lunes 2 ago 2021 | Actualizado a 09:32

Sevilla a octavos de ‘Champions’ tras vencer 2-1 en Krasnodar

Festejo sevillano.

Por AFP

/ 24 de noviembre de 2020 / 16:23

Munir El-Haddadi anotó el tanto del triunfo andaluz en el descuento, a los 95 minutos.

El Sevilla se clasificó para los octavos de final de la Liga de Campeones gracias a su victoria por 2-1 en Krasnodar, este martes en partido de la 4ª jornada del grupo E del torneo europeo.

El croata Ivan Rakitic adelantó a los sevillistas nada más comenzar el partido (5), pero el brasileño Wanderson empató para los rusos al filo de la hora de juego (57), antes de que Munir El-Haddadi anotara el tanto del triunfo andaluz en el descuento (90+5).

No obstante, el empate ya hubiese clasificado al actual campeón de la Europa League, ya que en el otro partido de la llave, el Chelsea derrotó por 2-1 al Rennes, lo que suponía la clasificación automática para ingleses y españoles.

Con estos resultados, Chelsea y Sevilla suman 10 puntos y se jugarán en la próxima jornada, el 2 de diciembre en la capital andaluza, el primer puesto del grupo.

Krasnodar y Rennes, ambos con un solo punto en la clasificación, pelearán por el tercer puesto del grupo, sinónimo de continuar la aventura europea en la Europa League.

El partido no pudo comenzar mejor para el Sevilla, que a los cuatro minutos de juego se adelantó en el marcador con una gran volea de Rakitic desde la frontal del área a centro desde la derecha de Lucas Ocampos que se coló pegada al palo del arco ruso.

Las incorporaciones al ataque del argentino sorprendían una y otra vez a la defensa rusa y de los pies del jugador de la Albiceleste nació la segunda jugada de peligro andaluza, que el central francés Jules Koundé no supo rematar a la red (13).

El Sevilla siguió pisando el acelerador y Óscar Rodríguez, de un potente disparo desde 25 metros (17), y el brasileño Diego Carlos, con un cabezazo demasiado cruzado (29), estuvieron cerca de aumentar la ventaja antes de cumplir media hora de juego de dominio aplastante visitante.

Pero el equipo de Julen Lopetegui no supo sentenciar y a punto estuvo de pagarlo caro antes de la pausa, pero el disparo de Remy Cabella pecó de potencia como para sorprender al arquero checo del Sevilla Tomas Vaclik (43).

El Krasnodar confirmó en la segunda parte su reacción y avisó pronto con un remate de Cabella que su compatriota Koundé sacó sobre la línea (49).

Rakitic y Munir goleadores

Y justo antes de la hora de juego llegó el empate, en una buena combinación de toda la delantera rusa que remató a la red Wanderson con un disparo cruzado (57).

El tanto ruso sirvió de acicate para un Sevilla que volvió a adueñarse del juego y a llegar con peligro a la portería del Krasnodar.
Munir, con un potente disparo que se marchó ligeramente alto (74) y el holandés Oussama Idrissi, con otro latigazo que sacó con el hombro el portero Evgeniy Gorodov (84) demostraron que el Sevilla no se conformaba con el empate.

Ya en el descuento del partido, cuando el Sevilla tenía asegurada la clasificación porque el Chelsea había acabado su partido en Rennes, Munir logró el segundo gol con un derechazo cruzado (90+5) que metía al equipo andaluz en octavos por la puerta grande.

(24/11/2020)

Temas Relacionados

El popular TikToker Anthony Barajas muere tras ser tiroteado en un cine de EEUU

El personal de la sala los encontró a los dos con disparos en la cabeza al finalizar la película, a la que había asistido apenas un puñado de espectadores.

Anthony Barajas

Por AFP

/ 2 de agosto de 2021 / 09:31

La estrella de TikTok estadounidense Anthony Barajas murió tras recibir un tiro en un cine de California el lunes, en un ataque que las autoridades describieron como «aleatorio y no provocado».

Barajas, de 19 años y que contaba con un millón de seguidores en la red, murió el sábado tras varios días hospitalizado después del ataque, que también se cobró la vida de su amiga Rylee Goodrich, otra popular tiktoker de 18 años, dijo la policía de Corona, el condado al sur de California donde ocurrieron los hechos.

Ambos fueron baleados en un teatro que proyectaba el film The Forever Purge (en español La purga por siempre y La purga infinita), sobre un gobierno totalitario que una noche al año permite que se cometa cualquier delito, incluido el asesinato.

El personal de la sala los encontró a los dos con disparos en la cabeza al finalizar la película, a la que había asistido apenas un puñado de espectadores.

Goodrich murió en el lugar y Barajas fue trasladado de urgencia a un hospital.

«Según la evidencia proporcionada a nuestra oficina, este parece ser un ataque aleatorio y no provocado», dijeron los fiscales locales en un comunicado el viernes.

Joseph Jiménez, de 20 años, ha sido acusado por el tiroteo. Actuando sobre la base de pistas ofrecidas por los testigos, la policía lo arrestó en su casa el día después del ataque.

Comparte y opina:

De los Dolomitas a Austria, la historia de los helados italianos

El imperio austro-húngaro fue uno de los primeros en plebiscitar los helados italianos fuera de la península, antes de que conquistaran toda Europa.

Helados

Por AFP

/ 2 de agosto de 2021 / 09:20

Son apenas las 10 de la mañana y los primeros clientes se apresuran a comprar su sabor favorito en la heladería de Silvio Molin Pradel, cuya familia, desde 1886, fabrica helados italianos en Viena, donde la moda de los «gelati» nació bajo el imperio austro-húngaro.

«Los colores deben ser pastel, es garantía de calidad», explica a la AFP este heredero de una verdadera dinastía, que supervisa en la parte trasera una fabricación que sigue siendo artesanal.

Situada en una plaza arbolada del centro de la ciudad, su heladería «Eissalon am Schwedenplatz», una pizca retro, siempre está repleta.

La temporada, que comenzó el 19 de marzo bajo el patrocinio de San José, protector de los trabajadores, está en pleno apogeo en este ardiente verano.

Durante varios meses la heladería recibe cada día unos 5.000 clientes.

En Austria, un país con menos de 9 millones de habitantes, hay al menos 367 heladerías, que se reparten casi 200 millones de dólares de ingresos anuales.

Cada austríaco consume alrededor de ocho litros de helado por año, lo que representa 21 copas de tres bolas, más que en Italia, donde los ciudadanos saborean «sólo» seis litros.

El imperio austro-húngaro fue uno de los primeros en plebiscitar los helados italianos fuera de la península, antes de que conquistaran toda Europa.

La epopeya comenzó cuando muchos habitantes del valle de Zoldo, en los Alpes italianos, como Arcangelo Molin Pradel, el bisabuelo de Silvio, emigraron para huir de la miseria.

Su hermano había aprendido a hacer helados en un barco gracias a un siciliano y le había transmitido sus conocimientos y tuvo la idea de venderlos paseando por el Prater, el gran parque de Viena.

Recetas transmitidas de familia en familia

Su pueblo había sido austrohúngaro entre 1806 y 1866 y sabía que los vieneses estaban acostumbrados a los pasteles, confeccionados gracias al azúcar de remolacha.

«Ayudó a democratizar el helado, que entonces estaba reservado a una clientela acomodada», estima Silvio Molin Pradel sirviendo un expresso y desplegando su álbum de familia.

A base de agua, y no de una leche fresca más costosa, los helados italianos estaban al alcance de los bolsillos de la clase obrera.

A finales del siglo XX, los «gelatieri» consiguen el derecho de abrir verdaderas tiendas en Viena y, poco a poco, cientos y luego miles de italianos afluyen.

«En las +gelateri+ se trabajaba solamente en verano. Los hombres volvían a casa en invierno. Incluso más tarde, cuando las mujeres se unieron, los niños permanecieron en casa de los abuelos», cuenta la historiadora Maren Mohring.

Durante décadas, la temporada terminaba a principios de agosto, ya que la materia prima, como las frutas frescas, faltaba. Todo el mundo tenía que volver a Zoldo para el día 15 del mes, día de fiesta en el pueblo. Además, había que recoger el heno y prepararse para la llegada de los primeros copos de nieve.

Una vez más, Silvio Molin Pradel retoma la ruta hacia Zoldo, situada a seis horas de Viena. El comerciante dice que necesita esta movilidad y el descanso invernal para conservar la inspiración.

«Los fabricantes de helados del norte de Italia han velado por preservar la calidad de sus conocimientos, lo que explica su éxito», subraya Maren Mohring. «Las recetas son a menudo secretas y transmitidas de familia en familia».

En la antigua capital de los Habsburgo, quedan unas cuarenta «gelatieri», que benefician de una denominación garantizada por una etiqueta específica.

«Cada vienés le dirá que su helado italiano es el mejor», ironiza Silvio Molin Pradel, cuyo negocio es floreciente y se lanzó a la producción de helados para una cadena de supermercados en las afueras de la capital.

Y de ahora en adelante, los golosos austríacos pueden degustar un cucurucho hasta el mes de octubre.

Comparte y opina:

Latin Vox, la orquesta que refugió a los músicos venezolanos

Inspirada en la novela de Antoine de Saint-Exupéry, El Principito Sinfónico es una composición original de los miembros de esta orquesta formada por más de 120 músicos profesionales venezolanos que llegaron a Argentina hace cuatro o cinco años.

Músicos venezolanos, integrantes de la orquesta Latin Vox Machine

Por AFP

/ 2 de agosto de 2021 / 09:06

Los instrumentos y las voces vuelven a sonar en una casa de Buenos Aires, donde al cabo de año y medio de pandemia los músicos venezolanos de la orquesta Latin Vox Machine finalmente se han reencontrado para ensayar juntos su obra El Principito Sinfónico.

En la sala, junto al piano, se ubican las violas. En la cocina, los violines. Más tarde, en un turno sucesivo, llegarán los teclados y el coro.

Se trata del Principito Sinfónico, una pieza de teatro musical creada en medio del confinamiento por el COVID-19, lanzada en disco este 30 de julio y que desean presentar al público a partir de noviembre.

El director de la orquesta, Enmanuel González, no puede esperar más.

«El Principito es un proyecto hermosísimo. Fue el trabajo de la cuarentena y fue una vía de escape también, era lo único en que pensábamos. Me tiene con mucha expectativa y quiero presentarlo ya», dice impaciente.

Inspirada en la novela de Antoine de Saint-Exupéry, El Principito Sinfónico es una composición original de los miembros de esta orquesta formada por más de 120 músicos profesionales venezolanos que llegaron a Argentina hace cuatro o cinco años, parte del enorme éxodo de su país.

Muchos de ellos se ganaban la vida tocando en los pasillos del metro de Buenos Aires. Pero la llegada del covid 19 los sumió en «un periodo oscuro», del que ahora emergen con esta obra, refiere su director ejecutivo, Omar Zambrano.

«La habíamos pensado antes de la pandemia, pero no la habíamos podido ejecutar porque requiere mucho tiempo para la composición y los arreglos. Es el resultado de muchas voluntades: los compositores, los arreglistas, los ejecutantes, el director. De a poquito se fue armando en pandemia, de a pedacitos, a medida que se flexibilizaba el confinamiento», relata Zambrano.

Durante ese tiempo también crearon una escuela de música en línea, Latin Vox Academy, que permite a los músicos generar ingresos.

Del trauma a la alegría

«Difícilmente estaríamos haciendo lo que hacemos sin el trauma del desplazamiento y de la pandemia. El ejercicio de transformar lo malo en lo bueno es lo poderoso de lo que hacemos. Convertir el trauma en alegría es un arte», indica Zambrano.

En los meses más difíciles recibieron asistencia del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) y de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

«La pandemia del COVID-19 vino a exacerbar la vulnerabilidad de la población migrante y la refugiada. La mayoría de esas personas trabajaba en el sector informal y se vio abiertamente afectada por las medidas sanitarias», expresa Juan Carlos Murillo, representante de Acnur.

Pero el proyecto Latin Vox Machine «permitió que pudieran continuar trabajando y relacionándose. Es una muestra fehaciente del valor, de la determinación y de la resiliencia de las personas refugiadas y migrantes», asevera Murillo.

Venezuela es, detrás de Siria, el segundo país del mundo con mayor número de desplazados, unos 5,6 millones de personas desde 2015, según la estimación de Acnur. En Argentina residen unas 185.000.

La cantante Isa Ramos y el coordinador de la orquesta, César Pérez, se encargaron durante el confinamiento de contactar a los músicos para saber qué necesitaban.

«Creamos una red. Con familias maravillosas hicimos una colecta inmensa. Pagamos alquileres de varios chicos por varios meses. Atendimos situaciones médicas, cirugías. Y en la Navidad los niños (de los músicos) también tuvieron esa ilusión de los regalos», recuerda satisfecha Ramos.

Volver a escucharnos

La violinista María Andreyna Chávez considera que la orquesta ha sido en este tiempo una «bendición» y por nada en el mundo renunciaría a los domingos de ensayo.

«Es la unión, volver a vernos. Después de tanto tiempo, volver a escucharnos. Hemos sido muy bendecidos con el Principito. Nos ha dado mucho: un objetivo, un continuar, un seguir», sostiene.

Zambrano la secunda y asegura que «esa dinámica de ensayar, de perseguir un objetivo artístico es un privilegio que atesoramos y compartimos. Los ensayos son más valiosos que los propios conciertos, porque es el espacio en el que ocurre el reencuentro que teníamos en Venezuela y que de pronto perdimos».

Aunque muchos de ellos no se conocían antes, la gran mayoría se formó en el aclamado Sistema de orquestas infantiles y juveniles de Venezuela, donde comenzó su carrera Gustavo Dudamel, el nuevo director de la Ópera de París.

Comparte y opina:

Estrella de la canción acusada de cantar en una manifestación electoral en Hong Kong

Estas detenciones se producen cuando el territorio del sudeste de China es objeto de una recuperación por parte del poder central chino, dos años después de la inmensa protesta popular de 2019.

Cantante chino Anthony Wong Yiu Ming

Por AFP

/ 2 de agosto de 2021 / 08:58

Un famoso cantante de Hong Kong fue acusado el lunes de corrupción por haber cantado en un mitin electoral organizado por un candidato a la democracia, anunciaron las autoridades.

Anthony Wong Yiu Ming, una de las figuras del movimiento LGTB de Hong Kong, fue detenido por la Comisión Independiente de Lucha contra la Corrupción (ICAC), dependiente de la jefatura ejecutiva del territorio.

Este organismo de control indicó que Wong y el antiguo diputado Au Nok Hin están acusados de cometer actos de corrupción al proponer «animaciones para incitar a votar por el candidato».

Los hechos remontan al 3 de marzo de 2018, durante una reunión de Au Nok Hin organizada en el marco de la campaña para las elecciones legislativas.

Estas detenciones se producen cuando el territorio del sudeste de China es objeto de una recuperación por parte del poder central chino, dos años después de la inmensa protesta popular de 2019.

«En el mitin, Wong interpretó dos canciones en el escenario y al final del espectáculo, llamó a los participantes a votar por Au», dijo la ICAC.
Este delito se castiga con una pena de tres años de prisión y una multa de $us 25.500.

Wong y Au deben comparecer ante un tribunal el jueves.

La Comisión contra la Corrupción desempeña un papel cada vez más importante en la persecución de la oposición prodemocracia. La semana pasada, inició una demanda por corrupción contra el disidente encarcelado Benny Tai y otras dos personas, por anuncios prodemocracia publicados hace cinco años en periódicos.

Wong, de 59 años, es una de las pocas estrellas de Hong Kong que critica abiertamente a Pekín y apoya al movimiento prodemocracia.

China está reformando Hong Kong a su imagen mediante la aplicación de la drástica Ley de seguridad nacional, y como parte de una campaña para eliminar todo comportamiento que considere como antipatriótico.

Antiguo diputado, Au, de 34 años, es una de las decenas de personalidades prodemocracia actualmente detenidas en virtud de la Ley de seguridad, que Pekín impuso en Hong Kong el año pasado para erradicar toda disidencia en la antigua colonia británica.

La mayoría de las figuras del movimiento a favor de la democracia, incluidos algunos de los principales activistas de la causa LGTB, han sido detenidos, han huido al extranjero o no están autorizados a presentarse como candidatos a las elecciones.

Comparte y opina:

El largo camino de las ciencias climáticas

Con el paso del tiempo, la ciencia climática se volvió más avanzada y tuvo que hacer frente al cabildeo de la industria para minimizar el impacto del consumo de energías fósiles.

Un glaciar que se derrite en la Antártida por el cambio climático.

Por AFP

/ 2 de agosto de 2021 / 08:51

 ¿Qué pasaría si la atmósfera de la Tierra estuviera enriquecida con CO2? En 1856, la estadounidense Eunice Foote experimentó, casi por casualidad, las bases del cambio climático, aportando un ladrillo a las ciencias que hoy tratan de anticipar los efectos del calentamiento del planeta. 

 La científica había llenado cilindros de vidrio con diferentes mezclas gaseosas y encontró que el que contenía dióxido de carbono (CO2) retenía más calor que los demás. 

«Una atmósfera constituida por este gas daría a nuestra Tierra una temperatura elevada», señaló en su informe, publicado en The American Journal of Science and Arts. 

Sus investigaciones coinciden con la fecha, 1850, que hoy sirve de referencia para calcular la evolución de las temperaturas con respecto al período preindustrial, como lo hacen los expertos climáticos de la ONU y el IPCC, reunidos actualmente.

Eunice Foote, cuyos trabajos han sido redescubiertos recientemente, se inscribe en la línea de los investigadores que han penetrado los misterios del clima y estudiado la influencia humana sobre su evolución.

«No ha habido ningún momento +Eureka+, con una figura dominante en el campo de las ciencias del cambio climático», pero sí una acumulación de conocimientos, señala Alice Bell, activista climática.

La idea de «acondicionar el medio ambiente para que el clima sea más agradable existe desde hace mucho tiempo», explica Marie Hélène Pépin, del servicio meteorológico de Francia. 

«Cuando los romanos conquistaron la Galia, cortaron los bosques para poder plantar campos y cultivar la vid», añade como ejemplo.

Desde la época de Cristóbal Colón hasta el Siglo de la Ilustración, los colonos europeos justificaron los tratos brutales a los autóctonos, «vistos como +menos que hombres+ porque no sabían organizar su entorno», continúa. 

En 1821, después de lluvias torrenciales, olas de frío y escasez en Francia, se realizó un estudio para saber si la deforestación había desempeñado un papel, sin llegar a una conclusión clara.

Años más tarde, el físico francés Joseph Fourier «se dio cuenta de que la atmósfera juega un rol determinante para evitar que el calor se disperse inmediatamente en el espacio», explica el historiados Roland Jackson.

Hacia 1860, el físico irlandés John Tyndall demuestra el principio del efecto invernadero, cuando los gases atrapan la radiación del suelo calentado por la radiación solar. 

En diciembre de 1882, una carta publicada en la revista científica Nature hace referencia a sus trabajos. «Podemos concluir que la creciente contaminación atmosférica tendrá una influencia notable en el clima mundial», resume la carta, firmada por H. A. Phillips, estableciendo el vínculo entre las emisiones de las actividades humanas y el cambio climático.

Avances

 A finales del siglo XIX, el químico sueco Svante Arrhenius, antepasado de la activista Greta Thunberg, advirtió sobre el consumo de energía fósil y su influencia en el aumento del CO2 en la atmósfera. Pero en ese momento, los científicos estaban más interesados en las épocas de hielo.

En la década de 1930, algunos incluso creen que un calentamiento global moderado podría ser positivo. Según Robbie Andrew, del Centro Internacional de Investigación Climática de CICERO, «no tuvieron en cuenta que esto no sólo cambia las temperaturas, sino también otros aspectos del clima». 

En 1958, un programa de televisión estadounidense, The Bell Telephone Science Hour, explica que el CO2 emitido por las fábricas y los coches podría calentar la atmósfera y que esto afecta «la vida misma».

Pero los temores de un enfriamiento del clima ligado a una eventual guerra nuclear y a la contaminación por aerosoles ocuparon las mentes hasta los años 1980.

En 1975, el investigador estadounidense Wallace Broecker, en un artículo publicado en la revista Science titulado «Cambio climático: ¿estamos al borde de un calentamiento planetario pronunciado?», es el primero en usar estos términos antiguos en el lenguaje actual.

Con el paso del tiempo, la ciencia climática se volvió más avanzada y tuvo que hacer frente al cabildeo de la industria para minimizar el impacto del consumo de energías fósiles. 

Con impactos del cambio climático cada vez más visibles, las sociedades deben actuar, advierten los científicos. «Es como si hubiéramos despertado en una película de ciencia ficción. 

Pero no es ciencia ficción, es física», resume el historiador Spencer Weart.

Comparte y opina: