sábado 27 nov 2021 | Actualizado a 01:35

Perú pone otra vez en riesgo su sueño de clasificar a Qatar-2022

/ 11 de octubre de 2021 / 18:34

Perú corre el riesgo de dejar su séptimo lugar en la tabla y caer al noveno -y penúltimo- si no suma puntos en Buenos Aires cuando se cierre la triple fecha en curso.

Perú volvió a trastabillar en la dura pugna sudamericana hacia el Mundial de Catar-2022 al perder ante Bolivia 1-0 en La Paz y quedar ubicado en zona de peligro, justo cuando debe visitar este jueves a una pletórica Argentina con su astro Lionel Messi.

La dura derrota dominical de la selección peruana ante su par boliviana, que jugó mejor con un hombre menos desde los 75 minutos por expulsión de Henry Vaca, dejó a los cachorros del ‘Tigre’ Ricardo Gareca en penitencia y golpeados anímicamente.

Perú, además, corre el riesgo de dejar su séptimo lugar en la tabla y caer al noveno -y penúltimo- si no suma puntos en Buenos Aires cuando se cierre la triple fecha en curso.

«No hay que bajar los brazos, hay que pelear, estamos acostumbrado a eso. Lo importante es que nos recuperemos», dijo el DT de Perú transmitiendo un mensaje balsámico.

Una montaña rusa

La eliminatoria sudamericana se ha convertido en una suerte de montaña rusa, en la que cada partido sume en vértigo y tensión a seguidores de una escuadra como la peruana, donde la gitanería va de la mano de los resultados.

La victoria de Perú sobre Chile por 2-0 en Lima, el jueves último, parecía ser la señal de que el equipo de Gareca empezaba a remontar la cuesta y acercarse a la zona de clasificación a Qatar-2022.

En el papel, sumar puntos ante una discreta selección de Bolivia asomaba factible, pero ganar en La Paz es una asignación pendiente de los peruanos.

«Duele porque en un partido trascendental, que podía marcar un antes y después para la Bicolor, no se le puedo ganar a una selección que disputó el último cuarto de hora con un jugador menos», comentó el diario La República reflejando un sentir generalizado.

La expedición a Argentina, donde la blanquirroja tampoco sabe lo que es saborear una victoria en eliminatorias -históricamente ha perdido y empatado-, pone ese tramo de la fecha en una acentuada cuesta. Gareca lo sabe.

«Tenemos que ir a sumar a Argentina (…) Tenemos que dejar atrás este partido para meternos en el partido con Argentina», insistió Gareca pasando la página de La Paz.

«No tengo nada que reprochar, estoy seguro que vamos a pelear hasta el final. Estamos mentalizados para eso», repitió.

¿Vuelve Carrillo?

Lo cierto es que será un Perú disminuido el que salte al gramado este jueves en Buenos Aires, con pocas cartas nuevas que mostrar.

Descartados desde el choque con Bolivia su estelar Paolo Guerrero y los volantes Renato Tapia y Edison Flores, todos lesionados, la presencia del veterano Jefferson Farfán pueda ser acaso la principal movedad. El problema es que a su edad, 36 años, y saliendo de lesiones, no está para correr los 90 minutos.

La posible vuelta de André Carrillo, un atacante gambeteador y desequilibrante, es una carta bajo la manga de Gareca. El jugador no formó parte de la expedición a Bolivia para recuperarse de una lesión y estar en forma ante Argentina si los tiempos y los dioses están del lado peruano.

«Carrillo permanecerá recuperándose en Lima con miras a que pueda ser parte del partido en Buenos Aires», había tuiteado el sábado la Federación Peruana de Fútbol (FPF).

Las miradas y esperanzas de gol incas convergen hacia el ítalo-peruano Lapadula, un jugador de 31 años que desborda un envidiable entusiasmo meditérraneo y lleno de ambición.

En las siete fechas (21 puntos) que quedan por jugar en la clasificatoria sudamericana, Perú, con 12 unidades, debe ganar todos sus partidos en Lima (3 encuentros) y sumar de visita para intentar trepar a zona de clasificación.

Gobierno de Perú promulga la ley para cremar el cuerpo del líder de Sendero Luminoso

La nueva ley autoriza a la fiscalía a "disponer la cremación, previa necropsia" del cadáver de Guzmán; y establece su entrada en vigencia a partir de este sábado. La cremación deberá ejecutarse "en un plazo máximo de veinticuatro horas" en presencia de un fiscal.

Abimael Guzmán.

/ 17 de septiembre de 2021 / 16:40

El gobierno de izquierda de Perú promulgó este viernes una ley que permite cremar el cuerpo del fallecido líder del grupo guerrillero Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, que yace desde el sábado en una morgue tras su muerte en prisión, donde cumplía condena a perpetuidad desde 1992.

La nueva ley autoriza a la fiscalía a «disponer la cremación, previa necropsia» del cadáver de Guzmán; y establece su entrada en vigencia a partir de este sábado. La cremación deberá ejecutarse «en un plazo máximo de veinticuatro horas» en presencia de un fiscal.

«El Ministerio de Justicia será el encargado de dispersar los restos cremados en tiempo y lugar de naturaleza reservada, con el apoyo del Ministerio del Interior», añade el texto publicado en una edición digital extraordinaria de la gaceta oficial.

«El presidente de la República, Pedro Castillo Terrones, firmó la Ley N° 31352 que establece el destino de los cadáveres de internos que venían cumpliendo condena por terrorismo y traición a la patria, en su condición de líder, cabecilla o integrante de la cúpula de organizaciones terroristas», informó la secretaría presidencial.

La cremación se aplica cuando el sepelio o inhumación del condenado «ponga en riesgo la seguridad nacional o el orden interno», precisa la nueva norma legal.

Suspicacias

El Congreso, bajo control de la derecha, había aprobado el proyecto de ley la noche del jueves -70 votos a favor y 32 en contra y 14 abstenciones- ante la demora del gobierno en decidir el destino del cadáver de Guzmán.

Desde la muerte de Guzmán surgieron reclamos de congresistas de la derecha para ver el cadáver ante suspicacias de algunos que consideran que Castillo e integrantes de su gobierno simpatizan con Sendero Luminoso, algo que el mandatario niega de plano.

Los votos en contra salieron de la bancada del oficialista Perú Libre, el pequeño partido marxista leninista que saltó al primer plano tras ganar, para sorpresa general, las elecciones presidenciales con la candidatura de Castillo.

«Sería tonto si el presidente no lo firma», dijo a la prensa en tono mordaz el congresista ultraderechista Jorge Montoya, un exalmirante.
Pero Castillo promulgó la ley antes de viajar temprano a México, donde participará en la cumbre de la Celac.

«Interés social»

Los restos del líder histórico de la guerrilla maoísta Sendero Luminoso, de 86 años, se hallan en una morgue del puerto del Callao desde el sábado, cuando murió de «neumonía bilateral» en la prisión de máxima seguridad de la base naval ubicada en esa localidad, vecina a Lima.

Su salud había decaído los últimos meses e iba a ser traslado a otra prisión en enero de 2022. En agosto había sido hospitalizado por supuestos problemas renales. Había sido vacunado con dos dosis contra la covid-19.

La fiscalía había denegado el miércoles a Elena Yparraguirre, viuda del líder guerrillero y número dos de la organización maoísta, entregarle el cuerpo a una tercera persona para darle sepultura. Ella cumple una condena a perpetuidad en una cárcel de mujeres en Lima.

La negativa de la fiscalía a entregar el cuerpo a su encarcelada viuda y mantenerlo bajo su custodia hasta que finalice la investigación de su muerte abrió las puertas para la cremación ante un vacío legal sobre estos casos.

El fiscal Vladimir Farfán Kehuarucho «ponderó el orden público e interés social» en su decisión de no entregar el cuerpo.

El «Pol Pot de los Andes»- El «Pol Pot de los Andes» pasó sus últimos 29 años condenado como responsable intelectual de uno de los más cruentos conflictos en América Latina, con 70.000 muertos, según la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

Sendero Luminoso lanzó una «guerra popular» marcada por cruentas acciones terroristas entre 1980 y 2000.

Abrazó el maoísmo y los métodos del líder camboyano Pol Pot, y se formó una imagen de revolucionario duro e implacable dispuesto a ordenar masacrar a los habitantes de un poblado de los Andes peruanos en castigo por no respaldarlo.

La «guerra» que impulsó tendría el costo social de un millón de muertos, aseguró en la única entrevista que otorgó en 1988.

Entre las acciones más sanguinarias de Sendero está el asesinato en 1984 de 117 campesinos que rehusaron apoyarlos en Soras, Ayacucho.

En 1983, hicieron igual con 69 campesinos en la vecina Lucanamarca. En Lima, en 1992, un coche bomba mató a 25 personas e hirió a 150 en el barrio turístico de Miraflores.

Comparte y opina:

Renuncia el canciller de Perú, primera baja en el gabinete de Castillo

"El señor Héctor Béjar Rivera presentó hoy ante el presidente de la República, Pedro Castillo, su carta de renuncia irrevocable al cargo de Ministro de Estado en la cartera de Relaciones Exteriores", anunció la secretaría de prensa de la Presidencia en un escueto comunicado

El canciller peruano Héctor Béjar

Por Luis Jaime Cisneros / AFP

/ 17 de agosto de 2021 / 20:19

El canciller peruano Héctor Béjar renunció este martes apenas 19 días después de haber asumido como secuela de unas polémicas declaraciones sobre el terrorismo que hizo en 2020, que generaron la primera crisis política que enfrenta el presidente izquierdista Pedro Castillo.

«El señor Héctor Béjar Rivera presentó hoy ante el presidente de la República, Pedro Castillo, su carta de renuncia irrevocable al cargo de Ministro de Estado en la cartera de Relaciones Exteriores», anunció la secretaría de prensa de la Presidencia en un escueto comunicado.

Béjar, un sociólogo de 85 años que fue guerrillero guevarista en la década de 1960, desató una crisis política a raíz de la difusión por la prensa de un video de noviembre de 2020 en el que afirma que la Marina de Guerra del Perú fue la primera en efectuar actos terroristas en el país con apoyo de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos. Era una tácita referencia a dos atentados anticubanos perpetrados en 1977 en Lima y a un jefe naval de la dictadura del general Juan Velasco (1968-75).

El ahora excanciller encendió la chispa, sin embargo, al decir que detrás de las acciones terroristas que inició en 1980 el grupo maoísta Sendero Luminoso estaba la CIA, una afirmación falsa y fácilmente refutable.

«El jefe de Estado aceptó la renuncia» de Béjar, agregó la Presidencia sin abundar sobre las razones del alejamiento ni mencionar quien lo reemplazaría al frente de la diplomacia peruana.

Béjar había asumido el cargo el 29 de julio como parte del primer gabinete del gobierno izquierdista de Castillo, quien se impuso sobre la candidata derechista Keiko Fujimori en el reñido balotaje del 6 de junio, tras una campaña marcada por la polarización.

«El terrorismo lo inició la Marina»

«El terrorismo en el Perú lo inició la Marina, y eso se puede demostrar históricamente; han sido entrenados para eso por la CIA», dijo Béjar durante una conferencia virtual con un grupo de izquierdistas en noviembre de 2020.

También indicó en esa ocasión: «Yo estoy convencido, no puedo demostrarlo, de que Sendero Luminoso ha sido en gran parte obra de la CIA y los servicios de inteligencia».

Atrapado por sus palabras y en medio de una polarización política que puede llevar a una caída del gabinete por el Congreso, Béjar optó por dar un paso al costado.

Momentos antes de hacerse pública la renuncia, Castillo recibió en su despacho al ministro de Defensa, quien acudió acompañado de los jefes de la Marina, el Ejército y la Fuerza Aérea.

La renuncia se precipitó luego de que Béjar se negara a pedir disculpas por sus polémicas expresiones, según dijo a la radio RPP el ministro de Defensa.

«íVuelvo a ser libre!»

La única alusión de Béjar al desenlace de la primera crisis del gobierno de Castillo ha sido un breve aunque expresivo comentario en su página de la red Facebook.

«íVuelvo a ser libre!» escribió Béjar, con fama de irreductible en sus convicciones políticas.

Las declaraciones vinculando a la Marina con el terrorismo impulsaron una protesta de un centenar de exmilitares frente a la cancillería.
«íRespeto a la Marina, fuera Béjar», fue unas de las consignas que se leía en pancartas.

«Él nos ha insultado al decir falsedades acerca de la Marina de Guerra del Perú, la Marina siempre ha sido honesta, honrada», dijo a la AFP Javier, un marino jubilado de 69 años.

El alto mando naval había protestado el lunes en un comunicado señalando que «la Marina de Guerra del Perú deplora afirmaciones de esta naturaleza, que pretenden distorsionar la historia de la pacificación nacional».

Béjar, abogado y doctor en sociología, fundó en 1962 el Ejército de Liberación Nacional, grupo guerrillero inspirado en la revolución cubana, que operó en la selva peruana hasta que fue derrotado militarmente un par de años después.

Detenido en 1966 y tras casi cinco años preso, Béjar fue indultado por el gobierno del general Juan Velasco Alvarado, de quien pasó a ser colaborador.

Comparte y opina:

El futuro gris de Keiko Fujimori, la gran derrotada en Perú

La hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) denunció "fraude" en el balotaje del 6 de junio, aunque los observadores de la OEA lo desestimaron, y buscó demorar lo más posible la proclamación de Castillo.

Keiko Fujimori

Por Luis Jaime Cisneros / AFP

/ 19 de julio de 2021 / 23:01

El futuro de la derrotada candidata derechista Keiko Fujimori se tornó gris tras la proclamación de su rival izquierdista Pedro Castillo como presidente electo de Perú, pues deberá encarar un juicio por lavado de dinero.

Al desvanecerse la posibilidad de ser la primera presidenta de Perú, se cierne sobre ella amenazante la sombra de un juicio en un caso vinculado al escándalo del gigante brasileño de la construcción Odebrecht, por el cual la fiscalía busca condenarla a 30 años y 10 meses de prisión.

La hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) denunció «fraude» en el balotaje del 6 de junio, aunque los observadores de la OEA lo desestimaron, y buscó demorar lo más posible la proclamación de Castillo.

Si ganaba la presidencia, Fujimori hubiera gozado de inmunidad y sólo podría haber sido juzgada al final de su mandato, en julio de 2026.

El porvenir del fujimorismo

«Deberá evaluar si se retira [de la política] y se vendrá el juicio. Temo que el fujimorismo se va a desmembrar», declaró a la AFP el analista Augusto Álvarez, columnista del diario La República.

Además de ella, también irá a juicio por lavado de activos su esposo, el estadounidense Mark Vito Villanella, para quien la fiscalía solicitó 22 años y 8 meses de prisión.

La fecha para iniciar el juicio oral debe ser anunciada en las próximas semanas, tras el desenlace electoral, según fuentes judiciales.

«Si hay un gobierno extremista en el poder […] va a hacer presión para lograr una condena injusta», dijo a la AFP Fernando Rospigliosi, asesor en seguridad de Fujimori durante la campaña.

La fiscalía ha pedido incluso disolver al partido fujimorista, Fuerza Popular, en caso que un tribunal condene a su líder.

Fuerza Popular alcanzó 24 escaños de un total de 130 en el Congreso, que entrará en funciones el 28 de julio, el día que asuma Castillo.

Si Keiko va a prisión, el fujimorismo corre el riesgo de ir a la deriva ante la irrupción de la ultraderecha en el Congreso, tercera fuerza política del país.

Fujimori lidera desde hace 15 años el fujimorismo, una exitosa amalgama populista de conservadurismo moral y economía neoliberal que su padre instauró al frente del país entre 1990 y 2000.

Es la tercera vez que pierde un balotaje presidencial desde que postuló por primera vez en 2011, luego en 2016 y finalmente este 2021.

16 meses presa

Fujimori, de 46 años, casada y con dos hijas adolescentes, pudo postular pese a tener en el zapato la piedra de una acusación de la fiscalía por recibir presuntamente dinero ilegal de Odebrecht para sus campañas de 2011 y 2016, cargos que ella niega.

La ley peruana impide postular a cargos públicos a quienes están sentenciados judicialmente, pero no a aquellos bajo investigación de la fiscalía.

Ella ya pasó 16 meses en prisión preventiva en el marco de este caso, hasta que salió de prisión en mayo de 2020 bajo la pandemia, pero un juzgado le dictó impedimento de viajar fuera de Perú.

La cárcel y la crisis que golpeó a su monolítico partido por el escándalo Odebrecht la habían debilitado. Pero logró recuperarse de cara al polarizado balotaje del 6 de junio ante Castillo.

En mayo el juez Víctor Zúñiga le denegó un permiso para viajar a Ecuador a una conferencia internacional sobre la democracia invitada por el Nobel de literatura peruano, Mario Vargas Llosa.

El escritor respaldó su candidatura considerándola como el «mal menor» ante el peligro de que Castillo convierta a Perú al socialismo estilo Venezuela.

El juez indicó entonces que le negó el permiso para reducir el «riesgo de fuga», que la fiscalía teme.

Dos semanas después del balotaje, el magistrado desestimó ponerla en prisión preventiva, como pedía el fiscal José Domingo Pérez, que la acusó de haber infringido las reglas de la libertad condicional al reunirse con un testigo del caso Odebrecht.

Testimonio comprometedor

Tras 28 meses de investigación con ramificaciones en Perú y Brasil, la fiscalía peruana concluyó que Fujimori financió sus campañas de 2011 y 2016 con dinero de Odebrecht que no declaró.

El fiscal Pérez ha acusado a otras 41 personas de su entorno por presuntos delitos de «crimen organizado, lavado de activos, obstrucción a la justicia, falsa declaración en procedimiento administrativo».

La fiscalía obtuvo a fines de 2019 una declaración de un exejecutivo de Odebrecht, el brasileño Luiz Eduardo da Rocha Soares, quien habría confirmado el aporte de un millón de dólares de la empresa a la campaña de Fujimori en 2011.

Comparte y opina:

Castillo, ‘el primer presidente pobre’ de Perú

Nació en Puña, un pueblo del distrito de Chota, en la región norteña de Cajamarca, donde es maestro de una escuela rural desde hace 24 años. Es el tercero de nueve hermanos y sus padres son campesinos analfabetos.

Pedro Castillo

/ 19 de julio de 2021 / 21:14

Pedro Castillo, un maestro de escuela rural que salió del anonimato hace cuatro años al liderar una huelga del magisterio, fue proclamado este lunes como nuevo presidente electo de Perú, el primero sin parentesco con las élites política, económica y cultural.

«No más pobres en un país rico», repitió como mantra en esta campaña el abanderado de Perú Libre, un minoritario partido que se define como marxista leninista, que superó por estrecho margen a Keiko Fujimori, hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), al conquistar con mensajes simples el sentimiento de indignación de millones de peruanos.

Nació en Puña, un pueblo del distrito de Chota, en la región norteña de Cajamarca, donde es maestro de una escuela rural desde hace 24 años. Es el tercero de nueve hermanos y sus padres son campesinos analfabetos.

A sus 51 años Castillo es «el primer presidente pobre del Perú», según definió el analista Hugo Otero para la AFP.

Casado con Lilia Padedes, tienen tres hijos: Arnol, de 16, Alondra, de seis, y Jennifer, de 23, quien es adoptada.

Su esposa es evangélica, pero él católico, y en el patio de su casa hay un cuadro de Jesús rodeado de ovejas con la leyenda en inglés «Jehova is my shepherd» (Jehová es mi pastor).

Acostumbra a citar pasajes bíblicos cuando apela a su moral conservadora para justificar su rechazo al aborto, al matrimonio homosexual y la eutanasia.

«Nos sentimos orgullosos que mi hermano haya llegado hasta esta altura, siendo un hombre humilde», dijo a la AFP Amelia Castillo, la hermana menor del presidente electo, de 34 años.

Junto a su casa de ladrillos de dos pisos en el caserío cajamarquino de Chugur, Castillo tiene una chacra de una hectárea donde la familia cultiva maíz, camote y hortalizas, y cría gallinas y vacas.

Con sombrero blanco de copa alta típico de Cajamarca, recorrió Perú, incluso a caballo, para conseguir votos. De niño debía caminar varios kilómetros para ir a la escuela.

Cajamarca es una región histórica: fue la tumba del imperio incaico y es, para algunos, una de las cunas del catolicismo en el país. En la plaza principal de la ciudad los españoles ejecutaron en 1533 al último emperador inca, Atahualpa, acusándolo de blasfemia por tirar la Biblia al suelo.

«No somos chavistas»

«Planeamos cambios, no parches o reformas», afirmó Castillo en campaña.

Su propuesta electoral se basó en una tríada: salud, educación y agricultura, los sectores prioritarios para impulsar el desarrollo nacional.

Prometió un millón de empleos en un año y niega que pretenda hacer expropiaciones o confiscar los fondos de pensiones de los trabajadores, como aseguran sus críticos.

También ha prometido convocar a una Asamblea Constituyente para redactar en seis meses una nueva carta magna en reemplazo de la actual, que privilegia la economía de libre mercado.

La Constitución de 1993 es un legado de Alberto Fujimori y su hija se opone a cambiarla.

Castillo también dijo que expulsará a los extranjeros que cometan delitos, en tácita alusión a los migrantes venezolanos que llegaron desde 2017 y superan el millón.

Con el fin de combatir la inseguridad plantea retirar a Perú del Pacto de San José para restablecer la pena de muerte a los delincuentes.

Perú Libre es uno de los pocos partidos peruanos de izquierda que defiende al régimen del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Sus primeras propuestas económicas inquietaron a las multinacionales e inversionistas por sus promesas de nacionalizaciones y un rol más activo del Estado en el mercado, lo que le valió comparaciones con el «socialismo bolivariano» de Venezuela.

«No somos chavistas, no somos comunistas, nadie ha venido a desestabilizar a este país, somos trabajadores, somos luchadores, somos emprendedores», declaró el maestro ante una multitud el 15 de junio en Lima.

Su principal asesor económico, Pedro Francke, aseguró a la AFP que los cambios que promueven no tienen «nada que ver con la propuesta de Venezuela».

«No haremos expropiaciones, no haremos estatizaciones, no haremos controles de precios generalizados, no haremos un control de cambios que haga que no puedas comprar y vender dólares y sacar los dólares del país», dijo Francke.

Rondas campesinas

La huelga nacional del magisterio de 2017 se prolongó unos 80 días, en demanda de aumento salarial y la eliminación de un cuestionado sistema de evaluación de los docentes.

En un intento por deslegitimar la medida, el ministro del Interior de entonces, Carlos Basombrío, dijo que los líderes del magisterio estaban ligados al Movadef, brazo político de la derrotada guerrilla maoísta de Sendero Luminoso, grupo ilegal considerado «terrorista» en Perú.

«Rechazo categóricamente las denuncias», replicó entonces Castillo, quien había integrado en Cajamarca las «rondas campesinas» armadas que resistían las incursiones de Sendero durante los duros días del conflicto interno (1980-2000).

Ahora el hogar de Castillo en Cajamarca siempre está custodiado por «ronderos», que portan bastones y látigos de cuero.

Comparte y opina:

Tribunal peruano dirá el 29 de octubre si acepta demanda contra el cierre del Congreso

"La fecha para decidir la admisibilidad de la demanda será el 29 de octubre", dijo el presidente del alto tribunal, Ernesto Blume, al término de una sesión reservada de tres horas de sus siete magistrados.

El edificio del Congreso peruano en Lima

Por Luis Jaime Cisneros / AFP

/ 17 de octubre de 2019 / 16:19

El Tribunal Constitucional de Perú anunció el jueves que decidirá el 29 de octubre si admite o no una demanda contra el cierre del Congreso decretado por el presidente Martín Vizcarra, en un nuevo episodio de una crisis política que levanta nubarrones sobre la economía.

"La fecha para decidir la admisibilidad de la demanda será el 29 de octubre", dijo el presidente del alto tribunal, Ernesto Blume, al término de una sesión reservada de tres horas de sus siete magistrados.

En una decisión que tiene en vilo a la clase política peruana, la corte debe pronunciarse sobre la demanda y dirimir asimismo si procede o no una medida cautelar solicitada por el jefe del disuelto Congreso, el opositor Pedro Olaechea, de suspender la disolución decretada el 30 de septiembre.

Los magistrados encomendaron a su colega Carlos Ramos que prepare la ponencia que será debatida y votada en la sesión del 29, indicó Blume.

"Es una responsabilidad personal de carácter histórico y de enorme compromiso de todos nosotros", declaró Ramos a los periodistas.

La policía colocó rejas en la calle para restringir el acceso a la sede de la corte, mientras decenas de personas se manifestaban en favor y en contra de la demanda.

Además, en un revés para la oposición, la corte rechazó incorporar como magistrado al abogado Gonzalo Ortiz de Zevallos, primo de Olaechea. Éste había sido elegido por el Congreso en una cuestionada votación horas antes de ser disuelto, durante una sesión que fue suspendida por una trifulca entre parlamentarios.

Una controversia sobre el sistema de designación de nuevos magistrados llevó a Vizcarra a disolver el Congreso, pues la oposición se aprestaba a copar el alto tribunal.

El cierre del Congreso que controlaba la oposición fue aplaudido por nueve de cada diez peruanos y llevó la popularidad de Vizcarra al récord de 79%, según encuestas.

Sin embargo, la medida fue tildada de "golpe de Estado" por la oposición aglutinada en torno al "fujiaprismo", los partidos de la encarcelada Keiko Fujimori -hija del condenado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000)- y del difunto exmandatario Alan García (1985-1990 y 2006-2011).

Vizcarra convocó el mismo día de la disolución a nuevos comicios legislativos para el próximo 26 de enero.

Por ahora continúa en funciones una Comisión Permanente con facultades restringidas de 27 miembros, 21 de ellos opositores. La preside Olaechea, quien pidió la intervención de la alta corte la semana pasada.

En señal de confianza, Vizcarra no alteró su agenda este jueves y viajó a provincias a inspeccionar obras, como hace un par de veces por semana desde que asumió en marzo de 2018.

Sin embargo, advirtió que "todos tenemos la vigilancia y los ojos puestos de todos los ciudadanos", en alusión a que un fallo en favor del Congreso profundizaría la crisis política.

Los choques de poderes empezaron en 2016 cuando Pedro Pablo Kuczynski asumió la presidencia tras vencer en balotaje a Keiko. No obstante, el fujimorismo ganó una amplia mayoría parlamentaria, con la que arrinconó al mandatario hasta forzarlo a renunciar en 2018.

Simultáneamente, fueron avanzando las indagaciones de la fiscalía por el escándalo de la brasileña Odebrecht, que salpica a cuatro expresidentes, además de Keiko, lo que ha mermado su apoyo popular.

Kenji rompe silencio

Kenji Fujimori, el benjamín del clan de ancestros japoneses que domina la política peruana desde 1990, rompió un silencio de meses para criticar el papel "obstruccionista" del partido de su hermana Keiko desde 2016, que según él "abrió la Caja de Pandora de todos los males que han atormentado al Perú desde entonces".

Ambos hermanos fundaron el partido fujimorista en 2011, pero rompieron relaciones hace dos años. Kenji fue suspendido en 2018 de su escaño en el Congreso por iniciativa de Keiko.

La oposición peruana pidió tras la disolución que interviniera la Organización de Estados Americanos (OEA), pero esta sugirió que acudir al Tribunal Constitucional.

Si el 29 de octubre es admitida la demanda, la corte iniciará un debate que puede prolongarse por unos tres meses, según especialistas, para decidir si Vizcarra actuó conforme a la carta magna o si la infringió y se convirtió en "dictador", como alega la oposición.

La situación es compleja pues si la corte reabre el Congreso, la crisis política podría profundizarse, dañando la economía. Esta ya siente los efectos del choque de poderes, coincidieron economistas en un encuentro organizado por la agencia clasificadora de riesgo Moody's el miércoles en Lima.

"La economía ha sido un rehén de los políticos" peruanos, dijo Elmer Cuba, jefe de la consultura Macroconsult, destacando que desde hace dos años Perú crece dos puntos por debajo del promedio mundial, en contraste con años los anteriores.

"Nos asustamos mucho cuando se cerró el Congreso", pero "los inversionistas extranjeros ya se acostumbraron a este ruido", declaró por su lado Jaime Reusche, responsable de Moody's para Perú. (17/10/2019)

Comparte y opina:

Últimas Noticias