domingo 28 feb 2021 | Actualizado a 03:37

La derecha proeuropea gana en las elecciones de Grecia

Samaras. El líder de los vencedores Nueva Democracia llama a ‘amarrar’ su país al euro

triunfo. Samaras y sus seguidores festejan la victoria en los comicios.

/ 18 de junio de 2012 / 05:26

La derecha proeuropea griega se impuso a la izquierda radical y quedó en condiciones de formar un nuevo gobierno de coalición con los socialistas tras las elecciones legislativas del domingo, alejando el espectro de una salida del país de la Eurozona.

Los conservadores del partido Nueva Democracia (ND), de Antonis Samaras, obtuvieron un 29,96% de los votos, lo que les asegurará 130 escaños de los 300 del Parlamento, según resultados basados en datos parciales difundidos por el Ministerio del Interior. La desproporción entre porcentaje de votos y número de escaños se debe a que la Constitución atribuye 50 asientos suplementarios al partido que queda en primera posición.

En segundo lugar, con 26,65% y 71 escaños, quedó la formación de izquierda radical Syriza, de Alexis Tsipras, que denuncia los ajustes impuestos a Grecia a cambio de los rescates financieros otorgados por la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los socialistas del Pasok quedaron terceros con 12,46% de los votos y 33 escaños.
Tsipras admitió su derrota y dijo que su partido llevará a cabo una oposición activa “contra el memorándum” o programa de austeridad impuesto por la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de fondos para evitar la quiebra del país.
Samaras llamó de inmediato a amarrar al país al euro y a formar un gobierno de coalición.

“Instamos a todas las fuerzas políticas que comparten el objetivo de mantener al país en el euro y a participar en un gobierno de unión nacional”, afirmó.
“El pueblo griego votó porque Grecia permanezca en la zona del euro, el país no tiene un minuto que perder. No podemos seguir con la ciudad a la deriva”, dijo Samaras ante una multitud congregada en el palacio de Zappeion, que lo había recibido al grito de “acá está, éste es nuestro primer ministro”.

Pero los socialistas pusieron una condición para armar un gabinete con los conservadores: que otro partido de izquierda se sume a la alianza.

Concertación. La convocatoria se dirige a Izquierda Democrática (Dimar), que con 6,11% de los votos y 16 curules queda en el centro del juego de alianzas para sacar al país de la parálisis en la que se sumió tras los comicios del 6 de mayo.

El partido neonazi Amanecer Dorado consiguió 6,92% de los votos y 18 escaños, y el comunista KKE, último partido stalinista de Europa, 4,49% y 12 escaños.

Samaras preconiza una “renegociación” del programa de ajustes, en tanto que Tsipras denuncia esa política y exige “medidas de crecimiento” para un país que vive su quinto año consecutivo de recesión.

El presidente de la Unión Europea, Herman van Rompuy, dijo en Los Cabos (México) que espera una rápida formación de un gobierno y prometió apoyo a Atenas.

En un comunicado, también en Los Cabos, el FMI se declaró “listo para comprometerse” con el próximo gobierno griego.
La canciller alemana, Ángela Merkel, que llamó por teléfono a Samaras, estimó por su parte que Grecia respetará sus compromisos europeos en materia de reformas.

“No puede haber cambios sustanciales en los compromisos”, pero “puedo imaginar sin problema que negociemos de nuevo los plazos”, dijo el ministro germano de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle.

Europa y el mundo, empezando por los líderes de las potencias industrializadas y emergentes (G-20) que se reunirán el lunes y el martes en México, siguieron con particular atención estos comicios, cruciales para Grecia pero también para el futuro de la Eurozona, cuya crisis amenaza la economía mundial. Estados Unidos se congratuló por los resultados.

La deuda pública griega

El primer plan de rescate, de 110 mil millones de euros, acordado en mayo de 2010, resultó insuficiente ante  el volumen de   la deuda pública griega, un 165% de su PIB.

El segundo rescate, de 130 mil millones de euros, se completó con una reestructuración  de la deuda en manos de los bancos privados y fondos de pensión.

Todas esas ayudas totalizaron 347 mil millones de euros. Los griegos votaron por segunda vez en seis semanas, pues en los comicios del 6 de mayo los partidos proeuropeos no alcanzaron la mitad de los escaños y no lograron pactar.

UE espera rápida formación de gobierno

Se presume el eventual retorno del FMI, el BCE y la UE a territorio griego

AFP – Bruselas

La Unión Europea (UE) y la zona euro esperan “la rápida formación de un nuevo gobierno” en Grecia que cumpla con el plan de austeridad pactado con Bruselas, tras los resultados parciales de las elecciones de este domingo en Grecia.

“Esperamos que los resultados de esta elección permitan la formación de una nueva administración”, señalaron conjuntamente el presidente de la UE, Herman van Rompuy, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

“Seguiremos apoyando a Grecia como un miembro de la UE y de la zona euro”, afirmaron en el comunicado.
El Eurogrupo también indicó que “reitera su compromiso para ayudar a Grecia” en el cumplimiento de su plan de austeridad.

Así es que espera “el retorno de las instituciones de la Troika (UE, Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo) a Atenas tan pronto como se anuncie la formación de un nuevo gobierno” para intercambiar opiniones y preparar un balance del segundo programa de rescate a Grecia, indicó.

El Fondo Monetario Internacional, que junto con la UE participa en el rescate griego de 130  mil millones de euros, ofreció su colaboración a la nueva administración que se forme tras las elecciones, para “restaurar la estabilidad financiera y el crecimiento” en el país heleno. La derecha griega proeuropea fue el partido más votado en las elecciones legislativas del domingo y podría formar junto a los socialistas un gobierno de coalición similar al que negoció la actual política de austeridad para permanecer en la Eurozona, según una estimación oficial.

En un comunicado difundido ayer por el organismo que dirige Christine Lagarde, que se encuentra en Los Cabos (México) para participar en la Cumbre del G-20, el FMI dijo “tomar nota de los resultados de las elecciones en Grecia”, que parecen haber dado la victoria a la formación conservadora Nueva Democracia.

“Estamos preparados para comprometernos con el nuevo gobierno para ayudar a Grecia a lograr sus objetivos de restaurar la estabilidad financiera, el crecimiento económico y el empleo”, dijo.

Varios países expresaron su agrado por los resultados de los comicios en Grecia. “Como el presidente (Barack) Obama y otros líderes mundiales han dicho, creemos que está en el interés de todos que Grecia permanezca en la zona euro respetando a la vez su compromiso con la reforma”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Comparte y opina:

Desacuerdo de partidos en Grecia agrava la crisis política

Coalición. Siguen las consultas para formar un gobierno de unidad

reunión. Panos Kammenos, líder de Griegos Independientes, en la reunión que sostuvo ayer con el presidente de Grecia, Carolos Papulias.

/ 14 de mayo de 2012 / 04:00

Las negociaciones celebradas este domingo entre los líderes de los principales partidos griegos para tratar de alcanzar un acuerdo de gobierno fracasaron de nuevo, y aumentó así los temores a nuevas elecciones que puedan llevar al país a la quiebra y a la salida de la eurozona.

Tras una jornada maratoniana de reuniones encabezadas por el presidente del país, Carolos Papulias, Fotis Kuvelis, líder de la minoritaria Izquierda Democrática (Dimar), anunció que no se había alcanzado un acuerdo.

“El Presidente me dijo que tristemente hasta este momento no existen perspectivas de formar un gobierno de unidad”, aseguró el líder de la formación que muchos consideran un posible aliado para formar una coalición junto a conservadores y socialistas.

Poco después, la televisión pública Tv NET anunció que las negociaciones continuarán hoy, cuando Papulias volverá a recibir a la vez a los líderes de los tres partidos mayoritarios en las legislativas del domingo (conservadores, izquierda radical y socialistas) y a Kuvelis.

Si no se logra un acuerdo de gobierno antes del martes, fecha en la que quedará constituido el nuevo Parlamento, se deberán convocar a nuevas elecciones legislativas en junio. Esa inestabilidad política podría llevar a los dos grandes acreedores públicos de los griegos, la Unión Europea (UE) y al Fondo Monetario Internacional (FMI), a congelar nuevos préstamos acordados con Atenas en el marco del plan de rescate financiero a cambio de reformas.

Según medios oficiales, el Estado griego sólo tiene dinero para pagar los salarios de los funcionarios y las jubilaciones hasta finales de junio.
El Mandatario griego ya había organizado este domingo una reunión con los tres partidos más votados en las elecciones del domingo, el conservador Nueva Democracia, la izquierda radical contraria a las medidas de austeridad Syriza, y el socialista Pasok. A lo largo de la semana, cada uno de éstos fracasó al intentar formar una    coalición de gobierno viable.

La reunión finalizó tras una hora y media, pero “las consultas siguen”, declaró el líder conservador Antonis Samaras, tras esta primera serie de conversaciones entre partidos.

El líder de la izquierda radical, Alexis Tsipras, indicó que la formación Izquierda Democrática había acordado integrar un gobierno de coalición de dos años que excluía a su partido.

Sin embargo, Izquierda Democrática calificó poco después de “calumnia” la declaración del líder de Syriza. “Esto es una vergüenza (…) es una calumnia y una mentira”, dijo el partido, considerado como la última oportunidad para lograr una alianza que evite la repetición de las elecciones que podrían colocar a Grecia ante un futuro incierto.

Austeridad es la clave del debate

anular
Un eventual gobierno de unión nacional debería anular “inmediatamente” la legislación laboral adoptada para bajar los salarios y facilitar los despidos, y “liberar” a Grecia del actual plan de austeridad, declaró Fotis Kuvelis en la televisión Mega.

Acuerdo estaría en ‘callejón sin salida’

El líder del Pasok, Evangelos Venizelos, declaró que no le quedaba más que un “limitado optimismo” y que la situación seguía en un “callejón sin salida”.
El líder conservador Antonis Samaras señaló que Syriza, opuesta a las medidas de ajuste adosadas al plan de rescate de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) firmado por Grecia, se negó a sumarse o apoyar una coalición gubernamental, incluso con el compromiso de “renegociar” el acuerdo. “Me he esforzado todo lo posible en asegurar una cooperación universal” y “Syriza no sólo se niega a aceptar la formación de un gobierno viable, sino que también se niega a dar un voto de confianza a un gobierno que renegociara los términos del acuerdo de rescate”, dijo Samaras a la prensa.

Los tres partidos que llegaron en cabeza en las elecciones del domingo, el conservador Nueva Democracia, Syriza, y el socialista Pasok, por este orden, fracasaron cada cual en formar una alianza de gobierno viable.

De no lograrse un acuerdo de coalición se tendrían que convocar a nuevas elecciones legislativas a mediados de junio. Tanto conservadores como socialistas querían evitar la convocatoria de nuevas elecciones, que según los sondeos darían la victoria a Syriza.

Comparte y opina:

Últimas Noticias