sábado 27 nov 2021 | Actualizado a 01:40

Gavi, un estreno de nota alta para un juvenil de récord

/ 6 de octubre de 2021 / 19:28

El jugador del Barça, que ha roto récords de precocidad al ser llamado con la Roja, sin pasar por la sub-21, saltó como titular al césped de San Siro (Milán) con 17 años y 62 días.

Con el 9 en la espalda y un fútbol desacomplejado y de alto nivel, el centrocampista de 17 años Pablo Páez Gavira ‘Gavi’ se convirtió en el jugador más joven en debutar con la selección española, en el triunfo 2-1 ante Italia, este miércoles en semifinales de la Liga de Naciones.

El jugador del Barça, que ha roto récords de precocidad al ser llamado con la Roja, sin pasar por la sub-21, saltó como titular al césped de San Siro (Milán) con 17 años y 62 días.

«Juega como en el patio de su casa, es totalmente anormal que haya un jugador con esa personalidad y ese fútbol a los 17 años», le dedicó el seleccionador español Luis Enrique.

«Es un muy buen jugador a pesar de su edad, tiene mucha calidad y me parece que España, generación tras generación, tiene mucho talento», añadió el italiano Mancini.

Récord de 85 años

El joven centrocampista supera el récord de Ángel Zubieta Redondo, que vistió la elástica roja por primera vez con 17 años y 284 días en 1936 en un partido amistoso contra Checoslovaquia (1-0 para los checoslovacos).

El tercer jugador más joven en debutar con España fue Ansu Fati, compañero de Gavi en el Barcelona, que jugó por primera vez con España con 17 años y 308 días en septiembre de 2020 en un partido de la Liga de Naciones contra Alemania en Stuttgart (1-1).

El debut de Gavi con la Roja supone un paso de gigante para el joven centrocampista azulgrana, que apenas ha disputado 363 minutos con el primer equipo del Barça.

«Es un interior puro, muy al estilo Barça, muy interesante con balón, o sin, aporta cosas suficientemente interesantes para traerlo. Quiero verlo en el contexto de la selección y ver su respuesta a lo que pedimos», decía la pasada semana Luis Enrique.

Pero rápidamente se disiparon las dudas. Gavi compartió centro del campo con el capitán Sergio Busquets y Koke, con el que intercambió bandas.

En un primer tiempo de pierna fuerte, con ambos equipos cobrándose facturas de los duelos de los últimos años, el chaval que hace poco más de un año era cadete optó por no tomar riesgos.

Valioso en las ayudas defensivas, escurridizo entre líneas y seguro con el balón en los pies, fue importante en la primera parte, cuando se construyó la victoria española con los goles de Ferran Torres (17 y 45+2).

En el minuto 13 apareció en el momento justo para cortar con falta un eslalon de Federico Chiesa, que había driblado a varios jugadores de la Roja en campo propio lanzando un contraataque.

La alternativa a Yéremy Pino

Con 2-0 a favor e Italia con un jugador menos debido a la expulsión de Leonardo Bonucci antes del descanso, Gavi tenía la ocasión de mostrar su calidad en la segunda parte.

El partido estaba de cara y la Roja se divertía. Gavi se soltaba con algún lujo, como un reverso y un pase al hueco que no alcanzó ningún compañero (49).

También se las vio en algún lance con Giorgio Chiellini, el rugoso monumento de la Azzurra de 37 años, que debutó como internacional en noviembre de 2004, apenas tres meses después de que naciera Gavi.

En la segunda parte la revolución juvenil de Luis Enrique continuó dando la alternativa a Yéremy Pino, de 18 años.

Partiendo desde la derecha dejó uno de los mejores regates de la noche, pero Mikel Oyarzabal no fue capaz de cuadrar su cabezazo (63).

En el 78, el jugador del Villarreal rompió la defensa italiana con un autopase y sirvió una pelota de oro a Marcos Alonso, pero remate del lateral del Chelsea lo sacó con una mano inmensa Donnarumma.

«Muy orgulloso por la acogida del equipo. Salí motivado y con confianza. Salimos convencidos. La revancha, en su campo, en su país…», dijo Yéremy.

«Queríamos ganar y estar en la final. Estos momentos son únicos, una motivación. Estamos preparados, vamos a por todas», añadió.
Finalmente tras el gol italiano Gavi dejó su puesto a su compañero en el Barcelona Sergi Roberto (84).

Entrevista

El Tigre se prueba el traje de campeón

Ricardo Bajo, es periodista.

/ 26 de noviembre de 2021 / 21:25

Introducción: el Tigre recibe a su verdadera “bestia celeste”, Aurora. El “equipo del pueblo” cochabambino se ha especializado en los últimos años en ahogar la fiesta del título. En el arco vemos a Guillermo Viscarra –falto de ritmo- de titular por cuarta vez en el torneo (por lesión del gran Daniel Vaca). Díaz sienta a Chura y coloca al “Pollo” Flores para atacar por la derecha y asistir a la dupla de ataque: Reinoso y Blackburn. El resto son los mismos que el clásico. Castro sigue jugando pegado a la banda izquierda donde se pierde. El equipo de Zeballos –con arquero de Ghana- viene de caer en casa y sin entrenar por un paro. La curva sur está a quince pesitos y la hinchada va a animar como hace rato no se (la) escuchaba.

Nudo: este Tigre tiene más garra que juego. Las sociedades siguen desaparecidas y la única carta de gol es tirar pelotazos para un estático“Toro”. Castro se mete al medio como enganche y deja su banda al lateral zurdo José Sagredo. El diez apenas mete pelotas filtradas. En la contención, Wayar se queda solo y el paraguayo Quiñónez, de mixto, ni defiende ni suma en la ofensiva. Solo una pelota envenenada –a lo “Conejo” Arce contra Uruguay- pone un 1-0 engañoso. Flores prueba a cambiar de banda pero el juvenil es pura voluntad y nada más. El talentoso Chura lo ve todo desde la banca.

Desenlace: Aurora sale a empatar el “match” y estrella hasta tres pelotas en el palo. Se escuchan pitos, se exigen huevos y baja el aliento emocionado desde las gradas cuando las papas arden. Es el entusiasta jugador número doce ante el extravío de los once stronguistas del verde. A pedido de la gente, entra Barbosa y cambia el partido con un gol de contragolpe/carambola. El tercer tanto –triángulo entre las tres variantes: Willie, Rudy y Ronaldo- regala la fiesta al pueblo gualdinegro. Las luces de los celulares iluminan los corazones de una curva sur contagiada de alegría.

Post-scriptum: el Tigre –puro sentimiento/sufrimiento- se prueba el traje de campeón. De momento lo que es real es la undécima clasificación consecutiva a la Copa Libertadores: algún día se valorará este logro inédito en la historia del “Derribador” (y de la liga). Se vienen tres fechas de infarto con dos salidas no aptas para la vida de los cardíacos (Tarija -el jueves- y Santa Cruz, última fecha contra Real). ¿Está por morir el maleficio de los subcampeonatos?

Comparte y opina:

The Strongest gana con susto, como para soñar con el título

El conjunto aurinegro abrochó clasificación a Copa Libertadores, su undécima presencia consecutiva en el certamen continental

Ronaldo Martínez (izq.) y Aldo Quiñónez celebran el tercer gol atigrado

Por Rodolfo Aliaga

/ 26 de noviembre de 2021 / 20:19

La victoria obtenida por The Strongest, con más de un susto, este viernes en La Paz (3-0) ante Aurora puede valer mucho para el paceño que se erige en el candidato principal a coronarse campeón del torneo, suma 59 puntos en la cima con tres partidos por jugar y una diferencia que si la sabe conservar puede darle la corona.

Con la victoria el equipo amarillo y negro aseguró su presencia en otra edición de la Copa Libertadores de América. Aurora se queda con 32 unidades, lejos de los puestos de clasificación a torneos de la CONMEBOL.

El elenco atigrado no jugó un gran partido, abusó de los pelotazos al área pero una vez más demostró ser práctico ante el arco rival, la visita reaccionó en la segunda parte y estuvo cerca de anotar antes del segundo gol del local.

La primera ocasión fue para The Strongest, Rolando Blackburn conectó de puntín un envió al área pero el golero David Akologo respondió con seguridad.

Tras ese aviso el Tigre llegó un par de veces con peligro, Jair Reinoso y Blackburn inquietaron al guardameta africano que volvió a demostrar su solvencia bajo los tres palos.

A los 23 minutos llegó el tanto que abrió la senda del triunfo aurinegro. Raúl Castro lanzó un centro al área que venció la resistencia del golero Akologo quien se distrajo por el movimiento de Reinoso.

Ronaldo Martínez decoró el marcador en el tercer minuto de adición casi en la línea de sentencia tras un pase de Rudy Cardozo.

En el complemento la visita se animó y desnudó las falencias defensivas del conjunto de Achumani, estrelló tres veces el balón en los parantes y dejando en silencio a la afición dueña de casa.

El Decano jugó incómodo el segundo tiempo, no encontró los espacios para desarrollar su fútbol, el celeste valluno manejó más la pelota y controló las acciones.

El ingreso del brasileño Willie Barbosa fue determinante, anotó la segunda conquista y fue el que encadenó los ataques más punzantes. El media punta mandó el esférico al fondo de las mallas en el minuto 28, cuando más sufría su plantel, después de dos atajadas de mérito de Akologo que no tuvo apoyo de sus zagueros.

Ahora le saca cinco puntos al segundo Always Ready que el sábado recibe en El Alto a Guabirá.

SÍNTESIS DEL ENCUENTRO

LOS DATOS

CENTENARIO. Rolando Blackburn disputó su partido 100 con The Strongest, la dirigencia le entregó una placa conmemorativa al jugador centroamericano

COPERO. The Strongest abrochó clasificación a la Copa Libertadores por undécima vez consecutiva, será su vigesimoctava participación.

EFICACIA. El cuadro atigrado sumó su decimoctava victoria en el certamen, la undécima en condición de dueño de casa.

CAÍDAS. Para El equipo del pueblo es la decimotercera derrota en lo que va del campeonato y la novena como visitante.

Comparte y opina:

Palmeiras-Flamengo, duelo de campeones por la conquista de la Libertadores

Ambos equipos desfilarán en el mítico estadio Centenario con dos objetivos comunes: alzar la que sería la tercera Libertadores para su equipo y dilucidar al dominador del fútbol brasileño del último lustro

Por AFP

/ 26 de noviembre de 2021 / 19:02

Los dos últimos campeones de la Copa Libertadores, Palmeiras y Flamengo, batallarán el sábado en Montevideo por el trofeo de clubes más preciado de Sudamérica, un título que coronará la hegemonía brasileña en el fútbol regional.

Los embajadores del balompié de Sao Paulo y Rio de Janeiro desfilarán en el mítico estadio Centenario con dos objetivos comunes: alzar la que sería la tercera Libertadores para su equipo y dilucidar al dominador del fútbol brasileño del último lustro.

La final será el choque entre una de las nóminas más poderosas de América, la del Flamengo de Renato Portaluppi, ante un equipo con individualidades destacadas pero cuya fuerza es el colectivo, el Palmeiras del portugués Abel Ferreira.

Regresa el mago

«No veo favoritos. Son dos grandes equipos, los últimos campeones de la Libertadores.Una final de Libertadores es para pocos. Tengo ese privilegio hoy», afirmó Portaluppi, único brasileño en ganar la Libertadores como jugador (1983) y como técnico (2017), ambas con Gremio.

En puja por alcanzar otro «tri» que parece distante, el del Brasileirao, tras las conquistas ligueras en 2019 y 2020, Portaluppi busca revalidar la Libertadores ganada por el ‘Mengão’ hace dos años.

El ‘Fla’, invicto en la competición (nueve triunfos, tres igualdades), aún conserva la base de aquella aplanadora conducida por el luso Jorge Jesus, aunque sus reveses en la semifinal de la Copa do Brasil y el campeonato local agrietaron la imagen de Renato.

Sin embargo, la sonrisa asoma en la cara del técnico, el de más victorias en la Libertadores (50). El volante uruguayo Giorgian de Arrascaeta, cerebro del equipo, venció una lesión muscular y acompañaría a ‘Gabigol’, goleador copero (10 tantos), en el ataque.

Con el charrúa sanado, aunque sin pleno ritmo, los cariocas tienen todas sus armas para pelear por su tercera Libertadores, tras las obtenidas en 1981 y 2019, entre ellas el arquero Diego Alves, los defensas Mauricio Isla, David Luiz y Filipe Luís, el volante Everton Ribeiro y el atacante Bruno Henrique.

Entre rojinegros y esmeraldas han dominado el fútbol sudamericano en los últimos cinco años, ganando diez de los 27 principales torneos regionales y de Brasil. La tendencia es acorde con la autoridad de los clubes del balompié brasileño, que este año puso a los cuatro finalistas de la Libertadores y la Sudamericana.

Presente opaco

Pero los paulistas, sostenidos en el arco por Weverton, en la defensa por el paraguayo Gustavo Gómez, en el medio campo por el recuperado Felipe Melo y en el ataque por Rony y Raphael Veiga, llevan semanas en una curva descendente que los privó de títulos en las competiciones locales de 2021.

Palmeiras ajusta cuatro partidos seguidos sin ganar -tres derrotas, un empate- y las críticas contra su filosofía de juego, para muchos conservadora, convierten la final en un salvavidas para Ferreira, quien en Montevideo apenas tendrá la baja del suspendido zaguero Marcos Rocha.

Aunque presionado, el portugués apela a sus resultados para ganar la tercera corona esmeralda (1999, 2020). En el año que lleva en Sao Paulo, clasificó al ‘Verdão’ a seis finales, de las cuales hasta ahora ganó dos, la Libertadores pasada ante Santos y la Copa do Brasil-2020 contra Gremio.

«El mayor adversario mañana está dentro de cada uno de nosotros», afirmó Ferreira, antes de agregar que el mayor pedido a sus futbolistas es que sean «fieles a su juego» y que lo hagan «de forma colectiva».

De derrotar al Flamengo, que los venció en la Supercopa de Brasil en abril, sería el primer técnico europeo bicampeón de Libertadores y su once el primero en alzar dos veces consecutivas esta competición desde que Boca Juniors lo hiciera en 2000 y 2001.

«Sé que muchos dan a Flamengo como favorito, pero creo que va a ser un juego muy difícil», dijo Veiga a la AFP.

En el Centenario, donde se esperan 60.000 personas, está en juego más que una estrella. Posibles alineaciones:

Palmeiras: Weverton – Gustavo Gómez, Felipe Melo, Luan – Mayke, Danilo, Zé Rafael, Joaquín Piquerez – Raphael Veiga, Dudu – Rony. DT: Abel Ferreira.

Flamengo: Diego Alves – Mauricio Isla, David Luiz, Rodrigo Caio, Filipe Luís – Willian Arao, Andreas Pereira – Everton Ribeiro, Giorgian De Arrascaeta, Bruno Henrique – Gabriel Barbosa. DT: Renato Portaluppi.

Árbitros: El argentino Néstor Pitana acompañado de sus compatriotas Juan Belatti y Gabriel Chade en las bandas.

Hora: 17.00 locales (20.00 GMT).

Comparte y opina:

Opinión

La dirigencia de Always Ready no baja los brazos y sueña con el bicampeonato

El vicepresidente del club millonario indicó que la reunión con los jugadores permitió para aclarar algunas situaciones.

Always Ready espera un tropiezo del líder The Strongest

/ 26 de noviembre de 2021 / 18:20

La dirigencia de Always Ready todavía sueña con el bicampeonato, a pesar de la caída que sufrió el equipo ante Real Potosí (3-2), el pasado domingo. Luego de una reunión que sostuvieron los futbolistas junto a los directivos se realizó una autocrítica y existe el compromiso de luchar hasta el final.

“Nos interesa el bicampeonato porque es una sensación que no se compara con nada. Ser el campeón boliviano es el mayor orgullo y no descartamos nada”, dijo Steven Díaz, vicepresidente del club millonario.

Díaz admitió este miércoles que hubo un “jalón de orejas” para los futbolistas y se aguardará un tropiezo del puntero, The Strongest (56 puntos), aunque primero se buscará la victoria ante Guabirá, este sábado, por la fecha 27.

“Hubo una pequeña fractura en la comunicación y se pudo subsanar en la reunión que tuvimos, se llegó a un buen puerto y espero que lo hablado se refleje en los próximos partidos”, agregó el directivo.

En la recta final del campeonato (faltan cuatro fechas) no existirá rival accesible, a pesar del lugar en donde se ubique, se demostró por la victoria que obtuvo el cuadro realista que estaba en el penúltimo lugar y el club alteño era el primero.

“Todos los equipos son fuertes, creo que todos los partidos serán con este tipo de características y veremos qué pasará en este tipo de encuentros”, finalizó Díaz.

Comparte y opina:

Héctor Garibay: ‘Nunca me rendí ni bajé los brazos’

Sus próximos objetivos son sobresalir en la maratón de San Silvestre en Brasil a fin de año y clasificar al Mundial de la especialidad

Garibay, destacado fondista nacional

Por Rodolfo Aliaga

/ 26 de noviembre de 2021 / 16:38

El fondista orureño Héctor Garibay, ganador de la maratón de Buenos Aires 2021 es un destacado atleta nacional que en pocos años logró situarse entre los referentes del atletismo de largas distancias.

Considera que los sacrificios que hizo en el pasado dan sus frutos y ahora disfruta del presente. Sus próximos objetivos son sobresalir en la maratón de San Silvestre en Brasil a fin de año y clasificar al Mundial de la especialidad.

Garibay conversó con Marcas en el programa srtreaming Tercer Tiempo que se emite por las plataformas del periódico La Razón.

–¿Cómo fueron sus inicios en el atletismo?

–Yo empecé el 2018, antes jugaba fútbol pero tuve una lesión y para recuperarme fui al estadio ahí conocí a los entrenadores Marcelo Peñaranda y Nemia Coca, ellos me invitaron a formar parte de su club, así di mis primeros pasos en el atletismo

Después asistí a campeonatos locales, vieron mi potencial y sobresalí, luego participe en certámenes internacionales y poco a poco me animé a correr distancias más largas como maratón.

–¿Recuerda su primer certamen internacional y qué anécdotas rescata?

-Sí, mi primer torneo internacional fue en el Sudamericano 2019. Estaba nervioso porque enfrenté a deportistas de nivel internacional, en la largada recibí un golpe en mi muñeca, se me adormeció la mano.

Después de ese campeonato mi moral estaba baja y empecé a entrenar más fuerte, en el siguiente torneo quería entrar entre los primeros.

¿Qué enseñanzas adquirió en sus primeros años?

En los eventos internacionales es otro nivel, cuando sales muy rápido después vas decayendo así se pierde el ritmo y vas de más a menos, mi entrenamiento se ha basado, con esa experiencia, a controlar el ritmo.

–La maratón, su especialidad.

Siempre me gustó correr largas distancias, es mi mayor potencial y la resistencia por eso corro maratón y media maratón.

–¿Cómo es su preparación diaria y semanal?

–Por semana recorro 130 kilómetros, por la mañana hago 10 kilómetros y por la tarde alrededor de 15, por día deben ser entre 25 y 30. Yo entrenó de lunes a sábado, por las mañanas me dedico a la pista y por las tardes trotes más suaves; los sábados es cuando hago distancias amplias, los domingos descanso.

–¿Y la alimentación?

–Sobre la comida me costó mucho dejar las masas, trato de comer semillas como chía, quinua y sésamo, también consumo api; al medio día sopas y muchas ensaladas.

¿Recibe apoyo de la empresa privada y entidades de Gobierno?

–Hace poco me incluyeron en el programa Tunkas, recién voy a recibir los beneficios pero sería bueno que a los deportistas individuales nos apoyen las empresas privadas porque no contamos con sueldo fijo y ahora lo que me mantiene es la gobernación de Oruro con los pasajes y algunos suplementos.

En otros países las empresas se pelean por auspiciar a los deportistas, yo no recibo nada de ese lado.

–¿Quiénes lo ayudan más?

–La gobernación me ayuda con los pasajes desde 2018. Agradezco al gobernador y al director del Servicio Departamental de Deportes así como a mi entrenadora Nemia Coca con el programa de alto rendimiento para los Juegos Olímpicos.

–El balance del año.

–En mi primera maratón saqué medalla de plata, después mi objetivo era romper el récord y se me dio, me esforcé mucho. Ha sido un año positivo más allá de no conseguir la marca para los Juegos Olímpicos fue una buena gestión.

–¿La maratón de Buenos Aires?

–Después de no conseguir la marca para los Juegos, empecé a entrenar para batir el récord de maratón, me preparé durante cinco meses, a finales de septiembre tenía que ir a Holanda, tampoco pude ir a España; a última hora conseguí pasajes para la maratón de Argentina.

Mi objetivo era batir el récord y ganar la participación para otras maratones, mi meta no era el primer lugar pero se me dio y es algo lindo.

–Un mensaje para los jóvenes que se dedican al deporte.

–Para mí es una motivación el triunfo, vale la pena los sacrificios y la disciplina, nunca me rendí ni bajé los brazos y ahora estoy con la mira en clasificar al Mundial de Oregón, Estados Unidos.

PERFIL

Nombre: Héctor Garibay Flores

Edad: 31 años

Lugar de origen: Oruro

Principales éxitos: Medalla de plata en el Sudamericano de Paraguay (mayo 2021) y campeón en la Maratón de Buenos Aires, Argentina (octubre 2021).

RÉCORD

Garibay logró en Argentina batir el récord nacional en pruebas maratón que ostentaba Rodrigo Camacho, quien logró la marca de 2h 17’ 49’’ en 1984. Héctor hizo un tiempo de 2h 11’ 59’’ en esa competencia internacional.

Comparte y opina: