Mundo

Tuesday 9 Aug 2022 | Actualizado a 07:48 AM

OMS: Al menos 41 millones de niños menores de cinco años son obesos

Por ahora, los datos con los que cuenta la OMS muestran que la prevalencia del sobrepeso en los niños menores de 5 años ha aumentado entre 1990 y 2014 del 4,8 % al 6,1 %.

/ 25 de enero de 2016 / 23:13

Al menos 41 millones de niños menores de cinco años son obesos, y las cifras sobre sobrepeso crecen especialmente en los países en desarrollo, según un informe presentado hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Comisión para el Fin de la Obesidad Infantil fue establecida hace dos años con el objetivo de elaborar un informe sobre recomendaciones transversales y multidisciplinarias par luchar contra la creciente lacra del sobrepeso en los menores.

Dicho trabajo no es un estudio estadístico sino un material pedagógico para incitar a los Estados miembros de la OMS a actuar y a implementar políticas públicas para atajar el problema.

Los expertos que elaboraron el informe se basan sobre datos incompletos en los que no se incluyen cifras de la mayoría de países de Europa ni de Latinoamérica, según especificaron fuentes que han elaborado el texto.

Los datos globales se están aún compilando y la OMS los desvelará más adelantado el año, unas cifras que incluirán también números sobre niños mayores de cinco años y sobre adolescentes.

Por ahora, los datos con los que cuenta la OMS muestran que la prevalencia del sobrepeso en los niños menores de 5 años ha aumentado entre 1990 y 2014 del 4,8 % al 6,1 %.

Lo que en números absolutos implica un incremento desde los 31 millones hace 26 años a los 41 millones.

El número de niños con sobrepeso en los países con ingresos bajos y medios se ha multiplicado por más de dos en el mismo periodo: de 7,5 millones a 15,5 millones.

«El sobrepeso es una pesadilla en potencia en el mundo en desarrollo», dijo en rueda de prensa Peter Gluckman, copresidente de la comisión.

Según los datos con los que cuenta la OMS, en 2014 el 48 % de todos los niños obesos y con sobrepeso vivían en Asia, y el 25 % en África.

El número de niños africanos menores de cinco años en África también ha doblado desde 1990: de 5,4 millones a 10,3 millones.

«La región donde el problema es más alarmante por lo rápido que crece es Asia», alertó Gluckman.

Gluckman explicó que se ha detectado que los niños asiáticos tienen un metabolismo específico que les hace retener las grasas en la parte abdominal del cuerpo y en el interior, rodeando a los órganos, exactamente donde es más perniciosa para la salud.

«Se está estudiando el porqué, pero es un hecho muy peligroso porque esa grasa se instala mucho antes que la externa y que el niño dé señales de sobrepeso y obesidad en el exterior», explicó.

Con respecto a Latinoamérica se estima que la prevalencia de sobrepeso en la región se sitúa en un 8 % de los niños menores de cinco años.

Glaukman puntualizó que los dirigentes latinoamericanos son muy conscientes del problema y están respondiendo seriamente, y señaló que muchos países están dirigiendo sus políticas en la dirección correcta.

«Hay que tener en cuenta que la obesidad impacta en la calidad de vida del niño, afecta su estado físico, psicológico, su capacidad de estudio, de relacionarse, le pondrá muchas barreras en la vida por lo que hay que lidiar urgentemente con el asunto», afirmó, a su vez, Sania Sishtar la copresidente de la comisión.

Además, Sishtar alertó que la obesidad infantil es un factor esencial en la posibilidad de desarrollar obesidad en la edad adulta y por consecuencia enfermedades no transmisibles graves, como las cardiovasculares.

El informe recuerda que el sobrepeso, en general, crece en el mundo a causa de la urbanización (falta de espacios para correr, vida sedentaria); pero también, y mucho, a causa de la mercadotecnia de alimentos y bebidas con ingredientes poco sanos.

«La industria es parte del problema y debería ser parte de la solución. Pero cabe a los gobiernos implementar y obligar a las empresas a poner en práctica la legislación vigente», agregó Sishtar.

Ante esta situación los autores del trabajo esperan que el Consejo Ejecutivo de la OMS, reunido esta semana en Ginebra en su 138 edición, lo tenga en cuenta y sugiera a la Asamblea Mundial de la Salud que adopte una resolución que inste a los países a aplicar medidas para luchar contra la obesidad.

Entre ellas, el informe recomienda que se eduque a niños, padres, docentes y dirigentes sobre la importancia del consumo de la comida sana y de reducir la ingesta de azúcares y grasas.

Asimismo, se debe promover el ejercicio físico y reducir el sedentarismo. También deben aplicarse programas de control de los embarazos para evitar la diabetes gestante, dado que muchos casos de obesidad se pueden relacionar a lo ocurrido durante los meses de embarazo.

Comparte y opina:

El Niño se intensifica y amenaza con convertirse en uno de los más potentes

La última vez que hubo un episodio intenso de El Niño fue en 1997-1998 y se estima que provocó más de 20.000 muertes y pérdidas por valor de 34.000 millones de dólares.

/ 16 de noviembre de 2015 / 16:29

El fenómeno meteorológico de El Niño seguirá intensificándose de forma constante durante todo 2015 y sus efectos podrán continuar hasta bien entrado el año próximo, por lo que los países deben extremar sus precauciones para minimizar las pérdidas humanas y económicas.

Según las predicciones de la Organización Mundial de la Meteorología (OMM), el fenómeno de este año ya es el más fuerte de los últimos tres lustros y está en camino de convertirse en uno de los más potentes de los últimos 65 años.

La última vez que hubo un episodio intenso de El Niño fue en 1997-1998 y se estima que provocó más de 20.000 muertes y pérdidas por valor de 34.000 millones de dólares.

«Pero desde entonces hemos avanzado mucho en el conocimiento del fenómeno, cómo actúa, dónde… por lo que podemos predecirlo y alertar a los países para que se preparen», dijo en rueda de prensa Michel Jarraud, director general de la OMM.

Esta organización presentó hoy el último boletín sobre este fenómeno, en el que avisa de que las condiciones meteorológicas extremas se exacerbarán en los próximos tres meses.

El Niño es un fenómeno natural resultado de la interacción entre el océano y la atmósfera en las zonas oriental y central del Pacífico ecuatorial.

Este fenómeno climático genera una corriente de agua cálida en el océano Pacífico, que provoca un incremento de la temperatura del mar en la costa, generando lluvias torrenciales en las zonas cercanas al litoral.

Habitualmente, los episodios de El Niño se intensifican a finales de año y alcanzan su fase máxima entre octubre y enero del ejercicio siguiente, aunque es frecuente que persistan hasta bien entrado el primer trimestre antes de empezar a debilitarse.

En agosto de este año, las temperaturas de la superficie del mar ya estuvieron entre 1,3 y 2 grados centígrados por encima de la media, superando en un grado los umbrales habituales de El Niño.

Las estimaciones apuntan a que, en lo que queda de año, la temperatura de la superficie del agua en las zonas central y oriental del Pacífico tropical superará la temperatura normal en 2ºC, por lo que el presente episodio de El Niño se situará entre los tres más fuertes registrados desde 1950 (1972/1973, 1982/1983 y 1997/1998).

«No podemos decir ahora si será uno de los tres más fuertes, el segundo más fuerte o el más fuerte de todos los registrados. Sólo sabemos que ya ahora es muy intenso y que se incrementará aún más en los próximos meses», explicó Jarraud.

Desde la OMM no pueden precisar cómo afectará a El Niño las condiciones cambiantes del planeta.

En los últimos 18 años, el calentamiento global ha provocado el aumento de la temperatura oceánica en todo el mundo, la pérdida de hielo marino en el Ártico y la merma de más de un millón de kilómetros cuadrados de nieve en el hemisferio norte.

«Nos faltan elementos científicos para conocer exactamente la relación entre el cambio climático y El Niño. No sabemos si las consecuencias del calentamiento global ejercen una influencia en El Niño o no, pero es muy importante que esta eventual relación se estudie en profundidad», aclaró Jarraud.

En lo que va de año, El Niño ha contribuido a una gran sequía en América Central y se teme que en partes de América del Sur, especialmente en Ecuador y Perú, pueda provocar los mismos desastres que en el episodio de 1997-1998.

En esa ocasión, la zona central de Ecuador y Perú sufrieron un nivel de precipitaciones más de diez veces superior al normal, lo que provocó inundaciones, una fuerte erosión y deslizamientos de lodo con pérdida de vidas, destrucción de viviendas e infraestructuras y daños al suministro de alimentos.

Asimismo, el episodio de este año ha contribuido a una estación de ciclones tropicales muy activa en las cuencas occidental y oriental del Pacífico Norte.

El huracán Patricia, que tocó tierra en México el 24 de octubre, ha sido el ciclón tropical más intenso del hemisferio occidental.

El Niño suele estar relacionado con sequías en Asia suroriental y el episodio de este año ha contribuido a alimentar los incendios forestales en Indonesia, de los peores registrados hasta la fecha y que han tenido graves consecuencias para la salud de la población.

Recientemente, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó que unos once millones de menores pueden sufrir hambruna, enfermedad y efectos perniciosos en su desarrollo físico y mental a causa de El Niño.

Recordó que, más allá de los riesgos de muerte, El Niño puede provocar el aumento de enfermedades como la malaria, el dengue, la diarrea o el cólera, que son especialmente mortales entre la población infantil.

Comparte y opina:

La energía solar permitirá por primera vez dar la vuelta al mundo a un avión

Este es el segundo prototipo de ese "sueño". El primero, más leve y menos potente, realizó su primer vuelo en 2010.

/ 9 de abril de 2014 / 18:56

Bertrand Piccard, hijo y nieto de pioneros inventores, quiso crear un avión que pudiera dar la vuelta al mundo simplemente propulsado por la luz del sol y hoy, 12 años después de ese sueño que muchos desestimaron, ha presentado el Solar Impulso II, el primer aeroplano que circunvalará la Tierra sin usar combustible.

«Hoy me acuerdo de Dumbo. Ese pequeño elefante con orejas grandes del que todos se reían. Pero él logró volar y todos se maravillaron.

Debemos tener sueños. Los sueños pueden parecer irreales, pero hay que perseguirlos porque a veces se hacen realidad. Hoy estamos muy cerca del que yo siempre he tenido: dar la vuelta al mundo en un avión solar», afirmó Piccard, en la presentación de la aeronave.

Nieto de Auguste, inventor del batiscafo y otros vehículos subacuáticos, e hijo de Jacques, gran aventurero, Bertrand fue la primera persona en dar la vuelta al mundo en globo aerostático.

Tras esa hazaña y convencido de «que todos deberíamos hacer algo para proteger a la humanidad antes de que nos quedemos sin recursos», ideó crear un avión que no usara una sola gota de combustible fósil.

Una década de esfuerzo, ingenio e inversión que ha culminado y se ha concretado en un avión que se propulsa exclusivamente con la energía solar almacenada en sus baterías gigantes, que pesan 633 kilos, un cuarto del peso total de la aeronave.

Este es el segundo prototipo de ese «sueño». El primero, más leve y menos potente, realizó su primer vuelo en 2010 y logró, entre otros, viajar 26 horas seguidas, y cruzar Estados Unidos de costa a costa en cinco etapas.

Como Dumbo, el avión tiene unas enormes «alas» de 72 metros de envergadura -las de un Boeing 747 jumbo miden 68,5 metros-; y está cubierto de una fina capa de fibra de carbono que alberga 17.248 células solares para darle autonomía hasta cinco noches y cinco días.

La velocidad máxima a la que el avión podrá navegar será de 90 kilómetros/hora al nivel del mar, y de 140 kilómetros/hora a su altitud máxima, 8.500 metros.

«Para poder ir de China a Estados Unidos o de Estados Unidos hasta Europa necesitamos ese tiempo de autonomía, el Solar Impulse II lo logrará», explicó a su vez, André Borschberg, el ingeniero jefe del proyecto y que ha estado al lado de Piccard desde el inicio.

Ambos son pilotos, y ambos se alternarán en la cabina durante el trayecto alrededor del mundo, como han hecho hasta la fecha en todas las travesías que han realizado con el primer prototipo del avión.

Dicha cabina tiene un volumen de 3,8 metros cuadrados, suficientes para almacenar el oxígeno, la comida, el agua, el paracaídas y el resto del equipamiento necesario para el piloto, y tiene un asiento ergonómico que se reclina de forma que su ocupante pueda sentarse, estirarse e incluso hacer ejercicio.

«Solar Impulse no se construyó para transportar pasajeros, sino para transportar mensajes. Queremos demostrar la importancia del espíritu emprendedor, para que la gente se cuestione lo que dan por sentado», declaró Piccard.

El nuevo avión también incluye la novedad de que es completamente hermético, por lo que podrá volar sin problemas bajo la lluvia.

De día, el avión volará a una altitud de 8.500 metros y de noche, para ahorrar energía, descenderán hasta los 1.500 metros.

Durante los trayectos, los pilotos estarán en constante contacto con un equipo de más de 80 personas, que hoy subieron al estrado para celebrar el proyecto con Bertrand y Borschberg.

Entre el público se encontraban representantes de las decenas de patrocinadores y mecenas con los que cuenta el proyecto, y también dos representantes de la realeza europea: Pierre Casiraghi, hijo de Carolina de Mónaco, que acompañó a su tío, Alberto de Mónaco, gran amante la aventura.

En la presentación también estuvo el ministro de Defensa suizo, Ueli Maurer, que saludó el invento afirmando que hoy «no sólo fue un gran día para Piccard y para Suiza, sino también para el mundo entero».

En la ceremonia también estuvieron presentes algunos de los embajadores de los países por donde cruzará el Solar Impulse II en su vuelta al mundo.

La nueva aventura comenzará en marzo del 2015 en el Golfo Pérsico, para atravesar el Mar de Arabia, la India, Birmania, China, el Océano Pacífico, Estados Unidos, el Océano Atlántico, Europa del Sur o África del Norte, y volver finalmente al lugar de donde partió.

Está previsto que se realicen tantas escalas como sean necesarias, una decisión que tomarán los pilotos en función de sus necesidades.

Los once meses que restan hasta la hazaña se usarán para hacer vuelos de pruebas, ensayos que comenzarán esta misma primavera boreal.

«El mundo necesita nuevas formas de mejorar la calidad de vida de las personas. Tecnologías limpias y renovables son parte de la solución», concluyó Piccard.

Comparte y opina:

La ONU acusa a Al Asad de sitiar y causar hambruna y muertes en masa en Siria

A los diversos grupos de la oposición se los acusa de cometer crímenes de guerra por torturar, asesinar, violar, hacer desaparecer, reclutar niños y obligar a desplazamientos forzados.

/ 5 de marzo de 2014 / 13:46

Los ataques indiscriminados y el sitio de áreas pobladas por civiles llevados a cabo por las fuerzas gubernamentales sirias están provocando muertes en masa, hambruna y malnutrición, según denunció hoy la comisión de la ONU que investiga las violaciones a los derechos humanos cometidas en Siria.

«Más de 250.000 personas están sitiadas en Siria, sujetas a implacables bombardeos y bajo fuego de artillería. Se les deniega la ayuda humanitaria, la comida, necesidades básicas como ayuda médica y deben elegir entre la rendición o la hambruna», dice el informe de la comisión, auspiciada por la ONU.

«El sitio como arma de guerra se emplea en un contexto de atroces violaciones a los derechos humanos y a la ley internacional», añade el texto, la séptima recopilación redactada por la comisión en base a 563 entrevistas realizadas y a otras evidencias recogidas desde el 15 de julio de 2013 al 20 de enero de este año.

«Acabo de volver de Medio Oriente donde he visitado varios países que acogen refugiados sirios. Lo que he escuchado de boca de las víctimas son atrocidades innombrables y pérdidas inconmensurables.

Los sirios se sienten abandonados y sin esperanza», confesó en rueda de prensa el presidente de la comisión, el profesor brasileño Paulo Sergio Piñeiro.

«La absoluta impunidad que impregna el conflicto es absolutamente inaceptable. Los líderes de ambas partes deben ser responsables de las violaciones cometidas por sus miembros y deben actuar para frenarlas», afirmó Pinheiro.

El informe acusa a la comunidad internacional y especialmente a los miembros del Consejo de Seguridad (China, Francia, EE. UU., Reino Unido y Rusia) de ser «responsables» de las atrocidades cometidas «por permitir a las partes violar las normas internacionales con impunidad».

«Los miembros del Consejo de Seguridad no han sido capaces de cumplir con su obligación de imponer la asunción de responsabilidades al no haber referido al Tribunal Penal Internacional a los responsables de las atrocidades», especificó Piñeiro.

La comisión denuncia, asimismo, que la inacción de los miembros del Consejo de Seguridad «ha dejado espacio para la proliferación de actores en Siria, cada uno con su propia agenda y contribuyendo a la radicalización y al aumento de la violencia».

Precisamente, la comisión advierte a los Estados que colaboran con algunas de las dos partes en conflicto (Arabia Saudí, Catar, Irán, entre otros), aunque éstos últimos no se citan explícitamente en el texto, que también podrán ser considerados responsables de lo sucedido.

«Donantes privados, así como asesores extranjeros que ofrecen asistencia operacional son responsables de los actos cometidos bajo su control».

«Actores externos que apoyan a los beligerantes financiera y logísticamente tienen obligaciones bajo la ley internacional. Los Estados no deberían autorizar la transferencia de armas si hay riesgo de que ello sea usado en la comisión de crímenes contra la humanidad o crímenes de guerra. En Siria ha quedado documentado que este riesgo es real», alerta el documento.

Con respecto a las violaciones cometidas, el texto acusa a ambos bandos de haber cometido «masacres».

La comisión denuncia que las fuerzas gubernamentales llevan a cabo de forma sistemática asesinatos, torturas, violaciones de mujeres, reclutamiento de niños, asedios, y bombardeos de población civil, entre muchos otros, por lo que acusa al Gobierno de Bachar al Asad de cometer crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra.

A los diversos grupos de la oposición, en el texto se los acusa de cometer crímenes de guerra por torturar, asesinar, violar, hacer desaparecer, reclutar niños y obligar a desplazamientos forzados.

El informe especifica que las fuerzas opositoras se cebaron especialmente con el personal médico, los religiosos y los periodistas.

Pinheiro hizo hincapié en destacar las atrocidades de las que son víctimas los niños y menores de edad perpetradas por ambos bandos.

«Reclutamiento forzoso, tratos inhumanos igual al de los adultos, objetivos de francotiradores…escuelas bombardeadas o convertidas en centros de entrenamiento, los niños son la parte más débil de la cadena y están sufriendo especialmente», denunció el presidente de la comisión.

Con respecto al uso de armas químicas, la comisión ha determinado el uso de gas sarín «en múltiples ocasiones», pero no ha podido determinar con absoluta certeza quién fue el responsable de su uso.

La guerra en Siria, que entra en su cuarto año, ha causado más de 140.000 muertos, dos millones y medio de refugiados acogidos en los países vecinos, y 6,5 millones de desplazados internos.

Comparte y opina: