martes 24 may 2022 | Actualizado a 12:15

Senegal y Marruecos cumplen y se meten en cuartos de final de la Copa de África

/ 25 de enero de 2022 / 20:26

Liderada por su estrella Sadio Mané, Senegal superó con muchas dificultades su compromiso ante una selección de Cabo Verde que acabó con 9 jugadores.

Dos de las favoritas al título, Senegal y Marruecos, cumplieron los pronósticos y se clasificaron este martes para los cuartos de final de la Copa de África de Naciones tras vencer a Cabo Verde (2-0) y Malaui (2-1).

Liderada por su estrella Sadio Mané, Senegal superó con muchas dificultades su compromiso ante una selección de Cabo Verde que acabó con 9 jugadores.

El delantero del Liverpool inglés abrió el marcador pasada la hora de juego (63) y sentenció con una contra en el descuento Ahmadou Bamba Dieng (90+2).

Los dos goles senegaleses, no obstante, llegaron cuando los caboverdianos ya jugaban con 9 jugadores después de las expulsiones del centrocampista Patrick Andrade (minuto 21), por una dura entrada a Pape Gueye, y del portero Josimar Vozinha (57), después de un espectacular choque cabeza con cabeza con Mané en la frontal del área.

En ambas ocasiones, fue el VAR quien avisó al árbitro, el argelino Lahlou Benbraham, para revisar las imágenes, ya que en un primer momento el colegiado con consideró como tarjetas rojas directas ninguna de las dos acciones.

Después, Marruecos remontó 2-1 ante Malaui gracias a los goles de dos de sus estrellas, Youssef En-Nesyri y Achraf Hakimi, en partido disputado en Yaundé.

La modesta selección de Malaui creyó en el milagro de la clasificación tras adelantarse en el marcador con un tanto de Gabadinho Mhango a los 7 minutos, pero los marroquíes lograron voltear el marcador.

Primero empató con un tanto de En-Nesyri, el goleador del Sevilla, que justo antes de la pausa logró al fin superar al portero Charles Thom, que hasta ese momento había atajado todos los disparos de los norteafricanos.

Y en el minuto 70, Hakimi envió un golpe franco a la escuadra para dar la victoria a Marruecos, que en cuartos se verá las caras con el vencedor del partido que disputarán el miércoles Costa de Marfil y Egipto.

Ambos partidos estuvieron precedidos por un minuto de silencio y los jugadores lucieron brazaletes negros en señal de luto por las ocho personas que murieron el lunes al ser aplastadas por una avalancha humana en los alrededores el estadio Olembé de Yaundé, antes de que Camerún se clasificase para cuartos al vencer 2-1 a Comores.

El miércoles se completarán los cruces de octavos de final con los partidos que disputen las selecciones de Costa de Marfil-Marruecos (del que saldrá el rival de Marruecos) y Mali-Guinea Ecuatorial (que decidirá el adversario de Senegal).

La afición del PSG es pesimista respecto a Mbappé, pero no le guarda rencor

Grégory, miembro activo de un foro de aficionados del PSG, aún no ha perdido la esperanza, pero estaría "muy triste de perder a un jugador capaz de hacer ganar a su club él solo".

Kylian Mbappé, figura de los parisinos

Por AFP, Emmanuel Barranguet

/ 17 de mayo de 2022 / 19:42

Los aficionados del París Saint-Germain no confían en que su ídolo Kylian Mbappé renueve y están «absolutamente devastados» por su probable marcha al Real Madrid, pero no arremeten contra la estrella, «ejemplar» a lo largo de toda la temporada.

«Creo que no hay nada que hacer, desde la noche de los trofeos UNFP, donde su discurso sonaba como un adiós, estoy totalmente devastado», suspira Jonathan Partula, abonado al PSG desde hace 15 años, quien evoca la ceremonia de entrega de premios del fútbol francés, este domingo en París, en la que Mbappé anunció que su elección estaba «prácticamente» tomada, aunque sin precisar si en un sentido o en otro.

«No he estado en el Parque de los Príncipes desde hace meses, voy a ir el sábado (para la última fecha ante el Metz) y si anuncia que se va, quedaré demolido», añade este ingeniero de 39 años.

Marca, el periódico más vendido en España, titula sin condicionales este martes en portada con un ‘Sí’ sobre el rostro sonriente del delantero galo, precisando que el acuerdo está «ultimado».

Parecido mensaje lanza el periódico madrileño As, que estima sin embargo que la oficialización tendrá lugar, luego de la final de la Liga de Campeones contra el Liverpool, el 28 de mayo en el Stade de France.

Ante esta marcha anunciada, Jonathan afirma que «no hubo dudas sobre la implicación» de Mbappé.

No se siente pues «traicionado, eso nunca. Mbappé anunció el verano pasado que se iría».

«Nada que reprochar»

«Yo no puedo reprocharle nada visto el nivel al que ha jugado esta temporada», prosigue Jonathan. Sólo le reprocho no haberlo dicho un poco antes», precisa.

A ese respecto, Rachel, estudiante de 25 años y aficionada del PSG señala que no le gusta que «mantenga el misterio cuando su decisión la tiene tomada desde hace dos años».

Durante la ceremonia de los trofeos UNFP, el domingo, donde fue elegido mejor jugador de la Ligue 1 por tercera vez consecutiva, Mbappé «dio a entender ligeramente que su elección no estaba al 100% y eso me enerva», añade esta aficionada.

«No acabo de creerme que vaya a irse», confiesa Benjamin Muller, aficionado el PSG desde 1994.

«Tengo un gran respeto por lo que ha hecho este año, si un jugador ha sido ejemplar es él, e incluso contra el Madrid (en Liga de Campeones), él marcó en la ida y en la vuelta. Estuvo irreprochable», afirma Benjamin, quien no ve con pesismismo un eventual futuro sin Mbappé.

«No es la muerte para el club, tenemos la suerte de que Qatar está ahí» para comprar un sucesor, estima.

Grégory, miembro activo de un foro de aficionados del PSG, aún no ha perdido la esperanza, pero estaría «muy triste de perder a un jugador capaz de hacer ganar a su club él solo».

«Kylian Mbappé firmó por cinco años, y va a estar cinco años. No veo por qué odiarlo, él nos ha hecho ganar la mitad de los partidos», afirma.

Comparte y opina:

París SG derrota al Marsella en el ‘Clásico’ para acariciar el título

'Ney' respondió a lo que de él se espera y fue aclamado por el público parisino después de ser el héroe de los suyos con un gol y un penal provocado

Una de la estrellas del PSG, el brasileño Neymar.

Por AFP, Emmanuel Barranguet

/ 17 de abril de 2022 / 17:40

El líder París SG, que derrotó al Olympique de Marsella 2-1 este domingo en el Parque de los Príncipes, dio un paso de gigante hacia el título: al término de la 32ª fecha de la Ligue 1 cuenta con 15 puntos más que el Marsella (2º), a falta de 18 puntos por disputarse.

El brasileño Neymar, con un remate acrobático de volea a pase del italiano Marco Verratti, abrió el marcador para los parisinos (12). El croata Duje Caleta-Car aprovechó una indecisión de Marquinhos y del arquero Gianluigi Donnarumma en un córner para poner el 1-1 (31), antes de que Kylian Mbappé convirtiese un penal provocado por Neymar justo antes del descanso (45+5).

El delantero francés batió al arquero español Pau López para firmar su séptimo -y quizá último- gol en un clásico francés.

El conjunto dirigido por Mauricio Pochettino podría coronarse de nuevo campeón de liga -la décima de su historia- el miércoles si mejora ante el Angers el resultado del Marsella contra el Nantes.

El mejor Neymar

‘Ney’ respondió a lo que de él se espera y fue aclamado por el público parisino después de ser el héroe de los suyos con un gol y un penal provocado tras un centro-chut que tocó en el brazo del volante visitante Valentin Rongier.

Sus seis goles en los tres últimos partidos y varios gestos este domingo que pusieron de relieve la clase que atesora constatan la mejor versión del exjugador del FC Barcelona.

Aunque ni siquiera esta victoria ante el gran rival en Francia hizo olvidar a los aficionados parisinos la debacle colectiva ante el Real Madrid que costó la eliminación de la Champions.

Los ultras del CUP (Colectivo Ultras Parisinos) mantuvieron su huelga de animación. Apenas se dejaron oír para entonar cánticos y pitidos contra el conjunto visitante.

Pero el PSG está muy cerca del récord del Saint-Étienne, que conquistó su décimo título liguero en 1981.

El Marsella del argentino Jorge Sampaoli vio frenada una serie de ocho victorias consecutivas entre todas las competiciones.

El conjunto del sur de Francia cuenta aún con una opción a título viable este curso, después de su clasificación a semifinales de la Conference League, que disputará contra el Feyenoord neerlandés.

El OM creyó haber cosechado un punto en el Parque de los Príncipes cuando William Saliba remató de cabeza una falta de Dimitri Payet (85). Pero el gol fue anulado tras revisión del VAR.

El PSG vio cómo le eran anulados tres goles por fuera de juego, dos de Mbappé (35, 76) y uno de Leo Messi (40).

Unas acciones que al menos permitieron comprobar el buen momento de la ‘MNM’. Demasiado tarde para la Champions, pero a tiempo para la Ligue 1.

Antes del ‘Clásico’ galo se disputaron este domingo otros seis partidos en la Ligue 1, saldados con cuatro empates y dos victorias locales, la más llamativa el 6-1 que le endosó el Lyon (8º) a otro histórico como el Burdeos (19º).

Un hat-trick de Moussa Dembélé, un gol del camerunés Karl Toko Ekambi, otro de Romain Faivre y otro del brasileño Lucas Paquetá sirvieron para que el Lyon olvidase su reciente eliminación de la Europa League en cuartos ante el West Ham.

En la pelea por los puestos que dan derecho a disputar competición europea el próximo curso, el Niza derrotó 2-1 al Lorient (16º) y se alzó al cuarto puesto, sinónimo de billete a la Europa League.

Un gol de penal en el 54 y otro de cabeza en el 88, ambos del argelino Andy Delort, pusieron fin a la racha de cuatro fechas sin ganar de un Niza que sigue soñando con el podio y con estar en la próxima Champions.

También comparte ese objetivo el Estrasburgo (5º), que sacó un punto de su visita al Troyes (1-1), y que el miércoles se medirá con el Rennes (3º).

Comparte y opina:

Mbappé vuelve a encender la mecha sobre su futuro

"No quiero equivocarme", añadió, asegurando no haber "tomado mi decisión. Sé que para la gente está tardando, me hablan de ello todos los días…".

Kylian Mbappé, figura del París ST Germain

Por AFP, Emmanuel Barranguet

/ 4 de abril de 2022 / 20:49

«Sí, por supuesto», Kylian Mbappé podría finalmente quedarse en el París Saint-Germain. Respondiendo con pocas palabras después de haber hecho un partidazo el domingo por la tarde, el campeón del mundo reabrió el debate sobre su futuro.

«Ya he dado bastante información, creo que tenéis para poder trabajar», dijo con una sonrisa a los periodistas, en la zona mixta del Parque de los Príncipes después de haber destrozado al Lorient (5-1) con un doblete y tres asistencias.

«No quiero equivocarme», añadió, asegurando no haber «tomado mi decisión. Sé que para la gente está tardando, me hablan de ello todos los días…».

Prudente a la hora de hablar, Mbappé no suele dejar al azar sus declaraciones y sabía perfectamente que las redacciones de deportes estarían en ebullición después de sus salidas en tres ocasiones: primero en Prime Video, luego dos veces en zona mixta con la prensa escrita y después delante de las radios y televisiones.

Mbappé repitió: «No, no he elegido, no he tomado mi decisión, reflexiono, hay nuevos elementos, muchos parámetros».

Son precisamente esos «nuevos elementos» los que levantan las especulaciones, pero ni el club ni el entorno del jugador han aclarado el misterio sobre estos.

Responsabilidades

Entre los nuevos elementos figuraría la entrada de un tercer club en el baile, con el PSG y el Real Madrid, según una fuente próxima, que precisó que ese tercer club «no es el FC Barcelona».

Pero la clave quizá esté en lugar de Mbappé en «el proyecto»: ha repetido en numerosas ocasiones que quería responsabilidades, quizás simbolizadas por el brazalete de capitán.

No se trata seguro de una cuestión financiera, según una fuente que está trabajando con el jugador sobre su futuro, que señala que «Kylian tendrá dinero en todos los sitios» en los que pueda jugar.

La misma fuente recuerda que el club está listo a ofrecer lo que sea para renovar a Mbappé, que termina contrato en junio y es libre para marcharse por ejemplo al Real Madrid, interesado en el jugador desde hace años.

El hecho de que todavía no haya renovado a principios de abril, a pesar de las numerosas propuestas del PSG desde la temporada pasada, no invitan al optimismo sobre su futuro en París.

El desastre de Madrid, donde el club volvió a tropezar (victoria 1-0 y derrota en la vuelta 3-1) en Liga de Campeones, la obsesión del jugador francés, pareció haberle inculcado la idea de que es imposible levantar la ‘Orejona’ si se queda en la capital francesa.

Pero el jugador, con hambre por hacer historia en su deporte, sabe también que destacaría más ganando la primera del PSG que una más con el Real Madrid, que ya tiene 13 en su palmarés.

Mientras tanto, el domingo por la noche jugó y habló como un líder, defendiendo a la vez los colores de su equipo actual y al conjunto del grupo del enfado de sus propios aficionados.

«El mejor del mundo»

«Tienen derecho a no estar contentos», pero «todos perdimos en Madrid, no hay que atacar a ciertos jugadores», defendiendo sin duda a Lionel Messi y Neymar Jr., abucheados hace tres semanas y en paz con el estadio el domingo por la noche.

Mbappé repitió que él siempre «había asumido». En efecto, en el inicio de temporada habló en el diario L’Equipe sobre su irregular Eurocopa y sus deseos de irse al Real Madrid, antes de quedarse y ser de lejos el mejor jugador de la temporada parisina.

Después de haber rechazado acatar una de las reglas de márketing de la selección de Francia, una salida que generó polémica, volvió a asumir sus acciones, estando genial sobre el terreno en el siguiente partido contra Sudáfrica (5-0).

Mbappé rechazó el pasado 22 de marzo participar en un acto promocional con patrocinadores de la Federación Francesa de Fútbol (FFF) como protesta por la gestión de los derechos de imagen de los ‘Bleus’.

Tanto con Francia como con el PSG, es indispensable. El director deportivo Leonardo lo repitió en L’Equipe hace un mes, prometiendo que «intentaría todo» para conservar «al mejor jugador del mundo».

De nuevo Mbappé vuelve a estar en el centro de la actualidad, mientras que en lo deportivo solo podrá celebrar el título de campeonato francés, después de las eliminaciones en Copa y en Liga de Campeones.

La estrella francesa vuelve a estar en el centro de la revolución del club parisino que podría cambiar todo, con la posible marcha del entrenador Mauricio Pochettino e incluso de Leonardo.

Y así es como en una sola noche Mbappé prendió fuego al terreno de juego y al mercado de fichajes.

Comparte y opina:

Regreso fallido de Neymar como titular del PSG a cuatro días de la Champions

Neymar vio la segunda tarjeta amarilla en el minuto 90 tras un encontronazo con Tiago Djalo, el central portugués del Lille que fue la sombra del brasileño durante todo el partido… al punto que también fue expulsado en la misma acción.

/ 3 de abril de 2021 / 16:33

Si la idea del París SG era que Neymar tomase la forma antes de recibir al Bayern Múnich el miércoles, la apuesta salió mal: el club parisino perdió su partido contra el Lille (1-0) y el astro brasileño acabó expulsado.

Neymar vio la segunda tarjeta amarilla en el minuto 90 tras un encontronazo con Tiago Djalo, el central portugués del Lille que fue la sombra del brasileño durante todo el partido… al punto que también fue expulsado en la misma acción.

La primera amarilla la había visto Neymar al comienzo de la segunda parte por otro rifirrafe con un rival, esta vez Benjamin André, con el que también se encaró tras la enésima falta sufrida por parte de un rival.

Para que el París SG tenga opciones de superar su eliminatoria frente al actual campeón de Europa, Neymar deberá ofrecer una versión muy diferente el miércoles en Múnich a la que dio este sábado, en su primera titularización desde hace casi dos meses.

Lento y poco inspirado, Neymar se mostró muy lejos de la forma que tuvo en los meses de noviembre y diciembre, cuando fue pieza clave en la clasificación del PSG para octavos de ‘Champions’ con seis goles en cinco partidos.

La temporada del ’10’ hasta ahora ha estado marcada, como desde que llegó a París en 2017, por las lesiones. Este curso solo ha participado en 13 partidos de la Ligue 1 (de 31), con 6 goles y tres asistencias.

Buen trabajo durante la tregua

Lesionado en el aductor izquierdo durante un partido de la Copa de Francia contra el Caen (triunfo parisino 1-0) el pasado 10 de febrero, Neymar necesitó casi seis semanas para reaparecer.

En su regreso, apenas 20 minutos en la victoria 4-2 frente al Lyon, fue el pasado 21 de marzo. Tampoco brilló, pero al menos pudo recuperar algunas sensaciones justo antes de la tregua internacional.

El cuerpo técnico y los médicos del PSG contaban con los 15 días de parón, en los que no tuvo que incorporarse a la selección brasileña al suspenderse las jornadas de clasificación mundialista en Sudamérica por la pandemia, para trabajar en la puesta a punto del brasileño de cara al final de temporada, y sobre todo la doble confrontación contra el Bayern, en la repetición de la final de la última Liga de Campeones (victoria germana por 1-0).

«La tregua internacional ha sido beneficiosa para él. Ha podido entrenarse dos semanas a un muy buen nivel», declaró el viernes su técnico Mauricio Pochettino.

«Estamos sobre todo muy contentos de su estado de forma y de la manera cómo ha trabajado para subir su ritmo de juego y su nivel físico», insistió el argentino, destacando el «compromiso y la implicación» de ‘Ney’.

Expulsado

Tras este periodo de puesta a punto, Pochettino aseguró que Neymar «lo que necesita ahora es jugar» y las primeras impresiones que dejó este sábado sobre el césped del Parque de los Príncipes fueron buenas, con un intento de volea a centro de Ángel Di María (minuto 6) y bajando al centro del campo a buscar balones, demostrando tener ganas.

A medida que pasaron los minutos, Neymar cayó en el ritmo lento de su equipo y su estrella se fue apagando, aunque aún dispuso de un cabezazo para haber marcado pasada la hora de juego (69).

Como suele ser habitual desde que llegó a la Ligue 1, sus rivales le marcaron muy encima y no dudaron en pararle a base de patadas y faltas cuando trataba de crear juego.

Y como ya le ha sucedido en alguna ocasión, Neymar acabó cayendo en las provocaciones de los rivales y fue expulsado después de ver dos tarjetas amarillas tras entradas duras de jugadores adversarios.

Le quedan cuatro días ahora a Neymar para cambiar de chip y mostrarse decisivo frente al Bayern.

Comparte y opina:

Últimas Noticias