Mundo

jueves 24 jun 2021 | Actualizado a 21:05

Cameron pide al parlamento bombardear al Estado Islámico en Siria

Hasta ahora los británicos participan sólo en los bombardeos en Irak. Se espera que el parlamento se pronuncie sobre la demanda del primer ministro antes del receso del 17 de diciembre.

/ 26 de noviembre de 2015 / 13:37

El primer ministro británico David Cameron pidió este jueves al parlamento sumarse a los bombardeos contra el Estado Islámico en Siria, porque el Reino Unido «no puede delegar su seguridad en otros países».

En una intervención en el parlamento, Cameron se preguntó: «si no actuamos ahora que nuestro aliado Francia ha sido golpeado de esta manera, no podremos reprochar a nuestros aliados cuando se pregunten, ‘si no ahora, ¿cuándo?'».

Hasta ahora los británicos participan sólo en los bombardeos en Irak. Se espera que el parlamento se pronuncie sobre la demanda del primer ministro antes del receso del 17 de diciembre.

«Nadie predijo el ascenso del Estado Islámico pero nadie puede decir que no se le puede poner fin», estimó Cameron, enumerando una estrategia global en la que descartó enviar tropas de tierra -«sería contraproductivo»-, y para la que reclamó «paciencia y persistencia».

Al mismo tiempo, el primer ministro reiteró que el presidente sirio Bashar Al Asad debe irse: «necesitamos una transición política en Siria hacia un gobierno con el que la comunidad internacional pueda trabajar contra Estado Islámico».

La demanda de Cameron al Parlamento llega dos semanas después de los atentados en París, revindicados por la organización yihadista, y que dejaron 130 muertos y despertaron temores a que Londres sea escenario de acciones similares.

Asimismo, se produce dos años y medio después de que el Parlamento británico rechazara participar en una acción militar contra Al Asad por usar armas químicas contra la población, cuando los conservadores no disponían de la mayoría absoluta con la que cuentan ahora.

«No habrá una votación en esta Cámara a menos que haya una clara mayoría a favor» de sumarse a los bombardeos, avisó este jueves.

En una respuesta a un comité parlamentario difundida poco antes de su discurso en el Parlamento, Cameron escribió: «Debemos tomar la decisión de extender los bombardeos británicos contra el Estado Islámico en Siria».

«Es un error que el Reino Unido delegue su seguridad a otros países y espere que sean las tripulaciones de otras naciones las que asuman las cargas y los riesgos de golpear al Estado Islámico en Siria para detener el terrorismo en el Reino Unido», agrega el documento, en referencia a los bombardeos que llevan a cabo Estados Unidos, Francia y otros países.

«Una cosa está clara: las amenazas a nuestros intereses y a nuestro pueblo son tan grandes que no podemos permitirnos quedarnos al margen y no actuar», se justifica en su respuesta.

Cameron sostiene que la aportación británica a la campaña bélica «ayudaría a la coalición a perturbar más efectivamente las líneas internas de comunicación del Estado Islámico, incluyendo dificultarles que se muevan hacia el sur y amenacen a Jordania».

«La acción británica», añadió, «contribuiría a erosionar el mito del califato», concluye Cameron.

Malcolm Chalmers, director de investigaciones del Royal United Services Institute (RUSI) de Londres, dijo a AFP que «los hechos de París han cambiado claramente las cosas».

«Creo que el ánimo en el parlamento ha cambiado», añadió, pronosticando que los diputados aprobarán la acción militar.

Comparte y opina:

Parlamento británico debate el camino hacia la ruptura con la UE

Los conservadores tienen mayoría absoluta en la Cámara de los comunes, por lo que las cinco enmiendas que la oposición ha presentado difícilmente prosperarán.

Legisladores ingleses durante el debate por el Brexit

/ 1 de febrero de 2017 / 03:58

El Parlamento británico debatió hasta la medianoche este martes el proyecto de ley del gobierno de Theresa May para iniciar la salida de la Unión Europea, que podría ser definitivamente aprobado a principios de marzo.

«¿Confiamos en la gente o no?», dijo el ministro a cargo del Brexit, David Davis, pidiendo a los diputados su apoyo a este escueto proyecto de ley -dos artículos- que permitirá a May activar el Artículo 50 del Tratado europeo de Lisboa, punto de salida de dos años de negociaciones para abandonar el bloque.

El examen del texto en la Cámara de los Comunes continuará el miércoles y es el inicio de un recorrido que incluye lectura y votaciones también en la de los Lores, y una aprobación esperada hacia el 7 de marzo, que permitiría a May notificar la salida a sus socios europeos en la cumbre de líderes del 9 de marzo.

Inicialmente, May no quería pasar por el Parlamento para notificar la salida, pero la Corte Suprema le obligó a ello con el argumento de que el brazo legislativo aprobó la entrada en la UE y es él quien debe autorizar la salida.

Aunque los diputados proeuropeos son mayoría en el Parlamento, no se espera que vayan a bloquear el inicio de la ruptura con la UE.

«¿Apoyan la voluntad del pueblo británico o no?», lanzó May a los diputados el lunes, en una conferencia de prensa en Dublín, recordando que el 52% de quienes participaron en el referéndum del 23 de junio dio su respaldo a la salida de la UE.

Los laboristas, de nuevo divididos

Los conservadores tienen mayoría absoluta en la Cámara de los comunes, por lo que las cinco enmiendas que la oposición ha presentado difícilmente prosperarán.

Una de ellas reclama que el Reino Unido se mantenga en el mercado único -al contrario de lo que defiende May- o que los parlamentos regionales de Escocia, Gales e Irlanda del Norte tengan protagonismo en el Brexit, algo innecesario, según el fallo de la Corte Suprema.

La idea de May es activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa en marzo como muy tarde, dando pie a dos años de negociaciones para acordar los términos del divorcio.

Los problemas para el gobierno con el escrutinio parlamentario podrían surgir más adelante, si los diputados reclaman voz y voto sobre los términos de la separación, en un momento en que la sociedad está dividida entre romper del todo con UE para controlar la inmigración o seguir en el mercado único.

El proyecto de ley podría abrir la enésima crisis en la bancada del Partido Laborista bajo el liderazgo de Jeremy Corbyn. Este quiere que sus diputados voten a favor del proyecto de ley, y ha amenazado con represalias, pero algunos, generalmente de circunscripciones ampliamente proeuropeas -como todas las de Londres, por ejemplo- han anunciado que no facilitarán de ningún modo la salida de la UE.

Por ejemplo, Tulip Siddiq, diputada laborista por la circunscripción londinense de Hampstead y Kilburn, dimitió de su puesto de portavoz parlamentaria en temas de educación prescolar, porque se niega a aprobar la ley: «simplemente, no voy a activar el Artículo 50 porque (…) desafía las preferencias expresadas por quienes me eligieron al Parlamento», escribió en The Guardian. (31/01/2017)

Comparte y opina:

Isabel II entra en la historia con el reinado más largo

La monarca reina 63 años, 7 meses y dos días, unos minutos más que su tatarabuela Victoria, que reinó entre 1837 y 1901. La reina pasa el día en Escocia, lejos del palacio de Buckingham.

/ 9 de septiembre de 2015 / 12:57

Cuando Isabel II ascendió al trono, Franco, Churchill, y Perón estaban en el poder, y de eso hace tanto tiempo que este miércoles su reinado se convertirá en el más largo de la historia británica.

A las 17:30 (16:30 GMT), la monarca habrá reinado 23.226 días, 16 horas y aproximadamente 30 minutos, o 63 años, 7 meses y dos días, unos minutos más que su tatarabuela Victoria, que reinó entre 1837 y 1901.   La reina pasa el día en Escocia, lejos del palacio de Buckingham. Por la mañana fue aclamada por el público a su llegada a la estación de Edimburgo, sonriente y vestida de azul celeste, acompañada como siempre por su marido, el príncipe Felipe.

Ahí tomó un tren de vapor para inaugurar una nueva línea férrea entre la capital escocesa y el sur, hasta la localidad de Tweedbank, en una región fronteriza con Inglaterra conocida como las Fronteras, the Borders, el paisaje literario del gran escritor romántico Walter Scott.

Por la noche, la reina, de 89 años, cenará con su familia en el castillo de Balmoral, su residencia escocesa.

A las puertas del palacio de Buckingham, el pregonero real, vestido en rojo y oro, recordó a turistas y londinenses que «hoy celebramos un récord», y pidió vítores para la reina.

Además, el palacio difundió una nueva foto oficial de la soberana, hecha por Mary McCartney, la hija de Paul McCartney, en la que se la ve trabajando junto al maletín rojo en que recibe los documentos que le transmite el gobierno.   El primer ministro David Cameron le rindió homenaje en la reunión del gobierno del martes describiéndola como «un símbolo del espíritu de resistencia británico admirado en todo el mundo».

La hora exacta del inicio de su reinado fue difícil de determinar porque su padre Jorge VI, que sufría cáncer de pulmón, murió mientras dormía el 6 de febrero de 1952, cuando Isabel tenía 25 años y estaba de viaje en Kenia.

Como el rey fue visto en la ventana de su habitación a medianoche, se toma la 01:00 de la noche como la hora en que falleció.

Isabel II es además, a los 89 años, la monarca más anciana del mundo, pero no la que más ha estado en el trono, un privilegio que ostenta el rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, de 87 años, que ascendió el 9 de junio 1946.

Una era de grandes cambios

El historiador Andrew Gimson estima que el reinado de Isabel «será visto como un logro increíble», que abarca un período «marcado por muchos cambios sociales y económicos importantes».   Estos cambios vieron la influencia global del Reino Unido, que alcanzó su punto máximo durante el reinado de Victoria, decaer a medida que los territorios bajo poder británico se independizaban.

Luego vinieron la unificación de Europa, la gran crisis económica de los años 1970, el conflicto de Irlanda del Norte y la inmigración masiva de las colonias que cambió la faz del Reino Unido.

La década de 1990 fue la de las grandes dificultades para la reina, que arrojaron dudas sobre el futuro de la familia.   Tres de sus cuatro hijos pasaron por divorcios muy mediatizados, y la reina se alejó de la sensibilidad moderna con su débil respuesta a la muerte de Diana, exesposa del príncipe Carlos, en 1997.   Finalmente superó la tormenta, ayudada por una serie de historias felices, como la boda de Guillermo y Catalina y el nacimiento de sus dos hijos Jorge y Carlota -bisnietos de la reina-, además de las celebraciones por sus 60 años en el trono (el jubileo de diamante).

El nacimiento de sus bisnietos significó que ahora hay tres generaciones por detrás de ella esperando para reinar.

Aunque la aceptación de la reina es prácticamente unánime en el Reino Unido, existe un movimiento republicano minoritario al que el reinado se le está haciendo demasiado largo.

El récord de Isabel II «no es motivo de celebración, sino un recordatorio de la necesidad de reformas radicales», dijo Graham Smith, director ejecutivo del movimiento Republic.

«Decir que la reina ha tenido éxito porque no metió la pata, es no entender el rol de un jefe de Estado», agregó.

Comparte y opina:

Isabel II entra en la historia con el reinado más largo

La monarca reina 63 años, 7 meses y dos días, unos minutos más que su tatarabuela Victoria, que reinó entre 1837 y 1901. La reina pasa el día en Escocia, lejos del palacio de Buckingham.

/ 9 de septiembre de 2015 / 12:57

Cuando Isabel II ascendió al trono, Franco, Churchill, y Perón estaban en el poder, y de eso hace tanto tiempo que este miércoles su reinado se convertirá en el más largo de la historia británica.

A las 17:30 (16:30 GMT), la monarca habrá reinado 23.226 días, 16 horas y aproximadamente 30 minutos, o 63 años, 7 meses y dos días, unos minutos más que su tatarabuela Victoria, que reinó entre 1837 y 1901.   La reina pasa el día en Escocia, lejos del palacio de Buckingham. Por la mañana fue aclamada por el público a su llegada a la estación de Edimburgo, sonriente y vestida de azul celeste, acompañada como siempre por su marido, el príncipe Felipe.

Ahí tomó un tren de vapor para inaugurar una nueva línea férrea entre la capital escocesa y el sur, hasta la localidad de Tweedbank, en una región fronteriza con Inglaterra conocida como las Fronteras, the Borders, el paisaje literario del gran escritor romántico Walter Scott.

Por la noche, la reina, de 89 años, cenará con su familia en el castillo de Balmoral, su residencia escocesa.

A las puertas del palacio de Buckingham, el pregonero real, vestido en rojo y oro, recordó a turistas y londinenses que «hoy celebramos un récord», y pidió vítores para la reina.

Además, el palacio difundió una nueva foto oficial de la soberana, hecha por Mary McCartney, la hija de Paul McCartney, en la que se la ve trabajando junto al maletín rojo en que recibe los documentos que le transmite el gobierno.   El primer ministro David Cameron le rindió homenaje en la reunión del gobierno del martes describiéndola como «un símbolo del espíritu de resistencia británico admirado en todo el mundo».

La hora exacta del inicio de su reinado fue difícil de determinar porque su padre Jorge VI, que sufría cáncer de pulmón, murió mientras dormía el 6 de febrero de 1952, cuando Isabel tenía 25 años y estaba de viaje en Kenia.

Como el rey fue visto en la ventana de su habitación a medianoche, se toma la 01:00 de la noche como la hora en que falleció.

Isabel II es además, a los 89 años, la monarca más anciana del mundo, pero no la que más ha estado en el trono, un privilegio que ostenta el rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, de 87 años, que ascendió el 9 de junio 1946.

Una era de grandes cambios

El historiador Andrew Gimson estima que el reinado de Isabel «será visto como un logro increíble», que abarca un período «marcado por muchos cambios sociales y económicos importantes».   Estos cambios vieron la influencia global del Reino Unido, que alcanzó su punto máximo durante el reinado de Victoria, decaer a medida que los territorios bajo poder británico se independizaban.

Luego vinieron la unificación de Europa, la gran crisis económica de los años 1970, el conflicto de Irlanda del Norte y la inmigración masiva de las colonias que cambió la faz del Reino Unido.

La década de 1990 fue la de las grandes dificultades para la reina, que arrojaron dudas sobre el futuro de la familia.   Tres de sus cuatro hijos pasaron por divorcios muy mediatizados, y la reina se alejó de la sensibilidad moderna con su débil respuesta a la muerte de Diana, exesposa del príncipe Carlos, en 1997.   Finalmente superó la tormenta, ayudada por una serie de historias felices, como la boda de Guillermo y Catalina y el nacimiento de sus dos hijos Jorge y Carlota -bisnietos de la reina-, además de las celebraciones por sus 60 años en el trono (el jubileo de diamante).

El nacimiento de sus bisnietos significó que ahora hay tres generaciones por detrás de ella esperando para reinar.

Aunque la aceptación de la reina es prácticamente unánime en el Reino Unido, existe un movimiento republicano minoritario al que el reinado se le está haciendo demasiado largo.

El récord de Isabel II «no es motivo de celebración, sino un recordatorio de la necesidad de reformas radicales», dijo Graham Smith, director ejecutivo del movimiento Republic.

«Decir que la reina ha tenido éxito porque no metió la pata, es no entender el rol de un jefe de Estado», agregó.

Comparte y opina:

Últimas Noticias