Sunday 21 Jul 2024 | Actualizado a 17:00 PM

Messi, Vargas y Guerrero, la pelea por ser el goleador histórico de la Copa América

Por AFP

/ 19 de junio de 2024 / 11:01

Esta nueva edición de la Copa América permitirá sobre todo a Messi batir algunos récords

A Lionel Messi pocas marcas le quedan por conquistar, pero en la Copa América 2024 buscará convertirse en el máximo goleador histórico del torneo de selecciones más antiguo del mundo, en dura lucha con el chileno Eduardo Vargas y el peruano Paolo Guerrero.

La ‘Pulga’, que en la Copa América pasada jugada en Brasil en 2021 se quitó una pesada mochila al ganar su primer título con la selección mayor argentina, lleva trece goles anotados en las seis ediciones del torneo continental que ha jugado (2007, 2011, 2015, 2019, 2019 y 2021).

A punto de cumplir 37 años, el 24 de junio, Messi llega a Estados Unidos-2021 a cuatro goles de los máximos goleadores históricos de la Copa América, el brasileño Zizinho y el argentino Norberto Méndez, ambos con 17 tantos, y a dos de sus escoltas, el uruguayo Severino Varela y el peruano Teodoro Fernández.

Lea también:

El colombiano Feid animará la apertura de la Copa América

Paolo y Vargas, dos a vencer

Messi está a las puertas de quedarse con una nueva marca para agrandar aún más su leyenda en el fútbol, pero antes deberá lidiar con los delanteros Vargas y  Guerrero, quienes han anotado 14 tantos cada uno, uno más que el astro argentino. 

Tanto el ‘Depredador’, de 40 años, como el ‘Turboman’ Vargas, de 34, uno de los sobrevivientes de la ‘generación dorada’ chilena que ganó las copas de Chile-2015 y Centenario-2016, dirán presente en Estados Unidos-2024 en busca de seguir trepando en esta particular estadística y ocupar un trono que parece destinado a Messi.

Máximos goleadores

– Esta es la lista de los máximos goleadores de la Copa América, que comenzó a disputarse en 1916:

 1. Norberto ‘Tucho’ Méndez (Argentina) 17 goles

  . Zizinho (Brasil)                    17

 3. Teodoro Fernández (Perú)            15

  . Severino Varela (Uruguay)           15

 5. Paolo Guerrero (Perú)               14

  . Eduardo Vargas (Chile)              14

 7. Lionel Messi (Argentina)            13

  . Ademir (Brasil)                     13

  . Jair Rosa Pinto (Brasil)            13

  . José Manuel Moreno (Argentina)      13

  . Héctor Scarone (Uruguay)            13

  . Gabriel Batistuta (Argentina)       13

13. Roberto Porta (Uruguay)             12

  . Ángel Romano (Uruguay)              12

(19/06/2024)

La retirada de Biden, una ‘mala noticia’ para Trump

Una campaña liderada por Kamala Harris podría resultar aún más peligrosa para Trump porque podría atraer más al electorado femenino, que históricamente vota más que los hombres.

El ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Por AFP

/ 21 de julio de 2024 / 16:56

La retirada de Joe Biden de la carrera por la presidencia estadounidense también sacude la campaña de su rival republicano Donald Trump, hasta ahora centrada en su oposición al demócrata. Para él es una «mala noticia», según un experto.

Durante meses, Donald Trump y sus aliados han expresado preocupación y críticas por el estado de salud del presidente saliente, de 81 años. Difundían videoclips con cada uno de sus pasos en falso: sus tartamudeos, errores al hablar y tropezones.

«El corrupto Joe Biden no era apto para postularse como presidente, y ciertamente no es apto para servir — ¡Y nunca lo fue! … Sufriremos mucho por su presidencia, pero remediaremos el daño que ha hecho muy rápidamente», publicó Trump en su red Truth Social poco después del anuncio de Biden este domingo.

En la convención republicana de Milwaukee (norte), J.D. Vance, candidato elegido por Trump para ser su compañero de fórmula, también dio rienda suelta a sus acusaciones contra el demócrata.

Con su retirada, la campaña del candidato republicano que sobrevivió a un intento de asesinato, se ve obligada a dar un giro estratégico.

«La retirada de Biden es una mala noticia para Trump», afirmó a la AFP Henry Olsen, del centro de reflexión conservador Ethics and Public Policy Center.

El presidente Biden tiene, «a estas alturas de su presidencia, el nivel de aprobación más bajo jamás registrado en las encuestas para un primer mandato y está irremediablemente lastrado por su edad», señaló el analista político antes del anuncio de retirada este domingo.

Hubiera sido «mucho mejor para Trump presentarse contra él que contra cualquier otro posible oponente», añadió.

Hasta hace poco el equipo de campaña del republicano había minimizado las posibilidades de tal retirada, pero recientemente ha trabajado entre bastidores en ataques contra la vicepresidenta Kamala Harris, que antes de recibir este domingo el respaldo de Biden para ser la candidata demócrata ya sonaba como la posible sustituta en la contienda electoral.

Esta exsenadora por California de 59 años que se convirtió en la primera mujer y la primera afroestadounidense y persona de origen asiático en ser vicepresidente de Estados Unidos, puede tener que competir con otras figuras del Partido Demócrata para ser elegida.

Lea también: Biden renuncia a su candidatura presidencial y apoya a Kamala Harris

CHOQUE CULTURAL

Los votantes llevan meses expresando a los encuestadores su deseo de ser representados por un candidato más joven.

Por lo tanto, elegir un gobernador demócrata joven que represente un estado clave podría representar una amenaza para el tempestuoso republicano, que tendría 82 años al final de un segundo mandato, si gana los comicios.

Pero una campaña liderada por Kamala Harris podría resultar aún más peligrosa para Trump porque podría atraer más al electorado femenino, que históricamente vota más que los hombres, y constituye el talón de Aquiles del republicano.

También daría a los demócratas la oportunidad de redefinir, en la convención del partido en agosto, esta campaña presidencial como un choque cultural.

De hecho, esta exfiscal se enfrentaría al primer presidente condenado en la historia de Estados Unidos. Además, está implicado en otros casos judiciales.

Harris encarnó asimismo la defensa del derecho al aborto en la administración demócrata de Biden, un tema explosivo que ya ha penalizado al Partido Republicano en las urnas.

‘DESTRUCCIÓN Y CAOS’

Kamala Harris obtendría mejores resultados que Joe Biden contra Donald Trump en Michigan y Pensilvania, dos estados que podrían influir en las elecciones, según una encuesta reciente.

Pero la vicepresidenta tiene la desventaja de estar ya en el cargo, lo que significa que Trump podrá atacarla por el mismo historial que a Biden, en particular por la inmigración ilegal.

El Partido Demócrata tiene otras opciones, como los gobernadores Josh Shapiro, Gretchen Whitmer y Gavin Newsom.

Newson, de California, ya se midió con varias figuras republicanas, así que no se dejaría intimidar por los ataques de Trump.

Gretchen Whitmer es la punta de lanza del partido demócrata en Michigan, un estado clave.

El gobernador de otro estado bisagra, Pensilvania, Josh Shapiro, también es un candidato serio.

Quienquiera que se haga con la nominación demócrata no se salvará de los embates del tempestuoso multimillonario.

«La destrucción y el caos causado por la administración Biden no es sólo obra de Joe el Corrupto, es obra de todo el Partido Demócrata», dijo recientemente el equipo de campaña de Donald Trump. «Nadie lo hizo peor que Kamala Harris, quien mintió reiteradamente», acusó.

Comparte y opina:

Kamala Harris, una pionera frente al último techo de cristal

La vicepresidenta, de 59 años, cuenta que de niña se manifestaba por los derechos civiles junto a su padre jamaicano, profesor de economía, y de su madre india, investigadora del cáncer de mama.

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris. (Foto archivo)

Por AFP

/ 21 de julio de 2024 / 16:32

La vicepresidenta Kamala Harris podría escribir una nueva página en la historia de Estados Unidos si consigue romper el techo de cristal con el respaldo de Joe Biden para ser candidata a la presidencia.

Ya lo ha hecho al convertirse, en enero de 2021, en la primera mujer, la primera afroestadounidense y la primera persona de origen asiático en ser vicepresidenta del país.

«Hoy deseo ofrecer mi total apoyo y respaldo a Kamala para que sea la nominada de nuestro partido este año», señaló Joe Biden en la red social X tras anunciar que se retiraba de la campaña a la reelección.

Lea también: Biden renuncia a su candidatura presidencial y apoya a Kamala Harris

Ya en marzo de 2023, Biden había declarado que su vicepresidenta había «roto un techo de cristal tras otro».

También consiguió el respaldo del expresidente Bill Clinton y su esposa y exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

«Haremos cuanto podamos para apoyarla» porque «nada nos preocupa más por nuestro país que la amenaza que supone un segundo mandato de Trump. Ha prometido ser un dictador desde el primer día», afirman en un comunicado.

La vicepresidenta, de 59 años, cuenta que de niña se manifestaba por los derechos civiles junto a su padre jamaicano, profesor de economía, y de su madre india, investigadora del cáncer de mama.

LA ‘NIÑITA’ DEL BUS

En 2019 esta californiana atacó duramente a Joe Biden por haberse opuesto en el pasado a una política para trasladar en autobús a escolares negros a colegios en distritos blancos con el fin de poner fin a la segregación racial.

«La niñita (del autobús) era yo», dijo.

Esta salida de tono no salvó su fracasada campaña, que se interrumpió incluso antes de la primera votación de las primarias.

Joe Biden la invitó entonces a unirse a él, exponiéndola a los ataques de su oponente republicano Donald Trump.

En 2020, el republicano la calificó de «monstruo» y «mujer colérica», términos que evocan estereotipos racistas sobre las mujeres negras.

Tras el calamitoso debate de Joe Biden contra Donald Trump el 27 de junio, el millonario de 78 años volvió a atacarla.

Muy dado a buscar apodos para burlarse de sus rivales, Trump la llamó «Kamala la Jovial», porque se ríe a carcajadas, y su equipo de campaña la describió como una izquierdista empedernida.

Diplomada por la Universidad Howard, fundada en Washington para acoger a estudiantes afroestadounidenses, Kamala Harris está orgullosa de su trayectoria profesional, que encarna el sueño americano.

‘¡CÓMO SE ATREVEN!’

Después de dos mandatos como fiscal de distrito en San Francisco (2004-2011), fue elegida dos veces fiscal general de California (2011-2017), convirtiéndose en la primera mujer y la primera persona negra al frente de los servicios judiciales del estado más poblado del país.

Ha sido criticada por su mano dura contra los delitos menores que, según sus oponentes, perjudicó a las minorías.

En enero de 2017 juró el cargo en el Senado en Washington, donde se convirtió en la primera mujer del sur de Asia y en la segunda senadora negra de la historia.

Una vez vicepresidenta, dedicó su discurso de victoria a las mujeres que han luchado por la igualdad en el país.

En 2022 Kamala Harris defendió fervientemente el derecho al aborto, puesto en entredicho por la Corte Suprema.

«Algunos líderes republicanos intentan usar la ley contra las mujeres. ¡Cómo se atreven! ¡Cómo se atreven a decirle a una mujer lo que puede o no puede hacer con su propio cuerpo!», dijo.

Esta contundente declaración y la enérgica campaña llevada a cabo por Kamala Harris en todo el país durante el año pasado le han dado un nuevo impulso.

Al comienzo de su mandato cometió algunos errores en temas sobre diplomacia e inmigración.

‘SEGUNDO CABALLERO’

La prensa estadounidense ha criticado su trabajo, pero sus partidarios lo achacan a prejuicios sexistas.

La revista Vogue tuvo que defenderse por haber elegido, poco después de las elecciones, una foto de la vicepresidenta en zapatillas deportivas para su portada, en lugar de un retrato más formal, que habría puesto más énfasis en su posición.

Ella cultiva una imagen relajada, con la ayuda de su marido Doug Emhoff, un abogado judío que ejerce de «Segundo Caballero».

Él es una de las principales bazas de la Casa Blanca en la lucha contra el antisemitismo.

En las redes sociales la pareja finge discutir sobre baloncesto: él es seguidor del equipo de los Lakers de Los Ángeles y ella de los Warriors de San Francisco.

Kamala Harris, a quien sus familiares llaman «Momala», es una gran cocinera. Durante un viaje oficial a París, aprovechó para comprar unas cacerolas de cobre.

Comparte y opina:

Biden renuncia a su candidatura presidencial y apoya a Kamala Harris

"Hoy deseo ofrecer mi total apoyo y respaldo a Kamala para que sea la nominada de nuestro partido este año", dijo Biden en X.

Joe Biden junto a la vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris. (Foto archivo).

Por AFP

/ 21 de julio de 2024 / 16:02

Joe Biden renunció este domingo a la carrera por su reelección en las presidenciales de noviembre en Estados Unidos, y respaldó a la vicepresidenta Kamala Harris como nueva candidata del Partido Demócrata, después de semanas de especulaciones sobre la capacidad física y agilidad mental del octogenario mandatario.

«Aunque mi intención ha sido buscar la reelección, creo que lo mejor para mi partido y para el país es que me retire y me centre únicamente en cumplir con mis obligaciones como presidente durante el resto de mi mandato», dijo Biden en una carta en la red social X mientras se recupera del covid en su casa de playa en Delaware (noreste).

Biden prevé dirigirse a la nación «esta semana con más detalles» sobre su decisión.

Biden anunció además que apoya como candidata de su partido a Kamala Harris, la primera vicepresidenta mujer, afroestadounidense y de origen surasiático de la historia de Estados Unidos.

«Hoy deseo ofrecer mi total apoyo y respaldo a Kamala para que sea la nominada de nuestro partido este año», dijo Biden en X. «Demócratas: es hora de unirnos y vencer a Trump. Hagámoslo».

El candidato republicano Donald Trump reaccionó rápidamente. «El corrupto Joe Biden no era apto para postularse como presidente, y ciertamente no es apto para servir — ¡Y nunca lo fue!», publicó en su red Truth Social.

Biden debe dimitir como presidente de Estados Unidos «inmediatamente», afirmó de su lado el domingo el líder republicano de la Cámara de Representantes, Mike Johnson.

Lea también: Biden, el presidente que quiso ‘salvar el alma’ de Estados Unidos

HISTÓRICO

El demócrata de 81 años engrosa así el club muy restringido de presidentes estadounidenses salientes que tiraron la toalla en su intento por conseguir un segundo mandato.

Pero es el primero en hacerlo a estas alturas de la campaña. Y el único que tuvo que darse por vencido por las dudas sobre su agudeza mental, a raíz de un debate calamitoso con su rival republicano Donald Trump.

El anuncio se esperaba, por mucho que su equipo de campaña y él mismo se empeñaran en afirmar que llegaría hasta el final.

Con todo da un vuelco a una campaña que ya ha experimentado muchas idas y venidas, sobre todo un intento de asesinato contra Donald Trump el 13 de julio durante un mitin.

Ahora el Partido Demócrata tendrá que encontrar a un sustituto o sustituta, cuando faltan pocos días para la convención prevista en Chicago (norte) a partir del 19 de agosto.

Harris es una elección natural, pero no automática. La última palabra la tienen los delegados del partido: 3.900 personas con perfiles muy variados y en su mayor parte completamente desconocidos para la opinión pública.

CAÍDO EN DESGRACIA

Fue el desastroso desempeño de Joe Biden durante su debate del 27 de junio con Donald Trump lo que precipitó los acontecimientos.

Ese día, desde los primeros segundos de la batalla verbal que él mismo había convocado, decenas de millones de telespectadores vieron a un Biden titubeante, confuso, una imagen que dejó a los demócratas consternados y desorientados.

Estaba resfriado y tosía con frecuencia. Su voz era apagada, se trababa al hablar y dejaba las frases inacabadas.

Un espectáculo doloroso que sacó a la luz las dudas sobre su edad, que su entorno más cercano se había esforzado en sofocar.

Tan pronto como terminó, la pregunta era inevitable: ¿quién sería el primero en pedirle que pasara el testigo?

El nerviosismo se contagió. Algunos congresistas demócratas se lo pidieron públicamente.

Con el paso de los días se fueron sumando pesos pesados del partido.

Uno tras otro, asustados por las encuestas que lo daban como perdedor y por miedo a una victoria abrumadora del republicano Donald Trump, le dieron la espalda. Al comienzo en privado, sugiriéndole que reconsiderara su candidatura.

Los medios de comunicación estadounidenses, citando fuentes anónimas, afirmaron que el expresidente Barack Obama, la exjefa de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y los líderes demócratas en el Congreso Chuck Schumer y Hakeem Jeffries expresaron su preocupación.

Y las imágenes de Joe Biden dando positivo por covid-19, bajando con dificultades la pasarela de su avión, no hicieron más que amplificar el nerviosismo de su bando.

Entretanto Donald Trump, que milagrosamente sobrevivió a un intento de asesinato, parece disfrutar de un estado de gracia, con victorias legales y la consagración en la convención del Partido Republicano.

Comparte y opina:

La carta de Biden en la que renuncia a buscar la reelección

'Ha sido el mayor honor de mi vida servir como su presidente', escribió Biden en partes sobresalientes de su carta.

Joe Biden renunció este domingo a su reelección a la presidencia de EEUU.

Por AFP

/ 21 de julio de 2024 / 15:25

A continuación, la carta del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, con la que anunció este domingo que abandona la carrera por su reelección en las presidenciales de noviembre:

«Compatriotas estadounidenses,

En los últimos tres años y medio, hemos hecho grandes progresos como nación.

Hoy, Estados Unidos tiene la economía más fuerte del mundo. Hemos hecho inversiones históricas en la reconstrucción de nuestra nación, en la reducción de los costos de los medicamentos con receta para las personas mayores y en la ampliación de la atención sanitaria asequible a un número récord de estadounidenses. Hemos proporcionado la atención crítica que necesitan un millón de veteranos expuestos a sustancias tóxicas. Hemos aprobado la primera ley de seguridad de armas en 30 años. Hemos designado a la primera mujer afroestadounidense para la Corte Suprema. Y hemos aprobado la legislación climática más importante de la historia del planeta. Estados Unidos nunca ha estado mejor posicionado para liderar que hoy.

Sé que nada de esto podría haberse hecho sin ustedes, el pueblo estadounidense. Juntos, hemos superado una pandemia única en un siglo y la peor crisis económica desde la Gran Depresión. Hemos protegido y preservado nuestra democracia. Y hemos revitalizado y reforzado nuestras alianzas en todo el mundo.

Ha sido el mayor honor de mi vida servir como su presidente. Y aunque mi intención ha sido buscar la reelección, creo que lo mejor para mi partido y para el país es que me retire y me centre únicamente en cumplir con mis obligaciones como presidente durante el resto de mi mandato.

A finales de esta semana hablaré a la nación con más detalles sobre mi decisión.

Por ahora, permítanme expresar mi más profunda gratitud a todos aquellos que han trabajado tan duro para verme reelegido. Quiero dar las gracias a la vicepresidenta Kamala Harris por ser una colaboradora extraordinaria en todo este trabajo. Y permítanme expresar mi más sincero agradecimiento al pueblo estadounidense por la fe y la confianza que han depositado en mí.

Hoy creo lo que siempre he creído: que no hay nada que Estados Unidos no pueda hacer, cuando lo hacemos juntos. Solo tenemos que recordar que somos los Estados Unidos de América.

Joe Biden».

Lea también: Biden, el presidente que quiso ‘salvar el alma’ de Estados Unidos

Comparte y opina:

¿Quién podría sustituir a Biden en la carrera electoral?

La vicepresidenta Kamala Harris, que ya sucedería a Joe Biden en caso de muerte o incapacidad, está muy bien situada para ser la elegida por los demócratas.

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris. (Foto archivo).

Por AFP

/ 21 de julio de 2024 / 15:11

Ahora que Joe Biden ha tirado la toalla, los demócratas tienen que ponerse de acuerdo sobre su nuevo candidato a la Casa Blanca.

Biden ha respaldado a su vicepresidenta, Kamala Harris, para que sea la candidata del Partido Demócrata.

Pero hay más nombres circulando para representar al partido:

KAMALA HARRIS

La vicepresidenta Kamala Harris, que ya sucedería a Joe Biden en caso de muerte o incapacidad, está muy bien situada para ser la elegida por los demócratas.

Hija de padre jamaicano y madre india, fue la primera mujer y la primera persona negra en convertirse en fiscal general de California, y más tarde la primera senadora con familia originaria del sur de Asia.

Como fiscal se labró una reputación de severidad que podría rentabilizar en una campaña en la que pesan mucho los temas relacionados con la delincuencia.

Algunos progresistas, sin embargo, la critican por sus duras penas para delitos menores, que han afectado sobre todo a minorías.

Además, la vicepresidenta, de 59 años, tiene unos índices de popularidad anémicos, lo que podría llevar a los demócratas a optar por otro candidato.

Lea también: Biden cede y renuncia a su candidatura presidencial

GAVIN NEWSOM

No hay ninguna norma que estipule que el compañero de fórmula sustituya automáticamente al candidato en funciones. Por eso también se menciona el nombre del gobernador de California, Gavin Newsom, además del de la vicepresidenta.

El demócrata de 56 años y exalcalde de San Francisco lleva cinco años al frente del estado más poblado del país, California, que convirtió en un santuario del derecho al aborto.

Nadie duda de sus ambiciones presidenciales.

En los últimos meses, el gobernador ha viajado mucho al extranjero, ha emitido desenfrenados anuncios publicitarios ensalzando su trayectoria y ha invertido millones de dólares en un comité de acción política, alimentando las especulaciones de que podría presentarse en 2028. ¿O ya en 2024?

GRETCHEN WHITMER

Otra posible candidata para los demócratas es la gobernadora Gretchen Whitmer.

Esta mujer de 52 años dirige Michigan, que cuenta con tres electorados que los demócratas intentan captar: los obreros, los afroestadounidenses y los árabes.

Acérrima opositora a Donald Trump, es conocida por haber sido objeto de un plan de secuestro por parte de una milicia de extrema derecha.

El estado que dirige será uno de los más disputados en las elecciones presidenciales de noviembre, un argumento de peso, según sus partidarios, para designarla candidata del partido.

JOSH SHAPIRO

A sus 51 años, el gobernador de Pensilvania, Josh Shapiro, está a la cabeza del mayor «estado bisagra», es decir aquel que puede inclinarse hacia uno u otro partido en función de los candidatos y otros factores.

Este tipo de estados jugarán un papel decisivo en las elecciones de noviembre.

Antes de asumir el cargo en 2022, derrotando a un rival de la derecha radical respaldado por Donald Trump, este gran orador centrista fue elegido dos veces fiscal general de Pensilvania.

Como tal denunció las agresiones sexuales cometidas por sacerdotes católicos contra miles de niños y demandó al laboratorio Purdue, fabricante del potente opiáceo OxyContin.

LOS OTROS

También circulan los nombres de los gobernadores de Illinois, J.B. Pritzker; Maryland, Wes Moore; y Kentucky, Andy Beshear, pero sus posibilidades parecen más limitadas. Figuran también los de la senadora Amy Klobuchar y el secretario de Transporte, Pete Buttigieg, ambos excandidatos presidenciales en 2020.

Comparte y opina:

Últimas Noticias