Mundo

miércoles 26 ene 2022 | Actualizado a 04:26

Retoman en Acapulco las fuertes protestas por 43 desaparecidos mexicanos

Ss retomaron este lunes las protestas contra el gobierno mexicano tratando de manifestarse en el aeropuerto del balneario de Acapulco (sur), donde un choque con la policía ya dejó una decena de lesionados.

/ 10 de noviembre de 2014 / 18:36

Padres de los 43 estudiantes posiblemente masacrados y sus compañeros retomaron este lunes las protestas contra el gobierno mexicano tratando de manifestarse en el aeropuerto del balneario de Acapulco (sur), donde un choque con la policía ya dejó una decena de lesionados.

Unos 300 manifestantes, que se identifican como estudiantes, y algunos padres de los 43 desaparecidos iniciaron una marcha hacia el aeropuerto de este gran centro turístico, pero policías antimotines les impidieron en un primer momento el paso en la principal vía de acceso. Los manifestantes, la mayoría encapuchados, reaccionaron lanzando piedras contra los policías, constató la AFP.

Diez agentes resultaron heridos por golpes y uno por quemaduras causadas por un cóctel molotov, dijo un funcionario de Seguridad Pública del estado de Guerrero.

Tras un diálogo de Felipe de la Cruz, vocero de los padres de las víctimas, con autoridades se permitió que los manifestantes siguieran su marcha hacia el aeropuerto con el compromiso de que fuera pacífica.

Los manifestantes portan palos, tubos y algunos también los machetes que se suelen lucir en manifestaciones campesinas. En la refriega también lograron arrebatar algunos escudos a los policías federales.

Por esta situación decenas de turistas están teniendo que llegar a pie, arrastrando sus maletas, al aeropuerto para tomar sus vuelos.

«Nunca me había tocado vivir algo así, pero nos tocará andar», dijo resignada a la AFP Marcela Tijerina, una turista mexicana que regresa a Monterrey (norte) tras pasar el fin de semana con sus amigas en Acapulco.

Furia contra autoridades

La manifestación forma parte de la campaña de protestas para exigir a las autoridades que sigan la búsqueda y encuentren con vida a los 43 estudiantes de la comunidad de Ayotzinapa (Guerrero) que desaparecieron el 26 de septiembre en la cercana Iguala tras ser brutalmente atacados por policías locales y entregados después a sicarios del narcotráfico.

El pasado viernes, la fiscalía anunció que tres sicarios confesaron haber asesinado a los estudiantes y quemado sus cadáveres, que después arrojaron en estado de calcinación a un río cercano.

 Incrédulos, los padres y compañeros de los jóvenes reclaman a la fiscalía que pruebe esta versión e insisten en que los desaparecidos siguen vivos.

Pero el anuncio de la fiscalía generó una gran conmoción nacional y varias contundentes acciones de protesta. El sábado estudiantes se desplazaron hasta la cerrada gobernación del estado de Guerrero, en la ciudad de Chilpancingo, donde incendiaron una decena de vehículos.

La noche del sábado, un pequeño grupo radical se desprendió de una masiva y pacífica manifestación en el centro de Ciudad de México para intentar derribar e incendiar la puerta principal del emblemático palacio nacional.

 Polémicas de Peña Nieto 

 

El crimen de Iguala ha generado la peor crisis para Enrique Peña Nieto desde que asumió la presidencia en 2012.

Sin embargo, el mandatario decidió mantener una gira de seis días por China y Australia para participar en las cumbres de APEC y G20.
 La partida el domingo de Peña Nieto, que fue uno de los últimos mandatarios en llegar a la cumbre de APEC, irritó a los padres y compañeros de los desaparecidos, para quienes este caso no está para nada cerrado.

«Están jugando con los sentimientos de los padres de familia y parece que al presidente le preocupa más ir a otros países que afrontar a su país conmovido», expresó a la AFP uno de los estudiantes de la escuela para maestros rurales de Ayotzinapa.

«Mientras no haya justicia para el pueblo, no habrá descanso para el gobierno», avisó.

 «Nosotros vamos a seguir luchando y vamos a empezar acciones diferentes, más fuertes, porque el gobierno no nos ha hecho caso», avanzó la noche del domingo Epifanio Álvarez, padre de uno de los desaparecidos.

 Cuando ya volaba a China, el presidente se vio envuelto en otra controversia en su país.

El sitio de noticias de la periodista Carmen Aristegui informó que la primera dama firmó un contrato en 2012 para la compra de una lujosa mansión en Ciudad de México valorada en siete millones de dólares.

La casa era propiedad de una firma mexicana que participa en un consorcio, encabezado por la compañía China Railway Construction Corporation, que el 3 de noviembre obtuvo la licitación para construir el primer tren de alta velocidad en México y América Latina por más de 3.700 millones de dólares.

Sólo tres días después, Peña Nieto revocó esta concesión tras cuestionamientos sobre la transparencia del proceso de licitación, en el que ese consorcio fue el único postor.

La oficina de Peña Nieto reaccionó al reporte recalcando que la vivienda fue adquirida únicamente por la primera dama, la popular exactriz de telenovelas Angélica Rivera.
 La empresa china estudia emprender acciones legales por la anulación de la licitación.

Comparte y opina:

Expira el plazo de la justicia y Lula no se entrega

Según sus allegados, debe expresarse ante unos miles de simpatizantes reunidos frente al sindicato, muchos de ellos congregados desde el jueves en una vigilia. 

/ 6 de abril de 2018 / 21:11

El plazo para que Lula se entregue a la justicia expiró este viernes a las 17.00 locales (16.00 hora boliviana), sin que el exmandatario brasileño, condenado a más de 12 años de cárcel por corrupción, diera la más mínima señal de cuáles son sus intenciones.

Poco antes, un juez de tercera instancia denegó el pedido presentado por la defensa de Luiz Inácio Lula da Silva para suspender la orden de prisión emitida el jueves por el juez Sergio Moro, que le dejaba 24 horas para ir «voluntariamente» a Curitiba (sur), donde tiene una celda preparada.

El exmandatario de izquierda (2003-2010), favorito de cara a las elecciones de octubre, se halla desde la víspera en el Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campos, en la región de Sao Paulo, rodeado por sus seguidores.

Según sus allegados, debe expresarse ante unos miles de simpatizantes reunidos frente al sindicato, muchos de ellos congregados desde el jueves en una vigilia.   Los seguidores de Lula en Sao Bernardo, y sus adversarios frente a la Policía Federal de Curitiba, hicieron una cuenta regresiva antes de las 17.00.

Cuando dio esa hora, los primeros estallaron en  gritos de «íResistencia!» y «íLula libre!», mientras que los segundos clamaban «íForajido!».

«Lula es un símbolo muy importante de la izquierda. Yo yo estoy totalmente en contra de esa visión del mundo», afirmó Igor Merchert, un empresario autónomo de 27 años en la capital del estado de Paraná.

Un comisario de la PF en Curitiba, Igor Romario de Paula, afirmó que Lula podría entregarse en cualquier otro lugar, para ser trasladado desde allí a la ciudad meridional.

«Resistir hasta el fin»

Frente a la sede sindical de Sao Bernardo, la determinación dominaba.

«Estaremos aquí el tiempo que haga falta. Hay gente decidida a todo», dijo Luciano Oliveira, de 24 años. «El presidente no debe entregarse, porque uno se entrega cuando hizo algo errado y él no es culpable».

«Estamos aquí para resistir hasta el fin. Lula no será encarcelado y volverá a ser presidente para ayudar al pueblo», afirmó Renata Swiecik, una cajera desempleada de 31 años y madre de cuatro hijos.

«Si querían a Lula en Curitiba, espérenlo sentados, porque Lula no se entregará», arengó por su lado a la multitud el dirigente del PT Paulo Pimenta.

Lula, de 72 años, fue condenado a doce años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero, como propietario de un apartamento ofrecido por una constructora para obtener contratos en Petrobras.

El expresidente ya estuvo 31 días detenido en 1980, cuando dirigía las grandes huelgas obreras contra la dictadura militar (1964-1985).

Otros manifestantes se mostraban más prudentes.

«Lula tendrá que resistir, pero en algún momento tendrá que entregarse. Los militantes aceptaremos cualquier decisión que él tome», afirmó Michelle Baza, una farmacéutica de 37 años, militante del PT.

¿Candidato entre rejas?

Paradójicamente, la ley brasileña permitiría que Lula hiciera precampaña desde la cárcel, ya que su postulación solo podría ser invalidada en agosto por la justicia electoral, que impide participar en comicios a personas condenadas en segunda instancia, como es su caso desde enero.

El PT podría verse forzado a cambiar de candidato a último momento.

En ese caso, quedaría por ver cuál es su capacidad de transferir votos a otros candidatos de izquierda, para unas elecciones que se anuncian como las más inciertas desde la restauración de la democracia en 1985.

Movilizaciones

El Partido de los Trabajadores (PT), del exmandatario, convocó a una «movilización general» contra la detención de su líder.

El Movimiento de Trabajadores rurales Sin Tierra (MST) inició una campaña de cortes de carreteras, para expresar su «indignación contra la inminente detención del compañero Lula». Según reportes de la estatal Agencia Brasil, al menos ocho de los 27 estados brasileños registraron piquetes viales, la mayoría en el noreste -baluarte electoral de Lula- pero también en Rio de Janeiro y Rio Grande do Sul. (06/04/2018)

Comparte y opina:

El impacto de las elecciones venezolanas

A una semana de los comicios

/ 30 de septiembre de 2012 / 04:00

El resultado de las elecciones presidenciales en Venezuela tendrá un especial impacto en América Latina, pero también en países aliados del mandatario Hugo Chávez Frías, como Irán, Siria o China. El hecho de que el carismático líder socialista siga al frente del país petrolero a partir del 7 de octubre o si, por el contrario, asume el poder el opositor Henrique Capriles puede traer consecuencias o, por lo menos, influir en distintos puntos del planeta, especialmente en América Latina, coincidieron analistas consultados por EFE.

“En toda la región hay mucho interés por el resultado del proceso electoral venezolano debido al papel protagónico que ha intentado jugar el presidente Chávez y a algunas alianzas con países vinculados ideológicamente a él que han recibido muchos beneficios”, dice el analista Juan Francisco Contreras.

Impulsor de mecanismos regionales como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), la Alianza Bolivariana para las Américas (Alba) o Petrocaribe, Chávez ha tratado de llevar la batuta latinoamericana desde que accedió al poder en 1999. El Jefe de Estado venezolano ha impulsado estrechas alianzas con el llamado eje bolivariano, integrado por Cuba, Nicaragua, Ecuador y Bolivia, así como con Brasil o Argentina.

Con la mayor reserva mundial de petróleo, el Mandatario ha financiado programas de todo tipo en países del Alba y Unasur, y además ha distribuido millones de barriles de petróleo a países caribeños en condiciones de financiación favorables.

Además, Latinoamérica genera un tercio de las multimillonarias importaciones venezolanas, con Brasil y Colombia al frente, mientras que decenas de empresas regionales tienen importantes inversiones en el país. “Venezuela es una pieza importante que puede hacer una diferencia en el rompecabezas latinoamericano”, afirma Elsa Cardozo.

Para la académica, si Chávez consigue su tercera reelección deberá lidiar con un ambiente regional con “menos margen de maniobra” por el ascenso de gobiernos “hacia el centro del espectro político” como Colombia, México, Chile o, incluso, Perú.

Entretanto, el “pragmatismo” se impondría en el caso de que Capriles, quien se define de centro-izquierda, ganara las elecciones llevando “el mapa latinoamericano a un color más homogéneo políticamente”. Después de abandonar en 2011 la Comunidad Andina de Naciones (CAN), Venezuela se incorporó en junio al Mercosur tras la suspensión temporal de Paraguay, que mantenía bloqueado el ingreso.

Chávez ya adelantó que potenciará su presencia en este bloque económico, aunque en septiembre inició la ruptura con otro mecanismo de integración regional, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Capriles criticó esta última medida y además anunció que, de ganar, no abandonará el Alba, regresará a la CAN y se mantendrá, pese a sus reticencias iniciales, en el Mercosur. Pese a la retórica antiimperialista de Chávez, Estados Unidos sigue siendo el principal cliente del país sudamericano, a quien vende diariamente alrededor de 1,5 de los 2,5 millones de barriles que exporta y que convierten a Venezuela en uno de los principales proveedores de petróleo de ese país.

Sin embajadores y con las relaciones diplomáticas en su punto más bajo, el Gobierno de Estados Unidos “se alegraría mucho de que Chávez no tuviese su tercera reelección”, asegura Cardozo, aunque también puntualiza que Capriles no podría volver “a viejas prioridades”.

“A China no se la puede ignorar”, apunta la profesora de la Universidad Central de Venezuela (UCV) al referirse al gigante asiático, segundo y pujante socio de Venezuela con el que mantiene un endeudamiento de más de 30 mil millones de dólares.

Con participación casi exclusiva del rico mapa aurífero venezolano, construcción de satélites o convenios de construcción de refinerías, China mantiene con Caracas una relación comercial cada vez más amplia. Pero no sólo con China ha incrementado las relaciones el presidente Chávez, también con polémicos países como Irán, Siria o Bielorrusia.

Según Contreras, si gana, Chávez profundizará la actitud de “desafío a los países occidentales” y continuará con su esquema de política exterior “anti”: “antinorteamericano, antiimperialista y anticapitalista”.

Sin embargo, Cardozo apunta a que el programa de Chávez indica que “quizás habrá menos énfasis en estas causas remotas” como el apoyo irrestricto al líder sirio, Bachar al Asad, o al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, y dará prioridad a potencias emergentes como los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). “No cabe esperar para nada relaciones estrechas con países como Bielorrusia, Irán o Siria en el caso de que Capriles gane las elecciones”, según Cardozo.

Comparte y opina: