Mundo

domingo 23 ene 2022 | Actualizado a 07:46

Una renovada Bachelet asume la Presidencia de Chile con aires de cambio

Su Gobierno partirá con una economía en clara desaceleración y donde difícilmente se mantendrán las altas tasas de empleo alcanzadas durante la Administración de su antecesor, el derechista Sebastián Piñera.

/ 11 de marzo de 2014 / 16:29

Michelle Bachelet, la primera mujer que es reelegida presidenta de Chile, asumió hoy el poder para iniciar un nuevo Gobierno cargado de promesas para realizar profundos cambios sociales y políticos, en un país que ha cambiado notoriamente desde su primer mandato.

Bachelet recibió la banda presidencial de manos de Isabel Allende, hija del fallecido presidente Salvador Allende y primera mujer en ocupar ese cargo, otro signo de los nuevos tiempos que corren en Chile.

«En este tiempo Chile se ha mirado a sí mismo y ha decidido que es momento de iniciar transformaciones de fondo. La victoria de esta jornada es un sueño colectivo que triunfa», dijo Bachelet.

Pero lo que le espera a la presidenta no se perfila para nada fácil. Su Gobierno partirá con una economía en clara desaceleración y donde difícilmente se mantendrán las altas tasas de empleo alcanzadas durante la Administración de su antecesor, el derechista Sebastián Piñera.

Ello, combinado con altas expectativas sociales que, en parte, fueron alimentadas por la propia Bachelet en su campaña, pero que venían desde mucho antes y que se manifestaron ruidosamente en las calles en 2011, cuando los estudiantes levantaron sus exigencias de una educación gratuita y de calidad.

La exdirectora de ONU Mujeres también ha cambiado. Ahora sonríe menos, guarda más silencios y permanece rodeada de un estrecho «circulo de hierro», que está atento a cualquier acceso que alguien desee tener a ella.

«Siempre he sido madura y seria, pero sigo siendo súper alegre», reconoce la candidata.

Aunque su aura haya mutado, no es timidez o inseguridad precisamente lo que irradia. Por el contrario, la nueva Michelle se muestra más decidida a impulsar grandes cambios en un país menos tolerante con la desigualdad.

Con un programa que despertó severas críticas de la derecha gobernante, Bachelet quiere reemplazar la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet, garantizar la educación gratuita y de calidad y subir los impuestos a las empresas de un 20 a 25 %.

La propia presidenta ha reconocido que su proyecto es ambicioso, pero tiene a su favor una gran popularidad y los buenos resultados que la Nueva Mayoría obtuvo en las últimas parlamentarias, que le dan mayoría en ambas Cámaras del Congreso.

Bachelet, en todo caso, tiene experiencia en enfrentar escenarios cuesta arriba.

El camino recorrido no ha sido fácil para esta médico cirujana, pediatra y epidemióloga de la Universidad de Chile, de 62 años, que domina seis idiomas, se casó dos veces, está separada y es madre de tres hijos.

Verónica Michelle Bachelet Jeria nació el 29 de septiembre de 1951 en Santiago y fue la segunda hija de la antropóloga Angela Jeria y del general de brigada aérea Alberto Bachelet, colaborador del Gobierno de Salvador Allende, quien falleció por torturas en prisión después del golpe militar del 11 de septiembre de 1973.

La muerte de su padre marcó la vida de Bachelet que cuando se produjo el golpe militar tenía 22 años y militaba en las Juventudes Socialistas.

Un año después del fallecimiento de su progenitor fue detenida junto a su madre por la policía secreta y trasladada a «Villa Grimaldi», el peor centro de reclusión de la dictadura.

«Me separaron de mi madre. Me empezaron a interrogar. Me torturaron (…), me cuesta recordar, como que se me bloquearon los malos recuerdos. Pero lo mío no fue nada al lado de lo que sufrieron otros», relató en una entrevista.

Tras ser liberadas, madre e hija se exiliaron en Australia y luego en la República Democrática Alemana, donde Bachelet prosiguió su carrera de medicina en la Humboldt Universitat, de Berlín.

Regresó a Chile en 1979, retomó sus estudios y se tituló como médico cirujana, al tiempo que se reintegraba a la actividad política y colaboraba con ONG de apoyo a hijos de torturados y desaparecidos.

Familiarizada desde niña con los temas castrenses, Bachelet también realizó un curso sobre estrategia militar en Chile y otro en el Colegio Interamericano de Defensa, en Washington.

En 1995 fue elegida miembro del comité central del Partido Socialista y en 1998 se integró a su comisión política, para posteriormente sumarse al Gobierno de Ricardo Lagos (2000-2006) primero como ministra de Salud y después como titular de Defensa.

En poco tiempo, Bachelet tomó el mando, demostró una estoica fortaleza y, sin rencores ni debilidades, se ganó el respeto de los militares.

Una de las situaciones que recuerda con mayor tensión es haber coincidido en el ascensor de su casa con uno de sus torturadores.

Durante su gestión en Defensa, comenzó, además, a ganar popularidad en las encuestas.

Su imagen pública quedó marcada cuando, durante unas inundaciones en el sector norte de Santiago, apareció encaramada en un tanque dirigiendo la operación de rescate de los damnificados.

Ese día, según los analistas, nació el «fenómeno Bachelet», aunque pocos imaginaban que se convertiría en la primera presidenta de Chile (2006-2010) y en una líder política suficientemente convincente como para aglutinar tras de sí a formaciones políticas que van desde el centro hasta la izquierda.

Superando iniciales reticencias, Bachelet incluso ha logrado incorporar a su proyecto a un grupo de jóvenes diputados elegidos recientemente que hasta hace poco lideraron el movimiento estudiantil.

Por eso, hay quienes auguran que su presidencia será «potente» e «intensa».

 «Su Gobierno será el más difícil desde Allende y su programa, el más transformador desde entonces», comenta un cercano colaborador.

Ella, con una tranquilidad que muchas veces irrita a sus adversarios, no muestra temor frente a los nuevos desafíos que se ha impuesto.

«Tengo experiencia para conducir este proceso con responsabilidad y gobernabilidad, porque nadie quiere una crisis en el país», aseguró.

Comparte y opina:

Récord de exportaciones de vinos argentinos en 2021

La mayor marca anterior fue de 786 millones de dólares en ventas externas de vinos alcanzada en 2012.

Foto referencial

Por AFP

/ 22 de enero de 2022 / 19:23

Las exportaciones argentinas de vinos fraccionados alcanzaron en 2021 un récord histórico por valor de 817 millones de dólares, informó este sábado la cancillería.

La mayor marca anterior fue de 786 millones de dólares en ventas externas de vinos alcanzada en 2012.

Los principales destinos de exportación fueron Estados Unidos, Reino Unido, Brasil, Canadá y Países Bajos, según el informe de la diplomacia, basado en un estudio del Laboratorio Estadístico del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

En la comparación de este año con las ventas externas de 2020, se registraron también aumentos en los despachos a los mercados de México, China, Francia, Suiza y Paraguay.

El intercambio comercial global argentino arrojó en 2021 uno de los mayores superávits de la última década con casi 15.000 millones de dólares.

«Argentina consiguió mejoras importantes en las exportaciones de vinos en botella, creciendo en volumen y precio», dijo la cancillería.
Entre los principales varietales exportados se mencionaron los Malbec, Cabernet Sauvignon y Chardonnay.

Comparte y opina:

Ministros de Defensa ruso y británico se reunirán para hablar de Ucrania

El anuncio se produce en un momento de cierta distensión entre Occidente y Moscú.

El ministro británico Ben Wallace, el 25 de noviembre de 2021 en Londres.

Por AFP

/ 22 de enero de 2022 / 14:27

El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, aceptó una invitación para reunirse con su homólogo británico, Ben Wallace, y hablar de la crisis en la frontera entre Rusia y Ucrania, indicó el sábado una fuente de Defensa del Reino Unido.

«El secretario de Defensa se alegra de que Rusia haya aceptado la invitación para hablar con su homólogo», dijo la fuente.

«Dado que la última reunión bilateral entre nuestros dos países tuvo lugar en Londres en 2013, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, propuso reunirse en Moscú», añadió.

Por parte británica, «el ministro dejó claro que exploraría todas las vías para lograr la estabilidad y la resolución de la crisis ucraniana», añadió la fuente, que precisó que aún estaba «en comunicación con el gobierno ruso» sobre los detalles prácticos.

El anuncio se produce en un momento de cierta distensión entre Occidente y Moscú.

El viernes, durante unas negociaciones en Ginebra y tras varias semanas de escalada verbal, los jefes de la diplomacia rusa y estadounidense, Serguéi Lavrov y Antony Blinken, acordaron continuar con sus conversaciones «francas» la semana que viene.

Esto le dio al secretario general de la ONU, António Guterres, la esperanza de que «no se produzca» una invasión rusa o una incursión militar en Ucrania.

Occidente acusa a Rusia de concentrar a decenas de miles de tropas en la frontera para preparar un ataque.

El Kremlin niega cualquier intención bélica pero condiciona la desescalada a tratados que garanticen la no expansión de la OTAN, en particular a Ucrania, así como a la retirada de la Alianza Atlántica del este de Europa.

Algo que los occidentales consideran inaceptable y amenazan a Rusia con duras sanciones en caso de ataque.

Terrible atolladero

Pocos expertos militares creen que las fuerzas de Kiev puedan repeler una invasión rusa, si bien se están modernizando rápidamente.

Pero la ministra británica de Asuntos Exteriores, Liz Truss, advirtió el viernes que Moscú aún corre el riesgo de verse envuelto en un «terrible atolladero» si se decide a invadir.

En un discurso pronunciado en Australia, la jefa de la diplomacia británica lanzó una advertencia contundente y personal al presidente ruso, Vladimir Putin, avisándole de que podría estar a punto de cometer un gran error estratégico. «No aprendió las lecciones de la historia», dijo Truss en el Instituto Lowy de Sídney.

«Los ucranianos lucharán contra esto, podría ser un atolladero», añadió.

Rusia presiona a Ucrania desde que, hace casi una década, un levantamiento derrocara a un gobierno que se había resistido a los llamamientos para que se acercara a Occidente.

Moscú se apoderó de la península de Crimea en 2014, cuando estalló una insurrección prorrusa en el este de Ucrania que, desde entonces, se ha cobrado más de 13.000 vidas.

Los llamamientos de Ucrania a los aliados occidentales para reforzar sus capacidades de defensa han hecho que Estados Unidos, Gran Bretaña y los países bálticos hayan acordado enviar armas, incluyendo misiles antitanques y antiaéreos, a Kiev.

Sin embargo, el ministro ucraniano de Asuntos Exteriores, Dmytro Kuleba, arremetió el sábado contra Alemania por su negativa a suministrarle armas al país, instando a Berlín a dejar de «socavar la unidad» y de «alentar a Vladimir Putin».

Kuleba escribió en Twitter que las declaraciones de Alemania «sobre la imposibilidad de suministrar armas de defensa a Ucrania» no se ajustaban a «la actual situación de seguridad».

Asimismo, el ministro ucraniano subrayó que «la unidad de Occidente en relación con Rusia es hoy más importante que nunca».

Ucrania está «agradecida» con Alemania por el apoyo que ya le ha prestado, pero sus «declaraciones actuales son decepcionantes», añadió.

Previamente, la ministra alemana de Defensa, Christine Lambrecht, había afirmado que Berlín enviará un hospital de campaña a Ucrania, pero rechazó de nuevo las peticiones de armas del gobierno ucraniano.

Comparte y opina:

Oposición rechaza recolectar firmas contra Maduro en condiciones fijadas por autoridades

Ya la oposición intentó sin éxito convocar en 2016 un revocatorio contra el primer mandato del Maduro (2013-2019), bloqueado por el CNE y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

El presidente Nicolás Maduro en un acto público.

/ 22 de enero de 2022 / 14:16

Los promotores de un pedido de referendo para revocar el mandato del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunciaron este sábado su negativa a recolectar las más de 4,2 millones de firmas requeridas en las condiciones fijadas por las autoridades electorales, al considerar que hacen inviable la consulta.

«Consideramos realmente improcedente perder el tiempo en las colas (…). No podemos actuar con temeridad e irresponsabilidad y lanzar a la gente a unas filas que no van a producir el resultado que queremos: convocar el referendo», dijo en rueda de prensa el dirigente opositor César Pérez Vivas, integrante del Movimiento Venezolano por el Revocatorio (MOVER).

El Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció el viernes que los promotores del referendo tendrán solo 12 horas el próximo miércoles, en 1.200 centros, para recoger las firmas necesarias.

Uno de los rectores del CNE, Roberto Picón, que se negó a votar esas condiciones, dijo que «no es factible» conseguir la cantidad de rúbricas, correspondientes a 20% del registro electoral, que tiene 20,9 millones de votantes inscritos en este país de 30 millones de habitantes. «Se tendrían que procesar cinco electores por minuto, por 12 horas, en todas las máquinas del país, sin margen de error», expresó.

«Decidieron intentar abortar el esfuerzo de referendo revocatorio», se quejó Nicmer Evans, otro miembro de MOVER, plataforma integrada por media docena de pequeñas organizaciones políticas.

Evans adelantó que «todas las instancias» serán agotadas en pro del revocatorio: «No abandonamos el ejercicio de la activación de este derecho y vamos a recurrir a todas las instancias nacionales e internaconales».

En los comicios presidenciales de 2018, en los que Maduro fue reelecto para el período 2019-2025 entre denuncias de «fraude» de la oposición, el CNE instaló más de 14.000 centros de votación, con más de 34.000 mesas.

«Cuando usted reduce a 1.200 centros está discriminando a los ciudadanos», dijo Pérez Vivas.

Ya la oposición intentó sin éxito convocar en 2016 un revocatorio contra el primer mandato del Maduro (2013-2019), bloqueado por el CNE y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

La reelección de Maduro dos años después fue desconocida por Estados Unidos, la Unión Europea y varios países de América Latina, que reconocieron al líder opositor Juan Guaidó como «presidente encargado» de Venezuela sin que este pudiese desplazar del poder al mandatario socialista.

Las próximas presidenciales están pautadas para 2024.

Comparte y opina:

Aumenta el nivel de alerta por COVID-19 en Ciudad de México

El gobierno de México utiliza un semáforo para señalar el nivel de alerta en los estados del país y en la capital por el contagio de coronavirus.

Por AFP

/ 21 de enero de 2022 / 23:32

México elevó este viernes el nivel de alerta en la capital del país por los contagios de covid-19 aunque no se contempla el cierre de actividades económicas.

«De acuerdo al semáforo epidemiológico designado por la Secretaría de Salud del gobierno de México, la ciudad de México estará en semáforo amarillo durante las próximas dos semanas», dijo el gobierno de Ciudad de México en un comunicado.

«En un esfuerzo responsable por continuar con la recuperación económica de la ciudad, no se cerrarán actividades económicas», agregó.

El gobierno de México utiliza un semáforo para señalar el nivel de alerta en los estados del país y en la capital por el contagio de coronavirus.

Ciudad de México llevaba varias semanas en color verde, que apunta a un bajo nivel de alerta. Sin embargo, con el repunte de contagios que vive el país impulsado principalmente por la variante ómicron, se esperaba que aumentara el nivel de alerta.

En la capital se han registrado largas filas de personas que buscan hacerse una prueba de antígenos o PCR para detectar la enfermedad desde inicio de año, aunque las hospitalizaciones se han mantenido contenidas.

Ciudad de México y su zona metropolitana es hogar de unos 20 millones de personas, por lo que es la zona del país que muestra un mayor nivel de contagios durante la pandemia.

Las autoridades de la capital pidieron a la población usar correctamente el cubrebocas, lavarse las manos frecuentemente y en caso de tener síntomas de la enfermedad, permanecer en casa.

Junto con Ciudad de México, otros estados del país fueron puestos en un mayor nivel de alerta como los centrales Guanajuato y Estado de México, y Quintana Roo, donde se ubica el popular balneario de Cancún.

México, de 126 millones de habitantes, suma 4,5 millones de contagios y 302.721 defunciones.

Comparte y opina:

Mujeres, juventud y diversidad en el futuro gabinete de Boric en Chile

El gabinete incluirá también a Giorgio Jackson y Camila Vallejo, exlíderes estudiantiles y diputados, quienes junto a Boric lideraron las protestas de 2011 para exigir reformas educativas.

/ 21 de enero de 2022 / 21:37

El presidente electo de Chile, Gabriel Boric, nombró este viernes al expresidente del Banco Central Mario Marcel como futuro ministro de Hacienda, y a la expresidenta del Colegio Médico Izkia Siches en Interior, al presentar un gabinete conformado en su mayoría por mujeres y de gran diversidad política.

Con este equipo de 24 ministros, de los que 14 son mujeres y un tercio independientes, Boric busca sobrepasar los límites de su coalición política para lograr mayorías en el futuro Congreso, dividido casi en partes iguales entre las fuerzas de izquierda y derecha.

«Nos acompañan en este equipo de ministros y ministras personas de diversos orígenes y formaciones; un gabinete diverso, un gabinete con mayoría de mujeres (…), con presencia de regiones, intergeneracional, con pluralidad política, con diversos puntos de vista y con una fuerte presencia también de independientes y de militantes de partidos políticos», dijo Boric en la ceremonia que se realizó en los patios del Museo Histórico Natural de Santiago.

Marcel, independiente vinculado al Partido Socialista, de 62 años, renunció el jueves al Banco Central. Antes, ocupó diversos cargos en los gobiernos de centroizquierda y era el preferido de los mercados, que ven en su nombramiento un gesto de moderación en las reformas económicas que busca implantar Boric.

«Mi rol específico será ayudar a crear las condiciones económicas, financieras y operacionales para que los compromisos establecidos con la ciudadanía se puedan cumplir» y conformar un equipo para lograr «una salida ordenada a la crisis que ha vivido el país en los últimos años», afirmó Marcel en una carta difundida por el equipo de prensa de Boric.

Izkia Siches, futura ministra del Interior o jefa del gabinete, tiene 35 años, es médica cirujana y en 2017 se convirtió en la primera mujer en alcanzar la presidencia del Colegio Médico.

«La mirada general es una mirada positiva en cuanto a romper los muros que el presidente necesita romper para un proyecto mayoritario y con respaldo parlamentario», dijo a la AFP el politólogo de la Universidad de Santiago Marcelo Mella sobre la conformación del gabinete.

La coalición política que respaldó a Boric, «Apruebo Dignidad», que reúne al Frente Amplio y al Partido Comunista, tiene una representación equivalente al 24% en la Cámara de Diputados, por lo que necesitaba ampliar su apoyo en los partidos tradicionales de centroizquierda.

«Es una señal política, de construcción de una correlación de fuerza más robusta, que le permita al gobierno tramitar proyectos en el Congreso con menores costos de transacción», agregó Mella.

El gabinete incluirá también a Giorgio Jackson y Camila Vallejo, exlíderes estudiantiles y diputados, quienes junto a Boric lideraron las protestas de 2011 para exigir reformas educativas.

En el listado figura también la nieta del exmandatario socialista Salvador Allende (1970-1973) Maya Fernández, que se encargará del Ministerio de Defensa.

Para Relaciones Exteriores, nombró a Antonia Urrejola, abogada de 53 años, quien presidió en 2021 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, quien adelantó que su gestión estará marcada por «más multilateralismo, cooperación y diálogo».

Cambios estructurales

El promedio de edad de los integrantes del nuevo gabinete es de 49 años. La más joven, con 32 años, es Antonia Orellana, próxima Ministerio de la Mujer a partir del 11 de marzo, cuando asuma el nuevo gobierno.

El «comité político» quedó integrado por los más estrechos colaboradores de Boric: la comunista Vallejo, como ministra vocera; Jackson, como ministro de la Secretaría General de la Presidencia; y Siches, la primera mujer en ocupar el Ministerio del Interior.

En tanto, Marcel enfrentará una economía en desaceleración tras crecer cerca de un 12% en 2021, impulsada por un fuerte aumento del consumo tras las ayudas sociales entregadas por el gobierno de Sebastián Piñera y los retiros de los fondos de pensiones aprobados por el Congreso.

Marcel debe poner en marcha la reforma tributaria que prometió Boric para recaudar hasta el 5% del PIB, que busca destinar a financiar proyectos sociales.

Su nombramiento es un guiño al mercado, ya que es un hombre «que tiene vínculos muy amplios y transversales, que tiene credibilidad en la derecha y el sector privado, lo que es un buen punto de partida para tomar las decisiones tan difíciles que tendrá que tomar el presidente por este año», estimó Mella.

Tal como en su discurso de triunfo la noche del 19 de diciembre, cuando se impuso en el balotaje por un 55,8% al ultraconservador José Antonio Kast, Boric se comprometió a realizar transformaciones sociales de forma gradual.

«Vamos a hacer todos los cambios que nos hemos propuesto paso a paso, porque tenemos la convicción que la inmensa mayoría de los chilenos y chilenas demandan cambios estructurales», dijo Boric, quien además definió los tres ejes de su futuro gobierno: el manejo de la pandemia, incentivar un crecimiento económico con inclusión social y asegurar el éxito de la Convención Constitucional que redacta una nueva Carta Magna que reemplace la heredada por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y que concluiría su trabajo a mediados de este año.

«Necesitamos que dialoguen y que escuchen mucho, que escuchen el doble de lo que hablen», pidió Boric al equipo de trabajo que presentó este viernes.

Comparte y opina: