Saturday 10 Dec 2022 | Actualizado a 00:34 AM

Bolívar cae en Cochabamba y le dice adiós al título

A la Academia le quedan tres cotejos, dos de local y uno de visita. Su objetivo es asegurar el boleto a la Copa Libertadores

/ 28 de noviembre de 2021 / 19:13

Bolívar perdió este domingo por 1-0 ante Wilstermann en el cierre de la vigesimoséptima jornada del torneo Único de la División Profesional y se despidió de la pelea por el título, marcha cuarto con 49 puntos a 10 del líder The Strongest cuando quedan tres fechas por disputarse y nueve puntos en juego.

Aunque la Academia presentó una propuesta ofensiva, lució nerviosa sobre el gramado del Félix Capriles. Se equivocó en los pases y facilitó la tarea del local que sin ser un cuadro dominante encontró los espacios para hacer daño con veloces proyecciones por los costados.

El celeste paceño avisó primero con un remate de Leonel Justiniano que contuvo con seguridad el guardameta Arnaldo Giménez a los tres minutos, casi de inmediato respondió el Aviador en un contrataque rápido, Serginho tuvo la ocasión de empalmar pero el arquero Rubén Cordano se anticipó con acierto.

A los ocho llegó la apertura del marcador, un centro desde la franja derecha de Ramiro Ballivián fue bien conectado de cabeza por el juvenil José Herrera y venció la frágil respuesta de Cordano.

Con el impacto del primer gol, Bolívar se adueñó de la pelota pero falló en la finalización de jugadas, ensayó un par de remates de larga distancia sin inquietar a Giménez.

En el complemento el conjunto paceño adelantó líneas y con el ingreso de César Menacho por Víctor Ábrego ganó en volumen de juego y generó ocasiones de peligro, la más clara tuvo como protagonista a Bruno Miranda que en un mano a mano con el portero pifió un remate por encima del arco.

Wilster aguantó la presión y se dedicó a defender la diferencia, se dio modos para incomodar a su oponente con el contrataque como argumento.

A la Academia le quedan tres cotejos. Recibe a Palmaflor, visita a Always Ready y cierra en casa ante Royal Pari, ahora su objetivo es asegurar el boleto a Copa Libertadores.

SÍNTESIS DEL ENCUENTRO

(28/11/2021)

Comparte y opina:

Opinión

Resilencia pura

El periodista Oscar Dorado Vega

Por Oscar Dorado

/ 10 de diciembre de 2022 / 00:25

Croacia provocó un cataclismo en Qatar.
Eliminó a uno de los grandes candidatos, llevando el partido hasta donde pretendió desde antes de comenzarlo. Y cuando en margen de prórroga quedó en desventaja – golazo de Neymar – supo nivelar, mostró entereza, reencauzó la trama y liquidó de la mano de su mayúscula figura, Dominik Livakovic, y de los impecables ejecutantes desde los doce pasos.
Brasil murió de penal.

No es la primera vez. Ya en México ’86 lo sufrió agudamente en cuartos de final ante la Francia de Platini y compañía.
Zlatko Dalic, director técnico balcánico, es el otro artífice de este batacazo. Planificó para atar al rival. Lo llevó, sobre todo en la fracción inicial del trámite regular, a una incomodidad máxima y no a través del repliegue, sino presionando alto, donde más duele.
Desarrolló, paralelamente, una marca en zona super efectiva, batalló cada pelota –al grado de tenerla más que el adversario, logro tan valioso como inusitado- y ganó en muchas de las segundas jugadas sin mezquinar en nada, por supuesto, el trajinar físico que la ocasión exigía.

TAMBIÉN PUEDE LEER:

Deleite futbolístico
La combinación del éxito contuvo, en consecuencia, dos ingredientes esenciales: desperdigó sus mejores atributos ( la conducción de Modric, la solvencia de Lovren y Gvariol, los centrales; la fantástica actuación del portero, que seguramente a corto plazo dejará el Dínamo Zagreb para defender un pórtico con otras pretensiones competitivas ) y restringió las armas del rival, al punto de empequeñecer rendimientos como los de Rafinha y Vinicus.
Acaso la Canarinha presumió que el desequilibrio era cuestión de tiempo y del desgaste croata. Así pareció cuando Rodrygo y Neymar, ya en el suplementario, fabricaron uno de los mejores tantos del campeonato.
Sin embargo, el equipo de Tite no supo o no pudo resguardar la ventaja y cuando el epílogo asomaba en el estadio Ciudad de la Educación Bruno Petkovic anotó y trasladó la clasificación a la etapa extrema. Recompensa al que no se rindió jamás, al luchador por excelencia.
La atajada de Livakovic a Rodrygo – el antecedente de los tres aciertos frente a Japón estaba muy fresco – representó el principio del fin. Vlasic enseñó una secuencia de eficacia que luego avanzó imperturbable.
“Tchau felicidade”. No más baile. Hexa postergado vaya a saber hasta cuando…
El subcampeón del planeta sabe a qué juega y se adapta a la talla del obstáculo a vencer. Probablemente no sea una expresión futbolística deslumbrante a la vista, pero eso es lo de menos. Aplica una receta tan práctica como rentable y por lo visto no hace falta más. Cuando requiere de belleza suma a Ivana Knoll en las tribunas…

Comparte y opina:

Modric-Messi, noche de genios

Jorge Barraza, enviado especial a Qatar 2022

Por Jorge Barraza, enviado especial a Qatar

/ 10 de diciembre de 2022 / 00:10

Neymar miraba hacia la nada, a un punto inexistente, la vista fija, vidriosa, inquiriéndole al destino: ¿por qué…? ¿por qué a nosotros…?.

No podía ser cierto, eso no estaba pasando. ¿Eliminados en cuartos de final…? ¿Cómo…? No es posible, si somos el jogo bonito, hay que hablar con la FIFA… Si Brasil estaba para campeón…

Ya era campeón en las apuestas, en las predicciones de las pitonisas, en los severos análisis de los periodistas, o sea de nosotros, que sabemos que en fútbol dos más dos son siete, pero insistimos en dar pronósticos.

Porque si hay algo que ama el periodista es la previa. “Hacete una previa de Boca-River…” Y el cronista se larga, presuntuoso, y después de media hora de cátedra concluye en que no ve cómo Boca podría ganarle a River.

Por supuesto, después gana Boca y el periodista no se desdice en absoluto, y la previa se va al canasto, pero no importa, mañana hará otra previa con el mismo entusiasmo, destilando sabiduría, feliz de la vida.

TAMBIÉN PUEDE LEER:
Europa no hizo falta

Este era el Mundial de Brasil. No se puede tener tantos talentos juntos. Es injusto con los otros. Croacia tiene un ejército de Petkovic, Pavlovic, Petrovic, no un Neymar, no un Richarlison, no un Vinicius, ni siquiera un Rodrigo o un malabarista como Antony. Es una humilde planta de soldados desconocidos que se ponen esa camiseta a cuadritos y luchan como beduinos contra la arena y el viento.

La TV se quedó con él y la mirada del 10 seguía fija escrutando un horizonte que no existe. No hay mañana para Brasil en esta Copa de la vida. Se apostaba si haría cuatro goles o cinco, si le daría a Croacia otro baile como a Corea, si habría otra función de jogo bonito, si quién anotaría los goles… ¿Richarlison…? ¿Vincius…? Este era “mi” Mundial parece estar pensando Ney. El de Brasil, sí, pero el mío.

El mundo hablaría de mí, tenía todo para lograrlo, mis condiciones, mis compañeros, Tite, la torcida, la ilusión del país… Era mi tercer Mundial, los anteriores fueron fracasos estrepitosos para mí, este tenía que ser… ¿Por qué no a mí como a Pelé o Garrincha, como a Tostao o Rivelino, como a Romario y Ronaldo…?

Pero en fútbol dos más dos son siete. Y puede salir todo al revés. Endemoniadamente torcido. Que lo diga Brasil, que en 1950 tenía la copa tan entre las manos que hubo que sacársela para entregársela a Uruguay. “¿Me permite…? Es de ellos…” Tan campeón era que ya habían salido los diarios y se vendían en la puerta del Maracaná con el título BRASIL CAMPEÃO DO MUNDO, con letras tipo SE HUNDIÓ EL TITANIC. Acá también se hundió.

 Croacia era un trámite, sólo había que presentar unos papeles, que te los sellen y listo. Croacia, con su veteranía, con su menor lustre, con su opacidad de juego era, sin embargo, el primer rival verdaderamente serio en el Mundial. No de riesgo, pero serio. Los anteriores no entran en categoría: Suiza, Serbia, Camerún, Corea del Sur. ¿Qué pasó…? Cosas que en este juego genial y apasionante, traidor e ilógico pueden acontecer. Enfrente un equipo de sujetos aparentemente toscos, tipo pescadores de alta mar. Pero con un capitán genial, un viejito de 37 que los conduce siempre a puerto. Y aguantadores, perfectos para la borrasca que desatará Brasil sobre ellos. Y con un arquerito de cara angelical que encima se llama Dominik. Y que es un ángel de la guarda. Se ataja todo. Si le tiran un cuchillo lo para en el aire, igual que en el Dínamo de Zagreb. Ojo que si van a los penales está Dominik Livakovic…

Extrañamente, los minutos fueron acumulándose y los goles brasileños no llegaban. Y se fue el primer tiempo. Y el segundo… Y los rostros brasileños se pusieron graves. Pero apareció Neymar con una jugada de sus ilustres antepasados y metió un gol fantástico. Ahora sí las cosas tenían sentido y la vida andaba por su carril. Sin embargo, algún tornillo no estaba del todo ajustado y llegó el empate croata. Un Petkovic. Iban 117’, ya estaba. No faltaba nada. Y fueron a penales. Y se instaló un olor a drama en Brasil y de épica en Croacia. Livakovic le paró el primer tiro a Rodrygo y ahí se vino el techo abajo. Los croatas no fallaron nada, Marquinhos mandó otro remate al palo y fin, cayó un telón de acero. Brasil a casa. Tristísimo adiós.

Y luego Argentina, en otra función de extraña similitud. Dos a cero arriba con un Messi extraterrestre que inventa un gol de la nada sirviéndoselo a Nahuel Molina. Y luego marcando un penal. Un choque ya clásico en los Mundiales en los que abunda guerra y drama.

Estando irremediablemente perdido, Lous Van Gaal saca del mazo una carta ganadora; un gigante llamado Wout Weghorst, de 1,97, que entra y mete dos goles. Es empate cuando ya Argentina saboreaba la victoria. Y el dramatismo adquiere ribetes insólitos.

Es una batalla. Un periodista sufre un infarto en el palco, a metros de donde escribimos estas líneas. Es que no se aguanta. Los jugadores se empujan, se torean, discuten, el juez español -un clown- saca tarjetas, gesticula, mandonea.

La tensión es asfixiante, irrespirable. Y en ese clima de turbulencia se llega también a los penales. Y aparece otro héroe, el Dibu Martìnez, que tapa dos penales. Y Argentina es semifinalista. Es un final para Hollywood, aunque ningún libretista hubiese imaginado una historia semejante.

(09/12/2022)

Comparte y opina:

Lampe a un paso de retornar a Bolívar

Lampe tiene contrato con Atlético Tucumán, pero existe una cláusula de recisión si tiene propuestas del extranjero.

El guardameta Carlos Lampe en una práctica con el seleccionado boliviano.

/ 9 de diciembre de 2022 / 23:42

Carlos Lampe está a un paso de retornar a Bolívar, el club paceño y Atlético Tucumán de Argentina llegaron a un principio de acuerdo y solo falta el anuncio para que el golero consume su regreso a casa celeste. 

El presidente del cuadro argentino, Mario Leito, confirmó que la Academia le hizo una oferta fuerte por el boliviano y veía poco probable que siga en filas del ‘Decano’.

“No vamos a contar con él porque la oferta de Bolivia es superior a lo que nosotros podemos pagar”, enfatizó Leito.

De acuerdo a fuentes cercanas al equipo paceño, el acuerdo es casi inminente para que lampe se vuelva a vestir de celeste.

TAMBIÉN PUEDE LEER:

Bolívar se interesa en un tridente de peso y jerarquía

Carlos Lampe aún tiene contrato vigente con la entidad albiceleste pero existe una cláusula de recisión para que salga en caso de recibir propuestas del extranjero.

Fue figura este año en Tucumán y estuvo cerca de coronarse campeón en el vecino país.

El experimentado golero de 35 años (17.03.1987) comenzó su carrera profesional en el arco bolivarista, en 2007 tomó la posta del veterano paraguayo Joel Zayas a sus 20 años.

Volvió en 2013 cuando el técnico era Miguel Ángel Portugal, se marchó al no tener la suficiente continuidad en ese plantel que tenía consolidado a Romel Quiñónez.

También jugó para San José, Universitario de Sucre, Guabirá, Sport Boys, Always Ready, Huachipato de Chile, Vélez Sarsfield y Atlético Tucumán.

ANTECEDENTES

El nuevo DT de los académicos, Beñat San José Gil, corroboró en las últimas horas que se gestionaba con guardametas extranjeros y nacionales.

“Estamos viendo las dos opciones para el arco: extranjeros y nacionales. Tenemos varios perfiles, lo que queda claro es que si es del exterior, debe dar un rendimiento inmediato y dé garantías”, complementó San José.

Lampe no es el único jugador de la selección que tiene opciones de recalar en Bolívar. Fernando Saucedo y Marcelo Martins también están en carpeta.

San José confirió que ambos jugadores son de su agrado y encajarían perfecto en el Bolívar modelo 2023.

“Saucedo es de nuestro interés, siempre me gustó lo que esperemos es que las conversaciones terminen en buen puerto”.

“Martins es un jugador muy interesante y desde mi prisma como técnico creo que encajaría muy bien pero se verá en el futuro”, señaló el DT.

(09/12/2022)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

RESULTADO FINAL
RESULTADO FINAL

En el nombre de Goycoechea, el ‘Dibu’ lleva a Argentina a semifinales en Qatar

El arquero Emiliano 'Dibu' Martínez, una de las grandes figuras de Argentina. Foto: AFP

Por AFP

/ 9 de diciembre de 2022 / 23:20

Con Sergio Goycoechea presente en el estadio Lusail, Emiliano ‘Dibu’ Martínez emuló al icono de Italia-1990 y paró dos penales ante Países Bajos para llevar a Argentina a semifinales del Mundial de Qatar-2022.

 «Lo primero que se me viene a la cabeza es emoción. Esto lo hago por 45 millones de personas, el país no pasa un buen momento», señaló el arquero.

 Dos atajadas en los dos penales iniciales, lanzados por Virgil Van Dijk y Steven Berghuis (4-3 tras empate 2-2), lanzaron el triunfo argentino, que parecía asegurado.

Pero Wout Weghorst logró un doblete in extremis (83, 90+11).

 Tres horas antes el ‘Dibu’, de 1,95 metros, había salido del vestuario en segundo lugar para formar en la ceremonia de los himnos.

 «No tenemos duda, tenemos ventaja con él en el arco, agradecido obviamente con él», señaló Messi sobre el arquero, al que corrió a abrazar.

Clave ante Australia

En el poco trabajo que le dieron los atacantes de Países Bajos, una salida por bajo ante Steven Bergwijn y un balón alto que blocó en una falta lateral justo antes del descanso.

Poco pudo hacer en el doblete de Weghorst.

 El arquero del Aston Villa ya fue clave en octavos ante Australia, cuando evitó la prórroga con una intervención ante Garang Kuol, en el último instante del descuento final. 

 Todavía en el suelo, Enzo Fernández y Nicolás Otamendi se lanzaron sobre él en la que ya es una de las imágenes icónicas de la Albiceleste en Qatar.

 Pilar de la Scaloneta, el ‘Dibu’ había sorprendido con su peinado en el partido contra los Socceroos.

En el lado izquierdo de su cabeza lució los colores de la Albiceleste, ‘obra’ que repitió este viernes.

 En la Copa América 2021 ya había mostrado su maestría en los penales. En semifinales, ante Colombia en Brasilia, fue el héroe tras el empate 1-1.

Lea más: Lionel Messi: ‘Tuvimos que sufrir, pero pasamos’

 En el lanzamiento de Yerry Mina utilizó incluso una táctica de presión psicólogica, deslizando frases para poner nervioso a su rival («A vos, te conozco», «Mira que te como, hermano»).

 El jugador colombiano erró su tiro.

En la tanda decisiva de aquella semifinal, detuvo también los lanzamientos de Davinson Sánchez y Edwin Cardona, clasificando a su equipo a la final, donde luego se impondría 1-0 a Brasil.

Trabajo psicológico

El ‘Dibu’ recibió el Guante de Oro al mejor arquero de la Copa América. Fue un antes y después en su carrera, tanto en el plano deportivo como personal.

 «Me explotaron las redes después de eso, pero lo primero que hice fue llamar a mi psicóloga para calmarme. Pasamos horas hablando», contó unos meses después en Amazon Prime Video.

 Tras la Copa América vino el triunfo en la Finalissima en junio ante Italia. Y como colofón, el Mundial.

 «El trabajo y sacrificio me llevó a estar en una Copa del Mundo. Sin mi familia y amigos no lo podría haber logrado», escribió antes del torneo.

 La primera imagen de ese vídeo era todo un presagio: el arquero Sergio Goycoechea atajando un penal a Roberto Donadoni en la tanda que Argentina ganó a la anfitriona Italia en 1990.

 Este viernes el ‘Dibu’ acabó entre lágrimas y agitando su camiseta. Argentina vuelve a semifinales, donde espera Croacia.

Comparte y opina:

Enviado Especial

Rugido de triunfo sacudió Argentina tras sufrir a mares con Países Bajos

Un padecimiento indecible vivió la Argentina futbolera. Tenía atrapado el pase y le empataron en el último segundo 2-2. Se pasó al agónico alargue y a la lotería de los doce pasos.

Miles de hinchas sufrieron y luego celebraron el pase de Argentina a la semifinal del mundial. Foto: AFP

Por AFP

/ 9 de diciembre de 2022 / 23:02

Argentina se conmovió hasta los cimientos con los alaridos de gol y las atajadas en los penales, más el tiro del final acertado de penal por Lautaro Martínez para saltar a semifinales de Qatar-2022 con victoria ante Países Bajos.

 Un padecimiento indecible vivió la Argentina futbolera. Tenía atrapado el pase y le empataron en el último segundo 2-2. Se pasó al agónico alargue y a la lotería de los doce pasos.

 «íSufrimiento terrible! Pero Argentina merecía la victoria», dijo a la AFP Lautaro Navarro, de 36 años, profesor de Física.

 Los goles de Nahuel Molina y Leo Messi, y los penales atajados por Emiliano ‘Dibu’ Martínez, más el tiro de doce pasos embocado por Lautaro causaron el estallido de euforia.

 Federico Tapia, 31 años y estudiante.refexionó: «Hay un equipo joven, con mucho fútbol y en otros mundiales eran dubitativos».

 «Soy brasileña, estoy triste. Pero estoy feliz por América Latina», dijo Jaissa, 23 años, funcionaria pública.

 El desahogo hizo estremecer bares, pizzerías, casas, barrios, el país de norte a sur.

 «Tomá y hacelo, che», ilustra a la AFP Nicolás Morguen, un psicólogo de 28 años al recordar el mágico pase-gol de Messi al lateral.

 En una tarde soleada de calor agobiante, fue la hora de cantar otro verso del hit ‘argento’: «Muchachoooooos, ahora nos volvemos a ilusionaaaaar» del popular grupo de música festiva La Mosca.

 «(Ángel) Di María es importantísimo pero sin él desde el comienzo no se afecta la idea colaborativa. Scaloni logró funcionamiento de juego en equipo. No se notan tanto las individualidades», afirma a la AFP Mariano Procopio, docente de Educación Física, de 54 años.   Procopio dice no creer «ni en héroes ni salvadores».

El aire se venía cortando con un cuchillo en los bares, con las calles de nuevo semidesiertas y fantasmales.

 Afuera era un paisaje de hinchas con sombreros de arlequines albicelestes o banderas atadas a la espaldas, como capas de superhéroe.

 En los interiores, ambiente de tribuna de cancha. De pronto se canta el estribillo que atruena desde hace más de 40 años en estadios de todo el mundo: «El que no salta, es un ingleeees», dando saltitos. Y le cambian la versión para estar a tono: «El que no salta, es holandéees».     –

Diego en el cielo, Leo en la tierra

Entre cervezas y papitas fritas, la canción favorita sigue sonando: «En Argentina nacíi, tierra de Diego y Lionel… «.

Borran con sus versos cualquier especulación perimida.   «Son comparaciones absurdas. La canción los ubica en el mismo lugar histórico», afirma, al paso a la AFP, Ángela Bernard, una farmacéutica de 28 años.  

El fervor se desata en una pizzería con más gente amontonada en la vereda que adentro: «Y al Dieeego, en el cielo lo podemos veeer, con don Diego y con la Tota (padre y madre), alentándolo a Lionel».

 María Martín, una abogada de 32 años, dice a la AFP que la comparación entre Maradona y Messi es «totalmente absurda por la mutación del fútbol de hoy, las tecnologías que se aplican. El cantito los hermana».  

Lea más: Argentina saca cara por Sudamérica y se instala en ‘semis’ de Qatar

Coincide Paloma Crinó, de 31 años, también profesional del Derecho: «Uno es inmortal y el otro ahora dejó caer el velo, y canta el himno. Pase lo que pase deportivamente».  

«Maradona es un símbolo argentino y Messi es el mejor jugador de la historia», señala Francisco Morra, estudiante de 24 años.   Morguen subraya que «tras la Copa América en Brasil-2021, Leo pasó también al plano simbólico de Diego y figura indiscutida».

Las dos reinas de Argentina

Al margen del clásico histórico de la Albiceleste con la Naranja Mecánica, el murmullo es por la Reina Máxima.

Canales de TV desafiaron: la reina argentina es Antonella (mujer de Messi)  «Tengo el ojo acostumbrado, como jugadora aficionada de hockey, a ver a Máxima hinchando por Holanda contra nuestras Leonas. Pero es la patria que acogió como propia.

Desconoce sus raíces pero Países Bajos le dio todo, su compañero de vida (el rey), etc.», sostiene la abogada Martín.  

En disidencia, Crinó fue dura con la monarca: Me parece que quien no quiere a su patria, no quiere a su madre».  

«No podemos ser soberbios, tenemos que ser humildes. En cualquier momento pasa cualquier cosa», filosofó con la AFP Lucrecia Presdiger (38), empleada hospitalaria.

 El camarero Nicolás Villalba (23) afirmó a la AFP: «Este fue el partido más difícil. La Selección aprende y mejora cada vez».

Comparte y opina:

RESULTADO FINAL