miércoles 25 nov 2020 | Actualizado a 01:42

Bejarano y Rey están bajo cuidados especiales en Bolívar

Diego Bejarano del club Bolívar

/ 20 de noviembre de 2020 / 16:59

La delegación de Lanús llegará a La Paz el mismo día del encuentro con Bolívar, previa escala en Santa Cruz donde pernoctará el martes.

El lateral Diego Bejarano y el volante ofensivo español Álvaro Rey tomarán un par de días de pausa para recuperarse de las dolencias musculares y de esa manera procurar llegar al partido del miércoles próximo frente a Lanús por el cotejo de ida de la Copa Sudamericana.

Bejarano informó que si bien superó un microdesgarro que lo trató adecuadamente, en estos días sintió una contractura muscular en la parte posterior de la pierna derecha, lo que le obliga a parar al menos dos días.

“La esperanza está en ponerme bien, porque todos queremos jugar este tipo de partidos, además en él nos jugamos mucho de nuestras posibilidades”, afirmó el lateral.

Le puede interesar…

En tanto, Rey sufre de un golpe en uno de los tendones que le obliga igual a parar su preparación estos días.

Por otra parte, la delegación de Lanús llegará a La Paz el mismo día del encuentro con Bolívar, previa escala en Santa Cruz donde pernoctará el martes.

“Estamos terminando de organizar la logística, vamos a ir primero a Santa Cruz, después subiremos a La Paz el mismo día, se está buscando eso, después el club lo oficializará”, puntualizó Luis Zubeldía, el entrenador del club granate en conferencia de prensa virtual este jueves. El técnico ve que las condiciones no son las mismas que cuando Argentina jugó con Bolivia por las Eliminatorias, eso en lo logístico como en el plantel.

“Más que hablar de la altura en sí, hay que hablar del rival; tiene buenos jugadores y si tiene siete o más en la selección estamos hablando de un rival con el que habrá que hacer un buen trabajo”, reflexionó el técnico.

(20/11/2020)

River Plate rescata un empate ante el diezmado Paranaense en Libertadores

Los brasileños se fueron adelante con un remate de fuera de área de Bissoli, en el 57, tras la displicencia en la marca de los centrales de la banda cruzada. Pero un cabezazo certero del chileno Paulo Díaz, en el 90, sentenció las tablas.

Festejo en Brasil de los jugadores de River

Por AFP

/ 24 de noviembre de 2020 / 21:22

River Plate sacó la casta cuando su derrota parecía segura y empató 1-1 este martes en su visita al diezmado Athletico Paranaense, que a base de unidad y orden lo puso en aprietos en el juego de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores-2020.

Con seis bajas por el nuevo coronavirus, entre ellas las de su portero, lateral y atacante titulares, el equipo del experimentado Paulo Autuori daba una cátedra de pragmatismo ante el favorito de la llave, el millonario de Marcelo Gallardo que alumbra al continente con sus exhibiciones de buen fútbol.

Sin embargo, la solidez del ‘Furacao’, que desde el minuto 66 jugó con diez hombres por la expulsión de Reinaldo, solo duró novena minutos.

Los brasileños se fueron adelante con un remate de fuera de área de Bissoli, en el 57, tras la displicencia en la marca de los centrales de la banda cruzada. Pero un cabezazo certero del chileno Paulo Díaz, en el 90, sentenció las tablas.

Aunque se adueñó del balón y mandó en la cancha de la Arena Athletico Paranaense, el favorito River Plate sufrió más de lo esperado y se jugará su destino en el partido de vuelta, el 1 de diciembre en Argentina.

El vencedor de esta llave se enfrentará en los cuartos de final con el ganador de los choques entre Independiente de Valle (ECU) y Nacional (URU).

Debut sólido

Posesión, toques rápidos y buscar al hombre en el espacio. La fórmula del «Muñeco», que ha consolidado a River como uno de los mejores equipos de Sudamérica, se repitió en la grama sintética del estadio Athletico Paranaense.

Aunque la velocidad en los pases logró remecer a la defensa brasileña, no alcanzó a poner a prueba a Bento. El portero de 21 años debutó con solvencia con el ‘Furacao’ ante la contaminación con el nuevo coronavirus del titular Santos y el suplente Jandrei.

Su talento fue exigido en un cabezazo y luego en un tiro con derecha del colombiano Rafael Borré, y un testazo del chileno Paulo Díaz. El debutante apenas se esforzó para controlar los embates visitantes. No cualquiera se estrena así, en la Libertadores y ante el bravísimo River Plate.

El guardameta juvenil transmitió calma a su defensa, también diezmada por la infección del lateral Abner, ante ataques estériles de River.

Ignacio Fernández, Borré y Matías Suárez intentaron elaborar peligro, apoyados por el mediocampista Iván Sosa, pero sus aspiraciones se encontraron con una zaga segura. Los brasileños apenas tuvieron una chance en un desperdicio de Richard en el primer tiempo.

Solo y frente al arco de Franco Armani, el volante disparó por encima del travesaño del portero de la selección de Argentina.

Pragmatismo vs buen fútbol

El papel, en el fútbol, resiste todo. Inclusive una aparente igualdad entre equipos con presentes tan disparejos. River, en teoría, debía haber ganado con tranquilidad este juego ante las bajas por el nuevo coronavirus de su rival.

Bastó una desconcentración de sus centrales, Díaz y el capitán Javier Pinola, para que el recién ingresado Bissoli derrotara a Armani en un zapatazo de derecha desde fuera del área, en la segunda opción de los anfitriones en todo el partido.

Los millonarios, hombre a hombre, son más, pero si algo ha mostrado el equipo del experimentado Autuori es que en la unión está su fortaleza.

El desparpajo del cafetero Jorge Carrascal y el poderío ofensivo de Lucas Pratto, que ingresaron en la segunda parte, apenas incomodaron a los locales. Ni siquiera la imprudencia de Reinaldo, que dejó a los brasileños con diez tras doble amonestación, doblegó al ‘Furacao’.

El poderío del Paranaense fue aguantar y sorprender, y consolidar una tendencia que en Europa ya es moda: el pragmatismo vence al buen fútbol. Pero que es tendencia desde que aguante. Si no funciona, por un cabezazo de última hora, como el de Díaz, en un córner, hay que revaluar.

(24/11/2020)

Comparte y opina:

Santos gana 2-1 y toma ventaja sobre Liga de Quito en octavos de Libertadores

Con la ventaja, Santos, que continúa invicto en esta edición copera, espera rematar la serie en la revancha de la próxima semana en su fortín de Vila-Belmiro.

Por AFP

/ 24 de noviembre de 2020 / 21:11

El histórico Santos de Brasil venció 2-1 a Liga de Quito y sacó ventaja en la serie de octavos de final de la Copa Libertadores 2020 tras el cotejo de ida que se jugó en el estadio quiteño Rodrigo Paz.

El once santista logró el triunfo con anotaciones del volante venezolano Yeferson Soteldo a los 7 minutos y un tiro penal del hábil Marinho a los 59. Igualó parcialmente el ecuatoriano Johan Julio a los 45+2.

Con la ventaja, Santos, que continúa invicto en esta edición copera, espera rematar la serie en la revancha de la próxima semana en su fortín de Vila-Belmiro.

Liga sufrió su primera derrota de local en el torneo regional.

El vencedor de esta llave se medirá en los cuartos de final ante el triunfador de la serie entre el brasileño Gremio y el paraguayo Guaraní.

Pegar primero

La estrategia del once paulista sorprendió de entrada y con un planteamiento ordenado logró el desequilibrio en el momento justo en la altura de Quito (2.850 msnm).

Santos probó a arriesgar de entrada. Pegó primero tras un ataque del defensor derecho Pará, que ganó con velocidad el fondo del campo, centró para Soteldo quien remató alto y venció a Adrián Gabbarini a los 7 minutos de la inicial.

Con el gol a favor se defendió con la circulación de la pelota y arriesgó en las combinaciones entre Marinho y Soteldo.

El gol despertó al cuadro local en pos de la igualdad. Los dirigidos por el uruguayo Pablo Repetto recargaron el campo sobre el sector derecho.

El lateral Pedro Perlaza convertido en protagonista, gracias a sus descolgadas, tiros centros e inclusos remates a puerta para las oportunas reacciones del golero visitante John Victor.

El carrilero de Liga instaló una avenida con sus desbordes que no podía contener el lateral Felipe, lo cual obligó a que Mota y Soteldo acudieran, alternadamente, a auxiliarlo.

Dicho trajín agotó a Motta que se fue fatigado a las duchas e ingresó Wagner antes de concluir el primer tiempo.

Cuando expiraba dicha etapa vino la última oportunidad para el local, curiosamente, de contragolpe cuando los brasileños se arrimaron en una jugada ofensiva de pelota detenida.

Billy Arce corrió hacia el área rival, enfrentó al golero John que desvió el remate y al caer la pelota el albo Julio marcó de cabeza para la igualdad a los 45+2 de la inicial.

De contra el gol – Al arranque del segundo periodo, la U quiteña insistió en los ataques por derecha con un Perlaza muy activo pese a la doble marca entre Felipe y Wagner.

El santista apeló a la sorpresa en la contra o algún tiro de Pituca o Marinho y gracias a ello rescató uno que otro tiro de esquina.

En una descolgada el hábil Marinho, cuando Anderson Ordóñez parecía contenerlo, con un regate, obligó a la falta del defensor que el juez argentino Fernando Rapallini castigó de inmediato como penal.

El propio ariete brasileño asumió la responsabilidad y anotó el segundo con tiro bajo a los 59 del partido.

Con la ventaja en los bolsillos, Santos se replegó con orden, escalonó las marcas y retuvo al máximo el control del esférico.

Pese a los nueve minutos de compensación el santista jamás pasó ningún apuro y se llevó la victoria del fortín de Liga, de discreto nivel ante las bajas por covid-19 y lesión de varias figuras del rol titular.

(24/11/2020)

Comparte y opina:

Morata envía a la Juventus a octavos de la Liga de Campeones

Con 9 puntos y gracias a ese tanto de Morata, la 'Juve' tiene seguro ya acabar en una de las dos primeras posiciones del grupo. Por delante tiene al Barcelona, que tiene un pleno de 12 puntos tras ganar 4-0 este martes en Ucrania al Dinamo de Kiev.

Morata (der) y el festejo con sus compañeros

Por AFP

/ 24 de noviembre de 2020 / 20:11

La Juventus aseguró matemáticamente su billete para los octavos de final de la Liga de Campeones, este martes tras imponerse en su estadio de Turín por 2-1 al Ferencvaros en el descuento final, en la cuarta jornada el grupo G del torneo europeo.

El equipo húngaro se adelantó en el minuto 19 por medio de Myrto Uzuni y los italianos remontaron luego con tantos de Cristiano Ronaldo (35) y de Álvaro Morata (90+2).

«Estos partidos pueden parecer fáciles, pero se pueden complicar. Entramos al partido de manera demasiado ligera y nos vimos entonces obligados a remontar», analizó el técnico de la Juventus, Andrea Pirlo.

Con 9 puntos y gracias a ese tanto de Morata, la ‘Juve’ tiene seguro ya acabar en una de las dos primeras posiciones del grupo. Por delante tiene al Barcelona, que tiene un pleno de 12 puntos tras ganar 4-0 este martes en Ucrania al Dinamo de Kiev.

En las próximas jornadas la ‘Juve’ apurará sus opciones de pelear por el liderato con el Barcelona, al que debe visitar todavía en el Camp Nou.

Los turineses, que ya vencieron 4-1 al Ferencvaros en Budapest en la pasada jornada, han ganado todos sus partidos en esta Champions, salvo el 2-0 que sufrieron en su estadio ante el Barcelona.

CR7, suma y sigue

Cristiano Ronaldo, tras curarse del coronavirus, que le impidió estar en ese partido ante el Barcelona, sigue por lo menos confirmando su olfato anotador desde que superó la enfermedad.

Ha marcado en los tres últimos partidos de su equipo, permitiendo a la Juventus empatar 1-1 con el Lazio a principios de este mes y vencer 2-0, con un doblete del astro luso, el pasado sábado al Cagliari en la Serie A.

En la primera mitad, la Juventus empezó llevando más peligro y el argentino Paulo Dybala tuvo una buena ocasión en el 14, pero el primer gol fue para el equipo magiar, en el 18, cuando el albanés Myrto Uzuni remató en el área un centro de Tokmac Nguen, pese al acoso de Juan Cuadrado.

El jugador colombiano se desquitó en el 35, cuando dio la asistencia para que Cristiano Ronaldo, al que se le había anulado un gol dos minutos antes, empatara el partido con un tiro raso desde fuera del área.

En el palo estrellaron sus disparos Federico Bernardeschi (60) y Álvaro Morata (77).

Pero el atacante español pudo sacarse la espina en el 90+2, logrando el gol de la victoria, con un remate de cabeza a centro de Cuadrado, que dio en el arquero y terminó entrando en la portería húngara.

(24/11/2020)

Comparte y opina:

Neymar mantiene vivo en Champions al PSG pese a sufrir ante Leipzig

El equipo parisino, vigente subcampeón europeo, no tenía margen para el error y necesitaba la victoria para reconducir el rumbo.

Neymar

Por AFP

/ 24 de noviembre de 2020 / 19:46

El París Saint-Germain sufrió para imponerse por la mínima (1-0) al RB Leipzig, con un tanto de penal de Neymar (11), y mantiene vivas sus opciones de clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones tras la disputa de la 4ª jornada del torneo europeo.

El equipo parisino, vigente subcampeón europeo, no tenía margen para el error y necesitaba la victoria para reconducir el rumbo.

En la entrevista posterior al partido, Tuchel evidenció el estado de nerviosismo que se vivía en el PSG ante una posible eliminación: «Ok, perdón, lo hemos intentado», declaró enojado al canal RMC al ser cuestionado por el mal juego del equipo.

«Si miramos seriamente nuestra situación, necesitábamos una victoria y la hemos logrado (…) con corazón, solidaridad y esfuerzo de todos», añadió.

Gracias al tanto de penal de Neymar, en un partido en el que los alemanes tuvieron el control y gozaron de más ocasiones de gol, el PSG suma tres puntos para igualar en la clasificación del grupo H al Leipzig, ambos con 6 unidades.

«Creo que no teníamos los medios para hacer un partido extraordinario hoy, pero lo más importante era la victoria», admitió tras el partido el defensa brasileño Marquinhos.

«Quizás no hayamos brillado, pero dejamos los tres puntos en casa, que son muy importantes para lo que queda», añadió el capitán del PSG.

Líder con 9 puntos queda el Manchester United, que en el otro partido de la llave ganó 4-1 al Basaksehir turco y le bastará un empate en la próxima jornada ante el PSG para asegurarse el pase a los octavos.

El partido comenzó bien para el equipo que entrena Thomas Tuchel, que a los 11 minutos se adelantó en el marcador en un penal señalado por una falta a Ángel Di María que convirtió en el 1-0 Neymar.

«El penal fue una broma. Ver esto al nivel de la Liga de Campeones es triste. Di María se ha tirado, no hubo contacto. El VAR debía estar mirando otro partido», criticó el técnico alemán Julian Nagelsmann.

Navas para a los alemanes

Pero en esa primera parte, el equipo germano se mostró mejor posicionado en el terreno de juego, dominando el juego, más peligroso en ataque y sólo la intervención del portero costarricense Keylor Navas evitó que el Leipzig llegase con el marcador a cero al descanso.

El ex del Real Madrid desvió a córner un cabezazo del central Dayot Upamecano (12) poco después del tanto parisino y volvió a sacar una mano portentosa en un disparo del centrocampista maliense Amadou Haidara a poco para el descanso (38).

Tras la pausa, el PSG siguió sufriendo ante un Leipzig que sabía que un empate en el Parque de los Príncipes le dejaba muy cerca de la clasificación y cerca estuvo de conseguirlo el sueco Emil Forsberg, pero su disparo se marchó fuera por poco (50).

A medida que avanzaban los minutos, el París SG se fue retrasando, sobre todo también por los cambios de Tuchel, concediendo la iniciativa al Leipzig, pero los franceses lograron resistir hasta el final y sumar un triunfo vital en sus aspiraciones europeas.

(24/11/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Opinión

El Barcelona se mete en octavos de la Champions goleando al Dinamo de Kiev

"Hemos cumplido nuestro objetivo, sobre todo hacer un buen resultado y clasificarnos para los octavos", dijo el técnico barcelonista, Ronald Koeman, tras el partido.

Festejo barcelonés

Por AFP

/ 24 de noviembre de 2020 / 19:04

Un Barcelona apenas reconocible por los cambios se impuso 4-0 al Dinamo de Kiev, con doblete de Martin Braithwaite, este martes asegurando su pase a octavos de final de la Liga de Campeones.

El joven Sergino Dest abrió el marcador de disparo cruzado (52), Martin Braithwaite hizo el 2-0 (57) y rubricó de penal el 3-0 (70), antes de que Antoine Griezmann cerrara la victoria (90+2) que afianza al Barça en el liderato del grupo G y le asegura su pase a octavos.

El equipo azulgrana mantiene 3 puntos de ventaja sobre la Juventus, segundo clasificado de la llave y también con billete para octavos, que ganó 2-1 al Ferencvaros en el otro encuentro del grupo.

«Hemos cumplido nuestro objetivo, sobre todo hacer un buen resultado y clasificarnos para los octavos», dijo el técnico barcelonista, Ronald Koeman, tras el partido.

Descanso para los habituales

«El equipo ha trabajado muy bien, faltaba un poco de efectividad en la primera parte, pero en la segunda parte hemos resuelto bien el partido con buen juego y marcando cuatro goles, estoy muy contento», añadió.

A falta de dos jornadas para el final de la fase de grupos, el Barça sólo jugará por asegurar su pase como primero de grupo tras un partido aprovechado por Koeman para dar descanso a sus figuras, saliendo al campo con un conjunto plagado de habituales suplentes.

Tras dejar a Leo Messi en casa y a Antoine Griezmann en el banquillo de entrada, Braithwaite formó en la punta de ataque respaldado por Philippe Coutinho y Francisco Trincao, con el joven Pedri, ayudando en a distribución.

Las combinaciones de este trío de atacantes fue un constante dolor de cabeza para la zaga del Dinamo.

Este Barça de circunstancias, obligado también por la lesiones de hombre importantes, dominó a Dinamo de Kiev, que, desde el inicio dejó claro que sus opciones pasarían por cerrar líneas atrás y buscar la sorpresa al contraataque.

Aún con el dominio del juego, al Barça le costó llegar y apenas contó con ocasiones en la primera parte con prácticamente sólo un disparo de Trincao desde la frontal que detuvo el meta Georgi Bushchan.

El Barça despierta

El equipo azulgrana despertó en el segundo tiempo imprimiendo más velocidad a su juego y adelantándose pronto en el marcador cuando Dest se internó en el área para soltar un disparo cruzado que sorprendió a Bushchan (52).

El tanto sirvió de acicate al Barcelona que aumentó su cuenta al rematar Braithwaite un balón en boca de gol para hacer el 2-0 (57).

La nueva ventaja en el marcador dio tranquilidad al Barcelona, lo que aprovechó Koeman para seguir repartiendo minutos mirando ya al siguiente partido de LaLiga con la entrada de Griezmann, Riqui Puig y Jordi Alba por Coutinho, Pjanic y Lenglet (65).

El equipo azulgrana siguió dominando a un Dinamo lanzado a la desesperada en busca del gol y que sufría cada vez que se acercaba un Barça mucho más incisivo que en la primera parte.

Con apenas diez minutos en el terreno de juego, Alba puso un balón para la cabeza de Braithwaite, que fue derribado en el área en una acción sancionada con penal.

El propio delantero danés se encargó de transformar la pena máxima (70), que prácticamente supuso la puntilla para el equipo local, que veía complicarse mucho sus opciones en la máxima competición continental de clubes.

Último de la llave, el Dinamo no bajó los brazos y siguió tratando de alcanzar el gol del honor, mientras el Barcelona siguió moviendo el balón de un lado a otro y gestionando el paso de los minutos.

Con el tiempo ya cumplido, Griezmann cazó un balón en el corazón del área para poner el 4-0 (90+2) definitivo.

(24/11/2020)

Comparte y opina: