Thursday 2 Feb 2023 | Actualizado a 11:11 AM

¿Seguirá Ronaldo en el banquillo en los cuartos del Mundial?

Cristiano Ronaldo, jugador de la selección portuguesa

Por AFP

/ 9 de diciembre de 2022 / 09:54

El jueves la federación portuguesa y el propio jugador a través de Instagram negaron las informaciones de prensa sobre que hubiera amenazado con abandonar la concentración

¿Seguirá Ronaldo en el banquillo en los cuartos del Mundial? Fernando Santos por fin cruzó la línea roja y Cristiano Ronaldo se quedó en el banquillo.

El resultado fue inapelable, 6-1 ante Suiza y un triplete de su sustituto Gonçalo Ramos.

¿Lo volverá a sentar en cuartos ante Marruecos? Evidentemente no respondió a la cuestión este viernes en rueda de prensa.

Ante periodistas de todo el mundo, el seleccionador quiso zanjar la polémica con una larga respuesta.  

«Hubo una conversación, hubiera sido negativo no tenerla. Es el capitán, el representante del fútbol portugués”.

“Tenía que hablarle. Le expliqué las razones por las que se quedaba en el banquillo», dijo Santos.


Lea también: Ante los rumores, Ronaldo sonríe y forma con los suplentes de Portugal

Seguirá Ronaldo

«Le dije que ante Suiza prefería guardarlo en el banquillo para la segunda parte porque sería un duelo durísimo”.

“No estaba contento por la decisión, me lo dijo, pero fue una conversación normal», añadió.

El seleccionador de 68 años pretendía con este ejercicio de transparencia, que incluyó detalles como «la conversación fue en mi despacho el día del partido después de comer», poner fin a la controversia.

Tras no jugar, el miércoles CR7 no entrenó en el campo, como sí hicieron el resto de suplentes.

El jueves la federación portuguesa y el propio jugador a través de Instagram negaron las informaciones de prensa sobre que hubiera amenazado con abandonar la concentración.

Luego saltó al césped sonriente y se alineó con los suplentes en un partidillo.

«Nunca me dijo que quisiera irse, tenemos que terminar con las polémicas», añadió Santos este viernes.

Invitó a los periodistas a revisar las imágenes de su impecable actitud en el partido contra Suiza.

«Quiso calentar con el resto a pesar de ser suplente, celebró los goles e invitó a sus compañeros a que celebraran con los aficionados. ¡Hay que dejarle tranquilo!», añadió.

Sobre su titularidad el sábado ante Marruecos, no desveló sus planes: «Ganar y no cambiar nada no es obligatorio. Marruecos es muy diferente a Suiza. Será un partido diferente».

Un nuevo mundo

Ante el equipo helvético, Ronaldo solo disputó los últimos 15 minutos. Saltó al campo cuando ya estaba todo el pescado vendido, con 5-1, cuando solo faltaba por marcar Rafael Leao, otro ilustre abocado al banquillo en este Mundial.

Ronaldo, con cinco Mundiales jugados y goleador en todas las ediciones -único jugador en la historia-, no iniciaba un partido de la gran competición.

Desde que arrancara en el banquillo en la fase de grupos ante México en Alemania-2006.

En la presente edición fue titular en los tres de la fase de grupos, incluida la derrota 2-1 ante Corea del Sur a pesar de que el equipo ya estaba clasificado.

En ese duelo se quejó al ser sustituido, quizás la mecha que prendió su suplencia en octavos.

Consumado el ‘sacrilegio’ de dejar en el banco al hombre de los 195 partidos internacionales -si juega ante Marruecos será el futbolista con más partidos, igualando con el kuwaití Bader al-Mutawa – y los 118 goles -récord absoluto-, Portugal descubrió un nuevo mundo.

Con Ronaldo como bandera, Portugal conquistó sus primeros títulos internacionales, la Eurocopa 2016 y la Liga de Naciones 2019.

Pero la dependencia de un jugador que cumplirá 38 años en febrero parece haber ahogado a su equipo en los últimos tiempos.

A menudo criticado por sus planteamientos conservadores cuando dispone de una nómina de atacantes de primer nivel.

Santos quitó un peso de encima a su grupo con la suplencia de la leyenda. Y sus futbolistas respondieron con el mejor partido que se les recuerda.

Joao Felix, titular en el ataque portugués en Qatar, precedió a Santos este viernes en rueda de prensa y mostró menos solemnidad que su técnico cuando le preguntaron por su capitán.

«Que esté o no en el campo no nos cambia la táctica. Tiene cualidades que otros jugadores no tienen y a la inversa”.

“Tenemos nuestra identidad y nos concentramos en eso», despejó visiblemente cansado por el monotema de la selección lusa.

Las siete vidas del ‘Pelado’ Díaz lo llevaron al Mundial de Clubes

Amor por River en Argentina y un pasaporte lleno de experiencias en el extranjero: Italia, Francia y Japón

El entrenador argentino Ramón Angel Díaz dirige al club saudí Al Hilal

Por AFP

/ 2 de febrero de 2023 / 10:51

Más de cuatro décadas en el fútbol dan para lo impensable. Que se lo pregunten a Ramón Díaz. De liderar junto a Diego Maradona el icónico juvenil de la Albiceleste campeón del Mundo en 1979 a descubrir el Mundial de Clubes como entrenador del saudí Al Hilal.

A sus 63 años, el ‘Pelado’, una de las figuras más importantes de la historia de River Plate, y sus chicos entrarán en liza el sábado en Rabat como flamantes campeones de Asia en un duelo de segunda ronda ante el local Wydad Casablanca. El ganador desafiará en semifinales al Flamengo.

AMOR Y RUPTURA CON PELUSA

Díaz aterrizó en el fútbol a lo grande, logrando el Mundial Sub-20 de Japón hace 44 años junto a Maradona. El ‘Pelado’ fue el goleador del torneo con ocho dianas, mientras que el ‘Pelusa’ firmó seis.

Amigos íntimos, Maradona firmó por Boca en 1981 y Díaz ya era figura en River. Formaron parte de la selección absoluta de César Luis Menotti en el Mundial de España 1982, en el que la Albiceleste se quedó en segunda ronda.

TAMBIÉN PUEDE LEER:

Manchester United elimina al Nottingham y pasa a final de Copa de la Liga inglesa

Pero la química entre los dos atacantes se había empezado a romper y nació una de las enemistades más famosas del fútbol argentino.

Maradona prosiguió su ascenso a los cielos, alcanzado cuatro años después en México-1986, y Díaz no volvió a la Albiceleste desde la llegada de Carlos Bilardo, dejando 10 goles en 22 partidos tras su temprano adiós.

GIGANTE RIVER

El desencanto con la selección lo palió Díaz con sus éxitos en River. Delantero centro con gran olfato, tuvo dos etapas como jugador, primero como promesa (78-82) y luego como veterano tras una década en Europa (1982-1991).

Entre sus éxitos, haber salido campeón con los Millonarios en tres décadas diferentes (1979, 1980, 1981 y 1991).

Su lista de trofeos con River continuó creciendo como técnico. Para la historia, la Libertadores que logró en 1996, con un plantel de figuras en el que estaban Enzo Francescoli, Ariel Ortega, Hernán Crespo, Juan Pablo Sorín o Marcelo Gallardo, que luego también se convertiría en leyenda del banquillo consiguiendo otras dos ediciones del torneo continental.

LA VIDA NÓMADA

Amor por River en Argentina y un pasaporte lleno de experiencias en el extranjero. El ‘Pelado’, delantero rompedor, hizo carrera en Italia (Nápoles, Avellino, Fiorentina e Inter), pasó por Francia (Mónaco) y se retiró en el Yokohama Marinos japonés.

Como técnico tampoco tuvo pereza a la hora de hacer la maleta: América (México), Oxford United (Inglaterra), Al Hilal y Al Ittihad (Arabia Saudita), Libertad (Paraguay), Al Nasr (Emiratos Árabes Unidos), la selección paraguaya y 21 días al frente del Botafogo (Brasil) conforman un interesante periplo.

ESPERANDO A LEO

Con nada que demostrar, el ‘Pelado’ vive una plácida tercera edad en los banquillos. Brilla con un referente en Asia como el Al Hilal, en el que cumple su segunda etapa, y se da el lujo de poder entrenarlo junto con su hijo Emiliano, también exfutbolista.

«Gozo de una relación muy buena con Al Hilal. Sé que la mayoría de los jugadores de mi primera etapa aquí comprenden mi filosofía, y yo conozco sus cualidades. La relación con los jugadores, la directiva y todo el mundo es excelente», señaló hace unos meses en una entrevista con la FIFA.

En Arabia Saudita, un país que ha hecho del fútbol uno de sus escaparates internacionales, la llegada de Cristiano Ronaldo hace unas semanas al gran rival, el Al Nassr, revolucionó la competición.

Y desde entonces los medios publican la posibilidad de que el Al Hilal ofrezca a Lionel Messi un cheque inédito por volver a enfrentarse a su eterno rival.

Si ocurriera, el ‘Pelado’, que nació para el fútbol junto a Maradona, podría poner el cierre a su memorable carrera junto al otro icono del fútbol de su país.

(02/02/2023)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Con 102 hijos, un padre ugandés afirma que ya es suficiente

A sus 68 años, está al frente de una familia de 12 mujeres, 102 hijos -el menor de 10 años y el mayor de 50- y 578 nietos.

El ugandés Musa Hasahya Kesera es padre de 102 hijos. Foto: AFP

Por AFP

/ 2 de febrero de 2023 / 10:27

«Al principio era una broma […] pero ahora son problemas» afirma Musa Hasahya Kesera, un ugandés padre de 102 hijos que reconoce que cada día le cuesta más satisfacer sus necesidades… o incluso recordar sus nombres.

A sus 68 años, está al frente de una familia de 12 mujeres, 102 hijos -el menor de 10 años y el mayor de 50- y 578 nietos.

Se ha convertido en toda una atracción en su aldea, Bugisa, en el este de Uganda. Pero asegura que quiere detenerse y no tener más. «Ya he aprendido [la lección] de mi actitud irresponsable, de haber tenido tantos hijos de los que no puedo ocuparme», confiesa.

Su gran familia vive en una casa muy deteriorada con tejado de chapa y una veintena de cabañas de adobe situadas cerca.

«Con mi débil salud y menos de una hectárea de tierra para una familia tan grande, dos de mis esposas se han ido porque no podía satisfacerlas en lo más esencial, como la comida, la educación o la ropa», cuenta el padre de familia, desempleado.

Para evitar que la familia crezca aún más, sus esposas toman anticonceptivos. Él no se cuida, dice.

También puede leer: Los secretos de la dentadura de una aristócrata del siglo XVII en Francia

Reuniones de familia mensuales

La poligamia está autorizada en Uganda.

Musa Hasahya Kesera se casó por primera vez en 1972, cuando tenía 17 años, mediante una ceremonia tradicional. Su primer hijo nació un año después.

«Como solo éramos dos hijos (en su familia), mi hermano, mis padres y mis amigos me aconsejaron que me casara con varias mujeres para tener muchos hijos y aumentar nuestro patrimonio familiar», explica.

Atraídos por su estatus de vendedor de ganado y carnicero, varios lugareños le ofrecieron la mano de sus hijas, algunas de ellas todavía menores (una práctica prohibida desde 1995).

Con los años, ya no puede ni identificar a sus propios hijos.

«Solo me acuerdo de los nombres del primero que nació y del último, no me acuerdo de la mayoría de los otros», confiesa, revisando entre montones de viejos cuadernos para encontrar detalles sobre sus nacimientos. «Son sus madres las que me ayudan a identificarlos», señala.

El padre ugandés admite que también le cuesta recordar el nombre de algunas de sus esposas. Tiene que pedirle a uno de sus hijos, Shaban Magino, un maestro de 30 años, que le ayude a gestionar los asuntos de la familia. Es uno de sus pocos hijos que fueron a la escuela.

Para resolver las disputas, que no faltan en la familia, se organiza una reunión cada mes.

Una comida diaria

El pueblo de Bugisa vive en gran parte de la agricultura, con pequeños cultivos de arroz, mandioca y café, y de la ganadería.

En la familia de Musa Hasahya Kesera, algunos intentan ganar dinero o comida haciendo tareas domésticas para sus vecinos o se pasan el día buscando leña y agua, para lo que muchas veces tienen que recorrer largas distancias a pie.

Otros se quedan en casa. Las mujeres tejen esteras o hacen trenzas en el pelo, mientras que los hombres juegan a las cartas a la sombra de un árbol.

Cuando está listo el almuerzo -la mayoría de las veces, mandioca hervida-, el padre ugandés sale de su cabaña y llama a gritos a sus familiares para que se pongan en fila para comer.

«Pero apenas tenemos comida suficiente. Estamos obligados a dar de comer a los hijos una vez, o dos en los días buenos», explica Zabina, la tercera esposa de Musa Hasahya Kesera, quien asegura que nunca se hubiera casado de haber sabido que su marido tenía otras mujeres.

«Trajo a la cuarta, luego a la quinta, y así hasta llegar a doce», dice, suspirando.

Solo siete siguen viviendo con él en Bugisa. Dos lo dejaron y tres se fueron a otra localidad, a dos kilómetros de distancia, porque con lo que da la granja familiar no alcanza para que coman todos.

Comparte y opina:

Los árboles milenarios de Líbano, amenazados por la tala ilegal

Frente a esta situación, varios donantes -la mayoría, libaneses de la diáspora oriundos de Ainata- están financiando un equipo de agentes forestales.

Hectáreas de árboles centenarios amenazados por la tala ilegal, en Líbano. Foto: AFP

Por AFP

/ 2 de febrero de 2023 / 09:47

Cada noche, en Ainata, en las montañas de Líbano, una decena de voluntarios patrulla la zona para vigilar las hectáreas de árboles centenarios amenazados por la tala ilegal, un fenómeno cada vez más frecuente.

«Casi 150 robles pluricentenarios fueron cortados» desde principios de 2022, afirma Ghandi Rahmé, un policía municipal del pueblo, situado a 1.700 metros de altitud.

De aquellos árboles, el único vestigio son unos enormes troncos, víctimas de la acción de unos traficantes que suelen llegar de noche, cuando nadie los ve, con vehículos todoterreno y motosierras.

El Ayuntamiento de Ainata, entre el Líbano norte y la llanura oriental de Becá, acusa a las bandas organizadas de talar esos viejos árboles, entre los que se cuentan robles y enebros, para luego vender la madera ilegalmente. Se trata de un negocio muy lucrativo.

«Son libaneses de regiones de los alrededores», a veces «acompañados de obreros sirios», afirma Ghandi Rahmé, un hombre de unos 40 años y espesa barba. En septiembre, sorprendió a un grupo de ellos en flagrante delito.

El tráfico se ha agravado con la crisis económica que paraliza Líbano desde 2019: con un Estado en bancarrota, los guardas forestales -como ocurre con otros cuerpos de seguridad- ya no tienen medios para efectuar suficientes patrullas.

«Las masacres cometidas son espantosas», lamenta Samir Rahmé, un agricultor de unos 60 años, oriundo de Ainata.

También puede leer: El murmuro del EUCALIPTO

Falta de medios

Frente a esta situación, varios donantes -la mayoría, libaneses de la diáspora oriundos de Ainata- están financiando un equipo de agentes forestales.

Desde que empezaron las patrullas nocturnas, «no se ha constatado ni un solo caso de tala ilegal», afirma, satisfecho, Samir Rahmé.

Los habitantes destacan que cuando un árbol se tala de forma ilegal ya no vuelve a crecer.

Pero no todos los municipios tienen el lujo de recibir ayuda para contratar guardias forestales, ni siquiera de forma temporal.

«El presupuesto que nos otorga el Estado se ha vuelto irrisorio», comenta Ghassan Geagea, alcalde de Barqa, un pueblo vecino.

Aunque se plantea pedirle a los vecinos que financien las patrullas, el alcalde duda sobre si estas serían realmente eficaces «habida cuenta del alcance del fenómeno».

Los infractores actúan en las áreas altas, lejos de Barqa. Allí desaparecieron varios enebros milenarios.

En Líbano, la superficie forestal -ya corroída por la creciente urbanización y los incendios- cubre el 13% del territorio, según el Ministerio de Agricultura.

Para que los habitantes se calienten en invierno, solo se autoriza la poda de árboles «enfermos», con la supervisión de la alcaldía.

«Quinientos años»

Paul Abi Rached, presidente de la oenegé Tierra Líbano, alertó recientemente sobre el aumento de las «masacres ecológicas», sobre todo la tala de árboles de enebro.

Según el Ministerio de Medio Ambiente, el país alberga los bosques más importantes de Oriente Medio de ese árbol milenario, además de bosques de pino, roble, cedros y abetos.

El enebro es «uno de los únicos árboles que puede crecer a gran altitud y retener la nieve para que el agua se infiltre en las capas freáticas», indica Abi Rached.

Pero desde hace unos años, su madera es cada vez más codiciada por los contrabandistas que, según sospechan los habitantes de la zona, la venden después en Líbano y Siria.

«Si no paramos la tala del enebro, nos encaminamos hacia escasez de agua y sequía», advierte.

Y más aún si se tiene en cuenta que ese árbol crece «muy lentamente», explica Youssef Tawk, un hombre de 68 años natural de Becharre, en el Líbano norte. «Fuera de las reservas, se necesitan 500 años para que tome la forma de un árbol», explica.

«Talar este árbol es un crimen. Para mí, es como si mataran a un hombre», agrega Tawk, médico de profesión y fundador de una organización de protección del medio ambiente.

Por su parte, Dany Geagea lleva más de 20 años trabajando contra la tala del enebro en su aldea.

Ha creado una oenegé y una reserva cerca de Ainata donde ha plantado unos 30.000 enebros.

«La tala ilegal no es algo nuevo, lo que lo es, es que ahora se hace de forma organizada», señala el activista de 46 años, que no guarda ningún parentesco con el alcalde de Barqa.

Y las pocas veces que los malhechores son detenidos, acaban «liberados rápidamente», lamenta.

«Eso es Líbano… Incluso la justicia está politizada».

Comparte y opina:

Esplendor en las gradas, los hinchas marroquíes agitan el Mundialito

En este país fanático del balón la creatividad de los aficionados no tiene límite cuando se trata de alentar a los suyos.

Los hinchas de Wydad alientan a su plantel en el inicio mismo del Mundial.

Por AFP

/ 2 de febrero de 2023 / 09:08

En Casablanca, el estadio Mohammed V tiembla con los cánticos de los aficionados del Wydad cuando se despliega un gigantesco tifo al inicio de los partidos, un espectáculo en las gradas que se desplaza a Tánger y Rabat durante el Mundial de Clubes.

Los 10.000 ‘Winners’ —ultras del Wydad Casablanca— de la Curva Norte ofrecen un espectáculo impresionante, a la altura de la reputación de los hinchas marroquíes, capaces de robar el protagonismo a los jugadores en el césped  Escrito en el tifo, ‘Free Souls’, almas libres, el lema del grupo.

Último vencedor continental en África, el WAC —como se conoce al Wydad— tiene como ambición dar la gran sorpresa y lograr un Mundial de Clubes que a lo largo de su historia solo han conseguido equipos europeos y sudamericanos.

Su campaña empieza el sábado en el partido contra el Al Hilal saudita, en busca de una plaza en semifinales contra Flamengo, el martes en Tánger.

Los ‘winners’ o hinchas marroquíes alientan a su plantel en el certamen internacional (AFP)

«No sabría describir mi amor por el público del Wydad, es algo muy especial», señala Houssam Ait Wahman, antes de un duelo contra el equipo de Fes.

«Ningún afición del mundo puede rivalizar con nosotros», se entusiasma este aficionado de 18 años, acompañado de su madre y de sus dos hermanas pequeñas.

Como si fueran un director de orquesta, los ‘Winners’ -clasificado como el mejor grupo ultra en 2022 por Ultras World, referencia en las redes sociales-  Cantan, lanzan bengalas o mueven las luces de sus teléfonos móviles en una entrenada coreografía.

«Apoyar al Wydad es una pasión, un compromiso que va más allá del fútbol. Damos lo mejor de nosotros mismos defendiendo valores como el respeto a la familia y la solidaridad», explica Mohamed, un antiguo ‘Winner’ que prefiere no dar su apellido.

CREAR ESPECTÁCULO

Los ultras del gran rival, el ilustre Raja de Casablanca, también son conocidos por sus espectaculares escenografías en las gradas.

«Crear espectáculo es la marca de fábrica de los ultras. Una manera para ellos de expresarse, de hacerse valer y ver», subraya el sociólogo marroquí Abderrahim Bourkia, autor de un ensayo de referencia, ‘Los ultras en la ciudad’.

Los grupos del Raja, ‘Green Boys’ y ‘Ultra Eagles’, ponen por delante referencias comprometidas y virales en las redes sociales.

Es el caso de ‘F bladi delmouni’ (Oprimido en mi país), un cántico que denuncia las desigualdades y la injusticia en el reino.

TAMBIÉN PUEDE LEER:
El Mundial de Clubes arranca con triunfo de Al Ahly y recuerdo a Pelé

En Argelia, los manifestantes del movimiento de protesta popular de Hirak lo cantaban en 2019 y 2020. El himno también fue adoptado por los palestinos.

«El modelo del Raja tiende hacia una cultura militante, dando voz a los sin voz, contra la opresión y denunciando la corrupción», señaló un antiguo ultra del Raja.

 Otras letras comprometidas son cantadas por los aficionados del Wydad o del Ittihad Tanger, con los estadios convirtiéndose en «espacios de expresión», explica Bourkia.

EXPERIENCIA ÚNICA

En este país fanático del balón, que vive un momento de euforia colectiva después de que la selección finalizara cuarta en el Mundial, la mejor clasificación histórica de un país africano, la creatividad de los aficionados no tiene límite.

Si los ‘Winners’ prefieren jugar la carta estética, con referencias a la cultura -Juego de Tronos o el manga Death Note-, los ‘Green Boys’ y los ‘Ultra Eagles’ revindican referencias culturales inesperadas en un estadio.

En lo derbis contra el Wydad los tifos del Raja se inspiran en el maestro del teatro del absurdo Eugene Ionesco o de ‘1984’, la distopía antitotalitaria de George Orwell, con el riesgo de provocar las críticas de medios conservadores o de ver prohibidos los tifos.

«Formar parte de los ultras es una experiencia única. Estar en un lugar de intercambio, sentirse escuchado, forja una personalidad», señala el antiguo ultra del Raja.

‘La guerra por nuestro color’ dice una leyenda de los hinchas del Wydad (AFP)

La parte negativa es que los estadios marroquíes son a menudo testigos de actos de vandalismo, principalmente peleas entre grupos opuestos de hinchas.

Tras la muerte de dos fans a principios de 2016, las autoridades prohibieron los grupos ultras en los estadios durante dos años.

«Desafortunadamente es un problema ligado a la sociedad. Hay un efecto multitud, con solo una persona que haga una tontería, todo se desencadena», señala Mohammed.

«Algunos liberan su frustración con cánticos y otros con violencia», constata el sociólogo Abderrahim Bourkia, para el que la solución es «invertir en la educación de los jóvenes».

(02/02/2023)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Bolsonaro promete que seguirá activo en la política brasileña

Volvió a sembrar dudas sobre los resultados de las elecciones que perdió en octubre ante Luiz Inácio Lula da Silva

jair Bolsonaro, presidente de Brasil

Por AFP

/ 2 de febrero de 2023 / 09:02

El expresidente brasileño Jair Bolsonaro promete que seguirá activo en la política brasileña durante un acto en Florida (EEUU) este jueves.

Volvió a sembrar dudas sobre los resultados de las elecciones que perdió en octubre ante Luiz Inácio Lula da Silva.  

«No podemos abandonar la política», declaró el exmandatario ultraderechista ante unos 400 seguidores.

«Tengo 67 años y pretendo seguir activo en la política brasileña», les prometió.   

Bolsonaro recibió el cariño de sus simpatizantes en este acto de homenaje organizado por Yes Brazil USA, una organización conservadora de la diáspora brasileña en Estados Unidos.  

Lea también: Bolsonaro no tiene ‘vínculo’ con asonada en Brasilia, dice su hijo Flavio

Seguirá activo

El lugar elegido, el salón de baile de un restaurante situado en un centro comercial, junto a una bolera, se convirtió en una fiesta a su llegada.  

«Nunca he sido tan popular. El año pasado fue mucho mejor que en 2018 (cuando ganó las elecciones)», dijo Bolsonaro.

Cuestionó veladamente el resultado de los comicios contra el izquierdista Lula. 

«Mucha gente sigue conmocionada por lo ocurrido en las elecciones», añadió. «Al final, nos quedamos con un signo de interrogación en la cabeza”.

“Pero afrontaremos este momento y, si Dios quiere, juntos venceremos».

El líder ultraderechista voló a Florida el 30 de diciembre, dos días antes del final de su mandato, y no asistió a la investidura de Lula.  

Nueve días después, en Brasilia, miles de sus seguidores, ingresaron por la fuerza y vandalizaron el presidencial Palacio del Planalto, el Congreso y el Supremo Tribunal Federal (STF).  

Unos actos que el expresidente volvió a condenar este martes.

«Lamento lo que algunas personas inconsecuentes hicieron el 8 de enero. Ese no es nuestro derecho, ese no es nuestro pueblo».

 Sus declaraciones llegan poco después de que un juez del STF decidiera incluir a Bolsonaro en la investigación para determinar quién instigó el asalto en Brasilia.  

El magistrado citó como prueba un vídeo publicado por el político en redes sociales en el que se cuestiona el resultado de las elecciones.  

Bolsonaro ha mantenido un perfil bajo desde su llegada a Orlando, donde ha estado viviendo en una casa del exluchador de artes marciales brasileño José Aldo.  

El lunes se supo que había pedido una visa para permanecer seis meses en Estados Unidos.  

(02/02/2023)

Comparte y opina: