Mundo

jueves 24 jun 2021 | Actualizado a 21:02

Ciento treinta y nueve muertos y 53 desaparecidos por tomentas en México

El número de muertos en México por las inusuales tormentas de la semana pasada subió a 139, mientras 53 personas siguen desaparecidas por el gigantesco alud ocurrido en una comunidad del sur del país, según el último balance del gobierno, emitido este miércoles.

/ 26 de septiembre de 2013 / 03:00

El número de muertos en México por las inusuales tormentas de la semana pasada subió a 139, mientras 53 personas siguen desaparecidas por el gigantesco alud ocurrido en una comunidad del sur del país, según el último balance del gobierno, emitido este miércoles.

En una reunión de evaluación de los daños encabezada por el presidente, Enrique Peña Nieto, en la que participaron varios miembros de su gabinete y gobernadores regionales, el secretario de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio Chong, confirmó que se elevó a 139 el total de fallecidos y que otras 35 personas están heridas, aunque no precisó su nivel de gravedad.

El anterior balance oficial del martes situaba en 130 los fallecidos. «Tenemos tambien la lista de personas desaparecidas particularmente de La Pintada de 53 personas», dijo el ministro sobre la comunidad cafetalera de las montañas de Guerrero (sur) que quedó parcialmente sepultada por un alud y donde equipos de rescate siguen sus labores luego de haber encontrado al menos cinco cadáveres bajo el lodo.

Recuento de daños

Las autoridades han reportado que, por efecto del inusual doble impacto de los ciclones Ingrid y Manuel en costas de los océanos Atlántico y Pacífico, se debió evacuar a más de 58.000 personas, de las que unas 52.400 siguen aún en albergues.

En cuanto a infraestructura, resultaron dañadas cerca de 1,5 millones de casas, 1.153 unidades de salud pública, unas setenta carreteras, así como 2.150 locales educativos de todos los niveles, con 157.300 alumnos aún sin clases.

Por otro lado, se vieron afectadas 534.000 hectáreas agrícolas y ganaderas que albergaban a más de 100.000 animales de ganado.

En tanto, 67 ríos y 57 presas siguen «en niveles de alerta» y 156 municipios continúan sin servicio de agua potable.

A la espera de que se haga un recuento global de los daños y se evalúen los efectos que la reconstrucción tendrá en la economía mexicana, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, manifestó que «se han destinado ya 633 millones de pesos (48 millones de dólares) para acciones de auxilio inmediato».

Asimismo recordó que el gobierno dispone de unos 1.000 millones de dólares en fondos reservados para desastres con los que atender la emergencia aunque, como ya avanzó Peña Nieto, probablemente sean insuficientes y obliguen a una modificación de los presupuestos para el año próximo.

Para evitar que se desplomen los mercados de las microrregiones, el gobierno dará incentivos a las pequeñas empresas para evitar los despidos y creará empleos temporales en las áreas de reparación y construcción de inmuebles, asistencia médica, cuidado de niños, entre otros.

Llueve sobre mojado

«Ingrid y Manuel trajeron consigo en unos días más de 162.000 millones de metros cúbicos de agua. Esto significa que en este mes ha llovido una cantidad similar a la que fluye en los tres ríos más caudalosos del país (…) en todo un año», puntualizó el director de la Comisión Nacional del Agua, David Korenfeld.

Así, septiembre será «el mes más lluvioso del que se tenga registro en más de 125 años», añadió.

De otro lado, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) dijo en su último informe que el sistema de baja presión que se registra en el Pacífico, y que amenaza con afectar a estados azotados por las pasadas lluvias como Guerrero, disminuyó «ligeramente» su potencial ciclónico.

Este sistema de baja presión, que a las 22H00 GMT se ubicaba a 60 km al sur de Puerto Maldonado, Guerrero, disminuyó sus probabilidades de convertirse en ciclón hasta un 10% en las próximas 48 horas, pero genera «potencial de lluvias importantes en los estados costeros del Pacífico», señaló el SMN.

Comparte y opina:

México busca reponerse de sismo que deja 61 muertos; Katia deja 2 víctimas más

Autoridades y expertos aclararon que esta vez la distancia del origen del terremoto hacia el epicentro fue de 700 km, mientras que en 1985 fue de unos 400 km y de ahí su impacto menor.

Rescatistas, soldados del Ejército y de la Marina continúan con los trabajos de búsqueda de personas entre los escombros en el edificio del Palacio Municipal de Juchitán, Oaxaca - México.

/ 9 de septiembre de 2017 / 19:16

El sur de Mexico buscaba este sábado reponerse de un devastador sismo de 8,2 grados, el más intenso en un siglo, que deja hasta el momento 61 muertos, mientras que en Veracruz (este) se reportaban dos fallecidos por la tormenta Katia, que se disipaba en la zona central del país.

En Juchitán, en el estado de Oaxaca y la zona más devastada con 36 muertos y numerosas construcciones en ruinas, los socorristas daban por concluida su tarea para dar paso a maquinaría pesada que recogerá los escombros, en momentos en que ya se percibe un olor fétido resultado del amasijo de escombros, lluvia y el intenso calor en la zona.

«Ya no queda más gente bajo los escombros. La mayoría fue rescatada casi inmediatamente por familiares y vecinos», dijo a la prensa Roberto Alonso, coordinador de los «Topos», una fuerza integrada por especialistas en rescates tras los sismos.

Alonso dijo que sólo buscan determinar si un policía se encuentra bajo los escombros del Palacio Municipal, construcción de estilo colonial que quedó reducida a escombros por el sismo.

Los restos del palacio se han convertido en el foco de atención de esta localidad de 100.000 habitantes, la mayoría de la etnia zapoteca. El lugar permanece acordonado y vigilado por policías y militares, que mantienen a raya a la multitud de curiosos que se agolpó a ver las tareas de limpieza.

Los pobladores lucen cansados y temerosos, muchos pasaron la noche en la calle por la persistencia de las réplicas del temblor que hacían crujir las construcciones. Fue poco antes del amanecer cuando la lluvia obligó a la mayoría a volver a sus hogares.

Al mediodía, una zona del centro de Juchitán estaba convertida en un mercado ambulante, aunque eran pocos los alimentos que se vendían comparado con la cantidad de flores y coronas fúnebres que eran llevadas para rendir tributo a las víctimas.

«Los víveres ya vienen en camino», decía a los ansiosos pobladores un militar mientras al exterior de algunos comercios había fila para comprar a través de una pequeña ventana, pues los establecimientos temían abrir sus puertas.

  • Rescatistas, soldados del Ejército y de la Marina recuperan el cuerpo del policía Juan Jiménez hoy, sábado 9 de septiembre de 2017, en el edificio del Palacio Municipal de Juchitán, Oaxaca. Foto: EFE

– Cientos de réplicas –

Según el Servicio Sismológico mexicano se habían registrado hasta el momento 721 réplicas, la mayor de ellas de 6,1 grados, de un sismo que despertó en la madrugada a millones de mexicanos en el sur, este y centro del país.

El gobierno federal, que declaró tres días de luto por la tragedia, mantiene el saldo de 61 muertos: 45 en el estado de Oaxaca, 12 en Chiapas y cuatro en Tabasco.

El sismo ocurrió a las 23.49 locales del jueves (04.49 GMT del viernes) cerca de la localidad de Tonalá (Chiapas), en el Pacífico, a unos 100 kilómetros de la costa.

Se sintió con fuerza en Ciudad de México, devastada el 19 de septiembre de 1985 por un sismo de 8,1 grados que dejó más de 10.000 muertos, pero que esta vez salió ilesa pese a ser un terremoto mayor.

Autoridades y expertos aclararon que esta vez la distancia hacia el epicentro fue de 700 km, mientras que en 1985 fue de unos 400 km y de ahí su impacto menor.

– Katia deja 2 muertos –

Al violento temblor se sumó en el sur de México el impacto del huracán Katia, que dejó al menos dos muertos en Xalapa, capital del estado Veracruz, que se extiende sobre la costa del Golfo de México y que fue impactado la noche del lunes por el fenómeno, que tocó tierra como un huracán categoría 1 de la escala Saffir-Simpson, de un máximo de 5.

«Hubo 2 decesos por deslizamiento de tierras» resultado de las lluvias desatadas por Katia, dijo a la cadena Televisa Luis Felipe Puente, director de Protección Civil federal.

Puente detalló que Katia provocó el desborde de dos ríos en Veracruz y dañó 235 viviendas, afectando a poco más de 900 personas. Se descarta que los remanentes de la tormenta causen daños mayores.

México es uno de los países más vulnerables al embate de los huracanes y tormentas tanto del Pacífico como del Atlántico, con al menos una decena al año. (09/09/2017)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

México busca reponerse de sismo que deja 61 muertos; Katia deja 2 víctimas más

Autoridades y expertos aclararon que esta vez la distancia del origen del terremoto hacia el epicentro fue de 700 km, mientras que en 1985 fue de unos 400 km y de ahí su impacto menor.

/ 9 de septiembre de 2017 / 19:16

El sur de Mexico buscaba este sábado reponerse de un devastador sismo de 8,2 grados, el más intenso en un siglo, que deja hasta el momento 61 muertos, mientras que en Veracruz (este) se reportaban dos fallecidos por la tormenta Katia, que se disipaba en la zona central del país.

En Juchitán, en el estado de Oaxaca y la zona más devastada con 36 muertos y numerosas construcciones en ruinas, los socorristas daban por concluida su tarea para dar paso a maquinaría pesada que recogerá los escombros, en momentos en que ya se percibe un olor fétido resultado del amasijo de escombros, lluvia y el intenso calor en la zona.

«Ya no queda más gente bajo los escombros. La mayoría fue rescatada casi inmediatamente por familiares y vecinos», dijo a la prensa Roberto Alonso, coordinador de los «Topos», una fuerza integrada por especialistas en rescates tras los sismos.

Alonso dijo que sólo buscan determinar si un policía se encuentra bajo los escombros del Palacio Municipal, construcción de estilo colonial que quedó reducida a escombros por el sismo.

Los restos del palacio se han convertido en el foco de atención de esta localidad de 100.000 habitantes, la mayoría de la etnia zapoteca. El lugar permanece acordonado y vigilado por policías y militares, que mantienen a raya a la multitud de curiosos que se agolpó a ver las tareas de limpieza.

Los pobladores lucen cansados y temerosos, muchos pasaron la noche en la calle por la persistencia de las réplicas del temblor que hacían crujir las construcciones. Fue poco antes del amanecer cuando la lluvia obligó a la mayoría a volver a sus hogares.

Al mediodía, una zona del centro de Juchitán estaba convertida en un mercado ambulante, aunque eran pocos los alimentos que se vendían comparado con la cantidad de flores y coronas fúnebres que eran llevadas para rendir tributo a las víctimas.

«Los víveres ya vienen en camino», decía a los ansiosos pobladores un militar mientras al exterior de algunos comercios había fila para comprar a través de una pequeña ventana, pues los establecimientos temían abrir sus puertas.

  • Rescatistas, soldados del Ejército y de la Marina recuperan el cuerpo del policía Juan Jiménez hoy, sábado 9 de septiembre de 2017, en el edificio del Palacio Municipal de Juchitán, Oaxaca. Foto: EFE

– Cientos de réplicas –

Según el Servicio Sismológico mexicano se habían registrado hasta el momento 721 réplicas, la mayor de ellas de 6,1 grados, de un sismo que despertó en la madrugada a millones de mexicanos en el sur, este y centro del país.

El gobierno federal, que declaró tres días de luto por la tragedia, mantiene el saldo de 61 muertos: 45 en el estado de Oaxaca, 12 en Chiapas y cuatro en Tabasco.

El sismo ocurrió a las 23.49 locales del jueves (04.49 GMT del viernes) cerca de la localidad de Tonalá (Chiapas), en el Pacífico, a unos 100 kilómetros de la costa.

Se sintió con fuerza en Ciudad de México, devastada el 19 de septiembre de 1985 por un sismo de 8,1 grados que dejó más de 10.000 muertos, pero que esta vez salió ilesa pese a ser un terremoto mayor.

Autoridades y expertos aclararon que esta vez la distancia hacia el epicentro fue de 700 km, mientras que en 1985 fue de unos 400 km y de ahí su impacto menor.

– Katia deja 2 muertos –

Al violento temblor se sumó en el sur de México el impacto del huracán Katia, que dejó al menos dos muertos en Xalapa, capital del estado Veracruz, que se extiende sobre la costa del Golfo de México y que fue impactado la noche del lunes por el fenómeno, que tocó tierra como un huracán categoría 1 de la escala Saffir-Simpson, de un máximo de 5.

«Hubo 2 decesos por deslizamiento de tierras» resultado de las lluvias desatadas por Katia, dijo a la cadena Televisa Luis Felipe Puente, director de Protección Civil federal.

Puente detalló que Katia provocó el desborde de dos ríos en Veracruz y dañó 235 viviendas, afectando a poco más de 900 personas. Se descarta que los remanentes de la tormenta causen daños mayores.

México es uno de los países más vulnerables al embate de los huracanes y tormentas tanto del Pacífico como del Atlántico, con al menos una decena al año. (09/09/2017)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Adiós a Álvaro Mutis, uno de los grandes escritores hispanoamericanos

El colombiano Álvaro Mutis, uno de los escritores hispanoamericanos más importantes, recibía el lunes el último adiós en Ciudad de México, donde falleció a los 90 años tras vivir allí casi toda su vida, dejando grandes amigos, discípulos y admiradores de su prolífica obra.

/ 23 de septiembre de 2013 / 21:24

El colombiano Álvaro Mutis, uno de los escritores hispanoamericanos más importantes, recibía el lunes el último adiós en Ciudad de México, donde falleció a los 90 años tras vivir allí casi toda su vida, dejando grandes amigos, discípulos y admiradores de su prolífica obra.

La viuda de Mutis, Carmen Miracle, recibía serenamente el pésame de los familiares y amigos que acudían al velatorio en la exclusiva zona de Jardines del Pedregal, al sur de la capital mexicana, entre ellas Mercedes Barcha, esposa de su gran amigo Gabriel García Márquez, constató la AFP.

Al velorio no está previsto que acuda el Nobel colombiano de Literatura, según dijo a la AFP un representante del Fondo de Cultura Económica (FCE), una gran editorial del Estado mexicano.

García Márquez, de 86 años, fue un gran amigo de su compatriota Mutis durante las décadas que ambos vivieron en Ciudad de México, pero en los últimos años ha limitado al máximo sus apariciones en público y especialmente sus declaraciones por motivos de salud.

El cuerpo de Mutis será cremado el lunes hacia las 18H00 locales (23H00 GMT) una vez que hayan llegado a México sus hijos desde Colombia y otros países, informó el director del oficial Consejo Nacional de la Cultura y la Artes (Conaculta) de México, Rafael Tovar.

El autor de decenas de poemarios y novelas, entre ellos la famosa «Ilona llega con la lluvia», quien murió el domingo por complicaciones de una neumonía, se había casado tres veces, la última en 1966. Lo sobreviven cuatro hijos.

«Vivió la vida con ganas»

Santiago Mutis, uno de los tres hijos de Mutis con su primera mujer, Mireya Durán, con quien estuvo casado 18 años, explicó este lunes desde Bogotá que su padre «vivió la vida con ganas» y que tenía con la muerte «una relación de amistad».

«La vida no le quedó debiendo nada: él vivió con ganas, vivió con gusto, quiso con gusto, tuvo gran cantidad de poetas y de escritores amigos, quiso mucho a sus amigos», dijo a la emisora colombiana La FM.

Con la muerte tenía «una relación de amistad, yo creo que nadie está así preparado pero (…) en su obra uno ve cómo la trata (a la muerte), intenta hacerla una amiga, no le teme, la trata amorosamente porque sabe que allí está», explicó Mutis,.

Sobre la entrañable amistad del fallecido poeta con García Márquez, el hijo de Mutis recordó que «es una lección muy hermosa, muy bella, es una amistad que se mantiene toda la vida».

El presidente de Conaculta dijo a medios que pudo conversar con la esposa de García Márquez y que ambos «están muy afectados porque es una amistad de toda una vida, carreras y vidas paralelas, familias unidas y dos parejas que fueron entrañables».

Entre las numerosas distinciones que obtuvo Mutis, poeta, novelista y periodista, destacan el premio Cervantes en 2001 -máximo reconocimiento a escritores españoles e hispanoamericanos-, el premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1997 y la Legión de Honor del gobierno francés en 2003.

Un «maestro» en México

Nacido en Bogotá el 25 de agosto de 1923, Mutis, quien conoció la poesía en los bares céntricos de la capital colombiana, pasó la mayor parte de su vida fuera de su país, primero en Bruselas, donde su padre era diplomático, y luego en México, donde se radicó en 1956.

Mutis, que a lo largo de su vida tuvo empleos diversos, desde locutor de radio a columnista de diario, a encargado de relaciones públicas de empresas y publicista, y llegó a ir preso acusado de malversación de fondos, desarrolló en México una obra de referencia dentro de la literatura en español y fue un generoso maestro de los jóvenes autores mexicanos.

José Emilio Pacheco, de 74 años, recordó la «gran capacidad de despertar entusiasmo por lecturas» que generaba Mutis entre sus «discípulos» mexicanos, entre los que citó a Fernando del Paso (‘Noticias del imperio’, 1987).

«Durante mucho tiempo fuimos muy amigos. Más (una relación de) amigo-discípulo. Nos invitaba a comer, porque éramos muy pobres, al poeta Francisco Cervantes, a Ignacio Solares y a mí. Fue una persona fundamental para mi vida. Yo lo considero un maestro», dijo el lunes a la AFP Pacheco, también ganador del premio Cervantes en 2010.

El autor de «Batallas en el desierto» (1981) también reveló que gracias a él descubrió en 1960 a un entonces joven y desconocido narrador llamado Gabriel García Márquez.

Mutis «tiene una presencia cultural enorme en nuestro país. Una gente que ayudó a muchos escritores, que tuvo una cercanía muy grande con la vida cultural mexicana y, sin embargo, fue muy discreto en su vida personal. Se dedicó a escribir su novela, su poesía y a leer», afirmó Tovar, que adelantó su intención de rendirle un homenaje oficial en México.

También la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), la más importante en habla hispana, anunció el lunes que rendirá un tributo a Mutis durante su edición 27, que se celebrará del 30 de noviembre al 8 de diciembre.

«Se pretende convocar a sus amigos escritores más cercanos y ponerse en contacto con la viuda del autor», dijo el presidente del comité organizador de la feria, Raúl Padilla, en la rueda de prensa de presentación del programa en Guadalajara.

Comparte y opina:

Últimas Noticias