domingo 13 jun 2021 | Actualizado a 10:28

Más de medio siglo de historia de Eurocopa, un Mini-Mundial

Portugal, campeón vigente de la Eurocopa

Por AFP

/ 7 de junio de 2021 / 12:09

Esta 16ª edición, que por la pandemia se disputará a poco más de un año de la próxima Copa del Mundo (Catar-2022), será la segunda edición que cuente con 24 equipos

Para celebrar los 60 años de la Eurocopa, el entonces presidente de la UEFA Michel Platini se sacó de la manga un torneo con partido en todo el continente y que tras aplazarse un año por la pandemia, se disputará del 11 de junio al 11 de julio.

A lo largo de los años, el torneo europeo de selecciones se ha convertido en un ‘Mini-Mundial’ en el que han brillado desde Lev Yashin a Zinedine Zidane, pasando por Marco Van Basten, Gerd Muller y Xavi Hernández.

Esta 16ª edición, que por la pandemia se disputará a poco más de un año de la próxima Copa del Mundo (Catar-2022), será la segunda edición que cuente con 24 equipos participantes.

Con tres títulos, Alemania (1972, 1980 y 1996) y España (1964, 2008, 2012) son los equipos más laureados, seguidos de Francia (1984 y 2000) con dos, mientras que URSS, Italia, Checoslovaquia, Holanda, Dinamarca, Grecia y Portugal se han repartido los otros siete trofeos.

Concebida a fines de los años cincuenta por la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA) bajo el impulso del francés Henri Delaunay, secretario general de la Federación Francesa (FFF), la Eurocopa tuvo su primera edición en 1960 en Francia.

Dieciséis equipos nacionales participaron en las clasificaciones y sólo cuatro se reunieron en París para disputar la primera fase final de la Eurocopa en 1960: Francia, Yugoslavia, la URSS y Checoslovaquia.

Los soviéticos conquistaron la primera edición, tras superar en el partido decisivo a Yugoslavia por 2-1, luego de una prolongación. En el elenco vencedor, un hombre vestido completamente de negro escribió las primeras líneas de su leyenda: el arquero Lev ‘La Araña Negra’ Yashin.

En 1964, la fase final tuvo lugar en España. El equipo local, ante la atenta mirada del dictador Francisco Franco, derrotó por 2-1 a la Unión Soviética, en una final con una importante carga política jugada en Madrid.

España, que en la primera edición se negó a jugar contra la Unión Soviética y quedó eliminada, decidió esta vez enfrentarse al país más representativo del comunismo, y venció con un tanto de cabeza en los últimos minutos de Marcelino.

Aquel equipo, liderado por los geniales gallegos Luis Suárez y Amancio Amaro, ambos de la cantera del Deportivo La Coruña, dio a España el primer título internacional de su historial, y durante décadas el único, hasta la ya legendaria generación que ganó consecutivamente dos Eurocopas (2008 y 2012) y un Mundial (2010).

En 1968 el torneo tuvo una definición muy particular. Los italianos jugando en casa se impusieron en semifinales a la URSS mediante un sorteo, debido a que el encuentro terminó en empate y no existían las tandas de penales.

La final entre Italia y Yugoslavia pasó a la historia porque se tuvo que volver a disputar tras un primer partido que finalizó con empate (1-1). Pero los italianos, que metieron cinco cambios por ninguno los yugoslavos, sacaron ventaja y los derrotaron por 2-0.

En 1972, los cuatro semifinalistas se juntaron en Bélgica. En la final, los alemanes liderados por un Gerd Müller imparable, que anotó un doblete, se impusieron frente a la de nuevo desafortunada URSS (3-0).

El penalti a lo Panenka

Cuatro años más tarde, en Yugoslavia, la final entre la República Federal Alemana y Checoslovaquia se definió por penales tras finalizar el duelo en empate (2-2). El germano Uli Hoeness marró su disparo y el checo Antonin Panenka marcó el suyo picando la pelota, y su equipo desató el festejo final.

Pero de 1960 a 1976 la competición estuvo opacada por la falta de notoriedad. La fase final reunía únicamente a cuatro equipos y los duelos tomaban apenas una semana.

Entonces, el italiano Artemio Franchi, presidente de la UEFA, decidió agrandar la etapa final llevando a ocho equipos a disputar el trofeo, a partir de 1980.

En ese nuevo formato, la RFA ganó el título disputado en Italia en 1980 tras derrotar en final disputada en Roma a Bélgica por 2-1, gracias a un doblete de Horst Hrubesch, con lo que este país inscribió por segunda vez su nombre en las registros de ganador de la Eurocopa.

Pero el verdadero ‘impulso’ de la competición tuvo lugar en Francia, justamente el país que la vio nacer, en 1984.

La figura del mediocampista francés Michel Platini le dio brillo y con su destreza condujo al equipo galo a ganar la final contra España (2-0), tras anotar de tiro libre el primer gol ante la complicidad del arquero español Luis Arconada, quien dejó escurrir la pelota por debajo de su cuerpo.

Platini, además de mejor jugador del torneo, fue el máximo goleador con nueve anotaciones en cinco partidos, incluidos dos tripletes ante Bélgica y Yugoslavia.

La edición de 1988, en Alemania, estuvo marcada por el dominio de Holanda, que desparramó un fútbol total con la calidad de estrellas como Ruud Gullit, Frank Rijkaard y Marco Van Basten.

En la final, un primer tanto de Gullit frenó las ilusiones de la URSS, que se derrumbó tras la obra maestra del artillero Van Basten: una volea que se clavó en el segundo ángulo del arquero para sellar el 2-0 para la ‘Naranja Mecánica’. Era la tercera final perdida para la desgraciada Unión Soviética.

En Suecia-1992, después de la caída del Muro de Berlín que cambió el mapa político de Europa, Alemania se presentó reunificada y la URSS, desintegrada, pasó a ser la CEI. Pero no fue la única: Yugoslavia se desarmó, el régimen de Belgrado fue sancionado por la UEFA, que aplicó las disposiciones de la ONU.

La UEFA prohibió a los yugoslavos participar en la fase final. Algo que supo aprovechar al cien por cien Dinamarca, que llegó a Estocolmo como «convidado de piedra», debido a su segundo puesto en el grupo clasificatorio que había ganado Yugoslavia.

Pero Dinamarca dio la gran sorpresa y fue campeón tras vencer en la final por 2-0 a Alemania, luego de una actuación estupenda del guardameta Peter Schmeichel. Además, los daneses superaron la ausencia de su estrella Michael Laudrup, que no disputó el campeonato por desavenencias con su entrenador.

Cuatro años después, en Inglaterra, Alemania se tomó la revancha al llegar a ganar una competición que se amplió hasta los 16 equipos en la fase final, luego de que la UEFA decidió duplicar el número de participantes.

La regla del gol de oro  

En la final frente a República Checa, una linda sorpresa que desparramó magia y buen fútbol, los germanos festejaron el título ganando por 2-1, luego de convertir el gol de oro, regla que se aplicó en la prolongación. El héroe de aquella jornada fue el centrodelantero Oliver Bierhoff, quien de cabeza le ofreció a su nación el tercer título continental.

En 2000, en Holanda y Bélgica, se llevó el título Francia, campeón mundial en 1998, al ganar en la final a la ‘squadra azzurra’ por 2-1.

Italia ganaba 1-0, pero en los últimos segundos del partido apareció Sylvain Wiltord para igualar y estirar el suspenso, que tuvo su genial desenlace con el tanto de oro del franco-argentino David Trezeguet en la prolongación. Segundo título de Eurocopa que viajó a París.

En 2004 en Portugal, se dio la gran sorpresa del triunfo de la modesta Grecia, que se impuso en la final a la selección local por 1-0, con un gol de Angelos Charisteas.

Dirigidos por el técnico germano Otto Rehhagel, los helenos basaron su triunfo en una defensa insuperable y un contragolpe feroz, eliminando en cuartos de final a Francia, en semifinales a la República Checa, que se había erigido en favorita, y a Portugal en el último partido, todos por 1-0.

La edición de 2008, en Suiza y Austria, significó el despertar de España. La Roja, criticada porque era incapaz de sumar un gran título a su palmarés después del logrado en 1964, sorprendió con un fútbol exquisito, lleno de técnica.

La filosofía del ‘tiqui-taca’, implantada por Luis Aragonés, basada en el toque y la posesión del balón, suplantó a la defensiva, que había colocado Italia en lo más alto tras su título mundial en Alemania-2006.

Tras pasearse en la fase de grupos, dirigida por un magistral Xavi Hernández, ante Rusia, Suecia y Grecia, a España le llegó su partido clave en cuartos ante sus antagonistas, los italianos, que consiguieron que el 0-0 se mantuviera en los 120 minutos de partido. Pero en los penales, decidió el portero español Iker Casillas, mientras que Cesc Fábregas logró el lanzamiento decisivo.

Después, España ganaría a Rusia en semifinales (3-0) y a Alemania en la final (1-0), con gol de Fernando Torres, tras un pase de oro de Xavi.

España volvería a ganar en la edición de 2012, que se disputó en Polonia y Ucrania.

Vicente del Bosque optó por una táctica revolucionaria, poniendo al centrocampista Cesc Fábregas como falso delantero, como nueve y medio, y le salió bien la prueba.

Doblete inédito de La Roja  

Tras una primera fase no muy buena en Polonia, en que comenzó empatando con Italia (1-1), goleó a Irlanda (4-0), pero lo pasó mal ante Croacia, la que acabó derrotando con un tanto al final (1-0).

En cuartos de final, ya en Ucrania, no encontró problema para vencer a Francia (2-0), mientras que en semifinales derrotó en los penales al Portugal de Cristiano Ronaldo (0-0), y en la final aplastó a Italia (4-0).

España fue la primera selección capaz de ganar dos títulos europeos consecutivos y tres eventos importantes, ya que también sumó el Mundial.   Francia (único país que ha organizado el torneo continental en tres ocasiones) volvió a ser la sede de la edición de 2016, que por primera vez contó con 24 equipos. Pese al favoritismo de Alemania (campeona del mundo) o de los anfitriones, el título fue para Portugal.

Gran nación del fútbol, dos veces semifinalista en un Mundial (1966 y 2006), finalista en una Eurocopa (2004) y tres veces semifinalista (1984, 2000 y 2012) y suministradora de estrellas al firmamento futbolístico (Eusebio, Futre, Figo, Cristiano Ronaldo), la Seleçao se vio al fin recompensada.

Pero el recorrido en el torneo no fue fácil. Se clasificó para los cruces como una de las mejores terceras, después de firmar tres empates ante Hungría, Islandia y Austria.

Portugal pasó en la prórroga ante Croacia en octavos (1-0), en los penales en cuartos frente a Polonia y se metió en la final con su triunfo más cómodo, 2-0 a Gales.

En la final, Portugal no era favorita ante Francia y menos aun cuando su gran estrella Cristiano Ronaldo tuvo que retirarse a los 25 minutos lesionado.

Sin goles en los 90 minutos reglamentados y cuando nada parecía impedir un desenlace en los penales, apareció un jugador desconocido, Éder, para convertirse en el héroe de su país al anotar el único gol de la final (minuto 109).

(07/06/2021)

El G7 se compromete a combatir la pandemia, el cambio climático y los desafíos de China y Rusia

Se comprometen a proteger en 2030 el 30% de la tierra y los océanos, buscando detener la pérdida de biodiversidad, y a reducir sus emisiones de carbono a la mitad respecto a 2010

Joe Biden (izq.) y Emmanuel Macron en una sesión plenaria durante la cumbre del G7 en Carbis Bay (Reino Unido)

Por AFP

/ 13 de junio de 2021 / 10:20

Los líderes del G7 se comprometieron este domingo a ayudar al mundo a atajar la pandemia de coronavirus, frenar el cambio climático y enfrentar los desafíos planteados por China y Rusia, en la clausura de una cumbre que buscó mostrar su renovada unidad.

Al término de tres días de intensa agenda en su primer encuentro en persona en casi dos años, en una idílica playa del suroeste de Inglaterra, los jefes de Estado y de gobierno de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido, publicaron una ambiciosa declaración de intenciones.

Se comprometen a proteger en 2030 el 30% de la tierra y los océanos, buscando detener la pérdida de biodiversidad, y a reducir sus emisiones de carbono a la mitad respecto a 2010. Esto incluye la obligación de dejar de financiar centrales térmicas de carbón en el extranjero a finales de este año.  

El anfitrión británico Boris Johnson, que planteó el combate al cambio climático como una prioridad de la cumbre antes la celebración en noviembre la conferencia cumbre de la ONU sobre el clima en Glasgow, aseguró que el G7 quiere «impulsar una revolución industrial verde a nivel mundial para transformar nuestra forma de vida».  

«Hay una relación directa entre la reducción de emisiones, la restauración de la naturaleza, la creación de puestos de trabajo y la garantía de un crecimiento económico a largo plazo», añadió.   Sin embargo, los ecologistas criticaron unas promesas que consideraron insuficientes.

«Sin un acuerdo para poner fin a todos los nuevos proyectos de combustibles fósiles -algo que debe hacerse este año si queremos limitar el peligroso aumento de la temperatura global- este plan se queda muy corto», denunció el director de Greenpeace en el Reino Unido, John Sauven.

Vacunas, recuperación y derechos humanos

La cumbre abordó también la respuesta a la pandemia con una declaración para ayudar a prevenir futuras crisis sanitarias y la promesa de donar mil millones de vacunas del COVID-19 a países desfavorecidos, empezando este agosto y terminado en 2022.  

Pero no faltó quien les recordara que se necesitan once veces más para inocular al mundo contra un virus que ha matado a 3,7 millones de personas.  

«Creo que esta cumbre pasará a la historia como una oportunidad perdida cuando necesitábamos 11.000 millones de vacunas, y sólo nos han ofrecido un plan para mil millones», fustigó el ex primer ministro laborista británico Gordon Brown.

Por su parte, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, hizo hincapié en la necesidad de ayudar a los países en desarrollo a remontar la crisis económica provocada por el coronavirus, advirtiendo sobre el riesgo de que haya «recuperaciones peligrosamente divergentes».

En este sentido, el G7 anunció un plan impulsado por Estados Unidos para ayudar a los «países de renta baja y media», desde Latinoamérica hasta el Pacífico, a recuperarse de la pandemia, con el desarrollo de infraestructuras centradas en el clima, la salud, el mundo digital y la lucha contra la desigualdad.

Bautizado «Reconstruir el mundo mejor» y estimado en cientos de miles de millones de dólares, tiene como claro objetivo contrarrestar un proyecto chino denominado «nuevas rutas de la seda», consistente en grandes obras en el extranjero.

G7 pidió también un estudio más profundo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre los «orígenes del covid-19», con la participación de China, a quien urgió por otro lado a «respetar los derechos humanos» en la región de Xinjiang, hogar de la minoría musulmana uigur, y en Hong Kong, donde Pekín ha reprimido a los defensores de la democracia.

Llamó asimismo a Rusia a poner fin a sus «actividades desestabilizadoras», incluyendo la injerencia en los sistemas democráticos de otros países y los ciberataques con programas de robo de datos atribuidos a grupos de ese país.

E instó a Moscú a cumplir sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, investigado «urgentemente» el uso de armas químicas en su territorio y poniendo fin a «su represión sistemática de la sociedad civil y los medios de comunicación independientes».

Comparte y opina:

El Parlamento de Israel se dispone a votar el gobierno anti Netanyahu

La Knéset se reúne en sesión especial para permitir que el centrista y líder opositor Yair Lapid y el jefe de la derecha radical Naftali Bennett presenten su equipo, que se someterá por la noche a un voto.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Por AFP

/ 13 de junio de 2021 / 02:48

Israel abre este domingo una nueva página con un voto en el Parlamento para ratificar una «coalición de cambio» formada por rivales ideológicos unidos para echar del poder a Benjamin Netanyahu, el primer ministro que más tiempo ha ocupado el cargo en la historia del país.

La Knéset se reúne en sesión especial para permitir que el centrista y líder opositor Yair Lapid y el jefe de la derecha radical Naftali Bennett presenten su equipo, que se someterá por la noche a un voto.

Esta coalición heterogénea (dos partidos de izquierda, dos de centro, tres de derecha y una formación árabe) ha logrado la mayoría necesaria de 61 diputados de los 120 del Parlamento.

A no ser que haya un cambio de último minuto, conseguirá el visto bueno de los diputados, que de esta forma expulsarán del poder a Netanyahu, a la cabeza del gobierno desde hace 12 años de forma ininterrumpida.

Netanyahu, de 71 años, está siendo juzgado desde hace un año por presunta corrupción. Las protestas para pedir su dimisión se venían sucediendo, la última de ellas el sábado por la noche.

Frente a su residencia oficial en Jerusalén, los manifestantes no esperaron al voto en el Parlamento para celebrar la «caída» del «rey Bibi», el apodo de Netanyahu, que fue jefe de gobierno de 1996 a 1999 y sin interrupción desde 2009.

«Lo único que quería Netanyahu era dividirnos, una parte de la sociedad contra la otra, pero mañana estaremos unidos, derecha, izquierda, judíos, árabes», declaró Ofir Robinsky, un manifestante.

«Está bien, se acabó, se va», comentó por su parte Gali Israel Tal, una manifestante de 62 años.

«Transición pacífica”

La nueva coalición estará dirigida por Naftali Bennett, jefe del partido de derecha Yamina, durante los dos primeros años, y después por Yair Lapid durante un período equivalente.

Después de la votación prevista en la Knéset el lunes se hará un traspaso de poder formal en la oficina del primer ministro.

En los últimos días se ha llevado a cabo una intensa campaña para disuadir a los diputados de Yamina de votar por el nuevo gobierno.

En cualquier caso el partido Likud de Netanyahu se ha comprometido a un «traspaso de poder pacífico» después de más de dos años de crisis política con cuatro elecciones, cuyo resultado no permitió formar gobierno o bien desembocó en uno de unión nacional que duró apenas unos meses.

Después de las últimas legislativas de marzo, la oposición se unió contra Netanyahu y sorprendió al conseguir el apoyo del partido árabe israelí Raam del islamista moderado Mansur Abas.

«El gobierno trabajará para toda la población, religiosos, laicos, ultraortodoxos, árabes, sin excepción», prometió Naftali Bennett, otrora cercano a Netanyahu.

«La población merece un gobierno responsable, eficaz, que anteponga el bien del país en sus prioridades», agregó Yair Lapid, quien está previsto que se convierta en ministro de Relaciones Exteriores de Bennett.

La coalición se ha comprometido a llevar a cabo una investigación sobre la estampida del monte Merón (45 ortodoxos muertos), a reducir la «delincuencia» en las ciudades árabes y a defender los derechos de las personas LGTB.

Pero también se propone reforzar la presencia israelí en la zona C de Cisjordania, es decir, aquella sobre la que Israel tiene pleno control militar y civil y que representa alrededor del 60% de este territorio palestino ocupado desde 1967.

Desafíos

No le faltarán desafíos al nuevo gobierno, como una marcha, prevista el martes, de la extrema derecha israelí en Jerusalén Este, un sector palestino ocupado por Israel.

El movimiento islamista Hamas, en el poder en Gaza, un enclave palestino bajo bloqueo israelí, amenazó con tomar represalias si esta marcha tiene lugar cerca de la Explanada de las Mezquitas, en un contexto de extrema tensión por la colonización israelí en Jerusalén.

El 10 de mayo, Hamas lanzó una salva de cohetes contra Israel en «solidaridad» con los palestinos heridos en enfrentamientos con la policía israelí en Jerusalén, lo cual desembocó en una guerra de 11 días con el ejército israelí.

Terminó gracias a un alto el fuego fomentado por Egipto, pero las negociaciones para alcanzar una tregua sostenible fracasaron. Resolverlo será otro de los retos del Ejecutivo.

El primer ministro saliente se expone por su parte, según la prensa local, a rechazo dentro del Likud, debido a que algunos de sus diputados también quieren pasar página a la era de Netanyahu en el partido.

Comparte y opina:

Podemos elige nueva jefa y adopta liderazgo bicéfalo

Frente a dos rivales inaudibles, Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales, espera refrendar su candidatura, presentada con la promesa de "fortalecer Podemos" tras el declive electoral de los últimos años.

La ministra Ione Belarra junto al exjefe de Podemos, Pablo Iglesias. Foto: AFP

Por AFP

/ 13 de junio de 2021 / 02:43

Nueva jefa y liderazgo bífido: Podemos estrena etapa este domingo con el esperado nombramiento de la ministra española Ione Belarra como sucesora de Pablo Iglesias, del que hereda su círculo de confianza y a una compañera de viaje con la que compartirá poder.

Tras la votación desarrollada esta semana entre la militancia, el partido de izquierda que cogobierna España con los socialistas anunciará el nombre de su nuevo secretario general en la tarde.

Frente a dos rivales inaudibles, Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales, espera refrendar su candidatura, presentada con la promesa de «fortalecer Podemos» tras el declive electoral de los últimos años.

El anuncio se hará en la asamblea presencial que el partido celebra este fin de semana en Alcorcón, cerca de Madrid. Iglesias no asiste, para mostrar simbólicamente que no quiere ejercer tutelas.

En la cita se pondrá también en órbita la futura candidatura como cabeza de lista electoral de Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y vicepresidenta del gobierno.

Una novedosa bicefalia que «no está en la cultura organizativa de Podemos», acostumbrado al hiperliderazgo de Iglesias, y en cuyo futuro influirá «el factor personal de los que rodeen tanto a Yolanda Díaz como a Ione Belarra», vaticina Paloma Román, profesora de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid.

Una bicefalia novedosa e incierta

Belarra, nacida en Pamplona hace 33 años, trabajó como educadora en Cruz Roja y en la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), y milita en Podemos desde sus inicios.

Ha gozado siempre de la máxima confianza de Iglesias, el único líder que ha conocido el partido desde su fundación en 2014 bajo la inspiración del movimiento antiausteridad de los Indignados.

Belarra fue secretaria de Estado el tiempo que Iglesias ejerció de vicepresidente del gobierno de coalición, de enero de 2020 a marzo de 2021. Y heredó la cartera de su jefe cuando éste decidió salir del ejecutivo y presentarse a las elecciones regionales madrileñas del pasado 4 de mayo.

Un fiasco para la formación, que cosechó el peor resultado en el campo de la izquierda y llevó a Iglesias a abandonar la política.

Ahora, Belarra va en su candidatura con todo el núcleo duro del ‘pablismo’, empezando por la ministra de Igualdad Irene Montero, pareja de Iglesias y madre de sus tres hijos. Ambas se conocieron en la Universidad Autónoma de Madrid, donde compartieron asiento como estudiantes de Psicología y también activismo político.

Según el nuevo modelo bicéfalo, compartirá liderazgo con Yolanda Díaz (50 años), ex abogada, militante comunista e hija de un destacado líder sindical gallego.

Las dos comparten feminismo pugnaz y discurso contra la precariedad laboral, el mal endémico de la economía española. Pero en sus maneras han mostrado divergencias.

Y es que si Belarra se significó tachando por ejemplo a la titular de Defensa, Margarita Robles, de ser «la ministra favorita» de la derecha, Díaz mostró una cara conciliadora, negociando con patronal y sindicatos medidas como los planes de desempleo temporal, que en la pandemia evitaron precipitar al paro a cientos de miles de trabajadores.

«No sé si Ione Belarra va a poder embridar a Yolanda Díaz», que tiene «su propia imagen, sus ideas», apunta el politólogo José Ignacio Torreblanca.

«Van a una bicefalia bastante complicada», en la que Belarra querrá «tener un partido muy fuerte y muy controlado, y no dejarle margen a Yolanda Díaz para hacer las cosas a su manera», añade Torreblanca.

Según él, «la pugna» estará en quién hará el futuro programa de los comicios legislativos, previstos a más tardar en enero de 2024, y las listas electorales.

Yolanda Díaz, la ministra más poderosa de Podemos en el gobierno de coalición con el PSOE de Pedro Sánchez, cree que ahora «se reinicia la legislatura», después de más de un año de gestión de la pandemia.

En un discurso reciente a los diputados de Podemos, Díaz abogó por «generar sosiego y tranquilidad» frente a la «ansiedad» de «la política de Twitter», donde el partido se ha mostrado tradicionalmente muy beligerante.

Y pidió volver la mirada a los orígenes antiausteridad de la formación, para gobernar una sociedad «que está sufriendo mucho y está resentida».

Comparte y opina:

Fujimori insiste en denunciar ‘fraude’ en Perú, Castillo pide ‘serenidad’

Los analistas creen que, ante lo que parece ser una inminente victoria de Castillo, Fujimori intenta sembrar dudas sobre la legitimidad del proceso electoral para no aparecer como derrotada y no ver disminuido su liderazgo político.

Por AFP

/ 13 de junio de 2021 / 02:37

La candidata derechista Keiko Fujimori insistió este sábado en que hubo «fraude» en la elección presidencial del domingo en Perú, a pesar de que la OEA afirmó que fue limpia, mientras el izquierdista Pedro Castillo, que está al frente del escrutinio, pidió «serenidad» a sus partidarios.

«Hay fraude en la mesa, manipulación en mesa», así como «hechos muy graves en esta última etapa» del conteo de voto, afirmó sin aportar pruebas contundentes Fujimori durante una reunión con la prensa extranjera, mientras sus opciones de ganar el balotaje parecen cada vez más reducidas.

«Voy a reconocer los resultados, pero hay que esperar el final», prometió la candidata, insistiendo en que hubo irregularidades que habrían favorecido a su rival, un maestro de escuela rural de Cajamarca.

Los analistas creen que, ante lo que parece ser una inminente victoria de Castillo, Fujimori intenta sembrar dudas sobre la legitimidad del proceso electoral para no aparecer como derrotada y no ver disminuido su liderazgo político.

«Busca aferrarse al discurso del fraude porque si no se derrumba todo lo que ha hecho. Es la manera de librarse del fracaso, de la caída», dijo a la AFP el analista Hugo Otero, exasesor del difunto expresidente Alan García.

Por la tarde, partidarios de Fujimori y Castillo se manifestaron frente a la sede del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) en Lima, y decenas de policías, provistos de escudos plásticos, formaron un cordón para evitar que ambos grupos se enfrentaran, observó un periodista de la AFP.

Luego los partidarios de Fujimori se congregaron en la plaza Grau, próxima al Palacio de Justicia, en un mitin al que asistió la candidata.

Manifestaciones similares de ambos bandos había en otras ciudades del interior del país, según medios locales.

Castillo pidió este sábado «paciencia» y «tranquilidad» a sus partidarios, convencido de que está cerca de ser proclamado ganador. «Hoy es el momento que el Perú necesita serenidad y necesita frialdad, no caer en la provocación, ya que estamos en un momento crítico», dijo el maestro de 51 años.

«La izquierda internacional»

«Aquí no hay [todavía] ganadores ni perdedores», expresó Fujimori, quien aseguró que la «izquierda internacional está interviniendo» en los comicios en Perú, en alusión a los saludos a Castillo por su «victoria» de líderes latinoamericanos, entre ellos el mandatario argentino, Alberto Fernández, y el expresidente brasileño Luis Inácio Lula da Silva.

Ante los saludos del exterior, el gobierno peruano «se ha visto en la obligación» de entregar notas de protesta a los embajadores de esos países, dijo la cancillería.

«Sin graves irregularidades»

«Si somos ganadores, espero que ellos [los de Castillo] se acerquen», agregó la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000). «Vamos a tender puentes una vez que acabe el resultado», añadió la candidata de 46 años, que enfrenta su tercer balataje.

La Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) dijo el viernes que el balotaje en Perú fue un «proceso electoral positivo» y que no detectó «graves irregularidades».

El informe de los enviados de la OEA, encabezados por el excanciller paraguayo Rubén Ramírez, respaldó la labor de los órganos electorales peruanos cuestionados por Fujimori.

Castillo tiene una ventaja de unos 51.000 votos, con el 99,89% de las mesas escrutadas, pero el JNE, órgano que revisa el proceso y proclama al vencedor, todavía debe resolver los pedidos de impugnar miles de sufragios, sobre todo por parte de Fujimori.  

El plazo para impugnar venció el miércoles y Fujimori alcanzó a presentar solo una parte de las papeletas que pretendía que fueran anuladas, según medios locales.

«No será funcionario»

Fujimori, que ha prometido indultar a su padre, quien cumple una condena de 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad, se aferró a sus esperanzas de remontar y aclaró que su progenitor no integraría su eventual gobierno.

«Mi padre no será funcionario si ganamos», dijo.

Keiko también fustigó al presidente saliente, el centrista Francisco Sagasti, quien el jueves llamó a varias personas ligadas a ambos bandos para tratar de calmar los ánimos, entre ellas al premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa.

«Se ha demostrado que el presidente Sagasti ha estado haciendo interferencia», expresó la candidata.

El laureado escritor de 85 años ha apoyado a Fujimori activamente desde España, donde reside, a pesar de que en el pasado fue un furibundo antifujimorista.

Los cambios de modelo económico que promueve Castillo, que despertaron temores entre el empresariado e inversionistas, no tienen «nada que ver con la propuesta de Venezuela», aseguró el viernes en entrevista con la AFP su principal asesor, Pedro Francke.

El jueves, un fiscal anticorrupción pidió prisión preventiva para Fujimori por supuestamente infringir las reglas de su libertad condicional por el caso de la constructora brasileña Odebrecht, por el que estuvo presa 16 meses. La solicitud será resuelta por un tribunal el 21 de junio.

Comparte y opina:

Venezuela convoca de emergencia a 15 futbolistas tras casos de COVID-19

En el listado de nuevos convocados destacan tres atacantes de clubes del extranjero: Daniel Pérez (Brujas, Bélgica), Jan Hurtado (Red Bull Bragantino, Brasil) y Eric Ramírez (DAC, Eslovenia

José Peseiro, seleccionador de Venezuela, junto a sus dirigidos

Por AFP

/ 12 de junio de 2021 / 19:03

La selección de fútbol de Venezuela convocó este sábado a 15 jugadores de emergencia para la Copa América-2021 después de reconocer casos positivos por COVID-19 en la delegación que viajó a Brasil.

La Conmebol reportó 13 casos en la delegación vinotinto, pero la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) reconoció 11 en un comunicado, «ocho de ellos futbolistas y tres miembros del cuerpo técnico, quienes fueron aislados inmediatamente».

El documento hecho público por la FVF no reveló los nombres de los contagiados.

Venezuela enfrentará el domingo al anfitrión Brasil en la jornada inaugural del torneo continental.

Cuando el grupo original de convocados viajó a Brasilia, el jueves, el capitán del equipo, el mediocampista Tomás Rincón, se quedó en «aislamiento» en Caracas por síntomas de un «cuadro viral». Dos jugadores, los zagueros Wilker Ángel y Rolf Feltscher, habían sido excluidos por COVID-19 de la lista del seleccionador vinotinto, el portugués Jose Peseiro.

En el listado de nuevos convocados destacan tres atacantes de clubes del extranjero: Daniel Pérez (Brujas, Bélgica), Jan Hurtado (Red Bull Bragantino, Brasil) y Eric Ramírez (DAC, Eslovenia).

Nómina de nuevos convocados

El resto de los citados pertenecen a clubes del campeonato local.

Viajaron a Brasil este sábado en la tarde. «Ya están listos para unirse hoy mismo a la concentración», apuntó la FVF.

Porteros: Yhonatann Yustiz (Aragua), Giancarlo Schiavone (Metropolitanos) y Luis Romero (Portuguesa).

Defensas: Eduardo Ferreira, Diego Osío (Caracas FC), Francisco La Mantía (Deportivo La Guaira).

Mediocampistas: Leonardo Flores (Caracas FC), Christian Rivas (Estudiantes de Mérida), Christian Larotonda, Abraham Bahachille y Robinson Flores (Metropolitanos) y Richard Figueroa (Zamora FC).

Delanteros: Daniel Perez (Brujas, Bélgica), Eric Ramírez (DAC, Eslovenia) y Jan Hurtado (Red Bull Bragantino, Brasil).

Comparte y opina:

Últimas Noticias