viernes 22 ene 2021 | Actualizado a 14:32

Un Perú herido recibe a la poderosa Argentina de Messi en el premundial

/ 17 de noviembre de 2020 / 00:17

La Federación Peruana de Fútbol aseguró que están dadas las garantías para que se dispute el juego en Lima, pese a la inestabilidad política que vive Perú,

Herido pero no vencido, Perú recibirá este martes a la poderosa selección argentina de Lionel Messi con la urgencia de ganar este duelo por la cuarta fecha de la clasificatoria sudamericana al Mundial de Catar-2022.

Tras caer 2-0 con Chile el viernes en Santiago, la selección inca dirigida por el argentino Ricardo Gareca necesita con urgencia sumar puntos e intentará rearmar su juego colectivo para intentar doblegar a la Albiceleste, que rescató un empate 1-1 ante Paraguay en La Bombonera de Buenos Aires el jueves.

La Federación Peruana de Fútbol aseguró que están dadas las garantías para que se dispute el juego en Lima, pese a la inestabilidad política que vive Perú, sin presidente y en medio de manifestaciones ciudadanas, informó el lunes la Conmebol.

Con el duelo confirmado, Argentina llegará la noche del lunes a Lima con Messi en sus filas con la misión de llevarse los tres puntos después de que no pudo hacer respetar su casa ante Paraguay (1-1).

El entrenador argentino Lionel Scaloni alineará con un equipo totalmente ofensivo, liderado por el astro del FC de Barcelona, para romper la defensa blanquirroja tras trastabillar frente a Paraguay con un poco trascendente Messi, a quien le anularon un gol con intervención del VAR.

El seis veces Balón de Oro no encontró en La Bombonera socios en el juego y se topó con un sólido muro defensivo paraguayo.

Sin embargo, la ‘La pulga’ Messi parece sentirse a gusto en esta nueva etapa en la selección argentina, luego de ser criticado durante años por no poder sacar a la Albiceleste de un ostracismo de 27 años sin títulos.

Scaloni no podrá contar para este partido por lesiones con Marcos Acuña, Roberto Pereyra y Exequiel Palacios. El delantero Paulo Dybala también quedó fuera por problemas de salud.

Argentina, que no tiene programado entrenar en la capital peruana, acumula siete unidades y está en el segundo lugar de la tabla del premundial, que lidera Brasil con 9.

En la primera fecha derrotó de local 1-0 a Ecuador y en la segunda venció 2-1 a Bolivia en la altura de La Paz.

Necesidad de oxígeno

«Hay que pensar en sumar de a tres para ir acomodándonos en la tabla», dijo el portero peruano Pedro Gallesse de cara al duelo con Messi.

Una victoria ante Argentina le dará oxígeno al combinado inca y le permitirá salir de la zona baja de la tabla de las clasificatorias.

«Vamos hacer todo los posible para neutralizar a los jugadores de Argentina. Nadie duda de la capacidad de Messi, pero debemos mantener un esquema de juego que nos permita los tres puntos», dijo en videoconferencia Gareca tras descartar una marcación personal al astro del Barcelona.

«No estamos acostumbrados a hacer marcaciones personales, siempre tenemos atención al punto fuerte de los rivales. A las fortaleza de las selecciones a las que enfrentamos», comentó Gareca, quien clasificó a Perú al Mundial de Rusia-2018 tras 36 años sin asistir a un torneo del orbe.

Perú había iniciado con buen pie estas eliminatorias, al empatar 2-2 en Asunción contra Paraguay, pero luego cayó 4-2 en casa ante Brasil.

Y en Santiago careció de fútbol colectivo, lo que permitió a los chilenos adjudicarse el Clásico del Pacífico con dos goles del ‘rey’ Arturo Vidal.

La última vez que Perú y Argentina se vieron las caras fue en el empate 0-0 en Buenos Aires en octubre del 2017 por el clasificatorio a Rusia 2018.

En la historia, Argentina acumula 32 triunfos y Perú 5. Ambas selecciones empataron en 14 oportunidades.

Está previsto que el delantero Raúl Ruidíaz, del Seattle Sounders de Estados Unidos, lidere el ataque peruano en lugar del lesionado ‘Depredador’ Paolo Guerrero, del Inter de Brasil.

Pero es posible que Gareca recurra nuevamente al artillero ítaloperuano Gianluca Lapadula, quien tuvo un buen desempeño al debutar con Perú en Santiago (al sustituir a Ruidíaz).

Gareca no podrá contar con los mediocampistas Renato Tapia y Christofer Gonzales, ambos suspendidos por acumulación de tarjetas amarillas.

El partido se jugará en el Estadio Nacional a las 19H30 locales (00h30 GMT del miércoles) y será arbitrado por el colombiano Wilmar Rodan.

Estas son las probables alineaciones:

Perú: Pedro Gallese – Luis Abram, Miguel Araujo, Miguel Trauco, Luis Advíncula – Pedro Aquino, Yoshimar Yotún, Edison Flores, André Carrillo, Christian Cueva – Raúl Ruidíaz. DT Ricardo Gareca.

Argentina: Franco Armani – Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico – Rodrigo De Paul, Leandro Paredes, Nicolás González – Lionel Messi, Lucas Ocampos – Lautaro Martínez DT: Lionel Scaloni.

(16/11/2020)

Perú queda temporalmente sin presidente ni jefe del Congreso

La renuncia de Merino desató una celebración en las calles peruanas tras varias jornadas de protestas duramente reprimidas por la policía, en las que hubo dos muertos y un centenar de heridos.

El Congreso debe designar a un nuevo presidente que pacifique el país.

/ 16 de noviembre de 2020 / 00:44

Perú estaba este domingo sin presidente tras la renuncia de Manuel Merino en medio de protestas cinco días después de asumir el poder, y también quedó descabezado el Congreso por la dimisión de los miembros de su directiva.

La renuncia de Merino desató una celebración en las calles peruanas tras varias jornadas de protestas duramente reprimidas por la policía, en las que hubo dos muertos y un centenar de heridos.

«Quiero hacer de conocimiento a todo el país que presento mi renuncia irrevocable al cargo de presidente de la República», declaró por televisión el fugaz gobernante.

Unas horas después renunció la junta directiva del Congreso, encabezada por Luis Valdez, lo que dejó temporalmente al país andino sin autoridades de los poderes ejecutivo y legislativo.

Por la noche, el Congreso no se puso de acuerdo para elegir como nueva presidente de Perú a la legisladora izquierdista Rocío Silva Santisteban, quien supuestamente era una candidata de consenso. Necesitaba 60 votos y consiguió solo 42, con 52 en contra y 25 abstenciones.

«El congreso tenía en sus manos la ruta de solución a esta crisis política que ellos generaron. Sin embargo, hoy le han vuelto a dar la espalda al país», tuiteó la exministra de Economía de Vizcarra María Antonieta Alva.

«Están mandando al Perú por la borda. íIrresponsables!», agregó Alva al reprochar que el Congreso no se ponga de acuerdo para escoger a las nuevas autoridades del país.

En la lista única de Silva Santisteban iba de número dos el parlamentario del centrista partido Morado Francisco Sagasti, lo que implicaba que quedaría de jefe del Congreso.

Esto condujo a una reunión a puertas cerradas entre los jefes de bancadas para buscar la manera de superar el estancamiento, mientras miles de manifestantes permanecían pacíficamente en las calles, sin ser molestados por la policía.

Merino había sustituido el martes al popular mandatario Martín Vizcarra, un día después de que éste fuera destituido por el Congreso por un caso de presunta corrupción.

El Congreso debe designar a un nuevo presidente que pacifique el país. Será el tercero en menos de una semana, en una nación muy golpeada por la pandemia del coronavirus y la recesión económica, que se sumió en una crisis política tras la destitución de Vizcarra.

Merino, un centroderechista de 59 años, dijo que para que no haya «vacío de poder», los 18 ministros que él juramentó el jueves seguirán en sus puestos temporalmente, aunque prácticamente todos habían renunciado tras la represión a los manifestantes del sábado.

«Lo logramos»

Apenas Merino anunció su renuncia, las calles de Lima se llenaron de manifestantes que golpearon cacerolas y gritaron consignas en una bulliciosa celebración.

«Lo logramos. ¿Se dan cuenta de lo que somos capaces de hacer?», escribió en las redes sociales el seleccionado peruano de fútbol Renato Tapia.

El exmandatario Vizcarra celebró la renuncia del presidente y exhortó al Tribunal Constitucional a pronunciarse lo antes posible sobre su destitución del cargo el pasado 9 de noviembre. «Ha salido un dictadorzuelo de palacio», dijo a la prensa.

Las manifestaciones del sábado dejaron dos muertos y 94 heridos, según responsables del Ministerio de Salud. Pero la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos afirmó que los lesionados son 112 y alertó que además había una decena de «desaparecidos» durante las marchas.

La represión de esas protestas le costó el poco apoyo político que tenía a Merino. El presidente del Congreso, Luis Valdez, exigió su «renuncia inmediata», sumándose a la demanda que miles de manifestantes hacían desde el martes.

Merino, un político provinciano casi desconocido para los peruanos antes de asumir el mando, fue criticado incluso por figuras de su propio partido, la centroderechista Acción Popular, como el alcalde de Lima, Jorge Muñoz.

Los muertos en las manifestaciones del sábado fueron identificados como Jack Bryan Pintado Sánchez, de 22 años, e Inti Sotelo Camargo, de 24, según la policía. En las redes sociales circulan fotos de ambos bajo el título «Héroes del Bicentenario» (que Perú cumple el 28 de julio de 2021).

«Una persona independiente»

La actuación policial ha sido severamente cuestionada por la ONU y organizaciones de derechos humanos, como Amnistía Internacional, desde que empezaron las protestas el martes, el día que asumió Merino.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un ente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), lamentó la muerte de los dos manifestantes y exigió «investigar inmediatamente los hechos y establecer responsabilidades».

«No tengo responsabilidad en la violencia», declaró este domingo el número dos del gobierno, el primer ministro Ántero Flores-Aráoz.

Desde España, el escritor y premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa había pedido el cese de la «represión contra todo el Perú» y solicitado que Merino fuera reemplazado por «una persona que sea realmente independiente» y que dé garantías de imparcialidad en las elecciones presidenciales y legislativas de abril de 2021.

(16/11/2020)

Comparte y opina:

Merino renuncia a la presidencia de Perú tras cinco días de protestas

"Quiero hacer de conocimiento a todo el país que presento mi renuncia irrevocable al cargo de presidente de la República", declaró por televisión el fugaz gobernante.

Manuel Merino

/ 15 de noviembre de 2020 / 14:34

El presidente de Perú, Manuel Merino, dimitió este domingo cinco días después de haber asumido el poder, lo que desató una celebración en las calles peruanas tras varias jornadas de protestas duramente reprimidas por la policía, en las que hubo dos muertos y un centenar de heridos.

«Quiero hacer de conocimiento a todo el país que presento mi renuncia irrevocable al cargo de presidente de la República», declaró por televisión el fugaz gobernante.

Merino había sustituido el martes al popular mandatario Martín Vizcarra, un día después de que éste fuera destituido por el Congreso por un caso de presunta corrupción.

El Congreso deberá ahora designar a un nuevo presidente que pacifique el país. Será el tercero en menos de una semana, en una nación muy golpeada por la pandemia del coronavirus y la recesión económica, que se sumió en una crisis política tras la destitución de Vizcarra.

Merino, un centroderechista de 59 años, dijo que para que no haya «vacío de poder», los 18 ministros que él juramentó el jueves seguirán en sus puestos temporalmente, aunque prácticamente todos habían renunciado tras la represión a los manifestantes el sábado.

Tras la dimisión de Merino, Perú estará este domingo unas horas sin presidente, hasta que el Congreso designe a uno nuevo entre sus miembros, posiblemente alguno de los 19 parlamentarios que no votaron a favor de destituir a Vizcarra.

El Congreso había exhortado minutos antes al presidente a dimitir, bajo la amenaza de que iba a echarlo si no renunciaba. Los líderes parlamentarios, que acompañaron a Merino en el juicio político contra Vizcarra, abandonaron al nuevo gobernante tras la violenta represión de las protestas, que generó una ola de condenas en el país y el exterior.

«Lo logramos»

Apenas Merino hizo el anuncio, las calles de Lima se llenaron de manifestantes que golpearon cacerolas y gritaron consignas en una bulliciosa celebración.

«Lo logramos. ¿Se dan cuenta de lo que somos capaces de hacer?», escribió en las redes sociales el seleccionado peruano de fútbol Renato Tapia.

El pleno del Parlamento fue convocado para las 16h00 locales (21h00 GMT) para escoger al nuevo gobernante, que podría salir del centrista Partido Morado, el único que se opuso en bloque a la destitución de Vizcarra.

Las manifestaciones del sábado han dejado dos muertos y 94 heridos, según responsables del Ministerio de Salud. Pero la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos afirmó que los lesionados son 112 y alertó que además hay 41 manifestantes «desaparecidos» tras las marchas en Lima y otras ciudades del país.

La represión de esas protestas le costó el poco apoyo político que tenía a Merino. El presidente del Congreso, Luis Valdez, exigió su «renuncia inmediata», sumándose a la demanda que miles de manifestantes hacían desde el martes.

«El Congreso debe pedir perdón al país por una decisión tan irresponsable (de destituir a Vizcarra)», dijo la legisladora izquierdista Mirtha Vásquez, del Frente Amplio, una de las 19 integrantes del Parlamento que votó contra la destitución de Vizcarra.

Merino, un político provinciano casi desconocido para los peruanos antes de asumir el mando, fue criticado incluso por figuras de su propio partido, la centroderechista Acción Popular, como el alcalde de Lima, Jorge Muñoz.

Los muertos en las manifestaciones del sábado fueron identificados como Jack Bryan Pintado Sánchez, de 22 años, e Inti Sotelo Camargo, de 24, según la policía. En las redes sociales circulan fotos de ambos bajo el título «Héroes del Bicentenario» (que Perú cumple el 28 de julio de 2021).

(15/11/2020)

«Una persona independiente» – La actuación policial ha sido severamente cuestionada por la ONU y organizaciones de derechos humanos, como Amnistía Internacional, desde que empezaron las protestas el martes, el día que asumió Merino.
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CICH), un ente de la Organización de los Estados Americanos, lamentó la muerte de los dos manifestantes «durante acciones de represión estatal a las protestas multitudinarias» y exigió «investigar inmediatamente los hechos y establecer responsabilidades».
«No tengo responsabilidad en la violencia», declaró este domingo el número dos del gobierno, el primer ministro Ántero Flores-Aráoz.
Desde España, el escritor y premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa había pedido el cese de la «represión contra todo el Perú» y solicitado que Merino fuera reemplazado por «una persona que sea realmente independiente» y que dé garantías de imparcialidad en las elecciones presidenciales y legislativas de abril de 2021.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Congreso de Perú busca resolver la crisis desatada por nombramiento de nuevo presidente

Los jefes de las nueve bancadas parlamentarias iniciaron por la mañana una reunión a puerta cerrada, convocada por el nuevo jefe del parlamento, Luis Valdez.

Manuel Merino De Lama

Por AFP , Carlos Mandujano y Francisco Jara

/ 15 de noviembre de 2020 / 13:01

Los líderes del Congreso peruano discuten este domingo en una reunión de emergencia las posibles vías para superar la crisis que ellos mismos desataron al destituir en un juicio político relámpago al mandatario Martín Vizcarra hace seis días y sustituirlo por el jefe parlamentario Manuel Merino.

Los jefes de las nueve bancadas parlamentarias iniciaron por la mañana una reunión a puerta cerrada, convocada por el nuevo jefe del parlamento, Luis Valdez. El congresista afirmó que la situación política en Perú es «insostenible», tras la violenta represión del sábado contra las masivas manifestaciones lideradas por jóvenes prodemocracia indignados con el nombramiento de Merino.

Las manifestaciones han dejado dos muertos y 94 heridos, según responsables del Ministerio de Salud. Pero la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos afirmó que los lesionados son 112 y alertó que además hay 41 manifestantes «desaparecidos» tras las marchas del sábado en Lima y otras ciudades del país.

Valdez exigió el sábado por la noche la «renuncia inmediata» de Merino, tal como exigían en las calles miles de manifestantes desde el martes. Esa petición cuenta ahora al parecer con el apoyo de varias bancadas del Congreso, cuya imagen quedó muy deteriorada tras el juicio político contra Vizcarra, un mandatario muy popular.

«El Congreso debe pedir perdón al país por una decisión tan irresponsable (de destituir a Vizcarra)», dijo la legisladora izquierdista Mirtha Vásquez, del Frente Amplio, una de las 19 integrantes del Parlamento que votó contra la destitución, a su llegada este domingo para la reunión de las bancadas.

«El señor Merino no puede seguir un minuto más en el Palacio de Gobierno después de lo que les ha hecho a los peruanos y a las peruanas», declaró el legislador Alberto de Belaunde, del centrista Partido Morado, el único que en bloque rechazó la remoción de Vizcarra.

Merino, un político provinciano de 59 años casi desconocido para los peruanos antes de asumir el mando, no ha comentado las críticas a la violenta represión policial ni el creciente número de llamados para que renuncie, incluso de figuras de su propio partido, la centroderechista Acción Popular, como el alcalde de Lima, Jorge Muñoz.

Los muertos en las manifestaciones del sábado fueron identificados como Jack Bryan Pintado Sánchez, de 22 años, e Inti Sotelo Camargo, de 24, según la policía.

En las redes sociales circulan fotos de ambos bajo el título «Héroes del Bicentenario» (que Perú cumple el 28 de julio de 2021).

¿Un nuevo presidente?

Los medios peruanos especulan con que los jefes de bancadas están discutiendo la forma legal de apartar del mando a Merino y designar en su lugar a alguno de los 19 parlamentarios que votaron contra la destitución.

«Si el presidente Merino no renuncia, debe ser censurado hoy mismo (por el Parlamento)», tuiteó la opositora Keiko Fujimori, cuyo partido Fuerza Popular (derecha populista) votó a favor de destituir a Vizcarra.

Dieciséis de los 18 ministros del gabinete de Merino renunciaron desde la noche del sábado, tras la violenta represión de las manifestaciones multitudinarias.

La actuación policial ha sido severamente cuestionada por la ONU y organizaciones de derechos humanos, como Amnistía Internacional, desde que empezaron las protestas el martes, el día que asumió Merino.

Su llegada al poder desató los temores de los mercados a una posible deriva populista del gobierno peruano en medio de la recesión provocada por la pandemia de coronavirus, lo que ha hecho subir el dólar y caer a la bolsa limeña.

Hasta algunos jugadores de la selección peruana de fútbol, concentrados para enfrentar a Argentina en Lima el martes por el clasificatorio para el Mundial de Catar-2022, publicaron en las redes sociales llamados a Merino para que dé un paso al costado. «Basta», escribió el mediocampista Renato Tapia.

«Váyanse todos de una vez por favor. Miren todo lo que han causado. Miren todas estas tragedias», anotó en las redes sociales desde Brasil el goleador peruano Paolo Guerrero.

Mientras los jefes parlamentarios debatían este domingo en un salón del Congreso, en calles del distrito turístico de Miraflores, en el sur de Lima, comenzó un masivo desfile de ciclistas para exigir la renuncia de Merino.

«Estamos hartos del Congreso. Este gobierno es ilegítimo, fuera Merino», dijo uno de los cientos de participantes.

CIDH y Vargas Llosa

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CICH), un ente de la Organización de los Estados Americanos, lamentó la muerte de los dos manifestantes «durante acciones de represión estatal a las protestas multitudinarias» y exigió «investigar inmediatamente los hechos y establecer responsabilidades».

«No tengo responsabilidad en la violencia», declaró este domingo el número dos del gobierno, el primer ministro Ántero Flores-Aráoz.

Desde España, el escritor y premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa pidió en un video que cese la «represión contra todo el Perú» y afirmó que «es indispensable que este mismo Congreso destituya al presidente (…) y lo reemplace por una persona que sea realmente independiente» y que dé garantías de impacialidad en las elecciones presidenciales y legislativas de abril de 2021.

(15/11/2020)

Comparte y opina:

Perú solo piensa en ganar a Chile, dice el seleccionador Gareca

Gareca confesó que analiza de forma privada las debilidades de su rival por lograr un primer triunfo en estas clasificatorias.

Ricardo Gareca

/ 11 de noviembre de 2020 / 16:23

El técnico de la selección peruana, el argentino Ricardo Gareca, dijo este miércoles que su equipo está mentalizado en ganar a Chile el viernes en Santiago, en el duelo de alto voltaje por la clasificatoria sudamericana al Mundial de Catar-2022.

«Siempre es un buen momento (para ganar en Santiago). Nosotros solamente pensamos en ganar», dijo Gareca en videoconferencia de prensa pocas horas antes de viajar a Chile, donde la selección peruana nunca ha ganado en eliminatorias mundialistas.

«Sabemos que vamos a enfrentar a una selección muy difícil que durante años viene demostrándolo, pero siempre nuestra intención es sumar», agregó el entrenador de 62 años.

Debut del italiano Lapadula

Gareca confesó que analiza de forma privada las debilidades de su rival por lograr un primer triunfo en estas clasificatorias.

En la primera fecha Perú empató 2-2 con Paraguay en Asunción y en la segunda cayó 4-2 con Brasil de Neymar en Lima.

«A Chile le tenemos un gran respeto por lo que ha conseguido en todos los años. Tenemos un alto concepto como selección y de su técnico Reinaldo Rueda que es de mucha experiencia», añadió.

En Santiago vestirá por primera vez la camiseta blanquirroja el delantero italo-peruano Gianluca Lapadula (Benevento de la Serie A italiana), una de las cartas para sustituir al lesionado goleador Paolo Guerrero (Inter de Brasil), aunque no estaría en el once inicial.

Lapadula «se ha adaptado muy bien al equipo con muy buena predisposición», declaró Gareca, quien clasificó a Perú al Mundial de Rusia-2018 tras 36 años sin asistir a un torneo del orbe.

«Estamos analizando qué es lo mejor para el partido. Estamos viendo, estamos analizando el equipo. Vamos a llegar bien al partido», manifestó Gareca, sin adelantar la alineación.

Además de Guerrero, el ‘Tigre’ Gareca tampoco contará para este encuentro el veterano delantero Jefferson Farfán, también lesionado.

La ‘Pulga’ Raúl Ruidíaz, del Seattle Sounders de Estados Unidos, asumirá el ataque peruano en el Estadio Nacional de Santiago, campo que conoce muy bien porque jugó con el popular club Universidad de Chile en 2012.

Perú tendrá otra baja sensible en la defensa, pues Carlos Zambrano, del Boca Juniors de Argentina, debe cumplir tres fechas de suspensión por su expulsión frente a Brasil.

El mediocampista Sergio Peña quedó también descartado por lesión.

Perú realizó este miércoles en la mañana su último entrenamiento en Lima con 25 jugadores, antes de viajar en la tarde a Santiago. El próximo martes debe recibir a la poderosa Argentina de Leo Messi, en la cuarta fecha.

Clásico del Pacífico

El duelo ante Chile en la tercera fecha del clasificatorio es una nueva edición del caliente ‘Clásico del Pacífico’, y tiene su antecedente la semifinal de la Copa América-2019 que los peruanos ganaron 3-0 a la Roja en Porto Alegre, Brasil.

«Sabemos que es una selección fuerte. Tenemos que hacer un partido muy inteligente. Son típicos clásicos donde hay que tener mucha paciencia y trabajarlo», sostuvo Gareca.

«La selección necesita ganar para tener posibilidades y todo eso está contemplado, pero tenemos un grupo armado. Esto recién empieza y si bien son fundamentales los primeros partidos en las eliminatorias», agregó el argentino, quien dirige a la selección peruana desde 2015.

Perú y Chile suman apenas un punto cada uno, de seis disputados en el inicio del camino rumbo a Catar-2022.

(11/11/2020)

Comparte y opina:

Merino asume la presidencia de Perú entre protestas y con un desplome de la bolsa

En Lima las manifestaciones tuvieron lugar en la zona central de la capital, donde fueron desplegados unos 600 policías que lanzaron bombas lacrimógenas para dispersar las protestas.

Protestas en Lima contra Merino

/ 11 de noviembre de 2020 / 01:06

Manuel Merino asumió la presidencia de Perú este martes, una jornada marcada por protestas que dejaron una treintena de detenidos y varios heridos, y por una caída de más del 6% de la bolsa de Lima por temor a que el nuevo gobierno aplique medidas económicas populistas.

El centroderechista Merino, que era jefe del Parlamento que destituyó el lunes al popular mandatario Martín Vizcarra, fue investido por la mañana.

Este ingeniero agrónomo de formación, casi un desconocido para los peruanos, se convirtió así en el tercer presidente desde 2016, reflejo de la fragilidad institucional que ha caracterizado al país desde su independencia en 1821.

En Lima las manifestaciones tuvieron lugar en la zona central de la capital, donde fueron desplegados unos 600 policías que lanzaron bombas lacrimógenas para dispersar las protestas, dijo el general José Luis Cayas.

Varias personas resultaron heridas por perdigones disparados por los policías, según el portal de noticias IDL Reporteros, que no precisó la cantidad.

Tras ser investido, Merino, de 59 años, prometió «respetar el proceso electoral en marcha» y aseguró que «nadie puede cambiar la fecha de las elecciones convocadas el 11 de abril del año 2021».

Además, negó haber «comprado» votos para destituir a Vizcarra y prometió que dejará el mando el 28 de julio de 2021, día en que finaliza el actual periodo de gobierno.

Pero los mercados reaccionaron con temor a la llegada de Merino al poder, por miedo a que adopte medidas de corte populista, como algunas que ha impulsado el Congreso en los últimos meses, y termine la política de mantener los equilibrios macroeconómicos. Este martes la Bolsa de Lima cayó un 6,5%.

«Este Congreso ha venido adoptando leyes fuertemente nocivas en términos económicos», afirmó el exministro de Economía y Finanzas, Alonso Segura, al explicar los recelos de los mercados.

Este martes la moneda peruana mostraba una depreciación cercana al 1% frente al dólar respecto al cierre del día anterior. Los bonos gubernamentales en dólares también cayeron.

Llamado de la CIDH

En tanto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó a Perú a «que resuelva su actual crisis política en observancia a los estándares interamericanos sobre separación de los poderes, y el respeto al Estado de Derecho, y mediante la celebración de elecciones generales en la fecha programada» (abril 2021).

Merino, legislador por la región norteña de Tumbes, fronteriza con Ecuador, ha militado toda su vida en Acción Popular (centro-derecha), el partido que fundó el dos veces presidente Fernando Belaúnde (1963-1968 y 1980-1985).

El local de Acción Popular en la ciudad andina de Cusco fue apedreado este martes por manifestantes y líderes partidarios parecían divididos sobre la conveniencia de haber removido a Vizcarra en medio de la pandemia y la recesión económica.

Vizcarra, también de centro-derecha pero sin partido ni bancada legislativa, descartó resistir con recursos judiciales su destitución y se marchó el lunes en la noche del palacio de gobierno a su residencia particular.

El Congreso lo destituyó en la noche del lunes por «incapacidad moral» al cierre de un segundo juicio político en su contra en menos de dos meses, tras denuncias de que había recibido sobornos cuando era gobernador de la región sureña de Moquegua en 2014, cargos que él niega.

Vizcarra cuestionó este martes la «legalidad y legitimidad» de su sucesor y dijo que retomará sus actividades de ingeniero y empresario de la construcción.

«Tengo preocupación, como la tienen muchos peruanos, porque una autoridad para poder ejercer su autoridad necesita dos principios y condiciones básicas: legalidad y legitimidad», dijo Vizcarra a periodistas.

«Me voy con la conciencia tranquila y el deber cumplido», había dicho el lunes el expresidente, quien gozó de niveles récord de popularidad en sus 32 meses de gobierno.

La moción de destitución fue aprobada por 105 votos a favor, 19 en contra y cuatro abstenciones, superando ampliamente los 87 votos necesarios.

«Incertidumbre»

El juicio político a Vizcarra fue una suerte de repetición -pero con final diferente- de otro proceso de destitución del que había salido airoso el 18 de septiembre.

Vizcarra tuvo un destino similar al de su predecesor, Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), quien no pudo completar su mandato al verse forzado a dimitir por presiones del Parlamento.

«Perú sale más debilitado institucionalmente. Merino será un presidente débil, ese es el escenario en un contexto de elecciones generales [en abril de 2021] con pandemia», dijo a la AFP el analista político Augusto Álvarez Rodrich.

«Esto es un hecho político que abre puertas a una situación de incertidumbre», declaró por su lado el analista Fernando Tuesta al canal público TV Perú.

«Es una situación claramente preocupante por decir lo menos», agregó.

El arzobispo de Lima, Carlos Castillo, afirmó que al Congreso le faltó «sentido de la proporción» al remover a Vizcarra, lo que es «algo muy grave».

(11/11/2020)

Comparte y opina: