Mundo

domingo 20 jun 2021 | Actualizado a 06:41

EEUU conmemora asesinato del presidente JFK medio siglo después

El mito Kennedy, alimentado por su juventud, su belleza y estilo moderno proyectado por la televisión, sigue intacto en el corazón de los estadounidenses medio siglo más tarde.

/ 22 de noviembre de 2013 / 01:29

Estados Unidos conmemora el viernes con momentos de recogimiento y misas en todo el país los 50 años del asesinato de su emblemático presidente John F. Kennedy en Dallas, donde repicarán las campanas en su honor.

Para «llorar la pérdida de un servidor de Estado extraordinario, visionario y sabio idealista», como lo definió el jueves el presidente Barack Obama, a las 12.30 locales (18.30 GMT) se producirá un minuto de silencio acompañado del doblar de las campanas de las iglesias de Dallas (Texas, sur).

Las campanas marcarán el instante preciso en el cual el presidente 35° de Estados Unidos fue alcanzado por las balas de Lee Harvey Oswald el 22 de noviembre de 1963, según la investigación oficial de una comisión especial.

Oswald, simpatizante comunista de 24 años, fue asesinado dos días más tarde por el dueño de un local nocturno de Dallas, Jack Ruby, condenando al misterio las circunstancias y los móviles del atentado, que sacudió al mundo entero.

El presidente Obama proclamó el 22 de noviembre «Jornada del Recuerdo del presidente John F. Kennedy» y llamó a todos los ciudadanos a sacar las banderas a las ventanas de sus casas o empresas.

El mito Kennedy sigue intacto

El mito Kennedy, alimentado por su juventud, su belleza y estilo moderno proyectado por la televisión, sigue intacto en el corazón de los estadounidenses medio siglo más tarde.

Tres cuartas partes de los norteamericanos colocan a JFK a la cabeza de la lista de los dirigentes estadounidenses modernos que siguen siendo «notables», por delante de Ronald Reagan y Bill Clinton, según un sondeo de Gallup realizado la semana pasada.

John F. Kennedy, nacido en una familia rica e influyente de Boston (este), se convirtió en el presidente estadounidense más joven y el primero de religión católica, encarnando una era de esperanza para la generación de los denominados baby-boomers.

De su mandato trágicamente truncado, la historia se acuerda particularmente de su enfrentamiento con los soviéticos durante la llamada crisis de los misiles, la derrota de Bahía de Cochinos en Cuba y el programa Apolo para enviar a un estadounidense a la Luna.

Sus frases «Ich bin ein Berliner» (soy berlinés) lanzada en un Berlín dividido, y «No pregunten qué puede hacer su país por ustedes; pregunten qué pueden hacer ustedes por su país», pronunciada el día de su investidura, permanecen grabadas en la memoria mundial.

Esta última frase se puede leer en una placa cerca de la tumba del presidente en el cementerio militar de Arlington, en los suburbios de la capital estadounidense, que es visitada por unas 3 millones de personas al año.

Pero el mito también es el de «Camelot», la corte del rey Arturo trasplantada a la Casa Blanca, donde Kennedy vivía con Jackie, su bella, joven y siempre impecable esposa, y unos pequeños hijos que eran retratados jugando en el Salón Oval.

Misas, oraciones y minutos de silencio

El momento del anuncio del asesinato del presidente y las imágenes de su desplazamiento en la limusina descapotable, al lado de Jackie enfundada en un traje Chanel rosado, donde fue alcanzado por los disparos, forma parte de la memoria colectiva mundial.

La ciudad de Dallas, apodada «la ciudad del odio» a causa del atentado, albergará una ceremonia de una hora en Dealey Plaza, lugar del magnicidio, donde serán escuchados extractos de discursos del presidente, oraciones y música solemne interpretada por militares de la Armada, el cuerpo militar en el que sirvió el mandatario. Aviones militares sobrevolarán la localidad.

En la catedral de San Mateo en Washington tendrá lugar una misa, mientras que a unas cuadras de distancia, en el Newseum, el museo dedicado a los medios de comunicación, se revivirán las horas de la cobertura televisiva del asesinato.

Todos los lugares que de alguna manera tuvieron un lugar en la vida del presidente o lo recuerdan, tienen programados eventos el viernes: minuto de silencio y música en la biblioteca JFK en Boston, misas en el museo JFK en Hyannis, lugar de veraneo familiar en el estado de Massachusetts; oraciones en la universidad JFK de Pleasant Hill, California.

Una corona de flores será depositada cerca de su busto en el Kennedy Center, el gran complejo de espectáculos de la capital que lleva su nombre, antes de un minuto de silencio.

El presidente Barack Obama ya visitó el miércoles la tumba de Kennedy, acompañado del ex mandatario Bill Clinton y su esposa, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton.

Comparte y opina:

Violentos disturbios en Baltimore tras funeral de joven de raza negra muerto por la policía

Freddie Gray, de 25 años muerto el 19 de abril en circunstancias no aclaradas tras ser detenido por la policía de Baltimore una semana antes, fue inhumado este lunes.

/ 27 de abril de 2015 / 21:44

La ciudad estadounidense de Baltimore (este de EEUU) se convirtió este lunes en escenario de violentos conflictos callejeros luego del funeral de un joven negro que murió en circunstancias no aclaradas tras ser arrestado por la policía.

De acuerdo con el capitán Eric Kowalczyk, de la policía de Baltimore, por lo menos siete agentes policiales resultaron heridos en los enfrentamientos de este lunes, que fueron reprimidos con vigor por el personal policial.

Uno de los agentes heridos, dijo Kowalczyk, se encontraba inconsciente y otros sufrieron fracturas como por los choques y una auténtica lluvia de piedras y botellas que cayó sobre la fuerza policial.

«Ahora verán el uso del gas lacrimógeno (…) Usaremos los métodos apropiados para asegurar que podemos preservar la seguridad en la comunidad», dijo el jefe policial.

Los manifestantes destrozaron varios patrulleros, uno de los cuales fue incendiado, al tiempo que varias personas destruyeron una farmacia.

Funeral con tono político

Freddie Gray, el negro de 25 años muerto el 19 de abril en circunstancias no aclaradas tras ser detenido por la policía de Baltimore una semana antes, fue inhumado este lunes.

Al comenzar la ceremonia, la policía de Baltimore anunció haber recibido una «amenaza creíble»: varias pandillas de la ciudad se habían «asociado para ‘eliminar’ a agentes policiales».

Unas 3.000 personas, entre familiares, amigos y anónimos -todos negros- rindieron homenaje a Freddie Gray, que reposaba en un ataúd blanco abierto rodeado de coronas de flores blancas en la Iglesia bautista Nueva Shiloh.

Un cantante acompañado con órgano y tambores, interpretaba canciones religiosas con énfasis en el blues, en tanto la multitud desfilaba frente al ataúd para dar su adiós, constató la AFP.

La ceremonia concluyó luego de dos horas y media con un elogio fúnebre pronunciado por el pastor Jamal Bryant, que declaró que Freddie Gray «ha hecho lo que se ha prohibido a los hombres negros: mirar a los ojos a un policía».

Poco antes, la ceremonia tomó un tono político con la intervención del abogado de la familia, Billy Murphy. «Estamos aquí por Freddie Gray, pero también porque hay muchos Freddie Gray», dijo, desatando aplausos.

«Aquí hay una corrosión de la justicia», agregó, y reclamó un «fiscal especial» para el caso y que los policías porten cámaras. Una pantalla en el interior del recinto proyectaba el mensaje: «la vida de los negros cuenta y todas las vidas cuentan.»

Kenny Nicholson, un hombre de unos 40 años, vino con su esposa y conocía a Freddie: «Vine a presentar mis respetos», dijo a la AFP.

Broderick Johnson, jefe de la célula recientemente creada por el presidente Barack Obama para apoyar a los negros jóvenes (My Brother’s Keeper Task Force) representó al gobierno en el funeral.

Epidemia de asesinatos

Poco antes del inicio de la ceremonia, el activista Jesse Jackson denunció una «epidemia de asesinatos en el país.»

«Nos hemos convertido en demasiado violentos, demasiado llenos de odio», dijo en una conferencia de prensa, denunciando la pobreza de ciudades como Baltimore como «un arma de destrucción masiva».

Desde el anuncio de la muerte de Freddie Gray, las manifestaciones se llevaron a cabo casi a diario en Baltimore.

Pero la protesta que tuvo lugar en la noche del sábado al domingo acabó en incidentes: 34 personas fueron detenidas y seis policías levemente heridos.

Imágenes filmadas por las cadenas de televisión locales desde helicópteros mostraron una multitud lanzando conos de seguridad, botellas de refrescos y botes de basura contra policías, antes de romper escaparates de tiendas y saquearlos.

Las autoridades han iniciado varias investigaciones para determinar las circunstancias en que se produjeron las heridas de Gray, entre las cuales una pesquisa federal por parte del Departamento de Justicia.

La policía de Baltimore aceptó el viernes que el joven tendría que haber recibido asistencia médica enseguida de su arresto.

Cuando falleció, su columna vertebral estaba seccionada a la altura de las cervicales, según abogados de la familia.

Videos de la detención de Gray, grabados por transeúntes, muestran cómo la policía puso de forma violenta contra el piso al joven, que gritaba de dolor, antes de subirlo a un furgón policial y llevárselo.

Los responsables policiales también reconocieron que el cinturón de seguridad del joven no estaba abrochado dentro del furgón, que hizo tres paradas inexplicadas durante su camino hacia el puesto de policía.

A la espera de que la Policía entregue los resultados de su investigación el 1 de mayo, seis policías fueron suspendidos por estos hechos.

La de Gray es la última de una serie de muertes de afro-estadounidenses desarmados, en su mayoría a manos de policías blancos que han provocado una ola de protestas en el país bajo acusaciones de racismo y reavivando el debate sobre el uso excesivo de la fuerza policial.

Comparte y opina:

íDe pie! Estar sentado ante el escritorio daña seriamente la salud

Mientras más tiempo se está sentado, peor circula la sangre, dice el médico Rob Danoff.

/ 29 de mayo de 2014 / 20:27

Hace tres siglos, Thomas Jefferson, uno de los padres fundadores de Estados Unidos, trabajaba de pie en su escritorio. Ahora la moda regresa al país, donde cada vez más expertos dan la voz de alerta: estar todo el día sentado deteriora seriamente la salud.

«Uno se prepara, sentado, a morir», dice a la AFP Rob Danoff, médico y miembro de la Asociación Estadounidense de Osteópatas (AOA, en inglés).   Dolor de espalda, degeneración muscular, enfermedades cardíacas, diabetes, cáncer de colon e incluso muerte prematura son algunos de los riesgos que enfrenta el trabajador sedentario, de acuerdo con una serie de estudios publicados recientemente.  

«Somos una sociedad apoltronada, estamos sentados la mayor parte del tiempo en la oficina y cuando llegamos a casa, nos tiramos en el sofá a ver la televisión. La combinación puede ser fatal», asegura Danoff.   Un adulto estadounidense pasa un promedio de 7,7 horas por día en actitudes sedentarias y un 70% de los oficinistas pasan más de cinco horas por día sentados ante su escritorio, según los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, en inglés).  

Mientras más tiempo se está sentado, peor circula la sangre, dice Danoff, para quien ir al gimnasio después del trabajo no es suficiente.  

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Archives of Internal Medicine, ha habido un aumento de 15% del riesgo de muerte prematura para el sedentario promedio (ocho horas por día) y de 40% para los más quietos (11 horas) con respecto a los que están sentados menos de cuatro horas. 

La Asociación Médica de Estados Unidos (AMA) incluso instó el año pasado a los «empleadores y empleados a encontrar alternativas a la posición sentada, como los escritorios altos y las sillas de pelotas» tipo las que se utilizan en pilates.

Ni un extremo ni el otro

El mensaje comienza a calar y los llamados a «levantarse» son cada vez más numerosos, con el uso de «escritorios de pie» o «standing desks», delante de los que hay que estar parado.

 «Se conocen desde hace unos veinte años en Europa, pero en Estados Unidos, pensábamos que era una tontería», explica a la AFP Jeff Meltzer, cuya empresa en Lincolnwood (Illinois, norte), Applied Ergonomics, diseña espacios de trabajo.   «Vi un enorme cambio el año pasado», agrega el presidente de la firma, cuyas ventas de estos escritorios han crecido un 50% el último año.   California y sus empresas tipo Google, Facebook y Twitter, siempre listas a dictar la tendencia, ya los utilizan.   En Washington, Kathleen Hale, de 34 años, fundadora de «Rebel Desks», los ha vendido a abogados, profesores universitarios o profesionales de la salud con los que a veces se cruza en las cintas de correr, una especie de alfombras de goma sobre las que se camina a ritmo lento.   «La gente quiere tener un espacio de trabajo sano. Pasan más tiempo allí que con sus familias», explica la mujer.   Bilal Ahmed, de 34 años, creador de la empresa emergente Linktank, adoptó el escritorio ajustable, aunque cuenta con una salud excelente: «Es a modo preventivo: quiero estar en forma y activo cuando trabajo», dice.   «Pero tienes que tener la pantalla (del ordenador) a la altura correcta, con los brazos perpendiculares al cuerpo», sostiene. «Y cuando estoy cansado, me siento».

 Es eso lo que sugiere Kathleen Hale: «Hay que variar: estar de pie, caminar, y cuando sintamos la necesidad, nos sentamos, nos tomamos una pausa. Animamos a nuestros clientes a pensar que sentarse… es tomar un descanso», explica.   «Estoy más activo físicamente, y por lo tanto más activo mentalmente, y más productivo», asegura Ahmed, confirmando lo que dicen muchos estudios.   Pero cuidado, lanza el osteópata Rob Danoff, si «bien no estamos hechos para estar sentados todo el día, tampoco estamos hechos para estar siempre de pie», lo que puede también causar problemas. «No hay que ir de un extremo al otro», dice.

Levantarse un minuto cada media hora, caminar por el pasillo, usar las escaleras en vez del ascensor, ir a ver al colega en vez de enviarle un correo electrónico… «Hay un montón de soluciones de sentido común que no requieren comprar equipos sofisticados», asegura.

Comparte y opina:

Michelle Knight, una de las víctimas de Cleveland, con una vida de desgracias

Antes del secuestro, Michelle ya contaba con una historia de vida muy triste: en la secundaria fue violada por uno de sus compañeros de clase, y fruto de la agresión quedó embarazada y tuvo que abandonar sus estudios, dijo a los medios un miembro de su familia.

/ 13 de mayo de 2013 / 21:26

La joven Michelle Knight, de 32 años, parece no haber tenido más que desgracias en su vida. Martirizada durante once años de secuestro, violaciones y abusos en la «casa del horror» de Cleveland (Ohio, norte de EEUU), maltratada en su adolescencia, es la única de las tres cautivas liberadas el pasado lunes que aún no se reunió con su familia.

Su cara sonriente en las tres fotos antiguas y un poco borrosas, ya que aparentemente la familia no poseía más, muestra a una joven de mejillas redondas y de pelo rizado de color castaño cobrizo.

Knight mide menos de un 1,50 metros y era apodada «La petiza». 

Después de su liberación el lunes no han sido publicadas más fotos de esta rehén que fue apodada como «la cautiva olvidada».

El 23 de agosto de 2002, Michelle fue la primera de las tres víctimas en subir en el auto del sospechoso, Ariel Castro, de 52 años. 

Ese día de agosto, la joven tenía una audiencia en el tribunal para recuperar la custodia de su hijo.

Según la prensa local, su familia reportó su ausencia, pero después de 15 meses el FBI retiró su nombre de la lista de personas reportadas como desaparecidas. 

Su reporte de búsqueda dice que la joven no estaba en su sano juicio y que tenía la tendencia a huir. Eso hizo pensar, incluso a sus familiares más cercanos, en la probabilidad de una fuga más que de un secuestro.

Antes del secuestro, Michelle ya contaba con una historia de vida muy triste: en la secundaria fue violada por uno de sus compañeros de clase, y fruto de la agresión quedó embarazada y tuvo que abandonar sus estudios, dijo a los medios un miembro de su familia.

En su hogar, la pareja de su madre era violento. Según la prensa local el hombre había estado en prisión por haberle roto el brazo a un niño. 

Una acusación de violación contra la chica fue desestimada.

Hace algunos días, el diario Plain Dealer, citó a su madre, Barbara Knight, diciendo que se arrepentía de haber convivido con un hombre violento.

Perdió la audición de uno de sus oídos

Michelle quedó confinada en la casa de la calle Seymour Avenue, en la localidad de Cleveland, donde permaneció en soledad hasta la llegada de Amanda y luego de Gina.

Ella parece ser la víctima que fue más martirizada y fue la última en dejar el hospital, el viernes pasado, tras su liberación el lunes anterior.

Según su abuela, Deborah Knight, «ella fue golpeada con tanta fuerza que deberá ser sometida a una operación de reconstrucción de la cara y perdió la capacidad auditiva de un lado».

Según el relato de Michelle a los policías, habría quedado embarazado al menos cinco veces durante su cautiverio.

«Ariel Castro le hizo perder el bebé», según el informe policial, citado por la cadena CBS, que hace referencia al menos a un embarazo durante el periodo de su secuestro. El victimario le habría hecho pasar hambre y luego la habría golpeado en el vientre hasta que tuvo un aborto.

El exconductor de autobus desempleado compró una pequeña piscina inflable en la cual Amanda Berry dio a luz el 25 de diciembre de 2006. Michelle fue obligada a ayudarle durante ese parto bajo la amenaza de matarla si el bebe no sobrevivía.

El lactante dejó de respirar en un momento y la joven le hizo boca a boca para salvar su vida y la propia.

En el hospital, ella se negó a recibir visitas, entre ellas las de su madre que viajó desde Florida (sudeste).

Barbara Knight «vino al hospital con flores para su hija, pero le dijeron que ella no recibía visitas», dijo Jay Milano, abogado de la madre, que enseguida habría abandonado el hospital.

Actualmente no se sabe la ubicación de Michelle, algunos medios han afirmado que la familia de Gina quería adoptarla.

Según el abogado que representa a las tres mujeres, Michelle tiene un buen estado de salud y dijo que se reuniría con su familia, sus amigos y sus seres queridos y aquellos que la apoyaron, en el momento adecuado.

Comparte y opina: