Thursday 26 Jan 2023 | Actualizado a 20:28 PM

Pepe es el tercer jugador de campo más veterano en jugar un Mundial

Pepe, jugador de Portugal

Por AFP

/ 28 de noviembre de 2022 / 21:32

El portugués ingresó en la historia del evento más importante de selecciones

El central Pepe se convirtió en el tercer jugador de campo más veterano de la historia de los Mundiales después de haber comenzado como titular con Portugal en el choque contra Uruguay de este lunes en Qatar.

El jugador de 39 años ocupó el lugar del lesionado Danilo, que sufrió una rotura de costillas, y fue uno de los tres cambios realizados por el seleccionador portugués Fernando Santos en su once de partida.

“Yo me encuentro bien, muy bien”, aseguró Pepe este lunes tras la victoria sobre Uruguay, afirmando que “lo más importante es disfrutar”.

“Es una emoción grande representar a nuestro país», aseguró el defensor portugués, que tras la clasificación a octavos.

Aseguró que “el equipo está bien, contento de poder disfrutar de un Mundial y creo que estamos en un camino muy bueno”.

Pepe acabó el partido como capitán tras la sustitución en el 82 de Cristiano Ronaldo.

Lea también:

Portugal también se clasifica a los octavos de final

El camerunés Roger Milla sigue siendo el jugador de campo de mayor edad que ha disputado un Mundial, en Estados Unidos 1994, con 42 años.

En esta misma edición de Qatar, participa también el canadiense Atiba Hutchinson, que tiene un par de semanas más que Pepe.

Sin embargo, hay dos porteros que superan a Milla.

El egipcio Essam El-Hadary tenía 45 años cuando jugó en Rusia 2018, mientras que el arquero colombiano Faryd Mondragón lo hizo con 43 años en Brasil 2014.

Murales en Milán muestran a Los Simpson como víctimas del Holocausto

Realizados con ocasión del Día de la Memoria, la célebre familia estadounidense aparece con el piyama de rayas en el tristemente célebre ‘Binario 21’ de la estación de trenes.

Dos murales de la familia Simpson pintadas por aleXsandro Palombo. Foto: Instagram.

Por AFP

/ 26 de enero de 2023 / 19:38

Una serie de murales que muestra a la famosa familia de dibujos animados Los Simpson como víctimas del Holocausto aparecieron este jueves en la estación central de trenes de Milán (norte). Desde este lugar, cientos de judíos italianos fueron enviados a los campos de concentración nazi.

Los murales fueron realizados por el artista aleXsandro Palombo. Todos ellos retratan a la familia Simpson antes y después de su deportación con la notoria estrella de David amarilla. Esta señal fue utilizada para marcar a los judíos durante el Holocausto.

Realizados con ocasión del Día de la Memoria, la célebre familia estadounidense aparece con el piyama de rayas en el tristemente célebre «Binario 21» de la estación de trenes. Se conoce que el piyama de rayas es sinónimo de los campos de concentración.

También puede leer:

Impactada por el ataque, Algeciras defiende la convivencia de culturas

«Te tropiezas con estas obras para ver lo que no vemos; las cosas más terribles pueden volverse realidad y el arte tiene el deber de recordarlas, porque es un poderoso antídoto contra el olvido». Así lo aseguró aleXsandro Palombo en un comunicado.

«El horror del genocidio judío debe transmitirse sin filtros a las nuevas generaciones para proteger a la humanidad de otros horrores como el Holocausto», escribió.

Palombo es un artista pop contemporáneo italiano, famoso por sus obras coloridas y reflexivas que se centran en temas como la ética y los derechos humanos.

Comparte y opina:

Nació en un zoo inglés un canguro arborícola, especie en peligro de extinción

De pelaje corto y lanoso, marrón en el lomo y blanco o beis en el vientre, este animal de cabeza grande y orejas redondas como las de un oso vive en las copas de los árboles.

El pequeño canguro empezó a sacar su cabeza por la bolsa de su madre y es el primer ejemplar que nació en el zoológico del Bronx en los últimos 14 años. Foto: Mundo Fauna.

Por AFP

/ 26 de enero de 2023 / 19:06

Cuidadores de un zoo británico vieron a una cría de canguro arborícola salir por primera vez de la bolsa de su madre. Se trata de una investigación para ayudar a esta especie en peligro de extinción a sobrevivir en su hábitat natural.

Más pequeño que el canguro australiano, el dendrolago de Goodfellow es un marsupial originario de las selvas tropicales de Papúa Nueva Guinea. Víctima de la caza y la destrucción de su hábitat natural, su población se ha reducido a más de la mitad en 30 años.

De pelaje corto y lanoso, marrón en el lomo y blanco o beis en el vientre, este animal de cabeza grande y orejas redondas como las de un oso vive en las copas de los árboles.

El equipo del zoo de Chester, en el noroeste de Inglaterra, ha podido seguir el crecimiento de la cría gracias a un endoscopio especial. El aparato está colocado en la bolsa de su madre a intervalos de varias semanas desde su nacimiento en julio, explicó el jueves Dave White, responsable del parque.

«Tener la custodia de estos especímenes en peligro nos permite aprender mucho sobre ellos y la información que recopilamos contribuye a protegerlos en su hábitat natural», declaró a AFP.

También puede leer: Estados Unidos anuncia creación de unidad conjunta para enfrentar la caza furtiva en Sudáfrica

Protección

Se sabe poco sobre el desarrollo de estos marsupiales. Al filmarlos, los cuidadores esperan documentar mejor sus prácticas para protegerlos de forma más eficaz; y ayudar a otras especies similares del sudeste asiático a seguir viviendo en libertad.

Estos animales tienen el «proceso de nacimiento más complejo del reino animal», explica White. La cría nace sin haber acabado su desarrollo e instintivamente sigue un camino a lo largo del pelaje, lamido por su madre, que le conduce a la bolsa.

Una vez allí, se aferra a una mama y crece poco a poco, hasta que a los seis meses «empieza a abrir los ojos y a sacar la cabeza», agrega.

En los próximos días, el pequeño debería salir completamente de la bolsa de su madre para empezar a aprender a saltar y trepar a los árboles. El pequeño animal que se cree es un macho, aún no tiene nombre.

El dendrolago de Goodfellow ses una de las 14 especies de canguros arborícolas. Los demás viven en Indonesia, Australia y Papúa Nueva Guinea.

Comparte y opina:

Cuarenta muertos en Nigeria tras la explosión de una bomba, según nuevo balance

El ejército bombardeó accidentalmente en el pasado a civiles en el noreste y noroeste del país, donde las tropas luchan contra grupos yihadistas y bandas criminales.

Cuarenta muertos en Nigeria tras la explosión de una bomba.

Por AFP

/ 26 de enero de 2023 / 17:59

Al menos 40 pastores murieron tras la explosión de una bomba en el centro de Nigeria, en una región asolada por tensiones étnicas y religiosas, según un nuevo balance de las autoridades comunicado este jueves.

Los pastores se encontraban con su ganado en la aldea de Rukubi, en el centro del país, cuando se produjo la explosión el miércoles.

La localidad se encuentra en la frontera de los estados nigerianos de Nasarawa y Benue.

«Ahora tenemos unos 40 muertos», dijo a la prensa el gobernador de Nasarawa, Abdullahi Sule.

El balance anterior era de 27 muertos.

«El rumor que circuló previamente decía que la fuerza aérea realizó un bombardeo, pero ahora sabemos que ningún avión militar sobrevoló la zona», dijo Sule al canal de televisión Arise News.

«En lugar de eso fue un dron lo que sobrevoló la zona y lanzó la bomba», añadió el gobernador, sin especificar quién operó ese aaparato.

Le puede interesar: Al menos 7 muertos y 29 heridos en atropello durante un carnaval en Nigeria.

Un grupo representante de pastores había dicho que la bomba fue lanzada por un avión militar nigeriano.

«Fue un bombardeo aéreo», declaró Lawal Dano, un representante de la asociación de ganaderos Miyetti Allah.

El ejército nigeriano no respondió a las preguntas de la AFP sobre lo ocurrido.

El ejército bombardeó accidentalmente en el pasado a civiles en el noreste y noroeste del país, donde las tropas luchan contra grupos yihadistas y bandas criminales.

El acceso al agua y a las tierras enfrenta desde hace décadas a pastores y agricultores en el centro de Nigeria.

El conflicto adquirió una dimensión étnica y religiosa en los últimos años debido a que la mayoría de los pastores son musulmanes, en tanto que los agricultores son cristianos.

Comparte y opina:

El Athletic gana 3-1 al Valencia y avanza a semis de Copa del Rey

Los vascos avanzaron a la siguiente fase y sueñan con lograr un título en el inicio de este año

Incidencia de Athletic de Bilbao y Valencia

Por AFP

/ 26 de enero de 2023 / 17:57

El Athletic de Bilbao se metió en semifinales de la Copa del Rey este jueves tras ganar 3-1 en el campo del Valencia, en una eliminatoria de cuartos de final a partido único.

El Athletic se adelantó con un gol de Iker Muniain (35), empató el Valencia con un gol en propia puerta de Óscar de Marcos (43), Nico Williams hizo el 2-1 (45) y Mikel Vesga sentenció (74).

En un partido muy igualado entre dos equipos muy prudentes de inicio, el Athletic buscó más la portería contraria.

Pasada la media hora, Iñaki Williams dejó el balón de cabeza en el área a Muniain para que abriera el marcador (35).

Valencia que pasó por unos momentos de desconcierto, pero un centro de Diakhaby mandó un centro que De Marcos impulsó al interior de su propia portería (43).

La alegría de los locales duró poco porque apenas dos minutos después, Iñaki Williams volvió a dejar un balón franco a su hermano Nico para hacer el 2-1 (45).

Lea también:

Barcelona busca afianzar la buena racha en Liga, Real Madrid a un paso

A la vuelta de la pausa, el Valencia siguió acusando el golpe frente a un Athletic que presionaba arriba la salida del equipo ‘che’.

Los vascos llevaron las riendas del partido hasta que Cenk Ozkacar derribó a Nico Williams en el área, en una acción sancionada con penal después de que el árbitro consultara con al VAR.

Mikel Vesga no falló desde los once metros para poner el 3-1 (74) que sentenciaba la eliminatoria y dio el pase al Athletic a semifinales del torneo del KO.

Comparte y opina:

Impactada por el ataque, Algeciras defiende la convivencia de culturas

La tarde del miércoles durante unos minutos la información era confusa y las llamadas a la policía se multiplicaban sembrando el desconcierto en el lugar.

La normalidad de Algeciras se quebró cuando un sacristán fue asesinado por un joven marroquí, según testigos. Foto: RTVE.

Por AFP

/ 26 de enero de 2023 / 17:45

En el extremo sur de España, con África a solo unos kilómetros, Algeciras es una ciudad acostumbrada a la convivencia entre culturas. Sin embargo, su normalidad se quebró el miércoles cuando un sacristán fue asesinado por un joven marroquí, según testigos.

Pese al invierno, el sol luce sobre esta ciudad portuaria de 120.000 habitantes en el costado oriental de la punta en la que termina Europa; y con enlaces frecuentes en ferri hacia Tánger o Ceuta, en el continente africano.

Pero hoy no es un día normal y cuando suenan las campanas del mediodía en la iglesia de La Palma, la Plaza Alta se queda en silencio.

Rodeando el lugar donde Diego Valencia, el sacristán de este céntrico templo, se desplomó muerto acuchillado unas horas antes. Centenares de vecinos muestran su repulsa por un acto que nunca pensaron que verían en Algeciras.

«Aquí hemos vivido muy a gusto, muy bien, esto lo hemos visto fuera, pero en Algeciras es la primera vez», lamenta Rosa Amado. Ella es una jubilada de 73 años que acude a homenajear a Diego, con el que se cruzaba todos los domingos en misa.

El sospechoso, un marroquí de 25 años, atacó a Valencia tras haber herido previamente a un sacerdote en otro templo cercano y de provocar destrozos en la propia iglesia de La Palma.

También puede leer: Los viajes del Papa Francisco a África

Tarde convulsa

La tarde del miércoles durante unos minutos la información era confusa y las llamadas a la policía se multiplicaban sembrando el desconcierto en Algeciras.

«En esos momentos te crees que estás viviendo una película porque muchas veces estas cosas las ves en la tele… Pero cuando te llega, no te lo crees». Así trata de explicar Juan José Marina, el párroco de la iglesia de La Palma, con los ojos hinchados y el gesto agotado.

Este hombre alto apenas ha conseguido dormir. La voz se le quiebra cuando recuerda al sacristán con el que compartía la vida de la iglesia, y de quien piensa que se encontró con una muerte que era para él.

«Si yo estoy vivo es porque Diego ha muerto. Mi sitio era ese», cuenta con la voz quebrada.

El sacerdote estaba oficiando una confirmación en otro templo cuando le informaron de lo que había ocurrido.

Todavía sin poder asimilarlo, pide que la tragedia no sirva para sembrar divisiones. «Lo que intento por todos los medios es que esto no sirva ahora para resaltar estas divisiones que muchas veces hay, porque aquí no las ha habido», pide a las puertas de su iglesia, ahora cerrada.

Retos

Entre los vecinos que han querido recordar a Diego y mostrar su repulsa por los ataques también hay varios musulmanes, como Saida Laroussi. Y es que lleva casi tres décadas en la ciudad y teme que se identifique a la comunidad con un ataque aislado.

«Este chico no tiene que matar a nadie porque el Islam es la paz. Venimos aquí para decir a la gente que estamos con ustedes, estamos contra eso». Así afirma en referencia al sospechoso esta profesora de árabe de 50 años y que porta velo color beige.

Pero en esta ciudad donde, según su alcalde, cohabitan 129 nacionalidades, algunos ven la convivencia como un gran desafío.

«Nos hemos quedado todos impactados, pero eso ya se veía…», indica Carmen, una ama de casa de 67 años que prefiere no dar su apellido.

«Yo vivo en una barriada, hay árabes, hay musulmanes y no se integran», lamenta sin dar más detalles.

Contra esa imagen es la que quiere luchar Hicham Ayoubi. Él ha acudido a la plaza para mostrar su «vergüenza» por los ataques supuestamente cometidos por un joven nacido también en Marruecos.

«Tenemos un gran temor de que esto salpique a la integración que tenemos en este pueblo; porque nos sentimos españoles y nos sentimos algecireños y no queremos que esto vuelva a suceder», asegura este transportista de 41 años que hace 22 que llegó de Tánger. «Ningún verso del Corán incita a la violencia o a matar a otra persona», reitera.

Comparte y opina: