Mundo

viernes 26 nov 2021 | Actualizado a 18:59

Las negociaciones sobre el cambio climático comienzan etapa decisiva en Lima

La COP20 (conferencia de las partes), en la que participan delegaciones de 195 países, debe consensuar para el viernes los puntos que dentro de un año serán llevados a la conferencia de París, en la que se espera lograr un acuerdo multilateral para enfrentar el calentamiento global.

/ 9 de diciembre de 2014 / 12:48

Las negociaciones de la conferencia de Naciones Unidas sobre el clima comienzan este martes en Lima su etapa decisiva, con la instalación del diálogo de alto nivel que llevarán a cabo el secretario general de la ONU Ban Ki-moon y los ministros.

La COP20 (conferencia de las partes), en la que participan delegaciones de 195 países, debe consensuar para el viernes los puntos que dentro de un año serán llevados a la conferencia de París, en la que se espera lograr un acuerdo multilateral para enfrentar el calentamiento global.

«En los próximos días tendremos que redoblar nuestros esfuerzos para atender las preocupaciones de cada uno. Este tiene que ser un proceso de escucha y no de lecciones a dar», dijo el lunes el comisario europeo del Ambiente, Miguel Arias Cañete.

En tanto, el ministro italiano para el Medio Ambiente, Francesco Le Camera, recordó que «contamos apenas con doce meses antes de (la conferencia de) París. Es muy importante avanzar al máximo en los días que nos quedan».

Pese a que hasta ahora no ha habido un bloqueo en el debate, que comenzó el pasado 1 de diciembre, los países se muestran divididos sobre algunos de los temas fundamentales, entre ellos los fondos para adaptación y mitigación que deben ofrecer antes de junio próximo.

Otro punto difícil es la forma en que se medirá el cumplimiento de cada país en cuanto a la reducción en las emisiones de los gases de efecto invernadero. La meta es limitar el calentamiento global a 2 grados centígrados para fines del siglo.

La temperatura promedio del planeta ya subió 0,8ºC con relación a la era preindustrial.

El actual nivel de emisiones de gases conduciría a un aumento de las temperaturas de entre 4°C y 5°C para 2100, una perspectiva que amenaza con causar problemas de seguridad alimentaria y de acceso al agua potable, así como eventos climáticos extremos.

Desde el lunes los negociadores cuentan con un borrador de documento en el cual se recogen las diversas posiciones expresadas hasta ahora por los países y que tendrán que armonizarse para el cierre de la conferencia el próximo viernes.

Reparto de culpas

Otro tema difícil es la diferenciación de responsabilidades en el calentamiento global entre los países.

Aunque las naciones industrializadas reconocen su responsabilidad en el aumento de las temperaturas del planeta, en la actualidad algunos de los países emergentes figuran entre los principales emisores de gases de efecto invernadero, como China, en el primer lugar, o India, en el cuarto.

«En este asunto, el mundo de 2015 o de 2020 no es el de 1992», destacó Arias Cañete, en referencia a la convención de la ONU sobre el clima que diferenció responsabilidades entre dos categorías de países: los desarrollados y aquellos en vías de desarrollo.

Este martes, los ministros deberán encarar también el tema del financiamiento para la adaptación, establecido en 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020.

Pueblos indígenas

En paralelo a la conferencia, en Lima se celebra esta semana la «Cumbre de los Pueblos», que agrupa a comunidades indígenas y organizaciones sociales en defensa del medioambiente.

Este martes, representantes de los pueblos indígenas presentarán sus planteamientos a ministros y funcionarios de la ONU, en particular sobre derechos y conservación del territorio.

Según un reciente informe del instituto World Resources, las comunidades indígenas están asentadas sobre unos 500 millones de hectáreas de bosques en el mundo. Pero a menudo carecen de titulación sobre esas tierras.

El miércoles, las organizaciones indígenas harán una marcha en Lima que encabezará el presidente de Bolivia, Evo Morales, y en la que esperan que participen unas 10.000 personas.

Comparte y opina:

Maduro llega a Cuba para conmemorar cinco años de la muerte de Fidel Castro

El venezolano, que no viajaba a Cuba desde diciembre de 2019, definió a Fidel Castro como "un héroe trascendental e inquebrantable"

Maduro viajó a Cuba para asistir al acto de conmemoración por la muerte de Fidel Castro

Por AFP

/ 26 de noviembre de 2021 / 10:12

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, apareció sopresivamente este jueves en la inauguración en La Habana del Centro Fidel Castro Ruz, una obra que recuerda al líder de la revolución cubana a cinco años de su fallecimiento.

El centro, el primer y único edificio en la isla con el nombre de Fidel Castro, quedó abierto oficialmente en una ceremonia encabezada por el presidente cubano, Miguel Díaz Canel, con la presencia del ex mandatario Raúl Castro y altos dirigentes del Partido Comunista.

La apertura, transmitida por la televisión cubana y sin discursos inaugurales, se limitó a una obra de la compañía de teatro infantil La Colmenita, que Maduro presenció desde el lugar de los invitados especiales.

Maduro, que no viajaba a Cuba desde diciembre de 2019, definió a Fidel Castro como «un héroe trascendental e inquebrantable que supo guiar al pueblo cubano en medio de las dificultades», según un mensaje publicado en su cuenta de Twitter por la mañana.

Castro (1926-2016) encabezó la revolución contra la dictadura de Fulgencio Batista. Triunfó en 1959, y luego instauró un régimen socialista que todavía perdura.

Enfermó en 2006, cediendo el poder a su hermano Raúl, quien a sus 90 años está retirado.

Tras un convalecencia de una década, Fidel Castro falleció el 25 de noviembre de 2016 a los 90 años.

Algunos cubanos lo recordaban este jueves con nostalgia, aunque otros dicen no extrañarlo.   

‘Fidelista y castrista’

«Yo soy fidelista y castrista. La gente no sabe bien la cantidad de personas que Fidel sacó de la pobreza en este país. Los negros, los campesinos, le tienen que agradecer toda la vida», dice a la AFP Juan Monduy, de 71 años y que formó parte del equipo de seguridad de Castro.

Rigoberto Celorio, un teniente coronel retirado de 85 años, considera que era el único capaz de adelantarse a los problemas.

«A estas alturas (…) hubiera hecho muchísimo más. Como decimos, le hubiera metido la mano a los problemas que tenemos», afirma.  

A cinco años de la muerte de Fidel Castro, el país vive una profunda crisis económica. El PIB se desplomó 11% en 2020, su mayor caída desde 1993, provocando escasez de alimentos y medicinas.

Además, el endurecimiento de sanciones impuestas por el gobierno de Donald Trump perduran con Joe Biden en la Casa Blanca.

En los últimos años también surgió una nueva generación que reclama derechos y libertad de expresión. Y en este 2021 ocurrieron las históricas manifestaciones de 11 de julio, seguidas por un intento de protesta que fue prohibido este mes.

«Con Fidel, estas marchas no las hubieran ni propuesto», considera Celorio.

Pero Enrique, un turista de Santiago de Cuba (este) que no quiso dar su apellido, dice no extrañarlo «para nada».  

«Uno quiere cambios. ¿Cómo no va a querer cambios? Pero aquí uno no se puede expresar libremente. Fíjate cuánta gente hay presa por participar en la protesta del 11 de julio», indica el hombre de 32 años.

Al menos 1.270 personas fueron detenidas por las protestas de julio, de las cuales 658 siguen presas, según la ONG de derechos humanos Cubalex.

‘Yo soy Fidel’

Las conmemoraciones comenzaron el miércoles por la noche, cuando cientos de estudiantes se congregaron en la Universidad de La Habana bajo una fuerte lluvia para recordar con música, danza y palabras al «Comandante en jefe».

Unos 200 jóvenes comunistas «pañuelos rojos» realizaron la tarde del jueves una bulliciosa marcha en honor a Castro.

«Si Fidel es comunista, que me pongan en la lista» y «Yo soy Fidel», gritaron los jóvenes que portaban flores blancas y rojas, y cargaban una réplica del Granma, el yate que trajo a Castro desde México a Cuba en 1956.  

«Caminamos hoy con Fidel porque tenemos fe en la victoria», dijo antes de iniciar la caminata la activista Giselle Armas, de 30 años.  

La marcha salió del Parque del Quijote y se dirigió al Malecón, el mismo trayecto que pretendió hacer el líder opositor Yunior García, el pasado día 14, vestido de blanco y con una rosa. Esa manifestación solitaria fue impedida por la policía que rodeó su casa antes de que pudiera salir.  

Como colofón, los «pañuelos rojos» echaron al agua la réplica del Granma, en la que se leía la emblemática consigna «Patria o Muerte».  

Criticado por sus adversarios, que le acusaban de hacer culto a su personalidad, Fidel Castro pidió que no se le hicieran monumentos.

Cumpliendo su deseo convertido en ley, en Cuba no hay estatuas, ni calles o parques en su honor, aunque su imagen está presente en el país de múltiples maneras.

(26/11/2021)

Comparte y opina:

Holanda teme nuevos disturbios tras endurecimiento de restricciones

El país acaba de salir de cuatro noches de alta tensión que empezaron el viernes pasado. Las protestas tuvieron lugar en varias ciudades

Protestas en Holanda

Por AFP

/ 26 de noviembre de 2021 / 10:09

El gobierno holandés tiene previsto anunciar un endurecimiento de las restricciones sanitarias para frenar el aumento de casos de COVID-19 en el país, mientras la policía «se prepara» para nuevas manifestaciones y disturbios.  

En una rueda de prensa programada para el viernes en la noche, el primer ministro, Mark Rutte, podría anunciar el cierre de bares y restaurantes a las 17h00 locales, en vez de las 20.00 actuales, según recogen los medios locales.  

Un endurecimiento de las medidas actuales corre el riesgo de inflamar una situación ya tensa en los Países Bajos.

El país acaba de salir de cuatro noches de alta tensión que empezaron el viernes pasado. Las protestas tuvieron lugar en varias ciudades, incluido Róterdam y La Haya. 

«Mantenemos los oídos y los ojos abiertos y nos estamos preparando», declaró Gijs van Nimwegen, el portavoz de la policía de Róterdam. «Esperemos que la situación permanezca tranquila, en todo Holanda y en Róterdam», agregó a la AFP.

Holanda reintrodujo un confinamiento parcial la semana pasada, con nuevas restricciones sanitarias en el sector de la restauración. El gobierno planea además prohibir que los no vacunados acuden a ciertos lugares, como bares o restaurantes.

Por segundo año, los fuegos artificiales de año nuevo, que suelen dejar muchos heridos, están prohibidos. El objetivo es no saturar los hospitales.  

Entre las medidas, el gobierno recomienda teletrabajar y no invitar a más de 4 personas en casa.  

Las manifestaciones públicas están prohibidas y los partidos de fútbol se juegan a puerta cerrada.

(26/11/2021)

Comparte y opina:

Nasry Asfura, obligado a ganar para ‘proteger’ el legado de la derecha en Honduras

De ganar las elecciones del 28 de noviembre, promete "generar trabajo", en un país con 10,9% de desempleo

El alcalde de Tegucigalpa y candidato presidencial Nasry Asfura, alias "Papi a la Orden"

Por AFP

/ 26 de noviembre de 2021 / 10:07

Actual alcalde de Tegucigalpa, Nasry Asfura Zablah, de 63 años, quiere presidir Honduras bajo la bandera del gobernante y organizado Partido Nacional (PN, derecha). Uno de los favoritos, debe lidiar con los estigmas de narcotráfico y corrupción que manchan a su organización.

De raíces palestinas y 1,85 m de estatura, este hombre delgado y pantalón de mezclilla es conocido como «Papi a la orden», que es la forma en la que suele contestar el teléfono o presentarse con sus interlocutores.

Siempre calzando botas de operador de fábrica, usa un teléfono móvil analógico en vez de uno inteligente, y se muestra como gran trabajador de campo y alérgico a las oficinas.

«Ni un solo día me he sentado en mi escritorio de la alcaldía, todos los días salgo a calle a servir a ver dónde están los problemas», aseguró.

«Yo salgo a resolver problemas, sin ninguna cámara (…) sin nadie que me entreviste», dijo en una oportunidad.

De ganar las elecciones del 28 de noviembre, promete «generar trabajo», en un país con 10,9% de desempleo y más de la mitad de su población en situación de pobreza. Está llamado a proteger la permanencia del PN, que gobierna el país desde 2010.

Logros

Sus críticos le reconocen que, durante sus dos periodos de cuatro años en la alcaldía, transformó la capital con la construcción de puentes, túneles y otras obras de cemento y hierro, para descongestionar la ciudad, de más de un millón de habitantes.

Está casado con Lissette del Cid, con la que tiene tres hijas: Stephanie, Monique y Alexandra.

Se matriculó en ingeniería civil en la Universidad Nacional, pero se retiró a trabajar como constructor y fundó una empresa de construcción, una de las más grandes del país.

Sin embargo, en sus mítines no suele entregar argumentos políticos. Quien lo hace usualmente es el candidato a la alcaldía de Tegucigalpa, David Chávez.

Su agrupación es contraria a propuestas progresistas como la legalización del aborto, completamente prohibido en el país, y el matrimonio igualitario.

«Asfura dentro del nacionalismo es la persona menos rechazada, y en la sociedad hondureña en general, pero no tiene un discurso fluido», consideró el profesor de Sociología de la Universidad Nacional, Eugenio Sosa.

(26/11/2021)

Comparte y opina:

Xiomara Castro, primera mujer y favorita de izquierda para gobernar Honduras

En su lema de campaña queda clara su intención de sacar del poder al derechista Partido Nacional (PN), que gobierna el país desde 2010

Xiomara Castro, del partido Libertad y Refundación

Por AFP

/ 26 de noviembre de 2021 / 10:05

Forjó su liderazgo encabezando las protestas contra el golpe de Estado que derrocó a su esposo, Manuel Zelaya, en 2009 y este domingo, Xiomara Castro, que impulsa un «socialismo democrático», podría convertirse en la primera mujer en ganar la presidencia de Honduras.

«Teníamos un acuerdo político. Yo ordenaba en la calle y ella ordenaba en los negocios familiares (agroindustria). Ahora ordena en los dos lados, ahora me quedé afuera. Me quitó la calle», dice Zelaya a la AFP.

Xiomara Castro se lanza por segunda vez al frente de una coalición liderada por su partido, Libertad y Refundación (Libre, izquierda). En las elecciones de 2013 perdió por estrecho margen ante el actual presidente, Juan Orlando Hernández.

De 62 años y cabello castaño, suele vestir de mezclilla cuando sale al terreno, llevando una blusa roja, el color de su partido. Luce también un sombrero, prenda que caracterizó a su esposo.

En su lema de campaña queda clara su intención de sacar del poder al derechista Partido Nacional (PN), que gobierna el país desde 2010. «Es pa’fuera que se van», repite en cada ocasión. 

«Se necesita una mujer que asuma la presidencia y que maneje los fondos con transparencia», dijo Castro en su cierre de campaña.

Su principal contrincante es Nasry Asfura, «Papi a la Orden», actual alcalde de Tegucigalpa y postulante del PN.

Mujer de negocios

Castro nació en el occidental departamento de Santa Bárbara, en una familia de clase media. Estudió en colegios católicos, se casó a los 16 años y se fue a vivir a Olancho, tierra natal de Zelaya.  

Dedicada desde joven a la familia, emprendió una vida empresarial junto a Zelaya, administrando sus haciendas y negocios de ganadería, lechería, maderas y cultivos.  

«Xiomara es una mujer dulce, pero fuerte de carácter», dice Zelaya, su esposo desde hace más de cuatro décadas. Tienen cuatro hijos: Zoé, Héctor Manuel, Xiomara Hortencia ‘La Pichu’ y José Manuel.

«Ella me acompañó increíblemente porque sin su apoyo no hubiera podido llegar. Y así es el destino, ahora yo la acompaño», sostiene el exmandatario.

(26/11/2021)

Comparte y opina:

Yani Rosenthal, el exconvicto que quiere gobernar Honduras desde el centro

Este 28 de noviembre, este candidato se ofrece como una opción de centro, entre las propuestas de Nasry Asfura y de Xiomara Castro

Partidario del candidato presidencial hondureño del opositor Partido Liberal Yani Rosenthal

Por AFP

/ 26 de noviembre de 2021 / 10:02

Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo, un acaudalado empresario de 56 años con un pasado de tres años de prisión en Estados Unidos por lavar dinero del narcotráfico, se postula a la presidencia de Honduras por el Partido Liberal (PL, centro).

Rosenthal, hijo de una familia acaudalada, aceptó haber hecho negocios de ganado con el clan «Los Cachiros», cuyos líderes se entregaron en Estados Unidos al ser reclamados por narcotráfico.   Rosenthal hizo lo propio.

«Fui ante el juez, me presenté, me declaré culpable, me condenó a la sentencia, cumplí con la sentencia», dijo en una reciente entrevista a CNN.

«Cumplí con la etapa de reclusión, cumplí con la de rehabilitación y ahora me estoy reinsertando en la sociedad», agregó.

Este 28 de noviembre, este candidato se ofrece como una opción de centro, entre las propuestas de Nasry Asfura (Partido Nacional, derecha) y de Xiomara Castro (Libre, izquierda).

«No queremos un camino de izquierda radical, tampoco un camino de derecha corrupta, queremos un camino liberal por el centro, hacia el futuro, hacia el empleo, la esperanza y la oportunidad en nuestro país», proclamó.

A caballo

De familia judía, nació en San Pedro Sula el 14 de julio de 1965. Cursó su educación básica en un escuela bilingüe. Se graduó en leyes de la Universidad Nacional.

Su padre, el hoy fallecido Jaime Rosenthal, fue uno de los hombres más ricos de Honduras, dueño más de dos decenas de empresas, incluyendo un banco, medios de comunicación y una exportadora de ganado, a través del Grupo Continental.

En 2015, Yani Rosenthal fue acusado por la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York y el Departamento de Tesoro de lavado de dinero del tráfico de drogas, junto a su padre y su tío Yanquel Rosenthal.

Tras la acusación, cruzó a caballo la frontera hacia Guatemala por un punto ciego. Allí tomó un avión hacia Estados Unidos, donde fue encarcelado.

En julio de 2017 se declaró culpable y fue sentenciado el 16 de diciembre.

Tras cumplir su condena, Rosenthal regresó a su ciudad natal el 7 de agosto del 2020.   Lo esperaba una multitud en el aeropuerto, como héroe, para lanzarlo como candidato por el Partido Liberal, al que había pertenecido junto con su padre, quien fue candidato sin poder ganar.

Lamentó que su padre muriera de cáncer mientras él cumplía su sentencia.

El candidato

En marzo de este año se impuso en las primarias de su partido. El aspirante perdedor, el académico Luis Zelaya, rechazó sumarse a la campaña alegando los antecedentes de Rosenthal y decidió apoyar a Xiomara Castro.

Rosenthal promete un bono de 60 dólares mensuales para los hondureños mayores de 18 años durante su gobierno, bajo la consigan del «cambio de la gente».

El plan de «Yani Rosenthal, creemos, que es más balanceado, robusto, que deberían adoptarlo todos», consideró el líder del gremio empresarial hondureño, Juan Sikaffy.

«Todo mundo tiene derecho a una segunda oportunidad», agregó.

Rosenthal invoca, como carta de presentación, que sabe cómo generar empleo porque fue ministro de la Presidencia en el gobierno de Manuel Zelaya, esposo de su rival Xiomara Castro, derrocado en 2009.

«Aquí lo que conviene es que gane el Partido Liberal con Yani Rosenthal y, en este caso, cada quien hace su propia lucha y las calumnias que han hecho contra Yani Rosenthal son eso, son calumnias», afirmó el obispo emérito de la iglesia Católica, Luis Alfonso Santos.

El candidato está casado con Claudia Madrid, con quien tiene cuatro hijas: Isabella, Victoria, Elissa y Alexandra.

(26/11/2021)

Comparte y opina: