi en el banco.

Y un castigo a un Guaraní rendido a la irregularidad. En las últimas once salidas, los aborígenes ajustaron cinco derrotas y cuatro triunfos.

(03/12/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Católica pasa a cuartos de Sudamericana pese a caer 1-0 ante River uruguayo

El encuentro disputado en Santiago a los pies de la cordillera de Los Andes fue para los visitantes, que anotaron el tanto de la victoria en el minuto 52 con un disparo con la izquierda de Facundo Bonifazi

Por AFP

/ 3 de diciembre de 2020 / 22:55

Universidad Católica pasó a cuartos de final de la Copa Sudamericana pese a perder este jueves en Chile 1-0 frente a los uruguayos de River Plate, gracias a la victoria a domicilio en la ida por 2-1.

El encuentro disputado en Santiago a los pies de la cordillera de Los Andes fue para los visitantes, que anotaron el tanto de la victoria en el minuto 52 con un disparo con la izquierda de Facundo Bonifazi ,tras el rechace con el pie del arquero local a un ataque previo de los uruguayos.

Sin embargo y pese a la derrota, los ‘Cruzados’ obtuvieron el pase a la siguiente ronda a consecuencia de los dos goles marcados en Uruguay la semana pasada (2-1).

(03/12/2020)

Comparte y opina:

Los penales meten a Junior en cuartos de Sudamericana y acaban con La Calera pese a ganar 2-1

Falta de contundencia en el momento definitivo para La Calera, que había conseguido remontar un partido durante el tiempo reglamentario que se le puso feo desde el pitido inicial.

Por AFP

/ 3 de diciembre de 2020 / 21:52

Junior de Barranquilla pasó este jueves a cuartos de final de la Copa Sudamericana en la tanda de penales en Chile frente a Unión La Calera, que ganó 2-1 el encuentro pero quedó eliminado.

La cita era la vuelta de octavos con difícil tarea para los locales de remontar el 2-1 en contra de la semana pasada en la ida en Colombia, pero no le perdieron la cara al partido y consiguieron apurar hasta la muerta súbita.

Sin embargo desde los once metros fue más eficaz el elenco visitante, que anoto cuatro dianas pateadas a la red por Miguel Borja, Sherman Cárdenas, Carmelo Valencia y Gabriel Fuentes.

Del lado chileno solo anotaron dos de los cuatro lanzamientos Fernando Cordero y Thomas Rodríguez, tras parar el arquero de los cafeteros Sebastián Viera el primero y patear por encima de la portería el tercero.

Falta de contundencia en el momento definitivo para La Calera, que había conseguido remontar un partido durante el tiempo reglamentario que se le puso feo desde el pitido inicial.

Gol en 24 segundos

Pitó el árbitro el inicio del partido y, tras varios pases y antes de que los ‘Cementeros’ tocaran el balón, Borja se presentó en la frontal del área y empaló un balón con su pierna derecho a la red a los 24 segundos.

Trabajo listo en menos de un minuto para los visitantes y la pesadilla cumplida para los locales, cuya máxima prioridad era no encajar gol en casa para no dificultar más aún la difícil tarea de dar vuelta a la derrota 2-1 en la ida.

Nuevo saque desde el centro del campo en el minuto 2, y dominio constante de principio a fin del equipo chileno, que acumuló el 71% de la posesión del balón en busca de la clasificación toque a toque para construir, sin premio, jugadas que terminaban topando contra el bien asentado equipo colombiano, parado en la frontal del área y organizado en treinta metros sin demasiadas complicaciones.

Insistencia y eficacia para remontar

La Calera consiguió romper una sola vez el entramado visitante y en su primer disparo a puerta del partido recortaron la distancia en el marcador, ya en el minuto 45, en la botas de Cordero, que empaló un balón a la altura del punto de penal con la izquierda y lo adentró en la portería visitante tras rebotes y despejes.

No perdió la fe el equipo chileno a la vuelta de los vestuarios, mientras Junior seguí cómodo con la ventaja circunstancial. La buscó y la encontró en el minuto 59 con una entrada por banda izquierda de Cordero, que esta vez en faceta de asistente puso un centro teledirigido a la cabeza de Leiva en el corazón del área pequeña, quien anotó el segundo de un testarazo picado.

Y de ahí hasta el pitido final y la perjudicial tanda de penales que dejó a los chilenos apeados de la competición y a los colombianos entre los ocho mejores y enfrentados en cuartos contra otro conjunto chileno, en este caso el Coquimbo Unido.

(03/12/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina: