Wednesday 28 Sep 2022 | Actualizado a 18:00 PM

Coca contra el dolor y el sorojchi

Para calmar el dolor de estómago, para una buena digestión, mantenerse despierto y quitar el hambre, las abuelas recomiendan hojas de coca.

/ 13 de septiembre de 2012 / 04:00

Primero está la infusión. Coloca unas cinco a siete hojitas en una taza de agua hirviendo y deja reposar por unos minutos, cubriendo la taza para que no se enfríe.“Recomiendo beber una taza para mejorar la digestión después de la comida. También sirve para calmar dolores de estómago”, dice Elisa, una abuela de 73 años. “Para el sorojchi (malestar provocado por la altura), tomar el mate ni bien se llega de viaje a un lugar alto y descansar. Se debe consumir por lo menos unas tres o cuatro tazas los primeros días”.

Como contiene calcio, favorece el tratamiento de la artritis, artrosis y osteoporosis.
Para los pies hinchados o inflamados, colocar en un bañador agua hirviendo con hojas de coca y sal. Remojarlos, aguantando la temperatura la mayor cantidad de tiempo para que la acción sea efectiva.

Sonia, de 74 años, recomienda la hoja sagrada para mitigar los dolores de cabeza aplicándola directamente. “Tiene propiedades analgésicas y calmantes. Con un poco de saliva, la persona afectada debe colocarse hojitas en las sienes o en el área donde se siente dolor”.

Carmen (81) tiene un tratamiento para atender a los niños. “Para la migraña, pon hojas en las plantas de los pies con un poco de alcohol y átalas con una tela delgada y suave para no lastimar ni incomodar”.

Propiedades

Esta hoja posee propiedades estimulantes, anestésicas, terapéuticas y mitigadoras del apetito, la sed y el cansancio, las que se manifiestan mediante la extracción de jugos, ya sea por la masticación, la infusión o la aplicación directa.

Pijchar o acullicar

Para soportar el sueño o el hambre resulta efectivo pijchar o acullicar: para esto se introducen las hojas en la boca y se forma un bolo que se acomoda a un lado de la mandíbula y luego se bota. No debe tragarse.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El top 10 de las canciones de boda

Figuran desde los clásicos religiosos hasta modernas baladas románticas que se han puesto de moda.

/ 23 de julio de 2015 / 04:00

El número uno del top 10 de los temas o canciones de boda es indiscutiblemente:  el Ave María de Schubert, compuesto originalmente en 1825 como un arreglo de una canción popular del poema épico de Walter Scott La dama del lago. Diversos artistas que ofrecen su música para estos eventos nos ayudaron a armar esta lista de 10 obras que predominan en las ceremonias nupciales, y aprovecharon para dar algunos tips sobre la elección de temas para este día especial.

Dentro del  repertorio clásico le sigue el Aleluya de Mozart, pero la lista se pone más actual en los siguientes puestos: Por ti volaré de Andrea Bocelli (3) y Hasta mi final de Il Divo (4), seguidos por el segundo movimiento de  Invierno de Antonio Vivaldi (5) y El Canon de Johann Pachelbel (6).

La soprano Pamela Sotelo explica los momentos en que se cantan algunas de estas obras. “El repertorio usual es Aleluya de Mozart después de la primera lectura, le sigue el Ave María de Schubert durante la comunión y para las firmas o fotografías se acostumbra alguna canción de amor de los novios, arias antiguas o canzonetas italianas”.

Coincide con ella la soprano Susana Renjel, solista del Coro Sinfónico de Bolivia, y destaca las marchas nupciales de Wagner (7) y Mendelssohn (8), para el ingreso y salida.

Fuera de conteo está el vals de boda. Hay una clara división entre aquellos a los que les gusta El Danubio azul —vals compuesto por Johann Strauss (hijo) en 1867— y los que prefieren el Vals de las flores de Tchaikosvsky. Eso sí, cada vez son más los que se inclinan por temas significativos para ellos. En el camino quedan piezas como el Vals Nº 2 de Shostakovich, El padrino de Nino Rota, In the Name of Love de Groover Washington o The Way You Look Tonight de Frank Sinatra.

La solista Carla Casanovas.

Christian Asturizaga, violinista concertino y director de la orquesta de cámara Camus, cuenta que a pedido de los novios en una oportunidad hizo un arreglo de la canción Let it Go del filme animado Frozen y la transformó en vals, mezclado con Invierno de Vivaldi. “Depende mucho del tipo de ceremonia y de la pareja, la mayor parte pide temas románticos de Steve Green, Marcos Witt, Juan Carlos Alvarado y Hillsong”, expone.

Los artistas consultados coinciden en que el violín es el instrumento favorito y su conjunción con las voces y el órgano suele ser ideal.  

Andrea Angus, del grupo Sintonía Vocal, apunta por lo nuevo. “Ahora, los novios quieren algo más moderno y comercial, con un toque más especial y romántico, que puede ser a capella (sin instrumentos), con guitarra, con un solista o con un coro de cámara”.

“Una vez nos pidieron una canción en portugués llamada Anjos de Deus para celebrar Bodas de Plata. Fue muy conmovedor porque los invitados, la familia y los novios cantaron con nosotros”, recuerda Angus.

Otras parejas prefieren personalizar cada momento de la ceremonia con canciones que les dicen algo especial, apunta Renjel. “En este caso, me han llegado a pedir temas de los cantantes italianos  Il Divo como Hasta mi final, Aleluya, Nella fantasía, o de Andrea Bocelli con Te partiro, Romanza. También hay solicitudes de cantantes populares de artistas como Sarah Mclachlan, Lionel Richie y otros”.

A la cantante Carla Casanovas le gusta mantener un repertorio muy amplio, aunque usualmente le solicitan canciones como In the arms of the Angel del soundtrack del filme City of Angels, la tradicional Amazing Grace, From this moment (Shania Twain) y When I need you (Leo Sayer), entre varias otras. “Canto todo tipo de canciones románticas y litúrgicas” explica.

En el repertorio latino destaca  Eres tú (9), del grupo Mocedades.

Como anécdota, Casanovas recuerda una vez en que el novio entró a la Iglesia con la Marcha Imperial de Star Wars. “Todo depende de la iglesia y la aprobación previa del padre”.

Finalmente, la última canción de la lista —quedaron muchas fuera— también es en español:  Somos novios (10), de Armando Manzanero.

Fuentes: Andrea Angus (Sintonía Vocal), Pamela Sotelo (Backline Producciones), Susana Renjel (solista del Coro Sinfónico de Bolivia), Carla Casanovas (solista) y Christian Asturizaga (director de Camus, Orquesta de Cámara).

Con datos de: www.publiboda.com.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Videos virales que conmueven

/ 1 de mayo de 2014 / 04:00

Si en algún momento se volvieron virales los videos cómicos, los musicales o los extraños, hoy la tendencia apunta a los visuales que conmueven al internauta. “Si no lloras al ver esto, no tienes corazón”, advierten muchos de éstos. Existen portales como www.upsocl.com, que reproduce imágenes que muestran interpretaciones musicales conmovedoras, la emoción de un anciano que será abuelo, la opinión de los niños sobre su futuro, el amor de una boda gay o a personas con capacidades diferentes bailando, cantando y conquistando a un jurado calificador. El objetivo: mostrar el lado positivo de la humanidad.

Los programas de talentos son una primera vertiente. Por ejemplo, Sor Cristina Scuccia, de 25 años, se convirtió en un suceso tras maravillar al público y al jurado con su interpretación de No one de Alicia Keys en el programa de Tv The Voice, en su versión italiana. “Soy una monja totalmente verdadera”, explicó la siciliana al terminar su participación cantando con su sotana.

La monja confesó que le encantaría recibir una llamada del papa Francisco, mientras sus hermanas que la acompañaban saltaban de alegría. Hasta la semana pasada 47.108.472 personas vieron el video oficial en el canal de YouTube TheVoiceOf Italy. El jurado —que incluye a la mítica Rafaela Carrá— expresó que la religiosa no solo cantaba bien, sino que transmitía “gozo divino”.  

La segunda participación de Scuccia ya tiene 5.027.004 visitas. En ésta interpreta la canción Girls just want to have fun de Cyndi Lauper.

Britain’s Got Talent es un programa inglés que busca diferentes tipos de talentosos y, según su desempeño, pasan de la selección general a la final presentando números que ayuden a demostrar todo su talento.

En la nueva temporada del reality se presentaron Paddy (79) y Nico (39). La anciana, a pesar de las burlas iniciales y bostezos del jurado —sobre todo de Simon Crowell que hasta presionó el botón rojo de eliminación— mostró un impresionante número de danza con piruetas en el aire y el suelo. Las ovaciones de pie y las lágrimas del público y el jurado han recibido 18.846.465 visitas en la página oficial Britain’s Got Talent.

En estos programas también destacan por su viralidad: Lulu Cannon (una desnudista con sobrepeso en America’s Got Talent), el dúo de ópera Jonathan y Charlotte (el joven de 17 años que es obeso y no se animaba a cantar hasta que su amiga lo animó a ir a Britain’s Got Talent), Emmanuel Kelly (un joven de 17 años sin brazos que fue encontrado de niño en Irak y que cantó X Factor), Choi Sung-bong (indigente que cantó ópera en el Korea’s Got Talent) y Aaralyn (niña de seis años que interpreta un tema en heavy metal en America’s Got Talent).

Videos caseros positivos también se han hecho virales. El sacerdote Ray Kelly, gran aficionado a la música, saltó a la fama tras casar en abril a Chris and Leah O’Kane en Oldcastle, County Meath, provincia de Irlanda del Norte. En el video de la boda se ve cómo el sacerdote sorprende a los desposados cantando el Hallelujah de Leonard Cohen. “Normalmente canto en bodas, funerales o si me lo piden, pero en esta ocasión los novios lo desconocían y se quedaron atónitos”, comentó el prelado a la BBC tras volverse famosos por esa grabación.

El sacerdote también pudo interpretar su versión en el célebre The Late Late Show de la RTÉ (Ireland’s National Television and Radio Broadcaster) y su video no solo ha sido reproducido por infinidad de páginas web y redes sociales, además ha inspirado a jóvenes cantantes en iglesias, así como nuevas versiones y grabaciones del mismo sacerdote.

Una pareja —con su niña sentada en la parte trasera de un coche en movimiento— se hizo famosa filmándose a sí misma mientras hacía la fonomímica de la canción Love is an open door, de la banda sonora de la película Frozen. Sus nombres son Sam y Nia y, si bien no hacen nada del otro mundo —aparte de coordinar bien las bocas y seguir conduciendo mientras actúan— transmiten una sensación de felicidad y bienestar. Por algo se bautizaron como los Good Looking Parents (padres que se ven bien) y alcanzaron las 11.200.602 visitas en su canal Sam and Nia.

Los microdocumentales, que incluyen experimentos y grupos focales para mostrar la realidad, también son virales. Destaca uno en el que un grupo de padres e hijos en Brasil es consultado sobre cómo ve el futuro. Los primeros son muy pesimistas, mientras que los segundos hablan sobre lo que quieren ser de grandes, haciendo lagrimear a sus progenitores. Se puede ver el video en www.upsocl.com.

En el mismo portal se pueden encontrar una serie de trabajos en que se ve cómo un padre le enseña a un niño sobre la solidaridad, cómo personas con cáncer pueden dejar de pensar un minuto en su mal gracias a una sesión de maquillaje y otros. Estos videos se hicieron para compartir, meditar y dejar de lado el cliché de que a los internautas les interesa solo la pornografía y los videos divertidos de gatos.

Con datos www.milenio.com/tendencias/Monja-siciliana-toma-habitos, http://artes9.com,http://www.diariouno.com.ar y www.youtube.com/watch 

Temas Relacionados

Comparte y opina:

¿Tu hijo quiere cambiar de carrera?

Virar de rumbo a mitad de la formación no significa fracaso, a veces resulta mejor.

/ 13 de febrero de 2014 / 08:57

Luego de que imaginaste el diploma de médico en la pared, tu hijo te dice que ha descubierto que ésa no es su vocación y que quiere estudiar Informática. ¿Por qué esperó 12 meses o más para decirlo? ¿Qué hacer con el dinero y el tiempo invertidos? ¿Y si el próximo año decide estudiar otra cosa?

Quizá siga una carrera debido a una tradición familiar, por el sueño frustrado de alguno de sus padres, para seguir a sus amigos o porque no dejó desarrollar sus habilidades hasta darse cuenta de para qué es bueno.

Muchas veces, los bachilleres se inclinan por seguir ciertos estudios que son muy populares o que parecen fáciles. “Otro problema es que muchos jóvenes no cuentan con las  herramientas necesarias para elegir con conocimiento de causa, aún sabiendo que se trata de su futuro”, expone la psicopedagoga Beatriz Cayoja.

Aunque sean mayores de edad a los 18 años, siguen siendo dependientes económica y emocionalmente de sus padres hasta que son profesionales. “La mayor parte de bachilleres no tiene la madurez suficiente como para pensar en su futuro y menos para asumirlo con responsabilidad, por ello es que muchos padres de familia se ven obligados a empujarlos a seguir una carrera. A raíz de eso, muchas veces los jóvenes fracasan en el intento y cambian de opinión en el camino, porque no es lo que realmente quieren”.

Sin embargo, un viaje no implica el fracaso profesional, enfatizan las expertas. Eso sí, mientras más tiempo se pierda en la elección, más difícil será remontar el vuelo.  

La psicóloga Guiomar Bejarano señala que es importante que los estudiantes en secundaria tomen con seriedad sus capacidades y vocación para avanzar en ese camino y salir con un proyecto de vida del colegio. “Un adolescente que no tenga planes a futuro tiene un mal pronóstico. Un indicador bueno es que en los dos últimos años de secundaria ya tenga una idea y la vaya afianzando para salir directo hacia lo que quiere hacer”. 

Si esto no sucede y de todas maneras los cambios se dan en medio camino, los padres de familia deben ser tolerantes, pero reafirmando un compromiso de que esta vez no habrá  equivocación. “Existen estudiantes que tienen el Síndrome de Peter Pan y se vuelven turistas dentro de una facultad, pasándose seis, siete y hasta ocho años sin poder concluir su carrera”, cuestiona Bejarano.

Dale ayuda

Puedes guiarlo, pero no te interpongas en su decisión. Infórmate sobre opciones relativamente similares a las que hasta el momento ha sido su carrera, tal vez le puedan convalidar algunas materias avanzadas y no empiece de cero. Claro, si así lo quiere.

Una chance

Dale la oportunidad de asegurarse de que sigue el camino que realmente desea, más allá de los beneficios y éxitos que pueda alcanzar con la práctica y el tiempo. Lo que importa es que haga bien lo que sabe hacer, con empeño, cariño, gusto y que se sienta satisfecho después de lograrlo.
çTiempo

Una orientación temprana, en la que pueda conocer de cerca diferentes opciones, le ayudará a decidir con conocimientos. Impúlsalo a visitar a diferentes profesionales para conocer de cerca cómo es su trabajo. De tu parte, no desprecies o prohíbas ninguna carrera.

Fuente: Beatriz Cayoja, psicópedagoga Guiomar Bejarano, psicóloga. Con datos de: El Diario (Paraná Argentina) Ángela Turinettis, psicopedagoga de la facultad de Ciencias Económicas (UNER).

Comparte y opina:

¿Tu hijo quiere cambiar de carrera?

Virar de rumbo a mitad de la formación no significa fracaso, a veces resulta mejor.

/ 13 de febrero de 2014 / 08:57

Luego de que imaginaste el diploma de médico en la pared, tu hijo te dice que ha descubierto que ésa no es su vocación y que quiere estudiar Informática. ¿Por qué esperó 12 meses o más para decirlo? ¿Qué hacer con el dinero y el tiempo invertidos? ¿Y si el próximo año decide estudiar otra cosa?

Quizá siga una carrera debido a una tradición familiar, por el sueño frustrado de alguno de sus padres, para seguir a sus amigos o porque no dejó desarrollar sus habilidades hasta darse cuenta de para qué es bueno.

Muchas veces, los bachilleres se inclinan por seguir ciertos estudios que son muy populares o que parecen fáciles. “Otro problema es que muchos jóvenes no cuentan con las  herramientas necesarias para elegir con conocimiento de causa, aún sabiendo que se trata de su futuro”, expone la psicopedagoga Beatriz Cayoja.

Aunque sean mayores de edad a los 18 años, siguen siendo dependientes económica y emocionalmente de sus padres hasta que son profesionales. “La mayor parte de bachilleres no tiene la madurez suficiente como para pensar en su futuro y menos para asumirlo con responsabilidad, por ello es que muchos padres de familia se ven obligados a empujarlos a seguir una carrera. A raíz de eso, muchas veces los jóvenes fracasan en el intento y cambian de opinión en el camino, porque no es lo que realmente quieren”.

Sin embargo, un viaje no implica el fracaso profesional, enfatizan las expertas. Eso sí, mientras más tiempo se pierda en la elección, más difícil será remontar el vuelo.  

La psicóloga Guiomar Bejarano señala que es importante que los estudiantes en secundaria tomen con seriedad sus capacidades y vocación para avanzar en ese camino y salir con un proyecto de vida del colegio. “Un adolescente que no tenga planes a futuro tiene un mal pronóstico. Un indicador bueno es que en los dos últimos años de secundaria ya tenga una idea y la vaya afianzando para salir directo hacia lo que quiere hacer”. 

Si esto no sucede y de todas maneras los cambios se dan en medio camino, los padres de familia deben ser tolerantes, pero reafirmando un compromiso de que esta vez no habrá  equivocación. “Existen estudiantes que tienen el Síndrome de Peter Pan y se vuelven turistas dentro de una facultad, pasándose seis, siete y hasta ocho años sin poder concluir su carrera”, cuestiona Bejarano.

Dale ayuda

Puedes guiarlo, pero no te interpongas en su decisión. Infórmate sobre opciones relativamente similares a las que hasta el momento ha sido su carrera, tal vez le puedan convalidar algunas materias avanzadas y no empiece de cero. Claro, si así lo quiere.

Una chance

Dale la oportunidad de asegurarse de que sigue el camino que realmente desea, más allá de los beneficios y éxitos que pueda alcanzar con la práctica y el tiempo. Lo que importa es que haga bien lo que sabe hacer, con empeño, cariño, gusto y que se sienta satisfecho después de lograrlo.
çTiempo

Una orientación temprana, en la que pueda conocer de cerca diferentes opciones, le ayudará a decidir con conocimientos. Impúlsalo a visitar a diferentes profesionales para conocer de cerca cómo es su trabajo. De tu parte, no desprecies o prohíbas ninguna carrera.

Fuente: Beatriz Cayoja, psicópedagoga Guiomar Bejarano, psicóloga. Con datos de: El Diario (Paraná Argentina) Ángela Turinettis, psicopedagoga de la facultad de Ciencias Económicas (UNER).

Comparte y opina:

¿Te avergüenza ser virgen a tu edad?

Si tú crees que no ha llegado el momento de practicar sexo, no debes sentirte mal. Eres dueña de tu cuerpo.

/ 6 de febrero de 2014 / 04:07

¿Mantener tu virginidad a cierta edad te abochorna? Puede que te haga sentir incómoda, que creas que te falta experiencia y hasta llegues a sentir miedo de no hallar a la persona ideal para tener sexo. ¡No te preocupes! solo espera a que ocurra en el momento adecuado y con la persona correcta. El tiempo no debe ser un factor de presión.  

Si bien la virginidad era considerada una virtud en los tiempos de las abuelas y hasta de nuestras mamás, queda claro que actualmente ya no lo es. Perderla se convirtió en un eslabón más de nuestro crecimiento.

En el pasado, llegar virgen al matrimonio era lo más importante para tener una relación de pareja. Hoy, para darle el “sí” a quien te pide matrimonio, no es necesario. Es más, mucha gente cree que, para casarse, la mujer debe saber complacer sexualmente a su hombre y viceversa. Y esto solo se logra con la experiencia.

De acuerdo con el portal Waiting Till Marriage, uno de cada 30 estadounidenses espera hasta el matrimonio para tener relaciones sexuales, esto representa 10 millones de personas, de las cuales el 60% son mujeres y el 40% hombres, según publica la web ar.mujer.yahoo.com.

En el mismo artículo, la experta en relaciones amorosas April Masini —que aconseja a parejas y solteros diariamente desde su portal Ask April— explica al portal Yahoo! Mujer que a menudo recibe consultas de mujeres vírgenes y de hombres castos. “Por lo general, el tema que les preocupa no es si mantener o no su virginidad, sino el temor a ser incompatibles con alguien con quien les gustaría salir, o con quien ya salen”.

El psicoanalista boliviano Hugo Yapur señala que el tema de la virginidad debe ser enfocado desde una perspectiva social ligada también a la edad de la persona. “Se trata más de un mandato, una orden familiar y social que obliga a manejar este tema con pinzas”.

Yapur explica que la virginidad es un constructo mental, pues esta palabra metafóricamente hace mención a la pureza del cuerpo. Físicamente hablando, tiene que ver con la rasgadura del himen, un tejido fino que cubre parcial o totalmente la abertura cervical de la mujer. “En otros tiempos, los caballeros se sentían afortunados por ser los primeros en rasgar esta parte en la mujer que, como consecuencia, tenía un sangrado”.

Sin embargo, esta rasgadura también puede suceder con el uso de tampones, de un espéculo, por practicar algún deporte, montar a caballo o con un tacto exploratorio vaginal. “En realidad, la virginidad es no tener contacto sexual, que no haya penetración”, argumenta.

La especialista en sexualidad Marynés Salazar señala que desde la década de 1960, las mujeres han luchado para no ser juzgadas por la tenencia de un himen, sino por su valor integral. “La virginidad no es un regalo que se le debe entregar a otra persona, (decidir cuándo terminar con ella) es una decisión personal. Aquellas que se sientan abochornadas por mantenerla o no, deben tener en cuenta que el cuerpo de cada persona es su territorio y cada quien decide cómo, cuándo y con quién compartirlo”.

“A veces la familia, la religión, las amistades y otros ámbitos sociales nos envían mensajes contradictorios. Mientras unos nos piden que guardemos nuestro cuerpo, otros quieren que demos rienda suelta a los instintos. Desees mantenerte virgen o no, debe ser una decisión sobre ti misma y de ninguna forma debe responder a contentar a otros”, agrega la psicóloga Susana Cortez.

Si tus amigas se burlan de tu virginidad, debes hacerles saber que es un tema íntimo que no les compete. “La decisión sobre tu cuerpo es solo tuya. Ahora, si te mantienes casta por motivos ajenos a tu voluntad, es importante que consultes a un especialista, pues suele ocurrir que mientras nos vamos poniendo mayores, más conflictos nos trae la castidad: suelen aparecer dudas sobre si seremos capaces de brindar satisfacción o de sentirla. El miedo es nuestro peor enemigo, no dejemos que defina nuestras vidas”, agrega Cortez.

Presiones

Las y los adolescentes suelen recibir fuertes presiones de sus grupos de amigos para perder la virginidad. Por eso es muy importante hablar con los hijos de este tema lo antes posible para que la decisión sea solo suya. El sexo nunca debe utilizarse para probar nada a nadie.

Valores

La sociedad y los medios de comunicación suelen privilegiar y elogiar a quienes tienen más parejas y disfrutan visiblemente de la sexualidad. Esto hace que quienes no tengan una vida muy activa en este sentido, muchas veces se sientan avergonzados y juzgados.

Reivindicación  

Desde hace cinco años que han surgido grupos juveniles que reivindican la virginidad, quitándole la carga eclesial y usando símbolos (por ejemplo, anillos) que simbolizan castidad. El cambio radica en que no se muestra como un regalo para los demás, sino como una decisión personal.

Dreamstime. Fuentes: Marynés Salazar especialista en sexualidad y psicóloga clínica Hugo Yapur psicoanalista y Susana Cortez psicóloga.   

Comparte y opina: