Mundo

Sunday 14 Jul 2024 | Actualizado a 10:00 AM

Musharraf es inculpado por muerte de Bhutto

El exmandatario de Paquistán es un aliado fiel de Estados Unidos

/ 21 de agosto de 2013 / 05:04

El expresidente pakistaní Pervez Musharraf fue acusado ayer por la Fiscalía de ese país del asesinato de su rival Benazir Bhutto en 2007, lo que constituye la primera inculpación de un exjefe de las Fuerzas Armadas de Pakistán.

Musharraf, que regresó a Pakistán a finales de marzo tras cuatro años de exilio, se vio inmerso rápidamente en varios casos judiciales, sobre todo en el de la muerte de Bhutto (27 de diciembre de 2007) en Rawalpindi, en un ataque con arma ligera y atentado suicida.

El exgeneral, en arresto domiciliario en las afueras de la capital, concurrió a la audiencia custodiado por la Policía y las fuerzas especiales. “Las acusaciones son infundadas”, dijo Sayeda Afshan Adil, abogada de Musharraf.

Un informe de las Naciones Unidas en 2010 señaló que la muerte de Bhutto podría haberse evitado y acusó al gobierno de Musharraf de no darle la protección adecuada.
La inculpación del exjefe de las fuerzas paquistaníes puede generar nuevas tensiones entre los militares y el poder civil, prevén los expertos.

Musharraf, de 70 años, tomó el poder en octubre de 1999 tras un golpe de Estado militar y después de los atentados del 11-S se convirtió en aliado clave de Washington en la “guerra contra el terrorismo”.

Benazir Bhutto, primera mujer primer ministro en un Estado musulmán, volvió a Pakistán en 2007 con la intención de participar en las elecciones legislativas, pero rápidamente las amenazas de muerte contra ella se concretaron.

Comparte y opina:

‘Solo dios impidió lo impensable’, dice Trump sobre intento de asesinato

El expresidente resultó herido en una oreja el sábado en un intento de asesinato durante un acto político antes de las elecciones presidenciales de noviembre.

Trump es protegido por su equipo de seguridad, en el tiroteo. Foto: AFP

Por AFP

/ 14 de julio de 2024 / 08:55

El expresidente estadounidense Donald Trump afirmó este domingo que «fue dios» quien evitó su muerte en un intento de asesinato durante un mitin de campaña en Pensilvania el sábado, y llamó a los estadounidenses a unirse.

«Solo dios impidió lo impensable», afirmó en redes sociales el ex mandatario y candidato republicano a las presidenciales; al tiempo que pidió a sus compatriotas unirse para «impedir que la maldad gane».

El expresidente resultó herido en una oreja el sábado en un intento de asesinato durante un acto político antes de las elecciones presidenciales de noviembre.

Lea más: Lo que se sabe del intento de asesinato de Donald Trump

El republicano de 78 años fue sacado del escenario con el rostro ensangrentado después de un tiroteo en Butler, Pensilvania, en el norte del país.

El autor de los disparos y un transeúnte murieron y dos espectadores resultaron gravemente heridos.

El presidente demócrata, Joe Biden, que se enfrentará a Trump en unas elecciones muy polarizadas, afirmó que «no hay lugar en Estados Unidos para este tipo de violencia».

Ambos hablaron más tarde, según la Casa Blanca.

«En este momento, es más importante que nunca que permanezcamos unidos y mostremos nuestro verdadero carácter como estadounidenses, permaneciendo fuertes y determinados e impidiendo que la maldad gane», escribió Trump en su plataforma Truth Social el domingo por la mañana.

También confirmó que participará de la convención nacional republicana que comienza el lunes en Milwaukee, Wisconsin.

Comparte y opina:

Lo que se sabe del intento de asesinato de Donald Trump

Trump se agarró la oreja derecha mientras se oía "¡bájate!", antes de un quinto y sexto disparo.

Trump, a punto de ser evacuado por su equipo de seguridad. Foto: AFP

Por AFP

/ 14 de julio de 2024 / 08:42

El FBI continúa la investigación este domingo para aclarar cómo se produjo el intento de asesinato del expresidente estadounidense y candidato republicano Donald Trump durante un mitin. 

Así sucedieron los hechos en los que murió uno de los simpatizantes del magnate republicano.

Cómo sucedió

Vestido con camisa blanca, chaqueta oscura y una gorra de color rojo con su lema «Haz que Estados Unidos sea grande otra vez», Trump criticaba la inmigración ilegal cuando se escucharon disparos a las 18H08 (22H08 GMT). 

«Miren lo que pasó…» decía cuando se oyeron cuatro disparos seguidos. 

Trump se agarró la oreja derecha mientras se oía «¡bájate!», antes de un quinto y sexto disparo. 

El expresidente se agachó detrás del atril mientras los agentes del Servicio Secreto lo rodeaban. 

Se escucharon gritos entre la multitud. 

En cuatro segundos se escucharon más disparos, lo que hizo que más seguidores se bajaran mientras otros agentes subían a toda prisa al escenario. 

Diecisiete segundos después de los primeros disparos se escuchó un último estallido y una mujer gritó. 

Tres miembros de las fuerzas de seguridad fuertemente armados subieron al escenario 22 segundos después de que comenzara el tiroteo. 

Los agentes del Servicio Secreto rápidamente dieron instrucciones, como «movámonos», antes de levantar a un Trump desaliñado. 

A Trump se lo volvió a ver alrededor de un minuto después de que comenzaron los disparos. Dijo «Déjame coger mis zapatos» mientras los agentes formaban un círculo a su alrededor.

Pasaron otros 13 segundos hasta que Trump levantó el puño hacia la multitud, que respondió con vítores. 

Cuando el expresidente fue sacado del escenario, con su gorra en la mano, los espectadores corearon «¡Estados Unidos!». 

Trump hizo una breve pausa para levantar el puño en el aire antes de bajar del escenario.

Inmediatamente antes de desaparecer en una camioneta y apenas dos minutos después de que comenzara el intento de asesinato, Trump levantó el puño una vez más y se volvió brevemente hacia la multitud.

Cuando el coche se alejó, fuerzas de seguridad fuertemente armadas y vestidas con uniformes de color caqui llegaron al lugar.

«Sentí la bala»

Trump contó lo que pasó a las 20H42, en un mensaje en su red Truth Social. 

«Me dispararon con una bala que atravesó la parte superior de mi oreja derecha», escribió Trump. 

«Supe inmediatamente que algo andaba mal porque escuché un zumbido, disparos e inmediatamente sentí la bala desgarrando la piel». 

La Casa Blanca dijo que el presidente Joe Biden recibió un informe inicial sobre el incidente a las 18H50. 

«No hay lugar en Estados Unidos para este tipo de violencia», dijo Biden a los periodistas en Rehoboth Beach, Delaware.

Poco antes de las 22H30 horas, la oficina de Biden dijo que había hablado con Trump y que acortaría su fin de semana en la playa para regresar a Washington.

Nombre del atacante

El FBI identificó al autor de los disparos como Thomas Matthew Crooks, un joven de 20 años de Bethel Park, en Pensilvania (norte), según medios de comunicación estadounidenses. 

Es «el sujeto involucrado en el intento de asesinato del expresidente Donald Trump», afirmó. 

El Servicio Secreto añadió que el atacante «efectuó múltiples disparos al escenario desde una posición elevada fuera del mitin» antes de ser «neutralizado» por los agentes.

Varios testigos aseguraron que vieron al hombre antes del tiroteo y alertaron a las autoridades. 

Ryan Knight, un simpatizante de Trump, declaró haber visto al atacante en un edificio cercano. 

«Cuando estaba sentado allí, un tipo dijo: ‘Dios mío, tenía un arma'», contó Knight a los periodistas. 

Un video publicado por el medio estadounidense TMZ muestra al presunto autor de los disparos en una azotea mientras sostiene un rifle.

El atacante estaba armado con un rifle semiautomático AR-15, informó la prensa.

Víctimas

El atacante y otra persona murieron, mientras que dos espectadores resultaron gravemente heridos. 

Dos testigos dijeron a los medios estadounidenses que vieron a un hombre muerto de un disparo en la cabeza. 

«El hombre que estaba a mi lado sufrió un disparo en la cabeza, murió en el acto» y «otra mujer parecía herida en el antebrazo o en la mano», dijo a NBC News un hombre, identificado como Joseph. 

Un segundo testigo, que afirmó ser médico de urgencias, dijo que fue a ayudar en cuanto alguien gritó que habían disparado a una persona. 

«Tenía un disparo en la cabeza aquí», contó, señalando un punto en su cabeza, en declaraciones difundidas por los medios estadounidenses.

Comparte y opina:

Disparos contra Trump sorprenden antes de convención republicana, que lo apoya con más fuerza

Unas 50.000 personas se reunirán esta semana en la mayor ciudad de Wisconsin (norte) para la Convención Nacional Republicana. Varias calles del entorno están cerradas y resguardadas.

Trump es evacuado del mitin en Pensilvania. Foto: AFP

Por AFP

/ 14 de julio de 2024 / 01:07

Mientras esperan su llegada en Milwaukee para coronarlo como candidato presidencial, los partidarios de Donald Trump se enteraron por la TV y las redes sociales que su héroe sobrevivió puño en alto a un intento de asesinato. Ahora lo aguardan con más fuerza.

Unas 50.000 personas se reunirán esta semana en la mayor ciudad de Wisconsin (norte) para la Convención Nacional Republicana. Varias calles del entorno están cerradas y resguardadas.

Mientras la organización ultimaba detalles, acomodaban escenarios y asientos, llegó la información de que Trump fue herido en la oreja por un tirador durante un mitin en Pensilvania, y evacuado a salvo.

«Acabamos de llegar a otro nivel en cuanto a nuestro apoyo a Trump. Hablaron de un disparo que se escuchó en todo el mundo. Quienquiera que haya hecho eso, sea cual sea la facción (…) ahora habrá más personas que apoyarán al presidente Trump», asegura Michelle Altherr, delegada de Arizona.

El respaldo de sus partidarios es a ojos cerrados, sin importar incluso que haya sido condenado por la justicia y tenga pendientes varios procesos.

Philip Fredericks, quien lleva una gorra roja con el nombre de Trump, se enteró de la noticia al bajar del avión. «Encendí mi teléfono y no lo podía creer», dice este republicano de Nueva Jersey. 

En una esquina, Amari McCullum, un residente de Milwaukee de 23 años que no tiene nada que ver con la convención, se enteró del hecho mientras revisaba las redes sociales en su celular en una parada de bus cerca del centro de convenciones.

«Es una locura que algo así le pueda pasar al expresidente de los Estados Unidos. Necesitan tener más protección. No tiene sentido», comenta.

«Él vendrá»

Fredericks cree en Trump como quien cree en su mesías y no tiene dudas que el expresidente acudirá a Winsconsin pese a lo ocurrido.

«Él no es del tipo que se esconde en un rincón, Sin duda estará aquí esta semana», agrega. Le fascina la forma en que el septuagenario, quien previsiblemente se enfrentará en noviembre al presidente Joe Biden, se puso de pie con el puño en alto justo después del intento de asesinato

En Milwaukee, todo está listo para la convención republicana, que comienza el lunes. El nombre de «Trump» aparece en grandes vallas publicitarias iluminadas a lo largo de las vías. Personal del servicio secreto toma sus posiciones.

Los hoteles están plagados de visitantes. 

Protegido por ángeles

«Gracias a Dios hay ángeles protegiendo a este señor, porque va a ser presidente en el 2025, va a ser elegido en noviembre», considera Altherr.

«Todo lo que puedo decir es, gracias a Dios, hubo una brisa» que pudo haber movido el tiro, considera Dave Simone, otro partidario de Trump.

«Quienquiera que haya sido, hay una violación de la seguridad, y eso debe arreglarse. Y si esa violación fue accidental. Esa violación fue intencional. Bueno, eso es traición y el autor debe ser enviado a Guantánamo», comenta.

Desde el lado político opuesto, Andzu llegó a Milwaukee para manifestarse contra Trump. Dice estar «conmocionado» por el intento de asesinato del candidato y teme que el hecho sea aprovechado a su favor.

«Eso no cambia el hecho de que la gente está muriendo, Estados Unidos se está derrumbando y el planeta está muriendo», explica el joven de 29 años.

También están los incrédulos, como Terry, un profesor de 61 años que también viajó para protestar contra el expresidente. «¿Trump hizo que alguien le disparara en el oído? Posiblemente, no lo sé», dice.

Comparte y opina:

Una larga historia de ataques contra presidentes y candidatos de EEUU

Desde Abraham Lincoln hasta John Fitzgerald Kennedy, estos son algunos de los ataques con armas de fuego contra presidentes o candidatos presidenciales estadounidenses:

Trump herido, en el atentado que sufrió en Pensilvania. Foto: AFP

Por AFP

/ 14 de julio de 2024 / 01:00

Donald Trump resultó herido el sábado en la oreja por uno de los varios disparos que se oyeron durante un mitin del republicano, un ataque que los investigadores están tratando como un posible intento de asesinato del expresidente. 

Desde Abraham Lincoln hasta John Fitzgerald Kennedy, estos son algunos de los ataques con armas de fuego contra presidentes o candidatos presidenciales estadounidenses:

Ronald Reagan (1981)

El presidente Reagan resultó gravemente herido por varios disparos cuando salía de un acto en el hotel Hilton, en Washington. El atacante, John Hinckley Jr, salió de la cárcel en libertad condicional en 2016. 

Reagan pasó 12 días en el hospital. El ataque impulsó la popularidad del entonces presidente, que hizo gala de humor y resiliencia durante su recuperación.

Gerald Ford (1975)

El presidente Ford salió ileso de dos intentos de asesinato perpetrados por mujeres en septiembre de 1975, ambos en California y en un lapso 17 días.

George Wallace (1972)

Mientras hacía campaña para obtener la candidatura del Partido Demócrata, Wallace recibió cuatro disparos en un centro comercial de Laurel, Maryland, y quedó paralítico.  

El atentado contra Wallace, conocido por sus opiniones segregacionistas y su atractivo populista, puso de manifiesto las tensiones políticas existentes en Estados Unidos.

Robert F. Kennedy (1968)

El hermano del expresidente John F. Kennedy, Robert, que aspiraba a la candidatura presidencial demócrata, fue asesinado a tiros en el Hotel Ambassador, en Los Ángeles (California), un ataque que tuvo fuerte impacto en la carrera presidencial de 1968.

La muerte de Robert se produjo sólo dos meses después del asesinato del líder de los derechos civiles Martin Luther King Jr, lo que agravó la agitación política y social de Estados Unidos de finales de la década de 1960.

John F. Kennedy (1963)

El presidente Kennedy fue asesinado a tiros en Dallas (Texas) por Lee Harvey Oswald cuando iba en auto descapotado con su esposa Jackie. Una comisión investigadora creada por el sucesor de JFK, Lyndon B. Johnson, concluyó en 1964 que Lee Harvey Oswald, un exmarine que había vivido en la Unión Soviética, había actuado solo. 

Muchos estadounidenses creen que la muerte de JFK inició un periodo más violento en la política y la sociedad de Estados Unidos, con la preparación de la guerra de Vietnam y la lucha por los derechos civiles como telón de fondo.

Franklin D. Roosevelt (1933)

Siendo presidente electo, Roosevelt sufrió un intento de asesinato en Miami (Florida). Salió ileso, pero el alcalde de Chicago, Anton Cermak, murió en el atentado.

Theodore Roosevelt (1912)

Al igual que Trump, Roosevelt aspiraba a la reelección como presidente cuando recibió un disparo en Milwaukee (Wisconsin). 

Las 50 hojas dobladas que contenían el discurso que iba a dar y el estuche de gafas de acero que llevaba en el bolsillo de la camisa frenaron la bala, que permaneció en el interior de su pecho de por vida. Roosevelt decidió pronunciar su discurso programado a pesar del ataque.

William McKinley (1901)

El presidente McKinley fue asesinado a tiros por el anarquista Leon Czolgosz en Buffalo (Nueva York).

Abraham Lincoln (1865)

Lincoln fue asesinado por John Wilkes Booth, un conocido actor y simpatizante de la Confederación, mientras veía una obra en el Teatro Ford de Washington. 

El ataque se registró pocos días después de la rendición de los Estados Confederados durante la Guerra de Secesión. 

Comparte y opina:

Líderes mundiales reaccionan a los disparos contra Trump

Un asistente al mitin murió y otros dos se encuentran en estado crítico por sus heridas. El tirador, que se encontraba fuera del recinto, también está muerto.

El momento en que Trump es resguardado por su equipo de seguridad. Foto: AFP

Por AFP

/ 14 de julio de 2024 / 00:47

Numerosos líderes mundiales condenaron y expresaron su consternación por el tiroteo ocurrido en un mitin del expresidente estadounidense y candidato republicano Donald Trump, que resultó herido en una oreja.

Un asistente al mitin murió y otros dos se encuentran en estado crítico por sus heridas. El tirador, que se encontraba fuera del recinto, también está muerto.

América

El presidente argentino, Javier Milei, culpó a la «izquierda internacional» del intento de asesinato contra Trump.

«Con pánico a perder en las urnas, recurren al terrorismo para imponer su agenda retrógrada y autoritaria», afirmó Milei en su cuenta de X, donde deseó una rápida recuperación al expresidente y que las elecciones «se realicen de forma justa, pacífica y democrática».

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, también reprobó «lo sucedido al expresidente Donald Trump». «La violencia es irracional e inhumana», declaró en la misma red social.

En la frontera norte de Estados Unidos, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo que estaba «asqueado por el tiroteo al expresidente Trump» y subrayó que «la violencia política nunca es aceptable».

Destacados líderes de izquierdas en América Latina expresaron su rechazo al intento de asesinato contra el candidato republicano.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que el tiroteo «debe ser condenado firmemente por todos los defensores de la democracia y el diálogo político».

Su homólogo chileno, Gabriel Boric, también condenó lo ocurrido y subrayó que «la violencia es una amenaza a las democracias y debilita nuestra convivencia».

«A pesar de nuestras profundas diferencias ideológicas y políticas, la violencia, sin importar de dónde procede, debe ser siempre rechazada», dijo en la misma línea el presidente boliviano, Luis Arce.

También se sumó a las condenas el gobierno de Colombia, en un comunicado: «Como país que ha sufrido la violencia, reafirmamos que esta no tiene ningún espacio en el debate político y electoral».

«Hemos sido adversarios, pero le deseo al presidente Trump salud y larga vida, y repudio ese atentado», declaró en un mitin electoral en Venezuela su presidente Nicolás Maduro. 

En Ecuador, que en agosto de 2023 vivió el asesinato del candidato presidencial Fernando Villavicencio, el gobierno condenó «toda forma de violencia política y se solidariza con el pueblo de los Estados Unidos».

En su texto, el gobierno ecuatoriano señala que la muerte de Villavicencio ya «demostró el profundo daño que el extremismo político inflige en los procesos electorales, socavando las bases de nuestras democracias».

En Centroamérica, el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, publicó un comunicado en inglés para rechazar el ataque y solidarizarse con Trump. «Cuando la violencia entra en la arena política, perturba los procesos (electorales) y amenaza las libertades que la democracia garantiza», afirmó.

El gobierno de Costa Rica también condenó el ataque como «un acto inaceptable» y rechazó «todas las formas de violencia».

Europa

El primer ministro británico, Keir Starmer, dijo el domingo que estaba «consternado por las impactantes imágenes» en el mitin. «La violencia política de cualquier tipo no tiene lugar en nuestras sociedades», afirmó el líder laborista.

Desde Hungría, el primer ministro nacionalista Viktor Orban, que se reunió con Trump esta misma semana, envió al candidato republicano «pensamientos y oraciones» en «este momento oscuro».

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, afirmó que seguía con «aprensión» los sucesos. También expresó su deseo de que «en los próximos meses de campaña electoral, el diálogo y la responsabilidad se impongan al odio y la violencia».

De parte de la Unión Europea, el jefe de la diplomacia comunitaria, Josep Borrell, condenó «firmemente» el ataque. «Nuevamente somos testigos de inaceptables actos de violencia contra representantes políticos», lamentó.

Asia-Pacífico

El primer ministro indio, Narendra Modi, dijo el domingo que estaba «muy inquieto» ante el intento de asesinato de su «amigo» Donald Trump.

El japonés, Fumio Kishida, arremetió contra los ataques políticos y pidió mantenerse «firmes contra cualquier forma de violencia que rete a la democracia».

Su homólogo australiano, Anthony Albanese, señaló que el tiroteo era «preocupante», y el neozelandés Chris Luxon afirmó que «ningún país debe toparse con esta violencia política».

Oriente Medio

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que él y su mujer Sara estaban «conmocionados por el aparente ataque» contra Trump. «Rezamos por su seguridad y su rápida recuperación», escribió en X.

Comparte y opina:

Últimas Noticias