Marcas

El ColMil fue ayer el ‘búnker’ de Bolívar

El grupo dejó de moverse el lunes debido a que era imposible reunirse en Tembladerani por la situación social y política que atraviesa el país.

Juan Carlos Arce, en el momento de su arribo al ColMil para entrenar. Foto: Christian Calderón

Juan Carlos Arce, en el momento de su arribo al ColMil para entrenar. Foto: Christian Calderón

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

12:17 / 30 de octubre de 2019

Por una mañana, el “búnker” de Bolívar fue este martes el Colegio Militar (ColMil) del Ejército, donde cuerpo técnico y jugadores llegaron por los medios que pudieron para reanudar los entrenamientos y no quedarse un día más sin practicar.

El grupo dejó de moverse el lunes debido a que era imposible reunirse en Tembladerani por la situación social y política que atraviesa el país. Ayer ni siquiera se hizo el intento de ir hasta el estadio Simón Bolívar, pues el cuerpo técnico, encabezado por César Vigevani, optó por trasladar la labor a la zona Sur, donde la mayoría de los futbolistas residen.

“Fui gasificado en Achumani”, contó Pedro Azogue al llegar a Irpavi. El volante, ya recuperado de una lesión que lo apartó durante meses del fútbol, tiene su domicilio en la zona del tradicional rival The Strongest —lo mismo que varios de sus compañeros—, la de más conflicto en el sur de La Paz estos días, y tuvo la mala fortuna de estar caminando justo cuando había una gasificación. Pero, más allá de derramar unas lágrimas por los efectos del gas, no le ocurrió nada.

Feliz, en cambio, su compañero Thomaz Santos posó al entrar al ColMil al lado de un soldado que, ataviado con su uniforme militar, custodiaba el lugar, lo que también hicieron otros académicos.

Con una bandera boliviana que la extendió por completo, el zaguero Pablo Pedraza se hizo presente en la práctica, al estilo de los ciudadanos que protestan contra un supuesto fraude en las elecciones generales y que se identifican con la tricolor en sus “trincheras”.

“La bandera me la obsequió una señora que me reconoció por Achumani. Da tristeza ver a nuestra gente en esta situación”, declaró Pedraza.

Mientras hubo jugadores que caminaron por espacio de media hora, el zaguero Luis Gutiérrez tardó minutos, ya que vive muy cerca del ColMil.

La Línea Verde del teleférico les cayó bien a algunos, que “aterrizaron” desde el centro de la ciudad. Entre ellos estaban el médico Freddy Patti y los futbolistas Erwin Saavedra, Adrián Jusino, Hernán Rodríguez, Imanol Cárdenas y José Orellana. “Tardamos casi una hora solo en abordar las cabinas”, contó uno de ellos.

“Es complicado y triste para todos los bolivianos lo que está pasando, pero tenemos que seguir trabajando y estar listos para cuando juguemos”, dijo el atacante Vladmir Castellón.

La División Profesional ha suspendido hasta el momento tres fechas del torneo Clausura, en el que Bolívar (33 puntos) marcha en segundo lugar, detrás del líder Wilstermann (36).

En teoría, la Academia podría reaparecer el domingo frente a Blooming en La Paz, si acaso el fin de semana vuelve la normalidad, algo que está en seria duda debido a los conflictos y a que la mayoría de los planteles de fútbol, sobre todo los cruceños, no están trabajando con normalidad.

Una visita a Real Potosí, el partido contra Always Ready en La Paz y otra salida a Santa Cruz para jugar con Destroyers, fueron los cotejos que Bolívar no pudo jugar en las jornadas suspendidas, de la 17 a la 19.

Callejón, con permiso, aún no se reincorpora

En Bolívar aún no aparece Juan Miguel Callejón. Después de hacerle cinco goles a Guabirá (7-2) por la jornada 16, viajó a España para ver a su familia y, sobre todo, asistir al nacimiento de su hija.

Aparte, el goleador de la Academia está suspendido por un partido, por acumulación de tarjetas amarillas. Si el torneo se hubiera jugado con normalidad, habría cumplido ante Real en Potosí. Pero después a Bolívar le tocaba jugar con Always Ready y Destroyers.

En todo caso, en la primera fecha que se juegue, cuando se reanude el certamen, Callejón estará ausente. Mientras tanto, ni dirigentes ni cuerpo técnico dijeron hasta cuándo es el permiso que le dieron.

Sin él, el plantel reanudó sus prácticas ayer en instalaciones del Colegio Militar del Ejército, en Irpavi, donde utilizó la cancha de césped sintético por espacio de dos horas.

La labor fue exigente: tras el calentamiento hubo una tarea física con balón, para después hacer trabajo de fuerza y resistencia y acabar, para soltar los músculos, con una corta sesión táctica en espacio reducido.

Ya tomó parte el zaguero Luis Gutiérrez, quien superó una contractura en el muslo derecho, que la anterior semana le impidió entrenarse.

Hizo labor diferenciada el atacante Jorge Pereyra,  por su rodilla derecha lastimada.

(30/10/2019)

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia