domingo 13 jun 2021 | Actualizado a 10:47

Universidad Católica a octavos de Libertadores al ganar 2-0 al Atlético Nacional

Por AFP

/ 28 de mayo de 2021 / 19:21

Los goles para avanzar a los octavos fueron anotados por el volante argentino Luciano Aued a los 9 minutos y por el delantero Diego Valencia a los 79.

La Universidad Católica de Chile clasificó este miércoles a los octavos de final de la Copa Libertadores 2021 como segundo del Grupo F al derrotar 2-0 al colombiano Atlético Nacional en el estadio San Carlos de Apoquindo en Santiago.

Los goles para avanzar a los octavos fueron anotados por el volante argentino Luciano Aued a los 9 minutos y por el delantero Diego Valencia a los 79.

La clasificación de Católica acaba con 10 años sin poder pasar la fase de grupos de la Libertadores. La última vez fue en 2011 con el argentino Juan Antonio Pizzi como entrenador.

En tanto, el colombiano Nacional fue desgastándose en el transcurso del juego, igualmente como su participación en el torneo.

Argentinos Juniors, que cayó en la jornada por 2-0 ante Nacional de Uruguay en Montevideo, lideró la llave con 12 puntos. La Católica se ubicó segundo con 9, Nacional de Uruguay tercero con 8 y boleto a los octavos de la Sudamericana, mientras que Atlético Nacional fue último con 5.

Perú cumple una semana sin saber quién será nuevo presidente

Castillo aventaja a su rival por 49.000 votos (50,14% versus 49,86% de Fujimori) tras escrutarse el 99,93% de las mesas de sufragio del balotaje del domingo pasado.

La derechista Keiko Fujimori y el izquierdista Pedro Castillo. Fotos: AFP

Por AFP

/ 13 de junio de 2021 / 10:46

Perú cumplió este domingo una semana sin saber quién será su nuevo presidente, mientras el izquierdista Pedro Castillo mantiene una ligera ventaja en el lento escrutinio y la derechista Keiko Fujimori insiste en denunciar «fraude».

Castillo aventaja a su rival por 49.000 votos (50,14% versus 49,86% de Fujimori) tras escrutarse el 99,93% de las mesas de sufragio del balotaje del domingo pasado, que la Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) consideró limpio y sin «graves irregularidades».

Perú, que tuvo tres presidentes en 2020, sufre la incertidumbre, mientras Fujimori, moviliza a sus seguidores a las calles para denunciar «fraude» y «hechos muy graves» en la votación y el escrutinio.

Castillo, en tanto, se siente ganador y pidió a los suyos la noche del sábado «paciencia» y «serenidad». También instó a «no caer en la provocación, ya que estamos en un momento crítico».

«Hay mucho en juego: quién es el ganador en momentos que la distancia es muy corta y no sabemos a ciencia cierta el volumen de votos contestado […], y está en juego la legitimidad del proceso electoral», dijo a la AFP la analista Sonia Goldenberg.

«Hay la sensación de ambos lados de que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) no es confiable, lo cual es grave en una coyuntura como ésta, y tampoco sabemos si los dos candidatos van a aceptar el resultado», añadió.

El JNE, que revisa el escrutinio del órgano electoral (ONPE) y proclama al vencedor, está bajo presión de los partidarios de ambos candidatos, que diariamente se manifiestan afuera de su sede en el centro de Lima.

¿Le alcanzará?

El JNE todavía debe resolver los pedidos de impugnación de miles de votos y de cientos de actas de mesas de sufragio, sobre todo por parte de Fujimori, la última esperanza que ella tiene para revertir los resultados.

«Keiko igual puede ir acortando distancia, pero es muy difícil que le alcance. Puede que se dé vuelta el resultado, no es imposible, pero cada vez es más difícil», dijo a la AFP la politóloga y académica Jessica Smith.

«En el caso de que Keiko diera vuelta el resultado, los que van a acusar fraude son los partidarios de Castillo», afirmó.

El analista Hugo Otero dice que Fujimori, ante lo que parece ser una inminente victoria de Castillo, intenta sembrar dudas sobre la legitimidad del proceso electoral.

«Es la manera de librarse del fracaso, de la caída», declaró a la AFP el exasesor del difunto expresidente Alan García.

«Queremos transparencia»

El sábado en la noche Fujimori participó en un colorido y bullicioso mitin con miles de seguidores en la plaza Grau de Lima, donde repitió sus denuncias de fraude.

«Estamos aquí para se respete nuestro voto, para que se analicen las actas, queremos una elección transparente», dijo la candidata de 46 años, quien deberá ir a juicio por supuesto lavado de dinero si pierde el balotaje.

Un fiscal anticorrupción pidió el jueves prisión preventiva para ella, por supuestamente infringir las reglas de su libertad condicional por el caso de aportes ilegales del gigante de la construcción brasileño Odebrecht.

La solicitud fiscal elevó la tensión en medio del lento escrutinio, en un país sumido en convulsiones políticas desde hace un quinquenio, y será resuelta por un juez el 21 de junio.

Toda la tensión generada tras el balotaje se suma a los estragos que causa la pandemia, que deja 188.000 muertos en el país con la mayor tasa de mortalidad por covid-19 en el mundo.

«Venezuela chavista»

Fujimori dijo a corresponsales extranjeros el sábado que la «izquierda internacional está interviniendo» en Perú, en alusión a los saludos de líderes latinoamericanos a Castillo por su «victoria», entre ellos del mandatario argentino Alberto Fernández, el boliviano Luis Arce y la vicepresidente nicaragüense Rosario Murillo.

Las congratulaciones provocaron notas de protesta del gobierno peruano a los embajadores de esos países, dijo la cancillería.

La hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori también fustigó al mandatario saliente, el centrista Francisco Sagasti, quien llamó el jueves a varias personas ligadas a ambos bandos para buscar calmar los ánimos, entre ellas al premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa.

El laureado escritor de 85 años apoyó a Fujimori activamente desde España, donde reside, pese a su pasado antifujimorista.

«No queremos que el Perú se convierta en la Venezuela chavista o de [Nicolás] Maduro», dijo Fujimori en el mitin de la plaza Grau, repitiendo un latiguillo de campaña.

Sin embargo, el principal asesor económico de Castillo, Pedro Francke, aseguró a la AFP en entrevista el viernes que sus ofertas de cambio no tienen «nada que ver con la propuesta de Venezuela».

Comparte y opina:

‘El hombre que devoraba las palomas’ explora la impunidad en Chile

La obra se basa en un hecho verídico, la muerte de un joven de 17 años, Rodrigo Briones Ortíz, asesinado por una milicia el 12 de octubre de 1992, después del regreso de Chile a la democracia.

Foto: elmostrador.cl

Por AFP

/ 13 de junio de 2021 / 10:43

El director de teatro chileno Cristian Flores Rebolledo indaga en El hombre que devoraba las palomas, presentada en Montpellier, Francia, la violencia y la impunidad en Chile, un país marcado aún por la dictadura (1973-1990) del general Augusto Pinochet.

El hombre que devoraba las palomas, fruto de años de investigación en los barrios de Santiago de Chile, fue estrenada el viernes, en primicia mundial, en el festival Printemps des Comédiens de Montpellier, sur de Francia.

La obra se basa en un hecho verídico, la muerte de un joven de 17 años, Rodrigo Briones Ortíz, asesinado por una milicia el 12 de octubre de 1992, después del regreso de Chile a la democracia.

Es la tercera obra de la trilogía Justicia, utopía y militancia, que incluye Yo maté a Pinochet (2013) y El país sin duelo (2018).

En la obra, Cristian Flores, 38 años, y la compañía Teatro Los Barbudos abordan «el tema de la justicia sobre todo los casos de impunidad que se registraron en plena democracia».

«Para mí tenía que ver con la continuidad de la violencia del Estado sobre la ciudadanía entre el periodo de la dictadura y la democracia», explicó Flores a la AFP.

La obra, resultado de una residencia en el teatro La Vignette de Montpellier, escenifica el encuentro de dos soledades en un improbable y frágil refugio, una torre de agua agrietada en la que Arturo intenta en vano capturar palomas para matar el hambre.

Después de huir de la prisión y la tortura, este hombre destrozado, que presenció la muerte del joven Rodrigo, decide convertirse por venganza en «un asesino de asesinos».

Arturo ve aparecer como en un sueño a Alicia, una mujer sin edad que vive en la negación de la violencia de la sociedad que la rodea.

El énfasis está en la actuación de los actores -los chilenos Carla Casali Escudero y Claudio Riveros Arellano- quienes parecen volcados hacia la lucha contra el silencio y lo no dicho abrumadores.

En ese mundo donde impera lo arbitrario «estamos solos, no tenemos con quien hablar», se lamenta Alicia. El diálogo que entabla con Arturo es, sin embargo, el comienzo de la liberación.

Cristian Flores Rebolledo, que tiene una maestría en teatro y artes escénicas de la Universidad de Chile, nació, construyó y descubrió el teatro en el popular barrio La Victoria de Santiago, conocido por haber sido un semillero de protesta política y social, especialmente bajo la dictadura.

Teatro político y popular

Su planteo artístico apunta a un teatro «popular y político», que combina la investigación, lo documental y la ficción.

«Siempre me gustó el teatro popular o el teatro político o la mezcla de ambas cosas», dijo Flores a la AFP.

Flores, que ya estuvo en el teatro La Vignette en 2017 con la obra Yo maté a Pinochet, en la que exploraba las heridas abiertas de su país, también presenta este año en Montpellier Un país sin duelo.

En esta obra evoca los silencios y heridas de tres generaciones de mujeres de una misma familia frente a la tortura, especialmente la violencia sexual.

Augusto Pinochet murió en Chile en 2006 sin ser juzgado por los crímenes de la dictadura, que dejó más de 3.200 muertos y 38.000 torturados.

«No es la dictadura lo que nosotros exploramos, lo que exploramos es el resultado de la dictadura y el acuerdo con la democracia que tenía que ver con esta transición», dice Flores, que actualmente reside en Berlín.

Lo hace a través de un teatro anclado en la realidad de las clases trabajadoras, en un país marcado por profundas desigualdades sociales.

«Volvemos atrás porque nos interesa dar una nueva mirada o hacer nuevas preguntas sobre ese período en relación con la realidad de hoy», agregó Flores, que se inspira en autores como el ruso Antón Chéjov y el francés Jean-Paul Sartre.

Comparte y opina:

La gran feria de los videojuegos E3 comienza con imágenes de ‘Avatar’

La Electronic Entertainment Expo, que suele transformar el Centro de Convenciones de Los Ángeles en un paraíso virtual para los entusiastas de los videojuegos, fue cancelada en 2020 debido al COVID-19 y este año se celebra únicamente por Internet.

Foto: AFP

Por AFP

/ 13 de junio de 2021 / 10:41

La mayor feria del mundo dedicada a los videojuegos, el E3, comenzó el sábado en línea, debido a la pandemia, desvelando imágenes del próximo juego de Ubisoft, basado en Avatar, la exitosa película de ciencia ficción de James Cameron.

La Electronic Entertainment Expo, que suele transformar el Centro de Convenciones de Los Ángeles en un paraíso virtual para los entusiastas de los videojuegos, fue cancelada en 2020 debido al COVID-19 y este año se celebra únicamente por Internet. 

«Durante la pandemia que nos alejó de muchos de nuestros familiares, amigos y colegas, los videojuegos nos entretuvieron y nos unieron», dijo Stanley Pierre-Louis, director general del grupo organizador de la feria, Entertainment Software Association (ESA).

«Los videojuegos nos han ayudado a aguantar», insistió durante una presentación en el inicio del evento.

El mercado ya se había beneficiado antes de la pandemia con las nuevas ofertas para móviles y la llegada de los servicios en línea, donde los juegos se alojan en servidores en lugar de en una consola o un PC. La pandemia y los confinamientos en numerosos países han hecho dispararse el sector.

En Estados Unidos, las ventas de videojuegos alcanzaron un récord en 2020, con casi $us 57.000 millones, según un informe de la empresa de investigación NPD Group. 

La edición de este año, que se celebra entre el 12 y el 15 de junio, contará con una serie de presentaciones de los principales actores del sector, como Microsoft y Nintendo. 

A través de la cuenta del E3 en las plataformas YouTube y Twitch, así como de su página de Facebook y su cuenta de Twitter, estas empresas desvelarán fechas de lanzamiento, anunciarán proyectos y mostrarán vídeos exclusivos.

La empresa francesa Ubisoft fue la primera gran compañía del sector en presentar un lanzamiento durante la feria, con un video de las primeras imágenes de su videojuego de aventuras basado en la película Avatar.

«Es una muestra del increíble viaje que te espera en uno de los lugares más bellos y a la vez más peligrosos», comentó el director general de Ubisoft, Yves Guillemot.

Avatar: Fronteras de Pandora, desarrollado en asociación con el grupo  Disney,  estará disponible en 2022.  

Comparte y opina:

La derecha española en la calle contra los esperados indultos a los separatistas catalanes

Todo apunta a que los perdones llegarán antes de agosto. Los conservadores lo consideran una cesión forzada por las necesidades del gobierno de coalición de socialistas y Podemos

Una protesta de la derecha para denunciar los planes del gobierno español de ofrecer indultos a separatistas catalanes

Por AFP

/ 13 de junio de 2021 / 10:41

La derecha española se manifestó este domingo en Madrid contra la intención del presidente del gobierno, Pedro Sánchez, de indultar a los dirigentes catalanes encarcelados por el intento de secesión de 2017, aumentando la presión frente a una medida que genera gran controversia.

Entre banderas de España y bajo un fuerte sol, unas 25.000 personas, según la policía, se manifestaron en la céntrica plaza de Colón contra este esperado gesto del socialista Sánchez, que ha reactivado la polarización dejada en herencia por la escalada independentista. Del lado de la oposición estuvieron el líder del conservador Partido Popular, Pablo Casado, y el de la extrema derecha de Vox, Santiago Abascal.

«Le pido a Pedro Sánchez que tome nota, porque él los va a indultar (a los separatistas), pero los españoles no lo van a indultar a él», dijo José Luis Martínez Almeida, alcalde de Madrid y portavoz del PP, que ha recogido firmas contra esta iniciativa.

«No hay derecho a que Sánchez quiera perdonar a esta gente que le ha hecho tanto daño a Cataluña», dijo a AFP Pilar Sáenz, una mujer de 54 años que vino desde la ciudad catalana de Tarragona con cuatro amigas más para «presionar al gobierno».

Los datos 

Aunque el ejecutivo no da más información, todo apunta a que los perdones llegarán antes de  agosto. Los conservadores lo consideran una cesión forzada por las necesidades del gobierno de coalición de socialistas y Podemos, minoritario en el Parlamento y dependiente entre otros del separatismo catalán.

«Lo que quiere Sánchez es mantenerse en el poder a cualquier precio», dijo en ese sentido Pablo Martínez, un manifestante que vino a Madrid desde Oviedo (450 km al norte) con su mujer y su hija pequeña.

También mostró su disconformidad el Tribunal Supremo, la instancia que condenó a los dirigentes en octubre de 2019, al considerar que no muestran «el más débil indicio de arrepentimiento».

En las últimas semanas, Sánchez se ha visto obligado a un ejercicio de pedagogía para defender la esperada medida, sabedor de las reticencias que despierta también entre los votantes socialistas.

«Les pido que tengan confianza. Pido comprensión y magnanimidad porque el desafío que tenemos por delante, sembrar la convivencia, vale la pena», dijo esta semana.

Comparte y opina:

Naftali Bennett, de la tecnología al puesto de primer ministro

Entró en la escena política hace ocho años y se convirtió rápidamente en una figura ineludible del "campo nacionalista", el término que designa en Israel el espectro que va del centro derecha a la extrema derecha.

Foto: AFP

Por AFP

/ 13 de junio de 2021 / 10:39

Millonario en el sector tecnológico, Naftali Bennett se ha abierto camino situándose a la derecha de su exmentor Benjamin Netanyahu, y ahora se dispone a ocupar su puesto en el marco de una «coalición de cambio».

Calvo y alto, Bennett lidera la formación Yamina, que aboga tanto por el ultraliberalismo económico, como por la línea dura ante Irán y por la anexión de casi dos tercios de la Cisjordania ocupada, lo que brinda a su partido de derecha radical mucha popularidad entre los colonos judíos.

Entró en la escena política hace ocho años y se convirtió rápidamente en una figura ineludible del «campo nacionalista», el término que designa en Israel el espectro que va del centro derecha a la extrema derecha.

«Estoy en una posición cómoda, siempre un poco a la derecha de Bibi (Netanyahu). Cuando hablo de las cuestiones diplomáticas o de seguridad, va a terminar pasando al siguiente nivel para atraparme», dijo cuando todavía era su ministro.

El exempresario, de 49 años, se impuso como la pieza clave de las coaliciones formadas por Netanyahu. Y pese a su resultado mediocre en las legislativas de marzo, está a punto de dar el golpe de gracia a su exmentor.    

Kipá en el poder

Su adhesión sorpresa a la nueva alianza heterogénea que va de su partido de derecha a la izquierda, pasando por el apoyo de un partido árabe, fue negociada por todo lo alto: el puesto de primer ministro hasta 2023.

El líder de Yamina solo tuvo unas horas para justificar su decisión.

«Sabía que recibiría críticas», dijo, tranquilo, en la televisión, mientras en internet la extrema derecha se burlaba de él mostrándolo con pañuelos palestinos.   «He escogido hacer lo que se tenía que hacer por el bien de Israel», insiste el que está a punto de convertirse en el primer jefe de gobierno de la historia del país en llevar kipá.

Casado con Gilat Bennett, pastelera de formación, y padre de cuatro hijos, practica un judaísmo estricto, aunque abierto a la modernidad.

Hijo de inmigrantes estadounidenses, nacido el 25 de marzo de 1972 en Haifa (norte), Bennett se impuso a comienzos de la década de 2000 como uno de los niños mimados de la start-up nation gracias a su empresa de ciberseguridad Cyotta, vendida por $us 145 millones en 2005, antes de dar el salto hacia la política en el Likud de Netanyahu al año siguiente.

Comentarios enérgicos

Dos años más tarde, Bennett abandona al Likud para dirigir durante un tiempo al Consejo de Yesha, principal grupo de defensa de centenares de miles de colonos israelíes en la Cisjordania ocupada.  

En 2012, toma las riendas de Hogar Judío, el partido histórico de los colonos, que luego se unirá a otras pequeñas formaciones para crear Yamina. Deja los discursos más radicales para otros grupos todavía más extremistas.  

Pero Bennett, que defiende hoy el «consenso», ha multiplicado durante años los comentarios nacionalistas duros.

El conflicto con los palestinos no ha podido solucionarse sino que hay que soportarlo como un «disparo de obús en el trasero», es uno de los ejemplos.

No hay ocupación israelí en Cisjordania puesto que «nunca existió un Estado palestino», es otra de sus afirmaciones.

«Hay que matar a los terroristas, no liberarlos», refiriéndose a los presos palestinos, es una de sus afirmaciones más extremistas.

Este experto en ciberseguridad, instalado en la próspera ciudad de Raanana (centro de Israel), ha ocupado cinco carteras ministeriales desde 2013, la última, la de Defensa, hasta 2019.  

Tiene «una imagen hecha a medida para un público [israelí] que busca desesperadamente un sustituto legítimo para Netanyahu», señala Evan Gottesman, de Israel Policy Forum.

Comparte y opina:

Últimas Noticias